REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 59 / MARZO / 2004

NOTICIAS / MARZO / 2004


España: 135.000 nuevos casos de cáncer al año

En España se diagnostican cada año 135.000 nuevos casos de cáncer -según ha explicado públicamente la Ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, mientras visitaba el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) que dirige Mariano Barbacid con motivo del Día del Cáncer- agregando que mueren por esa causa más de 92.000 personas anualmente.. a pesar de que “la mortalidad ha descendido en los últimos años”.  Pues bien, Ana Pastor miente –une vez más- a sabiendas. Basta consultar los datos de morbilidad por cáncer del Instituto Nacional de Estadística en Internet para constatarlo. Datos que demuestran –como ya hemos publicado y denunciado en esta revista- que el número de fallecimientos por     
causa del cáncer aumenta año tras año en España –como en todo el mundo- sin excepción.
Pastor dijo también que el CNIO “se ha convertido en pocos años en un modelo de excelencia en la investigación oncológica internacional”. Afirmación que no explicó porque en el CNIO no se ha descubierto absolutamente nada que sirva para curar el cáncer o prolongar la vida de los enfermos.
Eso sí, cuenta con el Animalario más completo de Europa: 20.000 ratones vivos. Y un banco de tumores con más de 2.000 tipos distintos y 38.000 muestras. Un gasto enorme sin rentabilizar hasta la fecha.
Barbacid, por su parte, habló de su nuevo juguete: la fabricación de ”oncochips” -chips de ADN con 13.000 genes que –dicen- permite establecer la huella genética de diversas “formas de cáncer” (mama, colon, endometrio, pulmón, leucemias y linfomas)- y hacer un diagnóstico molecular de los tumores. Según el director del CNIO están fabricando ya suficientes unidades para abastecer a toda España.... si bien se trata de una vía de diagnóstico no generalizada porque su coste es elevado: cada chip cuesta unos 100 euros a los que hay que sumar los 300 o 400 del tratamiento propuesto.
En suma, contamos con un sistema de diagnóstico mucho más sofisticado que va abrir un nuevo negocio a costa de la enfermedad. Lo malo es que saber tanto sobre el tumor que uno padece no implica que vaya a servir para que uno tenga más posibilidades de curación. En absoluto.
También mencionó Barbacid que el programa de cáncer familiar recibió 400 consultas durante el año 2003 y 2.200 el de segundas opiniones en oncología. Una cifra ridícula teniendo en cuenta que en España hay -como acaba de reconocer la ministra- más 135.000 casos nuevos cada año.
Estamos cada vez más hartos de la propaganda oficial. 

Sin contar con las asociaciones y profesionales afectados
El Gobierno dice que va a regular las titulaciones de las terapias alternativas y su ejercicio 

El Gobierno ha reconocido en el parlamento que “está estudiando” cómo regular jurídicamente la titulación y el ejercicio de medicinas alternativas como la Acupuntura, la Homeopatía, la Medicina Natural, la Quiropraxia y aquellas otras que “tengan la suficiente entidad para ello”. Se supone que empezó a hacerlo en mayo de 1999 cuando se comprometió a formar grupos de expertos que estudiaran el sector y elaboraran las bases del marco jurídico adecuado. La verdad, sin embargo, es que las primeras reuniones entre funcionarios de Sanidad y Educación no se iniciaron hasta febrero del 2001. Y lo que básicamente han hecho es consultar a otros estados miembros de la Unión Europea qué legislación hay vigente en ellos pero sólo les han contestado seis países. No obstante, de los datos obtenidos concluyen que sólo están reguladas -y no en todos ellos- la Osteopatía, la Quiropráctica, la Acupuntura y el Masaje siendo algunas de estas “técnicas” practicadas por médicos o fisioterapeutas.
En definitiva, como no conocen nada del sector preguntan a las autoridades de los demás países qué han hecho para ver si les dan alguna idea. Y como carecen del más mínimo conocimiento se encuentran en un callejón sin salida desde hace ya 4 años. Lo único seguro es que los médicos alópatas torpedean cualquier posible decisión, ponen pegas de todo tipo y últimamente reclaman encima para sí el ejercicio de esas terapias sobre las que la mayoría no sabe nada.
Es más, algunos colegios profesionales –como el de Madrid- se dedican ahora a dar titulitos de terapias alternativas –por ejemplo, de Acupuntura- a pesar de que no sólo desconocen sus fundamentos sino que en muchos casos los rechazan abiertamente. Es absolutamente grotesco que desde los colegios médicos se afirme que la Acupuntura carece de base científica y se niegue la existencia de los canales bioenergéticos postulados por la medicina oriental... y a la vez se den cursos breves sobre esa materia, se entreguen titulitos de Médico Acupuntor carentes de validez académica alguna, se formen comisiones en su seno apara agrupar a los aún escasos médicos que las practican y exijan encima la exclusividad de su práctica.
Lo decimos muy en serio: a los responsables de Sanidad y a algunas de las autoridades colegiales médicas habría que someterles a examen psiquiátrico. 

Esclarecedor y contundente informe publicado en “The Lancet”
Cuestionan cómo las multinacionales farmacéuticas hacen los ensayos clínicos en Oncología 

“The Lancet” ha publicado recientemente el trabajo de un equipo de personas dirigido por Steven Joffe sobre los ensayos clínicos que se hacen en Oncología en el que se cuestiona abiertamente tanto la metodología  como los resultados que los laboratorios presentan. Y no sólo eso: cuestiona también que los ensayos ayuden realmente a los enfermos que se prestan a ellos. Una afirmación que hacen tras haber analizado los “puntos débiles” de 24 trabajos en los que se comparó la evolución de los pacientes enrolados en los ensayos clínicos con los que no fueron incluidos.
Joffe y su equipo afirman para empezar que la mejoría que se alega en los pacientes podría no deberse a los nuevos productos probados sino a otras razones. Y no solo eso: agregan que si realmente los efectos de los tratamientos experimentales fueran manifiestamente superiores a los ya existentes los ensayos clínicos ni siquiera se iniciarían o se interrumpirían en las primeras fases para poder extender esas ventajas a todos los enfermos y no sólo a los que forman parte de los ensayos. Es evidente que saber que hay pacientes que mejoran notablemente y continuar el ensayo dejando que no se beneficien del nuevo producto las personas del grupo placebo sería una imperdonable falta de ética.
Alegan además que en muchos casos la mejoría puede deberse a lo que denominan el “efecto de la participación”. Es decir, explican que las mejoras observadas en los pacientes no pueden atribuirse siempre a los fármacos sino al hecho de estar sometidos a una mayor vigilancia, al protocolo que se aplica, a las características de las personas que se incluyen en el grupo que va a tomar el fármaco (mayor apoyo psicológico y emocional, mejor higiene, alimentación y calidad de vida por un superior estatus socioeconómico o mejor educación, entre otras cuestiones)... todo lo cual  puede evidentemente favorecer un mejor pronóstico. Joffe y su equipo denuncian que ninguno de los estudios analizó esas posibles variables.
También dicen que la discriminación en la recogida de datos puede “inclinar la balanza a favor de los ensayos”. Es decir, se sabe que los estudios con resultados negativos se obvian, no se publican.
Y aún más: el equipo de Joffe llega a asegurar que los trabajos analizados carecen todos de la metodología adecuada. Entre otros aspectos se critica que sólo nueve de los estudios exigieron los mismos criterios de entrada a los participantes que a los no-participantes. Y que los niños (mayoría en el 33% de los trabajos) o los pacientes con enfermedades hematológicas (protagonistas en el 42% de ellos) estaban desproporcionadamente representados en los ensayos clínicos.
Una auténtica vergüenza consentida por los gobiernos. Mientras, el cáncer –pese a la propaganda oficial coreada por la mayor parte de los medios de comunicación- continúa creciendo y provocando cada año mayor número de muertos. Incluida España. 

Sudáfrica da a elegir a sus soldados cómo tratarse el Sida: con antirretrovirales ¡o con ajo, cebolla, aceite de oliva y boniato! 

Para combatir el Sida los miembros de las fuerzas armadas sudafricanas que lo padezcan podrán elegir entre tomar antirretrovirales... o productos naturales como el ajo, la cebolla, el aceite de oliva y el boniato. Tal es la filosofía del nuevo programa de lucha contra la enfermedad que ha puesto en marcha el Ministerio de Defensa de Sudáfrica en el convencimiento de que la mezcla de esos alimentos refuerza notablemente el sistema inmune y puede ayudar a los enfermos.
Nozize Madlala-Routledge, adjunta al ministro sudafricano de Defensa, inauguró recientemente el lugar donde se centralizará esta singular iniciativa -ubicado en un hospital castrense de Pretoria- donde los militares y sus familias podrán hacerse los test de detección de la enfermedad. Se podrá saber así si la afirmación -falsa e interesada, según algunos- de que gran parte de los soldados son seropositivos es o no cierta.
El Gobierno sudafricano lleva tiempo oponiéndose a las terapias antirretrovirales alegando no sólo que son demasiado caras sino que los efectos que provoca son "peores que la enfermedad". Así lo llegó a afirmar públicamente en una ocasión el actual presidente de la República, Thabo Mbeki.
La decisión de permitir acceder a las mismas, a pesar de esa opinión, es fruto de la presión internacional organizada por las multinacionales farmacéuticas que comercializan antirretrovirales, muy molestas porque el país más rico de África no les estaba proporcionando los beneficios que esperaban. Esa presión no se ha hecho en cambio con los países más pobres porque no pueden pagar y no proporcionan negocio.
Así que la singular solución adoptada por la Ministra de Sanidad sudafricana, Manto Tshabala Msimang, es dar a los enfermos la opción de elegir entre los fármacos actualmente existentes –que, por supuesto, no curan la enfermedad- y una terapia basada en una nutrición equilibrada cuyos principales ingredientes son el ajo, la cebolla, el aceite de oliva y los boniatos.
"La decisión será de los soldados y la tomarán de forma totalmente voluntaria",explica el general Van Rensburg, quien se manifestó ”orgulloso de haber puesto en marcha esta iniciativa única en el mundo".

Lo más increíble es la “respuesta” de las multinacionales: dar a conocer -mediante intermediarios- “investigaciones científicas” según las cuales el extracto de boniato puede hacer empeorar a los enfermos de Sida, argüir que demasiado ajo puede provocar hemorragias internas y decir que no está tan clara la inocuidad del aceite de oliva. Disparates de los que los medios de comunicación controlados por las multinacionales –incluso en España- se han hecho eco de inmediato. 

Cárcel o muerte para quienes denuncian la corrupción 

El profesor Youri Bandajevski, doctor en Anatomopatología, ex director del Laboratorio Central de Investigación Científica de Bielorrusia y Rector de la Facultad de Medicina de Gomel -una de las regiones más contaminadas por el accidente de Chernobyl en abril de 1986 -sigue en prisión por haber denunciado en su día el impacto que la contaminación radiactiva tuvo sobre la población de la zona... y cómo se dilapidó el dinero destinado a paliar el problema.
Youri Bandajevski, aun sabiendo que había una alta posibilidad de contaminarse, había aceptado hacerse cargo del mencionado instituto tras el accidente de Chernobil y se trasladó a vivir en la zona con su mujer Galina -cardiólogo pediatra- y su hija Olga, trabajando en él durante años.
Bandajevski encontraría durante ese tiempo cesio radiactivo C137 tanto en la comida de la zona como en los tejidos cardiacos de las personas fallecidas de infarto. Su mujer, por su parte, observaría la aparición de cataratas y anomalías cardiacas en los niños tras iniciar en 1993 un estudio sistemático en un jardín de infancia de la zona. Los resultados de los electrocardiogramas fueron escalofriantes: el 80% eran anormales.
Dos años después –en 1995- el trabajo del matrimonio se publicaría y sus conclusiones serían rotundas: "Existe correlación entre la evolución de las condiciones patológicas y las dosis acumuladas de radionucleidos. Es más intensa para el sistema cardiaco y el sistema nervioso. Incluso a pequeñas dosis las substancias radiactivas, del orden de 50 a 80 becquerels de cesio 137 por kg., pueden causar desórdenes patológicos en el organismo humano. Las concentraciones de cesio 137 en la placenta tienen un efecto nefasto en el equilibrio endocrino madre/feto y sobre el desarrollo del feto dando como resultado malformaciones y  abortos prematuros. Y los niños son particularmente sensibles a esa influencia nefasta.”.
Entre 1991 y 1999 Bandajevski dirigiría además 30 tesis doctorales sobre los efectos del cesio 137 en el organismo. Pero no se limita a denunciar lo que ocurre sino que busca soluciones. Y encuentra medidas sencillas para eliminar más rápidamente la radioactividad como incorporar pectina de manzana en la dieta.
En 1999 un comité del Parlamento y del Ministerio de Sanidad confía a tres científicos -uno de ellos él- la elaboración de un informe sobre la gestión sanitaria posterior al accidente de la central nuclear. La conclusión del mismo es que la mayor parte del dinero destinado a paliar los efectos del accidente se ha dilapidado y las acciones realizadas fueron ineficaces. Bandajevski escribe incluso al presidente de Bielorrusia para exponerle el asunto y habla en televisión sobre sus conclusiones.
Pues bien, aquello no gustó y Bandajevski, que había sido acusado en 1990 de aceptar dinero de sus alumnos para aprobar los exámenes, no imagina la que se le viene encima. Porque a pesar de que el principal testigo de la acusación se había retractado el asunto se reactiva y el 18 de junio de 2001 es condenado a 8 años de prisión y trabajos forzados con la prohibición expresa de leer y escribir pudiendo recibir sólo 2 visitas al año de su mujer. Y se le prohíbe durante 5 años publicar cualquier trabajo científico.
Numerosas asociaciones internacionales protestaron. Hasta Amnistía Internacional lo ha reconocido como preso de conciencia. Sin embargo, Bandajevski sigue actualmente en prisión. Enfermo, cansado, demacrado. No por lo que se alega: está pagando el precio de decir la verdad.
También otros científicos rusos que tuvieron la valentía de denunciar la gravedad del accidente de Chernobil tuvieron problemas. Fue el caso del profesor V. Nesterenko, miembro de la Academia de Ciencias de Bielorrusia y director del Instituto de Energía Atómica de Minsk. Físico de renombre mundial, cuando comprendió la gravedad del accidente pidió directamente al Soviet Supremo la evacuación de toda la población en un radio de 100 kms. alrededor de la central. Empero, en lugar de hacerle caso fue despedido y presionado y le intentaron asesinar 2 veces. El 20 de junio del 2001 -dos días después de la condena del profesor Bandazhewsky- el sustituto del profesor Nesterenko fue encontrado frente a la puerta de su casa en estado de coma y bañado en su propia sangre.
Hoy se sabe que el accidente de Chernobil provocó abortos, malformaciones congénitas, cáncer, alteraciones de todos los órganos vitales, alteraciones endocrinas e inmunitarias y numerosos fallecimientos. 

Desestimada la demanda de Merck Sharp & Dohme contra el Dr. Joan Ramon Laporte 

Como nuestros lectores recordarán, en enero se celebró la vista oral por la querella que la multinacional Merck Sharp & Doohme (MSD) presentó contra el prestigioso farmacéutico Joan Ramón Laporte -catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona, jefe del Servicio de Farmacología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y miembro destacado del Comité de Medicamentos Esenciales de la OMS- porque éste, en el número correspondiente a julio-septiembre del 2002 del Butlletí Groc (Boletín Amarillo) que publica el Instituto Catalán de Farmacología, calificó de “fraude científico” los ensayos para la aprobación del Rofecoxib, el antiinflamatorio estrella de la compañía. Pues bien, la demanda ha sido desestimada y se han impuesto las costas procesales a la multinacional farmacéutica.
Con tal motivo, el doctor Laporte y el instituto han emitido un comunicado que publicamos íntegro sin comentario alguno (vea la entrevista que hemos mantenido con él y publicamos en este número):

  1. “El fallo judicial constituye una victoria del conjunto de la información independiente sobre medicamentos y terapéutica frente a cualquier intento pasado, presente o futuro de intromisión de las compañías farmacéuticas en estas actividades. Éstas no pueden pretender que exista un pensamiento único sobre sus propios productos. El debate sobre cuestiones científicas sólo es posible sin presiones ni intimidaciones. De ahí la necesidad de la libertad de expresión para el progreso de la ciencia y de la atención médica.

  2. La sentencia confirma que los hechos relatados en el artículo de Butlletí Groc objeto de la demanda son ciertos. También refleja el debate sobre la ética de las publicaciones que describen la investigación médica y se hace eco de las advertencias de la FDA norteamericana a la compañía MSD sobre los contenidos de la promoción de Rofecoxib que minimizaban el riesgo de efectos adversos cardiovasculares de este fármaco.

  3. Los resultados de la investigación científica siempre están sujetos a interpretación. Consideramos que el diseño, ejecución y análisis de la investigación realizada por las compañías farmacéuticas no son suficientemente supervisados por organismos independientes de ellas. La falta de transparencia en estas cuestiones introduce dudas sobre su credibilidad.

  4. Muchos nuevos medicamentos son presentados como avances sobre los anteriormente existentes sin que en realidad ofrezcan ventajas relevantes en términos de eficacia, seguridad, conveniencia o coste. Las informaciones e interpretaciones independientes son necesarias para que esto no perjudique la salud de los pacientes ni la salud económica del Sistema Nacional de Salud.

  5. La FICF desea expresar su agradecimiento y el de todos los organismos que elaboran información independiente sobre medicamentos y terapéutica a las instituciones, sociedades científicas, organizaciones y miles de profesionales de la salud de España y de más de 30 países que han manifestado su solidaridad con nosotros.”

Ya son cinco las personas de la Junta Directiva que abandonan a Juliana Fariñas
Pedro Cañones, vicepresidente del Colegio de Médicos de Madrid, también dimite

Pedro Cañones, vicepresidente del Colegio de Médicos de Madrid y vocal de Atención Primaria, presentó su dimisión irrevocable a la Junta Directiva de la entidad. La “gota que ha colmado el vaso de su paciencia” –según explicó- es “la forma en que se han organizado unas jornadas de atención primaria que se celebrarán en la sede colegial”.  Cañones acusa a la actual presidenta de la entidad, Juliana Fariña, de no respetar los compromisos que adquirieron cuando ganaron las elecciones en el año 2000 acordando trabajar en equipo para lograr los objetivos marcados. “De un tiempo a esta parte –aseguró- eso no es así y se está observando una actitud presidencialista por parte de Juliana Fariña".
La presidenta del Colegio de Madrid, por su parte, rechazó esas acusaciones llegando a afirmar que Cañones –que también es secretario de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG)- “nunca ha mostrado interés” por la atención primaria. Afirmación sorprendente teniendo en cuenta que se trata precisamente del vocal de Atención Primaria.
Esta dimisión se produce cinco meses antes de las próximas elecciones -a las que volverá a presentarse Juliana Fariña- y supone la quinta retirada de un miembro de la Junta Directiva del colegio. Anteriormente ya renunciaron su secretaria María Teresa Cantón, Francisco Javier Subiza, Paloma Baltuille y Pilar Luaces

Entre ellas, la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre
Presentan más de 60.000 firmas pidiendo la liberación del Bio-Bac y su valoración oficial

La Asociación de Consumidores de Bio Bac ha presentado 62.100 firmas -entre las que figura la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre- para reclamar que se permita a los enfermos acceder a los 60.000 frascos del producto inmovilizados cautelarmente por orden judicial, la realización de ensayos clínicos y que se examinen los estudios ya existentes. Las firmas fueron depositadas en el Parlamento, en la Audiencia Provincial de Madrid, en el Juzgado número 2 de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) y en el propio Ministerio de Sanidad y Consumo.
Asimismo, la asociación ha solicitado una reunión con la presidenta de la Comunidad de Madrid para que ayude a desbloquear la terrible situación de estos enfermos que siguen falleciendo sin poder acceder a un producto que el propio Ministerio de Sanidad reconoce que es inocuo, es decir, carente por completo de efectos negativos. De hecho, ya han muerto 32 de los 51 enfermos que en octubre del 2002 denunciaron al Ministerio de Sanidad. Según la asociación, las autoridades sanitarias están actuando de forma "cruel e inmisericorde" con enfermos, familiares y amigos "que en ningún momento han recibido la más mínima atención por su parte”. “Sanidad –añaden-  está privando a muchos pacientes terminales del acceso a un producto completamente inofensivo y, en opinión de varios equipos científicos, enormemente eficaz".
Carmen Morán, enferma de cáncer y vicepresidenta de la asociación, denunció abiertamente que “las autoridades están atentando contra nuestro derecho a la salud y nuestro derecho a la vida limitándonos nuestro derecho a la libertad de elección de tratamiento".
 "No vamos a seguir permitiendo que nos traten como a una manada de ovejas y nos maltraten a su antojo", aseveró. 

La OMS quiere promover una explotación sostenible y segura de las plantas 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere evitar la sobreexplotación de las plantas para evitar la extinción de especies en peligro A tal fin ha publicado una Guía de buenas prácticas agrícolas y de recolección de las plantas medicinales a fin  de orientar a un sector que mueve alrededor de 47.000 millones de euros al año.
El creciente mercado y los enormes beneficios que genera el sector pueden suponer –dice- una amenaza para la biodiversidad por lo que si no se controla pueden llevar a la extinción de especies en peligro y a la destrucción de hábitats y recursos naturales. Entre las especies en peligro la OMS destaca el Ginseng silvestre, utilizado para problemas digestivos derivados de desórdenes nerviosos. También están amenazadas de extinción el Ginseng americano, el Goldenseal (Hidrastis), la Echinacea, la Cimífuga racemosa (Black Cohosh), el Ulmus y el Kava kava (Piper Methysticum).
A la OMS también le preocupa la calidad de las plantas que se comercializan y sus posibles efectos negativos en la salud humana, especialmente debido a la errónea identificación de las especies.
La nueva guía aborda cuestiones relativas al cultivo y conservación de las plantas, la identificación de las semillas y las consideraciones sobre el clima y el tipo de suelo así como las legislaciones nacionales e internacionales, las patentes y los estándares de calidad. 

Pescado con fibra de uva para niños y personas mayores 

Un equipo español de investigadores del Instituto del Frío está desarrollando un producto de pescado con fibra de uva cuya principal finalidad es aportar así fibra a los quienes no consumen frutas ni verduras en la cantidad adecuada, especialmente niños y personas mayores.
El proyecto está coordinado por Javier Borderías, miembro del departamento de Ciencia y Tecnología del Pescado del Instituto del Frío -dependiente del Centro Superior e Investigaciones Científicas (CSIC)-, quien lleva tiempo estudiando la introducción de fibra vegetal en productos pesqueros reestructurados (es decir, peces troceados o picados que forman parte de diferentes productos que se comercializan en forma de varitas rebozadas).
La fibra que se introduce tiene dos finalidades: mejorar la actividad intestinal al lograr una menor absorción de grasas y provocar un efecto antioxidante.
La “fibra de uva” ha sido patentada por el doctor Fulgencio Saura –también miembro del Instituto del Frío- y tiene efecto antioxidante sobre la persona que ingiera el producto pero también sobre el pescado ya que tarda más en volverse rancio.
Para la obtención de la fibra de uva pretende emplearse el excedente de la producción de vino y se añadiría al pescado en una proporción de entre un 2 y un 4% por lo que no se notaría en el sabor. En cuanto a éste, se piensa en la merluza como pescado blanco y en el jurel como pescado graso.
También va a estudiarse la posible utilización de fibra procedente del trigo, las manzanas y las algas. 

Vergonzosa decisión del Ministerio
Sanidad retira de la venta 197 plantas alegando que pueden ser peligrosas por su  toxicidad 

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha decidido prohibir en España la comercialización libre de 197 plantas “en razón de su toxicidad” y “a fin de garantizar un elevado nivel de protección para la salud de los consumidores”. La Orden, que fue aprobada el 28 de Enero y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 6 de febrero, entrará en vigor el 6 de mayo.
El uso y comercialización de las mismas se restringe desde ahora a la elaboración de especialidades farmacéuticas, fórmulas magistrales, preparados oficiales, cepas homeopáticas e investigación. Es decir, como las plantas no pueden patentarse se ha decidido restringir su uso en beneficio exclusivo de las multinacionales farmacéuticas para que se queden también con los beneficios de sus propiedades terapéuticas, como ya hemos denunciado varias veces. De hecho, el Ministerio reconoce en la propia Orden que ello se hace ante “el auge del comercio y uso de plantas con fines medicinales que se está produciendo en los últimos años".
Entre las plantas ahora prohibidasse encuentra la efedra, el helecho macho, la hiedra, el heliotropo, el acebo, la lechuga salvaje, el romero silvestre, el crisantemo, la mandrágora, el ricino, la cáscara sagrada, el tejo común, la cicuta, el crisantemo, el regaliz americano o el muérdago. Y para justificarlo se incluyen en la lista plantas que actualmente están ya bajo control de los órganos fiscalizadores en materia de drogas como es el caso del cáñamo (cannabis), el peyote, el mescal o la amapola adormidera (de ésta última de se extrae el opio).
Además, para poder utilizar estas plantas en medicamentos éstos deberán a partir de ahora obtener la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, el órgano de control oficioso de las farmacéuticas para decidir a quién se autoriza un fármaco y a quién no. El negocio debe estar bien controlado.
La orden ministerial, según fuentes de ese departamento, precede a un próximo decreto sobre plantas medicinales que está pendiente de desarrollar (se prevé que se apruebe en año y medio) “para dar cumplimiento a la directiva europea que se aprobará el próximo mes de marzo”. Algo, añadiremos nosotros, que está por ver. Porque la famosa “directiva” ha sido recurrida ante los tribunales y todo apunta a que va a tener que ser retirada. Millones de personas en Europa han empezado a movilizarse contra esta maniobra vergonzosa de las multinacionales farmacéuticas.
Terminamos con unas preguntas de puro sentido común: si se sabía que las plantas retiradas eran tóxicas, ¿cómo se ha estado permitiendo la venta libre de muchas de ellas hasta ahora? Es más, ¿cómo se sigue permitiendo su venta hasta el 6 de mayo? Porque o son peligrosas o no lo son. Y si lo son la retirada debería haberse producido en cuanto se supo de su toxicidad. No haberlo hecho es un flagrante delito contra la salud pública. Que se lleve a los tribunales a los responsables. Y si en realidad no hay el peligro que se alega que se retire la orden y entonces se les lleve a los tribunales por prevaricación.
Exigimos que el Ministerio de Sanidad facilite a los españoles las “pruebas científicas” que apoyan su decisión. Incluidas los ensayos clínicos correspondientes en seres humanos. La verdad, que Ana Pastor suene como vicepresidenta en el futuro gobierno de Mariano Rajoy  si el PP gana las alecciones es un sarcasmo.



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER