DISCOVERY DSALUD TELEVISIÓN
CONSEJO ASESOR DSALUD
 
     TERAPIAS COMPLEMENTARIAS
NÚMERO 12 / ENERO / 2000
   CÓMO DESINTOXICAR NUESTRO ORGANISMO


Como todos los años en estas fiestas, los índices de consumo han superado las cifras previstas. Un año más los españoles hemos celebrado las navidades con grandes manifestaciones culinarias - opíparas cenas familiares, almuerzos de celebración de empresas, entradas de año, etc.- y aún nos quedan algunas más antes de finalizar este periodo festivo. Con lo cual nuestro organismo se ha saturado de todo tipo de tóxicos y, en casos extremos, nos habrá dado alguna que otra muestra de disconformidad ante tales abusos como acidez, pesadez de estómago, náuseas, mareos y otros síntomas menores sin tener en cuenta las intoxicaciones etílicas que en este periodo festivo son abundantes. Por todo ello hemos elegido para este número la presentación de una serie de procedimientos naturales con la intención de limpiar nuestro organismo. 

CUESTIÓN DE EQUILIBRIO 

El cuerpo humano -como todos sabemos- está perfectamente construido para regular las actividades vitales que nos permiten expresarnos en este mundo para lo cual utiliza diversos mecanismos de regulación íntimamente ligados los unos a los otros. Por tanto, no podemos actuar sobre una parte del organismo sin tener en cuenta las reacciones que esta acción producirá en otro área del mismo. Así, si actuamos sobre el hígado deberemos tener en cuenta que los riñones tendrán que trabajar más activamente para desechar las impurezas que éste soltará. Igualmente, si queremos depurar la sangre y no trabajamos sobre el intestino ralentizaremos este proceso. Y así en otros muchos casos. Por eso en esta ocasión desarrollaremos los distintos pasos que nos lleven a una limpieza integral del organismo incidiendo sobre los órganos y sistemas que más se relacionan con la higiene vital de nuestro cuerpo.
En ese sentido, los órganos y sistemas más afectados serán los excretores; es decir, los que se ocupan de liberar cotidianamente las toxinas de nuestro cuerpo: riñones, intestino, hígado, pulmones y piel. También se verá afectado el sistema digestivo, el sistema circulatorio y el sistema linfático.
Si todo funciona correctamente y comemos de una manera sana, el equilibrio de las entradas y salidas de alimento y desecho permitirán el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Pero después de haber saturado el organismo en un periodo tan corto y de una manera tan intensa debemos actuar realizando acciones integrales que devuelvan el brillo a nuestra vida. Desde luego, no hay que esperar al fin de las fiestas navideñas para realizar acciones de desintoxicación como las que vamos a recomendar en este artículo pero ahora la excusa puede ser ésta. Y desde luego, en la medida de lo posible lo ideal es mantener una dieta sana y equilibrada que aporte los nutrientes necesarios para nuestra expresión cotidiana. Algo para lo cual le sería útil repasar la Dieta Definitiva que dimos en los dos primeros números de nuestra revista. 

EL AYUNO 

Quizás la forma más eficaz de ayudar a nuestro organismo a desintoxicarse sea dejar de comer durante unos días, es decir, realizar un ayuno o, al menos, reducir el aporte de alimentos introduciendo otros más saludables (lo que se llama una cura depurativa).
Cuando hacemos un ayuno los tóxicos escondidos en sus depósitos pasan a la circulación y se eliminan. Al mismo tiempo, los órganos expulsores recobran su eficacia como resultado de todo ello, el cuerpo se desintoxica, adelgaza y recobra toda su vitalidad. Ahora bien, el ayuno es más aconsejable en primavera o verano que en invierno. En cualquier caso, hacerlo a primeros de año tras las fiestas es oportuno porque el cuerpo suele estar abotargado de tanto alimento. Pero no un ayuno total sino el del sirope de savia y palma con limón del que le hablamos en otro reportaje de este mismo número.
Otra posibilidad es la de realizar un ayuno total corto -un sólo día- o ingerir nada más que fruta una vez por semana. En todo caso, se debe tener en cuenta algo importante: no deben ayunar ni las personas con problemas de salud graves, las que tienen poca energía vital o muy poco peso, las embarazadas, las madres lactantes y las personas muy mayores. Y, por supuesto, debería hacerse siempre bajo la supervisión de un profesional médico o de un naturópata.
En otra ocasión profundizaremos en esta forma de limpiar nuestro cuerpo -el ayuno total- indicando las estaciones más adecuadas para realizarlo así como los elementos naturales que pueden facilitar el mantenimiento de una práctica como ésta para los que se deciden a realizarla por primera vez. Explicando sus inconvenientes, que los tiene. 

ACCIONES PARA DESINTOXICAR EL INTESTINO 

Vamos a comenzar la limpieza por uno de los órganos que más saturación de tóxicos puede albergar siendo a la vez una de las zonas más importantes para la absorción de nutrientes y, por tanto, para el mantenimiento de la vitalidad. Como ya dijimos en el pasado número al referirnos a los trastornos del aparato digestivo, para el buen funcionamiento del intestino es imprescindible ingerir fibra a fin de facilitar el tránsito intestinal. Porque en los hábitos culinarios de la mayoría de las familias españolas -y sobre todo en lo que a la alimentación navideña se refiere-, exceptuando la fruta fresca y alguna que otra verdura prácticamente la totalidad de los platos que se cocinan se hacen con alimentos refinados, fruta confitada, pasteles y todo tipo de proteína y grasa de origen animal por lo que una buena higiene intestinal para comenzar nuestra limpieza será lo más adecuado. De esa forma eliminaremos todos los residuos que se han adherido a las paredes del intestino facilitando así la absorción de los nutrientes. 

Enemas 

La higiene del colon ha sido algo que la humanidad ha practicado siempre, desde las caseras bolsas con cánula hasta las sofisticadas máquinas de hidroterapia del colon con las que actualmente cuentan algunos naturópatas en consulta. En todas las culturas podemos encontrar acciones hidroterapéuticas aplicadas al colon con la intención de limpiar éste de toxinas y facilitar la absorción de nutrientes. Así, hoy podemos encontrar esas "bolsas caseras" en cualquier farmacia con el nombre de enema o lavativa "irrigador".
Y si bien la base para la aplicación del enema en todos los casos es agua, a ella se la pueden añadir algunas plantas medicinales en decocción, aceite de oliva o café de tueste natural (nunca torrefacto). 

Cómo prepararlo 

Enema de manzanilla. Este tipo de enema lo utilizaremos cuando queramos realizar una limpieza suave del intestino. Está indicado en aquellas personas que se inician en este método.
En un recipiente adecuado -a poder ser de acero inoxidable- prepararemos una infusión de manzanilla en un litro y medio de agua. Para ello depositaremos dos bolsitas de la citada planta en el interior del recipiente con el agua hasta que el contenido de las bolsitas se mezcle.
También podemos realizar esta misma operación con la planta seca a granel. Para ello verteremos una cucharada sopera de manzanilla en el agua; en este caso deberemos colar el líquido -con un colador de tela- para asegurarnos de extraer el total de la planta una vez realizada la infusión. 

Enema de café. La limpieza que efectúa la infusión de café es más contundente que la de la manzanilla pero debemos tener presente algunas precauciones al utilizarla ya que puede provocar nerviosismo en personas sensibles por lo que no es recomendable para ellas. También debemos tener presente la hora de aplicación pues puede provocar alteraciones en el sueño si lo hacemos pasada la media tarde. De la misma forma que la anterior, y tras depositar una cucharada sopera de café de tueste natural en litro y medio de agua, dejaremos que repose y una vez concluido el proceso colaremos el líquido para utilizarlo posteriormente. 

Aplicación del enema 

Una vez obtenida la infusión que vamos a utilizar -sea la de manzanilla o la de café- verteremos el líquido en la bolsa con cánula que hemos comprado en la farmacia. La temperatura del agua no debe superar la del cuerpo -37º C- y eso podemos comprobarlo aplicando unas gotas de la infusión en el antebrazo -como con los biberones de los bebés-. Para facilitar el desplazamiento del líquido hacia el orificio anal donde introduciremos el catéter previamente lubricado con aceite de oliva o vaselina debemos sujetar la bolsa a una altura media y nosotros debemos estar por debajo de esa altura. Buscaremos la posición más cómoda para nosotros, pudiendo ser algunas de ellas la de decúbito lateral -tumbado sobre un costado-, de rodillas o de pie inclinado hacia delante. Nunca deberemos forzarnos para aguantar todo el contenido del preparado. Si no aguantamos que se introduzca la totalidad del líquido podremos interrumpir el proceso en cualquier momento, reanudándolo con posterioridad después de haber evacuado el contenido del intestino. La mejor manera es tumbarse boca arriba en la bañera y colgar la bolsa del gancho de la ducha.
Se recomienda incluir en la dieta durante unos días piña natural, papaya o manzana para reforzar la acción limpiadora del enema. Y para repoblar la flora intestinal es aconsejable la ingestión de yogures con bifidus activos y acidofilus. 

LIMPIEZA DEL HÍGADO

El hígado es uno de los protagonistas en todo el proceso de transformación de nutrientes para nuestra vitalidad diaria. Para ello efectúa una gran serie de funciones. Las reacciones químicas que se realizan en su interior garantizan los procesos metabólicos de muchos de los elementos que participan en el buen funcionamiento de otros órganos. Esta relación tan estrecha con los órganos de la nutrición indica que muchos desórdenes en este ámbito son la consecuencia de anomalías en el hígado. No es fácil apreciar síntomas directos en el hígado pero sí observar disfunciones en los órganos que se relacionan con él.
La mejor manera de tratar al hígado en casos como el que nos ocupa es dejarlo descansar. No ingerir alcohol, café, carne, embutidos ni grasas animales de ningún tipo, desayunar a base de frutas, hacer comidas y cenas frugales y beber mucha agua puede ser un buen comienzo. Pero además podemos incluir en la dieta alimentos que faciliten la limpieza de este órgano como la alcachofa, el limón, el tomate, la cebolla -cruda y cocida-, el ajo, el rábano, las ensaladas con limón, los zumos vegetales y las frutas jugosas no dulces. Todos ellos son alimentos que además de aportar nutrientes y minerales facilitarán la regulación natural de un órgano que necesita reposo después de un periodo como el que hemos vivido en navidad.
También podemos tomar complementariamente infusiones de boldo, menta, diente de león y cáscara sagrada antes de las comidas. Para ello verteremos en un vaso de agua dos cucharaditas de café de la planta que hallamos elegido para esa ocasión. Eso sí, conviene cambiar de planta cada quince días -aproximadamente- para que el organismo no se habitúe a ella.
También podemos tomar cola de caballo en decocción después de las comidas. 

LIMPIEZA DE LOS RIÑONES 

Los riñones actúan a modo de filtro natural y extraen de la sangre todos aquellos materiales de desecho que perjudicarían al organismo en caso de seguir circulando por ella. Y si el organismo está saturado o funciona mal la sangre se ve afectada y con ello todo nuestro cuerpo al permitir que elementos tóxicos circulen libremente por ella.
Es importante por tanto que los riñones estén en perfecto estado para que la eliminación de tóxicos sea constante. De ahí que tras los clásicos excesos de la Navidad nuestros riñones necesiten ayuda para eliminar la toxicidad de nuestro organismo, máxime si ya estamos depurando el hígado.
Para ello introduzca en la dieta los siguientes alimentos: ajo tierno, apio, berros, cebolla, cebolleta, diente de león fresco para ensaladas, espárragos, limón, pepinos, naranja, peras de agua, sandía y uvas.
Beber agua de baja mineralización es también recomendable a fin de facilitar la eliminación de tóxicos a través de la orina. Como igualmente aconsejable es el uso de plantas drenadoras suaves que faciliten la limpieza de los riñones como es caso del solidago, el rompepiedras, la malva, el brezo y el abedul, entre otras. 

LA DEPURACIÓN DE LA SANGRE 

De la calidad de nuestra sangre dependen muchas de las funciones que ejecutamos diariamente en nuestra vida. La agudeza visual, la destreza mental, la vitalidad energética e incluso nuestro buen humor pueden verse afectados si por nuestro sistema circulatorio transita sangre con tóxicos. No estaría completa pues nuestra limpieza si no incluimos acciones que directamente devuelvan a la sangre su tono vital característico. Es decir, si además de depurar los órganos ya mencionados realizamos acciones directas para depurar la sangre y limpiar ésta de cualquier elemento pernicioso para la salud estaremos devolviendo el brillo a nuestra vida de una forma natural.
Una acción importante para nutrir nuestra sangre y potenciar la limpieza es la respiración. Si dedicamos varios minutos diarios a la respiración completa de manera consciente y serena, incrementaremos nuestra salud además de relajar nuestro cuerpo.
Busque para ello un lugar bien aireado, a poder ser en el exterior; en un parque o lugar natural mucho mejor. Respire entonces despacio, con naturalidad pero fijando su atención en ese hecho y saboreando el aire que inhala como si fuera alimento. Mantenga luego el aire unos segundos en sus pulmones y exhálelo lentamente con mimo. Si repite esa acción varias veces al día durante unos minutos aumentará la calidad de su sangre.
Es bueno además tomar ajo, limón y sandía.
En cuanto a las infusiones de plantas medicinales adecuadas destacan la ortiga común, la sanguinaria -teocrium chamaedrys-, el saúco, la bardana y la zarzaparrilla. 

LIMPIEZA DEL SISTEMA LINFÁTICO 

Ese gran desconocido de nuestro cuerpo que es el sistema linfático ejerce una acción directa sobre el sistema inmunitario. En el interior de sus ramificaciones y gracias a la linfa -líquido que baña los órganos internos y los tejidos blandos- retiene las bacterias para que éstas puedan ser atacadas por nuestras defensas.
Los ganglios linfáticos son los puntos de actividad desde donde se acciona para mantener el equilibrio del sistema a través del filtrado de las bacterias. Es importante la fluidez y la adecuada circulación de la linfa para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Aunque todavía no se le presta mucha atención, lo cierto es que si este sistema no funciona correctamente provocará desarreglos -a veces importantes- en nuestro organismo.
El drenaje linfático es una herramienta muy útil cuando queremos reactivar y limpiar nuestro sistema linfático. Para ello podemos acudir a un quiromasajista pero también podemos hacer algo en casa para reactivar la circulación linfática. Con una manopla o cepillo de cedra rozaremos nuestra piel en círculos desde los pies -en sentido ascendente- hacia la pelvis para luego seguir por los brazos desde las manos hasta las axilas. En cuanto al tronco, haremos círculos en el vientre en el sentido de las agujas del reloj así como en el pecho y en espalda desde los lados hacia el centro. En la cara lo haremos con algo más suave que el cepillo.
En cuanto a los alimentos más adecuados, son los siguientes: limón, lechuga, verduras verdes, zanahoria, manzana, pera y plátano.
Por último, las infusiones de plantas recomendadas son las de extracto de ginseng siberiano, hierbaluisa, hojas de nogal y salvia. 

FLORES DE BACH 

Para una ocasión como ésta las esencias que he elegido son varias y tienen que ver con las acciones drenadoras y revitalizantes que algunas flores de Bach realizan.
Después de tanta confitura, azúcar refinado, tabaco y alcohol nuestros canales energéticos estarán totalmente saturados y nuestra comunicación vital obstruida. Seguramente algunos nos sentiremos culpables por los abusos que hemos cometido en estas fechas y otros nos pondremos a régimen inmediatamente para perder los kilos de más que hemos cogido. Quizás algunos nos sintamos tristes porque comienza la rutina de nuestros días no festivos. Otros cansados por el sobreesfuerzo de mantener el tipo en tantas celebraciones. Bien, pues para cada de estos estados o maneras de vivir el periodo postnavideño voy a recomendar una esencia floral. Y si a usted le coinciden varios estados de los que he descrito, puede mezclar en un bote de 30 mililitros las esencias que correspondan. 

Para limpiar de manera general el organismo:......: CRAB APPLE
Para limpiar las vías energéticas.................................: WILD ROSE
Para el sentimiento de culpabilidad.........................................: PINE
Para el régimen severo..............................................: ROCK WATER
Para la tristeza por el fin de las fiestas.............................: GENTIAN
Para el cansancio.......................................................................: OLIVE 

Con todo lo dicho podrá limpiar su organismo de manera integral y recobrar la vitalidad y la alegría de vivir. Pero háganos caso: luego, cuídese.



© 2014 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

AVISO LEGAL / POLÍTICA DE PRIVACIDAD
Usuario
Clave
Iniciar sesión   ¡Registrate!
100% NATURAL
INDICIOS DETECTIVES
CLÍNICA ODONTOLÓGICA CABEZA FERRER