REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 141 / SEPTIEMBRE / 2011

NOTICIAS / SEPTIEMBRE / 2011


Manifiesto contra la contaminación electromagnética 

Con motivo del Día Internacional contra la Contaminación Electromagnética que se celebró el pasado 24 de junio varios cientos de colectivos sociales firmaron en España un manifiesto en el que se exigía a los gobiernos central, autonómicos y locales, a los diputados y senadores, y a la clase política en general medidas urgentes y concretas para proteger la salud de los ciudadanos ante la brutal contaminación electromagnética que sufre ya nuestra sociedad así como “la aplicación del Principio de Precaución y el inmediato establecimiento como límites máximos legales de 100 nT (nanoteslas) para las emisiones de baja frecuencia y de100 μW/m2 (microvatios por centímetro cuadrado) para las de alta frecuencia”. Basándose para hacer esas sugerencias en la Comunicación de la Comisión Europea de 2 de febrero de 2000 en la que se manifestaba que “el Principio de Precaución puede invocarse cuando es urgente intervenir ante un posible peligro para la salud humana (…). Se aplica sobre todo en los casos de peligro para la salud pública. Gracias a él es posible, por ejemplo, impedir la distribución de productos que puedan entrañar un peligro para la salud o incluso proceder a su retirada del mercado”.
Los firmantes explicarían en el Manifiesto que su reivindicación se basa en el hecho de que…
….la Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), clasificó el pasado 31 de mayo de 2011 los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como “posiblemente cancerígenos en humanos (grupo 2B)” basándose en un mayor riesgo de glioma –cáncer de cerebro– asociado con el uso de teléfonos móviles. En esta misma clasificación de riesgo 2B ya fueron incluidos en el 2002 los campos magnéticos de baja frecuencia, es decir, los producidos por las torres de alta tensión, los transformadores urbanos, las instalaciones eléctricas, etc. Además la Asamblea del Consejo de Europaaprobó el pasado 27 de mayo de 2011 una resolución instando a los gobiernos europeos a adoptar de inmediato las medidas necesarias y oportunas para reducir la exposición de los ciudadanos a todo tipo de radiaciones electromagnéticas.
…existe abundante literatura científica independiente que señala inequívocamente que los niveles de contaminación electromagnética a los que está expuesta hoy la población son inaceptables porque suponen un riesgo grave para la salud o la seguridad de las generaciones actuales y futuras así como para el medio ambiente. Véanse en este sentido la Resolución de Viena (1998), la Declaración de Salzburgo (2000), la Declaración de Alcalá de Henares (2002), el Llamamiento Médico de Friburgo (2002), la Resolución de Catania (2002), el Llamamiento de Helsinki (2005), la Resolución de Benevento (2006), la Resolución de Londres (2007), el Informe Bioinitiativa (2007), el Consejo del Panel Internacional en Campos Electromagnéticos (2008), el Llamamiento Holandés (2009), la Resolución de Venecia (2008), la Resolución de Benevento (2008), la Resolución de Porto Alegre (2009), la Declaración de París (2009), la Convención Internacional de Würzburg (2010), la Resolución de Copenhague (2010) y la Declaración de Seletun (2011), entre otras.
Las organizaciones firmantes añadirían que “la visión actual del problema de las radiaciones electromagnéticas está empañada por afirmaciones que no se corresponden con la realidad” por lo que a su juicio debe aclararse que:
-Es falso que exista un debate científico real sobre la potencial peligrosidad de las radiaciones electromagnéticas. Los estudios científicos independientes efectuados en todo el mundo coinciden en su peligrosidad aunque haya otros financiados directa o indirectamente por las empresas eléctricas y de telecomunicaciones que concluyan que aún no hay nada claro.
-La legislación actual sólo reconoce los efectos térmicos de las radiaciones electromagnéticas obviando los efectos atérmicos cuando muchos estudios han asociado ya éstos a daños en el ADN de las células y a la aparición de diversas patologías, entre ellas leucemia y tumores cancerígenos.
-Es inadmisible que cuando los ciudadanos deciden defender sus derechos el sistema les exija que sean ellos quienes demuestren los efectos nocivos de las tecnologías que les rodean cuando atendiendo a las leyes y al Principio de Precauciónes la industria la que debe demostrar que los productos y tecnologías que introduce en el mercado son seguras para la población. Es necesario evitar que vuelva a suceder lo que pasó con el amianto, el tabaco, el plomo, el benceno, el DDT y tantos otros productos tóxicos que se comercializaron irresponsablemente produciendo daños irreparables para millones de personas.
-La industria argumenta que las tecnologías que usa son seguras por estar dentro de los “límites legales” aprobados para las radiaciones electromagnéticas pero no es de recibo asumir que esos límites de exposición son indiscutibles y seguros. Tales límites fueron fijados hace muchos años con un entorno electromagnético mucho menos agresivo, basándose en tecnologías mucho menos desarrolladas y con un grado de uso y de penetración social muy inferior al actual. Las nuevas tecnologías han avanzado vertiginosamente en los últimos 10 años y el nivel de riesgo al que estamos expuestos en la actualidad no es comparable al que había cuando se dictó la actual legislación.
-Gran parte de la población no es consciente de los riesgos que conllevan lasradiaciones de las torres de alta tensión, los trasformadores, las antenas de telefonía, los móviles e inalámbricos, los sistemas Wi-Fi y WLAN o los radares. Sin embargo el riesgo por sobreexposición a sus radiaciones es alto y está ampliamente documentado por la literatura científica independiente que relaciona daños en los sistemas inmunológico, neurológico y neurovegetativo. En los casos más graves, como indican numerosos estudios que la OMS no ha podido obviar, las personas desarrollan tumores o leucemia. Los efectos de dichas tecnologías sobre nuestro organismo son acumulativos, y además el riesgo es mayor para grupos de población vulnerables (niños, mujeres embarazadas, ancianos y enfermos). Las radiaciones electromagnéticas también han desencadenado la aparición de enfermedades que hasta ahora no existían como la electrosensibilidad o hipersensibilidad electromagnética, reconocida como enfermedad en otros países pero no aún en el nuestro.
-Se ha debatido mucho sobre los posibles riesgos de los teléfonos móviles y de las antenas de telefonía peroexisten muchas otras tecnologías que emiten las mismas radiaciones electromagnéticas y, por tanto, son igualmente peligrosas. La contaminación electromagnética proviene de aparatos que emiten radiaciones electromagnéticas de alta frecuencia y de baja frecuencia. Entre los del primer tipo están los teléfonos inalámbricos y móviles, las antenas, los Wi-Fi, el Wimax, los radares y otros dispositivos. Y entre los que emiten radiaciones electromagnéticas de baja frecuencia las líneas de alta tensión, los transformadores urbanos y algunas instalaciones eléctricas.
“En suma, las organizaciones abajo firmantes–termina diciendo el Manifiesto- exigimos a los legisladores y a las autoridades de todas las administraciones que apliquen correctamente el Principio de Precaución y se modifiquen de inmediato y sin tener que esperar a nuevas “comprobaciones” los limites de exposición actualmente contemplados por la ley. Y, asimismo, que exijan a las compañías implicadas la adopción de medidas en el menor plazo de tiempo posible para resolver toda situación que pueda provocar daño a la salud de las personas. Entre otras cosas, impidiendo que haya torres de alta tensión o transformadores cerca de las viviendas habitadas, alejando las antenas de telefonía del interior de las poblaciones y eliminando los sistemas Wi-Fi de las escuelas, centros comerciales, hoteles, parques y otros lugares de esparcimiento público(la negrita y el subrayado son nuestros).
Entre los firmantes se hallan Ecologistas en Acción, la Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), la Plataforma Estatal contra la Contaminación Electromagnética -integrada por más de 200 asociaciones, confederaciones y federaciones-, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (integrada por más de 250 asociaciones de vecinos de toda España), la Asociación De Personas Afectadas por Productos Químicos y Radiaciones Ambientales (APQUIRA), la World Association for Cancer Research (WACR), la Fundación para la Salud Geoambiental, la Fundación VIVO SANO, la Fundación Alborada, la Asociación para el cuidado de la vida en un planeta vivo (Plural-21), la Asociación Española de Bioconstrucción (AEB), la Asociación de Afectados por los Síndromes de Sensibilidad Química Múltiple, Fatiga Crónica, Fibromialgia y para la Defensa de la Salud Ambiental (ASQUIFYDE), la Confederación Nacional de Fibromialgia y Fatiga Crónica, el Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental (FODESAM), la Asociación de Estudios Geobiológicos (GEA), el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS), la Asociación Española de Afectados por Mercurio de Amalgamas Dentales y Otras Situaciones (MERCURIADOS), la Organización para la Defensa de la Salud (HDO) y muchas otras así como organizaciones extranjeras entre las que destacan laRadiation Research Trust de Reino Unido, la Electromagnetic Radiation Research Foundation de Sudáfrica, la Wireless Radiation Safety Council de Canadá y la EMF Safety Network, también de Canadá.


Propuesta para demostrar que el VIH no existe y el SIDA es un montaje

El Dr. Santiago Moreno, miembro de la Plataforma VIH en España, propuso el pasado mes de junio en el XIV Congreso Nacional sobre SIDA celebrado en Zaragoza que el estado someta de forma sistemática a los llamados test del VIH a todos quienes integran los considerados “grupos de riesgo” o, aún mejor, a toda la población. “Ello permitiría –afirmó este médico- diagnosticar la enfermedad a muchos pacientes en estadio asintomático con lo cual se beneficiarían plenamente de todas las ventajas del tratamiento antirretroviral y se podría evitar la transmisión de la infección por parte de este tipo de pacientes”. En otras palabras, se trata de una estrategia que permitiría a quienes comercializan esos test ganar mucho dinero y a quienes fabrican los inútiles fármacos antirretrovirales forrarse vendiéndolos a mansalva.
Lo singular es que esta iniciativa no habría tenido mala acogida entre quienes afirma que el VIH no existe y el SIDA es un montaje. Al contrario, a muchos les encantaría la idea en principio ya que dada la nulidad de tales test el número de personas a las que se etiquetaría como seropositivas sería tan grande que la cifra, por absurda, demostraría que los test no sirven para lo que se afirma y el SIDA es un montaje. Y decimos en principio porque nadie puede prever el efecto que causaría un diagnóstico de ese calibre en muchas personas que confían ciegamente en sus médicos y analistas.
De ese modo, y para evitar este riesgo, algunos proponen empezar sometiendo a esos test a todos los miembros del Gobierno de España y de todas las autonomías, a los miembros del Congreso de los Diputados y del Senado, a todos los diputados autonómicos, a las autoridades municipales y a los médicos. Lo que sin duda todos ellos aceptarán gustosos a fin de dar ejemplo a la población de lo útil de tales medidas preventivas. ¿Que los datos indican que un altísimo porcentaje son “seropositivos” (lo más probable dada la “fiabilidad” de los test)? Pues nada, que se tomen los fármacos antirretrovirales que tan eficaces les parecen. A fin de cuentas si éstos les llevan a enfermar o a la muerte tanto ellos como la agradecida población entenderían su patriótico sacrificio...
Por nuestra parte creemos que es buen momento para recordar -una vez más- algunas cosas reiteradas en esta revista. Y la primera es que nuestra sociedad –especialmente las clases médica, política y periodística- siguen sin querer admitir algo tan obvio como que existe un debate internacional científico inconcluso tanto sobre la existencia del VIH como sobre la enfermedad llamada SIDA que se supone provoca. Debate que abarca desde la investigación básica realizada hasta la constante violación de los derechos humanos fundamentales de millones de personas pasando por las implicaciones éticas, sociales, médicas, psicológicas, políticas, económicas, personales o familiares del binomio VIH-SIDA. Y es que es imprescindible entender que:
1) A fecha de hoy -treinta años después de que se publicara el primer informe de supuestos “casos de SIDA” y veintisiete desde que Robert Gallo afirmara fraudulentamente haber encontrado el “virus del SIDA”- nadie ha presentado las mínimas pruebas científicamente exigibles para afirmar que existe el VIH.
2) Aún en el caso de que el VIH existiese –y recordamos que ese presunto virus ni siquiera ha sido aislado- sería indispensable para comprobar que alguien se ha infectado con él disponer de un instrumento válido de diagnóstico: sólo así se podría hablar de “infectados por el VIH” o de “prevalencia de infección por VIH”. Y ese no es el caso de los test usados para detectar la existencia en una persona del VIH: el Elisa, el Western Bloty otros. Los datos objetivos de que se dispone descartan su validez y fiabilidad; por tanto, no es cierto que las personas actualmente etiquetadas como “seropositivas” estén infectadas con el supuesto VIH.
3) Por grotesco que pueda parecer, los propios laboratorios se curan en salud ante posibles reclamaciones y advierten en las instrucciones y prospectos de los mismos test que fabrican que ni detectan el VIH ni dar positivo implica que alguien padezca SIDA.. Para muestra un botón: la multinacional Abbott reconoce de forma textual que “actualmente no hay patrón oro reconocido para establecer presencia o ausencia de anticuerpos del VIH-1 en sangre humana”. Sin comentarios.
4) Los integrantes de la Plataforma VIH en España son o han sido asesores del Plan Nacional sobre SIDA, organismo responsable de las políticas sobre SIDA del Ministerio de Sanidad español. Y debemos decir en ese sentido que el 1 de febrero de 2010 nuestro compañero Jesús García Blanca se dirigió a la sede del Plan Nacional sobre SIDA para pedir los documentos técnicos y científicos que han servido de base a las políticas sobre SIDA en España, entre ellas las recomendaciones de test. Una petición que viene haciendo ¡desde 1997! sin obtener respuesta alguna. A pesar de que en su último escrito recordaba a la Secretaría del Plan Nacional sobre SIDA que la Administración tiene la obligación legal de facilitar a los ciudadanos la información relativa a sus competencias y funcionamiento. Algo que a los miembros de ese organismo les importa un rábano y por eso continúa sin aportar lo pedido. El lector debe saber que la documentación técnica que se utiliza como base para la política que sobre SIDA desarrolla el Ministerio de Sanidad español lo establece y elabora un Consejo Asesor Clínico al que pertenecen o han pertenecido los integrantes de la Plataforma VIH en España. ¿Qué ocurre pues con esos documentos? ¿Es que nunca se elaboraron? Porque si no existen, ¿sobre qué base toman decisiones de tanta trascendencia para la salud de las personas? Y si existen, ¿cuál es el motivo para negarse a entregarlos? ¿Qué esconden?
5) Los miembros de la citada plataforma tienen o han tenido además cargos de responsabilidad en la Sociedad Española Interdisciplinar del SIDA (SEISIDA), el Grupo de Estudio del SIDA (GESIDA), la Fundación para la Formación e Información sobre Tratamientos en el ámbito del VIH (FIT) y la Red Española de Investigación en SIDA (RIS). Sociedades creadas para dar apariencia de seriedad a todo este montaje. Basta para entenderlo saber quiénes son los patrocinadores de esas fundaciones o sociedades:
-De la Sociedad Española Interdisciplinar del SIDA (SEISIDA) los laboratorios Abbott, Boehringer Ingelheim, Gilead, Janssen (Johnson & Johnson), MSD (Merck Sharp & Dohme) yViiV Healthcare (GlaxoSmithKline & Pfizer).
-Del Grupo de Estudio del SIDA (GESIDA) los mismos laboratorios antes citados más Glaxo, Pfizer y Roche.
-De la Fundación para la Formación e Información sobre Tratamientos en el ámbito del VIH (FIT) los laboratorios Abbott, ViiV Healthcare (GlaxoSmithKline & Pfizer), Janssen-Cilag, Gilead, Merck Sharp & Dome y Roche Farma.
Es decir, que quienes financian las instituciones públicas y organismos privados en los que medran los autodenominados “expertos en SIDA” –incluido el propio Congreso Nacional que ha servido de plataforma de lanzamiento de las propuestas- son los fabricantes y vendedores de los tests-chapuza del VIH o de los carísimos productos tóxicos que se les prescribiría a los que dieran positivo a los tests así como de las pruebas que forman parte de los protocolos de seguimiento periódico que se les haría a esas personas; pruebas y protocolos igualmente carentes de base técnica o biológica.
En cuanto a la Red Española de Investigación en SIDA (RIS) recibe fondos europeos y dinero público procedente del Ministerio de Ciencia e Innovación estando financiada por el Instituto de Salud Carlos III, principal conexión en España del Servicio de Inteligencia de Epidemias (EIS), servicio cuasi-secreto integrado en los Centros de Control de Enfermedades (CDC) del Servicio de Salud estadounidense. Como en su día explicó nuestro compañero Jesús García Blanca en estas mismas páginas el EIS tiene hoy agentes “incrustados” en numerosas instituciones internacionales, organismos públicos nacionales, medios de comunicación y puestos claves de las estructuras sanitarias de muy diversas naciones -incluida obviamente España- en los que ocupan o han ocupado cargos de responsabilidad en el propio Plan Nacional sobre SIDA; en particular, en su Consejo Asesor. Cabe añadir que estas dos agencias jugaron en 1981 un papel clave en la creación de la falsa epidemia SIDA –como ya hicieron en otras falsas epidemias como las de la polio y las de las sucesivas gripes- y continúan siendo los principales impulsores delMontaje SIDA.
6) En cuanto a los productos presentados, vendidos, prescritos y administrados como “tratamientos antivirales” es preciso saber que todos -sin excepción- son potentes tóxicos que dañan la información genética y los centros de energía de las células. Son pues los que han producido -y continúan produciendo- buena parte de las muertes atribuidas al VIH. Algo que se presenta falsamente como “inevitable efecto secundario” cuando es el único efecto real que puede esperarse de tales venenos ya que tanto sus fabricantes como los responsables del Departamento de Salud estadounidense reconocen públicamente su inutilidad terapéutica.
Basta entrar para comprobarlo en la web InfoSIDA y leer lo que se dice por ejemplo de Conbivir, uno de los supuesto antirretrovirales “modernos”, píldora combinada "dos en uno" que contiene Retrovir (zidovudina o AZT) y Epivir (lamivudina o 3TC): No cura ni previene la infección por el VIH ni el SIDA, ni reduce el riesgo de transmisión del virus a otras personas”. Algo que corrobora la multinacional GlaxoSmithKline: Conbivir no es una cura para la infección por VIH”.
Y las fichas de otros antirretrovirales son también suficientemente elocuentes: Retrovir no es una cura para la infección por VIH o el SIDA (GlaxoSmithKline), Viramune no cura el VIH ni el SIDA (Boehringer Ingelheim), No se sabe si Crixivan prolongará la vida (Merck), Viread no cura la infección por VIH-1 ni el SIDA (Gilead)...
Luego, ¿por qué los médicos recetan estos peligrosos e inútiles fármacos? ¿Y por qué a quienes les etiquetan de “seropositivos” se los toman? ¿Alguien lo entiende? ¿Alguien entiende por qué los médicos, los políticos y los medios de comunicación apoyan esta farsa criminal?


Luc Montagnier confirma que se pueden grabar en el agua frecuencias terapéuticamente útiles

A comienzos del pasado verano el Premio Nobel Luc Montagnier visitó nuestro país para dar una conferencia en el SHA Wellness Clinicubicado en la Playa del Albir de Altea (Alicante) sobre el papel de los antioxidantes en el proceso de regeneración celular. Un tema sin duda de interés pero mucho menor que el que representa su nueva línea de investigación plasmada en sus artículos Electromagnetic Signals Are Produced by Aqueous Nanostructures Derived from Bacterial DNA Sequences y DNA waves anda water cuya información principal recogimos en el reportaje que con el título Luc Montagnier: ¡El ADN transmite electromagnéticamente información al agua! publicamos en el nº 138 y complementamos con otro dedicado al trabajo de Jacques Benbeniste que apareció en el nº 140 con el título La memoria del agua (el lector puede leerlos en nuestra web:www.dsalud.com).
Una información mínimamente esbozada en su presentación que apenas llamó por ello la atención de aquellos asistentes que no habían leído Discovery DSALUD, poco conscientes del alcance de lo revelado por el premio Nobel. Propuestas impactantes y sorprendentes que apenas suscitaron por eso comentarios ni entre el público ni entre los periodistas.
Recordemos sin embargo que tras la nueva línea de trabajo de Montagnier subyacen dos ideas básicas: la primera, que el ADN de los seres vivos es capaz de transmitir al agua su “huella electromagnética” y con ella sus posibilidades vitales; la segunda, que esa huella electromagnética puede transmitirse en forma de frecuencias de un recipiente de cristal a otro entre los no que existe contacto y ello parece indicar que esas mismas frecuencias deben pues poder incidir en el agua interna del ser humano.
Algo -como ya dijimos en los artículos citados- que rescata del olvido los importantes trabajos del científico francés Jacques Benveniste. La diferencia en realidad es que éste fue anatemizado por sus descubrimientos y quien ahora los apoya es un Premio Nobel de prestigio en la comunidad científica.
Bueno, los trabajos de Benveniste y los de quienes le precedieron en ese ámbito como ya explicamos también en esos textos: los científicos soviéticos Alexander Gurwitsch -en la década de los 20 del siglo pasado-, V. P Kaznacheyev, S. P. Shurin y L. P. Mikhailova, éstos a mediados del siglo XX. No olvidemos asimismo que el trabajo de Montagnier reivindica científicamente la eficacia de la Homeopatía.
Pues bien, Montagnier tuvo la amabilidad de atender a nuestro compañero Antonio Muro unos minutos mostrando al final de ese breve encuentro -tal y como ya les había adelantado a sus anfitriones durante la cena protocolaria y que éstos nos transmitieron amablemente- su satisfacción por haber encontrado en Discovery DSALUD un medio de divulgación -probablemente el único en nuestro país- que realmente está al día de sus propuestas, tanto en el ámbito que hemos explicado como en el de sus reivindicaciones sobre la nutrición como herramienta terapéutica para tratar a las personas diagnosticadas de seropositivas. El tiempo que nos dedicó -dada la cantidad de medios de comunicación presentes- fue escaso pero la importancia de lo que dijo fue grande. Este es el diálogo mantenido por Muro con Montagnier:
-Hace unos años, poco antes de recibir el premio Nobel, usted afirmó en nuestra revista que un sistema inmunitario fuerte podía llegar a controlar el VIH. ¿Sigue manteniéndolo hoy?
-Quiero aclarar que no es posible curar el SIDA mediante la nutrición pero sí sabemos de la importancia de tener un buen sistema inmune frente a la enfermedad y de la relación entre ésta y una adecuada nutrición. Una persona sana puede estar expuesta al VIH y gracias a su estado de salud, a la fortaleza de su sistema inmunitario, no verse afectado por él. Y en el caso de aquellas personas que ya están afectadas por el virus y están siguiendo un tratamiento con antiretrovirales creo que una adecuada nutrición, el consumo de antioxidantes naturales, puede ayudarles a reestructurar su sistema inmune y a fortalecerlo frente al virus.
-¿Por qué cree que a usted, que le utilizan como referencia en el caso del VIH y el SIDA, sus colegas y los medios de comunicación le ignoran cuando habla de la importancia de la calidad del agua, la nutrición y los suplementos antioxidantes como medios para combatir el VIH y frenar la expansión del SIDA en el Tercer Mundo?
-Ya se lo puede suponer–nos diría sonriendo ampliamente y encogiéndose de hombros-. El problema es que la gente tiende a concebirlo todo de una forma unívoca: una sola enfermedad, un solo agente causante, una sola cura. Sin embargo ese planteamiento no funciona ni en el caso del SIDA ni en el de las enfermedades crónicas. La gente debería preguntarse, en lugar de hacerse ese planteamiento, por qué hay tantas diferencias entre el SIDA que se sufre en África y en los países desarrollados. Y esas diferencias se deben principalmente a diferencias nutricionales e infecciosas.
-Y como no le hacen caso se va usted a China y nos deja...
-Bueno –responde sonriendo de nuevo-, me han ofrecido un puesto en Shanghai y dado que allí también hay SIDA me interesa mucho ir y tratar de ayudarles.
-Háblenos de su trabajo actual. ¿Es cierto que poniendo dos envases de vidrio juntos en uno de los cuales se ha procedido a una disolución bacteriana de tal manera que ya es imposible encontrar trazas físicas y en el otro agua existe una huella electromagnética de la bacteria disuelta en el primero que puede acabar dando lugar a una realidad física y tangible en el segundo?
-Así es. Y así lo estamos demostrando con nuestras investigaciones. En el agua se produce una reacción que llamamos "quantum coherent donatio". Hay millones de partículas que recogen y guardan dicha información electromagnética que puede leerse en los polímeros y así reproducir el ADN original. Es más, debo decir que a mi juicio enfermedades como el parkinson y el alzheimer tienen tras de sí una huella electromagnética que puede detectarse.
-¿Y detectando las huellas electromagnéticas podría avanzarse en el diagnóstico de la enfermedad?
-Se sabe que las mucosas humanas son permeables y creemos que a medida que avanza el proceso de envejecimiento ciertas partículas bacterianas que tendrían su propia huella electromagnética van llegando al cerebro y acaban dañando las neuronas. Se produce una cadena de acontecimientos en la que la información de los péptidos acaba bloqueando la sinapsis de las neuronas. Sabemos asimismo que en todo este proceso el zinc juega un papel fundamental así que creo que en el futuro la importancia de este mineral en la dieta aumentará notablemente. Estamos apenas al principio de las investigaciones y es pues sólo una hipótesis que podamos detectar esas partículas a través de sus frecuencias con el suficiente tiempo para actuar en consecuencia.
-Su colega el doctor Benveniste consideraba que las frecuencias electromagnéticas biológicas pueden neutralizarse utilizando las frecuencias inversas. ¿Se puede aplicar esto a sus investigaciones sobre la transmisión de ondas electromagnéticas?
-Estoy convencido de que sí. Y de que en el futuro podremos utilizar las frecuencias inversas para el tratamiento de ciertas enfermedades.
-En otra de sus afirmaciones más controvertidas Benveniste aseguró que los archivos digitales con las huellas electromagnéticas de bacterias y virus podrían transmitirse a través de Internet de un lado al otro del globo. ¿Comparte también esa convicción?
-Sí. Por supuesto, hablamos del futuro. Creo que los trabajos de Benveniste estaban bien orientados y, por tanto, también sus conclusiones. Y creo que efectivamente podremos enviar esas huellas electromagnéticas a través de Internet para facilitar así procesos de diagnóstico y tratamiento.
-¿Es usted consciente de que sus afirmaciones dan credibilidad científica a la Homeopatía?
-Soy consciente de ello pero lo que es cierto hay que reconocerlo como tal.
Desafortunadamente no hubo tiempo para más. Con una sonrisa y un gesto cómplice en el que quisimos leer algo así como “ahí es nada lo que os he dicho” Montagnier se despidió de nosotros con “hasta una próxima vez”. Esperemos entonces tener más tiempo. Tanto para que nos vaya contando sus descubrimientos como para poder interrogarle a fondo sobre el asunto del VIH y el SIDA, algo que no pudimos plantearle en esta ocasión como nos hubiera gustado dado el escaso tiempo que se nos había asignado por parte de la organización ante el número de entrevistas solicitadas.


María Blasco sustituye a Mariano Barbacid al frente del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)

La investigadora María Blasco asumió poco antes del pasado verano la dirección del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) sustituyendo a Mariano Barbacid quien llevaba dirigiéndolo –es un decir- desde que éste se creó en 1998. Pretendiéndose cerrar así la brutal lucha de poder que llevaba padeciendo ese organismo desde hace dos años con duros enfrentamientos, feas acusaciones y despidos que llevaron a recoger tan anómala situación a revistas como Science y Nature. Solo que María Blasco -vicedirectora con Barbacid- es investigadora en ciencia básica y en los pasados años se ha dedicado básicamente al estudio de los telómeros y la telomerasa. Así que si las expectativas sociales de que ese centro sirva alguna vez para prevenir y curar el cáncer eran antes poco menos que inexistentes ahora todo indica que serán nulas. Aunque se haya nombrado a Joan Massagué como nuevo presidente del Comité Científico asesor y se hayan además incorporado a él otras personas tan conocidas como José Baselga, Elías Campo, Carlos López-Otín, Ángela Nieto o Jesús San Miguel. Lo grotesco es que Barbacid anunciaría tras ser cesado que pensaba quedarse en el CNIO como simple investigador.
Nosotros solo queremos agregar que la aportación del CNIO a la prevención y cura del cáncer en sus trece años de existencia ha sido NULA. Y seguirá siendo nula en el futuro porque no es más que otro centro para que el dinero fluya alegremente a base de dar a la gente esperanzas que jamás se verán satisfechas, financiando estudios inútiles o promoviendo congresos para promocionar personas, fármacos y tratamientos que simplemente darán mucho dinero a los laboratorios. En suma, el CNIO sólo sirve para que mucha gente viva estupendamente y gane dinero con el drama de millones de personas.


Ya hay 347 millones de diabéticos en el mundo

En el mundo hay actualmente 347 millones de diabéticos -138 solo entre India y China- según un reciente estudio publicado en The Lancet; dos veces más que hace tres décadas. Se trata del mayor análisis realizado nunca sobre esta patología y ha sido efectuado por investigadores del Imperial College de Londres y de la Facultad de Salud Pública de la Harvard School de Estados Unidos en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el patrocinio de la Fundación Bill & Melinda Gates.
El trabajo indica que las concentraciones de glucosa en sangre han aumentado de media cada década -en todo el mundo- 0,08 mmol/L lo que corresponde a un incremento de la prevalencia de diabetes del 7% por década. Según los investigadores el 70% de ese incremento se explica por el aumento y el envejecimiento de la población y el otro 30% por el aumento del sobrepeso y la obesidad. Pues bien, España se encuentra -junto a Estados Unidos, Nueva Zelanda, Malta y Groenlandia- entre los cinco países del planeta en los que más ha aumentado el número de casos.
¿Y qué se propone para atajar el problema? Pues seguir una dieta hipocalórica baja en grasas y azúcares,
perder peso y reducir la medicación para ese trastorno en el caso de las personas recién diagnosticadas de diabetes. Asegurándose absurdamente que hacer tablas de ejercicio no parece aportar beneficio alguno.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte solo nos resta decir que la diabetes la provoca el injustificado consumo actual de azúcar blanco e hidratos de carbono refinados así como de alcohol. Es decir, depasta,pizzas, pan y picos no integrales, churros, porras, ensaimadas, cruasanes, suizos, magdalenas, bayonesas, napolitanas, palmeras, donuts, tortas, tartas, pasteles, dulces, helados, bombones, chuches y un largo etcétera. Sin olvidar que la mayoría de los productos enlatados o envasados, de las comidas preparadas y de las bebidas llevan azúcar. Y por tanto para evitar ese problema basta seguir las normas de La Dieta Definitivaque es ideal especialmente en el caso de los diabéticos. ¿Puede incluso superarse la patología con ella? Evidentemente. Lo hemos dicho varias veces sin que muchos nos crean. Y, sin embargo, un grupo de científicos de la Universidad de Newcastle dirigido por el catedrático Roy Taylor acaba de llevar a cabo una investigación con once personas con diabetes 2 a las que se sometió a una dieta libre de azúcares de 600 calorías diarias durante dos meses y, para su sorpresa, ¡en siete de ellos desapareció la enfermedad!
¿A qué esperan pues nuestras autoridades para restringir de forma inmediata y fulminante el abusivo uso del azúcar en los alimentos?


El Tribunal Supremo da la razón a las afectadas por el Agreal

El Tribunal Supremo –en sentencia que se dio a conocer en julio pasado- ha rechazado el recurso que Sanofi Aventis-el laboratorio fabricante del Agreal- presentó ante él contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que dictaminó que ese fármaco produce temblores, movimientos involuntarios, discinesia y parkinson, entre otros efectos extrapiramidales. En cuanto a la duración del tratamiento con el medicamento la Audiencia Provincial censuraría al laboratorio porque la información que facilitaba en el prospecto es equívoca e incompleta. Se confirman pues todos los extremos de la sentencia.
Recordemos que las mujeres a las que el Supremo ha dado finalmente la razón tuvieron que aportar amplia documentación médica y demostrar que antes de tomar Agreal no tenían ninguno de los problemas de salud aparecidos tras tomar el fármaco. Además tuvieron que recurrir como peritos a médicos “corrientes” mientras el laboratorio llevó a catedráticos y académicos de “prestigio” muy bien remunerados por ello.
La sentencia confirma pues que una vez las afectadas demostraron que habían sufrido los efectos extrapiramidales antes mencionados tras tomar el fármaco la posibilidad de que los mismos se debieran a otra u otras posibles causas como alegaba el laboratorio fabricante correspondía probarlo a éste y no a ellas como la multinacional pretendía. Y es que el laboratorio argumentó que quienes debían demostrar que los problemas achacados se debían al Agreal descartando cualquier otra posible causa eran ¡los enfermos! En otras palabras, el laboratorio pretendió convencer a los jueces de que el hecho de que miles de personas ingirieran Agreal y tuvieran todos problemas de salud similares no demuestra por sí mismo que la causa sea el fármaco. Cada uno de los enfermos debía, de forma individual, demostrar que fue el fármaco el responsable de sus problemas, que éstos no los tenía antes y que si aparecieron tras ingerir Agreal no se pudo deber a otras causas. Afortunadamente el Tribunal Supremo –que ha condenado en costas al laboratorio- no ha accedido a pretensión tan descabellada.
Fernando Osuna -cuyo bufete ha llevado este caso (www.bufeteosuna.es) y cuenta con despachos en Sevilla, Écija, Huelva y Badajoz- explicaría que el laboratorio intentó echar abajo la sentencia con una argucia jurídica “inconsistente en este caso” alegando infracción procesal. En todo caso lo importante para él es que “puede considerarse definitivo a nivel legal que el medicamento produce efectos extrapiramidales -temblores, movimientos involuntarios, discinesia, parkinson, etc.- y que debió haberse incluido en el prospecto una advertencia sobre la posibilidad de efectos psiquiátricos así como dar lugar a un posible síndrome de abstinencia lo que no hizo el laboratorio condenado”.
A juicio de Fernando Osuna la sentencia es trascendente porque hay numerosas vistas más con afectadas del Agreal pendientes y es muy improbable que se dicten en el futuro sentencias que contradigan a ésta.


La Fundación Alborada aplica de nuevo su tratamiento a los afectados de Sensibilidad Química Múltiple

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha autorizado a la Fundación Alborada a volver a tratar a los pacientes de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) y otras dolencias relacionadas con la actual contaminación ambiental con los sueros de constatada eficacia que venía utilizando hasta que en mayo de 2010 prohibiera su uso; gracias a ello los enfermos españoles no tendrán que desplazarse al extranjero para recibir la atención clínica adecuada. La consejería madrileña, pese a que está demostrado que su uso es inocuo, los prohibió a fin de prevenir “posibles daños en la salud".
La contradicción se hizo patente cuando poco después la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) autorizaba su uso a varios pacientes que se habían dirigido a ella "en una decisión que demostraba que los sueros no eran dañinos para la salud” según denunciaría Luis Bertelli, el abogado que se hizo cargo del asunto.
Lo inaudito es que el tratamiento que la Consejería de Sanidad madrileña pretende prohibir se aplica en diversos hospitales y clínicas de Estados Unidos, Reino Unido y otros países de la Comunidad Europea. El uso de estos sueros forma parte del tratamiento integral que en la clínica de la Fundación Alborada (www.fundacion-alborada.org) -sita en la madrileña localidad de Brunete- se ofrece a los enfermos de Sensibilidad Química Múltiple, Fibromialgia, Fatiga Crónica, Electrosensibilidad e intolerancias alimentarias. El tratamiento es similar al que actualmente se desarrolla en clínicas punteras en este ámbito como el Centro de Salud Ambiental de Dallas (EEUU) que dirige el doctor William Rea o la Clínica Breakspear de Londres que coordina la doctora Jean Monro.


Ni médicos ni pacientes podrán salir en un anuncio de alimentos

El Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad el pasado mes de junio la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición en virtud de la cual las empresas de alimentación ya no podrán usar testimonios de médicos y otros profesionales sanitarios (ni reales ni ficticios), científicos, pacientes o artistas que alaben sus presuntos beneficios para la salud ni podrán sugerir que los mismos tienen aval sanitario o científico. Asimismo se prohíbe la promoción del consumo de alimentos con el fin de sustituir el régimen de alimentación o nutrición comunes, especialmente en los casos de maternidad, lactancia, infancia o tercera edad. Ni se permite la referencia a su uso en centros sanitarios o a su distribución a través de oficinas de farmacia.
En cambio sí permite la utilización de avales de asociaciones, corporaciones, fundaciones o instituciones relacionadas con la salud y la nutrición en la publicidad o promoción directa o indirecta de alimentos cuando se trate de organizaciones sin ánimo de lucro y se comprometan por escrito a utilizar los recursos económicos en actividades que favorezcan la salud. Para lo cual la ley prevé crear el denominado Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad que se encargará de recopilar y analizar datos e información sobre la publicidad de alimentos emitida por los distintos medios y sistemas de comunicación, especialmente la dirigida a menores de edad.
Con esta ley en las escuelas infantiles y en los centros escolares sólo se podrán llevar a cabo las campañas de promoción alimentaria previamente autorizadas por las autoridades educativas competentes de acuerdo con los criterios establecidos por las autoridades sanitarias. Sin comentarios.


A Bayer le sale caro contaminar con su arroz genéticamente modificado

Bayer CropScience-filial de la multinacional alemana Bayer AG- ha llegado a un acuerdo extrajudicial con 11.000 agricultores estadounidenses de Arkansas, Luisiana, Misisipi, Misuri y Texas para evitar los tribunales accediendo a pagarles 750 millones de dólares (unos 520 millones de euros) por haber contaminado sus cosechas con arroz genéticamente modificado entre los años 2006 y 2010.
El arroz responsable se conoce como Liberty Link Rice 601 y no estaba autorizado cuando apareció de pronto en las cosechas de esos agricultores haciendo que las exportaciones americanas de arroz a la Unión Europea, Japón y Rusia cayeran en picado.
La semilla del arroz Liberty Link Rice contiene un gen modificado que hace susceptible a la planta a la acción del glufosinato, herbicida producido por Bayer con los nombres de Basta y Liberty cuya desaparición se exige de inmediato por su peligrosidad ya que es tóxico y puede provocar defectos congénitos.


Ni prolonga la vida ni mejora su calidad
El Avastin, ineficaz en cáncer de mama


El Avastin (bevacizumab), fármaco que empezó a comercializar Genentech hace tres años para bloquear la angiogénesis o crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y los oncólogos recomiendan a las mujeres con cáncer de mama metastásico ni prolonga la vida ni mejora su calidad. Es más, son mayores sus riesgos -eleva la presión arterial y puede provocar niveles anormales de leucocitos en sangre, perforaciones intestinales, hemorragias, formación de coágulos e insuficiencia cardiaca congestiva- que sus presuntos beneficios. Así lo han determinado finalmente poco antes del pasado verano la FDA norteamericana y la Agencia Europea del Medicamento pese a lo cual lo mantiene como medicamento para el tratamiento de “otros tipos” de cáncer. Lo grotesco es que llegó a presentarse como posible cura universal para todo tipo de cáncer y gracias a ello Genentech ingresa unos ¡1.000 millones de dólares anuales! Aunque más grotesco es que no se va a retirar sino a dejar de financiarse. Porque resulta que cada tratamiento con él le ha estado costando al estado 30.000 euros al año.
Hace ahora un año el presidente del comité de la FDA que ha tomado la decisión, Wyndham Wilson, investigador del Instituto Nacional del Cáncer, fue claro: “Provoca efectos adversos graves que ponen en peligro la vida de los pacientes”. Añadiendo: “Y no mejoró la supervivencia de los pacientes en ninguno de los ensayos”.
Sólo nos resta recordar que hemos denunciado la ineficacia y peligrosidad de este fármaco varias veces.
Sugerimos al lector que lea la extensa noticia que publicamos al respecto en el nº 130 y las que dedicamos a ello en los números 81 y 117 así como el reportaje titulado Los quimioterápicos usados en cáncer, tan caros como inútiles aparecido en el nº 109 (tiene los textos en nuestra web: www.dsalud.com).


Cáncer: el 33% de los enfermos usa terapias complementarias

Una de cada tres personas con cáncer tratada con quimioterapia o radioterapia utiliza además alguna terapia complementaria según un estudio elaborado por el Instituto Catalán de Oncología (ICO) tras seguir en Gerona a 346 pacientes. Siendo las más usadas la Fitoterapia (53%), la Homeopatía (22%), los complementos (19%), el Reiki (15%), las Flores de Bach (9%) y en menor medida la Reflexología y la Medicina Tradicional China. "Los pacientes -explicaría Jun Llunch, responsable de Psicooncología del ICO en Gerona- buscan con ello fortalecer el organismo para paliar al máximo los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos -las náuseas, los vómitos, el cansancio generalizado, etc.- por lo que empiezan con esas opciones en cuanto inician el tratamiento convencional”. Añadiendo que lo que más les ha sorprendido es que el 36% de las personas que utilizaban terapias complementarias no informó a sus médicos de ello y el 64% sí “pero debió comunicárselo seguramente a las enfermeras porque el 100% de los médicos desconocían este hecho". Para Jun Lluch se trata de un problema porque la terapia complementaria puede estar contraindicada con el tratamiento convencional y eso "reducir la eficacia del tratamiento". ¡Como si los quimioterápicos hubiesen demostrado alguna vez servir para algo!
Los expertos del ICO proponen pues "hacer una especie de vademecum que recoja toda la información existente sobre estas terapias complementarias, sus contraindicaciones y sus posibles efectos secundarios en pacientes con cáncer" y "buscar en todos los hospitales a algún médico -a ser posible oncólogo- formado y especializado en este tipo de terapias que pueda asesorar a los pacientes interesados así como a los médicos que los tratan". En pocas palabras, empiezan a transigir.


Miembro de nuestro Consejo Asesor
Fallece el Dr. Mauricio Ospina de la Roche 


El Dr. Mauricio Ospina de la Roche, amigo y miembro del Consejo Asesor de Discovery DSALUD desde su creación, falleció el pasado mes de julio en Madrid. La revista quiere expresar por ello su más sentido pésame a la familia y a sus numerosos amigos -entre los que se contaban buena parte de sus pacientes- porque se ha ido un excelente médico pero sobre todo una entrañable persona.
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Javeriana de Bogotá (Colombia) el doctor Ospina de la Roche ejerció como cirujano general en la Clínica de Marly (Bogotá) durante 30 años. Diplomado en Neuralterapia por la Academia Latinoameriana de Medicina Biológica de Popayan (Colombia), en Homeopatía por el Instituto Luis G. Paez de Bogotá y en Sofrología, Acupuntura y Moxibustión por las Universidades de Nanjing y de Pekín (China) era practicante e instructor de yoga y tuvo la fortuna de ser enseñado personalmente por los conocidos doctores Germán Duque, Peter Dosch, Reinhold Voll, Ernest Adler, Franz Hopfer, Paul Nogier y Jorge Carvajal. Era además experto en Homeopatía, Auriculomedicina, Bioenergética, Quiropráctica, Nueva Medicina y Medicina Psicosomática. Asistente a numerosos congresos y seminarios nacionales e internacionales relacionados con distintas terapias alternativas estaba especializado en el abordaje del dolor y la prevención de la enfermedad. Actualmente residía en España y pasaba consulta en Institutos Fay para la Estimulación Multisensorial, consultorio médico, psicológico, educacional y fisioterapéutico especializado en personas con discapacidades –especialmente niños- en el que también trabaja desde hace años su hija Amanda, médico de formación holística que aprendió al lado de su padre cómo tratar integralmente a las personas. Exactamente igual que su otra hija, Natalie, asimismo médico.
Invitamos a los lectores a leer en nuestra web –www.dsalud.com- la entrevista que le hicimos en el nº 81 y que apareció con el título Mauricio Ospina de la Roche: “El tratamiento bioenergético es realmente eficaz”, texto en el que -entre otras muchas cosas- diría: Cada vez oiremos hablar másde Medicina Holística, de una nueva forma de entender la Medicina que pretende comprender al hombre en todas sus dimensiones y recuperar la globalidad del paciente, hoy dividido en compartimentos y sistemas controlados por especialistas capaces sólo de ver lo que ocurre en su reducido campo de conocimiento. Cada vez son más los profesionales de la salud que están llegando a la conclusión de que ‘el todo es mucho más que la suma de las partes’ y de que es indispensable la mirada de la totalidad si se pretende realmente profundizar en la maravilla de los procesos humanos, incluyendo la enfermedad. Entender la Medicina de una manera holística implica no sólo el esfuerzo de contemplar al paciente de manera global sino también la integración de todas las medicinas. Y al hablar de la integración de las medicinas no sólo me estoy refiriendo a la coordinación entre las diferentes ramas de las denominadas medicinas alternativas o complementarias sino también a la simbiosis con la Medicina oficial, ortodoxa o convencional”. Añadiendo que “reconocer sus aportaciones no deja sin valor las críticas que se hacen al actual sistema médico: la dificultad para curar las enfermedades crónicas al haberse centrado en la supresión de síntomas con su gran arsenal de ‘antis’ que se limitan a enmascarar las dolencias, la búsqueda de las causas de la enfermedad en la molécula o el gen que justifique el registro de un medicamento, el desdén por tratar al ser humano de forma integral, el desinterés por profundizar en el terreno constitucional de cada individuo sobre el que prolifera la enfermedad o la ignorancia de los factores que alteran dicho terreno: alimentación, polución, psicotoxinas, traumas emocionales, laborales, sociales y económicos... Sin hablar de un sistema alimentado por un proceso investigador comprometido donde no puede haber investigación libre porque se han implantado toda una serie de filtros que lo impiden. Al médico lo único que le queda es alimentarse del visitador médico, de los congresos y de las revistas que les proporcionan mientras al investigador le toca plegarse a las exigencias de sus “patrocinadores”... Y ya hemos visto -sobre todo en los últimos años- suficientes ejemplos de deslealtad y falta de ética en muchos médicos e investigadores que hasta prestan su nombre y firman investigaciones en las que ni siquiera han intervenido; además muchas investigaciones están, de hecho, comprometidas ya con un resultado concreto. Es como para albergar dudas razonables...”
El doctor Mauricio Ospina de la Roche deja un legado humano y profesional que en esta revista queremos agradecerle sincera y públicamente. Hasta siempre, amigo.


Víctima de las radiaciones electromagnéticas
Fallece Diego Robado Fleitas


Diego Robado Fleitas, vecino dela Travesía San Joaquín de la madrileña localidad de Majadahonda que hace unos años denunciara queen sólo un radio de 15-20 metros habían fallecido al menos ¡45 personas!, todas ellas por cáncer y accidentes cardiovasculares debido a la existencia en tan escaso espacio de una gigantesca antena repetidora de Telefónica y un centro de transformación de Iberdrola falleció el pasado 26 de julio a causa del cáncer de páncreas que padecía y del tratamiento quimioterápico al que fue sometido.
Cocinero de un conocido restaurante majariego Diego Robado decidió investigar la zona donde vivía tras constatar que había muerto en ella un número anormalmente alto de personas en los últimos años. Yendo casa por casa. Sabría así que en sólo cinco bloques pequeños de viviendas de apenas cuatro alturas habían muerto al menos 45 personas, todas ellas por cáncer o infartos de corazón o cerebro. Consciente pues de la gravedad del problema denunció la situación ante Iberdrola y Telefónica así como ante los responsables del Ayuntamiento de Majadahonda. Incluso llegó al Defensor del Pueblo. Pero inicialmente no logró que se le hiciese caso. La cantinela oficial de que no hay “evidencias científicas” de la peligrosidad de las radiaciones electromagnéticas se impuso a la mera evidencia de las muertes que provocan. Porque no había –ni hay- ninguna otra explicación a esa cascada de muertes. Finalmente Diego acudiría a Emilio Valerio, Fiscal de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, quien le pediría que hiciese una relación detallada con nombres y apellidos de los fallecidos, la causa de su muerte y dónde vivían para poder investigar el caso. Diego lo hizo. Y se encontró con que sólo en su portal vivía en el nº 2 de la calle San Joaquín, frente al centro de transformación- habían fallecido 10 vecinos... y eso que sólo hay 12 viviendas; seis a causa de cáncer y cuatro por accidentes cardiovasculares. Y que otros tres vecinos más padecían cáncer. Al lado, en el nº 13 de la calle San Joaquín -donde hay otras 12 viviendas- los muertos por cáncer habían sido ocho y los fallecidos por accidentes cardiovasculares cuatro. En el nº 20 de la misma calle encontró otros seis muertos por problemas coronarios y dos por cáncer además de otras dos personas enfermas de cáncer entonces en tratamiento. Y en el nº 22, ocho por cáncer y cuatro por accidentes cardiovasculares. Por último, en el nº 20 de la calle Hernán Cortés había otros dos muertos por cáncer y uno por un problema coronario.Y eso que se limitó a preguntar a los vecinos más cercanos pero todo indicaba que el número total de víctimas era bastante más alto ya que pronto sabría que habían fallecido por esas dos patologías otras muchas personas en edificios adyacentes a los mencionados.
El Alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá, que aún hoy cada vez que se le habla del peligro de las radiaciones electromagnéticas repite la conocida cantinela de que no hay evidenc



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER