La eficacia del muérdago en casos de cáncer

Cambiar tamaño: A A+ A++

Los druidas consideraban el muérdago una planta mágica… y puede que tuvieran razón. El National Cancer Institute estadounidense, por ejemplo, admite que es de gran interés en el tratamiento del cáncer ya que provoca la muerte por apoptosis de las células cancerosas y estimula el sistema inmune. Una facultad que se achaca a dos de sus componentes: las vixcotoxinas y las lectinas. Y eso explica que en algunos países europeos se use ya -bien como monoterapia, bien como coadyuvante- para tratar el cáncer o para disminuir los efectos secundarios de la Quimioterapia. De hecho más de 30 estudios clínicos avalan sus propiedades.

Pues bien, el doctor Ángel Borruel -miembro de la Asociación Española de Médicos Naturistas– lleva ya 18 años utilizándolo en España para tratar el cáncer con buenos resultados. Y es que está constatado que refuerza el sistema inmune, inhibe los oncogenes que estimulan la angiogénesis y provoca la apoptosis de las células cancerosas además de mejorar la calidad de vida del paciente. Quizás por eso sea ya el producto oncológico más utilizado en Alemania, incluyendo los fármacos quimioterápicos. Además es compatible con cualquier otro tratamiento convencional porque a las dosis adecuadas carece de efectos secundarios. Y según Borruel salvo el cáncer de pulmón de células pequeñas y las leucemias todos los demás cánceres son susceptibles de mejoría con el muérdago. Tanto un hepatocarcinoma como un adenoma de próstata, un tumor de ovario como uno de mama o de colon. Asegurando que en los que peor respuesta se logra hay al menos mejoría de la calidad de vida. ¿Y cuál es su mecanismo de acción?

Según Borruel los dos principios activos que contiene, las vixcotoxinas y las lectinas, son en realidad sustancias tóxicas que hacen de revulsivo del sistema inmune y de ahí que las dosis deban ajustarse con mucho cuidado ya que su exceso puede provocar una reacción de hipersensibilidad. Hay por eso que empezar con dosis bajas y poco a poco irlas aumentando pues si se empieza con una muy alta se pueden provocar serios problemas de salud llegando incluso al shock anafiláctico. Un método eficaz, seguro cuando está bien administrado y usado ya por muchos oncólogos europeos… pero no por lo españoles.

Todo ello lo explicaría en la ponencia que dio en el III Congreso Internacional sobre Tratamientos Complementarios y Alternativos en Cáncer que se celebró en su día en Madrid (España) bajo el patrocinio de la WORLD ASSOCIATION FOR CANCER RESEARCH (WACR) y la revista española Discovery DSALUD

Reportajes relacionados

Relación de textos publicados en Discovery DSALUD sobre esta temática que puede usted leer y apoyan documentalmente lo que se afirma en el video. Pinche sobre ellos para su lectura.
*Algunos pueden estar accesibles sólo a los suscriptores de la revista.

ntermedia_104_02 Los druidas consideraban el muérdago una planta mágica… y puede que tuvieran razón. El National Cancer Institute estadounidense, por ejemplo, admite que se trata de una planta de gran interés en el tratamiento del cáncer ya que no sólo provoca...