Efectividad de la Electroterapia en el tratamiento de tumores

Cambiar tamaño: A A+ A++

¿Es posible tratar tumores con Electroterapia sin necesidad de recurrir a la cirugía? La respuesta es sí. Y de hecho esa técnica, que se conoce como Electroterapia, se utiliza desde hace años en numerosos países mientras se ignora, por razones de interés puramente económico, en otros. Pues bien, de ella habló en España el Dr. Hans Peter Weber explicando que permite destruir tumores exponiendo simplemente el organismo a una corriente eléctrica que pone en marcha en el interior de las células tumorales mecanismos biológicos y electroquímicos que destruyen el tumor. Y es que los tejidos cancerosos presentan propiedades bioeléctricas diferentes a los sanos; como una mayor conductividad, una inversión del potencial eléctrico de la membrana celular, un elevado pH intracelular y un bajo pH extracelular. Siendo todo ello lo que permite que la aplicación de corrientes eléctricas destruya selectivamente los tejidos cancerosos.

Lo singular es que fue Albert Szent Gyorgyi -Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1937- quien cuatro años después -en 1941, es decir, en plena II Guerra Mundial- descubriría la relación entre las enfermedades degenerativas y el potencial eléctrico de la membrana celular que separa el interior y el exterior de la célula. Y es que constataría que cuando el “potencial de membrana” desciende por debajo de -15 miliV la célula, percibiendo que puede ser destruida, comienza a multiplicarse para asegurar la supervivencia del tejido y preservarlo.

El problema es que esas nuevas células, al reproducirse en un ambiente de bajo potencial eléctrico, exigen del organismo más energía y alimento que las sanas lo que suele llevar al cuerpo a la caquexia ya que se difunden –es decir, se metastatizan- a toda velocidad invadiendo los tejidos adyacentes.

¿Y qué permite la Electroterapia? Equilibrar bioeléctricamente la parte del cuerpo afectada así como el pH celular. ¿Y cómo? Pues haciendo pasar una corriente eléctrica galvánica de entre 4 y 14 voltios colocando al paciente unos electrodos de platino -externos o subcutáneos- que se aplican estratégicamente. En el caso de los tumores externos insertando en ellos unas agujas especiales conectadas a los electrodos y en el de los tumores más profundos generando una corriente eléctrica en la zona del tumor. Y que se logra así se constata porque la zona donde se aplica el cátodo se alcaliniza temporalmente y la zona alrededor del ánodo se acidifica. Es decir, el aparato genera una corriente eléctrica que mejora la circulación sanguínea y, por ende, la oxigenación equilibrando el pH. Equilibrio que impide vivir a las células cancerosas pues éstas sólo sobreviven en terreno extracelular ácido y carente de oxígeno. De ahí que oxigenar la zona y alcalinizar el espacio extracelular reequilibrando el pH lleve a la muerte a las células cancerosas y se necrosen los tumores. Cabe añadir que, de forma simultánea, el organismo pone además en acción todos los mecanismos de defensa del sistema inmune y coadyuva en la destrucción de las células cancerosas.

Obviamente se trata de un tratamiento de carácter terapéutico pero es sobre todo útil usarlo de forma preventiva en cuanto se detecta cualquier pequeño tumor.

La Electroterapia ha demostrado ya clínicamente su efectividad incluso en cánceres como los de pulmón, esófago, hígado, glándulas suprarrenales, garganta, recto, útero, y próstata aunque los resultados han sido especialmente satisfactorios en los tumores superficiales: mama, tiroides, glándula parótida, cavidad oral (incluso cánceres de lengua y encía), vagina y piel.

El doctor Hans Peter Weber lo explicaría en la ponencia que dictó durante el I Congreso Internacional sobre Tratamientos Complementarios y Alternativos en Cáncer que se celebró en su día en Madrid (España) bajo el patrocinio de la revista española Discovery DSALUD.

Reportajes relacionados

Relación de textos publicados en Discovery DSALUD sobre esta temática que puede usted leer y apoyan documentalmente lo que se afirma en el video. Pinche sobre ellos para su lectura.
*Algunos pueden estar accesibles sólo a los suscriptores de la revista.

ntermedia_062_04 Un innovador sistema de electroterapia permite destruir tumores mediante la exposición a una corriente eléctrica capaz de poner en marcha en el interior de las células tumorales mecanismos biológicos y electroquímicos destinados a destruir la masa tumoral. Los tejidos cancerígenos...