REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 57 / ENERO / 2004

NOTICIAS / ENERO / 2004


La formuló Antonio López Román, presidente de Oikos Internacional
Bruselas acepta la denuncia presentada contra España por presunto delito contra la salud  

La Secretaría General de la Comisión Europea ha procedido a registrar –y examinará próximamente- la denuncia presentada contra España por presunto delito contra la salud efectuada por Antonio López-Román, presidente de la empresa Oikos Internacional,.
Así se lo ha hecho saber al empresario malagueño el Secretario General de dicho organismo, Françoise Brunet, comunicándole que su denuncia ha quedado registrada con el número 2003/5166, SG (2003) A/5909/2 agregando que en posteriores comunicaciones se le dará cuenta de los resultados del examen de su denuncia y “del desarrollo del eventual procedimiento de infracción” contra el Estado español de resultar probadas las acusaciones.
Como nuestros lectores habituales saben, López Román ha denunciado también en los tribunales españoles varias veces la injustificada persecución del Ministerio de Sanidad y Consumo y la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía contra su empresa.
La denuncia ante la Unión Europea se ha presentado contra “el Estado español y su Ministerio de Sanidad y Consumo así como contra la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y las personas que, directa o indirectamente, sean culpables de los hechos denunciados por presuntos atentados continuados contra la salud pública en España de españoles, europeos, inmigrantes, visitantes y turistas”. Entre los denunciados están Ana Pastor –actual ministra de Sanidad y Consumo-, Celia Villalobos –su antecesora en el cargo ministerial-, Pablo Vázquez -subsecretario del ministerio-, Francisco J. Vives -Secretario General Técnico del mismo-, Fernando García Alonso -entonces Director General de la Agencia Española del Medicamento-, Ramón Palop -entonces subdirector de dicha Agencia-, José Ignacio Arranz -Subdirector de la Agencia Española de los Alimentos y Riesgos Alimentarios-, Pilar Fargas -Directora Ejecutiva de Riesgos Alimentarios- y Dolores Flores- Directora General de Consumo y Atención al Ciudadano.

Antonio López–Roman les acusa de:
1) Incumplir el artículo 3 de la Constitución Española por no informar sobre el “peligrosísimo parásito Anisaki”del que, afirma, “muchas personas pueden haber sido ya víctimas mortales en España”. En la denuncia se hace constar que “tal parásito está apareciendo frecuentemente en los análisis de muestras de muy diversos pescados como boquerones crudos, bacaladilla, merluza, etc.” sin que ninguno de los denunciados “preste la más mínima atención a este gravísimo problema sanitario aún sabiendo que su ingesta por niños, personas de la tercera edad o con las defensas bajas, alérgicas, etc., puede llevar -o ha llevado ya- a la muerte a muchas personas”. Agregando: “Y lo más grave es que numerosos médicos, muchos de ellos de urgencias, ni siquiera han oído hablar del parásito Anisaki por lo que difícilmente pueden diagnosticar a ciudadanos europeos que en España pueden estar sufriendo los gravísimos síntomas que puede provocar la ingesta de un pescado como el Anisaki (...) Tampoco las amas de casa, ni los consumidores españoles, ni los turistas tienen la más remota idea de cómo es este parásito”.

2) Incumplir el artículo 43 de la Constitución Española y el Real Decreto Ley 192/1988 que prohíbe fumar en público y faculta a la Administración a multar gravemente a los infractores. “No cumplir ni hacer cumplir dicho Real Decreto –dice la denuncia-es una dejación de responsabilidad muy grave porque hay miles de estudios científicos que demuestran que los no fumadores inhalan un gran porcentaje del humo de los fumadores”. Y añade: “Se calcula que en los últimos 14 años de las más de 700.000 personas que pueden haber fallecido en nuestro país por esta causa el 20% eran fumadores pasivos, es decir, 140.000 fumadores pasivos muertos, lo cual representa unos 12.000 muertos en fumadores pasivos en los 12 meses desde que Ana Pastor es la ministra del sector”. Y continúa diciendo que en España, “a pesar de dicho Real Decreto, se fuma en hospitales, ambulatorios, restaurantes, bares, cafeterías, centros comerciales, museos, juzgados, ministerios y otros lugares públicos. Permisividad presuntamente criminal que ocasiona numerosísimas enfermedades a personas que no fuman y gastos billonarios a los contribuyentes en cuidados paliativos”.

3) Incumplir el artículo 43 de la Constitución y demás leyes y reales decretos sobre aditivos y contaminantes en alimentos corrientes. Expone López-Román al respecto: “Según la prensa más acreditada, en España se adulteran de forma reiterada los alimentos corrientes con medicamentos y aditivos altamente prohibidos y peligrosos lo que implica un evidente gravísimo deterioro para la salud y elevadísimos gastos sanitarios innecesarios. En España se está encontrando habitualmente clembuterol, corticoides, hormonas, antibióticos, ansiolíticos, antidepresivos, antiinflamatorios, etc., en las carnes y embutidos así como ácido bórico, formol y hasta orines humanos en los pescados y mariscos”.

4) Incumplir el artículo 43 de la Constitución Española y la normativa legal vigente –entre otros, el Real Decreto 3484/2000 del 29 de diciembre de 2000-por el que se establecen las normas higiénico-sanitarias para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas en bares, cafeterías, restaurantes y otros lugares afines “al permitir –dice la denuncia- las deplorables condiciones higiénico-sanitarias de la mayoría de tales establecimientos”.

5) Incumplir directivas, normativas y reglamentos comunitarios incluso en materia de alimentos y complementos alimenticios,en referencia a “la persecución organizada de los productos naturales en España”.

6) Permitir el desorbitado aumento del gasto farmacéutico en España en los dos últimos años, entre otros motivos “por las gravísimas irregularidades sanitarias citadas en la presente denuncia”. Alega el denunciante que “cuando el incremento anual del coste de la vida en España fue de entre el 2 y el 3,8% aproximadamente, en política sanitaria el incremento del gasto farmacéutico entre abril del 2001 y abril de 2002 fue del 20,39%, y entre abril de 2002 y abril de 2003 del 15,69%, todo ello según datos oficiales del propio Ministerio de Sanidad y Consumo”.

Cabe añadir que todos los datos citados por Antonio López-Román fueron recogidos de noticias publicadas por diferentes medios de comunicación y que el denunciante ha presentado dicho material como anexo a su denuncia.
El tiempo dirá si las graves –y constatables- acusaciones del presidente de Oikos son o no investigadas y corroboradas y si, en consecuencia, España es sancionada por incumplimiento de las normas dirigidas a velar por la salud pública. 

También el azafrán tiene efecto anticancerígeno 

El azafrán también tiene eficacia anticancerígena. Así lo afirma Fikrat Abdullaev, jefe del Laboratorio de Oncología Experimental del Instituto Nacional de Pediatría de México, quien ya a principios de la década de los 90 presentó un primer informe sobre los efectos del extracto de azafrán en la inhibición del crecimiento de células malignas, tanto in vitro como en animales. Lo más llamativo, en cualquier caso, es que el azafrán ha demostrado efectos inhibidores tanto en carcinomas como en sarcomas, leucemias y otras células malignas. Constatándose además que no es tóxico y no produce efecto negativo alguno en el crecimiento de las células sanas.
Se piensa que su capacidad anticancerígena se debe a que inhibe el ácido nucleico, las reacciones en cadena de los radicales libres y la interacción de los carotenoides con la topoisomerasa.
La idea ahora es determinar biológicamente en los próximos años los ingredientes activos del azafrán, definir los mecanismos relacionados con sus propiedades terapéuticas, investigar los procesos relacionados con el efecto antitumoral y definir su eficacia y seguridad sobre el tratamiento y prevención del cáncer mediante diversos ensayos clínicos.
Cabe añadir que el azafrán se usaba antiguamente para tratar la tos, la flatulencia, las alteraciones del estómago, los cólicos, los constipados, el asma, las cardiopatías, el insomnio, las hemorragias crónicas uterinas, las alteraciones ginecológicas, la amenorrea, la dismenorrea, la escarlatina y la viruela. Incluso era usada para estimular el sudor y bajar la fiebre. 

Calor y partículas de oro para tratar el cáncer más resistente 

La introducción en los tumores de nanopartículas -partículas microscópicas- fabricadas con sílice y recubiertas de oro que luego son calentadas con luz infrarroja permite destruir el tejido cancerígeno sin afectar al sano, incluso en los cánceres inoperables. Así se ha constado en experimentos con ratones por un grupo de investigadores de los departamentos de Bioingeniería e Ingeniería Eléctrica y Computerizada de la Universidad de Rice, según publica Proceedings of the National Academy of Sciences.
Para insertarlas en el tumor se utiliza la ayuda de un escáner y, a continuación, se irradia luz sobre la piel en la zona afectada con lo que las ondas infrarrojas atraviesan la dermis y calientan las partículas generando en apenas 4 o 5 minutos una temperatura suficiente como para dañar las células cancerosas e impedir que el tumor siga creciendo. 

Las fresas protegen de la radiación cósmica 

Los efectos negativos de la radiación cósmica –que afectan especialmente al sistema nervioso central- se pueden evitar con los antioxidantes que contienen las fresas, según apunta un estudio realizado con ratas. Divididas en tres grupos, al primero se las alimentó normalmente durante dos meses, al segundo se las dio una dieta que contenía un 2% de arándanos y al tercero un 2% de extracto de fresas. Entonces fueron sometidas a una radiación similar a la que los astronautas reciben durante los vuelos espaciales y un año después se comprobó que las ratas radiadas y alimentadas con fresas respondían tan bien como las no radiadas. Según los autores de la investigación, ello “parece demostrar que determinadas dietas antioxidantes pueden prevenir los cambios cognitivos que se producen con la exposición a los rayos cósmicos".

Los antioxidantes protegen el cerebro 

Un nuevo estudio con animales efectuado en la Universidad de California-Irvine demuestra que los antioxidantes –concretamente las vitaminas A (en forma de betacaroteno), C y E- protegen el cerebro ya que ayudan a conservar las habilidades cognitivas durante la vejez.
"Los perros viejos a los que dimos comidas ricas en antioxidantes–explica el doctor P. Dwight Tapp -realizaron mejor una serie de pruebas cognitivas que los que no tomaron esa dieta especial. Es más, los que recibieron antioxidantes desarrollaron las pruebas tan bien como los perros jóvenes”.
Los perros pierden con el paso del tiempo –al igual que los humanos- algunas de sus capacidades. Por ejemplo, a asimilar nueva información. Y tienen también más dificultad para retener datos a corto y a largo plazo. Pues bien, todo indica que una alimentación rica en esas tres vitaminas previene el deterioro cognitivo relacionado con la edad.
Este estudio confirma los resultados de otro efectuado en su día por científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la University of Houston Clear Lake en la que utilizaron una dieta enriquecida con arándanos. Es más, numerosos estudios indican que el consumo de frutas y verduras previene el envejecimiento cerebral, el Alzheimer y otras muchas patologías, incluidas las enfermedades cardiacas y el cáncer. 

Es una sustancia natural extraída de la corteza del tejo
Se cumplen 10 años del anticancerígeno paclitaxel 

El paclitaxel, una sustancia que posee actividad anticancerígena presente en la corteza del tejo -un árbol que predomina sobre todo en el Pacífico- es la base de uno de los productos más usados para combatir el cáncer desde que empezó a comercializarse hace diez años con el nombre de Taxol.
Claro que en realidad el tejo -una conífera de la familia de las taxáceas- contiene diversas sustancias de variadas propiedades medicinales. Los griegos lo utilizaban como antídoto ante las mordeduras de serpiente así como abortivo, tradición que heredaron romanos y celtas. Y los árabes lo usaron por sus propiedades antirreumáticas, diuréticas y antiespasmódicas.
Sin embargo, las propiedades terapéuticas más importantes del tejo se descubrieron en 1958 cuando el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos subvencionó un programa de investigación cuyo objetivo era analizar 35.000 especies vegetales con la esperanza de identificar algún compuesto que permitiese luchar eficazmente contra el cáncer. Aquello permitió que en 1966 dos investigadores del Research Triangle Institute (Carolina del Norte) pertenecientes a ese programa aislaran un compuesto con propiedades citotóxicas extraído de la corteza del tejo del Pacífico, principio activo que terminaría denominándose paclitaxel. No sería sin embargo hasta 1991 cuando decidiera comercializarse como fármaco por la compañía Bristol-Myers Squibb. Hoy se usa sobre todo en los cánceres de ovario, mama y pulmón no microcítico.
La diferencia es que hoy el paclitaxel que se emplea en la fabricación del Taxol no se extrae directamente del tejo ya que ese proceso exigía aproximadamente 10 kilos de corteza para obtener 1 sólo gramo del principio activo. Un problema que los científicos resolvieron desarrollando un complejo proceso de fermentación de células vegetales que permite obtenerlo a partir de cultivos celulares extraídos de las hojas.
El Taxol impide la división de las células al inducir la estabilización de los microtúbulos (estructura necesarias en la duplicación celular) desencadenando el proceso conocido como apóptosis o muerte celular. Se trata de un producto de buena tolerancia pero que sólo aumenta unos meses -a veces unos años- las expectativas de vida. 

La artrosis se alivia con música 

Un grupo norteamericano de científicos afirma que basta escuchar música relajante 20 minutos diarios para aliviar el dolor crónico de la artrosis y disminuir el grado de depresión que experimentan los enfermos. La investigación -publicada en Journal of Advanced Nursing- se realizó en Florida (EEUU) con 66 enfermos de artrosis mayores de 65 años y se demostró que quienes escucharon música de Mozart 20 minutos diarios durante dos semanas (la mitad del grupo) apreciaron una disminución de sus dolores articulares de hasta un 50%. Según los investigadores la razón es que el organismo, al escuchar la música, libera endorfinas, compuestos bioquímicos naturales del organismo de efectos similares a la morfina que carecen de los efectos secundarios de ésta. Las melodías suaves no sólo inducen a la relajación sino que aumentan el humor.
La artrosis es una enfermedad que afecta al cartílago, el tejido que protege las articulaciones y los huesos y disminuye progresivamente la movilidad de aquellos que la sufren. Y contra lo que los especialistas piensan, la mayor parte de las veces se debe a una deficiente ingesta de agua diaria y al consumo excesivo de leche, productos lácteos, refrescos artificiales y bebidas gaseosas (especialmente las colas). 

Continúa la propaganda gubernamental para hacer creer que se avanza algo
Ana Pastor: “La investigación en cáncer es el principal motor para mejorar el tratamiento de los enfermos” 

La ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, afirmó el pasado mes de Noviembre durante la firma del convenio entre la Fundación del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas ( CNIO) y el MD Anderson Cancer Center de Houston que “la investigación oncológica es el principal motor para mejorar el tratamiento de los enfermos” añadiendo que “los investigadores –echándoles por fin un rapapolvo público- deben asumir con urgencia su compromiso ante la sociedad para prevenir, diagnosticar, controlar y curar el cáncer cuanto antes”.
En suma, vino a recordarles lo que esta revista viene denunciado desde su aparición: que la inmensa mayoría de los enfermos de cáncer se mueren porque desde hace décadas la investigación desarrollada no ha servido de nada... salvo para enriquecer a algunos laboratorios y permitir vivir del cáncer a muchos investigadores y médicos. Y eso incluye al CNIO, un pozo sin fondo que no ha aportado resultado alguno a pesar de los numerosos millones gastados.
El acuerdo -que inicialmente durará cuatro años- establece la colaboración entre ambas instituciones en materia de servicios de diagnóstico, investigación básica y aplicada, ensayos clínicos y formación de especialistas. “Este convenio –diría Ana Pastor para justificarlo- sienta las bases de una cooperación científica basada en la innovación y la excelencia. Nos permitirá mejorar los tratamientos y progresivamente alcanzar la curación de los pacientes con cáncer”. Continuando con su discurso propagandístico hizo luego referencia a los “esfuerzos” realizados por su Departamento “para impulsar la investigación básica y clínica en nuestro país en el área oncológica” haciendo mención al Plan Integral del Cáncer que presentó en el Consejo Interterritorial de Salud y que coordina el doctor Eduardo Díaz Rubio.
En suma, España va a gastarse una enorme suma de dinero para permitir a quienes viven del cáncer -y nunca han aportado nada en su curación- seguir haciéndolo.
Ana Pastor aseguró también que en la actualidad la supervivencia del cáncer a los cinco años después de su detección se sitúa en torno al 50%, una afirmación que desmienten todas las estadísticas y el propio responsable del CNIO, Mariano Barbacid.
De hecho, en España se diagnostican cada año 150.000 nuevos casos de cáncer y fallecen 100.000, según datos del Instituto Nacional de Estadística que dejan en entredicho a la ministra. Y la situación del CNIO es tan absurda e insostenible que incluso al subdirector del diario “El Mundo”, José Luis de la Serna -hombre de excelentes relaciones con la industria farmacéutica-, no le quedaba más remedio que publicar hace poco las siguientes afirmaciones: “El año que pronto acabará no ha sido bueno para la investigación del cáncer en España. Las noticias que llegan sobre qué está ocurriendo en el Centro Nacional de Investigación del Cáncer (CNIO) preocupan seriamente a todos los que quieren que la biociencia en nuestro país esté a los niveles que se merece una sociedad desarrollada que económicamente está entre las 10 primeras del planeta. Es muy decepcionante comprobar el esfuerzo baldío que realizan los excelentes científicos que tenemos para que España esté en biomedicina a la altura que merece la bonanza absoluta de la que disfrutamos, según nuestras autoridades. Hace ya varios años que se anunció con gran bombo y platillo lo mucho que iba a dar de sí el CNIO y lo emblemático que iba ser una institución de sus características. Pocas de estas expectativas se han cumplido y lo peor de todo es que buena parte de los oncólogos clínicos, los que ven a los enfermos y tienen los tejidos que se extraen de ellos, están decepcionados. Y sin su entusiasmo y colaboración no hay investigación que pueda prosperar”.
Sin comentarios. 

Sanidad retira del mercado 140 medicamentos y productos homeopáticos tildándolos de “ilegales”  

El Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Subdirección General de Inspección y Control de Medicamentos, ordenó los días 25 y 28 de noviembre pasados la retirada de 140 presentaciones de medicamentos y productos homeopáticos “de carácter ilegal” alegando que contenían plantas o extractos de plantas no incluidos en el registro especial para preparados a base de especies vegetales medicinales y que algunas, además, poseían "reconocida actividad farmacológica" como el muérdago, la vincapervinca, el melioto o el ginkgo biloba.
Entre los productos retirados hay jarabes fitoterapéuticos, plantas simples envasadas en bolsas (cardo mariano, cáscara sagrada o castaño de indias, entre otras), mezclas de plantas en botes, comprimidos, concentrados vegetales, tinturas madres de plantas, infusiones, complementos dietéticos, jaleas, productos energéticos, reconstituyentes y remedios tradicionales.
Asimismo, ordenó la retirada de 25 productos porque tenían la consideración de “medicamentos homeopáticos” y la empresa que los comercializaba tenía autorización como distribuidor mayorista pero no estaba inscrita en el registro de laboratorios farmacéuticos lo que, según la normativa vigente, le impide vender sus productos.
En suma, productos que llevan años en el mercado han sido retirados alegándose que son “ilegales”. Y nosotros preguntamos: ¿eran legales antes e ilegales ahora? ¿En virtud de qué? ¿De una nueva norma que no deja a los empresarios ni tiempo para adecuarse a ella? Lo que pretende en realidad Sanidad y Consumo es retirar pronto todos los productos que tienen propiedades terapéuticas y curativas para ponerlas cuanto antes en manos de las multinacionales como ya denunciamos en nuestro número pasado. ¿Reaccionarán los empresarios del sector ante tamaño atropello o les podrá el miedo? Nosotros tenemos claro que si no lo hacen -y con contundencia- probablemente en menos de dos años hayan desaparecido la mayor parte de esas empresas. 

También afecta a quienes tienen inflamación intestinal y comen mucha carne
Los nitratos del agua de grifo aumentan el riesgo de cáncer de colon en las personas con carencia de vitamina C 

Las personas que tienen carencia de vitamina C, comen mucha carne o sufren alguna enfermedad intestinal inflamatoria pueden contraer a largo plazo cáncer de colon al consumir agua de grifo a causa de la presencia en ella de los nitratos que llegan a los embalses procedentes de los fertilizantes utilizados en agricultura así como por la presencia de basura y de excrementos (animales y humanos).
La investigación -que se hizo sobre 376 personas y ha sido publicada en Epidemiology- demuestra que quienes tomaban menos de 132 mg. de vitamina C al día tenían el doble de riesgo de padecer cáncer de colon si habían estado expuestos a más de 5mg/l de nitrato durante más de 10 años.
El mismo aumento de riesgo se observó entre quienes comen mucha carne -un par de filetes al día- y estaban expuestos a la misma cantidad de nitrato. Por su parte, aquellos con enfermedad intestinal inflamatoria también mostraban un mayor riesgo de cáncer de colon. 

La gran farsa continúa
Ana Pastor presenta el llamado Plan Integral del Cáncer 

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha terminado de elaborar las líneas maestras del llamado Plan Integral del Cáncer -proyectocuyo coordinador será el doctor Eduardo Díaz Rubio-, documento que presentó a primeros de diciembre al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que integran los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas a fin de que aleguen lo que consideren oportuno. Se prevé que una vez éstos respondan y opinen otros “consultores externos” el plan se perfilará de forma definitiva por el Comité Científico antes de finalizar enero del 2004.
Según el ministerio, el plan se pone en marcha ”reclamado por las sociedades científicas y por la ciudadanía en general (?)” a fin de “disminuir la incidencia de cáncer y la mortalidad, a la par que mejorar todos los niveles asistenciales desde una perspectiva de equidad, calidad asistencial y cohesión.”
Justifica el Ministerio su necesidad en el hecho de que en nuestro país “se han constatado importantes diferencias sociales y geográficas en mortalidad, procedimientos y asistencia contra el cáncer”. Es decir, quieren unificar los tratamientos para que se basen en la “evidencia científica disponible” (o, lo que es lo mismo, en lo que afirman las multinacionales que fabrican los inútiles fármacos que actualmente se utilizan. Hay que impedir los nuevos enfoques como sea).
Y precisamente porque lo saben dicen que el Plan Oncológico se centrará en la prevención de factores de riesgo en población general y promoción de hábitos saludables, detección precoz e identificación de personas con factores de riesgo, asistencia a adultos, atención integral al niño con cáncer, calidad de vida y sistemas de información, investigación y cuidados paliativos” (los subrayados son nuestros). Fíjese bien el lector que de curar el cáncer no se habla. La idea es darnos consejos sobre cómo prevenir el cáncer –como si no los conociéramos ya (no fume, no beba alcohol, no tome el sol sin protección, no ingiera grasa saturada, tome fibra suficiente, procure no freír la comida, tome más frutas y verduras, etc.)-, cómo detectarlo antes (para poder engordar las estadísticas de “supervivencia” como ya hemos denunciado en su momento), permitir ganar dinero a algunas empresas de test genéticos que presuntamente nos dirán si somos propensos a padecerlo, asistirnos -no curarnos- integralmente y mejorar nuestra calidad de vida (es decir, poner a nuestra disposición hospitales, aparatos y fármacos con los que puedan ganar dinero quienes viven de la enfermedad), darnos información (parcial, interesada y que justifique lo que cobran), investigar (para que el Estado sufrague multitud de sueldos a un montón de gente que no ha propiciado la curación de un solo caso de cáncer jamás) y darnos cuidados paliativos (más gente cobrando por atendernos sin curar nada).
Y no crea el lector que hacemos demagogia. Los otros objetivos del plan son textualmente, según nota del propio Ministerio de Sanidad, estos: ”Reducir las inequidades ante el riesgo de padecer la enfermedad; disminuir las variaciones injustificadas en el acceso a servicios preventivos y clínicos de calidad; lograr una mejor atención a los pacientes; rehabilitar y reinsertar socialmente a quienes ya han desarrollado la enfermedad y, cuando sea el caso, paliar los sufrimientos de quienes lo han desarrollado; mejorar la información a pacientes, familiares, profesionales, gerentes y responsables políticos; fortalecer los sistemas de vigilancia y de información sobre cáncer, y fomentar la investigación básica, aplicada y operativa para aumentar las oportunidades de evitar el cáncer y tratar, rehabilitar y cuidar a quienes lo padecen”. Es decir, simple palabrería, puro marketing para vender ilusión y justificar los enormes gastos del plan.
En definitiva, desde esta revista denunciamos –una vez más- que el llamado Plan Integral del Cáncer es una iniciativa que sólo tiene como objeto ayudar a la industria que vive del cáncer –profesionales de la Medicina incluidos- a seguir ganando dinero a costa de la vida de la gente y de los presupuestos del Estado... y que no tendrá absolutamente ninguna incidencia ni en la curación del cáncer ni en el descenso de la morbilidad. Sencillamente porque ningún plan de este tipo ha tenido resultado alguno en ningún país del mundo.
¿Hasta cuándo vamos a soportar que nos tomen el pelo mientras casi 100.000 españoles –entre ellos, miles de niños- mueren cada año por esta causa? ¿Cuándo se va a celebrar un debate serio sobre el problema del cáncer en el que participen los médicos, investigadores y científicos que llevan décadas denunciando la actual farsa? 

Crisis total de la industria farmacéutica 

Que la gente ha empezado a hartarse de tanto fármaco inútil y peligroso lo venimos avisando desde hace tiempo. Y que por eso la industria farmacéutica ha decidido quedarse con el negocio de los suplementos dietéticos y fitoterapéuticos con la complicidad interesada de algunos políticos y funcionarios -tanto en instituciones gubernamentales como internacionales- mediante la restricción de su comercialización ya que no son patentables, también (lea el editorial de nuestro anterior número). Solo que mucha gente se resiste a creerlo.
Pues bien, hasta José Luis de la Serna, subdirector del diario “El Mundo”, lo reconoce ya abiertamente. Lea el lector lo que publicó en su columna hace unos días: “La industria farmacéutica está pasando una de las peores crisis de su historia. La base de un negocio considerado por muchos analistas tan rentable o más que la banca o las petroleras ya está dando muestras de agotamiento. Las compañías que venden medicinas dependen de su capacidad para desarrollar y sacar al mercado -y con frecuencia- fármacos novedosos que remedien o palien los problemas que tienen los pacientes. Durante décadas, la metodología con la que se conseguían estos productos ha dado, en general, muy buenos resultados. Sin embargo, ahora hay evidencia clara de que el camino por el que ha transitado la investigación con la que se obtenían productos farmacéuticos ha llegado a su fin. La industria del medicamento no tiene hoy en día una cartera de nuevos productos con la que encarar con optimismo los próximos años. La crisis es muy seria”.
De la Serna cuenta luego que ello ha llevado a Novartis -la multinacional con sede en Suiza- “a dar posiblemente uno de los pasos más espectaculares que se han visto en los últimos años en el intento de paliar el riesgo de quedarse, con el tiempo, con poco que vender. Su presidente ejecutivo, Dan Vasella, ha trasladado toda la investigación innovadora de Novartis a Boston (EEUU) y la ha colocado en medio del campus del Instituto de Tecnología de Massachusetts (el mítico MIT). Allí se están preparando 150.000 metros cuadrados de laboratorios capaces de acoger en los próximos años a varios centenares de los mejores científicos del mundo.”
De la Serna añade que al frente estará el doctor Mark Fishman, quien le manifestaría lo siguiente: “Nuestra misión es intentar que a finales de esta década hayamos conseguido una forma de obtener medicinas completamente diferente a la que existe ahora”. Agregando que “ahora el desafío se centra en entender en profundidad el mecanismo de las enfermedades” ya que“así la aproximación terapéutica se hará desde el conocimiento de la biología molecular de cada problema”.
Comenta entonces De la Serna que “incluso esa expresión, relativamente moderna, lleva camino de quedarse obsoleta ya que Fishman, como otros científicos, cree que ‘hay que integrar la biología, los genomas, las técnicas de imagen y los modelos animales de las enfermedades’. Así, en Biomedicina se está acuñando un nuevo término con el que denominar esta nueva metodología. ‘De lo que tenemos que hablar es de la biología o patología de los sistemas, más que de las moléculas, las células o los tejidos’, dice el experto.
Casi toda la innovación que en el futuro se vea en terapéutica dependerá, por supuesto, del genoma. Pero Fishman es tajante al recordar la complejidad de comprender cómo actúan los 30.000 genes que existen en el hombre y las 250.000 proteínas que éstos codifican. Según el cardiólogo, ‘el desafío consiste en entender el funcionamiento de los genes en red, sin olvidar la influencia que el medio ambiente también tiene sobre ese funcionamiento’”.
Y termina diciendo de la Serna: “El cambio de paradigma tan marcado que vaticina Fishman no sólo alcanzará a la investigación y desarrollo de los fármacos. Para este científico, y para muchos otros, habrá que rediseñar completamente los ensayos clínicos. Éstos deberán responder con mucha definición a preguntas médicas muy específicas, al contrario de lo que sucede ahora. ‘Primero tendremos que tener claro el mecanismo de una patología, luego encontrar a la población en la que intentar modificar este engranaje y después tener el paraguas biotecnológico con el que probar este concepto en el humano’”.
Hasta aquí lo dicho básicamente en el artículo de José Luis de la Serna. Texto que, una vez leído, obliga a unas simples preguntas: después de los comentarios de Fishman, ¿a alguien le queda aún alguna duda sobre la validez real de las terapias farmacéuticas actuales? ¿No les hace sonrojarse de vergüenza a nuestros médicos y autoridades sanitarias tal confesión? 

El Parlamento Europeo aprueba el código sobre homeopatía 

El Parlamento Europeo ha aprobado el código comunitario sobre medicinas homeopáticas y basadas en hierbas en el que se permite la mezcla de ingredientes vegetales activos con minerales y vitaminas. La legislación actual sobre este tipo de medicinas se completa con una categoría de fármacos de uso tradicional basados en plantas.
En cambio, la norma no afecta al uso de plantas o hierbas en alimentos o suplementos alimenticios. Así, esta utilización de las plantas seguirá rigiéndose por la legislación nacional de los estados miembros de la Unión Europea que podrá ser objeto de armonización en el futuro mediante una modificación de la Directiva comunitaria o mediante el Reglamento previsto sobre el enriquecimiento de los alimentos.
La homeopatía se basa en aplicar a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían a la persona sana síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir. 

Así lo reconoce uno de los ejecutivos de la GlaxoSmithKline
La mayoría de los medicamentos sólo son eficaces entre el 30% y el 50% de los casos 

Allen Roses, vicepresidente del Departamento de Genética de una de las multinacionales farmacéuticas más importantes del mundo, la GlaxoSmithKline, ha tenido la inusitada valentía de reconocer que la mayoría de los medicamentos sólo tienen eficacia entre el 30% y el 50% de las personas que los toman. Hasta el punto de que aconseja hacer análisis de ADN para identificar a los pacientes que puedan responder positivamente a un tratamiento. Y semanas después, ninguna gran empresa del sector le ha desmentido.
¿Reaccionarán el Ministerio de Sanidad y Consumo así como los médicos ante tamaña afirmación? Lo dudamos.
Lo increíble es que la portavoz de la multinacional, ante las preguntas sobre el parecer de la compañía ante esa declaración, se ha limitado a contestar que lo dicho por Roses “no debería haber sorprendido” porque “ya se sabe de sobra que hay variaciones en las respuestas de las personas a las medicinas debido a sus diferencias genéticas". Añadiendo que “es verdad que los medicamentos no actúan en todos los pacientes pero sí en una gran proporción de ellos”. Algo –agregó- que “saben también quienes regulan la aprobación de los fármacos”. "Todo el mundo –reconoció Roses- ha utilizado fármacos que no le funcionaron, fuera para intentar paliar un dolor de cabeza o de espalda. Y eso pasa porque cada persona tiene una sensibilidad distinta al medicamento por razones genéticas"
En el número anterior de la revista comentábamos ya tanto en nuestra editorial como en la sección de Noticias que las multinacionales estaban intentando quedarse con el sector de las medicinas alternativas porque la gente empieza a rechazar mayoritariamente los fármacos convencionales tanto por su ineficacia como por sus tremendos efectos yatrogénicos. La confesión pública de este ejecutivo lo corrobora ya sin género de dudas.
Es más, Roses -experto en Farmacogenómica, ciencia que pretende determinar qué tratamientos son más adecuados para una persona según sus genes- reconoció abiertamente que los fármacos usados para luchar contra el cáncer no son eficaces en el 75% de los casos, los usados para el Alzheimer no funcionan en 2 de cada 3 pacientes y los indicados para la migraña, la osteoporosis y la artritis no actúan en la mitad de las ocasiones. Agregando que ello se debe a que hay genes que, de alguna forma, interfieren con el principio activo. Una explicación, por cierto, no demostrada.
Sin comentarios. 

¿Es el uso de desodorantes la principal causa del cáncer de mama? 

Gabriela Casanova Larrosa, profesoraasistente del Departamento de Biología Celular y Molecular de la Facultad de Ciencias en la Universidad de la República Oriental del Uruguay, nos ha hecho llegar un comunicado en el que afirma que el clorohidrato de aluminio que utilizan en su composición ciertas marcas de desodorantes –que no mencionamos- pueden causar cáncer de mama al provocar la mutación de las células.
Según explica, la mayoría de los desodorantes son también antitranspirantes y, por tanto, evitan la eliminación de toxinas a través de las axilas y eso lleva al cuerpo a depositarlas en las glándulas linfáticas que se encuentran bajo los brazos. Esa sería la razón –afirma- de que la mayoría de los tumores cancerígenos de mama se encuentren en ese cuadrante superior, precisamente donde se encuentran las glándulas.
Y añade que aunque a los hombres parece ocurrirles en menor proporción no están exentos de desarrollar cáncer en esa zona por la misma causa. La diferencia -explica- podría estar en que los antitranspirantes usados por los varones se quedan mayormente en el vello y no en la piel.
Las mujeres que se aplican antitranspirante nada más afeitarse la axila incrementarían el riesgo debido a las pequeñas heridas que se producen en la piel facilitando que el producto penetre más rápidamente. 

Un extracto de lirio ayuda a combatir el cáncer 

La ciclopamina, sustancia presente en el lirio salvaje o Veratrum californica, parece ser eficaz en el tratamiento de una amplia variedad de tumores. Así se desprende de dos ensayos recientes llevados a cabo por científicos estadounidenses tanto con células cancerosas en laboratorio como con ratones.
En uno de los ensayos –realizado en la Universidad Johns Hopkins- se demostró que la ciclopamina bloquea una proteína implicada en el desarrollo del cáncer de esófago, estómago y páncreas. Tras 12 días de tratamiento el tamaño de los tumores era notablemente inferior en los ratones que habían recibido la sustancia que en el grupo de control.
En el segundo de los trabajos –desarrollado en el Hospital General de Massachusetts en colaboración con investigadores de la Universidad de Harvard- se constataron efectos similares aunque sólo se probó en tumores pancreáticos.
Los especialistas son cautos de momento sobre sus posibilidades porque el lirio salvaje –o lirio de la pradera, que también así se le llama-, planta muy común en las praderas del oeste de Estados Unidos, puede provocar problemas neuronales o de tipo congénito. Al menos así sucede en los animales que pastan en esos campos.
Cabe añadir que la ciclopamina ya había demostrado su capacidad para detener el daño provocado en los pulmones por el tabaco e, incluso, su utilidad en casos de meduloblastomas, unos de los tipos de tumores más agresivos en niños.



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER