REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 175 / OCTUBRE / 2014

NOTICIAS / OCTUBRE / 2014


El Ministerio de Sanidad reconoce su dejadez en el caso de las víctimas de Gardasil

Alicia Capilla -presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP)- y el letrado Francisco Almodóvar -del Bufete Almodóvar & Jara- fueron recibidos el pasado 26 de agosto por tres miembros del equipo de la Directora General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Mercedes Vinuesa. El motivo de la reunión fue manifestar a los representantes de la Administración sanitaria su queja formal por la nula atención prestada a las víctimas de la llamada "vacuna del virus del papiloma humano" que se comercializa en el mundo indistintamente como Gardasil y Cervarix. Y es que desde 2009 varias jóvenes españolas que se la inocularon han sufrido daños graves como esta revista ha venido denunciando en los últimos cinco años (tiene todos los textos que hemos publicado sobre ello agrupados en este enlace: www.dsalud.com/index.php?pagina=virus_papiloma). En suma, han hecho falta cinco años y la interposición en los juzgados de media docena de demandas judiciales contra los laboratorios fabricantes -Sanofi Pasteur Merck, Sharp & Dohme (MSD) y GlaxoSmithKline- para que el ministerio español de Sanidad haya empezado a tomarse algún interés por las jóvenes afectadas.

La presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma entregó al equipo de Mercedes Vinuesa un dossier con información científica y estudios de farmacovigilancia de varios países europeos cuyos datos los funcionarios del ministerio que preside Ana Mato "se comprometieron a estudiar" ahora lo que demuestra un inconcebible grado de ineptitud puesto que desde que se iniciara en España la vacunación hace cinco años no se ha hecho nada a pesar de que la AAVP solicitó públicamente una moratoria para la vacuna y su retirada hasta que no se investiguen con mayor rigor científico sus graves efectos secundarios. Aunque como nuestros lectores saben la única entidad que solicitó formalmente ante los tribunales de varias comunidades tal moratoria fue la World Association for Cancer Research (WACR).

Según manifestaría Alicia Capilla tras la reunión los responsables del ministerio se comprometieron a estudiar la documentación recibida y a tener en poco tiempo otra reunión. Capilla agregaría que los funcionarios que participaron en ella reconocieron que hay que "reforzar la información" que se da al público y a los profesionales sanitarios para mejorar "el consentimiento informado" de quienes la usen. En el ministerio se les reconoció que "ha fallado clamorosamente la comunicación a la sociedad sobre todos los aspectos de la vacuna" por lo que según Alicia Capilla “van a intentar que no vuelva a ocurrir la mala atención sanitaria que han sufrido las niñas pues reconocen que han fallado”.

Los representantes de la Administración también creen posible trabajar en la elaboración de un protocolo de actuación oficial ante toda sospecha de reacción adversa a la vacuna así como que pueda haber un reconocimiento del estatus legal de "víctima de la vacuna". La asociación de víctimas de la vacuna pidió asimismo al ministerio lo siguiente.

1. Que se informe adecuada y extensamente a médicos, enfermeras, padres y jóvenes de las posibles reacciones adversas de Gardasil para que conozcan el potencial peligro de la vacuna en su justa medida dándoles a conocer detalladamente los problemas que ya han causado porque los datos obran en poder de la Agencia Europea del Medicamento. De hecho algunos de tales problemas se recogen en los propios prospectos siendo irresponsablemente minimizados por muchos profesionales sanitarios.

2. Prestar atención sanitaria inmediata y adecuada a toda joven que sufra reacciones adversas graves después de inocularse la vacuna al confiar en su presunta seguridad, convencimiento al que les llevó el aval de las autoridades y profesionales sanitarios.

3. Proporcionar a las jóvenes así como a sus padres información objetiva, real y suficiente antes de vacunarse; no solo de los riesgos sino de para qué sirve realmente la vacuna.

4. Que se reevalúe de nuevo la relación beneficio-riesgo de Gardasil y deje inmediatamente de promocionarse y financiarse por las administraciones sanitarias ya que los datos actuales ponen en duda que sea segura y, sobre todo, que sea eficaz.

5. Que se investiguen con seriedad y rigor todas las reacciones adversas graves y muertes habidas entre las jóvenes que recibieron Gardasil y Cervarix; especialmente los casos españoles. Investigación abierta y trasparente y no a puerta cerrada como se hace ahora. Recordando Alicia Capilla en la reunión que según datos de la Agencia Europea del Medicamento hay ya más de 150 notificaciones de reacciones a la vacuna que han acabado en muerte y que en España han muerto tres niñas tras ser vacunadas que no pueden formalmente achacarse a la vacuna porque no se quiso investigar a fondo sus casos.

6. Que se cree un Fondo de Compensación para que se indemnice a las víctimas de las vacunas -de Gardasil y de todas las demás- como ya existe en otros países.

7. Que el Ministerio de Sanidad patrocine debates científicos sobre las vacunas en España al igual que ya se hace en otros países; como Francia y Japón.

Para Alicia Capilla no es de recibo además hablar de "vacuna contra el cáncer del cuello del útero" cuando no se ha demostrado que lo prevenga -la propia ex Ministra de Sanidad cuando se aprobó, Elena Salgado, reconoció públicamente que su presunta eficacia no podría constatarse hasta que transcurran varias décadas- y además en caso de que fuera eficaz solo lo sería en 2 de los 15 tipos del virus que se consideran potencialmente oncogénicos.

La presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP) añadiría que son además muchos los expertos que aseveran que la vacuna contra ese virus no es necesaria porque hay otros métodos inocuos y eficaces de prevención para todos los serotipos cancerígenos y no solo para dos. Por tanto no existe justificación alguna para que jóvenes sanas sufran riesgos innecesarios.

En suma, la asociación que agrupa a las víctimas de Gardasil® y Cervarix® y a sus familiares planteó ante el ministerio buena parte de las denuncias que sobre la vacuna se han hecho en esta revista desde que salió al mercado

 

Nueva denuncia de los peligros de Gardasil y Cervarix

Carme Valls Llobet, endocrinóloga del Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS) de Barcelona, aseguró durante una entrevista concedida con motivo de un seminario que dictó en Bogotá (Colombia) el pasado verano que la vacuna contra el virus del papiloma humano puede provocar efectos secundarios graves, especialmente en el sistema nervioso central -como el Síndrome de Guillain-Barré- y enfermedades autoinmunes. Es más, aseguró que en el centro en el que trabaja ya se preguntaron cuando salió la vacuna si había evidencia científica de su efectividad y si se justifica pagar por ella 400 euros afirmando sin más que no. "En España conocemos casos de niñas que han sufrido convulsiones y epilepsia entrando en coma tras la aplicación. Cualquier médico sabe que una vacuna puede producir encefalitis y mortalidad en un bajo porcentaje de casos, uno por cada millón, pero esta vacuna está dando más problemas que las demás; sobre todo en la segunda dosis".

Interrogada sobre por qué entonces la vacuna no se retira diría: "Cuando se toma una decisión de política pública en salud sobre vacunas, como ha ocurrido con ésta en Colombia, no es fácil echar atrás la medida porque la inversión económica es cuantiosa. Como es tan cara y ha sido por una política de salud pública nadie sabe cómo retirarla. Multiplique 400 euros por niña de 10 años en todas las poblaciones y añada que se distribuye gratuitamente a un costo enorme para los estados que invirtieron en ella..." Luego reconocería sin embargo que ya hay países que se lo han planteado: "En enero de este año Japón organizó un congreso sobre el tema con expertos mundiales que están investigando a raíz de que en Canadá hubo tres muertes. La investigación sobre estos casos concluyó que el complejo aluminio-vacuna produjo encefalitis. Después ha habido casos de niñas que han quedado con insuficiencia ovárica posterior a la aplicación de la vacuna; es decir, que han quedado menopáusicas a los 20 años. En España hay dos casos".

Añadiendo: "Japón ya ha decidido no vacunar, no recomendar la vacuna y no pagarla. India, donde ha habido problemas de mortalidad desde 2010, optó por no pagarla y por revisar su política. Y Francia, que celebró una reunión reciente en el Senado, afirma que no debe pagarse con dinero público y no debe recomendarse. Esta discusión interna está en todos los servicios de Sanidad del mundo. Añadiré que en Alemania el mismo profesor que recomendó la vacuna al principio ahora está planteando que no debó aplicarse; y también por otra razón científica: la vacuna solo cubre dos cepas de las que producen el cáncer de cuello uterino (...) Es pues eficiente para esas dos cepas porque es capaz de producir una inmunidad muy alta pero no sucede lo mismo con las 15 restantes. Por tanto los fabricantes no pueden asegurar que no se padecerá cáncer de cérvix con ella".

En suma, cada vez más médicos rechazan la inútil y peligrosa vacuna del virus del papiloma humano que Sanofi Pasteur Merck, Sharp & Dohme (MSD) y GlaxoSmithKline comercializan en todo el mundo como Gardasil y Cervarix pero nuestro Ministerio de Sanidad sigue empeñado en proteger a la gran industria farmacéutica en lugar de a nuestras niñas y jóvenes.

 

Así como sustancias tóxicas en los fármacos veterinarios
La ONU sigue permitiendo que haya arsénico en el arroz y plomo de la comida infantil

La Comisión del Codex Alimentarius -organismo de la ONU encargado de las normas alimentarias- ha decidido en su reunión anual celebrada en Ginebra (Suiza) rebajar los niveles máximos "aceptables" de plomo en los preparados para lactantes y de arsénico en el arroz en lugar de prohibir taxativamente la presencia de ambos venenos en todos los alimentos. A partir de ahora "recomienda" -ni siquiera pide a los gobiernos que lo exijan- que no haya más de 0,01 miligramos de plomo por kilo en los preparados para lactantes y 0,2 miligramos de arsénico por kilo en el arroz. Insuficiente medida -y por tanto lamentable- que solo se explica por la gigantesca presión de la poderosa industria alimentaria ya que no hay cantidad alguna "aceptable" de venenos tan tóxicos. El plomo puede dar lugar a muy graves efectos adversos para la salud -incluso permanentes- afectando especialmente al cerebro y al sistema nervioso; y la exposición continuada al arsénico ambas cosas y además lesiones de piel, diabetes, patologías cardiacas y cáncer.

Asimismo acordó que se "restrinja" -tampoco que se prohíba sin más- el uso de cloranfenicol, verde malaquita, carbadox, furazolidona, nitrofural, clorpromazina, estilbenos y olaquinadox, sustancias todas ellas enormemente tóxicas presentes en varios productos veterinarios que se dan hoy a los animales destinados a la producción de alimentos y terminan llegando a nosotros a través de la carne, la leche, los huevos y la miel.

Pésima noticia que sin duda será presentada como "un gran avance en la protección de la salud ciudadana".

 

Caso Ashya King: ¿tienen derecho los médicos a imponer a unos padres un tratamiento?

El caso de Ashya King, niño británico de 5 años con cáncer -concretamente un meduloblastoma en fase IV, tumor maligno de pésimo pronóstico que aparece en la base del cráneo y tiende a expandirse a otras zonas del cerebro y a la médula espinal- acaparó a finales de agosto y septiembre buena parte de los titulares de los medios de comunicación de medio mundo. Como nuestros lectores ya sabrán sus padres decidieron llevárselo el 28 de agosto sin permiso del Hospital de Southampton (Gran Bretaña) en el que estaba internado porque los médicos que le trataban habían decidido someterle a radioterapia y quimioterapia y les amenazaban con retirarles la custodia si no accedían a ello en una actitud impropia de un médico. Porque todo oncólogo sabe que en un caso como éste cualquier tratamiento convencional es ineficaz y en el improbable caso de que el niño sobreviviese -unos meses con suerte- lo más probable es que quede con graves secuelas cognitivas e incluso funcionales.

Por eso sus progenitores -Brett King y Naghmeh- decidieron buscar alternativas creyendo encontrarla en una técnica novedosa menos invasiva denominada Terapia de Protones que se utiliza en un centro especializado de la República Checa. Informados de sus posibilidades los padres remitieron al centro la documentación médica de su hijo y desde éste se les respondió que era posible tratarlo con su dispositivo terapéutico. Se trata de una terapia aun poco implantada pero cada vez más utilizada -sobre todo en Estados Unidos- porque quienes la ejercen aseguran que se obtienen mejores resultados en distintos tipos de cáncer; y con muchos menos efectos secundarios. De ahí que se recomiende sobre todo en los casos de tumores cerebrales pediátricos.

El problema es que ante la actitud de los médicos los padres optaron por marcharse del hospital británico en el que estaba ingresado su hijo sin seguir los requisitos requeridos y se trasladaron a España con la intención de vender una casa que poseen en Casares (Málaga) a fin de poder costear el nuevo tratamiento. "Desaparición" que los médicos denunciaron a la policía lo que llevó a que horas después un juzgado de la localidad entendiera que podía estar en riesgo la vida del menor y el juez decidiera retirar a los padres la custodia y poner al niño bajo tutela judicial cursando una orden de detención a través de Interpol que fue pronto conocida por los medios de comunicación. Detención a la que procedió el 30 de agosto en España la policía tras encontrarles en un hostal de Málaga y llevar al niño al Hospital Materno Infantil de la ciudad. Trasladados los padres a Madrid el Juez de la Audiencia Nacional que se encargó del caso ordenó su ingreso en prisión "mientras estudiaba el caso" y allí estuvieron durante casi tres días saliendo apenas horas antes de que se cumpliera el plazo.

Sin embargo en las redes sociales hubo un auténtico revuelo porque muy pocos entendían que se encarcelara a unos padres y se les retirara la patria potestad solo por marcharse sin pedir el alta de un hospital y buscar un tratamiento -ortodoxo, ni siquiera alternativo- que consideraban mejor para su hijo. Revuelo del que se hicieron amplio eco los medios de comunicación -especialmente los británicos- cuya presión hizo cambiar rápidamente la posición de la Fiscalía británica que retiró la denuncia asumiendo que "quizás" había actuado con "un exceso de cautela" y "precipitación". Lo singular es que la campaña la encabezó de alguna manera el Primer Ministro británico David Cameron al afirmar públicamente que las imágenes de Ashya acostado al lado de su padre -que se difundieron por todo el mundo a través de Youtube- le recordaban a su propio hijo, Iván, que víctima de una discapacidad grave murió en 2009 a los seis años de edad. Cameron escribiría en su cuenta de Twiter: "Mirando las fotos de Ashya vienen a mi mente recuerdos de mi hijo gravemente enfermo, Iván, y me acuerdo de él sin parar, sentado en mi regazo, teniendo que darle de comer a través de un tubo y teniendo que hacer frente a todas las dificultades que suponen un hijo gravemente enfermo (...) Espero que haya un rápido brote de sentido común y la familia pueda volver a reunirse con el joven".

Retirada la denuncia por la Fiscalía británica y tras las gestiones realizadas con el Juzgado de Porstmouth, Ashya sería trasladado el 8 de septiembre en un avión medicalizado hasta la República Checa para recibir un tratamiento que finalmente se pagará -cuesta unos 85.000 euros- con fondos recaudados en las redes sociales gracias al impacto mediático obtenido.

 

Dudas razonables

Evidentemente lo acaecido ha puesto encima de la mesa algunas cuestiones sobre las que hemos consultado a Javier Martín, abogado de Pajares & Asociados Abogados, especializado en temas de salud.

-Díganos, ¿pueden legalmente unos padres negarse a recibir el tratamiento que se les propone para un hijo?

-Los padres ostentan la representación legal de los hijos menores; ejercen lo que se llama "patria potestad". Y si consideran que un tratamiento, una consulta u otro centro hospitalario les parece más adecuado están en su derecho de decidir. Y no tienen obligación ni de explicar sus razones ni de comunicar su decisión a ninguna autoridad hospitalaria, sanitaria o judicial. Basta si el niño está internado en un hospital con que soliciten el alta voluntaria. Teniendo los responsables del hospital la obligación legal de facilitar al máximo ese trámite. Así lo dictan diferentes preceptos normativos, el más importante de ellos la Ley básica reguladora de la autonomía del paciente de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Aunque también está reflejado en las normativas internas de los diferentes centros sanitarios y en el Código de Deontología Médica.

En nuestro país cualquier padre puede solicitar el alta voluntaria en el centro en el que su hijo esté siendo tratado para buscar otros tratamientos en otros centros, sean éstos públicos o privados. Debo matizar no obstante que para que el centro permita el alta voluntaria y no pueda oponerse al cambio de centro o tratamiento la ley exige que exista un tratamiento alternativo que se considere válido.

-Luego no deben justificar detalladamente sus razones....

-No. Ostentan la patria potestad y no tienen obligación de explicar o justificar ante los médicos que estén tratando a su hijo por qué han adoptado esa decisión. Ni aportar documentación científica alguna que avale el tratamiento alternativo escogido. Es más, quien sí tiene obligación de informar a los padres de todas las posibilidades alternativas de tratamiento a su alcance son los médicos y responsables del centro en el que están. Así queda establecido en la ley antes citada. Solo hay una excepción a esta norma: que de forma objetiva pueda demostrarse que los padres, con su decisión, están poniendo en gravemente en peligro la salud y vida del hijo. Y eso deben demostrarlo los que lo afirmen.

-Luego la patria potestad solo puede retirarla un juez y si los médicos demuestran que ese peligro existe...

-En efecto. En el caso de Ashya los médicos que le trataban consideraron que la decisión de los padres de dejar su hospital ponía en riesgo la salud y vida del niño y así lo se dijeron a la policía que acudió al juzgado cuyo responsable optó ordenar su detención y estudiar el caso. Privándoles paralelamente de la patria potestad por entender que según lo que afirmaban los médicos los padres habrían incumplido su deber de protección y el menor podía estar en situación de desamparo. En el caso de España así lo establecen los artículos 170 y 172 del Código Civil.

En este caso es evidente que la opinión de los médicos fue determinante para el juez que, normalmente y en todo el mundo, entienden siempre como más adecuado el tratamiento "oficial"; aunque la realidad pueda no ser ésa. De ahí que cuando alguien opta para un hijo por un tratamiento de los considerados "alternativos" o "complementarios" y se encuentra en situación similar ante un juez se arriesga a perder la patria potestad. Los jueces amparan en general los tratamientos considerados "oficiales" aunque en realidad tal cosa no existe. Especialmente en patologías degenerativas como el cáncer y en las enfermedades denominadas "raras". Porque ningún tratamiento oficial garantiza la curación. La mayoría son sólo meramente paliativos y causa de graves efectos secundarios.

Lo irónico es que en este caso los padres de Ashya optaron por un tratamiento novedoso que se está aplicando legalmente en la propia Unión Europea y está "bendecido" oficialmente como es la Terapia de Protones. Es decir, se les detuvo por optar para su hijo por un tratamiento convencional, completamente ortodoxo, que se aplica legalmente en Europa. Por tanto ahora la familia tiene la opción legal de pedir responsabilidades por lo sucedido a los médicos que les denunciaron... 

 

El aceite de canola parece ayudar en la diabetes tipo II

El aceite de canola puede ayudar a controlar la glucosa en sangre y el riesgo de problemas cardiovasculares en las personas con diabetes tipo II que sigan una dieta de bajo índice glucémico, es decir, carente de azúcares y carbohidratos refinados; si no es así no ayuda. Así lo indica al menos un ensayo canadiense multicéntrico, aleatorio y controlado con 141 enfermos que se ha publicado en Diabetes Care y cuyos resultados se presentaron durante la reunión de la American Diabetes Association celebrada en junio de 2014. Destacándose que su consumo reduce además en sangre el nivel del mal llamado colesterol "malo" (LDL). Según David J. A. Jenkins, director de la Cátedra de Investigación en Nutrición y Metabolismo del Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Toronto así como Director del Centro de Modificación de Factores de Riesgo del Hospital St. Michael y que fue quien dirigió el ensayo sus efectos beneficiosos se deben probablemente a su riqueza en grasas omega-3. El estudio contó con la colaboración de investigadores de la Universidad de Saskatchewan, la Universidad McMaster y la Universidad de Ottawa y lo financió el Gobierno de Canadá y el Canola Council of Canada.

 

Dura crítica a las cremas solares
Tomar el sol todos los días reduce a la mitad el riesgo de muerte.

Según un estudio epidemiológico realizado por investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) con 30.000 mujeres de más de 20 años el riesgo de muerte es dos veces mayor entre quienes evitan el sol que entre quienes lo toman a diario. Asegurando que utilizar protectores solares constantemente a fin de reducir al mínimo la exposición al sol tiene un impacto más negativo que positivo porque ello bloquea la formación de vitamina D3 por el organismo, déficit que puede dar lugar ¡a cáncer de piel! Lo que complementa un estudio publicado en 2011 en Cancer Prevention Research según el cual la propia vitamina D protege de las quemaduras solares, del cáncer de piel y de patologías como el raquitismo en los jóvenes, la tuberculosis, la esclerosis múltiple, las enfermedades inflamatorias del intestino, la diabetes tipo 1, la artritis, el Síndrome de Sjogren, los problemas reproductivos y el deterioro cognitivo.

De hecho no deja de ser significativo que el mayor número de casos de melanoma se da más entre quienes más usan protectores solares; probablemente también porque muchos contienen sustancias potencialmente cancerígenas así como disruptores endocrinos.

 

Piden al Parlamento Europeo que se reconozcan las nuevas "enfermedades ambientales"

La abogada argentina Graciela Vizcay Gomez, en representación de la socióloga italiana Rita Ghiringhelli, solicitó formalmente el pasado mes de agosto ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo que se regulen lo antes posible las nuevas enfermedades ambientales; como la Sensibilidad Química Múltiple, la Hipersensibilidad Electromagnética, la Fibromialgia, la Fatiga Crónica, la Encefalomielitis Miálgica y otras patologías asociadas. Enfermedades que oficialmente no existen -aunque hay decenas de miles de personas que las sufren- ni siquiera para la OMS y no figuran en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades. Una lamentable dejación que achaca directamente al poder e influencia de las multinacionales farmacéuticas y químicas.

Según la letrada es inadmisible que a estas alturas no exista reconocimiento, regulación y protocolos de tratamiento de tales enfermedades y por eso muchos médicos creen aún que quienes sufren sus síntomas se los "inventan". Y eso que en Alemania y Austria la Sensibilidad Química Múltiple al menos ya ha sido reconocida como una enfermedad real. La abogada acusa en suma al Parlamento Europeo de “inacción y omisión” y de “letra muerta” la Revisión Intermedia del Plan de Acción Europeo sobre Medio Ambiente y Salud 2004-2010. Y tiene razón.

 

Confirmado: la diabetes tipo 2 es reversible

Un estudio dirigido por Gary  Frost -de la División de Diabetes, Endocrinología y Metabolismo de la británica Universidad de Birmingham- publicado con el título Low calorie diet in obese type 2 diabetes patients treated with insulin (Dieta de bajas calorías en pacientes obesos con diabetes tipo 2 tratados con insulina) ha constatado de nuevo que la diabetes tipo 2 desaparece sin más con una dieta muy baja en calorías porque eso elimina la grasa acumulada en el páncreas ¡que sería lo que le impide producir insulina! A la semana de dieta los niveles de azúcar de los enfermos eran normales. Y a los dos meses la cantidad de grasa de los páncreas se normalizaba igualmente produciendo éstos de nuevo insulina. Tres meses más tarde, siguiendo ya una alimentación sin restricciones, 7 de los 11 pacientes seguían sin diabetes tipo 2. Eso sí, se les facilitaron unos suplementos que son los que quien financió el estudio quiere comercializar pero en realidad no son necesarios. Invitamos a lector para entenderlo a leer el artículo que con el título ¿Puede curarse la diabetes mellitus tipo 2 con una simple dieta hipocalórica?  publicamos en el nº 171 y que tiene a su disposición en nuestra web: www.dsalud.com.

En él ya explicamos que siguiendo simplemente una restrictiva dieta hipocalórica -entre 600 y 800 Kcal diarias- durante unas semanas el exceso de grasa a nivel intracelular en hígado y páncreas -que sería lo que impide el correcto funcionamiento de las células beta pancreáticas- desaparece normalizando la función insulínica y, por ende, regulando el nivel de glucosa en sangre. Eso sí, hay que seguirla a rajatabla. El trabajo que lo demuestra lo dirigió Roy Taylor, profesor de Medicina y Metabolismo que dirige el Centro de Resonancia Magnética de la británica Universidad de Newcastle quien asimismo trabaja en el Royal Victoria Infirmary & Freeman Hospital de Newcastle y es revisor de artículos en diversas publicaciones científicas de su especialidad. Bastó que un grupo de personas con diabetes tipo 2 siguiera durante dos meses una dieta hipocalórica de 800 Kcal diarias para que la enfermedad desapareciera en todos ellos. Según Roy Taylor la menor concentración de ácidos grasos en el hígado da lugar a una menor presencia de los mismos en el páncreas siendo eso lo que permite que las células beta empiecen a desarrollar normalmente sus funciones y a segregar insulina. "Todo el mundo ha asumido durante mucho tiempo que la diabetes tipo 2 es una enfermedad de por vida que tiende a empeorar -explicaría Taylor- pero yo tengo claro que se puede revertir completamente y con suma sencillez; de ahí que en 2008 planificara un proyecto de investigación con la idea de convencer a una serie de enfermos de que durante 8 semanas siguieran una dieta muy baja en calorías. Preparando paralelamente una serie de pruebas con resonancias magnéticas para valorar el progreso en varias líneas diferentes de trabajo. Así que ayudado por otro gran investigador, el doctor Ee Lin Lim, convencimos a varias personas de que siguieran una dieta con balance energético negativo (es decir, hipocalórica). ¿El resultado? A las 8 semanas habían perdido de media de 15 kilos ¡y su diabetes había desaparecido! Es más, hemos sido capaces de demostrar que a medida que disminuye el nivel de grasa en el páncreas la secreción de insulina mejora poco a poco hasta llegar a ser completamente normal”.  La investigación de la que hablamos quedó plasmada en el trabajo Reversal of type 2 diabetes: normalisation of beta cell function in association with decreased pancreas and liver triacylglycerol (Reversión de la diabetes tipo 2: normalización de la función de las células beta en asociación con el decrecimiento de triacylglycerol en el páncreas y el hígado) que se publicó en 2011 en Diabetology.

Lo singular es que acaba de publicarse en Nutrition otro estudio titulado Dietary Carbohydrate restriction as the first approach in diabetes management. Critical review and evidence base  (Restricción de carbohidratos de la dieta como primer enfoque en la gestión de la diabetes. Revisión crítica y base de pruebas) desarrollado por 26 médicos e investigadores de la Universidad de Alabama según el cual también una dieta baja en hidratos de carbono permite superar tanto la diabetes tipo 1 como la 2. Lo que apoyan en doce aseveraciones. Son éstas:

1. La hiperglucemia es la característica más destacada de la diabetes y la restricción de carbohidratos en la dieta es lo que mayor efecto tiene para disminuir los niveles de glucosa en sangre

2. En la obesidad y la diabetes tipo 2 el aumento calórico se debe casi siempre al exceso de carbohidratos.

3. Restringir los carbohidratos en la dieta no implica necesariamente pérdida de peso.

4. Aunque la pérdida de peso no es necesaria para beneficiarse de una dieta baja en carbohidratos no hay mejor intervención dietética que la restricción de carbohidratos para perder peso.

5. Seguir una dieta baja en carbohidratos teniendo diabetes tipo 2 es tan eficaz al menos como cualquier otra posibilidad dietética; con frecuencia, significativamente mejor.

6. Reemplazar los hidratos de carbono por proteínas es generalmente beneficioso.

7. La ingesta de grasa saturada no se correlaciona con el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

8. La presencia de ácidos grasos saturados en el plasma se debe más a la ingesta de carbohidratos que a la de lípidos.

9. El mejor predictor de complicaciones microvasculares y, en menor medida, de las macro-vasculares en pacientes con diabetes tipo 2 es el control glucémico (HbA1c).

10.  La restricción de carbohidratos es el método más eficaz para reducir el nivel de triglicéridos en sangre y que aumente el de "colesterol bueno o lipoproteínas de alta densidad (HDL)

11. Las personas con diabetes tipo 2 que restringen los carbohidratos en la dieta pueden reducir la medicación y a menudo dejarla por completo; y las personas con diabetes tipo 1 requieren por lo general menos insulina.

12. Restringiendo la ingesta de carbohidratos se logra un descenso de glucosa en sangre similar al que se logra con fármacos... pero sin los efectos secundarios negativos de éstos.

Para la doctora Barbara Gower, Vicepresidenta de Investigación del Departamento de Ciencias de la Nutrición en la Universidad de Alabama y una de los autores del estudio "es evidente que la diabetes la causa la intolerancia a los carbohidratos luego el tratamiento lógico pasa por restringir su consumo; de hecho se obtienen así muy buenos resultados por lo que la resistencia del Gobierno y de las agencias de salud privadas para asumirlo es muy difícil de entender (…)  Para muchas personas con diabetes tipo 2 las dietas bajas en carbohidratos son una cura real; dejan de necesitar fármacos, se normaliza su nivel de glucosa en sangre y, por lo general, bajan de peso”

Pero bueno, ¿en qué quedamos? ¿Hay que restringir los carbohidratos, las grasas o las proteínas?,  suponemos que se preguntarán muchos lectores. Y la respuesta es simple porque en nuestra revista lo hemos explicado muchas veces: hay que hacer que durante un tiempo el cuerpo se alimente básicamente de las grasas acumuladas. Es lo que se denomina cetogénesis y lo que se explica cómo lograr desde hace años en La Dieta Definitiva. El problema es que todos esos investigadores se han centrado en soluciones parciales y han encontrado verdades parciales. 

 

Presentación en Madrid del libro Manual de Nutrición Celular

El próximo jueves 16 de octubre tendrá lugar en el Ateneo de Madrid -a las 19.00 horas- la presentación del libro de José Colastra Manuel de Nutrición Celular (Ed. Marañón) lo que correrá a cargo de Miguel Ángel García Sánchez y de nuestro director, José Antonio Campoy. Se trata de una espléndida y voluminosa obra magníficamente presentada (28 x 21,5) idónea para toda persona interesada en Nutrición pero muy especialmente para los profesionales de la salud: médicos, nutricionistas, expertos en Medicina Ortomolecular, fisioterapeutas, biólogos, químicos, naturópatas y otros profesionales.

Dividido en cuatro partes la primera está dedicada a describir y clasificar de forma detallada los alimentos según su origen -vegetal o animal- explicando básicamente si son alcalinizantes o acidificantes, qué nutrientes tienen y cuáles son las cantidades diarias recomendables de macronutrientes -agua, proteínas, carbohidratos y grasas- y micronutrientes -vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas, ácidos grasos esenciales, etc.- a la vez que se detalla su función: energética, plástica o reguladora.

La segunda se centra en los suplementos nutricionales explicando -entre otras cosas- por qué y cuándo conviene consumirlos, cuáles son sus formas de presentación más frecuentes y qué garantías de calidad deben exigirse al adquirirlos.

La tercera y más importante ofrece una exhaustiva información sobre más de 140 nutrientes celulares mostrando de manera clara y ordenada en qué funciones orgánicas están implicadas cada uno de ellos, qué dosis diarias se necesitan, qué puede provocar su déficit, cómo consumirlos de manera segura, sus sinergias y qué precauciones hay que tomar dadas las posibles interacciones y contraindicaciones.

Y la cuarta parte, finalmente, consta de diversos apéndices que explican de forma resumida cómo aplicar de manera práctica la amplia información ofrecida en este voluminoso libro de ¡720 páginas!

Nacido en Madrid en 1953 José Colastra es un reconocido naturópata con más de 35 años de experiencia en la práctica de la medicina natural, la bioenergética y la nutrición celular que completó su formación profesional con estudios de Psicofísica y Nutrición Ortomolecular. Es asimismo autor de tres obras anteriores: Las vitaminas (1990), Nutritest: test de deficiencias nutricionales (1991) y Manual de Nutrición Ortomolecular (2010).

Actualmente Colastra vive en las montañas del centro de Panamá lugar en el que a comienzos de 2012 fundó el Cariguana SPA, singular santuario holístico dedicado a promover la salud, el bienestar integral y la paz.

 

Experiencias trascendentales en científicos y artistas: hacia un nuevo paradigma médico.

Tal es el significativo título de la poco habitual jornada que tendrá lugar a las 20.00 horas del próximo 9 de octubre en el Salón de Actos del Centro Conde Duque de Madrid (c/ Conde Duque nº 11) en la que intervendrán los doctores Salvador Harguindey y Ramón Cacabelos junto a nuestro director, José Antonio Campoy bajo la coordinación del psicoanalista Javier Esteban, coordinador del ciclo Encuentros con lo sutil que desde hace tiempo viene desarrollándose en él. El acto está abierto el público y el acceso es gratuito pero dado que el aforo es limitado y es habitual que haya problemas de plaza para entrar es imprescindible reservar la entrada lo que puede hacerse por Internet en el enlace  www.encuentrosconlosutil,com y luego imprimirla.

Como el propio nombre de la jornada indica en ella se expondrán principalmente las experiencias personales de los ponentes invitados que son sin duda las que en buena medida les han llevado a adoptar una postura crítica en el seno de nuestra sociedad replanteándose muchas de las creencias socialmente aceptadas y asumidas de forma a veces tan irreflexiva como acrítica. Algo que unos plasman en su quehacer diario y otros además en sus escritos y aficiones no profesionales. De hecho el acto se aprovechará para dar a conocer la nueva novela del Dr. Salvador Harguindey que acaba de ver la luz bajo el sugerente título Una conversación en el cielo (Ed. Luz Pradera) y que no deja de ser una continuación intelectual de otras de sus novelas: La cuna de Don Quijote (1982, Los hijos de Hipócrates (1987), El hijo de Don Quijote (2005) y La resurrección de Peter Pan: el retorno al paraíso (2010). Una actividad poco conocida para el gran público de quien es especialista en Oncología Médica y Endocrinología y actualmente Vicepresidente de la Sociedad Internacional para la Dinámica de Protones en el Tratamiento del Cáncer, entidad con más de 150 miembros que trabajan en universidades y centros de investigación punteros de una treintena de países y sostienen que todos los tumores tienen muchos más factores en común que diferencias entre ellos y, por tanto, deben abordarse de la misma manera y en el mismo punto del proceso biológico contradiciendo así la tesis oficialmente aceptada.

Ramón Cacabelos, pos su parte, es catedrático de Medicina Genómica y Vice-Rector de Investigación y Ciencia de la Universidad Camilo José Cela de Madrid así como presidente de la World Association of Genomic Medicine, de la Sociedad Española de Medicina Genómica, de la Asociación Española de Neurogerontología y Neurogeriatría y del Grupo Euroespes, entre otros significativos cargos. Lo que no es tan conocido es que además es autor de dos libros no relacionados con su trabajo como científico -Pensamientos de un outsider y El legado de Garkok- además de un excelente fotógrafo cuya obra ha sido expuesta en galerías.

En cuanto a nuestro director cabe indicar que además de Discovery DSALUD ha dirigido durante años otras publicaciones relacionadas con el conocimiento alternativo y la ecología habiendo sido profesor de Relaciones Internacionales durante once años en la Universidad Complutense de Madrid y otros tres en el Centro Español Universitario (CEU); asimismo ha trabajado profesionalmente en la Agencia EFE, RTVE, RNE y el diario ABC, entre otros medios de comunicación. Autor de tres libros -uno de ellos en dos tomos escrito conjuntamente con nuestro compañero Antonio Muro: Cáncer: qué es, qué lo causa y como tratarlo- ha presidido y coordinado varios congresos internacionales, tres de ellos sobre cáncer.
 



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER