REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 116 / MAYO / 2009

NOTICIAS / MAYO / 2009


Nuevas pruebas de los efectos nocivos de las radiaciones electromagnéticas 

El pasado 10 de marzo la revista Pathophysiologypublicó un artículo titulado Long-term exposure to magnetic fields and the risks of Alzheimer's disease and breast cancer: Further biological research escrito por Zoreh Davanipoura -de la Northwestern University, Feinberg School of Medicine de Chicago- y Eugene Sobel -del Friends Research Institute de Los Ángeles (California)- en el que una vez más se pone de manifiesto el peligro de los campos electromagnéticos sobre la salud.
La evidencia indica –afirman en él- que a largo plazo la exposición a campos de baja frecuencia (ELF) y campos magnéticos (MF) puede incrementar realmente el riesgo de padecer tanto alzheimer como cáncer de mama. Hoy hay evidencia relevante de que afectan a dos procesos biológicos importantes, el incremento de la producción de betaamiloide y la disminución de la producción de melatonina, pudiendo ello conducir en el primer caso al Alzheimer y en el segundo al cáncer de mama”.
Pues bien, tras la publicación del artículo el grupo BioIniatitive -grupo internacional de científicos, investigadores y profesionales de la política de salud pública que ya advirtió en el 2007 que los actuales límites que regulan los límites de las radiaciones electromagnéticas originadas por las líneas de alta tensión y los distintos dispositivos inalámbricos no son adecuados para proteger la salud pública- emitió un comunicado en el que volvieron a pedir “una acción preventiva rápida para hacer frente a una posible epidemia de tumores cerebrales y muchos otros riesgos para la salud”.
Comunicado que incluía la opinión de renombrados científicos de la comunidad internacional advirtiendo de los peligros de la actual invasión de nuestro entorno por radiaciones electromagnéticas procedentes de todo tipo de dispositivos. “El lanzamiento mundial de las tecnologías inalámbricas y dispositivos como los teléfonos móviles, los inalámbricos, las antenas de telefonía y muchas otras fuentes -denuncian en él-está aumentando nuestra exposición a las radiaciones electromagnéticas en la vida cotidiana”.
Este número especial de Pathophysiology-afirmael doctor Martin Blank, del College of Physicians and Surgeons de la Universidad de Columbia (EEUU)- trata de la sensibilidad del cuerpo humano a las señales de los campos electromagnéticos en el medio ambiente. Por ejemplo los efectos sobre el ADN y sobre el cerebro y cómo pueden provocar alzheimer, demencia y cáncer de mama. La evidencia científica nos dice que nuestras normas de seguridad son insuficientes y que hay que protegerse de la exposición a las radiaciones electromagnéticas producidas por las líneas eléctricas y los teléfonos móviles y similares".
“En el cuerpo -señala por su parte Reba Goodman, también de la Universidad de Columbia- las células reaccionan a los campos electromagnéticos como si éstos fueran potencialmente perjudiciales, igual que ante otras toxinas ambientales, incluyendo los metales pesados y las sustancias químicas tóxicas”.
En cuanto a los actuales límites legales autorizados David O. Carpenter -médico y Director del Institute of Health and the Environment de la Universidad de Alabama- asevera sin tapujos en el comunicado:No son suficientes para proteger a las personas -especialmente a los niños- de la exposición diaria a los campos electromagnéticos y a la radiación de las radiofrecuencias. Los actuales límites de seguridad no preveían estos nuevos tipos de tecnologías que afectan a la salud de las personas que viven con y usan dispositivos inalámbricos a diario. Estos efectos, está ahora ampliamente demostrado, se producen a niveles de exposición muy por debajo de la mayoría de los límites nacionales e internacionales".
El doctor Lennart Hardell, especialista en tumores cerebrales, oncólogo, investigador del Hospital Universitario de Orebro (Suecia) y experto en teléfonos móvil, incide en el mismo comunicado en la importancia de controlar la telefonía móvil entre los jóvenes: "La evidencia de los riesgos que comporta el uso prolongado tanto del teléfono móvil como del inalámbrico es bastante fuerte. Entre las personas que han usado estos dispositivos 10 años o más -especialmente si los utilizan en un solo lado de la cabeza- el riesgo de tumor cerebral maligno en el caso de los adultos se duplica pero esa proporción es aún mayor entre quienes empezaron a utilizarlo hace 20 años".
“Lo más preocupante para mí -señala Olle Johansson, investigador sueco del Instituto Karolinska- son las inevitables y constantes exposiciones a radiaciones electromagnéticas -desde los móviles y teléfonos DECT hasta las líneas eléctricas y las nuevas tecnologías inalámbricas como el WiMAX o el WiFi- porque están por todas partes y pueden terminar afectando no solo nuestra salud sino la de las próximas generaciones. Y me preocupa especialmente el impacto sobre el sistema inmune, nuestra única línea de defensa contra la enfermedad”.
Alfonso Balmori, biólogo formado en la Universidad de Valladolid y especialista en vida silvestre, recalca por su parte el impacto en los animales: “La radiación electromagnética es una forma de contaminación del medio ambiente que puede dañar la fauna silvestre. Los mástiles telefónicos situados en las zonas residenciales están continuamente irradiando a algunas especies que podrían sufrir efectos a largo plazo como la reducción de sus defensas naturales, el deterioro de su salud, problemas en la reproducción y la reducción de la utilidad de su territorio a través del deterioro de su hábitat. La contaminación por radiofrecuencias y microondas, por tanto, constituye una causa potencial para la disminución de las poblaciones animales y el deterioro de la salud de las plantas que viven cerca de los postes de teléfono”.
En su comunicado el grupo BioInitiative vuelve a recordar que está científicamente demostrado que la exposición prolongada a las radiofrecuencias y microondas de los teléfonos móviles, los inalámbricos, las antenas de repetición, los dispositivos Wi-Fi y otras tecnologías inalámbricas puede causar dificultad para concentrarse y problemas de memoria a corto plazo, trastornos del sueño, dolor de cabeza, mareos, fatiga, trastorno inmune, erupciones en la piel y cambios en la función cardiaca. “Las implicaciones para la salud pública de miles de millones de personas que están expuestas –concluyen-hacen hoy de ésta una cuestión de interés fundamental para los encargados de formular políticas en todo el mundo".
Cabe agregar que pocos días después de este comunicado de BioIniciative la revista Pathophysiology publicaba una nueva investigación titulada Genotoxic effects of radiofrequency electromagnetic fields y efectuada por H.W. Ruediger -investigador de la Universidad de Viena- en la que éste analizó 101 publicaciones que habían estudiado el problema de la genotoxicidad de los campos electromagnéticos in vivo e in vitro. Y la conclusión es contundente: “Tomados en conjunto hay una amplia evidencia de que las radiaciones electromagnéticas provocadas por radiofrecuencias pueden alterar el material genético de las células expuestas in vivo e in vitro de más de una manera. Esta acción genotóxica puede ser mediada por efectos microtermales en las estructuras celulares, la formación de radicales libres o la interacción con mecanismos de reparación del DNA”.
Bueno, pues a pesar de todo hay quien sigue sosteniendo públicamente que ni siquiera hay “indicios” científicos de que las radiaciones electromagnéticas puedan afectar a la salud con los límites actuales aprobados. Claro que la inmensa mayoría de quienes lo afirman cobra o ha cobrado de las empresas que producen esas radiaciones… pero eso se lo callan. 

 

Aprobada el pasado 2 de abril
El Parlamento Europeo adopta una importante resolución sobre los campos electromagnéticos 

El Parlamento Europeo adoptó el pasado 2 de abril una importante Resolución sobre los campos electromagnéticos que por su interés toda la sociedad debería conocer. Una resolución que se aprobó tras tener en cuenta diversos textos que se mencionan en el preámbulo y que obviamos dada su extensión. Ahora bien, como quiera que esta revista está harta de que se mienta a la sociedad publicamos de forma íntegra algunos de los “considerandos” del Parlamento Europeo –no todos- advirtiendo que sólo las negritas y subrayados son nuestros:
“A. Considerando que los campos electromagnéticos existen en la naturaleza y, por tanto, siempre han estado presentes en la tierra pero que en las últimas décadas la exposición medioambiental a fuentes de CEM producidas por los seres humanos ha aumentado de modo constante debido a la demanda de electricidad, las tecnologías inalámbricas cada vez más sofisticadas y los cambios en la organización social, lo que significa que en la actualidad cada ciudadano está expuesto a una mezcla compleja de campos eléctricos y magnéticos de diferentes frecuencias tanto en el hogar como en el trabajo,
B. Considerando que la tecnología de los dispositivos inalámbricos (teléfono móvil, Wifi-Wimax-Bluetooth, teléfono de base fija "DECT") emite CEM que pueden producir efectos adversos para la salud humana,
C. Considerando que la mayoría de los ciudadanos europeos, en particular los jóvenes de 10 a 20 años, utiliza un teléfono móvil, objeto utilitario, funcional y de moda, y que subsisten dudas sobre los posibles riesgos que éste puede entrañar para la salud, en particular para los jóvenes, cuyo cerebro aún se está desarrollando,
D. Considerando que la controversia en la comunidad científica sobre los posibles riesgos para la salud debidos a los CEM se ha incrementado desde el 12 de julio de 1999, fecha en que se establecieron los límites de exposición del público a los CEM (0 Hz a 300 GHz) mediante la Recomendación 1999/519/CE,
E. Considerando que la ausencia de conclusiones formales de la comunidad científica no ha impedido que algunos gobiernos nacionales o regionales, en al menos nueve Estados miembros de la Unión Europea, pero también en China, Suiza y Rusia, hayan fijado límites de exposición denominados preventivos y, por tanto, inferiores a los defendidos por la Comisión y su comité científico independiente, el Comité científico de los riesgos sanitarios emergentes y recientemente identificados,
F. Considerando que hay que sopesar las medidas destinadas a limitar la exposición del público en general a los CEM y las mejoras de la calidad de vida, en términos de seguridad y protección, que aportan los dispositivos que transmiten dichos campos,
G. Considerando que entre los proyectos científicos que suscitan tanto el interés como la polémica figura el estudio epidemiológico INTERPHONE, financiado por la Unión por un importe de 3 800 000 euros, principalmente con cargo al V Programa marco de investigación y desarrollo ycuyos resultados se esperan desde 2006,
H. Considerando, sin embargo, que determinados extremos parecen concitar la unanimidad, especialmente los que establecen el carácter variable de las reacciones individuales a la exposición a las microondas, la necesidad de efectuar pruebas de exposición de dimensiones reales principalmente para evaluar los efectos no térmicos asociados a los campos de radiofrecuencia y la especial vulnerabilidad de los niños en caso de exposición a los campos electromagnéticos ,
I. Considerando que la Unión ha fijado límites de exposición para proteger a los trabajadores frente a los efectos de los CEM; considerando que,en aplicación del Principio de Precaución, también deben tomarse medidas semejantes con respecto a los sectores de la población afectados, como residentes y consumidores,
J. Considerando que la encuesta especial del Eurobarómetro sobre los campos electromagnéticos (n° 272a de 27 de junio de 2007) indica que la mayoría de los ciudadanos estima que las autoridades públicas no les informan adecuadamente de las medidas para protegerlos de los CEM,
K. Considerando que es necesario continuar investigando en relación con las frecuencias intermedias y particularmente bajas, de forma que puedan extraerse conclusionessobre los efectos de las mismas en la salud,
Hasta aquí los considerandos seleccionados por la revista con las razones que justifican la resolución adoptada por el Parlamento Europeo que incluye diversas peticiones entre las a nuestro juicio destacan las siguientes:
1. Se insta a la Comisión a que revise el fundamento científico y la adecuación de los límites de CEM fijados en la Recomendación 1999/519/CE e informe al respecto al Parlamento; pide que sea el Comité científico de los riesgos sanitarios emergentes y recientemente identificados quien efectúe dicha revisión;
2. Pide que se preste especial atención a los efectos biológicos cuando se evalúe el posible impacto sobre la salud de las radiaciones electromagnéticas, especialmente si se tiene en cuenta que algunos estudios han detectado que radiaciones de muy bajo nivel ya tienen efectos muy nocivos;pide que se investigue activamente sobre los posibles riesgos para la salud y se llegue a soluciones que anulen o reduzcan la pulsación y la modulación de la amplitud de las frecuencias que se usan para la transmisión;
3. Subraya que paralela o alternativamente a esta modificación de los límites europeos de CEM, sería razonable que la Comisión elaborase, en coordinación con los expertos de los Estados miembros y los sectores de la industria interesados (empresas eléctricas, operadores de telefonía y fabricantes de aparatos eléctricos, en especial, de teléfonos móviles), una guía de las opciones tecnológicas disponibles y eficaces para reducir la exposición de un lugar a los CEM;
4. Precisa que los agentes industriales así como los gestores de infraestructuras relevantes y las autoridades competentes ya pueden intervenir sobre algunos factores mediante la adopción de disposiciones en lo que se refiere a la distancia entre el lugar de que se trate y los emisores o la altitud del lugar con respecto a la elevación de la antena de relevo y la dirección de la antena emisora con respecto a los lugares habitados, con la intención evidente de tranquilizar y proteger mejor a las poblaciones que viven cerca de estas instalaciones; pide que se busquen emplazamientos óptimos para los mástiles y transmisores y que los proveedores compartan los mástiles y transmisores en los mejores emplazamientos, con el fin de limitar la proliferación de mástiles y transmisores mal situados; pide a la Comisión y a los Estados miembros que elaboren las directrices adecuadas;
5. Pide a los Estados miembros y a las autoridades regionales y locales que creen un régimen de ventanilla única para la autorización de instalación de antenas y repetidores, y que incluyan un plan regional de antenas en sus planes de desarrollo urbano;
6. Alienta a las administraciones responsables de expedir las autorizaciones de emplazamiento de antenas de telefonía móvil a que, conjuntamente con los operadores del sector, acuerden compartir las infraestructuras para reducir su número y la exposición de la población a los CEM;
8. Considera que, dada la proliferación de litigios judiciales e incluso de medidas de suspensión provisional dictadas por las autoridades públicas sobre la instalación de nuevos equipos transmisores de CEM, redunda en el interés general favorecer soluciones basadas en el diálogo entre la industria, las autoridades públicas, las autoridades militares y las asociaciones de vecinos en relación con los criterios para la instalación de nuevas antenas GSM o de líneas de alta tensión, y garantizar al menos que las escuelas, guarderías, residencias de ancianos y los centros de salud se sitúen a una distancia específica de este tipo de equipos, fijada de acuerdo con criterios científicos;
9. Pide a los Estados miembros que junto con los operadores del sector pongan a disposición del público mapas de exposición de las instalaciones de líneas de alta tensión, de radiofrecuencias y microondas, especialmente las producidas por las torres de telecomunicaciones, repetidores de radio y antenas de telefonía; pide que dicha información se exponga en una página de internet para su fácil consulta por el público, y que se divulgue a través de los medios de comunicación;
10. Propone a la Comisión que evalúe la posibilidad de utilizar los fondos de las Redes Transeuropeas de energía para estudiar los efectos de los CEM en frecuencias especialmente bajas y en particular en las líneas de distribución de energía eléctrica;
11. Pide a la Comisión que inicie durante la legislatura 2009-2014 un programa ambicioso de compatibilidad electromagnética entre las ondas creadas artificialmente y las emitidas naturalmente por el cuerpo humano, que pueda determinar en el futuro si las microondas tienen consecuencias negativas para la salud humana;
12. Pide a la Comisión que presente un informe anual sobre el nivel de radiación electromagnética en la Unión, sus fuentes y las medidas que se han tomado en la Unión para una mejor protección de la salud humana y del medio ambiente;
13. Pide a la Comisión que encuentre una solución para acelerar la aplicación de la Directiva 2004/40/CE y garantizar así que los trabajadores estén eficazmente protegidos frente a los CEM, como ya lo están del ruido(10) y de las vibraciones(11) por otros dos textos comunitarios, y que establezca una excepción para la IRM en virtud del artículo 1 de dicha Directiva;
14. Lamenta que, con motivo de un aplazamiento sistemático desde 2006, aún no se hayan publicado las conclusiones del estudio epidemiológico internacional denominado INTERPHONE, cuyo objetivo es estudiar si existe una relación entre el uso del teléfono móvil y determinados tipos de cáncer, en particular tumores cerebrales, del nervio auditivo y de la glándula parótida;
15. Subraya, en este contexto, la llamada a la prudencia lanzada por la coordinadora del estudio INTERPHONE, Elisabeth Cardis, que, sobre la base de los conocimientos actuales, recomienda para los niños un uso razonable del teléfono móvil y un uso preferente del teléfono fijo;
17. Sugiere asimismo a la Comisión, en aras de la eficacia política y presupuestaria, que se reoriente en parte la financiación comunitaria de estudios sobre los CEM hacia una campaña general de sensibilización de los jóvenes europeos en materia de buenas prácticas en el uso del teléfono móvil como, por ejemplo, usar dispositivos de manos libres, realizar llamadas cortas, apagar los teléfonos cuando no se utilicen (por ejemplo, durante las clases) y usar el teléfono móvil en zonas con buena cobertura;
18. Estima que estas campañas de sensibilización también deben familiarizar a los jóvenes europeos con los riesgos para la salud asociados con los aparatos domésticos y la importancia de apagarlos en vez de dejarlos en modo de espera;
19. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que incrementen los fondos de investigación y desarrollo (I+D) para evaluar los posibles efectos negativos a largo plazo de las radiofrecuencias de la telefonía móvil; pide asimismo que aumenten las convocatorias públicas para investigar los efectos nocivos de la multiexposición a diferentes fuentes de CEM, en particular cuando atañe a la población infantil;
20. Propone añadir al mandato del Grupo Europeo de Ética de las Ciencias y de las Nuevas Tecnologías una misión de evaluación de la integridad científica para ayudar a la Comisión a evitar posibles situaciones de riesgo, de conflictos de interés o incluso de fraude que pudieran producirse en un contexto de creciente competencia para los investigadores;
22. Pide a la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se muestren más transparentes y abiertas al diálogo con todas las partes interesadas a la hora de fijar normas;
23. Denuncia determinadas campañas de comercialización de algunos operadores de telefonía particularmente agresivas con ocasión de las celebraciones navideñas y otras fechas señaladas, como la venta de teléfonos móviles destinados exclusivamente a los niños o las ofertas de "minutos libres" dirigidas a los adolescentes;
24. Propone que en su política de calidad del aire interior la Unión introduzca el estudio de los aparatos domésticos inalámbricos que, como el acceso inalámbrico a internet y el teléfono fijo inalámbrico "DECT" (Digital Enhanced Cordless Telecommunications), se han generalizado en los últimos años en los lugares públicos y las viviendas, exponiendo a los ciudadanos a una emisión continua de microondas;
25. Reclama, en un deseo permanente de mejora de la información de los consumidores, que se modifiquen las normas técnicas del Comité Europeo de Normalización Electrotécnica a fin de imponer un requisito de etiquetado relativo a la potencia de las emisiones y en el que se indique, en el caso de los dispositivos inalámbricos, que emiten microondas;
26. Pide al Consejo y a la Comisión que, en coordinación con los Estados miembros y el Comité de las Regiones, promueva el establecimiento de una norma única para reducir al mínimo la exposición de los vecinos en caso de ampliación de la red de líneas eléctricas de alta tensión;
27. Manifiesta su profunda preocupación por el hecho de que las compañías de seguros tiendan a excluir la cobertura de los riesgos vinculados a los CEM de las pólizas de responsabilidad civil, lo que significa claramente que las aseguradoras europeas ya están aplicando su propia versión del principio de cautela;
28. Pide a los Estados miembros que sigan el ejemplo de Suecia y reconozcan como una discapacidad la hipersensibilidad eléctrica, con el fin de garantizar una protección adecuada e igualdad de oportunidades a las personas que la sufren;
¿Díganos, amigo lector? ¿Cree usted después de leer los considerandos y propuestas del Parlamento Europeo que no hay sobradas razones para tomarse el peligro de las radiaciones electromagnéticas muy en serio? Le aseguramos que sí y llevamos años remarcándolo. Aunque los medios de comunicación masivos sigan ocultando ¡hasta las resoluciones del Parlamento Europeo! para proteger a quienes pagan su silencio cómplice con gigantescas campañas de publicidad. 

 

La Audiencia Provincial de Barcelona indemniza a 15 afectadas del Agreal 

La Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Barcelona ha dado la razón a quince de las mujeres afectadas por el fármaco Agreal que llevaron al laboratorio a los tribunales -revocando así la sentencia anterior- tras constatar que ese medicamento -comercializado entre 1983 y 2005 por la multinacional Sanofi Aventis para combatir “los sofocos y las manifestaciones psicofuncionales propias de la menopausia”- causó en ellas graves efectos secundarios. El auto deja claro que el fármaco produce efectos extrapiramidales (temblores, movimientos involuntarios, discinesias, parkinson, etc.). En cuanto a las reacciones adversas de carácter psiquiátrico el tribunal, dado que los expertos consultados difieren, afirma que lo razonable y prudente hubiera sido en cualquier caso incluir una advertencia sobre esa posibilidad en el prospecto lo que no hizo el laboratorio condenado. Y otro tanto afirma respecto del Síndrome de Abstinencia. Por lo que se refiere a la duración del tratamiento la Audiencia Provincial censura a Sanofi Aventis que la información del prospecto fuera tan equívoca como incompleta.
Se trata de la 2ª sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que da la razón a las afectadas. Con anterioridad se dictó otra que admitió tres casos, entre ellos el de una señora de Málaga que acabó quitándose la vida porque no podía vivir sin el medicamento por la fuerte adicción y dependencia que le producía.
Fernando Osuna, el letrado que lleva el caso de miles de afectadas, manifestaría a Discovery DSALUD que se sentía profundamente decepcionado de la actitud de muchos médicos y centros sanitarios que no quisieron colaborar con las reclamantes al punto de que se negaron a facilitarles sus historiales e informes médicos por temor a complicaciones con la justicia por lo que en bastantes ocasiones hubo que hacer requerimientos escritos para obtenerlos. Asimismo se lamentó de que como en España no ocurre como en otros países donde todos los afectados por un producto dañino o defectuoso tienen derecho a una indemnización si se demuestra que produce efectos negativos sino hay que probarlos “caso por caso” los reclamantes cuentan con el hándicap de que mientras los grandes laboratorios suelen contar con expertos y catedráticos de todo tipo dispuestos a testificar –cobrando estupendamente por ello, por supuesto- ellos apenas sí pueden convencer a algunos médicos “de a pie” para que testifiquen porque la mayoría no se puede permitir pagar los mismos gastos y honorarios que las multinacionales. Y luego dicen que la Justicia es igual para todos... (El teléfono del Bufete Osuna es el 954 27 74 49).

 

Siguen los problemas de salud en las niñas afectadas por Gardasil 

Ha pasado otro mes y Raquel continuaba ingresada en el momento de cerrar este número –afortunadamente en planta y no en la UCI- porque aún sufría de vez en cuando convulsiones. El último de ellos durante ¡una hora! Además, según nos diría el doctor Vicente Herrera, portavoz de la familia y tío de la joven, presenta ciertas dificultades al andar lo que se corresponde con una pérdida de tono muscular en el hemicuerpo izquierdo surgida también como parte del cuadro clínico que se ha desarrollado tras recibir la segunda dosis de la llamada “vacuna contra el Virus del Papiloma Humano”. En cuanto a Carla, la joven que ingresó junto a Raquel inmediatamente después de ser vacunada, ya ha abandonado el hospital pero vive pendiente de los controles médicos hospitalarios. No está bien todavía. Sufre episodios de fuertes dolores de cabeza, los temblores en sus manos no han cesado y sigue teniendo dificultades a la hora de expresarse. Y no son las únicas afectadas. Herrera ha recibido ya comunicaciones de los padres de al menos cinco niñas más de distintos puntos de España que tras ser vacunadas experimentaron también de forma más o menos intensa y prolongada episodios similares de convulsiones, cefaleas, dolores de oído intensos y dificultades motrices, entre otros problemas.
El laboratorio y las autoridades sanitarias siguen negándose a admitir que lo ocurrido sea consecuencia de la vacuna y han empezado a intentar hacer creer a la opinión pública que sus problemas de salud son “somáticos”, es decir, que se lo están provocando inconscientemente ¡ellas mismas!
Y si desconcertante -aunque previsible- es lo que ocurre en el ámbito sanitario otro tanto pasa en el judicial. El viernes 3 de abril los abogados de la familia de Raquel presentaron una denuncia por delito contra la salud pública en un juzgado de Valencia y al lunes siguiente los familiares se enteraban ¡por la prensa! de el juez ya ha había rechazado. ¿Alguien conoce a un juez que haya corrido tanto para examinar un expediente? La familia, perpleja y dolida, afirma estar dispuesta a llegar a donde sea pero muchos jueces entienden que si las autoridades aprobaron la vacuna no hay delito penal posible porque es legal. Y al parecer con eso basta… ¡Increíble!
Terminamos indicando que los padres cuyas hijas hayan tenido problemas con la vacuna pueden enviar un e-mail explicándolo a ayuda-ninas-valencia@hotmail.es -para que lo reciba el Dr. Herrera- o a nuestra revista: redaccion@dsalud.com.

 

Actimel se lleva el premio a la mentira publicitaria más insolente 

La asociación alemana de consumidores Foodwatch -conocida tanto por analizar la calidad de los alimentos que se consumen en su país como de denunciar las prácticas poco éticas de la industria alimentaria- ha decidido otorgar el Premio a la mentira publicitaria más insolente del 2009 al probiótico lácteo Actimel de Danone. Y ello porque para esa organización la campaña publicitaria sobre él es “un burdo engaño” por afirmar lo de “Actimel activa tus defensas” ya que en realidad lo hace exactamente en la misma medida que cualquier yogur corriente por lo que no se justifica que cueste cuatro veces más. Y encima lleva bastante más azúcar que otros. Lo singular es que el galardón se concede por votación popular a través de Internet y fue nada menos que el 47% de los votantes -unos 35.000- los que lo eligieron. Danone reaccionó de inmediato asegurando que todo lo que afirman sobre Actimel está “científicamente respaldado”. Cabe añadir que también la eficacia “terapéutica” de otros productos de Danone -como su yogur Activia y sus natillas- han sido puestas en tela de juicio.
 



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER