Martin Pall: “Gran parte de las enfermedades las causa el desequilibrio del ciclo NO/ONOO”

Cambiar tamaño: A A+ A++

Millones de enfermos se ven obligados cada año a ir de especialista en especialista en busca de respuestas a sus complejos cuadros sintomáticos: trastornos respiratorios, fatiga severa, dolores en el pecho, dolores musculares y articulares, cefalea, mialgias, náuseas, dolores abdominales y otros muchos síntomas experimentados con una intensidad que puede ser grave o muy grave. Con el agravante de que en muchas ocasiones han tenido que sufrir además el oprobio de ver cómo sus problemas de salud eran considerados de orden psicológico y no físico.

Afortunadamente los médicos han ido admitiendo la existencia de patologías hasta hace poco desconocidas que hoy ya están admitidas y cuyos síntomas generales son ésos. Hablamos de la Fibromialgia, del Síndrome de Fatiga Crónica y de la Sensibilidad Química Múltiple. Patologías consideradas “enfermedades emergentes” que quienes mejor las conocen han decidido catalogar entre lo que se empieza a denominar ya “enfermedades ambientales”. Es decir, las provocadas por la intoxicación del agua que bebemos, el aire que respiramos, los alimentos que ingerimos, la ropa que vestimos, los productos de higiene personal y de limpieza, los aditivos alimentarios, los fármacos, los herbicidas, las radiaciones electromagnéticas artificiales…

Y entre ellos se halla Martin Pall –profesor emérito de Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas de la Washington State University- para quien no sólo existen parámetros bioquímicos medibles objetivos que permiten identificar tales patologías sino que asegura haber descubierto que todas ellas tienen un mecanismo bioquímico común que puede explicar la complejidad de los síntomas, su aparición y su desarrollo: el desequilibrio de lo que denomina Ciclo NO/ONOO -cuyo centro es el óxido nítrico y su derivado el peligroso peroxinitrito.

Según asevera cualquier interferencia de ese ciclo puede dar lugar a procesos inflamatorios ya estrés oxidativo, provocar menor producción de energía en las mitocondrias y mutaciones celulares, dañar el ADN celular y las proteínas, generar una excesiva actividad de neurorreceptores NMDA, alterar el nivel de calcio intracelular y afectar a la correcta regulación de la proteína NF-Kb.

Asimismo está persuadido de que el autismo y las enfermedades del espectro autista las provoca un problema en ese ciclo; la diferencia estaría sólo en que el impacto inicial se produce en el cerebro. Y lo más importante: asegura que con un protocolo bien planteado se pueden tratar eficazmente todas esas patologías.

Así lo explicaría en el V Congreso Internacional de Medicina Ambiental que se celebró en junio de 2011 en Madrid, ocasión que nos permitió charlar brevemente con él.

Reportajes relacionados

Relación de textos publicados en Discovery DSALUD sobre esta temática que puede usted leer y apoyan documentalmente lo que se afirma en el video. Pinche sobre ellos para su lectura.
*Algunos pueden estar accesibles sólo a los suscriptores de la revista.

ntermedia_137_03 Microbicidas de uso tan común como el triclosán –presente en casi un millar de productos- no sólo no producen los beneficios que se les atribuye sino que se acumulan en la leche materna, afectan al desarrollo sexual y neurológico y...
ntermedia_137_06 En los textos publicados hasta ahora en esta sección hemos explicado por qué los tóxicos medioambientales pueden ser causa de numerosas patologías, especialmente fibromialgia, fatiga crónica, esclerosis múltiple, hiperactividad, alzheimer, parkinson, autismo, trastorno de estrés postraumático, asma, sensibilidad química múltiple...
ntermedia_136_07 Que en la actualidad estamos todos intoxicados lo hemos explicado en detalle en los capítulos anteriores de esta sección y cómo hoy se sabe que ello causa numerosas patologías, especialmente fibromialgia, fatiga crónica, esclerosis múltiple, hiperactividad, alzheimer, parkinson, autismo, trastorno...
ntermedia_132_07 Actualmente existen catalogadas miles de “enfermedades” cuya etiología o causa oficialmente se desconoce. Por eso los médicos alegan que no pueden prevenirse ni curarse, sólo dar fármacos paliativos a quienes la padecen. La realidad sin embargo es bien distinta: la...
ntermedia_115_01 A principios del 2007 una enfermedad prácticamente desconocida afectó a numerosos trabajadores de varios edificios catalanes: la lipoatrofia semicircular. Resulta que a cientos de ellos les aparecieron unas marcas redondas -sobre todo en la parte frontal de los muslos- que luego...
ntermedia_112_02 El Bisfenol A,sustancia presente en numerosos productos fabricados con policarbonato -botellas, biberones, chupetes, envases, cepillos de dientes, etc.-, puede provocar graves alteraciones en el metabolismo de la glucosa y de los lípidos así como estrés oxidativo y, por tanto, serios...
ntermedia_108_03 En la actualidad hay más de 90.000 sustancias químicas usadas por la industria que sin haber sido suficientemente testadas se hallan en todo tipo de productos y están dañando nuestra salud. Al punto de que a veces, cuando el cuerpo...
ntermedia_077_07 Llegan a nuestra dieta principalmente a través de las verduras, el agua y la carne curada y aunque en sí mismos no son nocivos para la salud los nitratos pueden transformarse en sustancias que sí lo son. Lo singular es...
ntermedia_059_05   El pasado mes explicamos a nuestros lectores hasta qué punto estamos todos contaminados con sustancias químicas tóxicas y cómo se nos oculta. Este mes les explicamos cómo para que el efecto de un producto sea tóxico no se precisan...
ntermedia_015_12 Analiza los posibles factores de riesgo para la salud presentes en el hogar y descubre las soluciones que aporta la Geobiología. Resulta frecuente echar la culpa de nuestras dolencias al estrés, al tabaco, a los cambios climáticos, a la deficiente...