Ineficacia y peligro de los antidepresivos

Cambiar tamaño: A A+ A++

Los antidepresivos “modernos” -los conocidos inhibidores de recaptación de la serotonina- de los que la fluoxetina -comercialmente más conocido como Prozac– es desde hace veinte años la estrella de los fármacos son tan eficaces para tratar la depresión… ¡como un placebo! Es decir, no sirven para nada. Lo constató un equipo de investigadores tras revisar los 47 estudios que la FDA recibió entre 1987 y 1999. Hoy se sabe además que tienen numerosas contraindicaciones e interacciones pues pueden provocar -entre otras- reacciones generalizadas -picor, erupción en la piel, urticaria, inflamación de los vasos sanguíneos, alergias cutáneas, dolor en las articulaciones, fiebre, indisposición, ganglios linfáticos agrandados, hinchazón de tejidos, escalofríos, sensación de calor, enrojecimiento facial, palpitaciones (síndrome serotoninérgico), sensibilidad a la luz del sol y descamación de la piel (necrolísis epidérmica tóxica o síndrome de Lyell)-, reacciones en el aparato digestivo -diarrea, náuseas, vómitos, digestión difícil, dificultad para tragar, alteración del sentido del gusto, sequedad de boca y hepatitis-, reacciones en el sistema nervioso -dolor de cabeza, sueños anormales, insomnio, mareos, anorexia, fatiga, somnolencia, sopor, euforia, espasmos musculares, inestabilidad, temblor, convulsiones, sensación de inquietud interior, acatisia (necesidad imperiosa de moverse), alucinaciones, reacciones maniacas, confusión, agitación, ansiedad, nerviosismo, dificultad para concentrarse, despersonalización, ataques de pánico y comportamientos y pensamientos suicidas- , reacciones del aparato respiratorio –faringitis, dificultad para respirar y alteraciones pulmonares-, reacciones en el aparato urogenital, trastornos del aparato reproductor -disfunciones sexuales (retraso o ausencia de la eyaculación y ausencia de orgasmos), erección prolongada y dolorosa, secreción de leche- y otras reacciones genéricas como pérdida de cabello, bostezos, vista borrosa, dilatación de las pupilas, sudores, vasodilatación, dolor en las articulaciones, dolor muscular, hipotensión al levantarse, hinchazón de los párpados, hemorragias ginecológicas, gastrointestinales y cutáneas, hiponatremia (nivel bajo de sodio en sangre)…

Es realmente inconcebible que tales fármacos sean legales.

Reportajes relacionados

Relación de textos publicados en Discovery DSALUD sobre esta temática que puede usted leer y apoyan documentalmente lo que se afirma en el video. Pinche sobre ellos para su lectura.
*Algunos pueden estar accesibles sólo a los suscriptores de la revista.

ntermedia_106_02 El Ácido Eicosapentaenoico (EPA) -ácido graso esencial de la clase omega 3- es un poderoso antidepresivo natural carente de efectos secundarios. ¿Por qué no lo recetan pues los médicos? No se explica. Especialmente porque la idea de que es útil...
ntermedia_104_05 Un equipo de investigadores británicos y estadounidenses acaba de constatar, tras revisar los 47 estudios que la FDA recibió entre 1987 y 1999 sobre seis antidepresivos de nueva generación -los conocidos inhibidores de recaptación de la serotonina (ISRS)-, que no...
ntermedia_088_02 Los psicólogos David Healy y David B. Menkes han realizado junto a Andrew Herxheimer, miembro del conocido Centro Cochrane de Gran Bretaña, un estudio revisando la relación existente entre algunos antidepresivos y distintas situaciones acciones juzgadas en los tribunales. Y...