El tratamiento del cáncer con Radiocirugía Estereotáxica

Cambiar tamaño: A A+ A++

Durante décadas la Radioterapia -como monoterapia o, más comúnmente, en combinación con la Quimioterapia y/o la Cirugía- ha formado parte de los protocolos oficiales del tratamiento del cáncer. Su objetivo, de acuerdo con la filosofía “oficial” que identifica tumor y cáncer, es la destrucción de las células tumorales mediante la aplicación de radiaciones ionizantes sobre el área tumoral –similares a las de los rayos X pero de mayor energía- a fin de reducir el tumor antes de la cirugía o para terminar con las células restantes tras la misma. También se utiliza en los casos de tumores considerados inabordables o resistentes a la Quimioterapia. Según sus defensores las radiaciones consiguen alterar el material genético de las células cancerosas impidiendo su crecimiento y reproducción. Sin embargo, la teoría se vuelve algo más complicada en su aplicación clínica pues los tejidos sanos quedan igualmente alterados –aunque se les supone mayor capacidad de recuperación- además de provocar una larga lista de efectos secundarios, especialmente una disminución de las defensas, la aparición de nuevas enfermedades potencialmente peligrosas para la vida y, en algunos, casos nuevas metástasis.

Pues bien, en el Hospital Karolinska de Estocolmo el oncólogo y radioterapeuta Henric Blomgren desarrollaría un aparato que daría lugar a la denominada Terapia Estereotáxica permitiendo radiar un tumor en el interior del cuerpo logrando que necrose en pocas sesiones sin afectar prácticamente ni la piel ni las células adyacentes. Se trata de una técnica no invasiva, indolora y ambulatoria de alta precisión con la que ya han sido tratados miles de pacientes con un porcentaje de control tumoral que supera el 90%. Sin efectos secundarios. El aparato permite localizar y tratar los tumores mediante un acelerador lineal que fue diseñado en el ya mencionado Hospital Karolinska donde se viene utilizando clínicamente nada menos que desde 1991 y donde desde entonces han sido tratados con esta técnica más de 3.000 tumores, el 50% de ellos localizados en los pulmones y el 25% en el hígado. Asimismo se han tratado cánceres de mediastino, páncreas, glándulas suprarrenales, huesos, abdomen, riñones y otros. La mayoría eran metástasis derivadas de tumores primarios pero también se han tratado tumores primarios considerados inoperables de cáncer de pulmón, hígado, páncreas y ciertos sarcomas. El rango de control es similar a la del bisturí gamma utilizado para el tratamiento de lesiones intracraneales. De hecho, las recidivas en el ámbito irradiado son de menos de un 10%.

El propio Henric Blomgren lo explicaría lo explicaría en una ilustrativa ponencia durante el II Congreso Internacional sobre Tratamientos Complementarios y Alternativos en Cáncer que se celebró en su día en Madrid (España) bajo el patrocinio de la WORLD ASSOCIATION FOR CANCER RESEARCH (WACR) y la revista española Discovery DSALUD.

Reportajes relacionados

Relación de textos publicados en Discovery DSALUD sobre esta temática que puede usted leer y apoyan documentalmente lo que se afirma en el video. Pinche sobre ellos para su lectura.
*Algunos pueden estar accesibles sólo a los suscriptores de la revista.

ntermedia_093_03 Oncólogo y radioterapeuta durante más de 30 años en el Hospital Karolinska de Estocolmo (Suecia) el profesor Henric Blomgren es el creador de la Stereotactic Body Radiotherapy (SBRT)–rebautizada en español como Radiocirugía Estereotáxica-, revolucionario método que permite necrosar cualquier tumor...