REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     CARTAS AL DIRECTOR
NÚMERO 02 / MAYO / 1990

80-109


NÚMERO 109. OCTUBRE 2008.

Sr. Campoy: cuando mi hijo tenía 3 años –hoy ya está en los 21- sufrió constantes problemas de garganta, mocos y otitis siendo entonces tratado con jarabes, gotas y supositorios pero como no mejoraba al año lo llevé a un especialista que dijo que tenía sinusitis y le recetó inhalaciones de un antibiótico mediante el uso durante 20 minutos de un aparato con mascarilla que dejaban en la Seguridad Social. Finalizado el tratamiento volví a la consulta y al ver que el niño no había mejorado el médico le mandó... más inhalaciones de antibióticos. Nada más salir de la consulta llamé a una médica homeópata para pedirla ayuda porque no estaba dispuesta a aceptarlo y el tratamiento que ésta le puso le vino muy bien aunque le saliese una especie de eccema en la parte posterior de la rodilla que le picaba mucho; al cabo de 2 años le dio el alta porque estaba prácticamente curado. De hecho, exceptuando algún episodio de mucosidad el niño estuvo bien pero 4 años después mi médico de cabecera -al que yo había acudido, ya no recuerdo por qué- me preguntó si tenía hijos a lo que le respondí que uno. Y entonces, sobre la marcha, me hizo una receta para que le pusiera la vacuna de la meningitis (ese año hicieron una campaña tremenda sobre su necesidad y la gente empezó a reclamar la vacuna). La verdad, en aquella época yo hacía siempre lo que el médico me decía. El caso es que a partir de ese momento mi hijo empezó a tener nuevamente problemas de mucosidad -con el taponamiento consiguiente- por lo que decidí llevarlo nuevamente a la homeópata que lo primero que me preguntó, precisamente, fue si le había vacunado de la meningitis porque al parecer a algunos de sus pacientes les había dado la misma reacción. El problema es que esa vez no hubo suerte y estuvo con mucosidad constante dos años aun con los cambios de tratamiento y dejé de llevarlo. A partir de ahí fui a todo tipo de especialistas, incluyendo a los expertos en alergia para ver si era por los ácaros o a no sé qué hongo que prolifera en las zonas húmedas de los bosques. Pero sólo se le seca la nariz momentáneamente cuando toma antihistamínicos para, a los pocos días, volver a estar con su mucosidad. Total, que ahora tiene 21 años, no quiere oír hablar de médicos de ninguna especie y no toma absolutamente nada porque se niega a medicarse aunque tiene constante mucosidad y está con el pañuelo en la mano todo el día Y claro, respira mal, duerme peor y tiene un humor de aúpa. Así que mi pregunta es: ¿hay alguien que pueda solucionarle el problema? Yo no sé qué más hacer. Muchísimas gracias por su revista y por la labor que desarrolla. Sigan adelante por favor.

Mª José Fernández
(Asturias)

Cuando un niño pequeño manifiesta problemas de garganta, mocos y otitis lo habitual es que el problema se lo esté provocando algo que ingiere –algún alimento o fármaco- o algo que le agrede en el ambiente –ropa sintética (pañales incluidos), productos tóxicos, colonias, vacunas, etc.- o agentes microbianos (bacterias, virus, hongos, ácaros...). Así que basta ir descartando posibilidades y de paso aumentar sus defensas porque en un entorno sano los microbios no tienen ninguna posibilidad de dañar al organismo. Desgraciadamente al médico no se le enseña a recomendar algo tan simple sino a dar fármacos que no resuelven el problema. Dicho esto agregaremos que en la inmensa mayoría de los casos la causa está en el consumo de leche de vaca –y sus productos derivados- además de algunos pocos alimentos. Diga a su hijo que se haga un test de intolerancia alimentaria –no de alergia- para averiguar qué alimentos le hacen daño aunque nosotros le sugerimos desde ya que destierre de su dieta la leche y todo producto que la contenga: nata, crema, quesos, yogures, helados, pasteles, dulces, bollos, etc. Es posible que sólo con eso su problema de mucosidad y taponamiento nasal desaparezca en pocos días. Que lo intente. Y si puede instale en su casa un ionizador de aire, ventílela bien a diario, límpiela con una aspiradora que elimine los ácaros y desinfecte los suelos con lejía o vinagre diluido. Y que ingiera además a diario ajo, cebolla, guindilla –salvo que sea alérgico- y aceite de onagra así como durante algún tiempo plata coloidal y extracto de semillas de pomelo. Y si quiere adelantar la recuperación que ingiera además Petasites hybridus, una planta que actualmente se vende en forma de extracto de hojas libre de alcaloides pirrolizidínoicos y/o un producto natural llamado Allermin Gotas que distribuye en España Natureplant. Recuerde asimismo que hay un aparato llamado Rinitis–Stop que emite biofotones mientras genera un campo magnético que activa la formación de adenosinatrifosfato (ATP) –la molécula que da energía a nuestras células– mientras el imán promueve la regeneración de las células débiles y que está indicado en los casos de congestión nasal en general, en las rinitis, en la fiebre del heno y cuando se ronca; y carece de efectos secundarios nocivos. Agregaremos que suelen ser igualmente útiles dos de las llamadas Sales de Schüler: la Kalium muriaticum y la Ferrum phosphoricum. Finalizaremos diciendo que aunque el problema lo pudo activar en su momento la vacuna de la meningitis –peligrosa como toda vacuna a pesar de la propaganda farmacéutica- dudamos que el problema actual se deba a ella. Aunque si así fuera también podría resolverlo porque el Dr. Jean Elmiger desarrolló un sistema muy ingenioso para desactivar los efectos adversos de las vacunas que consiste en dar la misma vacuna pero en diluciones homeopáticas; lo que se conoce como un nosode. Lo explicamos en el nº 102 de la revista en un artículo titulado ¿Es posible desactivar los efectos negativos de una vacuna? (puede leerlo en nuestra web: www.dsalud.com) La decisión ahora es de su hijo pero nosotros empezaríamos eliminando simplemente la leche y todo producto que la lleve aunque sea en muy pequeñas cantidades. Para evitar la actual reacción del organismo hay que desensibilizarlo y para ello hay que abstenerse de ingerir proteínas lácteas por completo. Sin medias tintas.


Sr. Director: a lo largo de toda mi vida he sido una persona enérgica y con mucha vitalidad pero en junio del año 2007 empecé a sufrir cansancio, ansiedad, molestias al respirar, frío, el corazón disparado, sensación de desmayo, zumbidos y otros síntomas. Verá, en una visita al médico éste pidió un análisis de sangre y al tener los resultados me dijo que tenía el colesterol alto por lo que me recetó Simvastina Sandoz 20 miligramos. Y yo me tomé el medicamento pero empecé a encontrarme cada día peor. Hasta el punto de que un día de febrero del 2008 tenía tantos síntomas y una ansiedad tan alta –tenía hasta miedo de perder el conocimiento- que mi nieto decidió, alarmado, llevarme a Urgencias. Una vez allí y tras dos interminables horas de espera me atendieron y terminaron diciéndome que no tenía nada. Les dije que estaba tomando un fármaco para el colesterol y me respondieron que debía ingerirlo para siempre. Y me enviaron a casa con una carta para el médico de cabecera. Pero yo continuaba empeorando y llegué a pensar que me moría. Volví pues al médico de cabecera y me dijo que no tenía nada. Y se limitó a recetarme de nuevo medicinas para bajar el colesterol, esta vez dos cajas de Simvastina Kern Pharma 20 miligramos. Como imaginará mi desesperación era total. El color de la cara -amarillo pálido verdoso- delataba mi estado y mi actividad quedó anulada totalmente. Sin embargo, al saber mi situación unos amigos se interesaron y buscaron posibles causas. El caso es que se detectó que en la cama en que duermo pasa justo por encima de mi tórax una línea geopatógena así que me cambiaron la cama de lugar... pero tampoco aprecié mejoría. Fue entonces cuando una persona que lee su magnífica revista me la dio a conocer, recordó el artículo que publicaron en ella sobre el colesterol y las estatinas, y me lo pasó para que lo leyera. Luego me recomendó que leyera los prospectos de los medicamentos, lo hice inmediatamente y, créanme ¡fue escalofriante! Al punto de que ya no tomé la siguiente pastilla que me tocaba por la noche. Y les parecerá imposible pero después de casi siete meses de sufrimiento dormí profundamente toda la noche y al día siguiente me desperté sin ningún síntoma, totalmente recuperada. Mi alegría es infinita y hoy tengo las mismas ganas de trabajar que antes. Han pasado ya quince días sin tomar las pastillas y mi estado de salud es perfecto... pero no se qué hacer con ellas. ¿Le cuento todo esto al médico? ¿Dejo de tomarlas sin decirle nada? ¿Qué me puede pasar si no las tomo? Perdone las molestias pero le agradecería mucho que me orientara sobre lo que hacer.

Mª Irene da Costa Silva

La primera noticia sobre los peligros de los estatinas la publicamos en el nº 32 (Octubre del 2001) cuando dimos a conocer la retirada de las farmacias de Lipobay -fármaco contra el colesterol fabricado por la multinacional alemana Bayer- tras comprobarse que al interaccionar su principal principio activo –la cerivastatina- con otro principio activo –el gemfibrozilo- había provocado decenas de muertes obligando a otros laboratorios a retirar también sus fármacos por contener ese mismo principio: Liposterol, Vaslip y Zenas. Y a millones de personas a cuestionarse seriamente la conveniencia de tomar productos farmacológicos para disminuir los niveles de colesterol en sangre. Y no sólo de los mencionados ya que además de esas muertes los fármacos provocaron muchos casos de miopatía y rabdomiólisis. Todo ello llevó al grupo ciudadano estadounidense Public Citizen a denunciar que otros cinco fármacos anticolesterol podrían también haber causado la muerte de otras 81 personas: Lipitor, Mevacor, Pravachol, Zocor y Lescol. El doctor Sidney Wolfe -del Grupo de Investigación de Salud de esa organización- aseguraría en una carta que envió a la FDA que “mucha gente que toma esas medicinas podría sufrir graves daños musculares y que incluso podría morir”. En el nº 63 (Julio-Agosto del 2004) informamos de que Public Citizen había solicitado asimismo a la FDA la retirada de la rosuvastatina fabricada por AstraZeneca debido a que se habían registrado varios casos de rabdomiólisis así como problemas de fallo o insuficiencia renal. Petición que hizo sólo cuatro días después de que la multinacional enviase una carta a los médicos británicos insistiendo en que debían recetar la dosis mínima para evitar efectos indeseados. Dos números después, en el 65 (Octubre del 2004), explicamos que el tratamiento precoz de estatinas a dosis elevadas no sólo no ayuda cuando una persona ha sufrido una angina o un infarto de miocardio sino que puede agravar su estado a causa de sus efectos secundarios. Así se indicaba en un trabajo presentado en el Congreso Europeo de Cardiología y que se publicó en Journal of the American Medical Association (JAMA) elaborado por investigadores del Centro Médico de la Universidad del Suroeste de Texas (EEUU) con 4.500 personas. Y poco después la FDA obligaba a la empresa fabricante a bajar la dosis inicialmente recomendada de 80 mg de simvastatina que se sugería en el prospecto, a añadir algunos efectos secundarios y a incluir nuevas advertencias con las interacciones que tiene el producto con otros fármacos. En lugar de retirarlo. Aunque lo más grave y lamentable es que la FDA ya había reconocido antes que la cerivastatina -otra estatina- aumentaba el riesgo de sufrir miopatía entre 16 y 80 veces después de unos años de uso. Y esa vez sí terminó retirando el fármaco del mercado. Bueno, pues ya entonces explicamos a nuestros lectores que la simple vitamina C es mucho más eficaz que las estatinas para bajar el nivel de colesterol, más barata, carece de efectos secundarios, no tiene interacciones negativas y en forma de ascorbato cálcico ni siquiera hay riesgo de sobredosis sugiriéndoles que leyeran el reportaje que sobre los problemas cardiovasculares habíamos publicado en el nº 64. Seis meses después –en el nº 69 (febrero del 2005) contábamos ya que la FDA había denunciado la “publicidad engañosa”de AstraZeneca sobre el anticolerestemiante Crestor. "Los anuncios son falsos y engañosos", dijo con contundencia la agencia estadounidense. Y, finalmente, en los números 90 y 91, decidimos publicar dos extensos reportajes con los títulos La injustificable demonización del colesterol y ¿Causan las estatinas recetadas para bajar el colesterol las enfermedades neurodegenerativas? tras cuya lectura entendimos que ninguna persona en su sano juicio tomaría nunca más estatinas para bajar el nivel de colesterol y ningún médico medianamente informado y con ética las recomendaría. Y así ha sido en muchos casos. Pero esos productos inútiles, ineficaces y peligrosos se siguen vendiendo porque es un negocio, los gobiernos lo consienten y además hay gente dispuesta a hacer caso siempre a su médico aunque éste sea un docto ignorante. Y ahora nuestro consejo es que dé usted a leer esta respuesta a su médico... y a continuación cambie inmediatamente de galeno. ¿O es que ni siquiera su propia y significativa experiencia le parece suficiente?


Sr. Campoy: tengo 33 años y me ha sido diagnosticado Takayasu o Enfermedad de la mujer sin pulso, catalogada como una rara enfermedad por la medicina moderna. Actualmente me encuentro en tratamiento con Osteopatía, Kinesiología y Flores de Bach pero mis ganas de hacer más por mi recuperación me llevan a buscar otras posibilidades que me ayuden a manejar mejor la dolencia por lo que me gustaría saber si puede orientarnos a quienes la sufrimos.

Alexandra Martinelli
(Barcelona)

Los médicos llaman arteritis a la inflamación de las arterias; y cuando el problema afecta a la aorta y a sus ramas principales -principalmente a los troncos supraaórticos- arteritis de células gigantes... aunque también puede llegar en casos raros a afectar a las arterias pulmonares, iliofemorales, renales, mesentéricas y coronarias. Pues bien, con el tiempo esa inflamación puede producir cicatrices a consecuencia de las cuales se forman acúmulos de células inflamadas que se denominan granulomas y éstos a una estrechez de la arteria o estenosis que impide que la sangre circule con todo su flujo y fuerza o a una dilatación importante o aneurisma. Es pues su caso y se ha bautizado como Arteritis de Takayasu porque es el apellido del primer médico que definió la “enfermedad”. Lo singular, en todo caso, es que suele afectar especialmente a jóvenes del sexo femenino de entre 30 y 40 años... pero de raza oriental. Añadiremos que cuando la estrechez o estenosis de las arterias progresa hasta la oclusión el pulso y los soplos desaparecen pudiendo aparecer infartos por cese de aporte sanguíneo salvo que exista circulación colateral que supla el problema. Por eso a la Arteritis de Takayasu se la conoce como la “enfermedad sin pulsos” siendo también característica la diferencia de presión arterial entre ambos brazos. En cuanto a las causas -¡qué sorpresa!- se desconocen. Así que se trata -como tantas otras dolencias que cursan con inflamación- con glucocorticoides a los que, generalmente, se agrega un tratamiento con inmunosupresores como el metrotexato, la ciclosporina, el micofenolato o la coclofosfamida. Y últimamente con anticuerpos monoclonales anti-TNF. Aunque a veces se requiere recurrir a la cirugía cuando la estenosis es ya importante. La buena noticia es que el 90% de quienes padecen la enfermedad no mueren por ella. ¿Y cuál es nuestra opinión? Mire, ya hemos explicado otras veces que la inflamación es un mecanismo de defensa del cuerpo que ante la más mínima provocación -una picadura de mosquito, una quemadura, un ataque microbiano, etc.- reacciona enviando células y sustancias químicas naturales para destruir a los posibles agresores y reparar los daños. Y además hace aumentar la temperatura lo que hincha la zona, es decir, la inflama. Lo malo es que si la causa que provoca esa reacción orgánica se mantiene en el tiempo porque no se solventa a la larga la inflamación puede llegar a dañar los tejidos que intenta sanar. Por consiguiente habría que preguntarse si esta patología no puede estarla provocando un parásito o un microbio (bacterias, virus, hongos...). Así que por si acaso fuera la causa sométase a alguno de los aparatos que hoy permiten eliminar cualquier tipo de microbio mediante la emisión de frecuencias (hemos hablado de ellos ampliamente y tiene todas las posibilidades publicadas en nuestra web: www.dsalud.com). Y elimine todo alimento al que pueda ser intolerante o sensible. Proceda asimismo a una completa desintoxicación –hemos explicado también varias veces cómo- en especial para eliminar metales pesados y otras sustancias tóxicas. Y luego siga un tratamiento ortomolecular –especialmente rico en vitaminas A, B, C y E así como en lisina y prolina- que le eleve las defensas y permita al organismo resolver el problema por sí mismo. Es asimismo útil ingerir selenio -evita la formación de coágulos- y lecitina de soja. También puede tomar infusiones de Gota kola (centella asiática) -por su contenido en ácidos triterpénicos, ácido asiático, ácido madecásico y asiatósido- y semillas de castaño de indias –contiene escina-. Una alimentación sana, ejercicio y beber mucha agua de calidad a diario completará el tratamiento. Ése es nuestro consejo.


Apreciado Director: soy una mujer de 45 años e impaciente lectora de su revista (en mi kiosco pueden dar fe de ello). Verá, hace cinco años entré en la menopausia y me ofrecieron seguir la Terapia Hormonal Sustitutoria a lo que me negué rotundamente (ante la perplejidad del ginecólogo que me atendió por aquel entonces). Simplemente acepté esa nueva etapa como algo natural (aunque precoz) y seguí con mi vida asumiendo todos los cambios y síntomas sin dramatismos y, sobre todo, sin medicamentos. Pues bien, el motivo de mi consulta es que ahora hace un año, en mi última revisión ginecológica, la densiometría reflejó una pérdida de densidad ósea del 13% por lo que mi actual ginecóloga me recetó Optruma (hidrocloruro de raloxifeno) para prevenir, según me dijo, una “casi segura minusvalía” derivada de la osteoporosis con el devenir de los años. Yo, siguiendo mi línea antimedicamentosa habitual, le expliqué que tomo regularmente Silicio G5 y Coralcare, precisamente para prevenir esos posibles futuros problemas. No se mostró nada interesada en mis explicaciones e insistió en la efectividad del citado medicamento y en la conveniencia por mi parte de tomarlo. Al salir de la consulta, preocupada, compré el medicamento (carísimo) y al llegar a casa, tras leer el prospecto adjunto detenidamente, tuve un susto de muerte cuando llegué al apartado de Posibles reacciones adversas por lo que decidí no tomarlo. De esto ha hecho ya un año y ahora, ante mi próxima revisión, me asaltan las dudas. ¿Hice bien? Les pido su opinión porque la considero muy valiosa. Si opinan que hice bien me sentiré más segura cuando tenga que decirle a mi ginecóloga que decidí no arriesgarme a sufrir ninguno de los posibles efectos adversos por prevenir una “posible” e “incierta” futura minusvalía. Le agradezco de antemano su atención y sin otro particular le saludo atentamente.

Francisca Güell
Sant Pere de Ribes (Barcelona)

Que un médico no conozca la eficacia del Coralcare y del Silicio Orgánico pase... pero que no muestre el más mínimo interés en informarse de ambos productos y encima le diga que si no toma el fármaco que le recetó puede usted quedarse minusválida el día de mañana es ya indignante. Cámbiese de médico cuanto antes. Tal es nuestra sincera, breve y contundente opinión.


Señor Campoy: estoy enganchada a su revista desde hace mucho tiempo. La mimo y cuido como oro en paño. En fin, el motivo de esta carta es la frustración que siento porque no consigo hacerme con dos productos. Verá, mi madre goza a sus 75 años de buena salud menos en el caso de la vista. Padece de lagrimal seco y dice que ve como cristales rotos. Y al ser una persona muy activa eso le condiciona y merma su calidad de vida. Por otra parte, tengo una sobrina de 13 años con C. Cong (persistencia hiperplástica del Vitrio Prim) a la que mi hermana lleva a revisión con regularidad por lo que, a propósito, se llevó de paso a mi madre. Una vez en la consulta le preguntaron a la eminencia que las atendió -así llaman aquí al doctor- por la N-acetil-carnosina y éste se encorajinó y soliviantó -como dice usted que hacen los médicos cuando se les pregunta por algo que desconocen- pero ni les extendió la receta ni les habló de la molécula. Evadió el tema con asombro y cabreo. Y respecto a mi sobrina le dijo que se podía operar pero sólo como medida puramente estética, cosa que ya sabíamos. En suma, me gustaría saber cómo puedo conseguir las gotas que llevan N-acetil-carnosina y el analgésico del que en su día hablaron, el Pain Away, ya que padezco osteoartritis, quizás a consecuencia de una lordosis con dolor persistente. Añadiré que procuro tener siempre una actitud positiva, practicar deporte (caminar, nadar, bicicleta, etc.) y tomar antioxidantes y nutrientes esenciales. Quedo pendiente de sus noticias. Un abrazo de ésta que se considera amiga vuestra.

Mayte Cordero Acedo
(Badajoz)

Las gotas con N-acetil-carnosina de las que hablamos en un reportaje del número 69 se pueden adquirir sólo a través de la web www.can-c.net como en el propio artículo explicábamos y eso –que sepamos- no ha cambiado. El Pain Away, en cambio, lo comercializa en España Laboratorio Da Vinci; puede ponerse en contacto con ellos llamando al 943 75 16 84.


Estimado Sr. Campoy y amigos: cuando alguien entra en diálisis, ¿puede haber marcha atrás? ¿Se puede salir de la diálisis o es imposible? Soy una mujer de 31 años con Lupus Eritematoso Sistémico desde los 11 años y el pasado año tuve en febrero un brote muy agresivo que me llevó al fracaso renal agudo. Yo tengo fe en salir de esta máquina y espero que la única solución no sea un transplante que me da tanto miedo. Estar en esa máquina me hace sentir un caballo salvaje metido en una jaula. Todavía orino algo y la creatinina está a 5. Quisiera deciros que perdí la salud pero gracias a ustedes he recuperado la ilusión y he decidido hacer las pruebas de acceso para estudiar Medicina y luego Naturopatía. Gracias con todo mi cariño. ¡Ah! Se me olvidaba preguntar si hay remedio para las estrías o todo es una farsa. Gracias.

Sara Suárez Magaz
Guargacho (Tenerife)

Teniendo fallo renal hay que acudir a algún experto que estudie el caso muy a fondo. No podemos recomendarle ingerir algunos productos sin más aunque posiblemente le resulte útil la ingesta de Diamel. Le sugerimos pues que consulte al Dr. Santiago de la Rosa (91 431 35 16) o al Dr. Domingo Pérez de León (91 579 36 05). En cuanto a las estrías depende de cada caso pero son especialmente útiles la ingesta de las vitaminas A, C y B6, la aplicación sobre ellas dos veces al día de una mezcla que lleve una cucharada de aceite de germen de trigo, una cucharada de aceite de escaramujo, una de rosa mosqueta y tres gotas de aceite de esencia de sándalo, la aplicación de hipertermia en la zona con un Indiba y, cómo no, los factores de crecimiento y el plasma enriquecido con ozono. Le sugerimos que consulte su estado a un experto en este asunto como es el Dr. Luis García Cremades (91 344 01 80).


Estimados amigos: tengo varias dudas sobre La Dieta Definitiva que no resuelvo a pesar de haber leído ya el libro dos veces. Os las planteo ¿Cómo se hace un flan de huevo sin leche? (aparece en los postres permitidos). ¿Qué gelatinas se pueden tomar? Las que he visto en los supermercados llevan azúcar. Las salchichas de pavo y pollo que se pueden tomar, ¿son también las envasadas o sólo las frescas? ¿Se pueden tomar todos los surimis? ¿o hay que mirar que no tengan algunos componentes? ¿Se puede utilizar un poco de nata ligera para aderezar una crema de verduras? ¿Arroz bastami es lo mismo que arroz basmati? ¿Se puede tomar té normal? En el libro habla del té sin cafeína mientras en la lista de alimentos permitidos no se especifica. ¿E infusión de manzanilla con anís? ¿Es lo mismo que infusión de manzanilla con anís estrellado que se prohíbe en el libro? ¿Se estropea mucho la dieta si se toma vinagre en las ensaladas? Cuando se come fuera es a veces muy complicado no consumirlo al pedir una ensalada. Dándoles las gracias de antemano por sus aclaraciones les saluda

Miriam de la Serna
(Ibiza)

Le respondemos en el mismo orden en que pregunta. En lugar de leche de vaca use leche de almendras, de avellanas o de coco (entre en www.mercadiabet.com). La gelatina sin azúcar suele denominarse gelatina light o “sin sabor” y hay muchas marcas (entre por ejemplo en www.diprimar.com). Las salchichas de pavo y pollo se pueden tomar también envasadas... si no llevan azúcar y para eso sólo hay que leerse la etiqueta. El surimi es pescado y los fabricantes no suelen echarle azúcar pero basta con comprobarlo antes de adquirir una marca. Puede usar nata ligera para hacer una crema de verduras... si no lleva azúcar; y, por cierto, Natreen acaba precisamente de empezar a comercializar nata montada sin azúcar. En cuanto al arroz su nombre correcto –como se menciona en el libro- es bastami pero en algunas webs se le llama basmati quizás porque algunas casas han jugado con la palabra y lo han bautizado así a la hora de comercializarlo. Pero todos hablan del mismo arroz de origen indio. En cuanto al té ya se explica en el libro que al igual que el café contiene cafeína –aunque sea en menor proporción– por lo que su consumo excesivo también puede provocar aumento de ácido úrico y, por tanto, ataques de gota. Por otra parte, el té contiene taninos que pueden dificultar la digestión de las proteínas. Es mejor tomarlo pues sin cafeína. Y le aclaramos que la cafeína es la misma sustancia que la teína. Fue aislada en 1819 y aunque entonces se pensó que eran sustancias parecidas pero diferentes hoy se sabe que son la misma sustancia. La manzanilla con anís (no hablamos en ambos casos de alcoholes sino de infusiones) puede tomarla moderadamente (el anís que lleva no es anís estrellado). Finalmente, el vinagre suspende la digestión salival y retarda la digestión de los glúcidos o hidratos de carbono y por eso no se recomienda. Y aunque se dice que favorece la digestión es un ácido y, por tanto, acidifica el organismo. De hecho tomar alimentos con demasiado vinagre irrita la mucosa estomacal y puede provocar trastornos digestivos. Por eso se explica que al hacer la dieta uno debería abstenerse de echarlo en la ensalada... pero también que si no puede resistirse eche entonces en ella una cucharada sopera (y sólo una).


Sr. Director: hace algún tiempo les escribí, fui contestada muy satisfactoriamente y por eso me atrevo de nuevo a plantearles otra cuestión para ver si me pueden orientar. He peregrinado durante cinco años de consulta en consulta -pasando por la Unidad del Dolor- hasta que me diagnosticaron Fibromialgia y Fatiga Crónica. Solo que una vez le pusieron nombre a mis males cada vez que acudo a una consulta por cualquier otra causa lo achacan a ello y me dicen simplemente que es lo que me toca vivir. Ni se molestan ya en averiguar nada sobre el problema puntual que me lleva a la consulta. Me acaba de pasar de nuevo -por enésima vez- al pedir ayuda sobre la hinchazón abdominal que sufro desde los doce años. En cuestión de minutos -sobre todo después de las comidas, no necesariamente abundantes, ni necesariamente calóricas- mi vientre plano se parece al de una embarazada de ocho meses mientras siento un agudo dolor desde la zona de los ovarios hasta el diafragma. Eso, unido a un problema de tránsito intestinal que me acompaña desde mi primer embarazo, interfiere en mi vida diaria pues los dolores son equiparables a los de las contracciones previas al parto. Me han hecho una ecografía abdominal en la que no aparece ninguna anomalía y ahora espero una consulta de digestivo después de insistirle a la doctora de cabecera un volante para un especialista ya que no quiere hacerme una prueba de intolerancia alimentaria. Mi pregunta es la siguiente: ¿puedo reclamar a la Seguridad Social una prueba de intolerancia alimenticia cuando tengo sospechas fundadas de que puede tratarse de eso? ¿Qué puedo hacer si se niegan a hacerme más pruebas contestándome literalmente “No se preocupe que no parece nada grave” cuando lo llevo padeciendo desde los doce años? Hoy tengo cuarenta y sufro fuertes dolores dos o tres veces por semana. Espero su respuesta.

A. Granda

Mire usted, los médicos tienen derecho a emitir un diagnóstico atendiendo a su leal saber y entender. Y, por tanto, si alguno decide en el sistema público que usted no necesita una prueba tiene difícil que le haga caso. Por supuesto, puede usted pedir una segunda opinión y si ésta difiere de la del primero aparecerá un tercero... con lo que entrará en una dinámica donde la que va a salir perdiendo es usted. Siga nuestro habitual consejo: ¡cambie de médico! Lo hemos sugerido muchas otras veces y a eso sí tiene derecho. Por lo que nos cuenta es evidente que usted tiene un problema de alergia, de intolerancia o de ambas cosas a la vez a algunos alimentos. Y debe suprimirlos de inmediato. Pero también podría no segregar sustancias necesarias para la digestión o sufrir algún déficit vitamínico, mineral, hormonal o enzimático. Y eso hay que valorarlo. Nuestra sugerencia es que acuda a algún médico que sepa tratarla de forma integral. Hemos proporcionado numerosos nombres a lo largo de los años en esta sección y a ellos nos remitimos. Lo que no es fácil que encuentre si acude a la Seguridad Social. Aunque quizás deba usted decidir antes si prefiere seguir tratándose gratis y pasarse otros 28 años sintiéndose mal o gastarse algo de dinero en recuperar de una vez la salud. La decisión es suya.


Sr. Campoy: soy asidua lectora de su revista y por más que la sigo leyendo no deja de asombrarme pues dan ustedes una información excelente que orienta y ayuda a muchas personas. Verá, tengo una niña de 18 meses que nació prematura, a las 35 semanas de gestación. Fue un parto de alto riesgo (preclampsia) por lo que se me hizo una cesárea. Pues bien, cuando nació Yaiza -así se llama mi niña- me dijeron que todo estaba bien pero hacia los 2 meses de vida yo le notaba algo raro en el ojo izquierdo y los pediatras no me hacían caso. Debido a un simple cultivo de orina un pediatra se dio cuenta de que efectivamente algo tenía en el ojo. Resumiendo, le diagnosticaron Hiperplasia del Vitro Primario y Estrabismo. Había que intervenir pero esa operación no se hacía en Gijón (Asturias) que es donde vivimos actualmente y me dieron a elegir entre el Hospital La Paz de Madrid y el Hospital San Juan de Dios de Barcelona al ser yo de esa ciudad. Pues bien, en Barcelona la atendió el Dr. Jaime Catalá Mora el cual dijo que había que operar urgentemente para salvarle el ojo pero como la operación se pospuso una semana decidí pedir una segunda opinión y fui a la Clínica Fernández Vega de Oviedo. Y el diagnóstico del Dr. Álvaro Fernández Vega fue totalmente distinto: me dijo que si fuese su hija no la operaría puesto que se le aceleraría el proceso. Y ése es el motivo de que me dirija a ustedes: estoy desesperada al no saber quién tiene razón. Les agradecería que me puedan orientar. Espero su respuesta. Atentamente,

Cristina Andújar Tomas
Gijón (Asturias)

La Hiperplasia del Vitro Primario es una afección cuya causa se desconoce –aunque hay varias teorías- que, como su propio nombre indica, se caracteriza por un desarrollo aberrante del vítreo primario anterior y se empieza a apreciar apenas días o semanas después del nacimiento. Pero debe asegurarse de que no se trata de una fibroplasia retrolental, una ciclitis proliferativa, un retinoblastoma, una catarata congénita aislada, una retinopatía de la prematuridad o algún pseudoglioma o leucocoria atípica. Pida que le hagan pruebas a su hija, incluyendo una tomografía axial computerizada y una resonancia magnética. Mire, el centro de referencia a nivel mundial en el ámbito de la Oftalmología sigue siendo a día de hoy la Clínica Barraquer de Barcelona (www.co-barraquer.es) por lo que no podemos hacer otra cosa mejor que sugerirle que consulte con alguno de sus especialistas (93 209 53 11). Entendemos que es la mejor opción.


Saludos a todo el equipo. Compro vuestra revista desde hace dos años pues estoy aprendiendo mucho con ella y todos los meses la espero con impaciencia. Me gustaría haceros una pregunta: estoy en tratamiento desde hace diez años con Orfidal porque tengo ansiedad crónica. Según vuestras informaciones creo que es algo genético porque tengo varios hermanos con el mismo problema. En fin, el caso es que hace tiempo que quiero dejar de tomar ansiolíticos y sustituirlos por algún producto natural. He probado con melatonina (3 mg por la noche) pero aunque duermo mejor y durante el día estoy menos nerviosa no es suficiente. ¿Quizás tendría que tomar más? Con la melatonina tomo una pastilla menos de Orfidal pero durante el día tomo 4 pastillas más. He consultado con médicos naturópatas -algunos de vuestro Consejo Asesor- y después de Acupuntura, Biorresonancia, etc, desplazarme a otra ciudad y gastarme una gran cantidad de dinero no he podido solucionar nada. He querido ir a EuroEspes pero no está a mi alcance económicamente. Como estoy bastante desesperada oí hablar de pronto de una hierba: la kava-kava. Obviamente busqué información sobre ella pero lo que he encontrado es que si bien puede sustituir a las benzodiacepinas está prohibida su venta en España y Alemania porque puede producir problemas en el hígado -hasta el punto de transplante- y eso me da miedo. ¿O quizás ocurre como con la melatonina que en nuestro país también está prohibida cuando se trata de un producto natural estupendo? ¿Me podríais aclarar algo sobre esa hierba? ¿Y puedo tomar más de 3 mg de melatonina al día? Ya se que habéis hablado bastante sobre la ansiedad y habéis dado vuestros consejos pero a mí no me sirven. Mi psiquiatra dice que mi ansiedad es caracterial y que tendrían que fundirme y hacerme nueva. Últimamente me han recetado Rivotril 2 mg. -un antiepiléptico- pero no me lo he tomado. Y Gabapentina, que tampoco me he tomado porque tengo un problema de sensibilidad extrema. Por ejemplo, yo no puedo tomar chlorella porque me subo por las paredes. Y de los productos homeopáticos para desintoxicar y limpiar el organismo tuve que tomar la mitad de la dosis habitual porque me ocurre lo mismo. ¡Y para qué hablar de los medicamentos...! He probado muchos, Prozac incluido. Pero no los tolero porque son demasiado fuertes para mí. Así que no sé cómo lo veréis vosotros pero yo estoy muy triste. Me levanto todos los días y mientras desayuno y empiezo con el Orfidal no puedo evitar que se me caigan las lágrimas. Además me encuentro con la incomprensión de mi familia y de los médicos. No entienden mi gran sensibilidad e intolerancia a muchas sustancias. Muchas veces deseo morir para descansar de una vez. Es muy difícil vivir así. Siempre estoy con vitalidad cero. Me gustaría que me pudierais contestar. Ya no sé a dónde recurrir. Muchas gracias.

Pilar
(Madrid)

Ya en el número 76 de la revista nuestro compañero José Ramón Llorente –presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular- explicaba que la ansiedad es un simple estado de ánimo que pasa a ser patológico cuando por su frecuencia, intensidad o duración se convierte en permanente y suele ir acompañado de reacciones de tipo neurovegetativo como tensión muscular, sudoración profusa, palidez, estimulación de las glándulas secretoras, cambios en la secuencia respiratoria, aumento de la presión arterial y del ritmo cardiaco, insomnio, etc. Y cuando ese cuadro es intenso se habla de angustia que es el término apropiado cuando la emoción se ha somatizado intensamente. Y si bien ambas están íntimamente relacionadas la ansiedad es más psíquica y la angustia tiene un marcado carácter somático. En cualquier caso, las dos son emociones de tipo intenso que generan una evidente reacción del sistema nervioso vegetativo. Caso distinto es la ansiedad patológica que acompaña a enfermedades graves -como las mentales-, la que acompaña a patologías terminales o la que se da en el alcoholismo, el hipertiroidismo, la drogodependencia o las enfermedades físicas agudas. Hay también ocasiones en las que la ansiedad se puede exacerbar debido a influencias tanto exógenas como endógenas y se presenta lo que se llama crisis de ansiedad aguda donde ya se ve comprometido de forma seria el sistema nervioso vegetativo presentando un cuadro que amenaza el equilibrio mental y físico. En general los estados de ansiedad que amenazan la conducta no pueden ser modificados apelando a la voluntad de quien la padece por lo que se debe modificar terapéuticamente la situación tanto en el plano bioquímico como en el psíquico a fin de poder modificar los factores que desarrollan esa alteración. Llorente agregaba que en tales casos son útiles terapias como la meditación, la relajación, el yoga o el Tai Chi, etc. y realizar actividades al aire libre con regularidad pero, sobre todo, suprimir de la dieta la ingesta de café, té, alcohol, grasas saturadas y los azúcares e hidratos de carbono refinados (y, por tanto, la bollería industrial). Siendo en cambio beneficioso ingerir aguacates, almendras, anacardos, avena, cereales integrales, espinacas, berzas, hojas de remolacha, brécol, garbanzos, germen de trigo, jalea real, lechuga, lecitina de soja, levadura de cerveza, malta no torrefactada, miel, nueces, piñones, plátanos, polen y yogur. E indicaba qué suplementos son los más adecuados. Pues bien, basándonos en ello vamos a sugerirle que elimine los alimentos antes mencionados, haga a diario algo de ejercicio -esto es básico-, beba mucha agua mineral –tres litros diarios al menos-, compruebe si está sometida a radiaciones artificiales –ionizantes o no- para evitarlo, se haga tanto un test de alergia como uno de intolerancia alimentaria –suprimiendo todo alimento que le perjudique- e ingiera una cápsula diaria de un complejo de vitaminas B naturales, un gramo diario de vitamina C –mejor en forma de ascorbato cálcico-, una cápsula diaria de calcio –le sugerimos Coral Care-, 1 gramo de magnesio en ayunas (aunque es mejor en la forma de cloruro de magnesio –llene una cuchara mediana- poco antes de acostarse), una cápsula de GABA, otra de L-5 HTP (5-hidroxitriptófano), una más de selenio y otra de fósforo además de dos aminoácidos: glicina y taurina. Y, muy importante, tres gramos diarios de omega 3 (por ejemplo, de Aceite de Krill NKO o de Lyprinol). Y, por último, sepa que hay una serie de plantas adaptógenas especialmente útiles en casos de ansiedad: ginseng, eleuterococo, uña de gato, pau de arco y maca. Si hace lo que le decimos –y no sólo parte de lo que le decimos- verá mejorar su estado en pocas semanas. Un tratamiento amplio y complejo, sí, pero también lo es el caso que nos plantea. Por supuesto, usted decide.


En primer lugar quiero felicitarles por la revista. Y a continuación plantearles una cuestión: en el nº 107 explican que hay estudios que demuestran que en sólo cinco años al menos la tercera parte del mercurio de una amalgama se evapora siendo absorbido por el cuerpo. Pues bien, ¿creen ustedes que debería cambiar mis cuatro amalgamas teniendo en cuenta que hace más de quince años que las tengo? Es decir, en ese plazo de tiempo, ¿se ha evaporado todo el mercurio? Gracias por su respuesta y reciban un cordial saludo.

David Campos
(Tenerife)

La FDA, después de décadas de negar que las amalgamas fueran peligrosas, reconoce ahora que sí hay peligro... pero que es mayor el de sacarlas que el de mantenerlas. Solo que, una vez más, mienten. Dan ese consejo para que los dentistas de todo el mundo no tengan que dedicarse a quitárselas gratuitamente a decenas de millones de pacientes y, asimismo, evitar que sean demandados por ellos. Nuestro consejo –y lo hemos dado varias veces antes de que la FDA hiciera por enésima vez el ridículo- es que se las quite. Basta con que el dentista sepa hacer bien su trabajo.


Estimado Sr. Director: soy lector de su excelente publicación desde hace algunos años aunque debo decir que lamentablemente on line ya que en Argentina -donde resido- no se encuentra todavía. Nobleza obliga: debo aclarar que en las oportunidades en que visité España siempre me hice de algún número. Pues bien, el motivo de este escrito es consultarles sobre algunas dudas que me surgen respecto de las afamadas propiedades del cloruro de magnesio del que sólo he encontrado en su web algunas menciones. Son éstas: el magnesio, al ser un mineral inorgánico, ¿puede ser asimilado por el organismo? La receta que encontré para su preparación habla de diluir 33gr. de cloruro de magnesio en un litro de agua potable pero, ¿al diluirlo y con el transcurso del tiempo no pierde sus propiedades? ¿Es recomendable o perjudicial tomar directamente los cristales sin diluir? ¿Cómo establecer la dosis correcta de 400 miligramos diarios si se encuentra la preparación diluida en agua? ¿Posee contraindicaciones su ingesta prolongada? Desde ya muchas gracias. Y, por cierto, les sugiero que se informen de las investigaciones del padre J. Chorr.

Nicolás Calud
Buenos Aires (Argentina)

Conocemos el trabajo del padre J. Chorr... y el del Dr. Prada Pascual gracias al cual los pacientes de INSAODYT toman cloruro de magnesio en España desde hace décadas. Verá, el magnesio es uno de los minerales más abundantes en el cuerpo humano estando el 70% localizado en los dientes, los huesos -en combinación con fosfato y bicarbonato- y los tejidos blandos. Y como quiera que hoy los alimentos que ingerimos carecen en buena medida de él su déficit es causa de muchas patologías (lea en nuestra web –www.dsalud.com- lo publicado en el nº 17). Ahora bien, para su correcta absorción debe tomarse acompañado de vitaminas B6, C y D así como de calcio y fósforo. Y no se usa en los preparados de suplementación magnesio inorgánico sino orgánico y procedente de legumbres, limones, pomelos, higos, manzanas, maíz amarillo, almendras, nueces, avellanas, semillas y, sobre todo, de los vegetales de color verde oscuro. Nuestro consejo –como ya dijimos en una carta anterior- es que se tome un gramo diario en ayunas -en cápsulas o en polvo- o bien en la forma de cloruro de magnesio por la noche –una cucharada mediana tiene un gramo de magnesio-... pero hasta que los problemas físicos desaparezcan. Luego rebaje a la cuarta parte la cantidad y descanse un mes por cada tres de ingesta. Y, por cierto, muchas veces los problemas de osteoporosis no se deben a un déficit de calcio sino de magnesio. No está de más recordarlo.


 

NÚMERO 108. SEPTIEMBRE 2008.

Queridos amigos: tras haber leído la sección Contrapunto de Joaquín Grau mi mujer y yo hemos reflexionado sobre los temas del embarazo que se comentan en el texto. Ella está encinta y nos preguntamos si tenemos derecho a que, a la hora de dar a luz, podamos exigir con antelación al hospital si queremos la postura vertical en cuclillas y no la horizontal -cómoda sólo para el ginecólogo- así como que no sea inmediato el corte del cordón umbilical, que no se lleven de inmediato al bebé de nuestro lado para lavarlo y demás derechos que en los hospitales de hoy niegan a la mujer y a las familias. ¿Estamos en nuestro derecho de exigirles eso? Y lo que es más importante: ¿están los médicos y ginecólogos obligados a respetar nuestras decisiones? Sabemos que la revista podrá orientarnos. Por último, me gustaría saber si tenéis constancia de si con homeopatía o alguna otra técnica se puede ayudar a dilatar evitando así la posibilidad de una cesárea, algo por lo que cada vez más médicos optan sin que esté justificado. Muchas gracias por la gran revista que desarrolláis.

C. Pelonio
(Huelva)

Ustedes tienen derecho a acudir a cualquier médico o clínica privada y acordar con ellos lo que les plazca si ambas partes están de acuerdo. Pero si acude a un médico u hospital público se tendrá que someter a los protocolos que en ellos hay establecidos. Y éstos no son los mismos siempre. Varían de hospital en hospital, de médico en médico. En España los departamentos hospitalarios son reinos de taifas donde cada jefecillo tiene su librillo. Y sus intereses. Y hacen lo que les place. Se hallan limitados por muy pocas normas. Así que si usted quiere exigir su “derecho a...” lo que sea se va a encontrar con un “aquí hacemos las cosas así; lo toma o lo deja”. Ésa es la realidad de la práctica hospitalaria. Mire, pretender en un centro público que un ginecólogo atienda a su mujer para que ella de a luz estando en cuclillas si él no quiere le va a resultar poco menos que imposible. Quizás haya médicos que estén dispuestos a acceder pero nosotros no los conocemos. Y puede extrapolar esta respuesta a todas sus demás preguntas. Ustedes sólo tienen derecho “a ser médicamente asistidos”. Su opinión sobre cómo ser atendidos no le importa nada al sistema. En cuanto a si hay algo que ayuda a dilatar el útero durante el parto sí: es muy útil la cúrcuma. Aunque lo más eficaz probablemente sea hacerlo con Noesiterapia (lea en nuestra web –www.dsalud.com- lo publicado al respecto en la sección que con ese mismo nombre apareció en los primeros números de la revista).


Me gustaría preguntarles algo de interés general: soy vegetariano y tras una analítica por problemas de digestiones se ha visto que tengo la vitamina B12 por los suelos, cosa que no entiendo porque he estado tomando espirulina desde hace mucho para, entre otras cosas, prevenir su carencia. Investigando he leído en varios foros que la vitamina B12 vegetal no tiene nada que ver con la B12 animal ya que la primera no es absorbida por el cuerpo. Luego, investigando un poco más, he llegado incluso a leer que la B12 vegetal puede hasta ser peligrosa porque el cuerpo, al detectarla, bloquea por completo su absorción al constatar que no es B12 animal. Es más, se dice que bloquea incluso la entrada de la B12 animal. Me han inyectado vitamina B12 durante varios días y se me han ido todos los problemas. En suma, ¿es cierto todo lo que he leído o está manipulada esa información? Y, sobre todo, ¿qué debe hacer un vegetariano para asegurarse de que no le falte vitamina B12? ¿Nos quedan sólo los huevos? Gracias y saludos.

Juan Antonio Perelló

Es cierto -se ha planteado en algunos congresos científicos- que la vitamina B12 parece no ser asimilable en su forma vegetal. Tan solo es bioquímicamente asimilable cuando se encuentra en derivados animales. Las plantas no contienen formas bioactivas de vitamina B12 a no ser que estén contaminadas por microorganismos. Ha de tenerse en cuenta además que para su absorción es necesario que se encuentre en el intestino una enzima mucoproteínica llamada “factor intrínseco” que segregan las paredes del estómago y cuya función es la de proteger a la vitamina B12 frente a algunos gérmenes (como la escherichia coli). Y debe haber asimismo suficiente secreción de jugo gástrico, presencia de calcio en el intestino y un correcto funcionamiento de la glándula tiroides. De ahí que las personas con alteraciones intestinales puedan tener dificultades para absorberla. Lo que no es cierto es que la vitamina B12 de origen vegetal dificulte la absorción de la vitamina B12 de origen animal. Terminamos indicándole que la vitamina B12 se encuentra fundamentalmente en las almejas, el jamón, los arenques, el salmón, el atún, el hígado, el cerdo, los huevos, el queso y los riñones. Los vegetarianos pueden tomar en cambio espirulina y levadura de cerveza. O directamente suplementos de la misma con los nutrientes sinérgicos adecuados (se publicaron en la sección de Medicina Ortomolecular que apareció en el numero 24, texto que tiene a su disposición en nuestra web: www.dsalud.com). Cabe señalar, por último, que los complementos nutricionales a base de cioanocobalamina, hidroxicobalamina o metilcobalamina son eficaces para el tratamiento de las deficiencias de esta sustancia y de hecho se utilizan para el tratamiento en pacientes veganos. Ahora bien, en casos extremos es necesario utilizar la coenzima B12 -también llamada adenosilcobalamina- que es la forma mas activa de esta vitamina ya que se absorbe y acumula en mejores condiciones.


Sr. Director: a la trascendencia se llega por infinidad de caminos que se resumen en dos: el del bienestar y el del sufrimiento. El camino del bienestar es minoritario y se inicia por el deseo de sentirlo. Casi siempre para aliviar el dolor emocional interno mediante meditación, rezos, sofrología, yoga, zen, psicoterapias regresivas, experiencias paranormales y otros. El camino del sufrimiento es el más concurrido por las personas y tiene mucho que ver con el enfrentamiento con la muerte que, para la mayor parte de los afectados, representa un shock muy serio, como enfermedades graves y accidentes. En estas enfermedades, tales como el cáncer y el Sida por ejemplo, la vida nos está llamando la atención y nos dice O cambias o mueres. Y es así porque los que se curan de un cáncer han abierto su cuadrante espiritual y han efectuado los cambios internos precisos que han hecho desaparecer la enfermedad, porque se han entregado al AMOR. Igual ocurre con el Sida porque existe un 5% de esos enfermos en los que la enfermedad no se desarrolla, queda en estado latente y son catalogados por los científicos como “enfermos RFS”, o sea, con Relaciones Familiares Sólidas que es un eufemismo ridículo para indicar que son enfermos que reciben mucho amor por parte de sus seres más queridos lo que les salva del victimismo depresivo tan típico de estos enfermos y que es la causa real emocional de la enfermedad. Por eso es tan importante hacer en este tipo de enfermos una terapia regresiva: es una magnífica oportunidad y posibilidad de que entren en contacto con el amor que se les ha extraviado y poder sanar y curarse. Me he preguntado siempre por qué a ciertos científicos les cuesta tanto admitir que el amor es sanador y necesitan inventarse frases absurdas para no nombrarlo. ¿Acaso el amor no es científico? Porque sí lo es. Es científico todo lo que existe. Según mi modo de ver solamente no lo admiten los “cien”-“tíficos” porque la fiebre tífica altera la mente y no lo pueden ver. ¡Y menos mal que son sólo “cien”! porque si llegan a ser mil... ¡socorro! La verdad es que son un buen prototipo del grupo de personas cultas e ignorantes, es decir, sin sabiduría. Seguidamente expongo dos casos, muy extraños pero absolutamente reales, de descubrir la trascendencia: uno a través del sufrimiento y otro del bienestar. Una conocida mía estaba en la playa con un grupo de amigos y familiares, y como es una gran nadadora nadie del grupo se preocupó cuando se fue a nadar mar adentro varios centenares de metros y se quedó sola dejando atrás a los demás bañistas. Sin embargo, tuvo repentinamente fuertes calambres en los dos miembros inferiores y se hundió con rapidez. Sabía que iba a morir pero por unos instantes conservó la calma y mentalmente dijo ¡Ayudadme!... sin saber a quién pedía esa ayuda. Y en ese mismo instante dos manos invisibles la cogieron y la subieron a la superficie donde pudo jadear hasta que fue normalizando su respiración. Luego esas manos invisibles la fueron trasladando hasta la arena y desaparecieron tan misteriosamente como habían aparecido. Tras esa experiencia su vida cambió radicalmente y perdió todos sus miedos; sobre todo el miedo a la muerte. Hoy la armonía y la alegría presiden su vida una vez cambiaron radicalmente algunos de sus valores personales. Pero hay también otra manera de vivir la trascendencia y es desde el bienestar y la naturalidad. Consiste en lograr que todas las mujeres embarazadas sean sometidas a una técnica específica de la Psicoterapia de Expansión de Conciencia creada por el Dr. Osvaldo Peredo Leigue que se denomina Prevención Gestacional y que consiste en eliminar de los fetos todos los sufrimientos emocionales que se van teniendo a lo largo de la gestación -objetivo que se consigue a través de la madre- de modo que cuando el bebé nace está libre de ellos y así vive sólo de un modo casi constante la paz, la alegría y el amor. He comprobado en mi consulta cómo la terapia regresiva permite a muchos enfermos descubrir cómo nace en ellos el amor incondicional. Y ello pone siempre fin a la terapia porque se logra la sanación total.

Dr. Pedro Subirana

Lo que postula el Dr. Oswaldo Peredo no es en realidad muy diferente de lo que en su Tratado Teórico-Práctico de Anatheóresis postula nuestro compañero Joaquín Grau que, por cierto, acaba de cumplir 80 años y se encuentra en estupenda forma. Y ambos tienen razón en muchas cosas pero especialmente en ésta: no hay terapia más eficaz para superar cualquier dolencia que el Amor. Aunque haya quienes se resistan a aceptarlo o manifiesten en su ignorancia que “eso no es científico”.


Hola. Antes de nada quiero agradecer a todo el equipo de la revista la oportunidad que me ha dado para recuperar mi salud y reorientar mi profesión a través de la búsqueda y recopilación de la información contenida en los diversos números en lo que a los riesgos asociados a la contaminación electromagnética se refiere. Verán, me llamo Alberto, tengo 31 años, he recibido formación en Ingeniería Técnica Industrial y me gustaría compartir mi experiencia. En 1999 comencé a padecer los síntomas de la Electrosensibilidad (insomnio, cansancio, dolor de cabeza...) tras vivir a 150 metros de una antena de telefonía móvil durante más de 7 años y de una subestación eléctrica (35 años funcionando) ubicada en el mismo terreno de la antena. Pero ahora sé, tras adiestrarme en el uso de los aparatos para discriminar, que lo que más me estaba afectando era un aparentemente inofensivo enchufe situado a sólo 10 centímetros del cabecero de mi cama cuya radiación soporté durante al menos 18 años. La Electrosensibilidad es una enfermedad notoria recurrente provocada por la exposición a campos electromagnéticos y que disminuye o desaparece cuando uno se aleja de la fuente que los genera: transformadores, antenas de telecomunicaciones, aparatos domésticos, geopatías, etc. Se trata de un trastorno orgánico reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pero en nuestro país se sigue sin tener un criterio para su diagnóstico. Y muchas de las personas que hoy la padecemos vimos agravados nuestros síntomas en respuesta al uso continuado de ordenadores con pantallas de tubo de rayos catódicos mientras que actualmente la mayoría lo son a través del uso frecuente de los teléfonos móviles o de la exposición prolongada a las emisiones de las estaciones base de telefonía. Uno de los primeros síntomas que noté fue la rigidez en los músculos de la cara cuando estaba usando el ordenador durante algunas horas. Con el paso del tiempo el malestar se hizo general pues a ello se sumó la falta de concentración, picor en el cuero cabelludo, irritabilidad e, incluso, pequeñas arritmias que parecían remitir por completo después de algunas horas de no utilizarlo. Es en ese momento cuando empiezas a ser consciente de que tienes una especie de alergia o sensibilidad extrema a las radiaciones y de que también eres sensible a otros aparatos eléctricos y/o radiofrecuencias. Llegar hasta aquí no ha sido fácil porque en nuestro país la mayoría de los médicos no ha oído hablar nunca de este síndrome. Y eso hace que a las personas que empezamos a padecer tales síntomas se nos catalogue de hipocondríacas, quejicas, inadaptadas sociales o neuróticas y se retarde el tratamiento correcto. Es más, ante la evidente falta de apoyo las personas afectadas tratan de ocultar (se) sus síntomas y seguir con sus vidas (trabajos, estudios, etc.) como si no pasara nada pero -como en todo proceso crónico degenerativo- llega un momento en el que “las gotas de agua terminan por colmar el vaso”. Es en ese punto cuando la persona afectada tiene que tomar las riendas de su vida, encarar la enfermedad, buscar soluciones, aceptar que está sólo y aprovechar la ocasión para desarrollar cualquier carencia espiritual porque si no lo hace o prefiere meter la cabeza bajo tierra -como el avestruz- o delegar su salud en terceras personas lo más probable es que no acuda nadie con una “varita mágica” a solucionarle su vida. Muchas veces las personas con este síndrome entran en un círculo vicioso que hace que cada vez empeoren más y como mucho, consigan fármacos paliativos pero sin saber que lo que de verdad les está causando los problemas es la radiación que entra por sus casas procedente de las antenas de telefonía móvil que sus vecinos, con suma ignorancia y/o intereses económicos, les han puesto enfrente; o el radio-reloj despertador que tiene encima de la mesilla de noche… De hecho a veces lo único que hay que hacer es cambiar la cama de sitio con ayuda de un experto y, simultáneamente, acudir a la medicina biorresonante para descargarnos de la radiación que hemos ido acumulando en nuestros cuerpos. También va muy bien introducir en nuestra dieta ciertos alimentos. Es el caso de las nueces o el del cacao por su riqueza en melatonina (hormona que regula el sueño, estimula nuestras defensas y nos protege de los radicales libres y que se deja de segregar en presencia de campos electromagnéticos según diversos estudios como los del profesor José Luis Bardasano). Es importante saber además que los metales pesados (mercurio, plomo, cadmio...) que se acumulan en nuestro cuerpo y que pueden proceder de amalgamas bucales, de las cañerías que transportan el agua que bebemos a diario y de los alimentos enlatados pueden agravar la sensibilidad a las radiaciones si no se eliminan a tiempo (baste recordar que los metales son muy buenos conductores de la electricidad). Y saber que para limpiar nuestro organismo de esos productos tóxicos van muy bien el alga chlorella, el ajo y el cilantro. Por propia experiencia les puedo asegurar que se puede cambiar de rumbo el curso de esta afección. Por supuesto, los cambios no son espectaculares pero sí son constantes y ya no tienen vuelta atrás. En Suecia, primer país que aceptó la Electrosensibilidad como causa de baja laboral (invalidez física), la cifra de afectados se eleva hoy a 250.000. Y según las últimas estimaciones para las sociedades modernas la población electrosensible oscila ya entre el 3 y el 5%, cifra que podría duplicarse en los próximos diez años. Para terminar quiero animarles a denunciar, manifestarse, recoger firmas y todo lo que sea necesario para exigir a nuestros representantes políticos nuevas leyes que tengan en cuenta los efectos sobre la salud de las personas más susceptibles a medio y largo plazo, en consonancia con los estudios científicos más actuales. Es necesario difundir la existencia de la electrosensibilidad primero para defender la causa de las personas ya enfermas y, en segundo lugar, para prevenir a otros con el fin de que no la sufran. Un saludo repleto de paz y de armonía.

Alberto Cela

Que las torres de alta tensión, los centros de transformación, las antenas de telefonía, los teléfonos móviles y los inalámbricos digitales, los dispositivos de tecnología Wi-Fi, los rayos X y algunos aparatos de diagnóstico -como los TAC- pueden causar numerosas patologías -en muchos casos graves - y son especialmente peligrosas en el caso de los niños, ancianos, embarazadas y adolescentes lo hemos explicado hasta la saciedad. Y la comunidad científica lo sabe. Y las compañías eléctricas y de telefonía. Y los Gobiernos. Y los medios de comunicación. Pero se oculta. Y se miente. Y nadie parece estar dispuesto a hacer nada. Lo hemos explicado en numerosas ocasiones en esta misma sección, en varios editoriales y en artículos extensos publicados en los números 7, 36, 38, 63, 70, 75, 89, 92, 94, 97, 99, 104 y 105. En suma, ¿cree usted que no hemos difundido el problema suficientemente? Todo lo que cuenta en su carta lo hemos publicado. Nosotros sabemos pues que nuestros lectores están informados y advertidos. Obviamente lo que decidan hacer luego con esa información es decisión suya. Lo que no podemos ni debemos hacer es actuar por los demás. Quienes padecen problemas como el suyo deben hacer lo mismo que usted: informarse, formarse y actuar en consecuencia. Y para todo ello tienen en nuestra web –www.dsalud.com- las claves. Porque es muy cómodo que otros soluciones nuestros problemas pero hoy no es ya ni factible ni realista. Muchas personas parecen olvidar que nosotros somos periodistas y nuestra función es informar. Y que ahí acaba nuestra responsabilidad.


Estimado Director: debo decirle que conozco la revista desde apenas tres años pero estoy impactado por su contenido. Tanto que hace unos días estuve en el psiquiatra por un problema de depresión y como me recomendó que tomara unos fármacos volví a la semana siguiente con los artículos que publicaron ustedes en los números 88 y 104 donde dejan claro lo peligrosos e inútiles que son y le pregunté qué opinaba y si no podía optar a otros tratamientos más naturales e inocuos. Bueno, pues sencillamente se negó a leerlos, me dijo que él no perdía el tiempo en “chorradas” y que se trataba de fármacos de última generación que a diferencia de los productos de la llamada Medicina Natural y de la Homeopática han sido sometidos a exhaustivos análisis e investigaciones antes de su comercialización estando sus propiedades y efectos secundarios contrastados y publicados; y que la relación riesgo-beneficio los hacía claramente aconsejables. Añadiendo que, por el contrario, las sustancias naturales a las que ustedes se refieren no cuentan con estudios científicos que avalen sus propiedades. Y que además si no se explican en esos productos los efectos secundarios no es porque no los tengan sino porque no se han estudiado como los de los fármacos. He de agregar que, en cualquier caso, lo que más me sorprendió es el cabreo con el que me dijo todo esto. Era evidente que le sacaba de sus casillas tener que explicar a un paciente por qué recomendaba esos fármacos. No debe estar acostumbrado a hacerlo. Por supuesto, con lo que hoy sé gracias a ustedes le respondí que en tal caso me buscaría otro médico, me levanté y me fui. Quería simplemente que lo supieran. Un abrazo y sigan adelante. Están haciendo una labor encomiable.

Arturo Castejón
(Barcelona)

No nos extraña en absoluto lo que nos cuenta. Especialmente que se negara a leer los artículos que le llevó. Y la razón es simple: sabe que no tienen respuesta. Y no crea que es una suposición: lo sabemos porque les ha pasado ya a centenares de lectores cuando han hablado con sus médicos. En fin, la verdad es que su carta parece indicar que es usted una persona equilibrada y sensata que, a pesar de necesitar ayuda, no está dispuesta a dejarse manipular. Nos congratula. En cuanto a lo que le ha dicho ese psiquiatra sólo añadiremos que, sencillamente, miente. Existen MILES de estudios científicos sobre la eficacia de las sustancias naturales y homeopáticas. Otra cosa es que él no los conozca, no los lea o, simplemente, los ignore. Y la inmensa mayoría no refleja en sus etiquetas efectos secundarios a las dosis indicadas porque no los tienen. Está ampliamente constatado. Por eso carecen del calificativo de "fármacos". Un "fármaco" es hoy, normalmente, un producto sintético con numerosas interacciones y efectos secundarios negativos que además -excepción hecha de los antiinfecciosos- no cura nada: sólo sirve para aliviar o paliar síntomas y encima a un alto coste. Ésa es la pura verdad que a la industria tanto le molesta.


Sr. Director: me gustaría volver a contribuir con esta carta a la lucha contra la desinformación de las farmacéuticas. Hace poco llegué al centro médico en el que trabajo, ví un montón de folletos en recepción y se me explicó simplemente que los había dejado allí “alguien de un laboratorio”. Se trataba de un folleto color naranja expandible cuyo título era: “¿Has oído? El cáncer de cuello de útero se puede prevenir”. Y en un texto más pequeño: “Consúltalo con tu médico”. En él se veían dibujos de mujeres, una de ellas hablando con una niña con aspecto de anoréxica. En la parte baja de la primera hoja ponía: “Información importante sobre el cáncer de cuello de útero para niñas y jóvenes. Fundación MD Anderson Internacional, AEP y SEGO” (con los correspondientes logotipos). Por lo que inmediatamente me pregunté: ¿La SEGO avala esto? El resto del folleto se dedicaba a hablar del cáncer de cuello de útero pero lo que parece extraño es que en ningún momento nombran ni justifican lo que intentan promocionar (que yo tampoco nombro para no hacerles publicidad). Ya se encargarán, supongo, de promocionarlo entre todos los médicos de la AEP y SEGO. Lo lamentable es que la principal intención de ese folleto es inducir el miedo. ¿Cómo? Pues con palabras del estilo de “La amenaza del ...”, “Aunque las citologías periódicas pueden ayudar desgraciadamente mueren 40 mujeres al día en Europa...”, “Este virus se transmite muy fácilmente de una persona a otra”... Pero la que produce más vergüenza es ésta: “Toda mujer que se infecte con el Virus del Papiloma Humano está en peligro de desarrollar este cáncer”. ¿Toda mujer? Basta leer en las fuentes médicas que la asociación entre la infección por el Virus del Papiloma Humano y el cáncer de cuello de útero es de carácter epidemiológico y se justifica por “criterios de causalidad”. Y lo que la gente corriente no entiende –ni al parecer muchos médicos- es que eso no significa que tal relación se haya probado científicamente. Por eso sólo puede considerarse a ese virus un mero “factor de riesgo” y no un factor “etiológico”. Ahora bien, un “factor de riesgo” sólo indica que el mismo puede ser causa del problema o coadyuvar a él... o no. Lo singular es que en ese folleto –por no decir panfleto o pasquín- caen en su propia trampa cuando al intentar meter miedo dicen: “El 70% de hombres y mujeres entrará en contacto con el virus. Afortunadamente en el 90% de los casos el virus se elimina de forma natural”. Es decir, que según ellos mismos sólo se infectaría un 10% del 70% de mujeres. Es decir, el 7% del total. Ahora bien, los datos oficiales indican que la tasa de incidencia en España del cáncer de cuello de útero es del 0,0072%. En otras palabras, lo sufren 7,2 de cada 100.000 mujeres. Resumiendo: dicen que de cada 100.000 personas en España entran “en contacto” con el virus 70.000 y que de ellas sólo el 10% resulta infectada porque no lo supera de forma natural. Es decir, se infectan 7.000 de cada 100.000 mujeres. Y como quiera que según sus propios datos la incidencia del cáncer de cuello de útero en nuestro país es del 0,0072 (o lo que es lo mismo, afecta a 7,2 de cada 100.000 mujeres) ello implica que sólo terminan padeciendo cáncer menos de una de cada mil infectadas. Tales son los datos oficiales. Y esa proporción de 1000 a 1 es la que se alega para decir que existe un claro nexo de causalidad. ¡Alucinante! Me pregunto cómo con tan peregrina justificación hay médicos que se atreven a recomendar a los padres de miles de niñas que las vacunen. Ellos sabrán pero yo tengo claro que en ese “panfleto” no se menciona el nombre de la vacuna veinte veces para que a la gente se les quede grabado el nombre y vayan corriendo a pedirla porque al no mencionarse el nombre el laboratorio no puede ser denunciado. Lo que no está en cambio tan claro es que no puedan serlo los médicos que ingenuamente receten la vacuna si tiene efectos secundarios en sus pacientes infantiles. Termino denunciando otras dos mentiras más de ese papelillo con logotipos varios: la primera es que en él se dice textualmente que “a diferencia de muchos otros cánceres el cáncer de cuello de útero no es hereditario” cuando eso es falso ya que la inmensa mayoría de los cánceres no son hereditarios; la segunda es que el cáncer de cuello de útero “siempre está causado por el Virus del Papiloma Humano” cuando eso nadie lo ha demostrado jamás. Claro que por eso en este caso el laboratorio ni siquiera firma lo que reparte entre los médicos. Se cubre las espaldas. Y es que todo esto es puro negocio.

Dr. Javier Herráez
(oncólogo)


Estimado Sr. Campoy: soy fiel lector de su revista que me fascina desde el número en el que hacía referencia a la gripe aviaria pues trabajo en el sector y fue la única publicación que informó sin mentiras de lo que realmente pasó. Pues bien, el motivo de dirigirme a Ud. es pedirle asesoramiento urgente sobre cómo tratar la enfermedad que padece mi mujer: Acalasia y falta de motilidad en el esófago con reflujo intenso. Tiene 40 años, 1,63 m de estatura y 58 kilos de peso. Y desde hace diez años aproximadamente problemas para tragar puntualmente. A veces en dos minutos se le pasaba y se olvidaba de ello... hasta que el problema se volvía a repetir al día siguiente, a la semana o al mes. Es decir, sin regularidad. Produciéndole a veces un fuerte dolor a la altura del pecho que le impide hasta respirar. También tiene la sensación de que la comida le "sube". El caso es que hace dos meses se puso más grave de lo normal y, asustados, fuimos al médico de digestivo y le hicieron una exploración completa -analítica de sangre, rayos X, gastroscopia, ecografía, manometría y PHmetría- concluyendo con el diagnostico antes indicado y reconociendo que no saben por qué le ocurre y que no tienen tratamiento para ello. Bueno, le recomiendan que se opere debido a que es una persona joven y una vez descartadas las inyecciones de botox y el globo esofágico. El reflujo, obviamente, se debe a que la comida se le acumula en el esófago sin pasar al estómago. Estoy muy preocupado porque últimamente se puede pasar un día entero sin comer ni beber debido a que no puede tragar y en este tiempo de pruebas ha adelgazado seis kilos. Esperando su contestación impacientemente reciba un cordial saludo y un fuerte ánimo por la labor que está realizando.

Eduardo Pedro

Médicamente se ha bautizado como acalasia a la inadecuada motilidad del esfínter esofágico inferior -cuya función es abrirse para permitir que bajen los líquidos y la comida, y luego permanecer cerrado para evitar que suban de nuevo- y a la ausencia del peristaltismo –movimientos musculares automáticos que hacen que el bolo alimenticio baje por el esófago al ingerir algo-. De ahí que se caracterice por dificultad para tragar -tanto sólidos como líquidos-, tos, acidez, dolor en el tórax y a veces regurgitación de los alimentos atascados. Y aunque se ignora la causa parece que podría deberse a un tumor, a algún parásito, a la irritación provocada por algún fármaco, a una reacción autoinmune, a virus neurotropos, a una intoxicación, a un desequilibrio de las hormonas digestivas, a un problema de mala circulación, a un proceso inflamatorio, a un déficit de vitamina B o a una radiación excesiva. El caso es que puede llegar a provocar la destrucción irreversible de las células nerviosas del plexo mientérico del esófago. Hoy los médicos sólo proponen tratamientos paliativos: dilatar el esófago introduciendo en él un tubo delgado al final del cual hay un globo desinflado que una vez llega hasta el esfínter se infla-, inyectar en el esófago pequeñas cantidades de toxina botulínica para que el esfínter se relaje facilitando con ello su apertura, hacer lo que se conoce como Cardiomiotomia de Heller –que consiste en hacer una pequeña incisión en el esfínter para ayudarlo a relajarse y que se realiza vía laparoscópica (tiene el problema de que al menos uno de cada cinco pacientes sufre luego reflujos habituales)- y el uso de medicamentos tóxicos –como la Nifedipina y la Nitroglicerina- para reducir la presión en el esfínter. Nuestra sugerencia, partiendo de la base de que no se conoce tratamiento, es que su mujer se someta a un tratamiento desparasitario por si fuera la causa. Que averigüe si es intolerante o alérgica a algún alimento para eliminarlo e impedir así que reaccione negativamente el esófago. Que deje de fumar inmediatamente si lo hace –no lo menciona usted- porque puede ser la causa o agravarla. Que elimine asimismo de su dieta la leche y todos los lácteos. Luego sugiérala hacer a diario gárgaras con própolis e ingerir plata coloidal dos veces al día. Debe asimismo ingerir una cápsula diaria de un buen complemento multivitamínico y mineral, un complejo que reúna todos los aminoácidos, una cápsula diaria de un buen complejo de vitaminas B y tres cápsulas diarias de Aceite de Krill NKO, Lyprinol o Defenvid (a elegir entre los tres productos). Ayudará asimismo que deje resbalar por la garganta un poco de miel con limón. Y finalmente siga un tratamiento de electroterapia con una Papimi. Creemos que puede ayudarle.


Estimado Sr. Campoy: me gustaría saber si puede orientarme. Verá, mi hija ha sido diagnosticada de Vitíligo. Ahora mismo la despigmentación le afecta a la frente y a una parte del pelo pero los médicos dicen que irá a más. Tiene sólo 5 años y quisiera saber si existe alguna forma de tratar la enfermedad porque las cremas y corticoesteroides, son claramente inefectivas. Por favor, ¿puede darme algún consejo? ¿Hay terapias más efectivas? Eternamente agradecido.

Hugo Coll

Se llama vitíligo a la aparición en la piel de unas manchas -normalmente blancas, simétricas, de superficie lisa y de entre medio y varios centímetros- que suelen aumentar progresivamente con los años y dejan la zona afectada muy sensible al sol. Algo que se achaca a la pérdida de melanocitos -es decir, de las células de la capa superior de la epidermis- que son las que sintetizan la melanina responsable de la pigmentación de la piel. Los expertos distinguen en cualquier caso diferentes tipos: el local -caracterizado por la presencia de una o varias máculas despigmentadas en una única localización que puede mantenerse estable y sin progresar durante largos periodos de tiempo-, el segmentario -que suele comenzar de manera abrupta, tiene una evolución corta y finalmente se estanca- y el generalizado -cuando toda o casi toda la piel se encuentra afectada-. Clasificación que sirve para aparentar ante el enfermo que se sabe algo sobre el tema pero no sirve en realidad para nada. Cabe agregar que en la mayoría de las ocasiones las manchas aparecen en párpados, cara, nuca, tronco, extremidades y genitales. ¿Y qué lo causa? Se ignora. Algunos expertos dicen que es un problema genético hereditario. Otros entienden que puede deberse a algún virus, bacteria u hongo. Algunos más que el responsable puede ser un neurotransmisor que frene la actividad de los melanocitos de un área determinada. Y hay quien asegura que es una enfermedad psicosomática, es decir, que se debe a algún fuerte problema emocional que se manifiesta de esta manera. Aunque la teoría más aceptada es que se trata de una enfermedad autoinmune y que los melanocitos son destruidos por los propios anticuerpos del enfermo por lo que proponen el uso de inmunomoduladores. Sin embargo, la práctica médica más habitual es aplicar tópicamente corticoesteorides –dicen que ayudan a repigmentar la zona temporalmente-, ácido retinoico y psoralenos –es decir, fotoquimioterapia- combinados con luz ultravioleta. Con resultados inconsistentes y transitorios sin olvidar que se puede atrofiar la piel de la zona. Hay quien opta también por la Kuvaterapia que consiste en aplicar en la piel kellina –una sustancia química furocromona- combinada con radiación UVA pero con escasos resultados y además daña el hígado. Lo último es usar un Láser Excimer para estimular los melanocitos que aún permanecen en el folículo piloso. Y cuando ya ha fallado todo hay quien recurre a la cirugía para hacer en la zona injertos de melanocitos de una área de piel sana. Aunque otros prefieren optar por la despigmentación total utilizando un producto químico con hidroquinona, sustancia tóxica que destruye los melanocitos pero puede provocar dermatitis irritativa o alérgica. Incluso hay quien opta por la Crioterapia, es decir, aplicar frío intenso en la zona. Hay todo tipo de opciones a gusto del consumidor. Nosotros vamos a recomendarle algo muy diferente que no tiene efectos secundarios indeseables confiando en que le ayude. Para empezar dé a su hija a diario ácido fólico (vitamina B9) ingerida simultáneamente con vitaminas del resto del grupo B así como vitaminas C y D. Y que ingiera asimismo dos minerales: cobre y hierro. Agregue ácido aspártico en polvo. Y, por último, aplique una crema con fenilalanina tópicamente pero sólo en la cara, no en el tronco o las extremidades si apareciera también ahí el problema. Y algo muy importante; reduzca drásticamente su consumo de azúcar blanco y elimine de la dieta los hidratos de carbono refinados (pan, pasta, bollos, dulces, pasteles, chuches, etc.). Le vendrá bien en cambio ingerir verduras de hoja verde –especialmente brócoli, lechuga y espinacas-, cítricos, tomates, aceite de oliva virgen extra y de lino, germen de trigo y yema de huevo. Las dosis es mejor que se las indique un profesional. Y mientras el problema persista asegúrese de que su hija se protege bien del sol.


Queridos amigos: antes de nada mi sincera enhorabuena por la revista que cada día me gusta más. Quisiera saber vuestra opinión sobre el exceso de proteínas en la dieta. Mi hijo, de 27 años, es deportista, y prácticamente se alimenta de pollo, clara de huevo, atún y arroz. Además suele tomar a diario proteína y aminoácidos en polvo. Yo de esto no entiendo mucho pero algo me dice que tanta cantidad no tiene que ser bueno. Por eso pido vuestro consejo: ¿puede a la larga ese consumo diario tan alto de proteínas provocarle problemas de salud que él ni siquiera relacione con tal ingesta? Un cordial saludo.

Marcos Aub (Madrid)

Las proteínas -formadas por cadenas de aminoácidos- constituyen la matriz estructural en la que se asienta la materia viva y son imprescindibles para realizar las actividades de las células. Pero su exceso es también negativo porque terminan siendo transformadas en glucógeno y glucosa que se convierten en grasa de reserva. Aunque lo peor es que en ese proceso liberan amoníaco, compuesto simple de nitrógeno e hidrógeno muy tóxico, sobre todo para las células cerebrales. Observe usted el aroma que desprende la ropa de su hijo cuando suda porque si está ingiriendo demasiadas proteínas olerá a amoniaco. Un aroma fácilmente distinguible. Además cuando hay exceso de aminoácidos en el organismo éstos se acumulan en las membranas basales de los capilares sanguíneos -para ser utilizados rápidamente en caso de necesidad- y ello puede llegar a dificultar el paso de nutrientes de la sangre a las células (microangiopatía). En suma, las proteínas ayudan cuando se hace deporte pero el exceso tiene sus riesgos. Especialmente cuando se deja de hacer ejercicio intenso y se siguen ingiriendo demasiadas proteínas. Suele ser el problema de muchos deportistas profesionales que tras dejar el deporte siguen comiendo la misma cantidad -especialmente hidratos de carbono refinados, grasas saturadas, proteínas y alcohol- y engordan de manera exagerada.


Sr. Campoy: seré breve pues necesito orientación urgente. Tengo dos niños. El menor cumple cuatro años en octubre y nació con una tasa de colesterol muy alto. En los últimos análisis aparece que tiene 240 mg/dl de Colesterol Total, 52 mg/dl de HDL (colesterol “bueno”), 181 mg/dl de LDL (colesterol “malo”), 33 mg/dl de Triglicéridos, la TSH en 1.15 mU/L y el Cortisol en 16.4 mcg/dl siendo su peso de 12,5 Kg y su talla de 0,955 m. Y el médico ha mandado que tome como tratamiento medio sobre de Colestiramina antes de la comida principal y un suplemento de Micebrina junior. Y como comprenderá no me hace ninguna gracia que mi hijo empiece ya a medicarse y que lo tenga que hacer de por vida para controlar el colesterol. Necesito saber qué hacer y si puedo albergar alguna esperanza de solucionar este problema. Mi hijo es poco corriente y muy activo. Gracias por su atención y reciba usted y todo su equipo un cordial saludo.

José Miguel García Sánchez
Catral (Alicante)

Bueno, suponemos que tras leer nuestra respuesta anterior intuye usted la respuesta: cambie inmediatamente de médico. Y léase el artículo antes mencionado y titulado La injustificable demonización del colesterol aparecido en el número 90, el titulado El método más eficaz para prevenir y tratar los problemas cardiovasculares que apareció en el nº 64 y, sobre todo, el Editorial aparecido en el número 90 con el título ¡No tome fármacos para bajar el colesterol! cuyo texto empezaba así: “La afirmación de que tener demasiado colesterol en sangre puede causar aterosclerosis y, por ende, todo tipo de enfermedades cardiovasculares no ha sido demostrada científicamente jamás”. Mire usted, nos parece absolutamente improcedente que su hijo esté tomando Colestiramina. Dele usted zumo de naranja a diario –salvo que sea intolerante-, fruta y verdura, elimine de su dieta la leche y sus derivados, las grasas saturadas, los azúcares (incluidos caramelos, chuches, etc), los hidratos de carbono refinados y los fritos. Deje luego pasar un mes y verá cómo su hijo se siente mucho mejor, más sano, más activo y sus niveles en sangre son normales. Y su salud no estará en peligro en absoluto. Recuerde que el 80-90% del colesterol lo fabrica el propio organismo. Y díganos: ¿cree usted que el cuerpo iba a fabricar masivamente una sustancia que le daña? La verdad es que el colesterol es absolutamente esencial para la vida. Detrás de todo esto no hay más que un lamentable y vergonzoso negocio.


Estimado Sr. Campoy: cuando leí en el nº 105 de la revista el artículo sobre la aspirina me quedé sin habla. Verá, hace ahora 4 años mi marido sufrió un ACV Vertebro Basilar y tras un año con Sintron se lo retiraron recetándole Adiro 100 y Coversyl para la tensión. Así lleva 3 años y los médicos dicen que debe tomarlos ya de por vida pero después de haber leído ese artículo me he quedado realmente preocupada por los efectos secundarios de la aspirina. Por favor, ¿podrían decirme cuál sería la alternativa al Adiro y cómo tomarlo? ¿Y el Coversyl para la tensión? He preguntado en el herbolario y no supieron darme una solución. Eternamente agradecida,

Mª Felícitas García Mahía
(Málaga)

Ya respondimos de forma muy extensa a una pregunta similar en el nº 102 por lo que la invitamos a leerla en nuestra web –www.dsalud.com- a fin de no repetirnos. Pero ya le adelantamos que aunque muchos médicos recomiendan ingerir ácido acetil salicílico (que eso es tanto el Adiro como la Aspirina) tras un infarto o un accidente cerebrovascular lo cierto es que hay otros productos naturales con una acción antiagregante similar y menores efectos secundarios. Por ejemplo, dos cucharaditas pequeñas diarias de chocolate puro, es decir, hecho con extractos secos de granos de cacao. Produce el mismo efecto que la aspirina gracias a su riqueza en bioflavonoides. También es útil la ingesta diaria de dos dientes de ajo, de ácidos grasos omega 3 (especialmente potentes son el Aceite de Krill NKO y el Lyprinol), de un gramo diario de vitamina C (en forma de ascorbato cálcico), de un complejo multivitamínico, de otro de aminoácidos (especialmente rico en lisina y prolina) y de un tercero de minerales (asegúrese de que lleva al menos magnesio, cobre, potasio y calcio). En cuanto al Coversyl sepa que puede provocar dolor de cabeza, mareos, vértigos, sensación de picor y hormigueo, trastornos visuales, silbidos y zumbidos en los oídos, hipotensión, tos seca, dificultad respiratoria, náuseas, dolores abdominales, trastorno del gusto, fatiga, erupciones cutáneas, prurito, calambres musculares, trastornos del humor, somnolencia, astenia, calambres, erupciones cutáneas y crisis aguda de gota. Cuando con lo que le hemos dicho, haciendo una alimentación adecuada –esto es absolutamente fundamental y lo ideal es que siguiera las normas de La Dieta Definitiva-, algo de ejercicio suave y unas infusiones nocturnas de tila o manzanilla debería bastar para evitar nuevos problemas.


Sr. Campoy: tengo el síndrome de ovarios poliquísticos y no logro encontrar tratamiento. Y me preocupa porque puedo llegar a pasarme periodos de más de 6 meses sin tener el periodo y desde hace años sufro además de alopecia. Durante muchos años me traté con anticonceptivos orales (ahora tengo 37 y los tomé desde los 18 hasta que hace 2 decidí dejarlos). En suma, busco una alternativa natural para regular mis periodos y atajar el problema de la calvicie pero no encuentro ningún tratamiento efectivo. Me he tratado con Medicina Sistémica porque me aseguraron que en dos meses desaparecerían los quistes y se me regularía el periodo pero como a los 6 meses de tratamiento no me vino la regla opté por dejarlo también. Le diré que me he sometido al programa desparasitante -con el Zapper- de la Dra. Hulda Clark y hecho la limpieza de hígado y riñón que ella recomienda además de utilizar homeopatía y acupuntura pero no logro nada con un resultado satisfactorio. Si me pudiera pues informar de un tratamiento realmente eficaz se lo agradecería. Atentamente,

Almudena
(Las Palmas de Gran Canaria)

Ante todo deje de ingerir café si lo consume porque la cafeína produce estrés en las cápsulas suprarrenales y éstas secretan demasiados estrógenos lo que no es oportuno en su caso. Paralelamente le sugerimos que ingiera canela diariamente (para entender la razón lea en nuestra web -www.dsalud.com- el artículo que sobre ella apareció en el nº 105). Por otra parte, le recordamos que en el nº 97 hablamos de Diamel explicando que acababa de empezar una investigación para saber si el producto era también eficaz -además de en la diabetes- en el Síndrome de Ovario Poliquístico ya que un buen número de mujeres que lo sufren tienen insulino-resistencia y ello puede provocar hirsutismo, manifestaciones de hiperandrogenismo, trastornos menstruales e infertilidad. Le sugerimos pues que pregunte en el propio laboratorio fabricante –Catalysis- si el ensayo ha concluido (91 345 69 02). Recordamos que Diamel es un producto que se elaboró para estimular el metabolismo pancreático con ingredientes naturales integrados por aminoácidos, vitaminas y oligoelementos que actúan como biocatalizadores; de hecho cuenta en su composición con tintura madre de lechuga, extracto de arándano, L-carnitina, arginina, ortinina, glicina, pantonetato cálcico, ácido fólico, vitaminas B6, B12 y C, zinc, potasio y magnesio. Dicho esto nuestra propuesta es que se someta a un tratamiento ortomolecular completo para intentar resolver el problema hormonal de fondo y consulte para ello con D. José Ramón Llorente (96 392 41 66).


 

NÚMERO 107. JULIO-AGOSTO 2008.

Apreciado Sr. Campoy: me atrevo a ponerme en contacto con ustedes para ver si pueden ayudarme ya que llevo muchos años -unos 14- sufriendo una urticaria crónica idiopática y asma bronquial que aparecieron al mismo tiempo y sólo mejoran con cortisona. Los antihistamínicos, aunque tome dos diarios, no surten efecto en la urticaria. Aunque creo saber cuál fue la raíz. Verá, yo era una mujer completamente sana, delgada y sin enfermedades hasta que hace 15 años me intervinieron de una hernia discal y para dar sujeción a la columna me colocaron unas placas metálicas -como ganchos- a fin de proteger el disco del que la extirparon. El neurocirujano -muy importante así como la clínica privada a la que fui- me aseguró que quedaría perfecta y estaría en mi domicilio en menos de una semana. Y el caso es que la operación pareció salir bien pero a los 3 o 4 días, cuando me dijeron que tenía que levantarme, noté un fuerte dolor en la zona lumbar y fui incapaz de ponerme de pie. Dejaron entonces que pasaran algunos días más, me hicieron un TAC de control para ver los tornillos y parecía que todo estaba bien; por tanto, yo tenía que levantarme como fuera. A todo esto diré que sólo iba a visitarme un médico sudamericano que nunca respondió a ninguna de las dudas que le planteé. El gran neurocirujano que se supone me operó no apareció nunca. La cuestión es que como tenía que levantarme por fuerza –me decían- porque ya habían pasado 9 o 10 días desde la intervención mi marido me ponía en la cama una faja, me la apretaba bien y me ayudaba a caminar mientras yo iba detrás cogida a su cintura para así poder dar algunos pasos. A todo esto yo iba adelgazando, no tenía ganas de comer y me sentía malísima. Al tercer día de hacer esto, al quitarme la faja mi marido, yo tumbada en la cama, me dijo asustado que salía un líquido amarillento por un punto que no había cicatrizado (gracias a eso estoy viva). Y llamamos a una enfermera que, por suerte para mí, sabía de qué iba la cosa. Me dijo: “Mira, esto es grave. Seguro que es una infección de quirófano en la zona intervenida pero como hoy es viernes y hasta el lunes no vendrá ningún médico voy a dejar una nota en grande diciendo lo que te pasa para que te tomen muestras. No te muevas ni levantes la zona lumbar por nada del mundo”. Y el lunes, por fin, llegó una doctora, metió una cánula por el punto abierto hasta la columna y sacó liquido para analizar. Después me pusieron Betadine y me dijo que si a las 48 horas -que es lo que se tardaba en hacer el análisis de microbiología- aparecía alguna bacteria habría que reintervenir y quitar las prótesis que me habían puesto. Yo estaba temblando. A todo esto seguía sin tener hambre, sólo sed, con grandes ojeras y empezaba a sufrir calambres dolorosos desde la zona lumbar hasta las piernas. Pasaron las 48 horas y fueron a decirnos a mi marido y a mí que en el análisis había aparecido una bacteria y había que quitar lo puesto urgentemente y limpiar bien la zona. Habían encontrado un Estafilococo Coagulasa, una bacteria –me explicaron- que tenemos fuera del cuerpo, en la piel y con oxígeno, pero que cuando se queda dentro del cuerpo y sin oxígeno es muy dañina. Había que abrir. Bien, no quiero alargarme más. Como consecuencia estuve tres meses en cama, en reposo absoluto y con madera debajo del colchón. Me pusieron al principio por vía intravenosa durante siete días dos clases de antibióticos -uno de ellos muy agresivo para el riñón- y luego me mantuvieron cuatro meses con 4 gramos diarios de Amoxicilina por miedo a que la bacteria se incrustara en los huesos de las vértebras. Bueno, pues a partir de ahí mi organismo ya no fue el mismo. Además de tener dolores lumbares me fui hinchando. Luego, al año más o menos de todo esto, me apareció un día en la espalda una roncha inmensa, roja y con agüilla. Quizás porque había tenido puesto detrás un soporte para la espalda. El dermatólogo me dijo que se trataba de una urticaria debida a la presión pero al poco tiempo me salieron ronchas grandes por todo el cuerpo. ¿El diagnóstico? Urticaria. Pero ya no se sabía debido a qué. Así que me dieron más cortisona. Empecé a engordar y hoy peso 20 kilos más que entonces. ¡Cuando yo he sido delgada toda mi vida! De hecho cuando todo esto me ocurrió yo tenía 40 años y creo que nunca me habían puesto ni una inyección. El caso es que tengo amigos médicos naturistas así que fui a uno de ellos y me dijo que podía tener una candidiasis intestinal por el exceso de antibiótico. Estuve dos años de tratamiento con él. Primero me dio un antibiótico natural hecho con semillas de pomelo y luego muchas cosas más: un tratamiento de biorresonancia, prebióticos, etc. Incluso pidió un análisis de orina a Francia para ver no se qué, otro de sangre para ver si tenía alguna alergia o incompatibilidad alimentaria, etc. Y mejoré de la urticaria provisionalmente pero no del asma pues suelo coger bronquitis una media de 3 o 4 al año. Empecé a tomar Amoxicilina y ácido clavulánico pero tuve una reacción alérgica de urticaria con unas ronchas muy grandes y me cambiaron a otro antibiótico: Klacid También tome antihistamínicos y Singulair para el asma. Asimismo probé durante años con Homeopatía hasta que, harta de gastar dinero, me fui a un alergólogo que me hizo las pruebas correspondientes a alimentos, conservantes, colorantes, anisakis, pólenes, etc. Hasta me hice análisis de antígenos para enfermedades raras. Y todo dio negativo. Mientras, yo seguía con unas ronchas inmensas y picores tomando cortisona (Dezacor) a diario, empeorando en invierno -me dijeron que tenía Asma bronquial por IGE no mediada y Urticaria crónica a factores externos-, sobre todo por el frío; y es verdad que las bronquitis asmáticas y la urticaria empeoran cuando comienza noviembre y eso dura hasta mayo. De la urticaria me han dicho que suele irse con la edad pero ya llevo 14 años y tengo bastante miedo por el tema de la toma de cortisona. También tomo Aerius por la noche y, al empeorar, por la mañana. El reumatólogo me controla el tema de los huesos con densitometrías, pero, ¿y los órganos internos? ¿Cómo puedo ir valorando su estado? Tengo ahora cincuenta y tantos años, soy una mujer activa, profesional, trabajo en el sector público y me siento joven y con mucha vida por delante pero me gustaría saber si puedo acudir a algún médico que pudiera ayudarme, a poder ser por la zona donde vivo. Sr. Campoy, aunque ya sé que es complicado mi caso le agradecería su valoración para no hacerme falsas expectativas de mejoría o curación. Hace 2 años en un instituto de análisis inmunológico me hicieron otra prueba de alimentos y pruebas de autoinmunidad y todo dio negativo salvo sensibilidad no muy acusada a las nueces, los cacahuetes, la canela y la piña pero no suelo comer nada de eso. ¿A qué puede deberse pues que me salgan estas ronchas tan grandes desde hace aproximadamente un año? Atentamente.

Esmeralda Pangai
(Alicante)

Bien, publicamos casi íntegra su carta porque ayudará a muchas personas a entender que cuando decimos que entrar en un hospital –privado o público- es peligroso no lo hacemos precisamente en sentido metafórico. En cuanto a su caso es evidente que el problema empezó al resultar usted infectada en la sala de operaciones pero no está tan claro que sea la causa de todos sus problemas posteriores. Para empezar es una vergüenza que en los quirófanos aumente año tras año el número de infecciones –con decenas de miles de fallecidos en todo el mundo- cuando bastarían medidas muy simples para resolver en gran parte el problema. En la revista hemos explicado –entre otras posibilidades- que tanto el cobre como la plata son capaces de destruir por contacto el 99% de las bacterias, hongos, ácaros y virus patógenos que afectan al ser humano y, por consiguiente, bastaría para evitar el 99% de las infecciones hospitalarias que se fabricaran con cualquiera de ambos metales las mesas quirúrgicas y el instrumental, las camillas, las barandas de cama y las bandejas usadas en hospitales y clínicas. Podría incluso plantearse su inclusión en sábanas, toallas, apósitos y todo tipo de prendas de vestir desde calcetines a ropa interior y batas. Pero no se hace por ignorancia, por desidia o por salvaguardar los intereses económicos de algunos. En cuanto a su caso parece evidente que debió infectarse durante la operación pero también la urticaria puede deberse a la reacción a otro producto. Por ejemplo, al látex. Como en su día explicamos el látex natural es un líquido de aspecto lechoso que se encuentra en numerosas especies vegetales aunque el único utilizado industrialmente para fabricar objetos de goma es el procedente del árbol Hevea brasiliensis, compuesto por goma natural y diversas proteínas, lípidos, hidratos de carbono, sustancias inorgánicas y agua pero a todo ello se añaden -en la manipulación industrial- hasta 200 sustancias diferentes más con el fin de conseguir las propiedades físicas y químicas que le caracterizan. El caso es que todo ello da lugar a una mezcla explosiva pues está comprobado que tanto las proteínas presentes en el látex natural como las sustancias añadidas pueden causar reacciones alérgicas. Y lo malo es que por su flexibilidad, duración, almacenamiento y resistencia a temperaturas extremas y a las radiaciones ultravioletas el látex está hoy presente en más de 40.000 productos de uso cotidiano y si bien normalmente no da problemas en algunas personas sensibles puede desencadenar alergias graves. Y debemos decirle que el látex está presente en todo el ámbito hospitalario, instrumental médico incluido. La alergia puede sobrevenir además por contacto cutáneo, por inhalación o por ingesta. Obviamente la gravedad de la reacción depende tanto del grado de sensibilidad de la persona como de la cantidad de látex que haya penetrado en su organismo siendo lo más frecuente que se produzcan cuadros leves de dermatitis cutáneas, urticaria y prurito aunque la progresión hacia síntomas más importantes es corriente si continúa la exposición. Dicho esto debemos decirle que además de algunos alimentos hay otras sustancias que pueden ser la causa de su problema. Es el caso de analgésicos tan corrientes como el ácido acetilsalicílico o aspirina-, el paracetamol y el ibuprofeno, los antidepresivos conocidos como inhibidores de recaptación de la serotonina -especialmente la fluoxetina, principal principio activo del Prozac-, aditivos como el Benzoato –reconocible en los alimentos porque aparece como E-212 y residuos químicos tóxicos como el metilmercurio (MeHg), los bifeniles policlorados (PCB) y las dioxinas. Sin obviar que las personas sensibles al electromagnetismo también sufren urticaria. Investigue usted si en su caso se debe a alguna de las causas mencionadas. Ahora bien, asegúrese ante todo de que durante la operación el cirujano no se olvidó nada dentro de su cuerpo. Un simple trozo de látex dejado en el interior puede ser la causa. Dicho esto le sugerimos que haga de inmediato una cura completa de desintoxicación. O que al menos durante quince o veinte días se limite a ingerir agua, zumos e infusiones. Además ingiera té verde Rooibos tres veces al día, tome una cápsula de lisina con otra de vitamina C otras tres veces diarias, ingiera a mediodía tres dientes de ajo untados en aceite de oliva virgen extra, tome tres cápsulas diarias de Aceite de Krill (Omega 3), 20 gotas de extracto de semillas de pomelo y un yogur Bio al acostarse.


Estimados amigos: gracias por hacer tan buena revista. Os adoro. A continuación os menciono dos problemas que tengo en la familia para que podáis orientarnos. ¿Qué se puede hacer para tratar las escaras? ¿Puede ir bien la plata coloidal? ¿Y con las miositis? Muchas gracias.

María Castellana

Las escaras son heridas que aparecen en la piel que cubre las prominencias óseas al soportar una presión externa continua que interfiere con una correcta circulación sanguínea e impide la nutrición de los tejidos pudiendo evolucionar hacia la ulceración –suelen sufrirlas quienes pasan días o semanas en cama sin moverse- aunque a veces se debe a la presión interna cuando la piel es demasiado delgada y son entonces las prominencias y relieves óseos los que crean el problema. Suelen tratarse con electricidad para activar la circulación, con pomadas que hidraten la piel, con sustancias naturales antiinfecciosas como la miel -ya que impide la proliferación bacteriana- y, cómo no, con antibióticos. También ha demostrado su utilidad la hipertermia producida por los aparatos de electroterapia de Indiba y, sobre todo, la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento. En cualquier caso lo más eficaz -como ya explicamos en la sección de Noticias del nº 105- es un ungüento tradicionalmente usado en Finlandia que se hace a base a resina de abeto mezclada con manteca sin sal. Cura las escaras de forma más rápida y eficaz que los modernos fármacos como acaba de demostrar un estudio dirigido por el doctor Arno Sipponen que se ha publicado recientemente en la edición en Internet del British Journal of Dermatology. En cuanto a la miositis se denomina así aquella inflamación que suele dar lugar a debilidad muscular existiendo dolor y tumefacción en la zona. La mayoría son idiopáticas –es decir, de origen desconocido- y otras se achacan a infecciones diversas por bacterias, virus y hongos. Principalmente por causa de bacterias como la Staphylococcus Aureus, la Borrelia burgdorferi, la Mycobacterium tuberculosis, la Legionella pneumophila, la Leptospira icterohaemorragiae, la Criptococcus neoformans, el Aspergillus fumigatus y la Candida albicans, virus como el Picornavirus, el Coxsackie y el Epstein-Barr, parásitos protozoarios como el Toxoplasma y el Tripanosoma, cestodos como la Taenia solium y el Equinococcus granulosus y nematodos como la Trichinella spiralis, entre otros. Nuestra sugerencia es que ingiera plata coloidal y además la aplique en la zona. Tome asimismo extracto de semillas de pomelo, un complejo multivitamínico potente y un complejo de aminoácidos (le sugerimos que en este caso pida los que fabrica LKN para la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular). Por último recordamos que hay un aparato que ha demostrado ser útil en estos casos: el Neuralter (vea en nuestra web –www.dsalud.com- lo publicado en el número 72) y, por supuesto, que con el Zapper desarrollado por la doctora Hulda Clark –que hoy puede ya adquirirse en España- se pueden eliminar en unas cuantas sesiones todo tipo de parásitos, bacterias y virus. En todo caso le sugerimos que mientras dure el proceso elimine de la dieta la leche y sus derivados -especialmente los quesos-, las grasas saturadas animales, el tabaco, el alcohol, el azúcar, los hidratos de carbono refinados y las frutas dulces y desecadas. En cambio es oportuno que ingiera a diario ajo, cebolla, apio y rábano.


Hola, amigos. Soy un gran admirador de la revista y os escribo porque un amigo acaba de ser diagnosticado con la Enfermedad de Raynaud y me gustaría que dieseis algunos consejos y dijerais si hay tratamientos eficaces que pudieran seguir las personas que padezcan esta dolencia. Muchas gracias.

Carlos Zarates

Los médicos llaman Enfermedad de Raynaud a la falta de riego sanguíneo en las extremidades -normalmente en los dedos de manos y pies- que se caracteriza por la aparición de cianosis -o palidez- seguida de rubor cuando aparece sin una enfermedad asociada que lo explique y Síndrome de Raynaud cuando puede asociarse a una patología que se supone lo desencadena. Debe su nombre a Maurice Raynaud que en 1862 definió esa secuencia o síndrome –palidez-cianosis-rubor- como un fenómeno que se suele desencadenar por exposición al frío aunque a veces lo origina el estrés emocional. Hoy se explica como un espasmo que produce isquemia –es decir, falta de sangre- en las arteriolas, vénulas y capilares apareciendo cianosis porque la sangre no se oxigena y de ahí que se sienta frío y quede la zona tumefacta, como adormecida. Luego, cuando vuelve el calor, la sangre fluye hacia la zona de nuevo y por eso se enrojece sintiéndose a veces palpitaciones hasta que el color vuelve a ser normal. ¿Y por qué se produce todo eso? La verdad es que se ignora aunque se han propuesto numerosas teorías. Y el tratamiento más inteligente suele ser no exponerse al frío y llevar guantes y calcetines si se necesita. Eso sí, se recomienda no fumar porque el tabaco produce vasoconstricción cutánea. Sin embargo, algunos médicos –que no pueden evitar recetar fármacos aunque sean claramente inútiles- sugieren tomar antagonistas del calcio -como la nifedipina, el diltiazem , la nicardipina, la felodipina y la isradipina-, inhibidores del sistema nervioso simpático -como la reserpina, la prazosina, la guanetidina y la tolazolina-, antagonistas de la serotonina -como la ketanserina-, inhibidores del tromboxano A2, inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina y nitratos. Por supuesto, los desaconsejamos todos. Le sugerimos en cambio que su amigo pruebe con una exposición terapéutica controlada a los llamados “rayos infrarrojos lejanos” -aquellos cuya longitud de onda está situada entre 4 y 14 micras y por eso se les conoce como bioinfrarrojos- usando la sauna Photon Dome, aparato que aúna los beneficios terapéuticos de la sauna tradicional con los de la fibra de cerámica bioinfrarroja Photon Platino con la que está recubierto su interior ya que su uso mejora el nivel de oxígeno, calienta y elimina grasas, residuos químicos y toxinas de la sangre y mejora el flujo sanguíneo y el sistema nervioso. Sin obviar que favorece la expulsión de materiales tóxicos por fragmentación de los clusters de agua lo que produce una disminución de la acidificación sanguínea. Y que ingiera a diario ajo, cebolla, aceite de oliva virgen extra, ácido eicosapentaenoico (EPA) –ácido graso de la clase omega 3 esencial para una adecuada circulación sanguínea-, vitaminas A, C y E así como dos aminoácidos: lisina y prolina.


Sr. Director: sigo su revista desde el inicio con interés y admiración por su valentía y honestidad. Quería hacerle una consulta sobre el agua destilada: he leído recientemente en un libro sobre medicina alternativa que el agua destilada tiene el inconveniente para la salud de ser muy ácida y me sorprende la afirmación porque en los numerosos artículos que han dedicado al tema no recuerdo haber leído nada parecido. Y aunque sé que tienen gran cantidad de correo le agradecería sinceramente que aclarase esta duda porque creo que puede interesar a mucha gente. Muchas gracias por su labor divulgativa y un saludo cordial.

Luis Contreras
(Badajoz)

Hace ya varios meses explicamos que el agua destilada carece de minerales y, por tanto, su pH es neutro. ¿Y por qué entonces a veces aparece como ligeramente ácida? Pues porque absorbe monóxido de carbono de la atmósfera algo que puede evitarse conservándola en botellas de vidrio cerradas. Mire, ya en el número 97 –léalo en nuestra web: www.dsalud.com- explicamos que quienes argumentan que para ser apta para el consumo el agua debe tener una carga mínima de minerales parecen desconocer que los minerales inorgánicos del agua sólo le son útiles a los vegetales, no a los seres humanos ni a los animales. Por tanto, la afirmación de que beber agua destilada puede llevar a desmineralizarnos es absurda y no se sostiene científicamente. El otro “argumento” de quienes no recomiendan consumirla es la diferencia de presión osmótica del agua destilada y el agua mineralizada. Y para apoyar su afirmación dicen que basta introducir en una probeta con agua pura células animales para constatar que éstas se hinchan y explotan. Lo que se explica porque dos soluciones con distinta concentración tienden a igualarse y al entrar cada vez más agua en la célula llega un momento en que la membrana no soporta la creciente presión interior y explosiona. Por lo que coligen que lo mismo puede ocurrir en el cuerpo. Por supuesto, basta que usted ingiera un vaso de agua destilada para dejar en evidencia a quienes usan ejemplos que no son comparables. Millones de personas beben en el mundo agua destilada cada día y ninguno ha tenido un problema como ése. Porque, sencillamente, en cuanto el agua destilada entra en contacto con el cuerpo cambia su concentración y presión. Cabe añadir que tanto el agua de grifo como el agua mineral embotellada son conductores de electricidad; el agua pura –es decir, la destilada- es sin embargo un conductor eléctrico muy pobre. Por eso hay quienes afirman que consumirla puede dificultar la conducción eléctrica y fotónica entre las células pero tal aseveración carece igualmente de fundamento.


Sr. Director: he conseguido en un herbolario un bote de plata coloidal en spray de 10 ppm (partes por millón) del Laboratorios Oikos pero era la primera vez que lo encargaban y no han sabido darme ninguna indicación. Quería saber si ese laboratorio reúne los requisitos en su elaboración y si la concentración es adecuada (tengo bacterias y hernia en el estómago) ya que la información que he recabado en Internet recomienda una concentración de 3 a 5 ppm, en otras de 1 ppm y en otras incluso de 1 a 30 ppm. También quisiera saber si conocen algún comercio en el que estén familiarizados con su venta (les escribo desde Madrid). Es increíble que pregunte donde pregunte -farmacias, herbolarios-etc.- nadie conoce el producto ni me facilitan información para encontrarlo. Muchísimas gracias por su tiempo.

Famucart Circuyt

No es increíble. Hasta que Discovery DSALUD habló en el nº 102 de las propiedades de la plata coloidal explicando que ninguna bacteria, virus, hongo, levadura o microbio puede vivir en un líquido en el que haya una sola partícula de plata porque ese metal los aniquila al contacto en sólo minutos nadie comercializaba en España ningún producto de plata coloidal obtenida por electrolisis -es decir, mediante la intervención de electricidad- listo para consumir aunque sí laboratorios –es el caso de Argenol- que fabrican plata coloidal mediante un proceso no electrolítico que se hace partiendo del nitrato de plata al que luego se agregan una serie de proteínas sometiendo luego todo ello a una serie de procesos. De hecho Laboratorios Oikos se interesó en ella a raíz de conocer el contenido de nuestro artículo. En cuanto a su pregunta de si reúne los requisitos para su elaboración y si la concentración que lleva es adecuada la respuesta es obvia: sí. Está usted preguntando por una empresa con décadas de experiencia en el ámbito de la salud y que comercializa numerosos productos muchos de los cuales los anuncia en nuestra revista. En cuanto a si la concentración debe ser de una o de treinta partes por millón la verdad es que no nos parece trascendente (el producto de Oikos precisamente está en un término medio: 10 ppm). ¿Por qué? Pues porque la plata coloidal (suspensión de partículas de plata metálica) no tiene el problema de la plata iónica (disolución de iones de plata procedente de sales del metal) pues aunque ésta puede provocar Argiria -aparición de manchas azules- cuando pasan sus iones a la sangre y entran en contacto con la luz del sol no ocurre así con la plata coloidal. Las partículas de plata metálica de la plata coloidal pasan a través del tracto digestivo sin que exista esa posibilidad ya que como todo metal noble es insoluble en líquidos orgánicos por lo que termina eliminándose por completo a través de las heces. De ahí que el hecho de que la concentración sea una u otra no tenga mayor importancia en este caso.


Estimado Director: en primer lugar, gracias por ofrecernos la oportunidad de conocer alternativas a la medicina convencional. En mi caso puedo decir que me tranquiliza tomar complementos que realmente ayudan sin tener que sufrir efectos secundarios. Creo que los lectores de Discovery DSALUD tenemos algo en común: para nosotros el fin no justifica los medios. En fin, el motivo de mi carta es que padezco insomnio desde que pasé por un cáncer de ovarios y sufrí las consecuentes operaciones y tratamiento. Tengo que decir a mi favor que no dejé que ese proceso hiciera estragos en mi vida e hice frente a todo ello con ayuda de Bio-Bac, Ocoxin+Viusid, dieta y trabajo psicológico. Afortunadamente dos años y un mes después todo va bien pese a que los pronósticos oncológicos no iban a mi favor. Hasta aquí todo muy bien... pero mi insomnio no desaparece. Y ya se pueden imaginar la “ayuda” que me ofrece la medicina convencional: Diazepan, Lexatin, Transilium e, incluso, antidepresivos. Medicamentos que me niego a tomar. Sin embargo, aunque la medicina alternativa me ha ayudado en otras ocasiones la verdad es que en este tema no me ha funcionado. He tomado valeriana, amapola de california, tila, melisa... y nada de nada. Ahora estoy probando mi ultima adquisición: melatonina. No creo que me perjudique pero a pesar de todo me gustaría que me diera su opinión. En su web he leído lo beneficiosa que es aunque, como tantas veces se nos repite, agregan que lo correcto es que lo controle un profesional pero mi actual situación económica no me permite buscar uno. Espero por ello su respuesta. Un saludo.

María Giménez Martín

Esperamos que cuando se publique esta carta haya resuelto usted su problema de insomnio con la ingesta de melatonina pero por si no es así vamos a darle algunas sugerencias. El insomnio puede deberse a muchas causas: el estrés, la tristeza, la angustia, la preocupación, la ansiedad, el uso de medicamentos o drogas diversas... O bien, a alteraciones bioquímicas; por ejemplo, a niveles bajos de glucosa durante la noche y que es causa frecuente de lo que se llama insomnio de mantenimiento (despertares frecuentes). Ello se debe a la liberación de hormonas reguladoras de la glucosa como la adrenalina, el glucagón y la hormona del crecimiento. Otra causa a tener en cuenta es el tipo de alimentación ya que una nutrición poco adecuada puede provocar insomnio. De hecho, muchas de las personas que se someten a una dieta depurativa comienzan a percibir una mejoría notable en el ciclo del sueño a los pocos días. Por eso le sugerimos que ante todo deje de ingerir –si lo hace- bebidas estimulantes o que contengan cafeína, tome menos carne -contiene hipoxantina, sustancia estimulante del sistema nervioso-, chocolate -lleva malidona y teobromina que son estimulantes-, especias –también estimulantes muchas de ellas-, quesos -contienen sustancias con acción hipertensora y estimulantes del sistema nervioso- y los alimentos demasiado ricos en proteínas antes de acostarse porque reducen la producción de triptófano y serotonina. En cambio los hidratos de carbono favorecen la síntesis de triptófano -aminoácido que en el cerebro se transforma en serotonina, neurotransmisor de acción sedante-, brécol y tomate -contienen niacina que, junto a la vitamina B6 y el magnesio, intervienen en la conversión del triptófano en serotonina-, espinacas y guisantes –al ser ricas en vitamina B6-, zanahorias –ricas en niacina y vitamina B6-, espárragos, espinacas y berzas –por sus folatos-, lechuga y apio –porque contienen apiína- y avena –rica en ácidos grasos esenciales y vitaminas del grupo B así como en avenina, sustancia de ligera acción sedante-. Es igualmente útil la ingesta de suplementos de vitamina B6 -fundamental en la elaboración de serotonina-, magnesio y calcio -su déficit puede provocar irritabilidad, tensión e insomnio-, cobre -una ingesta insuficiente está asociada con dificultades para conciliar el sueño en las mujeres premenopáusicas- y GABA -aminoácido que actúa como neurotransmisor en el sistema nervioso cuya función es disminuir la sobreactividad neuronal e inhibir las células nerviosas sobreexcitadas-. Dicho esto intente dormir con la cabeza orientada al Norte y asegúrese de que no hay radiaciones o campos electromagnéticos cerca de su cama (por ejemplo, un radiodespertador o un teléfono inalámbrico en la mesilla de noche). Y si el problema persiste desplace la cama medio metro -hacia cualquier lado- por si sobre su cabeza al dormir se cruzaran dos líneas Hatmann. Y, por supuesto, cene siempre frugalmente y al menos dos horas antes de acostarse. El último consejo es que se dé una ducha caliente poco antes de entrar en la cama.


Sr. Director: tengo la Enfermedad de von Recklinghausen o Neurofibromatosis 1, enfermedad etiquetada como “rara”. Me la diagnosticaron a los 5 años, han pasado ya 30 y hoy día hago vida normal “entre comillas” pues estoy bastante afectada en la piel y eso me lleva a deprimirme y acomplejarme bastante. Me gustaría pues saber si algún profesional o terapia -interna o externa- podría ayudarme. Sé que al ser una enfermedad genética es más difícil encontrar ayuda pero tengo mucha fe y esperanza en la medicina alternativa ya que la tradicional no me ofrece nada y nos tiene olvidados. Le estaré muy agradecida con cualquier información que pueda facilitarme. Un saludo

María Carmen
(Córdoba)

Si el diagnóstico es correcto usted sufre Neurofibromatosis (NF), un trastorno genético del sistema nervioso que causa el crecimiento de tumores no cancerosos a lo largo de los nervios y puede asimismo provocar anomalías en la piel y los huesos. Actualmente se diferencian dos tipos: la Neurofibromatosis periférica o Enfermedad de von Recklinghausen –conocida hoy como NF1- y la Neurofibromatosis Acústica Bilateral o Neurofibromatosis Central que hoy se conoce como NF2. Pues bien, la NF1 –que es la que usted al parecer padece- es uno de los trastornos genéticos más comunes, se achaca a un gen anormal en el cromosoma 17 y en el 50% de los casos se hereda de alguno de los padres que muchas veces apenas tienen síntomas y ni siquiera saben que tienen ese problema. La otra mitad se achaca a mutaciones en los genes. Afortunadamente la mayor parte de quienes la sufren pueden llevar una vida normal siendo a menudo más un problema estético y psicológico. Y, en efecto, no se conoce la cura aunque sea habitual extirpar quirúrgicamente aquellos tumores de la piel que causan dolor o desfiguración (lo malo es que con frecuencia vuelven a aparecer). Sinceramente, no conocemos ninguna terapia alternativa que pueda resolver su problema pero publicamos su caso por si alguno de nuestros médicos tiene alguna sugerencia que hacer. En todo caso no estaría de más que consulte en la Clínica Euroespes de La Coruña, sin duda uno de los centros de Genómica y Proteómica más avanzados del mundo.


Amigos: os escribo porque me gustaría que dierais los nombres de algunos médicos de vuestra confianza que practiquen La Nueva Medicina del Dr. Ryke Geerd Hamer ya que me he dado cuenta de que de los muchos médicos que soléis recomendar en la sección de Cartas ninguno aplica sus teorías a la hora de afrontar el cáncer salvo el Dr. Fermín Moriano. Gracias.

Silvino Quevedo
(Madrid)

No podemos hacerlo porque, sencillamente, no tenemos esa relación. Además hemos dicho ya varias veces que no estamos por la labor de dar nombres de médicos -u otros profesionales- que no conocemos. Nuestra labor es la de informar y dar a conocer las posibilidades existentes en estos momentos en el ámbito de la salud y no la de avalar a alguien sólo porque ejerce o practica alguna terapia no convencional. Nos gustaría que se entienda.


Hola: me gustaría que me aclararan una duda que tengo porque me he encontrado opiniones contrapuestas. ¿El jugo de patata cruda es tóxico o beneficioso? Dicen que tiene solanina y que, por tanto, es perjudicial. ¿Me lo podrían aclarar? ¿Y los tomates verdes? No sé si tienen también solanina. Un saludo.

Alex del Cura

Son varias las plantas de la familia de las solanáceas –entre ellas las patatas, los tomates, los pimientos y las berenjenas - que contienen una serie de alcaloides –más exactamente glicoalcaloides- que pueden producir irritación del tracto gastrointestinal, reacciones alérgicas, úlceras, hemorragias, calcificación de los tejidos blandos –provocando problemas en las articulaciones, arterias, riñones, pulmones, etc.- y enfermedades como la artritis, la artritis reumatoide, la arteriosclerosis, la insuficiencia coronaria, la esclerosis cerebral, los cálculos renales, la bronquitis crónica, la osteoporosis y la hipertensión, entre otras dolencias. Debe asimismo saberse que su acumulación en exceso elimina el calcio de la sangre. Es más, al ser inhibidora de la colinesterasa puede afectar también al sistema nervioso central por lo que dosis elevadas podrían llevar a la muerte por parálisis respiratoria. De hecho está prohibida la venta de varias variedades de patata debido a su alto contenido en solanina pues para poder comercializarlas se exige que tengan menos de 200 mg por kilo. Lo que a veces puede saberse probándolas crudas ya que cuando contienen en demasía el sabor es notablemente amargo llegando a dar sensación de quemadura en boca y garganta. Y lo malo es que se trata de una sustancia muy estable que no se destruye ni con la cocción ni con la digestión. Agregaremos que almacenar las solanáceas alimenticias mencionadas en un sitio con luz y calor puede hacer aumentar su contenido de solanina y, por ende, su toxicidad. En suma, y respondiendo a su pregunta, la ingesta de patata cruda –para qué hablar ya de su zumo- es desaconsejable. En cuanto al tomate en concreto contiene tomatina -otro glicoalcaloide formado por tomatidina y cuatro moléculas de azúcares- cuya concentración es mayor en los tomates verdes. E igualmente existen alcaloides en los pimientos y las berenjenas por lo que, obviamente, su ingesta debe ser siempre moderada. Ahora bien, cuando los tomates, pimientos y berenjenas están suficientemente maduros la cantidad de alcaloides disminuye y su ingesta no debiera plantear problemas. Otra cosa es que se abuse de ellas.


Estimado Director: he conocido la revista gracias a una amiga y veo que es muy seria y no manipulada. De hecho ya he asistido en Madrid a uno de los congresos que organiza y me gustó. En fin, espero que me puedan ofrecer alguna respuesta o sugerencia a mi pregunta: trabajo desde hace un año como recepcionista en una de las mejores clínicas de Traumatología Veterinaria de La Coruña y estoy contenta pero a la vez preocupadísima porque en ella se realizan diariamente muchas radiografías y no hay protección alguna contra las radiaciones ya que es pequeña y no hay espacio. ¿Cómo me podría proteger de ellas? El que las hace sólo se pone un mandil protector... Atentamente.

Julia Parga Vilares

Los rayos X, las emisiones radiactivas (alfa, beta y gamma, entre otras) y las partículas resultantes de reacciones nucleares (como los neutrones, los protones y los deuterones) pueden afectar a la salud incluso cuando la energía absorbida es muy pequeña por su capacidad de ionizar todo átomo que encuentran a su paso. Por eso se las llama radiaciones ionizantes y pueden provocar alteraciones en las estructuras celulares, especialmente graves cuando afectan al ADN. Por tanto, sus jefes están poniendo en peligro su salud. Si hubiese una inspección sanitaria la posibilidad de que les cierren la clínica es clara. Hable pues con ellos y si no hacen nada para resolver la situación búsquese otro trabajo... o denúncieles –aunque sea anónimamente- para que no les quede más remedio que cumplir la ley. Es su salud y su vida así que no debería andarse con paños calientes.


Sr. Director: me pongo en contacto con usted para exponerle un caso de "molusco contagioso" que padecen mis dos hijas pequeñas, una de 6 y otra de 3 años. El dermatólogo nos dijo al diagnosticarlo que lo único que podíamos hacer era esperar, que podía ser una cuestión de meses o años pero que acabaría remitiendo. Y que no existía tratamiento. Seis meses después mi hija pequeña, que es la que está peor, tiene la zona del abdomen que da pena verla; cada vez le salen más. El dermatólogo nos dijo que cuando se rompiese una vesícula... "una menos". La realidad, sin embargo, es que por cada una que se rompe salen cuatro. Utilizando remedios naturales les he ido manteniendo altas las defensas pero no he conseguido nada. Después de hacer investigaciones a través de Internet lo único que he encontrado es un tratamiento homeopático llamado Zymaderm comercializado en Estados Unidos y aprobado por la FDA. Me gustaría que me orientasen sobre la posibilidad de utilizar dicho medicamento o me dieran cualquier otra información útil al respecto. Gracias de antemano y felicidades por su labor divulgativa. Un saludo.

María I. Gómez

Los médicos llaman “molusco contagioso” a la aparición en la piel de una serie de pápulas o nódulos en forma de perlas que se achacan a un virus: el Molluscipoxvirus Molluscum Contagiosum. Es frecuente en niños y suelen aparecer en la cara, el cuello, el brazo, las manos y las axilas pero en realidad pueden salir en cualquier parte del cuerpo salvo en las palmas de manos y pies. Los adultos también la padecen pero normalmente en los genitales a causa de una infección por vía sexual. Si las pápulas se rascan -porque pican- se corre el riesgo de que la infección se extienda. Habitualmente no hay inflamación ni enrojecimiento y no son dolorosas (a diferencia de las que provocan los herpes). Los médicos la han catalogado como una infección crónica y suelen limitarse a recomendar paciencia porque en muchos casos desaparecen sin dejar cicatrices en unos meses o, a veces, en unos años. En suma, como usted bien dice no saben cómo tratarlas. Bueno, algunos expertos proponen proporcionar a quienes las sufren los mismos fármacos que a quienes padecen verrugas y otros optan por extirparlas quirúrgicamente o hacer un raspado. Con reducido éxito normalmente. Nuestro consejo es, ante todo, que elimine de su dieta la leche y sus derivados así como las grasas saturadas animales, el azúcar y todos los hidratos de carbono refinados (y eso incluye los pasteles, tartas, dulces, helados, chuches, etc.). Y eleve las defensas de sus hijos. Le sugerimos que tomen Renoven (el conocido Bio-Bac) y Viusid (ambos son además antivíricos potentes) así como un gramo diario de vitamina C en forma de ascorbato cálcico y tres cápsulas diarias de ácido eicosapentaenoico (EPA), ácido graso de la clase omega 3. Paralelamente aplíqueles en las pápulas plata coloidal un par de veces al día y que además lo tomen sublingualmente (el producto que comercializa Laboratorios Oikos es idóneo en este caso). Finalmente plantéese darles unas sesiones con un Zapper –el aparato desarrollado por la doctora Hulda Clark- y, si aún hiciera falta, unas sesiones con un Quantum-SCIO, un Quantec o un Mora, aparatos de los que hemos hablado ya varias veces en la revista y sobre los que puede informarse ampliamente entrando en nuestra web: www.dsalud.com. Añadiremos que Laboratorios Catalysis comercializa un producto antivírico –Glizigem spray- que se vende en farmacias para el herpes genital y también ha mostrado eficacia en casos de “molusco contagioso”; sólo debe tener cuidado de que no les entre en los ojos. Para terminar le diremos que también puede ser muy útil la aplicación en la zona afectada de ozono. En Madrid puede tratarles el doctor Luis García Cremades (91 344 01 80).


Estimados amigos: siento cómo mi cerebro y mis neuronas se van deteriorando y no sé qué hacer. Me siento impotente. No sé a dónde acudir. Soy una mujer de 41 años, casada y con dos hijos de 17 y 11 años. Cuando nació mi primera hija tuve una hemorragia bastante importante y debido a eso -y supongo que a otras causas- me encontraba muy mal y sin saber lo que me pasaba hasta que con el tiempo se dieron cuenta de que era una depresión. Estuve por ello en tratamiento psicológico y me ayudó muchísimo pero al poco tiempo descubrí que un sobrino de 11 años abusaba de mi hija cuando apenas tenía 4 añitos y eso me hundió por completo. Tenía tanto dolor que me di cuenta de que la única manera de no sufrir era no pensar. Porque me iba a volver loca pensando que cualquiera podía hacer eso y desconfiaba de todo el mundo. En la gente del colegio y hasta de la familia. Una obsesión que afectó mucho más a mi hija que lo que le pasó ya que parece ser que aquello se lo tomó como un juego. Entonces dejé de pensar para que no me afectaran las cosas. Hasta la misma psicóloga, cuando le contaba lo sucedido, decía que se lo explicaba sin emoción alguna, como si fuera “la película del sábado" y que eso no era bueno. Aparentemente lo superé pero yo noto como si hubiera habido un antes y un después de esos hechos. Como si hubiera una "demencia psicológica" y mi mente, día tras día, se fuera deteriorando. Me cuesta mucho pensar y concentrame. Tengo muchos enfados con mis hijos y marido por mi carácter. Me cuesta razonar y lo peor es que estoy viendo cómo mis hijos me gritan cuando yo les grito. Veo mi reflejo en ellos, tengo la autoestima por los suelos... y ellos también. Por lo que me siento muy culpable. Aunque lo más grave es que no doy besos, ni abrazos, ni muestras de cariño. Ni a mis hijos ni a mis padres ni a nadie. En alguna ocasión he tenido ganas pero soy incapaz, hay algo que me bloquea. Me hicieron un test para descartar alguna demencia porque me desoriento fácilmente pero lo han descartado. Debo añadir que tengo poliquistosis renal aunque por ahora no me preocupa en absoluto. Mi gran problema es el que acabo de relataros. Antes, cuando leía u oía informaciones interesantes, aprendía; pero ahora es como si me entrara por un oído y me saliera por el otro. No retengo la información aunque me interese y eso me crea mucho estrés. Me cuesta mucho comprender las lecturas y cuando lo logro se me olvida luego rápidamente. Me encanta aprender pero noto que no asimilo la información con facilidad. Necesito vuestro consejo. Gracias.

María Lucía Ordóñez

Nuestro primer consejo es que acuda a algún médico especializado en Nutrición Ortomolecular que valore su estado a nivel general pero, ante todo, nos vamos a permitir sugerirle que se ponga en manos de un buen profesional de Anatheóresis que sepa tratar su problema de fondo. Seguramente en el centro que dirige Joaquín Grau en Madrid (91 522 89 09) podrán darle los nombres de algunos terapeutas con experiencia. Dicho esto agregaremos que la depresión no es sólo una sensación de tristeza o desánimo sino una patología que progresa de forma constante afectando a nuestros pensamientos, sentimientos, salud física y comportamiento hasta el punto de alterar la vida de quien la padece y la de su familia. Y lo malo es que la cifra de personas con depresión aumenta constantemente calculándose que la sufre -en distintos grados- un 14% de la población mundial. Los expertos aseguran que puede deberse a uno o varios factores: predisposición genética, problemas de personalidad, cuestiones medioambientales, estrés excesivo, disfunciones bioquímicas o un problema de origen psiconeuroinmunoendocrino. Por tanto, el tratamiento debería estar en cada caso en consonancia con la causa. Ahora bien, es indiscutible que la bioquímica del cerebro juega un papel fundamental en los trastornos depresivos. Se sabe, por ejemplo, que en las personas con depresión grave hay un claro desequilibrio de unas sustancias químicas conocidas como neurotransmisores de los que los más importantes relacionados con esta actividad son la serotonina, la noradrenalina y la dopamina. Asimismo puede deberse a un problema psiconeuroinmunoendocrino ya que durante la depresión aparecen alteraciones en el funcionamiento del llamado eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal. Añadiremos que hoy día se habla de tres tipos básicos de depresión que responden a las denominaciones de Trastorno Depresivo Mayor, Distimia y Trastorno Bipolar. Y las recomendaciones básicas generales para quienes sufren cualquier depresión son las de evitar los azúcares, las grasas saturadas, las harinas blancas, el café y el alcohol aumentando el consumo de plátanos, higos, dátiles, pan integral, pavo, aguacates, ajos, almendras, anacardos, avena, cereales integrales, espinacas, berzas, hojas de remolacha, brécol, garbanzos, germen de trigo, lechuga, lecitina de soja, levadura de cerveza y nueces. Siendo buena idea tomar suplementos de 5 HTP (5-hidroxil-triptófano), glutamina, serotonina, tirosina, vitaminas B1, B3, B6, B9, B12 y C, cobre, sodio, potasio, magnesio, calcio, zinc, GABA y, muy especialmente, ácidos grasos esenciales omega-3 e hipérico.


 

NÚMERO 106. JUNIO 2008.

Estimado Director: en uno de los artículos que han publicado ustedes de D. José Ramón Llorente -presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular- éste hablaba de la vitamina D indicando que 400 UI (o 10 microgramos) es el 100% de la cantidad diaria recomendada y que su abuso puede producir hipercalcemia. Sin embargo, en otro artículo de la revista se hablaba de las propiedades del alga chlorella y la empresa Sun Chlorella, que la comercializa, aconseja tomar un mínimo de 15 pastillas diarias lo que supondría ingerir más del 300% de la cantidad recomendada de vitamina D. Incluso dicen que se podrían llegar a tomar 40 pastillas o más. Por favor, ¿podrían resolverme esta incógnita? Gracias y un saludo

Alberto Ruiz

Las CDR -cantidades máximas que deberían tomarse a diario de una vitamina o un mineral -tanto en Europa como en Estados Unidos- son la que indicó en el artículo José Ramón Llorente. Porque no es apropiado indicar dosis superiores de una sustancia lipososuble sin que su ingesta esté controlada por un profesional. Sin embargo, en la práctica terapéutica se utilizan dosis que pueden en efecto superar incluso los 60 microgramos al día y es a partir de esa cantidad cuando aumenta el riesgo de hipercalcemia y pueden aparecer dolencias renales. Por eso debe ser siempre un profesional quien indique la dosis así como el tiempo que debe seguirse esa pauta. Y en cada paciente las circunstancias son únicas. Es verdad pues que en ocasiones procede utilizar dosis muy altas en cortos periodo de tiempo pero con el seguimiento adecuado para evitar problemas. En cuanto al alga chlorella es un excelente nutriente pero tampoco nos parece que sea oportuno consumirla de forma permanente. Todo en su justa medida.


Estimados amigos: quiero felicitaros por vuestra excepcional revista. Hace años que la compro y desde luego me identifico con vuestros criterios. El número 100, por cierto, es magnífico. En fin, tengo 46 años y aunque soy ovo-lacto-vegetariana desde los 21 tengo un problema de salud que arrastro desde 1997 por un útero miomatoso. Hasta ahora estaban controlados pero en este último año se han desmadrado siendo dos de ellos de considerable tamaño (10 cms.). No quisiera llegar al quirófano pues las operaciones provocan problemas tiroideos y dada mi edad prefiero esperar a la menopausia que es cuando empiezan a disminuir. Tengo amigas y compañeras de trabajo con el mismo problema. Algunas se operaron y no tuvieron buenos resultados (hemorragias, infertilidad, crecimiento de nuevos miomas, problemas en las tiroides…). En fin, ustedes, queridos amigos, son mi último recurso para poder encontrar a algún especialista en el tema que me pueda ayudar a disminuirlos pues empiezan a oprimirme. Les estaría enormemente agradecida.

Mª Pilar González
(Barcelona)

Se denomina útero miomatoso al que tiene al menos un mioma o, lo que es lo mismo, un tumor benigno formado por tejido muscular. Cuando es de menos de 5 cm. no hay síntomas y se tienen reglas normales y sin dolores es mejor no hacer nada aunque cuando hay alteraciones en la menstruación o molestias pélvicas se suele tratar con inhibidores de la fibrinolisis para evitar una regla muy abundante, suplementos de hierro y ácido fólico si existe anemia y antiinflamatorios no esteroideos, los controvertidos AINEs que tantos problemas causan. Ahora bien, si aumentan más de tamaño muchos médicos optan por extirparlos quirúrgicamente. Si se trata de uno o dos sólo se quitan los miomas -a eso se denomina miomectomía- y ello no impide a la mujer quedarse embarazada más adelante pero cuando hay varios y está afectado todo el útero suele optarse por una histerectomía, por la extirpación completa del útero lo que obviamente sí la impide tener más hijos pero hace que los miomas no vuelvan a aparecer. Afortunadamente los avances técnicos permiten hoy extirpar los miomas pequeños por laparoscopia y algunos pequeños submucosos quitarse por histeroscopia a través del cuello del útero sin necesidad pues de cirugía abierta. En cuanto al tratamiento no quirúrgico ha ido cambiando con el tiempo pero hoy se utilizan sobre todo los análogos de la GnRh que, dados de forma continua (sin pulsos) desensibilizan el gonadotropo disminuyendo la síntesis de LH y FSH y produciendo una menor cantidad de estrógenos y progesterona. Se consigue así que disminuyan su volumen a la mitad pero en cuanto se deja el tratamiento los miomas crecen de nuevo y/o reaparecen; y además, si se mantiene el tratamiento tres o cuatro meses se sufren los efectos secundarios típicos de la menopausia: sofocos, nerviosismo, sequedad vaginal, alteraciones óseas… Lo que ahora intenta evitarse sustituyendo la terapia a los dos meses por una terapia suplementaria denominada Add-Back-Therapy que mantiene el mioma a un tamaño reducido. También se está probando a embolizar las arterias uterinas mediante angiografía pero es un tratamiento tan doloroso que exige estar anestesiada mediante una epidural varios días. Debemos añadir que durante mucho tiempo se usó con notable eficacia un producto homeopático de Phinter-Heel llamado Mioma Uteri pero la casa matriz en Alemania lo retiró del mercado sin que hayamos podido saber por qué. Bien, a nuestro juicio los miomas tienen mucho que ver con un exceso de toxinas en el cuerpo y un mal funcionamiento del páncreas. Por tanto le sugerimos que siga un tratamiento de desintoxicación a fondo del hígado, la vesícula, el páncreas y los riñones e ingiera a diario enzimas pancreáticas, básicamente las contenidas en la piña y la papaya. Sería ideal que tomara algo de ambas frutas a diario. Y someterse asimismo a un tratamiento de electroterapia con una Papimi (pregunte en el 609 51 38 88 si hay alguien que lo tenga cerca de donde vive).


Estimados amigos: ante todo quiero agradeceros vuestra labor y animaros para seguir haciendo tan buen trabajo pues hace unos tres años que os conozco y os aseguro que si ese día me hubiese tocado la lotería no hubiese tenido tanta suerte. Me habéis acabado de abrir un montón de ventanas que querían abrirse pero no tenían la suficiente fuerza. Gracias por ese empujón. Os comento ahora mis dudas. Tengo un hijo de 16 años que se rompió la cabeza del fémur en una competición de motocross. Le operaron de urgencia y le colocaron dos tornillos. Los médicos me han dicho que si el hueso no suelda bien hay que poner una prótesis aunque parece ser que poco a poco va soldando. Mi pregunta es: ¿cómo podría ayudarlo? En estos momentos estoy con Nutrición Ortomolecular y Biorresonancia pero si hay algo que pueda hacer me gustaría saberlo. La pasión de hacer un buen trabajo me la habéis transmitido y me gustaría que no se me quedase nada en el tintero. Pues mi pasión es ser madre. Un abrazo de corazón.

Mª Lamiel Corbatón
(Teruel)

Se acumulan tantas cartas en redacción que no sabemos si la respuesta llegará a tiempo pero quizás pueda servirle si no a otras personas. En efecto, hay otras cosas que le vendrían muy bien. Ante todo unas sesiones de electroterapia con una Papimi porque en estos casos se obtienen resultados excelentes. Y si no encuentras en tu zona ese aparato que se dé unas sesiones con campos magnéticos pulsantes. Y, por supuesto, no olvides la ingesta de calcio biodisponible y que para un caso urgente lo mejor quizás sea el Coral-Care. Cabe añadir que si tiene dolor muscular u óseo le puede venir bien tener un Nostrafon para aplicárselo. Agregaremos que en la sección Escaparate de nuestra web -www.dsalud.com- tienes las referencias de todos los productos de los que hemos hablado a lo largo de los años y hay algunos interesantes. Y adelantamos ya que ninguna de las empresas paga -ni ha pagado- un sólo céntimo por aparecer en ese listado: incluimos esos productos porque queremos, nos consta su eficacia y sabemos que pueden ser útiles a muchos lectores. Eche un vistazo en la web porque son cientos de productos. Sugerencia que hacemos extensiva a todos nuestros lectores independientemente del problema de salud que tengan.


Hola: hace mucho tiempo que no escribo una carta y me resulta un tanto difícil pero por fin me lanzo. Mi padre murió hace 2 años y 4 meses que es el tiempo en el cual me aficioné a vuestra revista y desde entonces no he dejado de comprarla. Murió en casa de cáncer después de estar seis meses vomitando y con dolores en el costado derecho que, según la médico de cabecera, eran las costillas flotantes. En cuanto a los vómitos los achacaba a la úlcera duodenal que tenía desde hace años. Total, que le daba fármacos inútiles y no le hacía ni puñetero caso. Tres meses antes de morir la médico de cabecera le mandó -a petición de mi madre- al especialista de digestivo y ese buen hombre, sólo palpando el hígado, mandó que le hicieran un escáner urgente a mi padre. Por esas fechas ya tenía metástasis. Se me olvidaba decirles que la “espabilada médico de cabecera” también le infló a antibióticos porque en una analítica de sangre y ante los resultados vio lo que para ella era una infección “gorda”. Ya ven: dolor en el costado derecho (costillas flotantes) y analítica con resultados aberrantes (infección gorda). Todo un portento de la Medicina… El caso es que el especialista de digestivo nos mandó al oncólogo y allí sólo nos dieron a elegir el lugar de la muerte: hospital o casa. A él no le hicimos saber la cruda realidad y nos lo llevamos a casa. Ése fue mi primer contacto duro con el cáncer y empezaron mis interrogantes sobre esa enfermedad y qué era lo que podía hacer; por eso descubrí vuestra revista. Encargué Renoven y también le llevé -casi a cuestas porque ya no tenía apenas fuerzas para andar (no podía comer, lo vomitaba todo, hasta el agua)- a un naturista-osteópata que le mandó infusiones para limpiar el hígado y le hizo una ecografía. Tras verla nos dijo que estaba todo muy avanzado, que el hígado ya no metabolizaba y sólo un milagro le podía salvar. Hicimos lo que estuvo en nuestras manos pero todo fue ya en vano. Murió entre nosotros, rodeado de cariño, con música clásica, en su cama y con todos los cuidados que sólo la gente que te quiere te puede dar. Lo peor fue la agonía. Duró 4 largos días con los ojos abiertos en blanco, una respiración muy ruidosa e inmóvil; en definitiva, un trago muy difícil de superar. A las 2 semanas de morir publicasteis vuestro libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo que por supuesto compré y hoy no dudo en recomendárselo a la gente. También recomiendo vuestra revista que, desde aquello, leo todos los meses. Supongo que al morir en casa mi padre no figurará como víctima del cáncer pero, tristemente, es otra víctima más a engrosar la larga lista de meteduras de pata y dejadez de la medicina convencional. Pero ahora la que me preocupa es mi madre, no sé qué hacer y por eso les voy a pedir consejo. Hace ya muchos años, antes de lo de mi padre, le mandaron tomar Prozac 20 mg -una pastilla al día para la depresión- y Trankimazin 0,50 mg a la noche para dormir que hoy en día “tiene” que seguir tomando según otra médico de cabecera (a raíz de lo de mi padre cambié a mi madre de facultativo) ya que según ella al tener 75 años y llevar muchos años con esos fármacos sus enfermedades se han vuelto crónicas y es “imposible” dejarlos. Yo sé que es posible -o eso creo- pero no sé cómo y necesito que me recomienden un médico que nos pueda ayudar ya que con la cantidad de fármacos que toma se le está olvidando todo. Está como ida y no me extraña porque miro los prospectos y me da pavor. Les relato: tiene estreñimiento crónico (Duphalahc 2 sobres al día), depresión crónica (Prozac 20 mg 1 al día), osteoartritis (Movalis 15 mg 1 al día), tensión alta (Enalapril Bexal 20 mg 1 al día), no duerme bien (Trankimazin 0,50mg 1 al día), falta de riego (Tanakene 50 ml 2 veces al día) y cuando siente dolores de cabeza o de otra índole le recetan paracetamol de 650 mg. Aparte de todo eso está operada de apendicitis y vesícula con lo cual le faltan las dos cosas y tiene piedras de calcio en el riñón y cada 2 por 3 infecciones de orina así que también le atiborran a antibióticos. Los ojos también los tiene mal y se echa gotas para el glaucoma ocular (Lombigan 5ml 2 veces al día) que en un ojo se lo han retirado al operarle de cataratas; dicen que se le ha corregido de momento. En el otro ojo le entró hace un año alguna porquería y se le infectó por lo que le mandaron colirios para la conjuntivitis. Como la cosa fue a peor, no paraba de llorarle el ojo y cada vez estaba más hinchado le fueron cambiando de gotas hasta que un oftalmólogo la miró “mejor” y nos dijo que era herpes con lo cual le cambió el tratamiento y actualmente en ese ojo se echa Combinan 5 ml 2 veces al día, Tobaradex colirio 5 ml 3 veces al día y Zovirax pomada oftálmica 3 veces al día así como por vía oral Valtrex 500 mg 1 vez al día. Todo esto durante 6 meses hasta la nueva consulta. Según el oftalmólogo, al no haber tenido un tratamiento correcto durante 1 año se le ha producido una úlcera en la córnea. Ya ven… Si dentro de 6 meses le ve mejor el ojo el médico la operará de la catarata que también tiene en éste aunque a mí no me da ninguna confianza todo lo que está pasando y tengo miedo de que la dejen sin visión. Por si todas estas cosas fueran pocas le han metido en la lista de espera para operar de prolapso uterino y de vejiga ya que ésta última la tiene asomando casi entera (de ahí tantas infecciones). Según me dijo el cirujano la operación consiste en vaciar el útero, recolocar vísceras y sujetar la vejiga a los músculos, todo ello con anestesia de cintura para abajo y aun así en la mayoría de los casos les dan anestesia total ya que en mitad de la intervención se suelen quejar de dolor con lo cual les ponen 2 tipos de anestesia. Y encima te lo dicen y se quedan tan anchos. Como comprenderán tampoco me fío un pelo y tengo verdadero miedo a que me dejen sin madre. Y es por todo ello por lo que me he animado a escribirles. Hace 10 años le quitaron un carcinoma en los labios de la vagina que afortunadamente no ha dado más guerra pero cada ciertos meses le quitan de la piel unos bultitos que son tumores vasculares y en breve le quitarán otro que le ha salido transparente en la aleta de la nariz. En la revista número 100 me leí todos los especialistas pero hay pocos en Vizcaya y además no sé cuál le vendría bien a mi madre con todo lo que tiene. Por eso os pido asesoramiento. Desplazarnos a otra comunidad sería imposible porque hay que pagar hoteles, el desplazamiento, la consulta y el tratamiento... y con una pensión ínfima de viudedad y yo en estos momentos en el paro, como se suele decir, “milagros a Lourdes”. Pero si me pueden indicar un sitio lo más cercano posible que pueda mejorar la salud de mi madre… por intentarlo no pierdo nada. No tengo ordenador ni sé cómo funciona y además sin un sueldo fijo todos los meses ni se me ocurre comprarlo. Por eso tengo que escoger el método de la carta para dirigirme a vosotros aunque ya sé que hoy en día está un poco en desuso pero es lo que hay. Sé que tenéis serios problemas para contestar a tanta gente que os escribe y no me extraña porque cada vez somos más las personas que hemos dejado de creer en el sistema sanitario que impera. No tengo interés en que publiquéis la carta aunque eso lo dejo a vuestro criterio si creéis que en ella hay algo interesante. Y perdonad las faltas de ortografía y el extenso culebrón pero no me sé expresar mejor. Muchas gracias por la información tan valiosa que dais. Ojalá consigáis abrir los ojos a la sociedad y a los que sólo buscan enriquecerse a costa del sufrimiento ajeno.

Mª Begoña Herrán Lecumberri
Bilbao (Vizcaya)

Suponemos que después de leer tu carta muchos lectores -al igual que nos pasó a nosotros- estarán con un nudo en la garganta. Ante todo sentimos lo que vivió tu padre y lo que está "viviendo" -es un decir- tu madre. Y hemos decidido publicar íntegra tu carta porque es un ejemplo característico de tragedias más o menos parecidas que están viviendo muchas personas. Muchísimas más de las que la gente cree. Porque tus padres están viviendo sus dramas en casa pero hay cientos de miles de casos parecidos cada año. Sí, cientos de miles. Hemos explicado hasta la saciedad que en los países occidentales -incluida España- se invita a marcharse a su casa a toda persona a la que los médicos no saben ya ayudar -entre otras cosas, en efecto, para que no engorden las listas de muertos tratados con fármacos- y aún así cada año mueren en los hospitales mientras son tratados en ellos 400.000 personas. CUA-TRO-CIEN-TAS-MIL PERSONAS AL AÑO. De ellas, 100.000 DE CÁNCER. E insistimos en que son cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) que cualquiera puede consultar en Internet. Mire, hemos denunciado una y otra vez -hasta el hartazgo- que el actual paradigma médico está muerto. No sirve. Es aberrante. Está basado en hacer ingerir a los enfermos fármacos paliativos que no sólo no curan nada y además provocan daños cada vez más mayores en el organismo. Los médicos del Sistema Nacional de Salud son ya meros agentes de las grandes multinacionales. Consciente o inconscientemente. Y su nivel de preparación para intentar ayudar a un paciente a curarse prácticamente nulo... salvo que haya aprendido a hacerlo fuera de las facultades de Medicina tras sacarse la licenciatura. En cuanto a su caso no sabemos qué decirle. A su madre -y vamos a ser contundentes- la han destrozado los médicos, no una enfermedad. No hay nadie que pueda soportar un envenenamiento como el que produce la cantidad de fármacos tóxicos que ha ingerido. Le diríamos que es casi de juzgado de guardia. En cuanto a los médicos que solemos recomendar es verdad que apenas están en algunas capitales pero es que no conocemos más cuyos nombres poder ofrecer. No tenemos una relación de todos los médicos y terapeutas alternativos que trabajan en España. Y aunque a veces nos hacen llegar algunos nombres no los conocemos y no nos atrevemos pues a recomendarlos. Debe ser por tanto el paciente el que los busque y se forme libremente su propio juicio. Lo que se agrava en su caso porque su madre no puede desplazarse. Y no es un caso en el que podamos hacer meras recomendaciones generales. Debe verla alguien que valore la situación integralmente pero no sabríamos a quién mandarle cerca de donde vive. Consulte en todo caso con el Dr. Alberto Martí Bosch que pasa consulta en Pamplona en el 94 823 24 88.


Hola. Me llamo Ramón, padezco glaucoma y quisiera deciros que he descubierto algo que puede aliviar esta afección: la tensión ocular alta desciende mezclando un gramo de vitamina C con el antioxidante ácido alfa lipoico. Normalmente suelo tener la tensión ocular entre 21 y 22 pero después de la visita al oculista llegaba a 16. Bueno, pues si se mezcla un gramo de vitamina C de dos etapas con acción retardada junto con otro gramo de vitamina C normal el efecto puede durar de 6 a 8 horas. La dosis de mantenimiento para alcanzar un nivel óptimo de vitamina C es de 9 a 10 gramos diarios. Esto es lo necesario no sólo para prevenir resfriados o glaucoma sino para gozar de una excelente salud porque no hay una sola célula en el cuerpo que no precise la vitamina C a diario. Me gustaría conocer vuestra opinión.

Ramón López Pérez
Úbeda (Jaén)

No dudamos en absoluto de su palabra y, por tanto, publicada queda su experiencia. Por nuestra parte –ya que quiere conocer nuestra opinión- le diremos que de las propiedades de la vitamina C hemos hablado extensamente y la simple relación de sus posibilidades terapéuticas nos llevaría demasiado espacio pero están ampliamente constatadas. Y precisamente por ello y porque el organismo humano no la puede sintetizar internamente hemos dicho a menudo que es necesario ingerirla con la alimentación a diario y, en su defecto, si no nos es posible -o no queremos- ingerir suficiente fruta y verdura, tomar entonces suplementos. Pero preferiblemente en su forma alcalina, es decir, en forma de ascorbato cálcico y no de ácido ascórbico. En cuanto a la vitamina C de acción retardada no es sino una cápsula de la que el 50% del producto se libera rápidamente en el estómago y el resto lo hace de forma gradual en las siguientes 12 horas. En España se venden algunas, entre ellas la denominada Super Bio C Buffered de la casa Solaray que contiene agentes que evitan la acidez del ácido ascórbico y no lleva ninguno de los alimentos alergenos más importantes -levadura, leche, trigo, soja, maíz, gluten, huevos, azúcar y nueces- ni tampoco colorantes ni conservantes artificiales. Vitamina C que procede del escaramujo y la acerola que luego se mezcla con ácido ascórbico natural. En cuanto al ácido alfa lipoico se trata de un compuesto antioxidante que en su forma libre tiene la capacidad de proteger el material genético del ADN además de impedir la liberación excesiva de FN-kappa-B, una sustancia con capacidad para fijarse al ADN en los genes y causar cambios en la información génica. Y se trata de un ácido que actúa como coenzima en muchas reacciones del organismo. Entre otras, en la glicólisis, proceso de conversión del azúcar sanguíneo en energía. Se sabe asimismo que el ácido alfa lipoico mejora la actividad de la mitocondria, orgánulo respiratorio y energético de la célula. Y sus propiedades son casi tan extensas como las de la vitamina C. Así, entre sus principales funciones destacan que reduce la resistencia a la insulina, protege el hígado, estimula la síntesis proteica de forma natural y sus propiedades antioxidantes son notables. De hecho hasta protege los glóbulos rojos y los ácidos grasos. Es más, protege a las vitaminas C y E de sus formas oxidativas. También protege las membranas celulares mediante la interacción con la vitamina C y el glutation. Terminamos indicando que su administración ha demostrado ser beneficiosa en la isquemia, la diabetes, la formación de cataratas, la neurodegeneración y el daño por radiaciones. Sin olvidar que junto a otros antioxidantes -como la propia vitamina C, los bioflavonoides o los ácidos grasos omega- promueve la formación de Interferón natural por lo que está considerado un estimulante del sistema inmune, sobre todo en pacientes inmunodeprimidos. Y como atraviesa la barrera hematoencefálica tiene también efecto protector del cerebro y del tejido nervioso por lo que está usándose actualmente en el tratamiento de pacientes con derrame cerebral o formación de trombos. Dicho lo cual recordamos para finalizar una noticia que publicamos ya en el nº 38 en la que explicábamos que un grupo de científicos estadounidenses de la Universidad de California en Berkeley (EEUU) habían comprobado con ratas de edad avanzada que alimentarlas con ácido alfa lipoico y acetil L-carnitina las hacía rejuvenecer. El estudio se publicó en Proceedings of the National Academy of Sciences. En suma, no dudamos de que la ingesta de vitamina C en altas dosis tomada conjuntamente con ácido alfa lipoico pueda mejorar su tensión ocular. Y, como ahora sabe, otras muchas patologías. Gracias por compartir su experiencia.


Apreciado Sr. Campoy: gracias por la amable publicación de mi carta en su/nuestra revista (nº 102) y su respuesta que aquí, sin embargo, debo cuestionar pues en ella hay simplificaciones, salidas de tiesto, equívocos, afirmaciones falsas (no digo “mentirosas” por desconocer si se hace conscientemente) y un no sé qué contra mí. Continuamente se confirma que la ideología -o la solidaridad con ella- ciega al hombre, al Dr. Subirana en el caso que nos ocupa. ¿Y a usted mismo? Mire, en ningún sitio de mi carta digo que el Dr. Subirana “dirige a los jóvenes” su artículo. Lea otra vez mi carta. Pero ahora que usted lo dice, sí, lo afirmo, Verá, al hablar de los jóvenes está hablando a los jóvenes como cuando usted habla en su revista del Ministerio de Sanidad está mandando un mensaje a ese ministerio. Pero, además, lo que dice de los jóvenes en orden a adquirir la enfermedad de la migraña a causa de la represión sexual no es cierto, no está demostrado sino rebatido por eminentes neuropatólogos, psiquiatras, psicólogos, etc., de los que yo le exponía una buena muestra; es pura ideología apoyada en otra tampoco demostrada afirmación: que la migraña se cura mediante la “des-represión” de los jóvenes que la padecían. Los especialistas médicos -no ideólogos- han hecho varios y variados tratamientos de las tensiones, represiones, etc., y han hallado alguna relación causa-efecto de las mismas, en general, con algún desorden psíquico e incluso enfermedad orgánica (no especialmente esas represiones sexuales a las que alude su avalado doctor). De ello no se sigue ni puede seguirse su tesis que adjudica exclusiva o primordialmente a esa represión sexual la producción de la migraña. Tesis de la que usted suscribe -nos dice- cada palabra. Basándose en experimentos y resultados de la medicina alternativa llevados a cabo por uno o dos especialistas de la misma usted lleva varios años atacando la medicina tradicional, sus métodos y su inutilidad así como el empecinamiento de muchos si no todos los profesionales de la misma (y yo lo apruebo mentalmente y siguiendo suscrito a la revista); pero ahora que -ante el artículo en cuestión- reflejo en mi carta los testimonios y conclusiones de una decena de especialistas de la mente humana, la moral y la sociología al respecto, y desmiento lo afirmado en él, usted se encabrita contra mí obviando esas conclusiones y testimonios, tras los cuales ando yo, un simple licenciado (filosofía, teología, psicología por terminar). Arranques como “suscribo cada palabra...” o “más eres tú”, a que equivale lo que a mí me dice, son arranques viscerales y de raíz fundamentalista, muy propio de las ideologías, no de las ideas. Deberíamos re-huirlos, ¿no cree? Para que la teoría del Dr. Subirana fuera médicamente aceptable debería ser objetiva, comprobable por, al menos, los más serios y honorables especialistas (los que en mi carta indico, por ejemplo, que rechazan totalmente esa tesis afirmando justo lo contrario). Y aún requiere otras demostraciones añadidas. Siguiendo al Dr. Subirana –y a usted que “suscribe cada una de sus palabras”- deberá concluirse que la libertad de los jóvenes tiene la capacidad milagrosa de convertir los valores malos en verdaderos o buenos por el simple hecho de decirlo ellos. ¿Es esto así? En lugar de serlo nos llevaría a lo del presidente Rodríguez Zapatero: “La libertad os hará verdaderos”. ¡Argumentaciones muy peligrosas! Fundamenta usted su adhesión a tal artículo en que fue Wilhelm Reich, discípulo directo de Sigmund Freud, quien postuló la tesis del Dr. Subirana. Lo sabemos; pero es que el Dr. Freud está ya básicamente rebatido en esto y en otros aspectos por doctores posteriores, incluidos algunos de sus discípulos, que no han enseñado lo mismo (Adler, Jung y más tarde Erich Fromm, especialmente). A este respecto resulta provechoso leer el librito Nostalgia del absoluto de George Steiner, de ascendencia vienesa y gran conocedor del psicoanálisis, al que califica de “pseudo-ciencia” y tira por tierra sustancialmente como por su parte hace Víctor E. Frankl. Resulta inaceptable, muy grave y falto de autoridad tachar de “intromisión” y “educación errónea y represiva” a la educación que los padres damos a nuestros hijos, base para la inicua Educación para la ciudadanía, invento de un títere. No asomen orejas, señor Campoy. ¿Lo saben ustedes (le incluyo porque lo suscribe)? Por ciencia, no; menos, por el psicoanálisis y menos aún por el zapaterismo. Dice usted, a la ligera, que “el comportamiento sexual humano en todas las culturas viene definida por la religión imperante”. No es así. Antropólogos y sociólogos afirman y confirman que “siempre y en todas las sociedades y culturas conocidas” -también y especialmente las aparecidas en los orígenes, antes de existir las religiones- la sexualidad y sus relaciones han estado sometidas a normas de control sociales -no religiosas, precisamente-. Luego llegó un aluvión de “religiones paganas” con sus manipulaciones a diverso nivel; después las “histórica” que, como periodista usted conoce. Ya quedaron desmentidas teorías subjetivas como la de Bachofen y su pretendida fundamentación científica sobre la promiscuidad inicial. Hehlen constata que las normas sociales que regulan el comportamiento sexual humano son un elemento importante de la cultura y de la promoción de la humanidad; no así el libertinaje –“ejercicio exacerbado de la libertad” o “desmadre genital”-. Según lo cual, por ejemplo, la pareja como opción de amor libre es una regresión, al estilo de la regresión efectuada por el Dr. Subirana, que usted asume. En la misma dirección apunta la filosofía de la persona humana o filosofía antropológica en su crítica a la regresión cultural, según el sentido antes expresado. Lo que, con excepciones, las religiones han hecho y hacen (mal que bien) es ofrecernos una formación moral que les compete por exigencias de su propia naturaleza aunque a veces, por desgracia pero puntualmente, con métodos inhumanos, cosa muy distinta de lo que usted dice, Sr. Campoy. Por lo que al judeo-cristianismo se refiere tal exigencia gira en torno a dos puntos o “lugares teológicos”: a) la información bíblica sobre la condición del hombre creado por Dios en forma de “Orientaciones ontológicas y morales”, verticales unas (respecto a Dios) y horizontales otras (respecto a los demás seres humanos y su entorno). ¿Qué menos? (es lo que hace, por ejemplo, una casa creadora de automóviles, dar a los usuarios unas “orientaciones” para el tratamiento y mantenimiento de su coche). b) la información antropológica y científica, con la que aquella se coordina. Luego llegaron las mitológicas sustitutivas de las religiones tradicionales que nos ofrecieron la filosofía política de Marx, el psicoanálisis de Freud, la antropología de Lévi-Strauss, la astrología, los cultos orientales y el Superhombre de Nietzsche con “la muerte de Dios”. Y lo que ha pasado después, como consecuencia, nos lo dicen desgraciadamente André Malraux y Alexander Solzhenitsin, entre otros. ¡Lastimoso!

 Eusebio Pinar Royo
(filósofo y teólogo)

Bien, publicada queda su carta de forma íntegra; aquí respetamos la libertad de opinión. Aunque, como imaginará, no la compartimos. Y no vamos a responderle punto por punto –podríamos hacerlo sin problema- porque ésta no es una revista de Filosofía ni de Teología y dudamos que a nuestros lectores les interese una polémica de este tipo. Piense usted sobre la cuestión sexual lo que le plazca. Está en su perfecto derecho. Encontrará además miles de testimonios que apoyarán su forma de pensar. Y otros tantos miles –de los que no hará el menor caso- que postulan lo contrario. Sabemos que en este ámbito casi nadie escucha a su interlocutor, se limita a dejarle exponer sus argumentos para, inmediatamente, contraatacar con los suyos. Es prácticamente un diálogo de sordos. Mire usted, se lo dijimos en nuestra anterior respuesta y se lo volvemos a repetir: nosotros no pretendemos convencer a nadie de nada. Nos hemos limitado a exponer un hecho incuestionable: a todos los pacientes con migraña que trató el doctor Subirana les desapareció el dolor cuando superaron sus represiones sexuales. ¿Qué a usted no le gusta nada que así haya sido porque ello choca o violenta sus creencias o convicciones? Lo sentimos mucho. Pero los hechos no dejan de existir porque los ignoremos. Y no es que el planteamiento del Dr. Subirana funcionara en unos cuantos casos. Resultó un éxito en todos los pacientes que siguieron su tratamiento. Y así lo hemos dado a conocer. Damos pues el asunto por zanjado ya que no estamos dispuestos a abrir un debate ideológico sobre sexo.


Sr. Director: felicitaciones por darnos la oportunidad de transmitirnos sus conocimientos. Es para mí un placer comprar la revista que leo cada mes desde la A hasta la Z aunque de eso hace unos pocos meses. Me gustaría probar cada una de las cosas que recomiendan pero todo en su momento porque para ello se necesita dinero. Por lo pronto estoy tomando el Silicium G5 y ¡no saben lo que me ha servido! El caso es que tengo 44 años y el año pasado perdimos a nuestra nena de 8 meses después de una penosa enfermedad. Y aunque ambos nos vamos recuperando poco a poco lo cierto es que mi apetito sexual ya no es el de antes y como mi marido es mucho más joven que yo me preocupa. ¿Podrían ustedes indicarme qué puedo tomar que sea natural para poder nivelarme de nuevo? Tal vez se deba a que psicológicamente aún siga afectada pero también pienso que puede ser por mi edad ya que el cuerpo se va resintiendo o debilitando. ¿Qué me aconsejan que haga? Gracias mil y de nuevo enhorabuena.

Maria Luisa G.
(Barcelona)

Teniendo en cuenta lo que nos explica todo apunta a que el deseo sexual puede haber disminuido debido al trauma sufrido pero como, usted misma entiende, puede igualmente deberse a un desajuste hormonal, bien por causa del mismo trauma, bien porque la menopausia se esté adelantando. Debe ser un especialista quien lo determine. En todo caso es posible que pueda ayudarle cualquiera de estos dos productos: Macandina Plus de la empresa 100% Natural y Pau de Cabinda de Pompeia Distribuciones.


Estimados amigos: quería compartir con vosotros una información que me parece de interés. Veréis, todas las personas vegetarianas que he conocido en mi vida eran del grupo A excepto una que pertenecía al grupo O pero era alérgica a la proteína animal. Bueno, también conozco a una persona del grupo A que no puede dejar de comer carne porque si lo hace se le cae el pelo y además se encuentra fatal. En cambio, no conozco a ningún vegetariano de toda la vida del grupo O. De hecho, un conocido me dijo una vez que su médico le había comentado que tenía “crudo” lo de hacerse vegetariano porque era del grupo O. ¿No os parece singular? Un saludo.

Íñigo de Aranzadi y Pérez de Arenaza

Hace ahora cuatro años publicamos en la revista –apareció en el nº 62- un artículo titulado ¿Condiciona el grupo sanguíneo nuestra alimentación? en el que nos hacíamos eco de los postulados que Peter D’Adamo publicó en su obra Los grupos sanguíneos y la alimentación, libro que ampliaría y complementaría los descubrimientos que su padre James dio a conocer en El alimento de un hombre, obra publicada en 1980. Experto en Naturopatía formado en el John Bastar College de Seatle (EEUU) Peter llegaría a la conclusión de que el tipo de sangre predispone a las personas a un tipo de alimentación concreto y distinto en buena medida a las de otros tipos. E, incluso, que predispone más a unas enfermedades que a otras. Descubriría, por ejemplo, que la úlcera péptica la sufren en mayor medida las personas del tipo 0 y el cáncer de estómago las del tipo A. También descubriría que la salud depende en mucho mayor medida de lo que la gente imagina de la alimentación. Afirmando que hay alimentos que actúan positivamente en los organismos de las personas con un determinado tipo de sangre mientras en las personas de otros tipos son perjudiciales. Y no sólo eso: a su juicio una alimentación no acorde con el tipo de sangre que se tiene es una de las principales causas del sobrepeso y la razón de que muchas personas no logren adelgazar cuando lo intentan. Ahora bien, dejó claro que esas conexiones no son radicales. Es decir, no todos los organismos de las personas del mismo tipo son intolerantes a todos los alimentos ni el grado de sensibilidad es igual en todos al alimento al que son intolerantes. Las pautas generales que ofreció fueron por eso sólo orientativas. En cuanto a quienes tienen sangre del tipo A aseveró –siempre hablando en general, insistimos- que se trata de personas con un sistema inmune vulnerable que necesitan condiciones ambientales y nutritivas estables y son poseedoras de un aparato digestivo habitualmente frágil que tolera mal la carne, la harina de trigo, la leche y los lácteos y, por consiguiente, les va mejor una dieta vegetariana rica en cereales y legumbres. En suma, las apreciaciones personales que usted nos manifiesta coinciden con lo que Peter D’Adamo dejó escrito. No en el sentido de que todos los vegetarianos sean personas con sangre tipo A sino en el de que a la mayoría de las personas del tipo A –si no a todas- les viene mejor seguir una dieta vegetariana.


Estimado Sr. Campoy: me gustaría que me indicase brevemente qué haría usted ante el problema que a continuación le detallo. Mi abuelo sufre Insuficiencia Renal Crónica y los especialistas le han dicho que debe dializarse y, finalmente, culminar todo con un transplante. Y como no quiero que llegue a ese punto me pregunto qué podríamos hacer para resolver el problema. Espero que pueda darme algún consejo sobre qué hacer o por dónde investigar. Gracias de corazón.

Irene Palafox

Los médicos hablan de Insuficiencia Renal Crónica cuando existe “un deterioro progresivo e irreversible de la función renal” que hace que los riñones no filtren ya bien la sangre y los niveles de urea y creatinina aumenten dando todo ello lugar a trastornos hidroelectrolíticos, metabólicos y hormonales. Siendo las causas más frecuentes una excesiva acumulación de toxinas, padecer diabetes mellitus, hipertensión arterial, una glomerulonefritis, una nefritis tubulointersticial o, simplemente, deberse a una causa genética. Y el problema es complejo porque un mal funcionamiento de los riñones puede provocar alteraciones electrolíticas (especialmente cambios en los niveles de calcio, fósforo, potasio y bicarbonato), hipertensión arterial (sobre todo por retención hidrosalina), alteraciones gastrointestinales como anorexia, náuseas y vómitos (el cuerpo huele a amoniaco), anemia (por déficit de eritropoyetina, una hormona que se sintetiza en el riñón y promueve la generación de glóbulos rojos), alteraciones neurológicas (como la encefalopatía urémica, alteración que impide concentrarse y puede llevar a un coma profundo), dolores óseos, deformidades (reabsorción de falanges distales en dedos), fracturas, alteraciones dermatológicas, alteraciones hormonales (tanto impotencia como oligospermia, es decir, menor producción de espermatozoides) o alteraciones del ciclo menstrual y, finalmente, retraso del crecimiento en niños (por excesiva producción de la hormona paratiroidea). Cuando el problema está muy avanzado se recomienda hemodiálisis, diálisis peritoneal o, en último término, un trasplante del riñón. Bien, a nuestro juicio quien tenga problemas renales lo que debe hacer es, ante todo, eliminar lo antes posible la arenilla y piedras del riñón, el hígado y la vesícula (en el libro de Andreas Moritz La limpieza hepática y de la vesícula editado por Obelisco y que comentamos precisamente en este mismo número se explica cómo hacerlo en apenas unos días), restringir drásticamente el consumo de proteínas animales y la sal, eliminar todas las comidas acidificantes y, por tanto, los cereales, las legumbres, el azúcar blanco, los hidratos de carbono refinados, las bebidas alcohólicas (incluido el vino y la cerveza), el café, el té, las colas, el chocolate, las bebidas estimulantes, la grasa saturada animal y la leche y sus derivados. Y, desde luego, no freír nunca los alimentos. Es oportuno asimismo ingerir suplementos de quercitina, vitaminas B6, C, D, E y K en comprimidos así como hierro, magnesio y zinc. Además de tomar el sol y beber agua destilada y energetizada en pequeños sorbos a lo largo del día. Restrinja finalmente el consumo de espinacas, remolachas, acelgas y escarolas. Finalmente le sugerimos que tome tres conocidos productos homeopáticos útiles en estos casos: Calcárea Carbónica y Licopodium –ambas a la 30CH- y Berberis a la 7CH; una sola vez al día durante dos semanas.


 

NÚMERO 105. MAYO 2008.

Estimado Sr. Campoy: vivo en un pueblecito muy pequeño de Vizcaya (Muxika) y estoy preocupado porque mi casa está a 300 metros del colegio de mi hijo de 2 años -lo que resulta muy cómodo- pero resulta que a menos de 100 metros del mismo hay instalada una antena de telefonía. El hecho de vivir a casi 300 metros de la antena me preocupa pero la distancia de ésta respecto al colegio es ya algo que no puedo dejar pasar. Así que sólo veo 2 opciones: llevar a mi hijo al colegio de un pueblo próximo o hacer lo posible por cambiar la ubicación de la antena. Pero como hacer lo primero es mirar para otro lado y dejar a su suerte a los 80 niños de edades comprendidas entre 6 meses y 12 años que hay en él me he decidido por la segunda opción. Soy estudiante de Osteopatía y Acupuntura, estoy profundamente concienciado con la salud, compro su revista desde hace un año y leo constantemente artículos archivados en su web sobre cualquier asunto. Es por eso que le escribo a usted ya que he tenido la posibilidad de comprobar lo sensible que es en su revista con ciertos asuntos que para usted son injusticias, mojándose y buscándose casi con total seguridad situaciones incómodas como mínimo... Pues bien, el objetivo de estas líneas es que me guíe o me ponga en contacto con alguien que quizás ya tenga recorrido lo que me espera (para no ir dando palos de ciego). Seguro que Ud. ya sabrá qué hacer o por dónde empezar en mi situación. Cualquier consejo o ayuda por su parte será muy valioso, sobre todo para esos 80 niños. Como ya le he dicho, estoy totalmente decidido a hacer lo que haga falta. Gracias y un saludo.

Carlos Muñoz Muga
Muxika (Vizcaya)

El Tribunal Supremo dictaminó que la radiación constante de radiaciones electromagnéticas en un domicilio sin consentimiento del afectado constituye una clara violación del domicilio, derecho fundamental consagrado por la Constitución. Y que además en estos casos procede aplicar el llamado Principio de Precaución lo que muchos jueces están ya haciendo en nuestro país. El problema es que las autoridades no atienden ni las sentencias del Supremo. Mire, la solución está en encontrar un buen abogado o en lograr que la población afectada de un lugar se manifieste en masa ante el alcalde, posibilidad ésta que es la única que le haría reaccionar porque ninguno quiere perder la poltrona y sabe que su cargo depende de los votos y no de su connivencia con el poder. Pero como no es fácil concienciar a la gente y mucho menos lograr que actúe mancomunadamente lo más eficaz suele ser acudir a un abogado competente (que son más bien escasos). Conscientes de ello la World Association for Cancer Research (WACR) lleva año y medio realizando gestiones que ya han fructificado y se darán a conocer antes del verano. Y toda persona afectada por éste y otros problemas similares sabrá dónde acudir con garantías. Informaremos de ello en cuanto sea posible.


Muy Sr. Mío: hace seis u ocho meses empecé a sentir en un ojo el típico tembleque, que unos dicen se debe a estrés, otros a falta de vitaminas y otros que no es nada y se me pasaría en unos días. Así que por no parecer hipocondríaca no hice nada pero el tembleque siguió y no sólo en el globo ocular sino también en el párpado inferior. Primero en un ojo y ahora en los dos (hasta se me están cerrando un poco). Me decidí pues a ir al oftalmólogo y éste me dijo que no era ninguna “tontería” tenerlo desde hacía ya tantos meses. Me hizo un amplio reconocimiento -tensión ocular, refracción, etc.- y me prescribió Hidroxil B1-B6-B12 (2 cajas). Agregando que si no se me iba tendría que inyectarme Toxina Botulínica porque no existe ninguna otra solución. Quisiera que me dijeran si es verdad porque no me quiero poner Botox ya que me han dicho que podría paralizarme el músculo y además me lo tendría que poner no una sino varias veces. ¿Cómo se me quedarían los ojos? Me imagino ya con cara de persona asustada. Por favor, contésteme sobre esto o sobre otras soluciones. Espero que las haya. Le saluda atentamente.

María Aparicio

Las contracciones involuntarias y desordenadas de los párpados -que se mueven por pequeños músculos inervados por los llamados nervios craneales- se llaman fibrilaciones y suelen achacarse habitualmente a alteraciones del sistema nervioso central o de tipo muscular pero también al estrés, la angustia y la depresión. Y puede afectar a uno o a ambos ojos. A esas contracciones se las denomina técnicamente fasciculaciones del párpado o faciculaciones del orbicular del párpado (el orbicular del párpado es un músculo que precisamente se encarga de cerrar el ojo y del parpadeo). Cuando el desorden muscular no es leve sino intenso -con tics, blefarospasmos, etc.- se le llama mioquimia y entonces debe estudiarse más a fondo. En su caso le sugerimos que abandone durante una temporada el consumo de leche y sus derivados, el café, el alcohol, las grasas saturadas y los alimentos fritos e ingiera además una cápsula diaria de un complejo multivitamínico y otra de un complejo específico del grupo B completo (el Hydroxil sólo lleva vitaminas B1, B6 y B12) así como Coral-Care, Aceite de Krill y Silicio Orgánico. Y para que la recuperación sea aún más rápida consuma a diario ajo, cebolla, rábano y zanahoria. Para terminar acuéstese con una infusión mezcla de dos plantas: mirtilo y eufrasia.


Sr. Director: estoy buscando información sobre el consumo de colágeno hidrolizado ya que muchas personas nos hemos visto afectados por problemas del aparato locomotor y necesito que me saquen de una duda. Tengo entendido que el colágeno debe consumirse conjuntamente con vitamina C. ¿Es realmente necesario? ¿Y por qué otros fabricantes lo venden junto a otros componentes como magnesio, zinc, vitaminas A, C y D, etc.? ¿A fin de que lo aproveche mejor el organismo al actuar en sinergia con otros minerales o vitaminas? Lo pregunto porque un fabricante dice que ellos no lo mezclan con vitamina C porque en tal caso no sería ya colágeno puro. ¿Qué es mejor? ¿Tomar “colágeno hidrolizado 100% natural” o combinado con otros elementos? ¿Y cuál es la diferencia de un colágeno hidrolizado y una proteína de colágeno? ¿De qué manera puedo verificar que estoy consumiendo colágeno de calidad? Agradeceré mucho su contestación. Y mi felicitación por la revista.

Gladys Rocío Amaro Gaucín

Permítanos ante todo sugerirla que lea el reportaje que dedicamos al colágeno hidrolizado en el nº 79 de la revista (puede acceder a él a través de nuestra web: www.dsalud.com). Un texto en el que puede leerse: “En Discovery DSALUD hemos recogido suficiente información como para añadir que las patologías de etiología desconocida del aparato locomotor se deben básicamente -entre otros factores- a la ingesta de azúcar blanco, leche y sus derivados, cereales e hidratos de carbono refinados además del exceso de café, alcohol, grasa saturada animal, tabaco y productos tóxicos (entre ellos muchos fármacos) así como el sedentarismo. Por tanto deje de fumar y elimine de su dieta todos los productos mencionados teniendo la tranquilidad de que no por ello va a faltarle al organismo calcio aunque intenten hacérselo creer. Evitará así que el sistema inmunitario ataque a sus propios tejidos. Aumente en cambio el consumo de pescado azul, aceite de oliva virgen de primera presión en frío, frutas y verduras. No estará de más, en todo caso, averiguar si se padece deficiencia de algún mineral y compensarla”. En ese mismo texto se aclaraba otra de sus dudas: “¿Y qué es exactamente el colágeno hidrolizado? Pues colágeno animal que ha sido procesado y dividido en partes más pequeñas mediante unas enzimas para facilitar la digestión y absorción por el intestino de sus aminoácidos. De hecho sólo mediante este proceso –llamado “hidrólisis” y que puede ser química o enzimática, como en el caso que nos ocupa- el colágeno puede ser absorbido por nuestro organismo ya que las fibras de colágeno sin procesar son moléculas muy grandes y extremadamente pesadas”. En cuanto a si la sinergia con otras sustancias lo hace más efectivo sinceramente lo ignoramos porque no hemos visto los ensayos y con cuáles se han hecho en cada caso pero es de suponer que es posible. De lo contrario los laboratorios no los incluirían ya que los primeros interesados en que un producto funcione son ellos. Pregunta por último cómo saber si el colágeno que ingiere es de calidad. Y no tenemos respuesta: nosotros no hemos analizado todos los productos que hay en el mercado. Guíese pues por la marca. Hay laboratorios que llevan muchos años en el sector y tienen páginas web donde aparece toda la información que precisa para formarse un juicio propio.


Ante todo quiero daros las gracias por lo que me habéis aportado en estos años. Es impagable lo que he aprendido y los buenos ratos que he pasado leyendo la revista. Hoy os escribo porque necesito un poco de vuestra ayuda. Veréis, he padecido toda mi vida taponamiento nasal alternándose éste en ambos orificios; pero uno siempre ha estado tapado. Además soy alérgico a los ácaros. El otorrino me dijo que se debía a un agrandamiento de los cornetes y me mandó Nasacort, es decir, corticoesteroides, que desde luego no son la solución (suponiendo que sirvan para algo). Y que si no funciona sólo me queda la cirugía. Gracias a vosotros sé que ésta debe ser siempre la última opción y, por tanto, no la contemplo. Por eso busco vuestro consejo.¿Podéis orientarme sobre las posibles causas? ¿Hay algo que pudiese ayudarme? Gracias infinitas.

Silvino Quevedo
(Madrid)

Mire, las posibles causas de un taponamiento nasal son muy variadas. Puede deberse a un desvío del tabique, a pólipos nasales, a un tumor -benigno o maligno-, a una rinitis alérgica o a una sinusitis (aguda o crónica) siendo las dos últimas las más frecuentes. Y la mayoría puede dar lugar a la hipertrofia de los cornetes por agrandamiento de los cornetes, estructuras ubicadas en el interior de las fosas nasales y cubiertas por una mucosa que es la encargada de producir la mucosidad, calentar y humidicar el aire respirado. ¿Y cómo se trata habitualmente? Pues con fármacos como los antihistamínicos, los esteroides y los vasoconstrictores nasales (oximetazolina, fenilefrina, etc.) que como usted mismo ya plantea tienen numerosos efectos secundarios indeseables y además no resuelven el problema; se militan a aliviar y no siempre. Así que la alternativa suele ser operar para reducir el tamaño de los cornetes nasales. La mayoría de los otorrinolaringólogos –no todos afortunadamente- actúan aún de una manera clásica porque ignoran que existen alternativas, incluso a nivel quirúrgico. Es el caso del Método Celon que permite resolver el problema mediante una pequeña intervención que requiere sólo anestesia local, dura entre 10 y 15 minutos y la recuperación se logra en un par de días a diferencia de otros métodos más dolorosos y prolongados. Desarrollado en Alemania se basa en la desintegración molecular por radiofrecuencias de los tejidos excedentes del velo del paladar y la campanilla sin corte quirúrgico. Una vez eliminado el problema el cuerpo responde reorganizando los tejidos que en poco tiempo adquieren su tensión normal. Ahora bien, si la causa de ese agrandamiento es una inflamación o sinusitis -que puede afectar a uno o a los dos senos paranasales- la obstrucción da a veces lugar a una circulación sanguínea y a una ventilación de la cavidad sinusal notablemente menores lo que favorece el crecimiento bacteriano, vírico o micótico ya que las tres posibilidades existen aunque sea más corriente la primera. Infección que puede ser aguda, intermitente o crónica. Siendo el Streptococcus pneumoniae, la Haemophilus influenzae y la Moraxella catarrhalis las bacterias encontradas con más frecuencia en los cultivos de exudación (pus). En cuanto a los virus los más encontrados son los rhinovirus, el virus de la gripe tipo A y el virus Influenza. Por lo que se refiere a los hongos el más habitual es el Aspergillus fumigatus. Cabe añadir que la sinusitis aguda -cuyos síntomas más frecuentes son cefalea, secreción mucopurulenta, fiebre, sangrado de nariz, malestar general, tos, falta de olfato, dolor al masticar y afonía- suele ir precedida de una infección vírica de las vías respiratorias superiores o asociada a pólipos nasales que han bloqueado el drenaje efectivo. Otros factores asociados a la sinusitis son las rinitis alérgica y vasomotora, la disfunción ciliar, la fibrosis quística, las infecciones dentales, etc. Los enfermos de sinusitis crónica presentan por lo general en cambio secreción postnasal purulenta, congestión, cefaleas, tos, halitosis y rinorrea crónica. En cuanto a la Rinitis se trata de una dolencia que afecta a la mucosa nasal y produce estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y, a veces, falta de olfato. Suele también tratarse con corticoides, antihistamínicos y descongestivos (y recordamos que éstos tienen el inconveniente de producir un aumento de la congestión al finalizar su acción). La causa sin embargo suele estar en alguna sustancia que provoca alergia a la persona. Siendo los más corrientes los ácaros del polvo doméstico. Pero también se achaca a muy distintos virus. En suma, a la obstrucción nasal que cursa con inflamación, sequedad de los senos y congestión que además provoca a veces un estrechamiento de los conductos -hipertrofia de los cornetes- que llevan el aire a los pulmones se la denomina sinusitis o rinitis según se asocie la situación a un microbio patógeno o a una sustancia alérgica. Pero se tratan igual porque sólo se afrontan los síntomas: dando antihistamínicos, corticoesteroides y vasoconstrictores. Y a veces –lo menos malo aunque escasamente efectivo- con agua de mar que se comercializa en frascos con spray para humidificar las fosas nasales. Pues bien, nosotros le proponemos que instale en su casa y/u oficina un ionizador de aire y ventile bien ambos lugares a diario, que los limpie con aspiradoras que le aseguren quedan libres de ácaros (hay varias en el mercado) y desinfecte los suelos con lejía o vinagre diluido. Ingiera además a diario ajo, cebolla, guindilla –salvo que sea alérgico- y aceite de onagra así como durante algún tiempo plata coloidal y extracto de semillas de pomelo. Por último, sepa que puede ayudarle también lavarse un par de veces al día las fosas nasales con agua de mar pura (Plasma de Quinton) o, en su defecto, con agua mineral enriquecida con sal marina. Agregaremos que hay una planta de eficacia contrastada en el tratamiento de las rinitis alérgicas que –así se asegura- hace desaparecer en apenas media hora la congestión nasal, los estornudos, el picor y la rinorrea... sin efectos secundarios. Hablamos de la Petasites hybridus y actualmente se vende en forma de extracto de hojas libre de alcaloides pirrolizidínoicos. También se comercializa un producto natural llamado Allermin Gotas que distribuye en España Natureplant pensado para ayudar a quienes sufren de rinitis crónica, rinitis alérgica y asma elaborado a base de sustancias de origen biológico como polen entomófilo (desintoxicante, equilibrador funcional, estimulante y tonificante además de hipoalergénico) y veneno de abeja (a dosis ortomoleculares potencia el sistema inmune y posee propiedades analgésicas y anestésicas). Sus creadores aseguran que su ingesta ayuda al organismo a reorganizarse en los periodos de alergia y juega un papel importante a la hora de prevenir la aparición o las recidivas de las alergias estacionarias. Y al presentarse en gotas facilita su rápida absorción a nivel sublingual induciendo una pronta respuesta en el organismo. Terminamos recordando que existe igualmente un pequeño aparato denominado Rinitis–Stop comercializado por Natural Power Tech para tratar estos problemas y lo hace emitiendo biofotones mientras genera un campo magnético. El componente principal del aparato es una luz con una longitud de onda de 650 nm –inocua para los ojos– que activa la formación de adenosinatrifosfato (ATP) –la molécula que da energía a nuestras células– mientras el imán promueve la regeneración de las células débiles. Está indicado en los casos de congestión nasal en general, en las rinitis –tanto agudas como crónicas–, en la fiebre del heno y cuando se ronca, alteraciones de salud que suelen indicar una deficiencia aguda de energía celular. También carece de efectos secundarios nocivos. Esperamos haberle sido útiles.


Sr. Director: soy lectora de su revista desde el primer ejemplar. Aún recuerdo que salió con aquel titular sobre La Dieta Definitiva que tanto me llamó la atención y que fue lo que me incitó a comprarla. Hasta entonces leía otras revistas de medicinas alternativas pero tengo que reconocer que desde que conocí la vuestra no ha habido parangón con ninguna no habiendo un solo mes que haya dejado de comprarla. De hecho no me he suscrito a ella por el miedo a que me desaparezca del buzón en vacaciones o cuando estoy de viaje. He visto la evolución de la revista en estos años y debo reconocer que han hecho un trabajo laborioso e importante. Y que con su evolución también he cambiado yo, creo que a mejor. Estoy realmente orgullosa de ver cómo cada mes sigue saliendo la revista con artículos superinteresantes y cómo pelean para que las personas tomemos conciencia de lo que realmente somos y de lo que son los intereses económicos del mundo. Yo, por mi parte, sigo divulgando cosas sobre las que leo para ver si las personas se abren a otra manera de pensar que no sea la oficial. Y cuando voy almacenando algunas revistas se las llevo a la consulta de un osteópata que las coloca en su sala de espera para que puedan leerlas más personas y se siga expandiendo la revista entre nuevos lectores. Para finalizar quisiera decirles que el número 100 me ha parecido una idea genial, una recopilación de lo más útil que cualquier persona puede tener a mano para consultar en caso de enfermar. Mi más sincera enhorabuena. La única pega que le puedo sacar es que en los teléfonos a los que he llamado no me han sabido informar de cómo localizar a un buen profesional donde vivo: Vizcaya. Es lo único que echo de menos: una lista donde aparecieran los profesionales inscritos por zonas y por métodos. Un saludo a todo el equipo.

Rosa Pijoan Zubizarreta

Nuestras sinceras gracias por sus palabras de elogio. En cuanto a su propuesta nos es imposible complacerla aunque ya nos gustaría. Nosotros no tenemos conocimiento de todos los profesionales de España ni a qué se dedica cada uno. Es más, algunos practican una o dos terapias y otros una docena, luego ¿cómo agruparlos? En fin, ni es tan sencillo ni tenemos los datos. Ello implicaría además publicitar consultas de personas que no conocemos y no estamos por la labor. En el ámbito no convencional hay también profesionales poco recomendables. Preferimos hablar sólo de lo que conocemos y de quienes conocemos.


Sr. Campoy: soy suscriptora de su maravillosa revista. Y soy consciente de la multitud de cartas que reciben cada día y de que aunque les gustaría responder a todas no les es posible pero mantengo la esperanza de que la mía se vea publicada. Tengo un problema que desgraciadamente cada vez va a más: soy bulímica desde los 14 años y actualmente tengo 41. Todo un calvario que llevo arrastrando unos días mejor que otros pero salgo a atracón y vómito diario. He recurrido a un sinfín de psicólogos y psiquiatras pero me desanimo muy pronto. En cuanto no noto mejoría. Actualmente sigo un tratamiento con Prozac y Deansit diario con el que tampoco noto mejoría pero si lo dejo aún empeoro más. Estoy muy desanimada porque me impide hacer vida normal y estoy sufriendo mucho. Les estaría eternamente agradecida si pudieran dedicar un reportaje al tema y a los mejores tratamientos actuales y profesionales.

Arantxa Aguilar Fernández
(Valencia)

La bulimia, como la anorexia, son dos enfermedades cuya causa suele ser común. Y ya hablamos de ellas en los números 5 y 32 de la revista (léalos en la sección de Reportajes de nuestra web: www.dsalud.com) pero vamos a recordar lo básico. Para empezar –y citamos textualmente lo que ya entonces dijimos- tanto la anorexia nerviosa como la bulimia están consideradas trastornos de la alimentación. De hecho los médicos la definen como un desorden caracterizado por una pérdida de peso inducida y/o mantenida voluntariamente por el paciente lo que indica que existen factores biológicos, psicológicos y sociales en su aparición y desarrollo. Buena prueba de ello es que se trata de un problema que afecta casi en exclusiva a las sociedades industrializadas. Y si la anorexia se caracteriza por la negativa a comer la bulimia -que viene a ser una manifestación diferente del mismo problema- consiste en comer de forma desaforada a todas horas y después inducirse el vómito para poder seguir comiendo de manera compulsiva sin engordar. La mayor parte de los expertos dicen que se debe a que los jóvenes quieren parecerse a los/las modelos, delgaditos ellos por imposición de los fabricantes y vendedores de ropa. Otros añaden que la causa está en la incorporación de la mujer al mundo laboral ya que al faltar de casa muchos adolescentes han empezado a alimentarse irregularmente. Algunos más afirman que la desaparición de costumbres tradicionales como la de sentarse a la mesa para comer o cenar en familia es uno de los motivos que están favoreciendo la expansión de los trastornos de la alimentación. Y alegan el descontrol a la hora de la merienda de los niños, que ahora abren la nevera y cogen lo que quieren cuando quieren. En suma, demasiado experto dando palos de ciego. Porque las razones anteriormente expuestas pueden justificar una mala alimentación o el aumento de la gordura y la obesidad pero no la anorexia ni la bulimia. ¿Y cuál es la causa entonces? A nuestro juicio la causa está básicamente, sí, en la mitificación que algunas personas, especialmente en la adolescencia, hacen de los jóvenes guapos y delgados de ambos sexos que inundan los medios de comunicación y que son presentados como modelos a imitar de personas felices, queridas y respetadas. Pero la causa profunda de que lo hagan es porque suelen ser personas –fundamentalmente jóvenes- que tienen problemas personales que no saben resolver y que, en lugar de enfrentarse a ellos, deciden adelgazar como mecanismo para ser aceptados, queridos y admirados por los demás creyendo que lo conseguirán pareciéndose a esos modelos que –creen ellos- lo tienen todo. Una idea que se convierte en obsesión a medida que el tiempo pasa mientras el conflicto larvado que ocultan sigue aumentando en su interior. ¿Y qué clase de conflicto es el que intentan enterrar? Pues los hay de todo tipo. Desde problemas en el colegio o en el trabajo –según las edades- hasta conflictos con los padres –lo más corriente-, los hermanos, los amigos, los familiares o los novios. En muchos casos, las personas anoréxicas -y las bulímicas-, especialmente si son adolescentes, poseen una personalidad muy definida, caracterizándose por ser activas, responsables, inteligentes, perfeccionistas a la vez que introvertidas... de las que se espera mucho. Es decir, jóvenes –y no tan jóvenes- a quienes se somete por el entorno a una presión constante: ¡Tú vales más! ¡Puedes hacerlo mucho mejor! ¡No te esfuerzas lo suficiente! Algo que suele ocurrir frecuentemente en casa, en el colegio y, en menor medida, en el trabajo (por eso empieza a haber personas con más edad que padecen este problema). En suma, la anorexia, como la bulimia, no son sino la expresión externa de un conflicto interno que generalmente ha terminado generando una baja autoestima y que oculta un conflicto. Y es sobre ese conflicto interno sobre el que hay que actuar. De ahí que ponerse en manos de nutrólogos o psiquiatras es absurdo. No es un trastorno alimentario. Y no es un trastorno que mejore o se supere con fármacos. Es un problema psicológico que se resuelve entendiéndolo y afrontándolo con la terapia adecuada. Nuestro consejo si de verdad quiere resolverlo de una vez y para siempre es que se ponga en manos de un buen profesional de Anatheóresis que sepa tratar estos problemas. Probablemente en el centro que dirige Joaquín Grau en Madrid (91 522 89 09) podrán darle los nombres de algunos terapeutas con experiencia. Si todo va normalmente su problema debería desaparecer en unas cuantas sesiones. Y replantéese lo de tomar fármacos porque no van a ayudarla.


La verdad es que se me hace muy difícil sustraerme al tópico pero vaya por delante mi más entusiasta felicitación por su increíble publicación y el coraje que muestran ante la apisonadora corporativa que constituye la medicina “industrial” (alopática). Tengo 57 años y desde hace 40 mi pasión es el montañismo de los cuales 34 los he disfrutado de cara a la pared (escalada) pero desde hace 6 estoy en la cuneta. Es el caso que tropecé con la antedicha medicina. Sin comerlo ni beberlo y como consecuencia de sucesivas negligencias médicas (obviamente indemostrables) a raíz de una intervención ambulatoria sufrí una embolia pulmonar (TEP) y una hemorragia pleural (hemotórax) que dejaron mi aparato respiratorio seriamente dañado. Al poco tiempo empecé a desarrollar una fibrosis pulmonar. Se me diagnosticó una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) al cabo de un año, obviamente de origen idiopático, ¡cómo no! Tuve que lidiar con mis médicos oficiales que me invitaban al protocolario cóctel de “cortisona + citostáticos” (no tienen otro, por lo visto) y sí, sólo seguir con mis revisiones habituales de mi condición respiratoria. Para su estupefacción y por mi supervivencia empecé a probar algunas terapias alternativas: ayuno supervisado, Acupuntura, Kinesiología – Flores de Bach, Anatheóresis… sin resultados fehacientes, consciente de que no todo el mundo responde igual ante los tratamientos. Descubrí al mismo tiempo que acogerse a un terapeuta es sólo para aquellos que lo pueden sostener económicamente así como que es una verdadera lotería encontrar alguien fiable en el desempeño de su especialidad. Así pues gasté una considerable suma de dinero y una gran dosis de buena fe que desde hace ya un tiempo no puedo asumir. Hoy por hoy debo reducir mi presupuesto (causas muy mayores) de manera que he reconducido el tratamiento a mi buen criterio (?) diseñándome una combinación de fitoterapia y buenos hábitos que con diversa fortuna mantiene a raya mi situación. Pero tengo la sensación de que ésta irá a peor (y cruzo los dedos) a largo plazo. Y es muy duro ver cómo se va reduciendo mi actividad física paulatinamente antes de lo previsto si el curso de mi vida hubiera seguido normalmente. Siempre he procurado ser dueño de tomar mis decisiones y desde luego asumir las consecuencias. Enriquece mi autoestima. Soy autodidacta en varios temas y considero la información mi mejor arma y bagaje. Así que no les voy a pedir consulta sino más. Les propongo que dediquen algún o algunos artículos (ustedes pueden) sobre la EPOC y la fibrosis pulmonar. Les vengo siguiendo puntualmente desde el número 65 y no he hallado ninguna información al respecto lo cual me sorprende ya que no es precisamente una problemática minoritaria. Les agradezco por anticipado cualquier información que puedan ofrecer y desde luego la consideración por leer esta carta. Reciban mi más cordial saludo.

Josep Trias i Vicente
(Barcelona)

En primer lugar, gracias por sus amables palabras. Y lamentamos que sus problemas de salud los hayan causado las negligencias médicas y los tratamientos farmacológicos algo que ocurre a diario y que venimos denunciando una y otra vez sin que cambie nada porque la gente no reacciona como debiera y porque, como usted bien dice, muchas veces tales negligencias son “indemostrables”. En cuanto a la EPOC –que normalmente lo causa el consumo de tabaco- es en realidad un término que engloba tanto la bronquitis crónica como al enfisema pulmonar. Se dice que se sufre bronquitis crónica cuando se tiene tos y expectoración más de tres meses al año y durante más de dos años consecutivos una vez descartadas otras causas y enfisema pulmonar cuando existe ya un agrandamiento permanente de los espacios aéreos dístales a los bronquíolos terminales con destrucción de la pared alveolar y sin fibrosis manifiesta. Y la única terapia de verdad útil entre todo el arsenal médico actual es la Oxigenoterapia. Por eso en otras ocasiones ya hemos aconsejado a quienes nos han dicho que lo sufren la ingesta diaria de Cell-Food, un concentrado de 78 minerales iónicos, 34 enzimas, 17 aminoácidos, electrolitos y oxígeno disuelto que se mantienen en una suspensión iónica de sulfato de deuterio, aspecto éste importante porque al ingerir el producto el deuterio disocia las moléculas de agua (H20) en el cuerpo liberando en el torrente sanguíneo oxígeno (O) e hidrógeno (H) nacientes que llegan a cada célula del cuerpo junto al resto de los nutrientes. Cascada de oxígeno e hidrógeno que se libera paulatinamente allí donde el organismo los necesita y puede continuar varios días tras la ingesta. Hemos hablado de ese producto en los números 60 y 66 de la revista (puede leerlos en nuestra web: www.dsalud.com). Los corticoides inhalados y el tratamiento con alfa-1-antitripisina sólo alivian el problema -especialmente la disnea o dificultad respiratoria- pero a causa de provocar otros efectos secundarios indeseables. Dicho esto nos vamos a permitir sugerirle que ingiera a diario ácidos grasos esenciales omega 3 de alta calidad (por ejemplo Lyprinol o Aceite de Krill NKO) y frutas y verduras frescas abandonando de inmediato el consumo de la leche y sus derivados, de las grasas saturadas animales y de los hidratos de carbono refinados. Y no coma nada frito ni cocinado a más de 90 grados para evitar los ácidos grasos trans. A continuación póngase en manos de un experto ortomolecular (pregunte por alguno en la Asociación Española de Nutrición Ortomolecular llamando al 96 392 54 55). Añadiremos que se han obtenido mejorías muy notables con el uso del PAPIMI (pregunte en el 609 51 38 88 qué especialistas tienen ese aparato de electromedicina en Barcelona). Otra posibilidad es consultar en Barcelona con el Dr. Taher Abbas (93 456 96 34) que ha tratado ya con éxito algún caso de EPOC como contamos en el reportaje que apareció en el nº 93 de la revista.


Sr. Campoy: por primera vez después de toda una vida de incertidumbre, dudas, decepciones, desengaños y todo tipo de sufrimientos -como expongo en el escrito que le envié con fecha 27 de julio pasado- y no sé si por casualidad, gracias al azar o a la providencia, he sido yo mismo quien ha logrado que desde hace muchos meses tenga por fin una mejoría real, progresiva, continuada y más que evidente en mi estado físico. Y ha sido tras probar ¡un solo globulillo de sepia a la 35CH y una sola pastilla de Nervoheel (la tomo en meses alternos)! Pero debo decir que cuando las tomas que siempre me recomendaron -de éste y otros remedios homeopáticos- son mayores el resultado es catastrófico. Y más aún si se aumenta la dosis. Mi hermana, en cambio, optó por seguir con Natrun 150 y desgraciada y lamentablemente con efectos demoledores para su integridad física hasta el extremo de que en la fecha presente le cuesta caminar. Por ella daría la propia vida pero creo que el mejor favor que puedo hacerle es encontrar la persona más idónea que sepa interpretar todo esto y que, en verdad y por fin, pueda ayudarnos en la medida y forma que necesitamos. Y es por ello que recurro a usted una vez más en la seguridad de que nos podrá ayudar en la medida y forma que necesitamos. Sin otro particular le envío mi mejor saludo y más profundo agradecimiento.

Antonio Espigares del Arco
Esfiliana (Granada)

Nos congratula que usted mismo, investigando, haya encontrado lo que necesita. Ojalá su ejemplo cunda porque lamentablemente la mayor parte de las personas practican la abdicracia. Dicho esto ignoramos qué toma su hermana: ¿Natrum sulfuricum? ¿Natrum muriaticum? ¿Natrum carbonicum? ¿No confundiría un producto con otro? Nuestro consejo es que busque algún homeópata con experiencia. Entre en la web de la Asociación Española de Homeopatía para informarse: www.amehb.com


 

NÚMERO 104. ABRIL 2008.

Estimado Sr. Campoy: hace un par de números leí en la revista un interesante reportaje sobre las propiedades antimicrobianas de la plata coloidal y confieso que quedé impresionado por lo que se decía en el texto así que decidí ponerme en contacto con diferentes laboratorios para conseguirla. Y es en este punto donde requiero su ayuda ya que, por lo que he sabido, hay laboratorios que producen plata coloidal por electrolisis y otros que la obtienen mediante otros procesos. En suma, quiero saber si hay diferencia, en cuanto a eficacia terapéutica, entre uno y otro tipo de plata coloidal. En espera de sus noticias le saluda

Jorge Rodríguez
San Lorenzo de El Escorial (Madrid)

La eficacia terapéutica es la misma. Lo que cambia es la forma de obtenerla. En el texto al que se refiere -que publicamos en el nº 102- hablábamos de la obtenida por electrolisis –es decir, mediante la intervención de electricidad- de plata pura en agua destilada. Por ese método se obtiene un líquido que contiene plata coloidal en suspensión lista para consumir (en la dosis que le indique un profesional de la salud). Eso sí, deberá asegurarse de que se comercializa en frascos de vidrio, única forma de la que la plata se mantenga en suspensión. Sin embargo, hay laboratorios –es el caso en España de Argenol- que fabrican plata coloidal mediante un proceso no electrolítico que se hace partiendo del nitrato de plata al que luego se agregan una serie de proteínas -siendo ello lo que aporta color a la disolución- sometiendo luego todo ello a una serie de procesos laboriosos. Solo que esas nanopartículas de plata no están en suspensión porque al no haberse obtenido por electrolisis no están eléctricamente cargadas y de ahí que no sea imprescindible conservarlas en vidrio. Dicho esto y aunque no lo pregunta aprovechamos para explicar por qué a personas que se han aplicado plata coloidal en la piel ésta se les vuelve azul. Verá, es muy importante distinguir entre plata coloidal (suspensión de partículas de plata metálica) y plata iónica (disolución de iones de plata procedente de sales del metal) porque aunque ambas son bactericidas la plata iónica puede en efecto provocar la aparición de manchas azules, fenómeno que se conoce como Argiria. La razón es que la plata coloidal está constituida por pequeñas partículas de plata metálica al igual que la plata iónica pero en este segundo caso se trata de iones, es decir, de átomos de plata que han perdido un electrón quedando con carga positiva. Iones que pueden pasar a la sangre y al entrar en contacto con la luz del sol reducirse a plata metálica produciendo la Argiria. Por el contrario, las partículas de plata metálica de la plata coloidal pasan a través del tracto digestivo sin que exista esa posibilidad ya que como todo metal noble es insoluble en líquidos orgánicos por lo que termina eliminándose por completo a través de las heces. En suma, la plata coloidal –que es a la que dedicamos nuestro reportaje- es inocua; la plata iónica, en cambio, puede producir Argiria.


Apreciado Sr. Campoy: ante todo enhorabuena por su valentía y la encomiable labor que está Ud. ejerciendo en el campo de la verdad sobre la medicina holística. Gracias de corazón por ayudarnos a tantos a abrir bien los ojos acerca de nuestra salud. Les conozco desde hace cuatro años, estoy suscrita y he regalado varias suscripciones más intentando divulgar lo más posible su publicación. Mi pregunta es sobre la plata coloidal cuyo reportaje me fascinó en el último número. Al intentar ampliar información en Internet me encontré con una página de la Sra. Rodriguez Coutiño, investigadora mexicana que asegura que la plata coloidal es potencialmente cancerígena además de dañina para el riñón y la piel. Dicha información está además fechada recientemente. Les agradecería esclarecieran esto. Muchísimas gracias.

Ana R.M.J.
Puzol (Valencia)

Tiene usted razón. Lo dice. Pero lo que no dice esa investigadora en su trabajo es qué tipo de plata utilizó realmente. Y todo indica que no usó plata coloidal sino plata iónica o polvo de plata. En la respuesta a nuestra carta anterior está la respuesta: la plata coloidal auténtica es inocua.


Hola: he leído el reportaje sobre la peligrosidad de las ondas Wi-Fi y quisiera plantearles varias dudas pues tengo instalado en mi domicilio -como tantos otros usuarios de Internet- un router inalámbrico que está conectado las 24 horas del día ya que mi teléfono fijo funciona también a través de él al ser la línea digital. Pues bien:
1) ¿Pueden ser también peligrosas para la salud las ondas de los router inalámbricos domésticos o son de muy baja intensidad?
2) ¿Es mejor volver al router tradicional con cable y quitar el inalámbrico en casa?
3) ¿Influye en la posible peligrosidad de las ondas la cercanía, es decir, si está colocado el router inalámbrico más o menos cerca de las personas o eso da igual? Lo pregunto porque yo lo tengo instalado en la toma de teléfono que tengo junto a la cama donde duermo por lo que al acostarme estoy a apenas un metro de distancia toda la noche.
4) Si el router inalámbrico está conectado las 24 horas, ¿emite ondas electromagnéticas esas 24 horas o sólo cuando uno se conecta y navega por Internet?
Mi preocupación aumenta dado que soy profesor y mi centro -un instituto- está instalando tecnologías Wi-Fi con lo que por las mañanas estaré expuesto a ondas en el trabajo y el resto del día en mi propia casa. A lo que hay que añadir las ondas de los vecinos que también llegan a mi domicilio. Sé que lo de quitar la tecnología inalámbrica en mi centro de trabajo es mucho más problemático pues no depende de mí pero quiero saberlo. Añadiré que he realizado ya este tipo de consulta en otros dos sitios y me han contestado:
1) Que no está demostrado que perjudiquen pero que cambie de sitio el router doméstico.
2) Que este tipo de ondas son tan bajas que no perjudican a la salud (Asociación Española contra el Cáncer).
No sé si las respuestas son interesadas y partidistas o correctas. Les ruego me den su opinión. Gracias y un saludo.

Raimundo Morales
(Almería)

Hemos dedicado un extenso artículo hace poco a este asunto ya que salió en el número 97 con el título ¿Es peligrosa la tecnología Wi-Fi? Y fuimos muy claros. Sí, las ondas Wi-Fi de los aparatos son potencialmente peligrosas. Por tanto, conéctese mejor por cable. Y sí: influye la cercanía. Cuanto más cerca se está de la fuente peor. Solo que en el caso de los móviles la fuente más peligrosa es el propio aparato como también hemos explicado. En cuanto al router emitirá ondas siempre que esté encendido aunque usted no esté trabajando en el ordenador y no lo aproveche. Y lo de tenerlo al lado de la cama nos parece pésimo. Mire: un simple radiodespertador en la mesilla de noche es peligroso. Lo dijimos en la sección Casa Sana que apareció en el nº 13 con el título Contaminación eléctrica en el hogar así como en el Curso de Salud Integral que publicamos a poco de aparecer la revista. Y lo hemos recordado luego varias veces en esta misma sección. Sólo nos resta añadir que puede usted creer si lo prefiere a los fabricantes de esos aparatos, al Ministerio de Sanidad, al de Industria y hasta a la Asociación Española contra el Cáncer. Pero nuestra opinión es ésa.


Estimado Sr. Director: han ponderado ustedes en la revista las propiedades de las Sales de Schüssler pero leyendo un número anterior observo algo que no me cuadra. Si se trata de sales inorgánicas -como las que hay en el agua sin destilar- y se supone que éstas no pueden ser absorbidas realmente más que por las plantas, ¿como va el cuerpo humano a absorberlas y los minerales dirigirse a los órganos que los necesitan? ¿Se debe quizás a que están diluidas homeopáticamente y no hay rastro real –físico- de ellas (no quedando siquiera ni microgramos)? Por otra parte, ¿recomiendan alguna marca en concreto? Y hablando de otra cosa: ¿el Ocoxin y el Viusid pueden ser usados por personas no diagnosticadas de cáncer como medida de prevención? ¿Carecería también entonces de efectos secundarios? ¿Puede su consumo habitual subir la tensión arterial debido al ácido glicirrínico que contienen? Es más, ¿no es algo elevada la dosis de zinc para tomarla durante períodos de tiempo prolongados (por posible depresión del sistema inmunitario)? Gracias.

José López

Los minerales son inorgánicos, es decir, carecen de átomos de carbono. Y no hay ninguna sustancia en la naturaleza que pueda ser asimilada por las células si no está compuesta por moléculas de carbono. De hecho sólo hay una molécula mineral inorgánica que produce notables reacciones en el organismo y es el cloruro sódico, es decir, la sal común. Pero actúa a nivel extracelular, no endocelular. Fuera de la célula. Y su acción no es precisamente positiva. Los minerales, para poder ser asimilados por el cuerpo, necesitan ser trasformados primero en orgánicos y esa labor sólo la llevan a cabo en la naturaleza los vegetales. Son los únicos capaces de absorber los minerales inorgánicos y trasformarlos en moléculas orgánicas –es decir, dotarlas de átomos de carbono- y, por tanto, asimilables por los organismos animales, incluyéndonos los humanos. Por eso los minerales del agua, como tantas veces hemos dicho, no se asimilan, no proporcionan nutrientes a las células. De ahí que las Sales de Schüssler sólo sean eficaces si su origen es vegetal o animal, nunca mineral. Y el problema es que hoy la mayoría de las que se comercializan son inorgánicas, aunque sen a dosis homeopáticas. Y, por consiguiente, carecen de las propiedades terapéuticas que se le suponen. En cuanto a si puede tomarse Viusid+Ocoxin como preventivo la respuesta es afirmativa. No sólo para prevenir el cáncer sino cualquier patología asociada a un exceso de radicales libres ya que se trata de un potente antioxidante. Sin efectos secundarios. Solo que en tal caso conviene rebajar la dosis; por ejemplo, a la mitad. No sube la tensión porque la cantidad de ácido glicirrínico que contiene en realidad es pequeña ya que la razón de su eficacia no está en ello sino en la potencia que logra el proceso de activación molecular al que son sometidos los productos de Laboratorios Catalysis. En cuanto a la dosis de zinc tampoco es preocupante pues ha sido ampliamente estudiada. Es verdad que se trata de un metal pesado –es el caso de todo elemento químico que posee un peso atómico comprendido entre 63.55 (Cu) y 200.59 (Hg) y con un peso específico superior a 4 (g cm-3)- pero lo que hace tóxicos a los metales pesados no son sus características esenciales sino las concentraciones en las que pueden presentarse, y casi más importante aún, el tipo de especie que forman en un determinado medio. Ingerir ese producto no sólo no deprime el sistema inmune sino que hacerlo eleva de forma notable las defensas.


Estimados amigos: os leo desde el número uno y desde el principio conecté con vuestra forma de ver las cosas. Y la verdad es que me habéis sido de utilidad en varias ocasiones. Pues bien, he leído atentamente los artículos sobre el silicio orgánico y las Sales de Schüssler y de ellos deduzco su conveniencia en mi caso pues, entre otras cosas, tengo polio desde niño y mi pierna izquierda está descalcificada por falta de uso al tiempo que el resto de articulaciones se hallan sobrecargadas por apoyar todo el peso del cuerpo en una sola pierna y en las manos. Resumiendo, me había decidido a tomar el silicio cuando leí lo de las sales. Y ahora mi duda es si el silicio orgánico y el silicio de las Sales de Schüssler son compatibles, intercambiables o sinérgicas. Quiero decir, ¿puedo tomar ambas o debo decantarme por una opción? Supongo que no hay problema en tomar ambas porque según los artículos el organismo elimina cualquier exceso, pero, ¿por qué pagar dos veces si además sólo aprovecharía lo de uno? Otra cuestión es cómo saber qué silicio utilizar. En sus páginas he encontrado, que recuerde, al menos dos anuncios de silicio: uno del “auténtico silicio orgánico G5” de su inventor y otro que no sé si será de la misma calidad pero que se anuncia en www.siliciog5.com. Todo ello sin contar las innumerables páginas de Internet que venden silicio. Yo creo que mientras sea orgánico no hay problema en el tipo de silicio que se tome. De la historia de Le Ribault infiero que desde la primera generación era útil así que, si acaso, será cuestión de dosis y/o tiempo. Pero realmente me gustaría que me orientarais porque hay importantes diferencias de precio y, no sé ya si tantas, de calidad. Por otro lado, en cuanto a las radiaciones electromagnéticas habéis hablado muchas veces de ellas y de sus perjuicios pero no recuerdo ningún artículo sobre los aparatos que nos venden y que supuestamente nos protegen de ellas. En vuestras páginas he visto varias veces algún anuncio de diferentes productos. Y ahora en un diario malagueño un artículo sobre otros dos “nuevos” productos. Mi problema -y supongo que el de muchos como yo- es que no tenemos forma de saber cuál de esos productos funciona de verdad o si son un timo. Si normalmente no notamos las radiaciones, ¿cómo notar que no nos afectan? Por eso creo que sería interesante que analizarais el tema y nos orientarais. No sé si tanto como recomendar un producto concreto pero al menos indicarnos en qué debemos fijarnos para tener ciertas garantías. Necesito que alguien me asesore. ¿Podréis hacerlo vosotros? Gracias.

Manuel Joaquín

Si a causa de la polio tiene descalcificación lo suyo es seguir un tratamiento ortomolecular más amplio, no tomar sólo silicio. Le vendría bien también, por ejemplo, productos ricos en calcio biodisponible como el Coral Care. Nuestro consejo es que se ponga en manos de un especialista en Medicina Ortomolecular porque es muy fácil romper los delicados equilibrios minerales del organismo. El exceso de un mineral suele dar lugar al déficit de otro. Ingerir pues alguno sin asesoramiento tiene sus riesgos. En cuanto a cuál adquirir nosotros no podemos entrar en eso pero nos consta que en España la patente del Silicio Orgánico elaborado por Le Ribaut la tiene la empresa Silicium España que desde hace varios años se anuncia en la revista y es –eso sí podemos afirmarlo- de excelente calidad. Por lo que respecta a los aparatos que se venden afirmando que protegen de las radiaciones nos es imposible valorarlo. Eso requeriría una investigación muy costosa en laboratorio que nosotros no podemos sufragar, especialmente ahora que cada vez hay más. Son quienes los fabrican quienes deben justificar lo que afirman. Y la Administración corroborarlo. Lamentamos no poder ayudarle en ese sentido. ¡Ya nos gustaría!


Sr. Campoy: soy lectora de la revista desde hace algunos meses así como seguidora ahora de La Dieta Definitiva ya que compré el libro. Verá, tengo 37 años y desde hace 15 siento dolores musculares en diferentes partes del cuerpo -de forma permanente, tanto de día como de noche- así como sensaciones extrañas (sobre todo picores y ardores). Cuando no tengo un síntoma tengo otro. Es como si formara parte de mí. Después de acudir a diferentes especialistas y obtener distintos diagnósticos -como neurosis y fibromialgia- un psiquiatra me dice ahora que se trata de una alteración en la zona parietal del cerebro -donde se analiza la sensibilidad de todo el cuerpo- y que se trata de una hipersensibilidad nerviosa llamada Trastorno Somatomorfo. Y ello sin hacerme ningún TAC. Así que me recetó Prozac. Acudí entonces al Dr. Cacabelos en La Coruña y éste me hizo unas pruebas analíticas muy completas pero los resultados fueron normales detectándoseme sólo una pequeña deficiencia de hierro. Según el TAC no había alteraciones significativas y lo único que me podían causar era depresión y ansiedad. Tras hacerme la prueba de intolerancia alimenticia el Dr. Cacabelos me dijo que los alimentos a los que era intolerante eran pocos y no justificaban mis síntomas. Estoy tomando vitamina B12, ácido fólico y Ginkgo Biloba. Y se que tengo hipersensibilidad al móvil. Hace algún tiempo, cuando escuchaba el sonido de unas llaves, sentía un cosquilleo en la piel o picor. Siento mucho los cambios de temperatura, sobre todo el frío, que influye en los síntomas mencionados. En fin, me gustaría que me dieseis alguna información sobre mi problema así como qué tratamiento o terapia me pudiera funcionar. Por ejemplo, si me iría bien la terapia sofrónica o si habría alguna posibilidad de intervención quirúrgica para corregir esta alteración. Gracias por vuestra atención y confianza ya que hacéis una muy buena labor. La medicina convencional no tiene soluciones para todo -por no decir para nada-, sólo para tapar los problemas sin buscar las causas. En espera de vuestras noticias os saluda afectuosamente.

Esther Casado
Hospitalet de LLobregat (Barcelona)

Si en la Clínica Euroespes no le han detectado ninguna patología, los análisis son normales y las intolerancias alimentarias no son la causa de sus problemas habrá que plantearse la búsqueda en otro ámbito. Sin obviar que las vitaminas que le han recetado y el Ginkgo Biloba son específicas para mejorar la función cerebral, sin duda algo alterada porque de lo contrario no se lo habrían prescrito. Le sugerimos someterse a un chequeo bioenergético con cualquiera de los aparatos de los que tantas veces hemos hablado: Mora, Quantum-SCIO, Quantec, Oberon, etc. Es posible que le permita detectar la causa. También le sugerimos un tratamiento ortomolecular. Y que lea en nuestra web (www.dsalud.com) todo lo publicado sobre fibromialgia en los números 34, 35, 61, 66 y 81. Especialmente la entrevista que en este último número hicimos al doctor Johann Andreas Bauer que alivia el dolor crónico de muchos pacientes de fibromialgia en apenas hora y media eliminando quirúrgicamente -con anestesia local- el exceso de colágeno que obstruye los canales energéticos del cuerpo, comprime los tejidos y genera el dolor. Trabaja en Suiza pero atiende en español los lunes de 16.00 a 18.00 en el teléfono 00 390 815 15 74 70. No sería mala idea además que se aplicara diariamente en las zonas doloridas silicio orgánico en forma de gel mediante masajes y tomara durante unos meses Aceite de Krill o Lyprinol así como Coral Care.


Hola. Mi nombre es Mónica, tengo 33 años y desde hace 7 más o menos vengo padeciendo mucha rigidez en la parte alta de la espalda. Estoy siempre contracturada, haga lo que haga. He ido al quiropráctico y al osteópata. Y, en fin, he probado todo lo que he podido sin resultado. Pero lo peor es que tengo vértigos, una sensación de inestabilidad increíble y, para colmo, me han dado taquicardias paroxísticas supraventriculares. Me hicieron la ablación con radiofrecuencias mediante un cateterismo pero desde entonces no paro de tener extrasístoles y me molesta muchísimo en cuanto a los vértigos. Los especialistas en corazón -ya me han visto tres- dicen que es normal y que se me pasará con el tiempo. ¿Hay alguna forma de solucionar esto? He preguntado por la terapia de ventosas pulsadas aquí en Barcelona pero sólo la visita con el médico cuesta 200 euros y el tratamiento ni me lo quiero imaginar. ¿Por qué será que las personas que no ganamos 2.000 euros al mes no tenemos derecho a algunas terapias? ¿Nadie lo ha pensado? ¿Hay alguna solución más económica? Para que tengáis más datos os diré que también tengo candidiasis crónica y hago una dieta ortomolecular pero sin demasiado resultado. Y ahora permitidme que os plantee otra cuestión: ¿es posible curarse de un trastorno bipolar? ¿De qué forma sin tener que tomar el arsenal de medicamentos que dan para ello? Tengo una amiga con este problema desde hace años y quiere probar otro tipo de terapia o solución. Muchas gracias por vuestra atención y os felicito por la revista. Me encanta. Espero con desesperación algún tipo de respuesta. Gracias.

Mónica
(Barcelona)

La verdad es que no creemos que en su caso proceda darle unas simples sugerencias. Es mejor que consulte con el Dr. Taher Abbas (93 456 96 34). Lea en nuestra web –www.dsalud.com- la entrevista que le hicimos en el nº 93 para entender y valorar las razones. En cuanto al Trastorno Bipolar hemos dado nuestra opinión varias veces en esta misma sección. La última en el número 95. Entre pues usted –o su amiga- en la sección de Cartas al Director, escriba Bipolar y pinche en Buscar hasta llegar a la respuesta que le interese.


Estimados amigos: ante todo quiero daros las gracias porque la revista me ha abierto la mente en cuanto a las concepciones de salud y medicina. Y precisamente eso me lleva a haceros una consulta: ¿qué os parece mejor? ¿Estudiar Medicina o formarse en Naturopatía, Homeopatía, Medicina Tradicional China, Flores de Bach, etc.? ¿Es realmente más completa la anatomía y fisiología de la carrera de Medicina que la de Naturopatía? La verdad es que no se qué hacer porque no quiero estudiar durante 6 años una carrera para luego tener que dedicar varios años más a estudiar las mal llamadas medicinas alternativas. Obviamente sé que un médico está socialmente mejor reconocido. En todo caso, si os decantaseis por lo segundo, vosotros que estáis más en contacto con ese mundo, ¿qué escuela o centro de medicina natural os merece más confianza? ¿Cuál tiene el programa más completo a vuestro juicio? Ruego indicación o consejo en estos puntos. Espero que podáis darme vuestra opinión porque supongo que estas preguntas se las harán muchísimos lectores de la revista. Gracias de antemano.

Daniel Sanguino

Mientras la enseñanza de las llamadas medicinas alternativas o complementarias no esté bien estructurada y sus estudios reconocidos nuestro consejo es que estudie usted Medicina a la vez que se forma en las demás maneras de entender la salud y la enfermedad. El único problema es que pondrá usted muy nerviosos a sus profesores porque no tendrán respuesta a muchas de sus preguntas. Pero eso a nosotros más que un reto nos parece un estupendo aliciente. Los profesores universitarios no están acostumbrados –al menos en las facultades de Medicina- a que los alumnos cuestionen sus “verdades”. En suma, aprenderá usted... y de paso probablemente les enseñe a ellos. ¿No le seduce la idea?


Hola, ¿qué tal? En primer lugar quiero felicitarles por el trabajo que realizan porque gracias a ello muchos hemos podido saber que existen alternativas a la medicina convencional y puntos de vista diferentes. Bien, mi hijo de 5 años sufrió hace 9 meses una mastoiditis que se manifestó después de 15 días en los que el niño tenía dolor de oído, algún día algo de fiebre -no más de 38º- y aunque aparentemente no tenía infección una mañana se levantó con "la oreja despegada de la cabeza". Tras una semana con antibiótico por vía intravenosa y otra semana más por vía oral el cuadro remitió. Sin embargo, pasados 6 meses el niño comenzó a manifestar síntomas similares y aunque el pediatra no observaba un cuadro grave le recetó nuevamente, ante mi insistencia, antibiótico (tengo también una hija de 13 años a la que nunca he dado medicación alguna y al niño sólo en esas dos ocasiones; de hecho ninguno de los dos está vacunado). El caso es que mi hijo se recuperó pero los médicos me aconsejaron que le hiciera drenajes en ambos oídos. De momento no he aceptado ya que en la terapia de balance electromagnético a la que le llevo se me aconsejó desparasitar el intestino del niño. La verdad es que no ha vuelto a tener problemas y tiene un estado bueno. Come mejor y se mantiene bastante regular. Por algunas informaciones que tengo sé que hay personas que son propensas a los parásitos intestinales y deberían desparasitarse cada cierto tiempo pero la medicación es fuerte y estamos hablando de un niño. ¿Hay alguna manera natural o menos agresiva de mantener a estos animalitos controlados? ¿Hay algún estudio que relacione estas cuestiones? Muchas gracias.

Pilar F. Miguelez

Son bastante numerosos los parásitos que dan lugar a patologías que luego los médicos tratan con fármacos y, por tanto, resultan inútiles. Afectando incluso al cerebro. Y la verdad es que aun no hemos hablado de ello por lo que lo vamos a hacer de inmediato. Nuestro consejo es que si su hijo se encuentra bien no lo someta a nada innecesario. Ahora bien, aunque la llamada mastoiditis se debe generalmente a una infección microbiana -siendo los principales patógenos responsables algunos neumococos, estreptococos estafilococos, pseudomonas, bacterias gram (-) y otros- también ciertos hongos y virus pueden ser responsables. Afortunadamente en el caso de su hijo los antibióticos parecen haber funcionado por lo que todo indica que se trataba de bacterias. En cualquier caso, lo mejor es prevenir posibles recaídas. Le sugerimos dar a su hijo un par de dientes de ajo diarios (busque cómo hacer que lo ingiera sin negarse por el sabor); quizás macerados en aceite de oliva virgen extra. Y si le gusta que chupe los clásicos palolús (son ricos en ácido glicirrínico). Y, finalmente, plantearse darle plata coloidal un mes (eso sí, asegúrese de que es coloidal).


Sr. Director: decía Quevedo que “donde no hay justicia es peligroso tener razón ya que los imbéciles son mayoría”. Y sé bien que es así porque soy abogado y procurador. Pues bien, me gustaría contar a sus lectores que como profesor de la Universidad John F. Kennedy de Buenos Aires (Argentina) he dado clases de cinco asignaturas, entre ellas Ejercicio y Administración Farmacéutica. La última vez a más de 50 alumnos excelentes, inquisitivos y ávidos de adquirir conocimientos. Y mi misión, además de enseñarles la legislación farmacéutica, era explicarles cómo es esta actividad comercialmente. Así que como trabajo práctico les propuse averiguar –se eligió al azar- el coste de un descongestivo nasal en gotas, una droga basada en la nafazolina que lleva en el mercado más de 40 años. Pues bien, consultado en nuestro país el proveedor más importante de drogas para la industria farmacéutica nos dio un precio por frasco de 3 centavos de peso (es decir, unos 0,0065 céntimos de euro; para entendernos, menos de una peseta). Y como el precio de venta al público era de 11,25 pesos -2,40 euros- es obvio que la ganancia por frasco era del 37.500 %. Algo que no tiene parangón con ninguna actividad lícita. Bueno, pues resultó que por esa época fui invitado a acudir –se celebró el 5 de junio del 2007- al Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación donde se celebraron unas jornadas sobre Ética y Medicamentos a las que asistieron legisladores, funcionarios gremialistas, farmacéuticos, representantes de las cámaras farmacéuticas -que supuestamente no habían sido invitadas pero allí estaban-, etc. Y como una vez finalizada la jornada el que quisiera podía preguntar o exponer lo que le pareciera oportuno aproveché para hacerlo y dirigiéndome a los miembros de las Cámaras de Industria -a los que tenía a pocos metros- conté lo averiguado y les recordé el drama de la accesibilidad de muchas personas a los fármacos y de cómo mueren por ello muchos compatriotas, en particular niños, buena parte de ellos muy pequeños. Y que me parecía inmoral una ganancia del 37.500 % en un producto. Agregué que se trataba de un escándalo y que el estado debía y podía solucionarlo en lugar de hacerse el distraído. Bueno, pues debo decir que la respuesta a mis palabras no se hizo esperar: a los pocos días me citaron mi decano -el Dr. Capon Filas- y la Directora de Farmacia –Magariños- y tras un discurso kafkiano e hiriente me quitaron la cátedra. Añadiré que no me arrepiento de lo que hice. No puedo ser cómplice de tamaño despropósito.

Eduardo Marcelo Cocca
(Buenos Aires)

Lamentamos sinceramente lo que le ha sucedido y lo publicamos porque su caso es ilustrativo de hasta qué punto carece de ética la gran industria farmacéutica. Lo hemos dicho muchas veces: controlan las facultades de Medicina, los colegios médicos, los ministerios de Sanidad y los grandes medios de comunicación. Y al que molesta... se le aparta.


 

NÚMERO 103. MARZO 2008.

Sr. Director: nunca leo periodicuchos de esos que regalan. Es más, nunca compro ni siquiera de los otros aunque a veces leo alguno en el bar aun sabiendo que son pro-quimioterapia y anti-todo lo que se contraponga a ésta como en el caso del planteamiento de Antonio Brú. Los leo sólo para ver “qué es lo que les interesa decir estos días”. Pues bien, el lunes fui a desayunar, vi uno de esos diarios gratuitos y “algo” me atrajo a leerlo. El Campo Morfogenético debe existir pues si no, ¿por qué me lancé a leer esa publicación de nulo prestigio si en una situación normal nunca lo haría? Y digo esto porque soy oncólogo y se hablaba de cáncer afirmando en un titular a todo trapo: “El 55% de los enfermos de cáncer logra curarse. La vacuna contra el papiloma y la investigación en genética han sido las claves del último año”. Parece como si esa vacunita hubiera sido la clave de algo. Y es falso. Esa vacuna no es la clave de nada. Por lo menos no se ha demostrado aun en cuanto a tratamiento del cáncer. Luego, ¿por qué esa aseveración? ¿Qué pretenden? Evidentemente ese periodicucho no es una publicación de “prestigio” -como dicen los prebostes de la Oncología cuando quieren echar por tierra algo verdaderamente científico- pero la leen todos a diferencia de los artículos científicos de Brú que ellos no quieren leer. Aunque al menos se dice una gran verdad en ese titular: el 55% de los enfermos logra curar”se”. Y a vuelta de página... “La frase”: ¡Señores, la frase del día! ¿El protagonista? Ramón Colomer, presidente de la Sociedad Española “de Oncología”. Supongo que se refieren a la de “Oncología Médica”. Ese señor debe ser un científico indudable. Sin él seguro que el cáncer no sería tan bien tratado ahora. Por algo le habrán hecho presidente de esa sociedad. Pero puntualicemos: si fuera la sociedad de Oncología en general incluiría a cirujanos, radioterapeutas y patólogos, no sólo a los oncólogos médicos. Y señores: si el tratamiento del cáncer es multidisciplinar, ¿por qué esa obsesión de que parezca que sólo pueden tratar la enfermedad los oncólogos “médicos”? Y digo más: si la Oncología Médica sólo sirve prácticamente para administrar tratamientos paliativos, ¿por qué no se incluye la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) dentro de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL)? ¡Es que no lo entiendo!. Busqué en Internet “Ramón Colomer Bosch” y no encontré su currículum. Bueno, tampoco tenía porqué. Eso sí, tiene mucho que ver con un descubrimiento sobre el omega 3 y el aceite de oliva. “Parece que ‘ayuda’ en el tratamiento del cáncer”. Yo lo recomiendo ya hace tiempo. Para mí está claro que ayuda. Luego encuentro algo más: es un alto cargo de un importante centro oncológico privado. Pero sigamos con “La frase”: “Curamos –afirma- más cánceres que los que no curamos”. Mire, Sr. Colomer, yo dejé la Oncología “médica” porque no cura ningún cáncer. Y si algún oncólogo “médico” cura el cáncer que me diga cómo y me pondré a curar tantos cánceres como él. A lo mejor hasta tiene algún paciente curado (quizás de linfoma o testicular porque dudo que sea de pulmón, mama o colon usando quimioterapia). En mi opinión se trata pues de una frase artificiosa (sinónimos: capciosa, engañosa, malintencionada, falsa...). Recordemos por contra los antónimos de artificioso: noble, recto, honesto, espontáneo, natural, real, genuino, y verdadero. Y es que los que nos dedicamos a la medicina natural sabemos bien que nadie “cura”: “se” cura el paciente... si “puede, quiere y le dejan”. Maravillado pues por tan buena noticia me dirigí a la página indicada y leí el pseudocientífico artículo donde se repite el mismo titular aunque en vez de poner “logra curarse” ponen “se cura”. En suma, podemos resumir que “dicen lo que quieren”. El artículo empieza diciendo: “La cuenta es sencilla”. Y luego explican lo maravilloso del sistema actual. Pero yo digo: sí, la cuenta es sencilla (y extraigo los datos del propio artículo): si ahora superan el cáncer al parecer más personas que antes –el 55%-, ¿cómo es que la proporción de fallecimientos ha aumentado el 1,2% en un año? Colomer se limita a decir que eso “no es significativo” pero lo cierto es que la incidencia aumenta mucho y no “algo”. Me encuentro luego otra frase de risa de Pere Gascón, miembro del Comité Científico de la SEOM: “Si el tumor es pequeño la cirugía por sí sola es incluso curativa”. Cuando lo que debió decir es: “Los que se curan generalmente son sólo los tratados con cirugía”. Y otra más que da vergüenza: “Colomer señala la inclusión de la vacuna contra el virus del papiloma humano –causante del cáncer de cuello de útero-...” Añadiendo: “Ello permitirá no ya detectar casos precoces sino no detectarlos directamente”. O sea, según este eminente científico esa vacuna va a erradicar el cáncer de cérvix. ¡Toma ya! ¡Eso es ciencia! ¡Me encanta! Gascón también señala que “nunca se habían conseguido tantos conocimientos sobre el cáncer como ahora”. Lo que ya me deja super-tranquilo. Si tengo cáncer acudiré a mi oncólogo “médico”, por supuesto. Y luego aderezan el articulito con la historia de una ciudadana no sólo curada de dos cánceres sino a la que la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) -la misma que se puso en contra de Brú- le dio un curso con el que se reinsertó al trabajo. En definitiva, los medios de comunicación, dirigidos por quienes tienen el dinero, defienden, promocionan y dicen lo que les da la gana. No se dice todo, no se dice objetivamente y se dice como se quiere y cuando les apetece o les interesa. Por lo que va siendo hora ya de hablar claro. Los periódicos no son publicaciones donde se debiera hablar de Medicina porque están al servicio de otros intereses. Que yo sepa el Virus del Papiloma Humano (VPH) es sólo un “factor de riesgo” y no una etiología demostrada de cáncer de cérvix ni de cáncer de nada. Cada vez me queda más claro que el negocio derivará ahora hacia las vacunitas. Mientras, nos siguen queriendo hacer creer que los ridículos y cuestionables avances en el tratamiento del cáncer -que para ellos son enormes- se deben a la investigación actual y que, por tanto, los fármacos que respalda dicha investigación están completamente justificados a pesar de su alto precio. Y de esos fármacos que pareciera como que curan algo se habla también en ese articulito nombrándose varios que no comento porque no curan nada. Obviamente ni en ese artículo ni en los artículos oficiales se habla de descubrimientos como los de los doctores Salvador Capistrán, Joaquín Amat y Ryke Geerd Hamer o los de Antonio Brú y D. Fernando Chacón. En fin, me pregunto quién redactará esos artículos tan bien hechos. Porque hay que reconocer que la redacción es excelente y consiguen hacer creer siempre lo que ellos quieren que “se entienda”. Mas les valdría sin embargo a los prebostes de la Oncología tener más humildad y dedicar un poco de su tiempo a leer ciencia (como las recopilaciones científicas de Heinrich Kremer basadas en el Nobel Otto Warburg o los trabajos de Hamer, por poner sólo dos ejemplos) en vez de ir a tanto simposio de presentación de fármacos que no curan. Menos mal que ya hay también información veraz al alcance de todos.

Javier Herráez
Oncólogo. Médico “auto-evaginado” del sistema


Sr. Director: me pongo en contacto con usted para exponerle un caso de Mielitis Trasversa Aguda. La paciente, después de ser ingresada por ausencia de sensibilidad en el 90% del cuerpo -en ocasiones hasta del 99%-, llegó a perder la movilidad de piernas y brazos durante la estancia en el hospital. De ello ya se recuperó pero las secuelas la impiden en ocasiones realizar su vida cotidiana por la sensación de acorchamiento en las extremidades y en el cinturón abdominal. La hipersensibilidad hace que el roce de la ropa sea incómodo y cualquier situación de tensión agudiza estos síntomas. Se imaginará que ante esta situación -como en tantas otras, ya incontables- la medicina convencional no ofrece tratamiento que acabe con tanto sufrimiento y por eso me dirijo a usted ya que yo experimenté una mejoría inmensa con el Bio-Bac, tan recomendado para el cáncer por ustedes y del que por ahora estoy recuperada. No se si para este caso habrá algo tan efectivo pero confiamos en que pueda existir ya que el Neurontin sólo le alivia levemente el dolor de piernas y el Lorazepam Normon le ayuda a dormir pero creándole gran adicción cuando no lo toma. Gracias. !Un saludo!

María del Mar Giménez Martín

Los médicos dan el nombre de Mielitis Transversa Aguda a una inflamación de la médula espinal que afecta a los nervios sensitivos y motores bloqueando los impulsos nerviosos ascendentes y descendentes por lo que la misma puede resultar -temporal o permanentemente- bloqueada en uno o más segmentos. Se cree que puede deberse a infecciones bacterianas o víricas o a la ingesta de ciertas sustancias tóxicas como el monóxido de carbono, el plomo y el arsénico ya que las tres pueden lesionar las vainas mielínicas, los axones y las neuronas. Llega a producir necrosis y deficiencias neurológicas graves, a veces irreversibles. Y se manifiesta con cierta frecuencia tanto en personas diagnosticadas de esclerosis múltiple como en adictas a drogas por vía intravenosa -como la heroína o las anfetaminas- pero también tras haber sufrido el sarampión o una neumonía. De ahí que otros sugieran que se trata de una reacción alérgica, es decir, de una enfermedad autoinmune. Y ante tantas dudas la mayoría de los especialistas se dedican a descartar posibilidades haciendo a los enfermos todo tipo de pruebas: radiografía, punción lumbar para extraer líquido cefalorraquídeo, Tomografía Axial Computerizada (TAC), Resonancia Magnética (RM), Mielografía, análisis de sangre... Terminando casi siempre por recomendar la ingesta de corticosteroides a dosis altas asociados con inmunosupresores como la ciclofosfamida o el clorabuncil así como analgésicos y tranquilizantes. En pocas palabras, tiene usted razón: no saben qué hacer porque no se conoce con seguridad la causa. Dicho lo cual vamos a sugerirle a la persona de la que nos habla varias cosas que, por supuesto, puede atender o no. Ante todo, asegúrese de que no hay comprensión de la arteria vertebral. Paralelamente haga una cura de desintoxicación inmediata sometiéndose a la vez a una quelación intravenosa con EDTA para eliminar posibles metales pesados del organismo (lea en el nº 100 la información sobre ello). Debe asimismo hacerse un test para saber si es alérgica o intolerante –no es lo mismo- a algún alimento para eliminar lo que le perjudica. Luego puede hacer un semiayuno consumiendo sólo frutas y verduras durante un par de semanas o seguir La Dieta Definitiva –opte usted por una u otra opción- pero independientemente de la que elija tómese todos los días un gazpacho (sin vinagre) donde debe haber necesariamente cuatro dientes de ajo crudo recién cortados, media cebolla grande, un pimiento rojo y una cucharada de aceite de linaza (lino). Con el fin de eliminar el mayor número de microbios patógenos presentes tome además plata coloidal y/o extracto de semillas de pomelo (siga las indicaciones que aparecen en los propios productos). E ingiera asimismo un suplemento multivitamínico potente elaborado con ingredientes naturales además de tomar Lyprinol a diario (esto es muy importante). Muy probablemente mejore.


Sr. Director: le mando esta nota con la sana intención de ayudar a una de las lectoras de la revista que al parecer sufre esclerodermia y a la que los compañeros a los que ha acudido no han acertado a atender adecuadamente. La verdad es que a pesar de que choco a diario con la ineptitud, la corrupción, el cinismo y la negligencia del sistema médico-farmacéutico no me acostumbro al triste panorama de ver a cientos de miles de pacientes condenados a una vida horrible simplemente porque para unos pocos su bolsillo vale más que la vida de la mayoría. Verá, la esclerodermia es una enfermedad autoinmune que ataca los tejidos. En primera instancia esclerosa la piel pero puede ir afectando los órganos internos y generar trastornos de mucha gravedad. Las causas son desconocidas y suele afectar sobre todo a las personas jóvenes. Y como en todas las enfermedades autoinmunes el estrés y las infecciones predisponen a una mayor incidencia de crisis por lo que deberían evitarse en la medida posible. Algunos de los síntomas que ponen de manifiesto el inicio de esta enfermedad son palidez, dedos de las manos y pies azulados o enrojecidos por el frío o el calor, dolor, rigidez e inflamación de los dedos y articulaciones, la característica esclerosación de la piel, cara tensa con aspecto de máscara, problemas para tragar, trastornos digestivos, pérdida de peso, inconvenientes para respirar y ardor o picazón en los ojos, entre otros. Y cuando se le diagnostica a alguien esclerodermia la respuesta del médico suele ser casi siempre la misma: “Tendrá usted que acostumbrarse a esta enfermedad”. Y luego se limita a brindarle una serie de tratamientos sintomáticos que realmente sirven para muy poco: antinflamatorios no esteroideos (AINES), corticosteroides, antiácidos, medicamentos para la presión arterial, los problemas renales y la mejora de la respiración... Diciéndole luego al enfermo que además debería estar agradecido porque sólo le ha afectado a la piel ¡pero ocultándole generalmente que si sigue el tratamiento convencional seguramente lo pasará muy mal! Pues bien, sí hay respuesta efectiva para esta enfermedad. A continuación brindamos algunas alternativas posibles:
-La ingesta de ácidos grasos omega-3. Se trata de sustancias inmunorreguladoras por excelencia. Algunas investigaciones sostienen que diez gramos de aceite de pescado de mar o de Krill (fuente por excelencia de los omega-3) pueden detener por completo una enfermedad autoinmune. Luego, una vez alcanzado ese objetivo, basta una dosis de mantenimiento de tres gramos. Hay también fuentes vegetales de omega 3 como el lino y la Chía pero deben administrarse de forma complementaria a las de origen marino porque la calidad y biodisponibilidad de éstos es mayor.
-Ácidos grasos omega-6. Son el complemento ideal de los omega 3 y su fuente por excelencia es el aceite de onagra, rico en ácido gamalinoleico. Se aconsejan seis cápsulas diarias de medio gramo.
-Antioxidantes. Debe ingerirse un suplemento que incluya sobre todo vitaminas naturales C y E, betacaroteno, bioflavonoides, zinc, selenio y coenzima Q10.
La razón de este tratamiento es doble: por un lado, los nutrientes mencionados aportan beneficio al curso de la enfermedad y ayudan a volverla más benigna. Y, por otro, los antioxidantes protegen los ácidos grasos omega.
-Cartílago de tiburón. Los polisacáridos presentes en el cartílago de tiburón son un complemento ideal de los ácidos grasos omega-3 y 6 para modular la inmunidad. Y aunque la dosis debe indicarla un profesional se suele recomendar un tratamiento de choque no inferior a seis gramos diarios consumidos en dos o tres tomas antes de las comidas.
-MSM (Metilsulfolimetano). Se trata de un compuesto natural azufrado cuyos beneficios para regular la inmunidad son incontestables. Se suelen recomendar dosis de choque de hasta dos gramos e ir disminuyendo hasta los 200 o 500 mg. diarios. Además del uso interno es de gran valor como aplicación externa. Sus efectos terapéuticos propiamente dichos se potencian en sinergia con otros componentes ya que una de sus virtudes es ayudar a los demás principios activos a penetrar a través de la barrera de la piel. En este sentido es ideal en fórmulas que contengan aloe vera, antioxidantes o rosa mosqueta, sustancias todas de gran beneficio en la esclerodermia. Los alimentos que aportan dosis interesantes de MSM son el ajo, la cebolla y los espárragos pero en caso de padecer esclerodermia conviene recurrir a una fuente complementaria. Además hay que evitar ingerir grasas saturadas e hidrogenadas e ingerir en cambio aceites vírgenes de primera presión en frío. En fin, la dieta debe ser similar a la que sugiero en mi libro Esclerosis Múltiple: su tratamiento según una visión física, psicológica y espiritual’ (Ed. Obelisco) ya que ambas enfermedades tienen características comunes. Termino indicando que lo que de ningún modo hay que hacer es caer en la absurda trampa de la inmunosupresión ya que cualquier infección, por pequeña que sea, predispone a una nueva crisis. Las defensas pues tienen que ser fortalecidas, siempre de forma natural con sustancias que a su vez actúen como poderosos antiinflamatorios; por ejemplo, ajo, limón, própolis, uña de gato o pau d’arco. Me extiendo sobre este tema en mi libro Estimula tu inmunidad natural (Ed. Obelisco). Mi último consejo a quienes padecen la enfermedad es que la afronten con actitud positiva y abierta utilizando siempre recursos naturales..

Dr. Pablo de la Iglesia

Agradecemos al doctor su extensa colaboración, mantenida desde hace tantos años; incluso ahora que nos la envía desde Chile, país donde en estos momentos reside.


Sr. Director: Peter Vikesland -de la Universidad Técnica de Virginia (EEUU)- alertó de la posibilidad de que el Triclosan pudiera producir cáncer. Así lo recogió Discovery DSALUD en su número 73. Y de hecho las multinacionales en España retiraron de todos los grandes almacenes sus pastas de dientes y colutorios con Triclosan. Sin embargo, observo que en las farmacias de toda España -más de 32.000- se sigue despachando un producto dental con Triclosan. Me refiero a Lacer Oros (en pasta y colutorio). El Principio de Cautela parece que no fuese observado por Laboratorios Lacer, salvo error u omisión por mi parte. O quizás en las farmacias sea distinto que en Carrefour... Al menos no deja de ser curioso.

José Bleda Soto

La decisión de retirar cautelarmente los dentífricos con Triclosan -un antimicrobiano que también se usa para hacer jabones, detergentes, lavavajillas, colutorios (enjuagues bucales) y trapos de cocina- se debió efectivamente a un informe elaborado por investigadores de la Universidad Técnica de Virginia (EEUU) porque según éstos alertaron reacciona con la clorina presente en el agua potable y produce cloroformo que es carcinógeno. Sin embargo la industria reaccionó luego diciendo que el estudio no se había hecho concretamente sobre dentífricos y que la concentración de Triclosan en ellos es casi insignificante por lo que el posible riesgo lo sería también. Una afirmación gratuita y no demostrada que podrían haber apoyado encargando un estudio al efecto... pero no lo han hecho. Por tanto, nosotros no recomendamos usar dentífricos que lleven Triclosan pues se ha detectado ya tanto en la leche materna como en el pescado lo que demuestra su débil descomposición en el medio ambiente y su capacidad para contaminar nuestros cuerpos. Además no vemos en absoluto la necesidad de incluirlo en ninguno de los productos a los que actualmente se agrega. Dicho esto añadiremos que el Triclosan sí parece haber demostrado en cambio utilidad para tratar la malaria. Así lo afirmaron hace ahora siete años investigadores del Centro Jawaharlal Nehru para la Investigación Científica Avanzada de Bangalore (India) tras comprobar que los ratones enfermos a los que se inyectó esa sustancia se curaron. La explicación parece estar en que bloquea la producción de ácidos grasos del parásito causante de la malaria y que son esenciales para que el parásito crezca y se desarrolle. Y es que el mecanismo utilizado por los parásitos de la malaria para producir ácidos grasos es similar al de algunas plantas o bacterias pero diferente de aquél que utilizan las células del cuerpo humano con lo que se cree que puede ser posible atacar a los parásitos sin afectar a las células humanas. A pesar de lo cual los investigadores advirtieron que hacían falta más estudios para evaluar la efectividad y seguridad de su descubrimiento. No hemos vuelto a saber nada de ello.


Estimados señores: me gustó mucho el artículo sobre el aspartamo porque incluyen datos que en ningún otro medio ofrecerían. Ahora bien, cuando incluyen la opinión del Center for Science in the Public Interest (CSPI) resulta que esa entidad, tras decir que la gente -especialmente los jóvenes- no debería consumir alimentos y bebidas endulzadas con aspartamo añade que “debería cambiar a los productos azucarados con Sucralose (Splenda) y evitar todo alimento endulzado artificialmente”. Sin embargo yo tengo entendido que la sucralosa también es un producto artificial que no existe en la naturaleza. En el libro de Andreas Moritz El cáncer no es una enfermedad sino un mecanismo de supervivencia se afirma incluso que "el aspartamo y la sucralosa, una vez en el cuerpo, se descomponen y forman potentes compuestos cancerígenos". Y en los libros Alternativas naturales al gran negocio de la salud de Kevin Trudeau y El tao de la vida sana de Daniel Reid se mantiene la misma opinión. Personalmente consumo Stevia que dicen es el mejor endulzante natural. Resulta un poco difícil de encontrar en España y creo que es un poco caro. Algo que también sucede con los productos de la doctora Clark pues dicen que en Estados Unidos es fácil encontrar el protocolo herbal de desparasitación a buen precio y no tan caro como aquí por lo que me pregunto si no existirá en España una combinación de plantas autóctonas que sean igualmente efectivas. En cuanto a la leche de cabra -aunque no consumo ningún producto lácteo- tenía entendido que es la menos mala por ser la más parecida a la leche materna pero que yo sepa no se vende ya fresca, es toda pasteurizada. Referente a este tema quería saber qué leche de cabra recomiendan para los dos primeros años de vida de un niño (por el tema de que toda es pasteurizada). Por último me gustaría saber, si es posible, su opinión sobre si procede o no dar leche de soja a los bebés y a los niños. Muchas gracias por su atención.

Sonia Belmonte Cabrera

La sucralosa es un edulcorante fabricado mediante la cloración controlada de la sacarosa o azúcar de mesa. Se extrae pues de la caña de azúcar o de la remolacha siendo entre 500 y 600 veces más dulce que el propio azúcar con la ventaja de que es estable durante la transformación a temperaturas elevadas como la cocción en horno o la pasteurización. Y de hecho es actualmente uno de los endulzantes más utilizados en el mundo (más de 4.000 alimentos, bebidas y productos nutricionales lo contienen) identificándose porque su nomenclatura es E-955. Su origen es pues natural pero es evidente que ha sufrido un proceso de trasformación química al ser elaborado. En cuanto a si en el interior del organismo al ser consumido da lugar a sustancias cancerígenas lo ignoramos. Carecemos de datos que corroboren esa afirmación. Sí sabemos, en cambio, que Stevia es un endulzante natural obtenido a partir de un arbusto originario de Paraguay y Brasil (Stevia Rebaudiana Bertoni) que ya consumían los indios guaraníes. Por lo que respecta al hecho de que los productos de desparasitación de la doctora Clark sean más caros en España no tenemos nada que decir. Suele ser normal cuando se trata de productos no comercializados de forma masiva. En cuanto a la segunda parte de esa pregunta por supuesto que hay otros métodos para desintoxicarse. Son numerosos y hemos hablado ya de algunos de ellos. Pero se tratará de un tipo de desintoxicación distinto. Nos resta decirle que la leche de cabra y oveja tienen muchos menos problemas que la de vaca pero no es buena idea tomarlas sin pasteurizar. El riesgo es demasiado alto hoy día. En cuanto a la leche de soja ya hemos dicho en otras ocasiones que es una opción pero habría que asegurarse de que el bebé o el niño no es intolerante a ella y de que no es transgénica... y eso ya no es tan sencillo hoy día.


Apreciados señores: ante todo deseo felicitarles por la labor divulgativa que realizan a través de la revista. Tuve ocasión de conocerla en su versión digital en enero de este año tras ser sometida un mes antes a una extirpación de un pequeño tumor canceroso en la mama derecha, sin complicaciones a nivel de ganglios. En ese momento estaba siendo sometida a una enorme presión médica para que siguiera los tratamientos clásicos de quimioterapia y radioterapia pero mi acupunturista me sugirió la lectura de su revista. Yo soy una persona fuerte, batalladora y de mucha iniciativa pero el diagnóstico -así lo percibí a medida que iba leyendo algunos artículos del dossier Cáncer que tienen ustedes en la web- había caído sobre mí como una losa, en sentido real y figurado. Afortunadamente esas lecturas me ayudaron a reaccionar, me puse a leer más cosas y batallé con mis médicos, mis familiares y mis amigos por haber llegado a la conclusión de la inconveniencia de esos tratamientos. Opté como decisión personal -que todos debían respetar pues era mi cuerpo y mi vida lo que estaba en juego- por una combinación en la que me ha ayudado mi médico, homeópata desde hace muchos años. Él, cuando le informé del diagnóstico, nunca me presionó ni me indujo a no aceptar esas terapias. Sólo me dijo que cualquiera que fuese mi decisión él me iba a acompañar, a ayudarme clínicamente; y así lo ha hecho. Mi tratamiento hoy es una combinación de terapia hormonal con Tamoxifeno (pienso cambiar luego de dos años a un inhibidor de la aromatasa), factores de transferencia (4 pastillas diarias de Colostrum), varias sesiones de Biorresonancia, uso frecuente de visualización (lo que apoya la Neuropsicoinmunología) y medicamentos homeopáticos antitumorales. Y como me impresionaron mucho las hipótesis del Dr. Hamer también abordé el mejoramiento de una relación madre-hijo que pudiera haber desencadenado la aparición del tumor. Mis controles mamográficos han estado bien aunque el cirujano oncólogo que me controla siempre me sale con que yo pasé del 5 % de probabilidades de reincidencia al 40 %. No voy a negar que a veces me asalta el miedo (no en balde soy matemática y algo sé de probabilidades) pero sigo luchando y confiando en que he tomado la mejor decisión. A veces siento algo extraño en el tejido de las mamas pero creo que es la traducción de mis temores a nivel físico. Lo que he hecho también, aprovechando los nexos políticos que mantengo con el Gobierno de mi país, Venezuela, es tratar de influir algo en la orientación de las investigaciones oncológicas que aquí se realizan. Me preocupa enormemente que, motivado por la gran vocación de atender las necesidades de salud de la población venezolana, nuestro Gobierno se prepara para desarrollar a unos niveles impresionantes toda la infraestructura necesaria para atender a los pacientes oncológicos en todo el país... y no son precisamente los oncólogos los que se van a oponer a ello. Eso significa, entre otras cosas, equipos de Radioterapia y Quimioterapia a montones a todo lo largo y ancho del país. Por otra parte, me he interesado mucho en los trabajos de D. Antonio Brú al que conocí a través de ustedes. He hablado con varios investigadores, físicos y matemáticos de la Universidad Central de Caracas (de la cual soy jubilada) y de la Universidad “Simón Bolívar” interesados en esas investigaciones y que han desarrollado las suyas en la misma área y nuestro Ministro de Ciencia y Tecnología nos ha aprobado la propuesta de invitar formalmente a D. Antonio Brú a Venezuela pero no hemos logrado contactarlo vía correo electrónico. Le he pedido a nuestra embajada en Madrid que nos consiga la dirección física pues queremos evitar que la comunicación oficial se pierda en la burocracia universitaria. Cualquier ayuda en ese sentido la agradecería enormemente. La invitación sería para dar charlas a estudiantes de postgrado y pregrado, charla a los investigadores de estas dos universidades y reuniones para discutir posibles intercambios académicos entre la Universidad Complutense de Madrid y las dos instituciones venezolanas que ya he mencionado. En cuanto a la revista Discovery DSALUD no se consigue en Venezuela y les planteo a ustedes la posibilidad de hacer la distribución a nivel nacional. Hay gente interesada en hacerlo. Sería buenísimo que alguno de ustedes pudiera venir a Venezuela a hacer la presentación de la revista y a una serie de actividades más pero no tengo invitación oficial que hacerles (por ahora) en ese sentido. Suelo recomendar la revista a la gente pero no a los pacientes que ya han comenzado sus tratamientos de quimioterapia o de radioterapia pues es un asunto muy delicado. Compré el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo y me interesaron mucho todos los artículos pero debo decirles con todo respeto que lamentablemente esa orientación ha perdido confianza últimamente en Venezuela. Sería interesante pues conseguir artículos donde se convenza a la gente de la validez científica de sus terapias. Se me olvidaba decirles que actualmente trabajo en PDVSA y estoy explorando algunas posibilidades de apoyo a estas líneas alternativas de investigación pero es un camino largo. Bueno, para ser una primera comunicación ya va muy larga. Espero su respuesta. Y nuevamente gracias por existir.

Lelis Páez
(Venezuela)

Ante todo, gracias por tan amables palabras. En segundo lugar, el e-mail de Antonio Brú es antonio.bru@mat.ucm.es. Añadiremos que estamos informados de las intenciones del presidente de su país pero es inevitable que quienes le asesoran sean defensores de la Medicina convencional. Hugo Chávez será un revolucionario en el ámbito de la política pero no parece que lo sea en el ámbito de la salud. En cuanto a la necesidad de artículos que “convenzan a la gente” perdónenos pero llevamos años publicándolos y están a su disposición -como bien sabe- en el dossier Cáncer de nuestra web: www.dsalud.com. Y son artículos muy serios y documentados. En cuanto a Discovery DSALUD sí se vende en Venezuela; desde hace varios años. No tiene más que pinchar en nuestra web en el link Quiénes somos para saber la empresa que la distribuye. Por lo demás, quedamos a la espera de sus noticias.


 

NÚMERO 102. FEBRERO 2008.

Sr. Director: nunca leo periodicuchos de esos que regalan. Es más, nunca compro ni siquiera de los otros aunque a veces leo alguno en el bar aun sabiendo que son pro-quimioterapia y anti-todo lo que se contraponga a ésta como en el caso del planteamiento de Antonio Brú. Los leo sólo para ver “qué es lo que les interesa decir estos días”. Pues bien, el lunes fui a desayunar, vi uno de esos diarios gratuitos y “algo” me atrajo a leerlo. El Campo Morfogenético debe existir pues si no, ¿por qué me lancé a leer esa publicación de nulo prestigio si en una situación normal nunca lo haría? Y digo esto porque soy oncólogo y se hablaba de cáncer afirmando en un titular a todo trapo: “El 55% de los enfermos de cáncer logra curarse. La vacuna contra el papiloma y la investigación en genética han sido las claves del último año”. Parece como si esa vacunita hubiera sido la clave de algo. Y es falso. Esa vacuna no es la clave de nada. Por lo menos no se ha demostrado aun en cuanto a tratamiento del cáncer. Luego, ¿por qué esa aseveración? ¿Qué pretenden? Evidentemente ese periodicucho no es una publicación de “prestigio” -como dicen los prebostes de la Oncología cuando quieren echar por tierra algo verdaderamente científico- pero la leen todos a diferencia de los artículos científicos de Brú que ellos no quieren leer. Aunque al menos se dice una gran verdad en ese titular: el 55% de los enfermos logra curar”se”. Y a vuelta de página... “La frase”: ¡Señores, la frase del día! ¿El protagonista? Ramón Colomer, presidente de la Sociedad Española “de Oncología”. Supongo que se refieren a la de “Oncología Médica”. Ese señor debe ser un científico indudable. Sin él seguro que el cáncer no sería tan bien tratado ahora. Por algo le habrán hecho presidente de esa sociedad. Pero puntualicemos: si fuera la sociedad de Oncología en general incluiría a cirujanos, radioterapeutas y patólogos, no sólo a los oncólogos médicos. Y señores: si el tratamiento del cáncer es multidisciplinar, ¿por qué esa obsesión de que parezca que sólo pueden tratar la enfermedad los oncólogos “médicos”? Y digo más: si la Oncología Médica sólo sirve prácticamente para administrar tratamientos paliativos, ¿por qué no se incluye la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) dentro de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL)? ¡Es que no lo entiendo!. Busqué en Internet “Ramón Colomer Bosch” y no encontré su currículum. Bueno, tampoco tenía porqué. Eso sí, tiene mucho que ver con un descubrimiento sobre el omega 3 y el aceite de oliva. “Parece que ‘ayuda’ en el tratamiento del cáncer”. Yo lo recomiendo ya hace tiempo. Para mí está claro que ayuda. Luego encuentro algo más: es un alto cargo de un importante centro oncológico privado. Pero sigamos con “La frase”: “Curamos –afirma- más cánceres que los que no curamos”. Mire, Sr. Colomer, yo dejé la Oncología “médica” porque no cura ningún cáncer. Y si algún oncólogo “médico” cura el cáncer que me diga cómo y me pondré a curar tantos cánceres como él. A lo mejor hasta tiene algún paciente curado (quizás de linfoma o testicular porque dudo que sea de pulmón, mama o colon usando quimioterapia). En mi opinión se trata pues de una frase artificiosa (sinónimos: capciosa, engañosa, malintencionada, falsa...). Recordemos por contra los antónimos de artificioso: noble, recto, honesto, espontáneo, natural, real, genuino, y verdadero. Y es que los que nos dedicamos a la medicina natural sabemos bien que nadie “cura”: “se” cura el paciente... si “puede, quiere y le dejan”. Maravillado pues por tan buena noticia me dirigí a la página indicada y leí el pseudocientífico artículo donde se repite el mismo titular aunque en vez de poner “logra curarse” ponen “se cura”. En suma, podemos resumir que “dicen lo que quieren”. El artículo empieza diciendo: “La cuenta es sencilla”. Y luego explican lo maravilloso del sistema actual. Pero yo digo: sí, la cuenta es sencilla (y extraigo los datos del propio artículo): si ahora superan el cáncer al parecer más personas que antes –el 55%-, ¿cómo es que la proporción de fallecimientos ha aumentado el 1,2% en un año? Colomer se limita a decir que eso “no es significativo” pero lo cierto es que la incidencia aumenta mucho y no “algo”. Me encuentro luego otra frase de risa de Pere Gascón, miembro del Comité Científico de la SEOM: “Si el tumor es pequeño la cirugía por sí sola es incluso curativa”. Cuando lo que debió decir es: “Los que se curan generalmente son sólo los tratados con cirugía”. Y otra más que da vergüenza: “Colomer señala la inclusión de la vacuna contra el virus del papiloma humano –causante del cáncer de cuello de útero-...” Añadiendo: “Ello permitirá no ya detectar casos precoces sino no detectarlos directamente”. O sea, según este eminente científico esa vacuna va a erradicar el cáncer de cérvix. ¡Toma ya! ¡Eso es ciencia! ¡Me encanta! Gascón también señala que “nunca se habían conseguido tantos conocimientos sobre el cáncer como ahora”. Lo que ya me deja super-tranquilo. Si tengo cáncer acudiré a mi oncólogo “médico”, por supuesto. Y luego aderezan el articulito con la historia de una ciudadana no sólo curada de dos cánceres sino a la que la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) -la misma que se puso en contra de Brú- le dio un curso con el que se reinsertó al trabajo. En definitiva, los medios de comunicación, dirigidos por quienes tienen el dinero, defienden, promocionan y dicen lo que les da la gana. No se dice todo, no se dice objetivamente y se dice como se quiere y cuando les apetece o les interesa. Por lo que va siendo hora ya de hablar claro. Los periódicos no son publicaciones donde se debiera hablar de Medicina porque están al servicio de otros intereses. Que yo sepa el Virus del Papiloma Humano (VPH) es sólo un “factor de riesgo” y no una etiología demostrada de cáncer de cérvix ni de cáncer de nada. Cada vez me queda más claro que el negocio derivará ahora hacia las vacunitas. Mientras, nos siguen queriendo hacer creer que los ridículos y cuestionables avances en el tratamiento del cáncer -que para ellos son enormes- se deben a la investigación actual y que, por tanto, los fármacos que respalda dicha investigación están completamente justificados a pesar de su alto precio. Y de esos fármacos que pareciera como que curan algo se habla también en ese articulito nombrándose varios que no comento porque no curan nada. Obviamente ni en ese artículo ni en los artículos oficiales se habla de descubrimientos como los de los doctores Salvador Capistrán, Joaquín Amat y Ryke Geerd Hamer o los de Antonio Brú y D. Fernando Chacón. En fin, me pregunto quién redactará esos artículos tan bien hechos. Porque hay que reconocer que la redacción es excelente y consiguen hacer creer siempre lo que ellos quieren que “se entienda”. Mas les valdría sin embargo a los prebostes de la Oncología tener más humildad y dedicar un poco de su tiempo a leer ciencia (como las recopilaciones científicas de Heinrich Kremer basadas en el Nobel Otto Warburg o los trabajos de Hamer, por poner sólo dos ejemplos) en vez de ir a tanto simposio de presentación de fármacos que no curan. Menos mal que ya hay también información veraz al alcance de todos.

Javier Herráez
Oncólogo


Sr. Director: me pongo en contacto con usted para exponerle un caso de Mielitis Trasversa Aguda. La paciente, después de ser ingresada por ausencia de sensibilidad en el 90% del cuerpo -en ocasiones hasta del 99%-, llegó a perder la movilidad de piernas y brazos durante la estancia en el hospital. De ello ya se recuperó pero las secuelas la impiden en ocasiones realizar su vida cotidiana por la sensación de acorchamiento en las extremidades y en el cinturón abdominal. La hipersensibilidad hace que el roce de la ropa sea incómodo y cualquier situación de tensión agudiza estos síntomas. Se imaginará que ante esta situación -como en tantas otras, ya incontables- la medicina convencional no ofrece tratamiento que acabe con tanto sufrimiento y por eso me dirijo a usted ya que yo experimenté una mejoría inmensa con el Bio-Bac, tan recomendado para el cáncer por ustedes y del que por ahora estoy recuperada. No se si para este caso habrá algo tan efectivo pero confiamos en que pueda existir ya que el Neurontin sólo le alivia levemente el dolor de piernas y el Lorazepam Normon le ayuda a dormir pero creándole gran adicción cuando no lo toma. Gracias. !Un saludo!

María del Mar Giménez Martín

Los médicos dan el nombre de Mielitis Transversa Aguda a una inflamación de la médula espinal que afecta a los nervios sensitivos y motores bloqueando los impulsos nerviosos ascendentes y descendentes por lo que la misma puede resultar -temporal o permanentemente- bloqueada en uno o más segmentos. Se cree que puede deberse a infecciones bacterianas o víricas o a la ingesta de ciertas sustancias tóxicas como el monóxido de carbono, el plomo y el arsénico ya que las tres pueden lesionar las vainas mielínicas, los axones y las neuronas. Llega a producir necrosis y deficiencias neurológicas graves, a veces irreversibles. Y se manifiesta con cierta frecuencia tanto en personas diagnosticadas de esclerosis múltiple como en adictas a drogas por vía intravenosa -como la heroína o las anfetaminas- pero también tras haber sufrido el sarampión o una neumonía. De ahí que otros sugieran que se trata de una reacción alérgica, es decir, de una enfermedad autoinmune. Y ante tantas dudas la mayoría de los especialistas se dedican a descartar posibilidades haciendo a los enfermos todo tipo de pruebas: radiografía, punción lumbar para extraer líquido cefalorraquídeo, Tomografía Axial Computerizada (TAC), Resonancia Magnética (RM), Mielografía, análisis de sangre... Terminando casi siempre por recomendar la ingesta de corticosteroides a dosis altas asociados con inmunosupresores como la ciclofosfamida o el clorabuncil así como analgésicos y tranquilizantes. En pocas palabras, tiene usted razón: no saben qué hacer porque no se conoce con seguridad la causa. Dicho lo cual vamos a sugerirle a la persona de la que nos habla varias cosas que, por supuesto, puede atender o no. Ante todo, asegúrese de que no hay comprensión de la arteria vertebral. Paralelamente haga una cura de desintoxicación inmediata sometiéndose a la vez a una quelación intravenosa con EDTA para eliminar posibles metales pesados del organismo (lea en el nº 100 la información sobre ello). Debe asimismo hacerse un test para saber si es alérgica o intolerante –no es lo mismo- a algún alimento para eliminar lo que le perjudica. Luego puede hacer un semiayuno consumiendo sólo frutas y verduras durante un par de semanas o seguir La Dieta Definitiva –opte usted por una u otra opción- pero independientemente de la que elija tómese todos los días un gazpacho (sin vinagre) donde debe haber necesariamente cuatro dientes de ajo crudo recién cortados, media cebolla grande, un pimiento rojo y una cucharada de aceite de linaza (lino). Con el fin de eliminar el mayor número de microbios patógenos presentes tome además plata coloidal y/o extracto de semillas de pomelo (siga las indicaciones que aparecen en los propios productos). E ingiera asimismo un suplemento multivitamínico potente elaborado con ingredientes naturales además de tomar Lyprinol a diario (esto es muy importante). Muy probablemente mejore.


Sr. Director: le mando esta nota con la sana intención de ayudar a una de las lectoras de la revista que al parecer sufre esclerodermia y a la que los compañeros a los que ha acudido no han acertado a atender adecuadamente. La verdad es que a pesar de que choco a diario con la ineptitud, la corrupción, el cinismo y la negligencia del sistema médico-farmacéutico no me acostumbro al triste panorama de ver a cientos de miles de pacientes condenados a una vida horrible simplemente porque para unos pocos su bolsillo vale más que la vida de la mayoría. Verá, la esclerodermia es una enfermedad autoinmune que ataca los tejidos. En primera instancia esclerosa la piel pero puede ir afectando los órganos internos y generar trastornos de mucha gravedad. Las causas son desconocidas y suele afectar sobre todo a las personas jóvenes. Y como en todas las enfermedades autoinmunes el estrés y las infecciones predisponen a una mayor incidencia de crisis por lo que deberían evitarse en la medida posible. Algunos de los síntomas que ponen de manifiesto el inicio de esta enfermedad son palidez, dedos de las manos y pies azulados o enrojecidos por el frío o el calor, dolor, rigidez e inflamación de los dedos y articulaciones, la característica esclerosación de la piel, cara tensa con aspecto de máscara, problemas para tragar, trastornos digestivos, pérdida de peso, inconvenientes para respirar y ardor o picazón en los ojos, entre otros. Y cuando se le diagnostica a alguien esclerodermia la respuesta del médico suele ser casi siempre la misma: “Tendrá usted que acostumbrarse a esta enfermedad”. Y luego se limita a brindarle una serie de tratamientos sintomáticos que realmente sirven para muy poco: antinflamatorios no esteroideos (AINES), corticosteroides, antiácidos, medicamentos para la presión arterial, los problemas renales y la mejora de la respiración... Diciéndole luego al enfermo que además debería estar agradecido porque sólo le ha afectado a la piel ¡pero ocultándole generalmente que si sigue el tratamiento convencional seguramente lo pasará muy mal! Pues bien, sí hay respuesta efectiva para esta enfermedad. A continuación brindamos algunas alternativas posibles:
-La ingesta de ácidos grasos omega-3. Se trata de sustancias inmunorreguladoras por excelencia. Algunas investigaciones sostienen que diez gramos de aceite de pescado de mar o de Krill (fuente por excelencia de los omega-3) pueden detener por completo una enfermedad autoinmune. Luego, una vez alcanzado ese objetivo, basta una dosis de mantenimiento de tres gramos. Hay también fuentes vegetales de omega 3 como el lino y la Chía pero deben administrarse de forma complementaria a las de origen marino porque la calidad y biodisponibilidad de éstos es mayor.
-Ácidos grasos omega-6. Son el complemento ideal de los omega 3 y su fuente por excelencia es el aceite de onagra, rico en ácido gamalinoleico. Se aconsejan seis cápsulas diarias de medio gramo.
-Antioxidantes. Debe ingerirse un suplemento que incluya sobre todo vitaminas naturales C y E, betacaroteno, bioflavonoides, zinc, selenio y coenzima Q10.
La razón de este tratamiento es doble: por un lado, los nutrientes mencionados aportan beneficio al curso de la enfermedad y ayudan a volverla más benigna. Y, por otro, los antioxidantes protegen los ácidos grasos omega.
-Cartílago de tiburón. Los polisacáridos presentes en el cartílago de tiburón son un complemento ideal de los ácidos grasos omega-3 y 6 para modular la inmunidad. Y aunque la dosis debe indicarla un profesional se suele recomendar un tratamiento de choque no inferior a seis gramos diarios consumidos en dos o tres tomas antes de las comidas.
-MSM (Metilsulfolimetano). Se trata de un compuesto natural azufrado cuyos beneficios para regular la inmunidad son incontestables. Se suelen recomendar dosis de choque de hasta dos gramos e ir disminuyendo hasta los 200 o 500 mg. diarios. Además del uso interno es de gran valor como aplicación externa. Sus efectos terapéuticos propiamente dichos se potencian en sinergia con otros componentes ya que una de sus virtudes es ayudar a los demás principios activos a penetrar a través de la barrera de la piel. En este sentido es ideal en fórmulas que contengan aloe vera, antioxidantes o rosa mosqueta, sustancias todas de gran beneficio en la esclerodermia. Los alimentos que aportan dosis interesantes de MSM son el ajo, la cebolla y los espárragos pero en caso de padecer esclerodermia conviene recurrir a una fuente complementaria. Además hay que evitar ingerir grasas saturadas e hidrogenadas e ingerir en cambio aceites vírgenes de primera presión en frío. En fin, la dieta debe ser similar a la que sugiero en mi libro Esclerosis Múltiple: su tratamiento según una visión física, psicológica y espiritual’ (Ed. Obelisco) ya que ambas enfermedades tienen características comunes. Termino indicando que lo que de ningún modo hay que hacer es caer en la absurda trampa de la inmunosupresión ya que cualquier infección, por pequeña que sea, predispone a una nueva crisis. Las defensas pues tienen que ser fortalecidas, siempre de forma natural con sustancias que a su vez actúen como poderosos antiinflamatorios; por ejemplo, ajo, limón, própolis, uña de gato o pau d’arco. Me extiendo sobre este tema en mi libro Estimula tu inmunidad natural (Ed. Obelisco). Mi último consejo a quienes padecen la enfermedad es que la afronten con actitud positiva y abierta utilizando siempre recursos naturales..

Dr. Pablo de la Iglesia

Agradecemos al doctor su extensa colaboración, mantenida desde hace tantos años; incluso ahora que nos la envía desde Chile, país donde en estos momentos reside.


Sr. Director: Peter Vikesland -de la Universidad Técnica de Virginia (EEUU)- alertó de la posibilidad de que el Triclosan pudiera producir cáncer. Así lo recogió Discovery DSALUD en su número 73. Y de hecho las multinacionales en España retiraron de todos los grandes almacenes sus pastas de dientes y colutorios con Triclosan. Sin embargo, observo que en las farmacias de toda España -más de 32.000- se sigue despachando un producto dental con Triclosan. Me refiero a Lacer Oros (en pasta y colutorio). El Principio de Cautela parece que no fuese observado por Laboratorios Lacer, salvo error u omisión por mi parte. O quizás en las farmacias sea distinto que en Carrefour... Al menos no deja de ser curioso.

José Bleda Soto

La decisión de retirar cautelarmente los dentífricos con Triclosan -un antimicrobiano que también se usa para hacer jabones, detergentes, lavavajillas, colutorios (enjuagues bucales) y trapos de cocina- se debió efectivamente a un informe elaborado por investigadores de la Universidad Técnica de Virginia (EEUU) porque según éstos alertaron reacciona con la clorina presente en el agua potable y produce cloroformo que es carcinógeno. Sin embargo la industria reaccionó luego diciendo que el estudio no se había hecho concretamente sobre dentífricos y que la concentración de Triclosan en ellos es casi insignificante por lo que el posible riesgo lo sería también. Una afirmación gratuita y no demostrada que podrían haber apoyado encargando un estudio al efecto... pero no lo han hecho. Por tanto, nosotros no recomendamos usar dentífricos que lleven Triclosan pues se ha detectado ya tanto en la leche materna como en el pescado lo que demuestra su débil descomposición en el medio ambiente y su capacidad para contaminar nuestros cuerpos. Además no vemos en absoluto la necesidad de incluirlo en ninguno de los productos a los que actualmente se agrega. Dicho esto añadiremos que el Triclosan sí parece haber demostrado en cambio utilidad para tratar la malaria. Así lo afirmaron hace ahora siete años investigadores del Centro Jawaharlal Nehru para la Investigación Científica Avanzada de Bangalore (India) tras comprobar que los ratones enfermos a los que se inyectó esa sustancia se curaron. La explicación parece estar en que bloquea la producción de ácidos grasos del parásito causante de la malaria y que son esenciales para que el parásito crezca y se desarrolle. Y es que el mecanismo utilizado por los parásitos de la malaria para producir ácidos grasos es similar al de algunas plantas o bacterias pero diferente de aquél que utilizan las células del cuerpo humano con lo que se cree que puede ser posible atacar a los parásitos sin afectar a las células humanas. A pesar de lo cual los investigadores advirtieron que hacían falta más estudios para evaluar la efectividad y seguridad de su descubrimiento. No hemos vuelto a saber nada de ello.


Estimados señores: me gustó mucho el artículo sobre el aspartamo porque incluyen datos que en ningún otro medio ofrecerían. Ahora bien, cuando incluyen la opinión del Center for Science in the Public Interest (CSPI) resulta que esa entidad, tras decir que la gente -especialmente los jóvenes- no debería consumir alimentos y bebidas endulzadas con aspartamo añade que “debería cambiar a los productos azucarados con Sucralose (Splenda) y evitar todo alimento endulzado artificialmente”. Sin embargo yo tengo entendido que la sucralosa también es un producto artificial que no existe en la naturaleza. En el libro de Andreas Moritz El cáncer no es una enfermedad sino un mecanismo de supervivencia se afirma incluso que "el aspartamo y la sucralosa, una vez en el cuerpo, se descomponen y forman potentes compuestos cancerígenos". Y en los libros Alternativas naturales al gran negocio de la salud de Kevin Trudeau y El tao de la vida sana de Daniel Reid se mantiene la misma opinión. Personalmente consumo Stevia que dicen es el mejor endulzante natural. Resulta un poco difícil de encontrar en España y creo que es un poco caro. Algo que también sucede con los productos de la doctora Clark pues dicen que en Estados Unidos es fácil encontrar el protocolo herbal de desparasitación a buen precio y no tan caro como aquí por lo que me pregunto si no existirá en España una combinación de plantas autóctonas que sean igualmente efectivas. En cuanto a la leche de cabra -aunque no consumo ningún producto lácteo- tenía entendido que es la menos mala por ser la más parecida a la leche materna pero que yo sepa no se vende ya fresca, es toda pasteurizada. Referente a este tema quería saber qué leche de cabra recomiendan para los dos primeros años de vida de un niño (por el tema de que toda es pasteurizada). Por último me gustaría saber, si es posible, su opinión sobre si procede o no dar leche de soja a los bebés y a los niños. Muchas gracias por su atención.

Sonia Belmonte Cabrera

La sucralosa es un edulcorante fabricado mediante la cloración controlada de la sacarosa o azúcar de mesa. Se extrae pues de la caña de azúcar o de la remolacha siendo entre 500 y 600 veces más dulce que el propio azúcar con la ventaja de que es estable durante la transformación a temperaturas elevadas como la cocción en horno o la pasteurización. Y de hecho es actualmente uno de los endulzantes más utilizados en el mundo (más de 4.000 alimentos, bebidas y productos nutricionales lo contienen) identificándose porque su nomenclatura es E-955. Su origen es pues natural pero es evidente que ha sufrido un proceso de trasformación química al ser elaborado. En cuanto a si en el interior del organismo al ser consumido da lugar a sustancias cancerígenas lo ignoramos. Carecemos de datos que corroboren esa afirmación. Sí sabemos, en cambio, que Stevia es un endulzante natural obtenido a partir de un arbusto originario de Paraguay y Brasil (Stevia Rebaudiana Bertoni) que ya consumían los indios guaranís. Por lo que respecta al hecho de que los productos de desparasitación de la doctora Clark sean más caros en España no tenemos nada que decir. Suele ser normal cuando se trata de productos no comercializados de forma masiva. En cuanto a la segunda parte de esa pregunta por supuesto que hay otros métodos para desintoxicarse. Son numerosos y hemos hablado ya de algunos de ellos. Pero se tratará de un tipo de desintoxicación distinto. Nos resta decirle que la leche de cabra y oveja tienen muchos menos problemas que la de vaca pero no es buena idea tomarlas sin pasteurizar. El riesgo es demasiado alto hoy día. En cuanto a la leche de soja ya hemos dicho en otras ocasiones que es una opción pero habría que asegurarse de que el bebé o el niño no es intolerante a ella y de que no es transgénica... y eso ya no es tan sencillo hoy día.


Apreciados señores: ante todo deseo felicitarles por la labor divulgativa que realizan a través de la revista. Tuve ocasión de conocerla en su versión digital en enero de este año tras ser sometida un mes antes a una extirpación de un pequeño tumor canceroso en la mama derecha, sin complicaciones a nivel de ganglios. En ese momento estaba siendo sometida a una enorme presión médica para que siguiera los tratamientos clásicos de quimioterapia y radioterapia pero mi acupunturista me sugirió la lectura de su revista. Yo soy una persona fuerte, batalladora y de mucha iniciativa pero el diagnóstico -así lo percibí a medida que iba leyendo algunos artículos del dossier Cáncer que tienen ustedes en la web- había caído sobre mí como una losa, en sentido real y figurado. Afortunadamente esas lecturas me ayudaron a reaccionar, me puse a leer más cosas y batallé con mis médicos, mis familiares y mis amigos por haber llegado a la conclusión de la inconveniencia de esos tratamientos. Opté como decisión personal -que todos debían respetar pues era mi cuerpo y mi vida lo que estaba en juego- por una combinación en la que me ha ayudado mi médico, homeópata desde hace muchos años. Él, cuando le informé del diagnóstico, nunca me presionó ni me indujo a no aceptar esas terapias. Sólo me dijo que cualquiera que fuese mi decisión él me iba a acompañar, a ayudarme clínicamente; y así lo ha hecho. Mi tratamiento hoy es una combinación de terapia hormonal con Tamoxifeno (pienso cambiar luego de dos años a un inhibidor de la aromatasa), factores de transferencia (4 pastillas diarias de Colostrum), varias sesiones de Biorresonancia, uso frecuente de visualización (lo que apoya la Neuropsicoinmunología) y medicamentos homeopáticos antitumorales. Y como me impresionaron mucho las hipótesis del Dr. Hamer también abordé el mejoramiento de una relación madre-hijo que pudiera haber desencadenado la aparición del tumor. Mis controles mamográficos han estado bien aunque el cirujano oncólogo que me controla siempre me sale con que yo pasé del 5 % de probabilidades de reincidencia al 40 %. No voy a negar que a veces me asalta el miedo (no en balde soy matemática y algo sé de probabilidades) pero sigo luchando y confiando en que he tomado la mejor decisión. A veces siento algo extraño en el tejido de las mamas pero creo que es la traducción de mis temores a nivel físico. Lo que he hecho también, aprovechando los nexos políticos que mantengo con el Gobierno de mi país, Venezuela, es tratar de influir algo en la orientación de las investigaciones oncológicas que aquí se realizan. Me preocupa enormemente que, motivado por la gran vocación de atender las necesidades de salud de la población venezolana, nuestro Gobierno se prepara para desarrollar a unos niveles impresionantes toda la infraestructura necesaria para atender a los pacientes oncológicos en todo el país... y no son precisamente los oncólogos los que se van a oponer a ello. Eso significa, entre otras cosas, equipos de Radioterapia y Quimioterapia a montones a todo lo largo y ancho del país. Por otra parte, me he interesado mucho en los trabajos de D. Antonio Brú al que conocí a través de ustedes. He hablado con varios investigadores, físicos y matemáticos de la Universidad Central de Caracas (de la cual soy jubilada) y de la Universidad “Simón Bolívar” interesados en esas investigaciones y que han desarrollado las suyas en la misma área y nuestro Ministro de Ciencia y Tecnología nos ha aprobado la propuesta de invitar formalmente a D. Antonio Brú a Venezuela pero no hemos logrado contactarlo vía correo electrónico. Le he pedido a nuestra embajada en Madrid que nos consiga la dirección física pues queremos evitar que la comunicación oficial se pierda en la burocracia universitaria. Cualquier ayuda en ese sentido la agradecería enormemente. La invitación sería para dar charlas a estudiantes de postgrado y pregrado, charla a los investigadores de estas dos universidades y reuniones para discutir posibles intercambios académicos entre la Universidad Complutense de Madrid y las dos instituciones venezolanas que ya he mencionado. En cuanto a la revista Discovery DSALUD no se consigue en Venezuela y les planteo a ustedes la posibilidad de hacer la distribución a nivel nacional. Hay gente interesada en hacerlo. Sería buenísimo que alguno de ustedes pudiera venir a Venezuela a hacer la presentación de la revista y a una serie de actividades más pero no tengo invitación oficial que hacerles (por ahora) en ese sentido. Suelo recomendar la revista a la gente pero no a los pacientes que ya han comenzado sus tratamientos de quimioterapia o de radioterapia pues es un asunto muy delicado. Compré el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo y me interesaron mucho todos los artículos pero debo decirles con todo respeto que lamentablemente esa orientación ha perdido confianza últimamente en Venezuela. Sería interesante pues conseguir artículos donde se convenza a la gente de la validez científica de sus terapias. Se me olvidaba decirles que actualmente trabajo en PDVSA y estoy explorando algunas posibilidades de apoyo a estas líneas alternativas de investigación pero es un camino largo. Bueno, para ser una primera comunicación ya va muy larga. Espero su respuesta. Y nuevamente gracias por existir.

Lelis Páez
(Venezuela)

Ante todo, gracias por tan amables palabras. En segundo lugar, el e-mail de Antonio Brú es antonio.bru@mat.ucm.es. Añadiremos que estamos informados de las intenciones del presidente de su país pero es inevitable que quienes le asesoran sean defensores de la Medicina convencional. Hugo Chávez será un revolucionario en el ámbito de la política pero no parece que lo sea en el ámbito de la salud. En cuanto a la necesidad de artículos que “convenzan a la gente” perdónenos pero llevamos años publicándolos y están a su disposición -como bien sabe- en el dossier Cáncer de nuestra web: www.dsalud.com. Y son artículos muy serios y documentados. En cuanto a Discovery DSALUD sí se vende en Venezuela; desde hace varios años. No tiene más que pinchar en nuestra web en el link Quiénes somos para saber la empresa que la distribuye. Por lo demás, quedamos a la espera de sus noticias.


 

NÚMERO 101. ENERO 2008.

Estimado Sr. Campoy: me permito contactarle de parte de ISA, la asociación Internacional de edulcorantes que representa a los productores y fabricantes de edulcorantes, en relación al artículo ¿Es el aspartamo un edulcorante peligroso? publicado en el nº 98 de Discovery DSALUD y correspondiente a octubre del 2007 acerca del uso del aspartamo pues puede dejar desorientados a muchos de sus lectores. Deseamos hacer referencia con la presente a las numerosas investigaciones científicas exhaustivas y también revisadas en cuanto a la seguridad alimentaria por parte de las autoridades nacionales e internacionales, todas llegando a la conclusión de que el aspartamo es un ingrediente alimenticio seguro. Incluso la opinión de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) ha vuelto a confirmar la seguridad del aspartamo el 5 de mayo de 2006 (copia adjunta). Mayor información acerca de la seguridad en el uso del aspartamo está disponible en nuestro sitio web siguiendo el enlace siguiente: www.sweeteners.org. Adjunto me complace añadir un comunicado de ISA en relación a este tema. Quedamos a la espera en que estuviesen interesados en referirse a estas informaciones de forma a completar vuestras investigaciones en sus futuras publicaciones. Gracias por su atención. Atentamente le saluda,

Sra. Frances Hunt
Secretaria General, ISA
Bruselas, 25 de octubre 2007

Bien, publicada queda la carta que nos remite la International Sweeteners Association (ISA). Y explicamos que el documento que Dª Frances Hunt adjunta de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) dado a conocer en mayo del 2006 reconfirmando la seguridad de aspartamo y en el que explícitamente se oponen a los resultados de las investigaciones de la Fundación Ramazzini dados a conocer en un artículo publicado ese mismo año en Environmental Health Perspectives bajo el título Primera demostración experimental de los efectos carcinógenos multipotenciales del aspartamo administrado con la alimentación a ratas Sprague-Dawley ya fue recogido en nuestro artículo. En él decíamos claramente que "para la FDA y el Comité Científico para la Alimentación de la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea el aspartamo es seguro". Sin embargo, la Sra. Hunt no envía ningún documento que mencione el segundo estudio hecho este año por esa misma fundación donde los resultados reiteran sus anteriores conclusiones. De ese no dice una palabra. Recordemos que en el primer estudio la Fundación Ramazzini -entidad realmente independiente y no al servicio de la industria- afirmaba taxativamente que su trabajo "demuestra que el aspartamo es un compuesto carcinógeno multipotencial cuyos efectos carcinógenos son evidentes incluso en una dosis diaria de 20 mg/kg, mucho menor que la ingesta diaria admitida actualmente para los seres humanos en Europa (40 mg/kg) y en Estados Unidos (50 mg/kg) (…) La decisión de utilizar datos experimentales para proteger la salud pública es importante porque el tiempo de uso masivo del aspartamo sigue siendo demasiado breve para haber producido datos epidemiológicos sólidos. Por otra parte, es inverosímil que suficientes datos epidemiológicos vayan a estar disponibles en un futuro próximo dada la dificultad de encontrar a un grupo de control que no se haya expuesto a este compuesto extensamente difundido". Tales conclusiones son las que dieron lugar al comunicado de la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea. Y precisamente por ello la mencionada fundación, molesta, continuó sus trabajos y dio a conocer un nuevo trabajo este año -que fue la base de nuestro reportaje- donde no sólo se confirmaron los datos anteriores sobre la "carcinogenicidad multipotencial del aspartamo a un nivel de dosis cercanas a la dosis diaria admisible para los seres humanos" sino que además advirtió del aumento de los riesgos de carcinogenicidad que para los fetos supone el consumo de aspartamo por parte de sus madres. Por tanto, nosotros seguimos recomendando que no se consuma ese edulcorante.


Es curiosa la vida. Nos quejamos de que es aburrida y monótona y de que nunca "pasa nada" y un buen día pasa y te acuerdas de los días monótonos pero tranquilos y sin trasiegos. Es lo que hay. Aquella mañana, cuando me dieron -después de muchos días sin beber- un pequeño vaso de agua de plástico y bebí lentamente la sensación que sentí fue indescriptible. No hay palabras que puedan expresarlo. Y vi a través de la ventana el inicio de un nuevo día. Era de color gris pero no importaba. La cuestión era seguir con vida. Me encontraba en la UVI. No voy a contar aquí todo lo acontecido en un determinado hospital de Madrid. No vale la pena. Mejor que los recuerdos se vayan difuminando poco a poco y un día, al despertar, te des cuenta de que se han ido quedando atrás. Todo forma parte de la vida: lo bueno y lo malo. Tengo que confesar que tuve suerte y que, a pesar de los pesares y contratiempos surgidos en la operación, en estos momentos estoy dándole a la tecla. Y eso, en realidad, es lo que importa. ¿O no? Todo lo que está relacionado con la Medicina me gusta. Siempre he dicho que es mi vocación frustrada. Confieso que cuando voy al kiosco compro todo lo que se expone en el escaparate que esté relacionado con la salud. Es una forma de asesorar e informar al lector. Y claro, se estudia la carrera de Medicina. Y es dura. Y, por supuesto, pienso que tiene que ser vocacional. No estoy muy versada en el tema pero imagino que entre todas las asignaturas habrá una en concreto que esté relacionada con la psicología, con el paciente. Creo que es importante. Cuando estás en un determinado centro hospitalario la sensibilidad aflora a todas horas. Y es muy importante la conducta que tiene el galeno contigo. Esencial, diría yo. La palabra tiene fuerza y hay que saber emplearla. Mediante la misma te pueden elevar a los altares o hundir en el mismo infierno. Hay pues que escoger bien lo que se le dice a ese enfermo que está mirando con ojos ansiosos, al que ha depositado su vida en sus manos. Se me ocurre pensar que un gesto cariñoso, tierno y alentador puede hacer en muchas ocasiones mucho más que un determinado medicamento. No siempre hay que tirar de receta. Tengo que confesar que, en ese sentido, yo he tenido mucha suerte durante el mes que estuve ingresada. Tiempos pasados que tienes que olvidar poco a poco y seguir andando los caminos que te salen al paso... Ojalá siempre sean lisos y llanos, sin muchos pedruscos y contratiempos. Difícil papeleta pero no imposible. Un saludo cordial

Rosa Paredes

Coincidimos plenamente con usted. En la inmensa mayoría de los hospitales, clínicas, ambulatorios y consultas médicas los enfermos no son sino números sin rostro. No hay apenas -salvo honrosas y contadas excepciones- trato humano. Es verdad que en las clínicas privadas es más habitual encontrar gente amable que sonríe y habla con el enfermo pero suele ser pura profesionalidad. El enfermo es sobre todo un cliente que paga bien por ello. Y uno se muestra más fácilmente agradecido a quien le paga. Aunque la gran mayoría de los pacientes de la Seguridad Social en realidad también pagan la atención que reciben, algo que muchos profesionales de la salud no parecen entender. En cuanto a la necesidad e importancia de los psicólogos en el tratamiento de los enfermos estamos de acuerdo. Hemos publicado artículos sobre ello y dado respuestas en misma esta sección en tal sentido. A nuestro juicio la gran mayoría de los enfermos debería ser tratado simultáneamente por un médico y un psicólogo. El problema es que el médico -hablamos en general, no es el caso de todos- considera al psicólogo poco menos que un profesional de segunda clase. Porque desprecia todo tratamiento que no consista en recetar fármacos y duda mucho -aunque exprese en voz alta lo contrario- de la importancia que tiene en la superación de una enfermedad lo psicoemocional, que haya cerca "una mano amiga". ¿Y qué decir de la importancia de las palabras? Hemos dicho hasta la saciedad que cuando un médico -por poner un ejemplo- le dice a un enfermo "Le quedan a usted unos meses de vida" está dictando probablemente su sentencia de muerte. Cuando lo que debería decirle es: "Mire usted, con los conocimientos que YO tengo no sé cómo ayudarle. Le sugiero que busque a alguien que crea estar en condiciones de hacerlo". Si su ego se lo permite, por supuesto.


Queridos señores: tengo quince años, leo su revista y les escribo para consultarles una cosa. Este verano mi familia y yo hemos ido de vacaciones a Suecia y allí había muchas garrapatas. El día que teníamos que volver a Zaragoza a mi madre se le subió una en la pierna -en la zona interna de la rodilla- y no se dio cuenta de que la llevaba hasta que llegamos a casa y pasó un día hasta que se la quitó. Un mes después le salió como un hematoma en la pierna que le picaba mucho y poco a poco se fue extendiendo por el resto de la pierna. Fue al médico y le hicieron unos análisis de sangre en los que salía que tenía una infección de Rickettsia, una enfermedad transmitida por las garrapatas que no tiene cura. Le dijeron que tenían que esperar unos días antes de recetarle un tratamiento y para estar seguros de que ésa era la enfermedad le volvieron a hacer unos análisis de sangre. Éstos salieron positivos y le citaron un día para que fuese al médico. Pero antes de ir mi madre se puso muy mala y se le dormían las manos así que llamó al médico y ese mismo día la atendieron y le dieron como tratamiento un antibiótico, Proderma 100 mg (doxiciclina hiclato). Lo que pasa es que tiene un montón de efectos secundarios como alteraciones de sangre, vómitos, náuseas, dolor de cabeza, hipertensión craneal, úlceras en el esófago, dolor de estómago, pérdida de apetito, inflamación intestinal, candidiasis anogenital, hepatitis, trastornos en el hígado, urticaria, rash maculopapilar, dermatitis exfoliativa, dolor en los huesos, elevaciones del nitrógeno ureico en sangre, alergias, angioedema, hipotensión, pericarditis, empeoramiento de lupus eritematoso sistemático, edema angioneurótico, enfermedad del suero, etc. No sigo copiando los posibles efectos secundarios del prospecto porque la lista es demasiado larga. Le han recetado este medicamento durante un mes entero pero tenemos miedo de que después tenga alguno de esos efectos así que les escribo por si acaso conocen alguna solución por medios naturales. ¿Qué podemos hacer para evitar que se extienda la enfermedad? ¿Hay algún otro tratamiento contra las Richettsias? Y si mi madre tiene que seguir tomando el antibiótico Proderma, ¿qué puede hacer para evitar todos estos efectos secundarios? Por favor, ayúdennos porque no sabemos qué hacer y tenemos la impresión de que los médicos lo saben menos aún y además mi madre está empeorando en vez de mejorar. Mi madre tiene cincuenta años, la necesito y no pienso dejar que esa enfermedad se la lleve. Por favor contéstennos. Esperamos su respuesta. Es muy urgente. Muchas gracias por su atención.

Laura Martínez
(Zaragoza)

Si el diagnóstico es correcto su madre sufre Ehrlichiosis, una enfermedad infecciosa causada por bacterias que transmiten garrapatas de la familia Rickettsiae. Y se combate con tetraciclinas. Por eso se pauta Proderma, nombre comercial de la Doxicilina que no es sino un derivado de la Tetracicilina. Si la bacteria fue concretamente la Ehrlichia chaffeensis su madre sufre lo que se ha bautizado como Ehrlichiosis Monocítica Humana (EMH). Y si lo fue por la Anaplasma phagocytophilum -también conocida como Ehrlichia equi o Ehrlichia phagocytophil- padece Ehrlichiosis Granulocítica Humana (EGH). Cabe añadir que las bacterias ehrlichia son transportadas por la garrapata estrella solitaria (Amblyomma americanum), la garrapata del perro americano (Dermacentor variabilis) y la garrapata del venado (Ixodes scapularis) que también puede causar la llamada Enfermedad de Lyme. Debemos agregar que además de con tetraclicinas se ha probado con algunas penicilinas, Amoxicilina -un inhibidor de las beta-lactamasas-, Cefuroxima -una cefalosporina de segunda generación-, Ceftriaxona -una cefalosporina de tercera generación- y tres antibióticos macrólidos: Eritromicina, Azitromicina y Claritromicina. De ahí que cuando un tipo de antibiótico no funcione adecuadamente se pruebe con otro. A su madre, pues, se supone que le están atendiendo correctamente. Ahora bien, existen otras maneras de combatir los microbios patógenos como hemos explicado muchas veces. Por ejemplo, "electrocutándolos" con los aparatos inventados por la doctora Hulda Clark. O anulando su acción mediante frecuencias con los aparatos de los que tantas veces también hemos hablado: Mora, Quantum-SCIO, Quantec, Oberon,, etc. E, incluso, buscando el par biomagnético correspondiente y aplicando dos simples imanes. Tiene esa información resumida en el nº 100. Ahora bien, también debería elevar de inmediato las defensas. Con algún tratamiento ortomolecular, homeopático, fitoterápico o dietético. Incluso sería útil la ingesta de Renoven y/o Defenvid. Nuestra sugerencia es que se pongan en contacto con alguno de los médicos de nuestro Consejo Asesor. Por ejemplo, con el Dr. Santiago de la Rosa (91 431 35 16)


Sr. Campoy: hace años me diagnosticaron una enfermedad crónica de tipo alérgico en los ojos: Blefaroconjuntivitis. Y también tengo alergia a todas las floraciones por lo que mi estado es horrible y fatal casi todo el año. La medicina convencional lo único que ha hecho es empeorarme, recetarme antihistamínicos y vacunas y, sobre todo, hacerme perder la esperanza diciéndome: "Lo sentimos, no tiene cura. Tendrá que vivir con ello toda su vida". La verdad, Sr. Campoy, me niego a creerlo. Por eso me gustaría que me orientara o me aconsejara algún terapeuta que me pueda ayudar tras mi ya "largo peregrinar" sin resultados. Agradecido de antemano se despide con un abrazo.

Pablo G. A.
(Madrid)

Se denomina genéricamente Blefaroconjuntivitis a la inflamación simultánea de la conjuntiva y el párpado aunque en función de la causa, su localización precisa y lo que provoca se puede calificar de angular, atópica, escamosa, seborreica y/ o ulcerosa. Y suele deberse a una infección -son los casos de algunos estafilococos, el Pediculus pubis o ladilla, ectoparásito de la Familia Pediculidae del orden Anoplura que se transmite mediante contacto sexual pero puede extenderse también por ropas de cama y toallas así como del bacilo Moraxella lacunata que también suele encontrarse en el vello, tanto del pubis como de otras partes del cuerpo- o bien a alergias. Por contacto o por ingesta. Es el caso de sustancias como la neomicina, la bacitracina y el cloruro de benzalconio utilizadas como conservantes en muchas especialidades farmacológicas por su poder antibacteriano, incluidos -¡vaya ironía!- diversos colirios usados en el ámbito de la Oftalmología. En la actualidad se consiguen mejorías notables con algunas pomadas, especialmente con ciprofloxacina y tobramicina si bien estudios recientes indican que es mucho más potente el tacrolimus, un agente macrólido inmunosupresor obtenido por fermentación del Streptomyces tsukubaensis (se cree que actúa directamente sobre los linfocitos-T inhibiendo la transcripción de la interleukina 2 lo que daría lugar a una disminución de la capacidad de respuesta de los linfocitos-T a los antígenos2: además inhibe la liberación de mediadores de la inflamación desde los mastocitos y los basófilos 3,4). En fin, a nuestro juicio debería primero intentar averiguar si es una infección o una alergia. Así, si fuera el caso de la primera -un estafilococo, un bacilo o padece ladillas- debe tomar el producto correspondiente para eliminarlas. Y si es una alergia, identificar a qué para intentar eliminarlas. Le sugerimos probar con alguno de los aparatos de diagnóstico mencionados en la respuesta precedente para averiguarlo. Dicho lo cual pruebe a lavarse la zona con un algodón empapado en agua oxigenada a la que debe añadir unas gotas de zumo de limón. Y antes de acostarse instile en los ojos directamente dos o tres gotas de suero fisiológico -¡jamás de agua oxigenada!, no se equivoque- mezclada con limón. Tres gotas de suero fisiológico por cada gota de limón. 




NÚMERO 99. NOVIEMBRE 2007.

Hola: he leído el reportaje sobre el agua destilada, me ha parecido muy interesante y he estado investigando sobre una empresa que vende una jarra vitalizadora de agua (VitalizerPlus) creando remolinos y utilizando un aro con ciertos minerales lo que alcaliniza el agua. El caso es que dicen que el agua destilada es ácida y no puede desintoxicar el cuerpo porque los tóxicos están a base de ácidos. ¿Cómo se alcaliniza el agua destilada? Un saludo.

Alex del Cura

El agua destilada carece de minerales y, por tanto, su pH es neutro. ¿Y por qué entonces a veces aparece como ligeramente ácida? Pues porque absorbe monóxido de carbono de la atmósfera ya que ese gas traspasa la mayoría de los plásticos. Algo que puede evitarse conservándola en botellas de vidrio cerradas. ¿Se puede en todo caso alcalinizar de nuevo el agua una vez se ha introducido en plástico? Sí: hirviéndola para que se evapore el dióxido de carbono disuelto.


Estimado Director: ayer, cuando llegué por la noche a casa, puse la tele -a veces la enciendo con la esperanza de ver algo que remueva mis neuronas olvidando quién la gobierna-, recorrí las cadenas y me detuve en La 2, presunta cadena para intelectuales de la televisión pública. Echaban un reportaje dentro del "prestigioso" programa Documentos TV. Lo primero que vi fue la escena de una mujer pegando a otra que estaba atada con cadenas a la que después fustigaba con un látigo para, acto seguido, tirarle con unas pinzas de los pezones. Seguidamente apareció la "ama" farfullando (le costaba bastante razonar su discurso, claro) que ella hacía realidad las fantasías de sus clientes, que hacía un bien social y que había que saber hasta dónde llegaba el dolor que causa placer. Después salió un psiquiatra (que decididamente estaba más loco que las otras) intentando explicar que el "límite" para estas prácticas debería ser "que se hicieran sangre". El apoteosis fue una señora llamada Domina que se iba con las cámaras al pueblo de sus padres -una aldea de Teruel- a presentar su libro en el ayuntamiento para explicar en él cómo había triunfado ofreciendo dolor a sus clientes. Ver las caras de los aldeanos con caras serias (¡está la tele en el pueblo!) ante semejante delirio fue lo que, por fin, hizo que me desternillara de risa. Pero cuando apareció una "abogada masoquista" con su capuchón puesto.... ¡Y luego hay quien se extraña de que la violencia esté presente en las casas y en las calles! Ese día la televisión publica española explicó a los necios que es bueno conseguir placer a través de la violencia física. A tal punto de decadencia ha llegado la "civilización judeocristiana". ¿Qué nos queda? ¿La zoofilia? ¿Serán capaces? Yo creo que sí.

Rafael Palacios
(Madrid)

El nivel de las cadenas de televisión depende de los niveles de conciencia, ética y profesionalidad de quienes las controlan. Y de ello el nivel de quienes trabajan en ellas. Y lo cierto es que hoy, en casi todos los casos -hay honrosas excepciones- el nivel de sus profesionales está a la altura... de las alcantarillas. Es decir, al de quienes les han contratado.


Estimados y queridos amigos: con la seguridad de que atenderéis mi reclamo os cuento lo que me preocupa de la forma más breve posible. El joven que se ha enamorado de mi hija padece desde los ¡doce años¡ de alopecia areata. Me ha pedido ayuda con lágrimas en los ojos porque sabe que me intereso por la medicina alternativa. Cuando tuvo la primera crisis me contó que perdió hasta cejas y pestañas. Ahora, a sus 21 años, tiene el pelo muy débil y grandes zonas sin pelo en la parte posterior. Y aunque va rapado -eso se lleva mucho ahora- su angustia le hace sufrir mucho. Le he aconsejado que comience por la Acupuntura para equilibrar un poco su organismo y su sistema inmune pero, por favor, ¿podríais recomendarme alguna terapia o conjunto de terapias más direccionales y específicas que traten este problema? Os agradezco de antemano el enorme servicio que prestáis. Como persona que tuve el honor de ser suscriptora fundadora de esta maravillosa revista espero vuestra respuesta con confianza. Un saludo.

Carmen Vera Muñoz
(Sevilla)

Se llama alopecia areata a la caída masiva de pelo y suele manifestarse bien con grandes calvas, bien afectando a toda la cabeza; a veces incluso a la barba, las cejas y las pestañas. Pues bien, cuando esto último ocurre de improviso la causa suele estar en un conflicto nervioso -causado por un shock traumático o por fuerte estrés- o en la infección de una muela. Así que hay que buscar en ese sentido. Si el dentista no encuentra infección lo que procede es tratar el conflicto emocional subyacente. Puede hacerlo cualquier psicólogo formado aunque nosotros le sugerimos un tratamiento anatheorético (pregunte en el 91 522 89 09 por algún experto cercano a su domicilio). Agregaremos que en raras ocasiones la causa puede estar en una cicatriz que interrumpa la conexión energética -en tal caso habrá que acudir a un especialista en Terapia Neural-, un cambio hormonal intenso, enfermedades como la tiña, la sífilis, la psoriasis, el lupus eritematoso y la lepra, un exceso de vitamina A o déficits de zinc, cobre, hierro sílice o proteínas (un simple análisis de sangre puede detectarlo). Dicho esto las personas con alopecia deberían eliminar de su alimentación los azúcares, el café, el tabaco, el alcohol, las frituras, los productos cárnicos, el cacao, las colas y el té e ingerir frutas, verduras, frutos secos, germen de trigo, legumbres y jengibre.


Apreciado Sr. Campoy: hoy día se receta Sumatriptán como medicamento de referencia para las personas que sufren cefalea en racimos o cefalea de Horton, un síndrome específico de dolor de cabeza definido por el Dr. Omar Mora Valderrama como "una cefalea primaria tipo 'cluster' relativamente rara que se presenta en forma de ataques y cuya severidad le ha dado el nombre de 'dolor de cabeza suicida' ya que se considera que el dolor que provoca es uno de los más intensos que puede sufrir el ser humano". Pueden encontrar su estudio completo en el link www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/167/1/Cefalea-de-Horton. Por ambos motivos -porque es una enfermedad rara y porque produce un sufrimiento horroroso- quienes la padecen están siendo tratados con corticoides, antidepresivos, antipiréticos o cócteles farmacéuticos cuando no remiten "espontáneamente". Eso sí, siempre acompañado de Sumatriptán que es lo que realmente les libra temporalmente del dolor de forma efectiva y rápida. En cuanto al "cóctel" suele tomarse durante cuatro meses o más que, por otra parte, es el período habitual que suelen durar las crisis de esta migraña por lo que muchos nos preguntamos si el tratamiento ha sido eficaz o, sencillamente, se ha ido la crisis de ese año. Pues bien, quisiera saber si conocen algún tratamiento preventivo y/o alternativo. ¿Sirve, por ejemplo, la melatonina? Se que Vds. han publicado sobre ese producto maravillas y como el estudio del Dr. Omar Mora hace alusión a ello les rogaría que buscaran información al respecto. Al parecer existe bibliografía pero a mí me es muy difícil de localizar y comprender como les pasa, supongo, a otros muchos afectados. Tampoco he encontrado muchas referencias sobre posologías, períodos de tratamiento, posibles efectos secundarios en tratamientos continuados, etc. Algún neurólogo, al preguntarle por la melatonina, me ha dicho que es "tóxica" impidiéndome así cualquier otra consulta al respecto lo que me alarma mucho sobre todo porque, ¿es que los cócteles que recetan no lo son? Esperando que puedan ayudarnos un poco a todos los que sufrimos este infierno, no puedo dejar -como todos sus lectores- de agradecerles enormemente la labor que realizan y les felicito por su buen hacer y por hacerlo saber, máxima de la comunicación que Vds. sí han sabido alcanzar.

Ana García
(Madrid)

Ante todo queremos agradecerle sus palabras. Dicho lo cual y tras pedirle disculpas por resumir tanto su carta -era demasiado extensa- vamos a ser contundentes en la respuesta. Mire, el Sumatriptán es un fármaco de la multinacional GlaxoSmithKline (GSK) que se comercializa bajo los nombres de Arcoiran, Dolmigral e Imigran, cuya estructura química se parece a la de la serotonina y se utiliza para el tratamiento de las migrañas pero que no debe usarse en la profilaxis de la migraña ni en el tratamiento de las migrañas basilar o hemipléjica. Y que se receta a veces para tratar la cefalea en racimos a pesar de que para esa indicación aún no se ha constatado ni su seguridad ni su eficacia. Se desarrolló al observarse que los niveles de serotonina plaquetaria aumentan antes de los ataques de migraña y se reducen cuando la crisis tiene lugar. Además, la depleción experimental de los niveles de serotonina inducen unas cefaleas migrañosas típicas. Pues bien, lo que este fármaco sintético hace es producir una vasoconstricción selectiva de los vasos craneales dilatados e inflamados; y lo hace reduciendo selectivamente el flujo sanguíneo carotideo -afectando sólo ligeramente la presión arterial- mediante la estimulación de los receptores presinápticos (o autoreceptores). En otras palabras, reduce la liberación de serotina y de otros neuropéptidos vasoactivos en los axones perivasculares de la duramadre. Asimismo, como la migraña puede desencadenarse por estimulación del nervio trigémino -ocasionando la distensión de los grandes vasos intracraneales- lo que el Sumatriptán hace es inhibir la liberación de los mediadores inflamatorios de ese nervio. Lo que no se cuenta, en cambio, es la enorme cantidad de efectos secundarios que tomarlo puede provocar. Así, puede ocasionar un vasoespasmo coronario y, por consiguiente, está contraindicado en pacientes con enfermedad coronaria, isquemia del miocardio, enfermedades cerebrovasculares y enfermedades vasculares periféricas. Y tampoco se recomienda en pacientes con factores de riesgo para este tipo de enfermedades como son la hipertensión, la hipercolesterolemia, la obesidad, la diabetes mellitus o tener antecedentes familiares de enfermedades coronarias. Es más, los agonistas 5-HT1 pueden empeorar condiciones cerebrovasculares con síntomas que pueden ser confundidos con los de la migraña. Y tampoco se debe administrar a pacientes con arritmias cardíacas o síndromes de Wolf, Parkinson o White ya que podrían producirse graves vasoespasmos. Ni a pacientes con hipertensión no controlada. Debe utilizarse con precaución asimismo en los pacientes con enfermedades hepáticas ya que la disminución de su metabolismo puede aumentar las concentraciones plásmaticas, en particular después de la administración oral. Y no hablemos ya de sus numerosas interacciones. Para ser más claros: el Sumatriptán puede provocar serias reacciones adversas cardíacas debidas a espasmos coronarios que pueden llegar incluso -aunque sea en pocos casos- a causar la muerte. De hecho, entre las reacciones cardíacas observadas después de tomarlo se cuentan vasoespasmos coronarios y cerebrales, arritmias, anginas isquémicas, infartos de miocardio y paradas cardíacas, hipotensión o hipertensión, crisis hipertensivas, síncopes, bradicardia sinusal, cianosis, tromboembolismo, bloqueo A-V, bradicardia sinusal, fibrilación auricular o ventricular, taquicardia ventricular y alteraciones de la onda ST-T. Efectos cardiacos que suelen ir acompañados de dolor torácico o de una sensación de opresión en el pecho. Sin olvidar posibles hemorragias subaracnoideas, ictus, convulsiones y otros efectos cerebrovasculares. Y hay más: también puede provocar dolor abdominal, diarrea, mareos, náuseas, vómitos, debilidad, mialgia, calambres musculares, sequedad de garganta, fotofobia, fonofobia, disnea, diaforesis, tumefacción, sensación de quemazón, parestesias... Bien, ¿le parece a usted razonable que estemos hablando de un fármaco aprobado por las autoridades sanitarias? Claro, se nos dirá que no hay otra posibilidad de tratamiento... solo que no es verdad: bastaría averiguar qué provoca esa migraña en lugar de centrarse en los síntomas. Le sugerimos que lea el artículo que en este mismo número publicamos al respecto donde uno de los médicos de nuestro Consejo Asesor, el Dr. Pedro Subirana, explica precisamente cómo está logrando hacer desaparecer muchos casos de migraña de forma sencilla tras descubrir que la principal causa está en un problema de represión sexual. Obviamente ello no implica que no pueda haber otras causas. Las explicó José Ramón Llorente -igualmente miembro de nuestro Consejo Asesor- en la sección de Medicina Ortomolecular del número 70 de la revista explicando que en las crisis migrañosas -dejando a un lado las de clara causa hereditaria- hay que buscar siempre qué las desencadena. Dando a continuación las pautas para ello y que nosotros, por su extensión, no reproducimos pero le instamos a leer detenidamente en nuestra web: www.dsalud.com Estamos persuadidos de que bien se deba su caso a lo postulado por el Dr. Subirana, bien la causa sea alguna de las expuestas por D. José Ramón Llorente, su problema -y el de quienes están en su misma situación- puede solucionarse. Sin provocar más daño que el que se pretende resolver como ocurre con la mayoría de los fármacos, Sumatriptán incluido. En cuanto al comentario que le hicieron de que la melatonina es tóxica no vamos a dedicar ni una línea de más a responder a tamaña sandez. Desde luego a usted puede venirle bien tomarla (lea en nuestra web el artículo que publicamos en el nº 83) pero deberá adquirirla en el extranjero porque aquí esta prohibida para proteger la venta de otros fármacos igual de inútiles pero muy rentables.


Estimado Sr. Campoy: somos madre y hermana de un chico de 19 años con parálisis cerebral del 95% a causa de asfixia en el nacimiento. Querríamos saber si existen clínicas o tratamientos alternativos donde se trabaje con la regeneración de células nerviosas o, simplemente, que fueran de eficaz ayuda en nuestro caso por lo que realmente valiese la pena viajar al país en cuestión. Nos interesa mucho su revista y le felicitamos por la calidad y el rigor de sus artículos. Le estaríamos muy agradecidas si pudiera dedicar un reportaje al tema con los posibles tratamientos, terapias, etc. Muchísimas gracias por su interés y reciba un saludo cordial.

Mª Antonia Suñer y Olga Forns

Nos gustaría ayudarles pero no seríamos honestos si no les dijéramos que hoy por hoy se trata de un caso que no tiene solución. Cuando un cerebro se queda sin oxígeno largo tiempo -máxime siendo durante el nacimiento- se producen lesiones irreversibles. ¿Podría ayudar a mejorar la situación aumentar la temperatura mediante un equipo de hipertermia Indiba y así mejorar la circulación cerebral? Quizás pero ignoramos si en el caso que nos ocupa sería eficaz. Les sugerimos que lo consulten en la empresa fabricante llamando al 93 265 55 22. También podría ayudar probablemente la ingesta de un oxigenador celular como el Cellfood (lean en nuestra web el reportaje que publicamos sobre ese producto en el nº 60) e ingerir a diario Aceite de Krill (vean el artículo sobre él que salió en el nº 86). Otra posibilidad es esperar a que se avance en el implante de células madre en el cerebro, algo sobre lo se está investigando activamente en estos momentos. En todo caso la institución donde pueden darles un diagnóstico más preciso y valorar otras posibilidades no está en el extranjero sino en España. Nos referimos al Centro Médico Euroespes que dirige el Dr. Ramón Cacabelos (entren en www.euroespes.com). Asimismo le sugerimos que consulten en Institutos Fay donde están especializados en el tratamientos de niños y jóvenes con problemas cerebrales. Entre en www.institutosfay.com.


Hola: me gustaría saber si además del tratamiento psiquiátrico que se suele dar para la esquizofrenia paranoide hay alguna otra cosa que se pueda hacer para beneficiar al paciente. ¿La Anatheoresis es válida en este caso? Él tiene 20 años y toma Clozapina (Leponex 100 mgs) y otra cosa para la ansiedad. Oye voces y no es violento. A veces está como ido, el sueño lo tiene alterado y tiene altibajos emocionales. Fuma y es complicado que lo deje. Le cuesta concentrarse. Por otra parte, es un chico muy alegre y de muy buen corazón. Es muy imaginativo, le gusta la música y aunque tiene amigos muchas veces prefiere jugar a la Playstation o ver una película de vídeo en casa. ¿Tiene cura? Un saludo y muchas gracias.

Alex

Le sugerimos que consulte el caso en el Centro Médico Euroespes -cuya web hemos dado en la respuesta anterior. pues está especializado en problemas cerebrales y no podemos valorar un caso así sin un diagnóstico adecuado. Lo que, dicho sea de paso, no es frecuente. Ser introvertido, tener dificultad en concentrarse o no ser demasiado sociable no son síntomas de ninguna enfermedad. Y "oír voces" no convierte a nadie en un esquizofrénico paranoide que deba ser tratado con fármacos, especialmente sabiendo que tienen todos tan graves efectos secundarios.


Sr. Director: aunque en el artículo publicado sobre la dieta contra el cáncer de la doctora Budwig con requesón y lino ustedes explican en qué consiste el requesón al que se refieren he de hacerles una importante observación: requesón, en español, tiene dos acepciones muy distintas. Y es posible que la que aparece descrita en su revista, precisamente la menos conocida, sea beneficiosa para el cáncer; sin embargo, al cuajo que se obtiene para hacer el queso, donde la grasa animal aparece en grandes dosis, también se le llama requesón. Y en general esta grasa se considera perjudicial para el cáncer. Esto significa que quienes lean solamente el titular pueden interpretar por requesón el alimento perjudicial y si lo aplican puede que resulten notablemente perjudicados. Pienso que deberían hacer una aclaración llamativa para reducir los efectos adversos que en ciertos enfermos puede producir la posible confusión. Ya me han llegado preguntas en este sentido que he tenido que aclarar.

Concha

Publicada queda su carta, útil en la medida en que pueda aclarar la cuestión a algún lector despistado; le agradecemos pues que nos la haya enviado. Afortunadamente nuestros lectores no suelen quedarse en los titulares. Antes bien, suelen leerse la revista entera, algo ciertamente muy poco habitual pero que nos consta. Gracias en cualquier caso.


He leído en la contestación a una carta que publicaron ustedes que los rayos infrarrojos, si penetran más de un milímetro, "pueden alterar negativamente el organismo e, incluso, producir cáncer". Y me he asustado muchísimo porque estoy siguiendo un tratamiento para perder peso y volumen llamado Lipofit. El tratamiento se basa en el principio científico de la Termo Activación Controlada aplicada con un equipo productor de ondas infrarrojas de bajo espectro que penetran unos 30 mm. -hasta las capas de grasa acumuladas bajo la epidermis- y las disocia siendo eliminadas posteriormente por el propio organismo. Y obviamente me he asustado. Por favor, os ruego que me deis contestación... Me asusta pensar que me esté provocando algún mal dicho tratamiento.

Magda Martínez

Quienes venden el aparato al que hace referencia aseveran que la llamada Termo Activación Controlada mediante ondas infrarrojas de bajo espectro fue desarrollada por científicos suecos en 1984 pero no los cita ni da referencia alguna de sus trabajos por lo que difícilmente podemos constatar nada al respecto. En cuanto a su pregunta decirle que los rayos infrarrojos son un tipo de radiación electromagnética de mayor longitud de onda que la luz visible pero menor que la de las microondas (son los utilizados, por ejemplo, para comunicar a corta distancia los ordenadores con sus periféricos así como en las fibras ópticas) y terapéuticamente se usan para aumentar la temperatura del cuerpo -aumentan el movimiento de los átomos y moléculas y ello produce calor- y, salvo prolongadas e intensas exposiciones, no generan peligro... si se utilizan aquellos cuya longitud de onda está situada entre 4 y 14 micras. A éstos se les conoce como "bioinfrarrojos" y bien aplicados pueden resultar beneficiosos para la salud. Los otros, en cambio, los que están en cifras superiores -entre 15 y 1.000 micras- se conocen como "infrarrojos lejanos" y sí pueden ser peligrosos. Vea usted pues en qué longitud de onda trabaja ese aparato y sabrá a qué atenerse. En su web no se especifica.


Sr. Director: soy asidua lectora de su revista y creo que puede interesar a otros lectores nuestra experiencia. Mi marido tiene niveles altos de colesterol desde los 35 años; ahora tiene 64. Y las estatinas siempre le provocaron efectos secundarios. Hace 2 años el cardiólogo le mandó tomar Ezetimiba (Ezetrol de 10 mg) y a los pocos días de ingerir una pastilla por la noche comenzó a soñar con acción: daba gritos, pegaba puñetazos, hablaba, aplaudía, etc. Él, por la mañana, no recordaba nada. Pero lo peor fue que, al poco tiempo, perdía memoria muy rápidamente quedando como ausente, le costaba comprender las cosas y no podía seguir una película. Algo realmente preocupante. Al médico le conté varias veces los síntomas y él sólo supo mandarle al neurólogo. Este especialista, después de una buena visita, dijo que no encontraba problemas neurológicos. El cardiólogo nunca creyó que la causa fuera la Ezetimiba y nos dijo que dejar de tomarla una semana tampoco solucionaría el problema. Finalmente decidimos cambiar de médico y éste sí creyó necesario quitarle el medicamento. A las tres semanas recuperó con cierta rapidez la memoria. Desde entonces han transcurrido cerca de tres meses, la memoria está bien y los trastornos nocturnos mejoran lentamente. Claro que son síntomas que el propio enfermo ignora; es la familia la que debe darse cuenta. Yo, como esposa, he pasado dos años con mucha preocupación. Si mi relato le parece interesante puede publicarlo. Aprovecho la ocasión que se me brinda para saludarle muy atentamente.

Mª Dolores Torrent Riba
(Lérida)

La Ezetimiba -que la multinacional Merck Sharp & Dome (MSD) comercializa como Ezetrol- es un hipolipemiante reciente con mecanismo distinto al de las estatinas ya que inhibe la absorción del colesterol -tanto dietético como biliar- en el borde en cepillo de la mucosa del intestino delgado. Y tienen contraindicaciones e interacciones peligrosas -como todos los fármacos sintéticos- habiéndose constatado, entre otros efectos secundarios, cefaleas, diarrea, mareos, dolor de garganta, dolor de pecho, rinorrea (secreción nasal), estornudos y dolores musculares y articulares. Y sin duda provoca otros muchos que, como en el caso de su marido, tardarán tiempo en recogerse en el prospecto (si alguna vez se hace). Lo inconcebible -y perdónenos- es que aún haya quien acepte tomar fármacos para bajar el colesterol. Hemos repetido hasta la saciedad que los medicamentos para bajar el colesterol son innecesarios e inútiles. Y que además basta seguir las normas de La Dieta Definitiva e ingerir por las mañanas una ampolla de rábano negro y alcachofa mezclada con extracto de cardo mariano para regular rápida y eficazmente los niveles de colesterol y triglicéridos. El problema es que la mayoría de los médicos sólo sabe recetar fármacos. Viven inmersos en una cultura farmacológica que roza la estupidez.


Sr. Campoy: soy suscriptor de su prestigiosa y valiente revista que leo todos los meses con sumo interés. Y aunque no soy muy amigo de este tipo de cosas mi situación me mueve a hacerle la siguiente consulta: soy un varón de 59 años y desde niño, sin saber la razón, tengo miedo irracional -yo diría terror- al cáncer y a la Medicina "digamos" tradicional. Hasta el punto de que el único médico que visito desde hace muchísimo tiempo es el cardiólogo -una vez al año- pues pese a mi edad practico bastante deporte. De hecho, en días alternos corro 10-12 kms. haga frío o calor, llueva o nieve. Pues bien, mi consulta se debe a que desde hace 5-7 años vengo "padeciendo" los síntomas del cáncer de próstata los cuales voy sobrellevando y aguantando como puedo y en silencio. Solamente mi esposa lo sabe, negándome sistemáticamente a visitar al urólogo pues entiendo que acabaría conmigo en "dos días" y prefiero aguantar. En esta mi actual situación, hasta que alguien o algo logre curar el cáncer y liberarme de esta angustia -pues cualquiera que padezca o haya padecido este problema sabe lo duro que es orinar día y noche con gran frecuencia, tener dificultades para comenzar o terminar la micción, salir "disparado" con cualquier excusa de las reuniones de trabajo para ir al baño, no poder viajar más que en vehículos que cuenten con WC y aún así con "reparos", verse privado de asistir a conciertos, conferencias y otros eventos de larga duración hasta la visita al dentista se hace difícil. Bien es verdad que los síntomas citados suelen darse en "crisis" pues unos días estoy mucho mejor que otros habiendo observado que cuando corro 10-12 kms. o hago cualquier otro deporte intenso estoy mucho mejor de la misma manera que cuando como alimentos salados -jamón serrano, aceitunas, embutidos, etc.- o hace calor -bien sea climatológico o inducido de manera artificial- los síntomas casi desaparecen. Sin embargo, cuando hace frío o llueve es una auténtica tortura. También he de reseñar que los análisis y exploraciones que me hace el cardiólogo dan un resultado muy bueno excepto que tengo un poco alto el colesterol habiéndome negado yo en todo momento a tomar las estatinas que me recomienda. Según el doctor los riñones y el hígado me funcionan perfectamente -según los resultados de la analítica- pero también es verdad que nunca ha pedido me miren el nivel de PSA. Salvo lo señalado he de decir que gozo de buena salud física y mental haciendo una vida sana y plena en todos los sentidos. Añadir también que he leído los números 59 y 92 -respuesta a una consulta- de su "valiente" revista y procuro poner en práctica los consejos que allí se vierten. Igualmente he adquirido y leído los libros Cáncer: qué es, qué lo cura y como tratarlo y La Dieta Definitiva. De la misma manera, y sin saber si es correcto o no y si cabe la posibilidad, me permito señalar mi dirección de correo electrónico por si alguno de sus muchos lectores que pueda estar interesado en el tema quiere ponerse en contacto conmigo para intercambiar opiniones y experiencias que puedan venir bien. Es higraso@gmail.com. Finalmente paso a exponerle mis preguntas: ¿debo ir al urólogo de una vez a ver si, como cariñosamente me dice mi esposa, aún tengo posibilidad de salvar la vida o espero, "si puedo", hasta que alguien o algo logre curar el cáncer? ¿Tendría la posibilidad de acudir a la medicina "alternativa", en la que tengo más fe y confianza y con la que me muestro más receptivo? Y en caso afirmativo, ¿qué pasos he de seguir de manera detallada? En caso de que mis preguntas anteriores fuesen inviables, ¿qué otra cosa me puede aconsejar? Nada más. Espero no haberles molestado o importunado con mi carta y no haber sido pesado. Infinitas gracias por todo.

Higraso
(Asturias)

Ya que vive usted en Asturias le sugerimos consultar con Miguel Ángel de Isidro (985 35 93 79). Es naturópata y creemos que podrá ayudarle. La táctica del avestruz no es buena en su caso. Debe usted saber qué le pasa si quiere resolver su problema. Y no tiene sentido tratarse de un cáncer sin saber si lo tiene. En cuanto al cáncer en sí, ¿por qué dice usted que no hay nada que lo cure? Hay muchos métodos y terapias eficaces. Las hemos publicado. Y ya que usted tiene -aparentemente- un problema de próstata, ¿por qué no lee en nuestra web -www.dsalud.com- el reportaje que publicamos en la sección de Medicina Ortomolecular del nº 59? ¿O el texto sobre el BIRM que apareció en el nº 53? Lo que no puede hacer es creer que ignorando un problema éste deja de existir. ¿Por qué no afronta sus miedos y los intenta resolver siguiendo una terapia anatheorética? Pregunte por alguien cercano a donde vive en el 91 522 89 09.


Estimado Sr. Campoy: me alegra muchísimo la creación de la WACR así como la publicación en DVD del último congreso. Me da esperanza. Felicidades y gracias por vuestro tesón. Hace unos meses le hice una consulta sobre mi peque, operada de Craniosinostosis, y sobre hacerle o no un TAC para la revisión anual a lo cual me contestó con la equivalencia en radiografías de un TAC y quedé convencidísima de que esta vez no iba a pasar por ahí. También me comentaba que para ver la evolución de las suturas craneales había otras formas posibles. Mi duda ahora es, ¿qué pruebas puedo hacerle? También es muy probable que la neurocirujana no quiera hacerle la revisión sin el TAC así que mi pregunta es si puede aconsejarme algún neurocirujano al que acudir. Por otra parte, cuando le hicimos el primer TAC -a los ocho meses- le vieron una manchita en el cerebelo y el radiólogo que nos atendió nos dijo que lo más probable es que fuese un tumor así que le hicimos resonancias, espectrofotometría y gracias a Dios no lo era. Aunque no se sabe lo que es. Lo único que nos dijeron es que es probable que sea una lesión de nacimiento y que habría que hacer resonancias periódicas para ver cómo evoluciona. Ella está estupenda, no tiene ninguna sintomatología, su evolución es normal y ahora tiene ya 28 meses pero el susto inicial no te lo quita nadie. Escribir sobre ello aún me angustia. Por eso le agradecería que pudiese darme el nombre de alguien fiable para que le hiciera ese seguimiento. Tengo otra consulta sobre periodontitis. Se la han diagnosticado a mi marido. Tiene 39 años y nuestra duda es si no es posible acabar con las bacterias causantes. ¿Realmente la única solución es una limpieza con raspado y mantenerla a raya? He leído sobre el extracto de semillas de pomelo y ha comenzado a hacerse enjuagues. Muchas gracias y un fuerte abrazo.

Ana González

En cuanto a su hija permítanos sugerirle que se someta a un chequeo bioenergético. Hay muchos aparatos que pueden servir: el Quantum-SCIO, el Quantec, el Oberon, el Mora, el Sistema NutriEnergetics (NES)... Hemos hablado de todos ellos. Tiene la información en la sección de Reportajes de nuestra web: www.dsalud.com En todo caso puede también consultar en la Clínica Euroespes las mejores opciones convencionales (981 78 05 05). Por lo que respecta a la periodontitis suele estar causada por cinco bacterias, tres especies del llamado complejo rojo -la Porphyromonas gingivalis, la Treponema denticola y la Bacteroides forsythus- y dos del complejo naranja -la Prevotella intermedia y la Campylobacter rectus-. Pueden detectarse mediante la técnica PCR que permite la detección positiva de secuencias de ADN con un límite de unas mil bacterias por muestra. Ahora bien, las bacterias por sí mismas no son capaces de provocar la enfermedad. Debe haber predisposición genética y un medio ambiente adecuado como fumar y un fuerte estrés -son los factores de riesgo más importantes- para que tenga lugar la colonización de esas bacterias en la boca. Y debe tratarse cuanto antes porque si avanza mucho y atacan el ligamento periodontal y el hueso maxilar destruirá progresivamente la inserción del diente en el hueso y el proceso puede ser irreversible. El extracto de semillas de pomelo es útil. Y enjuagarse la boca con una mezcla de limón, ajo, cebolla y aceite de oliva virgen extra. Es muy eficaz asimismo la plata coloidal.


Antes de exponer mi problema tengo que felicitaros por la revista a la cual estoy enganchada desde que la conocí y que me ha ayudado tanto de un tiempo a esta parte. Mi problema es el siguiente: hace año y medio me diagnosticaron dos tumores -uno en cada ovario- y pasé por dos operaciones: una laparoscopia para extraer y analizar los tumores y una histerectomía total con quimioterapia como coadyuvante. Y tengo que decir que no hubiera pasado por todo ello si hubiera conocido antes el Renoven (actual nombre del Bio-Bac). Sólo puedo decir maravillas de él. Tras tomarlo me he encontrado estupenda, incluso en el periodo de los ciclos. En la actualidad lo tomo durante largos periodos de tiempo ya que así me lo recomendó el Dr. Fermín Moriano. Y tengo que decir que, contra pronóstico, estoy estupenda y el cáncer, al menos de momento, ha remitido. Pero voy a ir al grano con lo que me preocupa ahora: con 25 años no sólo me he encontrado con todo lo dicho, que en sí es lo más duro de la historia, sino también con que mi cuerpo no para de cambiar y mi barriga de engordar. Ya son 8 kilos los que he ganado en este tiempo y sigo ganando peso. Aumenta al igual que mi ansiedad por comer, mi fatiga, el insomnio, mi mal humor, la tristeza, los sofocos... y todos los síntomas de la menopausia que os podáis imaginar. Me gustaría que me recomendarais algo, en especial por el peso. Las dietas y el ejercicio hacen que pierda peso pero no volumen. También he probado con diuréticos. ¿Quizás es algo que me va a acompañar toda la vida? Un cordial saludo y gracias por su labor.

María del Mar Giménez Martín

Bueno, no sabemos cuánto tiempo lleva leyendo la revista pero no debe ser mucho porque no se explican algunas cosas. Si su cuerpo manifiesta los problemas que explica lo más probable es que esté sufriendo los efectos de la quimioterapia. Puede estar -literalmente- envenenada. Y al estar el organismo desequilibrado sufrir todo lo que explica, sobrepeso incluido. Porque salvo que se haya equivocado al poner la edad con 25 años dudamos que sea la menopausia. Nuestro consejo es simple: siga a rajatabla La Dieta Definitiva y empiece de inmediato un proceso de desintoxicación. Hemos explicado varias veces cómo hacerlo y tiene la información en nuestra web: www.dsalud.com No sólo adelgazará sino -lo que es más importante- mejorará notablemente su salud.


Estimados amigos: mi padre tiene cáncer de próstata desde hace tres años y por culpa de un tumor en la vejiga se le produjo una insuficiencia renal en enero del 2006 por lo cual hubo de ser intervenido a fin de derivarle la orina con dos nefroctomías. Hemos estado simultaneando el tratamiento de bloqueo hormonal con remedios de Fitoterapia y Homeopatía. El riesgo de las nefroctomías es el de padecer frecuentes infecciones y que los catéteres pueden escaparse fácilmente con lo que los pacientes tienen que ser intervenidos en quirófano para su recolocación. La última vez que a mi padre se le escapó un catéter tuvo la mala suerte de que al volvérselo a colocar le provocaron una bacteriemia generalizada en la sangre. Fue hospitalizado durante un día y tratado con antibióticos por vía intravenosa y luego durante otros seis en casa por vía oral. Sin embargo no fue muy efectivo y tuvo que ser tratado con dos tandas más de antibióticos de amplio espectro porque, entre otras cosas, en todos los cultivos de orina que le han hecho sale como resultado orina contaminada sin pararse a indagar a fondo cuál será el germen para poder atacarlo efectivamente. Todo ello ha dado lugar al debilitamiento del estado general de mi padre debido a la insuficiencia renal que le han provocado las repetidas infecciones además de la cantidad excesiva de calmantes y antiinflamatorios que ha tenido que tomar para aliviar los dolores. Todo ello ha derivado en un mal estado general y emocional de mi padre con una muestra de síntomas que parecen coincidir con una sobrecarga de cobre en el cuerpo (he observado también que según la alimentación que tome se encuentra mejor o peor). Le han hecho tres analíticas específicas para saber si tiene ese desequilibrio pero aún no tenemos resultados. Les agradecería mucho cuanta información puedan darme acerca de este tema o indicaciones hacia qué especialistas podemos dirigirnos. No pueden imaginarse la sensación tan grande de impotencia que sentimos pues todo se lo achacan a su enfermedad y observamos que hay algo más aparte de ella. Muchísimas gracias y un fuerte abrazo.

Mari Carmen Martínez Muñoz

Mire, su padre no está así por padecer cáncer de próstata o un tumor en la vejiga. Está así por aceptar entrar en el sistema y someterse a sus protocolos. Se encuentra en esa situación por todo lo que ha rodeado su atención y el tratamiento. Lo hemos dicho muchas veces: entrar en un hospital es peligrosísimo y salvo que el riesgo de muerte sea alto e inminente y lo justifique nadie debería entrar en uno. Y dada la situación de su padre -que cada vez está peor según nos explica- lo único que podemos sugerirle es ponerse en manos de alguien que le trate globalmente. Puede entrar en contacto con cualquiera de los muchos médicos que así lo hacen y cuyos teléfonos hemos dado a lo largo de los últimos meses en esta misma sección y por tanto no vamos repetir de nuevo porque es innecesario. El problema es que debe usted -no, debe hacerlo su padre- decidir por un método terapéutico u otro, por un tipo de médico u otro. Tener los dos pies en ambos lados no suele ser una buena elección.


Estimado Sr. Campoy: soy suscriptora y lectora de la revista que Ud. dirige y asimismo seguidora de La Dieta Definitiva. Compré el libro, llevé a cabo la cura depurativa con el sirope de savia y a continuación comencé la dieta que sigo al pie de la letra desde el 19 de septiembre. Y estoy encantada porque puedo comer mejor que nunca y no tengo ansiedad. Pero tengo alguna duda como la siguiente: en la página 173 del libro aparece entre los alimentos permitidos el boniato y la yuca pero en la 76 -Raíces y tubérculos- el boniato queda claramente excluido. Por mi parte, el boniato había quedado fuera de mis recetas pero sentía curiosidad por conocer la yuca y decidí probar por mi cuenta qué se podía hacer con ella. La herví en agua con sal y luego la añadí, bien escurrida, a un poco de cebolleta pochada a cuya mezcla incorporé huevo batido y resultó una apetitosa y falsa "tortilla de patata". Tan rica me pareció que creo que debe ser pecado contra la dieta. Mi pregunta es : ¿puedo tomar yuca? Y otra pregunta más: ¿es normal recuperar el peso perdido tras la cura con el sirope? Tras 7 días más los 2 de transición perdí 4 kg. Pero ahora, y pese a seguir La Dieta Definitiva, peso kilo y medio más. No pierdo el ánimo porque tengo muchísima ilusión en asumir su forma de alimentación y espero que mi decisión de abandonar mis anteriores hábitos dé resultados no tardando mucho. Sr. Campoy, le agradezco mucho lo que hace por los demás. A mí me está sirviendo y también a mi familia. Le deseo lo mejor y que pueda seguir así muchos años más. Le saluda cariñosamente

Maria Jose Morán
(Zaragoza)

Tiene usted razón. La contradicción en el caso del boniato es evidente. Ignoramos por qué se coló en la lista de los Alimentos Permitidos porque -como usted bien explica- al hablar de ese vegetal en el texto dedicado a las raíces y tubérculos se deja bien claro que debe excluirse de la dieta. De hecho, el boniato es en realidad una variedad de la batata aunque mucha gente los considera tubérculos distintos y de ahí que se traten en el libro como si lo fueran. Y la batata no figura entre esos alimentos permitidos. Lo curioso es que ese error ha pasado desapercibido no sólo para nosotros sino para las miles de personas que han leído el libro ya que hasta usted nadie había advertido la contradicción. Se lo agradecemos pues sinceramente y arreglaremos el error en próximas ediciones aunque también debemos decirle que a la hora de seguir la dieta probablemente haya influido poco ya que se trata de un alimento poco consumido en nuestro país y si se ingiere se hace de forma muy ocasional. En cuanto a la yuca efectivamente contiene hidratos de carbono pero puede ingerirse sin abusar. Piense que en realidad todos los vegetales permitidos contienen básicamente hidratos de carbono y, sin embargo, se permiten en la dieta porque se trata de carbohidratos complejos, no simples; y, por tanto, de asimilación lenta. Y La Dieta Definitiva no es propiamente una dieta disociada. Por lo que respecta a la recuperación inicial de peso al dejar el ayuno con sirope de savia no se preocupe. Recuerde que al principio lo que usted elimina es agua, líquido. Y al volver a comer incorpora alimentos con sodio y, por consiguiente, es normal que retenga algo más de agua. Pero se trata de un proceso momentáneo, temporal. Lo importante, como se explica en el libro, es que pierda usted grasa y volumen. El peso es siempre engañoso.


Ante todo, gracias por haber publicado mi carta en el nº 98 donde exponía la positiva experiencia en cáncer de un familiar. Es cierto lo que ustedes dicen en su respuesta: quise explicar tantas cosas que olvidé algo tan fundamental como mencionar el tratamiento que nuestro familiar siguió con tan buen resultado. Así pues, si me lo permiten les detallo los productos y la posología administrada para compartirlo así con el resto de los lectores:
-Renoven (Bio-Bac): 15 ml. en un poquito de zumo (el sabor no es muy agradable si se toma solo).
-Quinton Isotonic: 2 ampollitas (directamente en un vaso sin mezclar). Media hora antes de desayuno, comida y cena (es importante respetar ese tiempo antes de comer).
El caso es que nuestro familiar lleva 6 meses de tratamiento y su recuperación -como ya expliqué en mi anterior carta- ha sido espectacular. Ambos productos se pueden encontrar hoy en cualquier herbolario. Un fuerte abrazo y mucho cariño para todos/as.

Miquel Bueno
(Tarragona)

Gracias por atender nuestra petición. Estamos seguros de que su información le será útil a muchos enfermos.


Hola. El motivo de mi carta es animar a los lectores a colaborar con la WACR. Yo ya lo he hecho con 20 euros (soy estudiante y no me da para más; lo siento de verdad). Aunque espero hacer aportaciones cada mes. Eso sí, espero y deseo que quien pueda haga aportaciones mas cuantiosas. Estoy seguro de que con ese dinero se harán proyectos interesantes y útiles para la sociedad. También animo a todos a difundir más la revista para que la información llegue a más gente. Yo ya he entrado en algún foro sobre cáncer y he recomendado que entren en www.dsalud.com, compren la revista, se informen sobre los tratamientos alternativos y acudan a un profesional íntegro que les oriente sobre el Bio-Bac, el Papimi, el Indiba, el Viusid-Ocoxin y demás tratamientos alternativos que han demostrado su eficacia. Todo ello está en Discovery DSALUD. Hago pues un llamamiento para que entre todos los lectores la difundamos más. Dicho lo cual me permito hacer unas consultas: al hablar de la celebración del último congreso sobre cáncer afirmasteis que habían asistido muchos médicos. ¿Podréis ampliar pronto la lista de profesionales que tratan el cáncer de forma alternativa? Por otra parte, ¿se puede comparar la eficacia del Defenvid con el Bio-Bac? ¿Se complementan? El Dr. Cacabelos decía que no hay en el mercado un inmunopotenciador mejor. Por último, me gustaría que nos dijeseis qué pensáis sobre la comida en lata. ¿Es de verdad peligrosa? Yo no creo que sea bueno comerse un producto que puede pasarse años en una lata de la que, además, no sabemos ni que de qué material está hecha. Os ruego un comentario para cada cuestión. Gracias por todo. Por cierto, a veces se me hace corta la revista. Por favor, aumentad el número de páginas aunque sea por ese esperanzador número 100 que pronto cumplirá la revista. Para terminar me gustaría daros una idea. Se trata de conseguir más dinero para la WACR. Cuando pase un tiempo podéis hacer por ejemplo un sorteo de 10 o 15 lotes de la colección completa de los DVD del último congreso sobre cáncer y sortearlos entre todos aquellos que hagan una aportación a la asociación. Ahí dejo mi propuesta.

Daniel García Sánchez
(Huelva)

Nuestras más sinceras gracias por tus palabras, tus deseos y tu colaboración. En cuanto a tus preguntas sólo decirte que tanto el Defenvid como el Bio-Bac potencian enormemente las defensas pero sus mecanismos acción y propiedades son distintas. Por tanto, son productos complementarios. En lo que se refiere a tus dudas sobre la comida enlatada tu resquemor está justificado. Buena parte de la comida enlatada -y envasada- lleva azúcar, harinas, conservantes, colorantes, aromatizantes, espesantes, acidulantes, edulcorantes, potenciadores del sabor y otras muchas sustancias potencialmente tóxicas. Entre ellas, glutamato monosódico y aspartamo de cuya peligrosidad hemos hablado ampliamente en la revista. A fin de cuentas, en el proceso actual de elaboración de los alimentos manufacturados se utilizan ya ¡más de 3.500 sustancias químicas sintéticas! Sin olvidar que en los propios alimentos puede haber restos de pesticidas, antibióticos, hormonas, etc. y podemos ser intolerantes o alérgicos a algunas de ellas. En suma, nada como la comida natural; y mucho mejor si es biológica.


Sr. Director: compro cada mes la revista y no me pierdo ninguno de sus artículos ya que nos llenan de conocimiento pero no he leído nada que me ayude a encontrar solución a mi problema: llevo mas de un año con hinchazón de la lengua. Sucede por la noche, ya de madrugada. Cuando ocurre llamo inmediatamente al servicio médico y me dan cortisona o Hiderax y eso es todo. Me he hecho exámenes de sangre y nada. Estos días me encontraron el hígado graso, empecé a tomar cardo mariano y boldo y la mejoría es notable. También suprimí alimentos por si me provocaban reacción alérgica y nada. Estoy totalmente desconcertado y preocupado ya que no veo solución. ¿Pueden ayudarme a encontrar la luz en el túnel? Mil gracias.

Hernán Jiménez

La hinchazón de la lengua es algo habitual en varias patologías, desde el Síndrome de Down hasta la acromegalia pasando por la mixedema, la amiloidosis o la rabdomioma, entre otras dolencias. Por tanto, no se va a solucionar tomando antiinflamatorios como la cortisona o antihistamínicos como el Hiderax aunque puedan aliviarle. Debe acudir a un otorrinolaringólogo para que averigüe la causa y no a un profesional de Medicina General. Lo extraño es que aparezca sólo en la madrugada. Pruebe -sin dejar de ir al médico- a cambiar la cama de lugar y orientación, a quitar todo aparato eléctrico cercano a ella -radiodespertador incluido- y observe si deja de pasar. Mire asimismo si hay alguna infección en su boca o si algún tejido de su cama -o el pijama- pueden ser la causa. O si le ocurre precisamente el día en que han limpiado el suelo con algún producto de limpieza.


Sr. Director: hace unos meses tuve oportunidad de conocer fuera de España las increíbles posibilidades terapéuticas que ofrece la Electroterapia y, más concretamente, el aparato inventado por el profesor Panos T. Pappas. Y sé que es eficaz en muchas enfermedades, especialmente en casos de cáncer, razón por la que entré en Internet para ver qué médico usa el aparato encontrándome sorprendido con que ustedes -reconozco que no conocía la revista- han hablado de él y lo conocen bien. Lo que no he podido es encontrar información sobre algún médico español que tenga el aparato a fin de poder acudir a él. ¿Podrían ustedes ayudarme? Tengo un familiar con cáncer y me gustaría saberlo.

Carlos Cantalejo
(Madrid)

Hasta donde sabemos el Papimi -que es el nombre del aparato por el que pregunta- sólo lo usan en Madrid dos médicos: los doctores Santiago de la Rosa (91 431 35 16) y Domingo Pérez de León (91 579 36 05). En cualquier caso le facilitamos también el número de quien lo distribuye en España por si hubiera algún lector que necesita saber qué médicos en otras ciudades lo usa en sus consultas: 609 51 38 88.


 

NÚMERO 98. OCTUBRE 2007.

Estimado Director: ante todo quiero agradecerle a usted y a su equipo la labor que están haciendo a través de un periodismo comprometido y valiente. Compro su revista todos los meses y desde que la leo no dejo de asombrarme con muchas de las noticias que publican viendo cómo juegan con nuestra salud. Soy profesor de técnicas orientales y a mis alumnos les hablo a menudo de ella y comentamos algún artículo. Se muestran muy receptivos y son muchos los que siguen hoy los consejos de su revista o de los profesionales que hablan en ella. Gran parte ya la compran asiduamente. Gracias a eso saben ya que hay otra forma de sanar. A mi pareja y a mí nos apasiona la cultura de la vida sana. Solemos tomar muy en cuenta la información de sus artículos y si nos "cuadra" -que suele ser casi siempre- solemos ponerla en práctica. Hemos comprado también los libros de La Dieta Definitiva y el de Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo. El primero lo acabamos de leer y el segundo lo vamos a empezar ahora. Gracias al libro de la dieta hemos corregido muchos errores de nuestra alimentación aunque no queremos adelgazar ya que estamos delgados y además somos ovo-vegetarianos (sin lácteos). Pero hay algo que nos tiene muy preocupados: hace dos meses le detectaron a mi pareja el "virus del papiloma". No sabemos muy bien de qué va pero parece ser que puede acabar en cáncer. Ella está cerca de los 40 con menstruaciones largas y abundantes desde que dejó la píldora hace varios años y hace algún tiempo le quitaron un mioma en el útero. No ha tenido otros problemas conocidos. Sin embargo, desde que nos comunicaron el diagnostico está preocupada y estresada. En su cabeza sólo está la próxima fecha marcada por el médico en que la vuelvan a examinar, confirmen todo y la den un tratamiento. Y creo que hasta entonces no va a poder relajarse. Aunque ella tiene claro que va a curarse a través de terapias naturales -o no agresivas- y por eso pedimos su consejo. Hace unos días, en un informativo de televisión, dijeron que alguien había creado la vacuna del virus del papiloma. Y quiero preguntarles: ¿tienen información sobre ello que nos pueda ayudar? ¿Valdría para mi pareja? ¿Es aconsejable? Les ruego, si es posible, que nos den información sobre algún producto natural o profesional médico que pudiera ayudarnos eficazmente a tratar este problema con medicina NO alopática ni fármacos químicos si ello es posible. No cejen en su empeño de hacernos partícipes de la verdad aunque duela. Al final es liberadora. Y tanto si me pueden ayudar como si no reciban mis más sinceras y afectuosas gracias.

J. C. O.
(Toledo)

En el nº 89 de la revista correspondiente a diciembre del pasado año publicanos una noticia bajo el título Pretenden hacer obligatoria una vacuna para intentar erradicar el virus del papiloma humano en la que decíamos textualmente: "La Agencia Europea del Medicamento y la FDA han autorizado a la multinacional farmacéutica Merck Sharp & Dohme (MSD) la comercialización de una vacuna tetravalente recombinante bautizada como Gardasil para evitar la infección por cuatro serotipos -de los sesenta que existen- del Virus del Papiloma Humano (VPH): los números 16 y 18 -a los que se achaca el 70% de los tumores malignos de cuello uterino- y los números 6 y 11 -a los que se achaca ser la causa del 90% de las verrugas genitales-. La pretensión es que se vacunen todas las niñas entre 9 y 15 años así como las mujeres de 16 a 26. Y que van en serio lo demuestra que en el estado norteamericano de Michigan (EEUU) se ha decidido obligar a todas las niñas de 11 y 12 años a vacunarse. Ahora la estrategia es ampliar la vacunación a los varones con el argumento de que transmiten la infección y también pueden sufrir verrugas y tumores anales y del tracto genital. Estrategia que cuenta con el apoyo de la revista The Lancet, abierta partidaria de que se vacunen ambos sexos pidiendo incluso para ello que se hagan ensayos en niños. Todo lo cual se justifica diciendo que la vacuna ha demostrado en ensayos clínicos ser eficaz al 100% para prevenir el contagio de esos cuatro subtipos del Virus del Papiloma Humano (VPH) tras un estudio con 27.000 personas de 33 países. En España va a comercializarla Sanofi Pasteur MSD. Hasta aquí la noticia. Nosotros debemos añadir algo: la pretensión de hacer obligatoria la vacuna es intolerable. Si tal cosa sucede instaremos la presentación de una querella criminal contra quienes lo hagan posible. En primer lugar porque la obligatoriedad viola los derechos fundamentales de la persona. En segundo lugar porque el hecho de que esté demostrada la "relación" de unos virus con una patología no implica que los mismos sean la causa. Es sólo una posibilidad. Está por demostrar. Y tercero, precisamente por eso la multinacional se cubre las espaldas. ¿Cómo? Alegando que tales virus son la causa del 70% de los tumores malignos de cuello uterino y del 90% de las verrugas genitales. Porque de esa manera, si la vacuna no impide que una niña o una mujer se contagie podrán alegar que ya advirtieron de que el 30% de los tumores y el 10% de las verrugas no se deben a esos virus y, por tanto, no es que la vacuna no haya resultado eficaz sino que en esos casos la causa es "otra" (sin especificarla, por supuesto). En otras palabras: con esa táctica, como hemos denunciado en otras ocasiones, cualquier producto puede comercializarse como vacuna... de lo que sea. Y luego se alega que si no funciona es porque la enfermedad manifestada se ha debido "a las otras causas". Bien, es evidente que los intereses económicos se han impuesto. Vamos a dedicar un artículo el mes que viene a este asunto pero ya adelantamos que el hecho de que la decisión de potenciar la vacuna se haya adoptado ¡en Consejo de Ministros! es inaudito y demuestra que es una decisión política y no sanitaria. Añadiremos que hablar de "vacuna contra el cáncer", "contra el cáncer de útero" o "contra el cáncer del cuello de útero" es falso. La vacuna actúa sólo frente a una proteína de la cápsula del virus del papiloma humano y no contra las proteínas oncogénicas. La vacuna no modifica la inmunidad celular -que permite eliminar las células infectadas-, sólo produce anticuerpos para combatir el virus. Y sólo sirve -dicen- en niñas de 9 a 12 años a pesar de que jamás se ha probado en ellas sino en mujeres de 16 a 26 años. No está demostrada pues su presunta eficacia en ese grupo de población. Y sólo funciona -en el caso de que realmente lo hiciera- en mujeres vírgenes. En niños y varones tampoco se ha demostrado que funcione. Terminamos diciendo que no hay nada que avale la necesidad de una vacunación masiva ni razones científicas que justifiquen las prisas por vacunar. Entre otras muchas cosas que explicaremos el próximo mes. Dicho esto es obvio que a su mujer la vacuna no le sirve. Ni tiene entre 9 y 12 años ni es virgen. Permítanos recordarle, para terminar, que puede afrontar su problema con un tratamiento ortomolecular, mediante uno de los modernos aparatos que eliminan los virus con frecuencias y que hay potentes antivíricos como el ozono, el Bio-Bac y el Viusid que sí son útiles. Es más, debemos decirle que la posibilidad de que una mujer contraiga cáncer de útero a causa del virus del papiloma si su sistema inmune está alto es remotísima. Su mujer debería por tanto tranquilizarse.


Estimados señores: soy asiduo lector de la revista y les felicito por su afán de ofrecer información veraz y libre de prejuicios en relación con los temas de salud. Y por esta confianza que me inspiran les quiero pedir orientación. La primera cuestión está en relación con mi hermana de 52 años y diagnosticada hace ya tres de Esclerodermia sistémica con un grado de afectación casi invalidante en la actualidad y sometida a tratamientos muy agresivos (corticoides, inmunosupresores...). Estoy muy preocupado por la desfavorable evolución de su enfermedad y me gustaría poder ofrecerle otras alternativas terapéuticas a las convencionales. He creído que ustedes podrían facilitarme información y guía sobre terapeutas que enfoquen el problema de la enfermedad desde una perspectiva integral y holística y además tengan experiencia en el tratamiento de estos problemas. La segunda cuestión está relacionada con la vacuna del virus que supuestamente causa el carcinoma in situ del cuello uterino que acaba de ser aprobada por Sanidad. Les ruego me faciliten la información o el criterio que tengan respecto a esta cuestión. Soy médico y no quisiera causarles excesivas molestias con mis peticiones pero realmente estoy necesitado de información así como de conocer sus opiniones y criterios respecto a lo que les planteo. Agradecido, queda a su disposición para cuanto necesiten...

Javier Ruiz Gutiérrez
(Teruel)

La Esclerodermia está considerada una enfermedad autoinmune y, por consiguiente, lo primero que debería averiguar es a qué puede ser su hermana intolerante o alérgica y le está afectando: alimentos, fármacos, productos de higiene y belleza, especias, ropa de cama o de vestir, radiaciones electromagnéticas, etc. Es bastante probable que el problema esté ahí y suprimido el efecto desaparecerá la causa. También puede existir alguna carencia concreta en el organismo por lo que procede tomar algunas cosas que le permitirán valorar esa posibilidad y que suelen ser más efectivas que los fármacos que se recetan tan alegremente. Nos referimos al Aceite de Krill -ingiriéndolo se asegura los ácidos grasos omega 3 y 6 en las proporciones adecuadas-, un complejo multivitamínico y mineral fuerte, un par de gramos diarios de vitamina C con bioflavonoides en polvo y una o dos cápsulas diarias de zinc, selenio y coenzima Q10. Y si además toma Cell-Food -un potente oxigenador celular del que hemos hablado ya en la revista-, mejor que mejor. Finalmente acostúmbrese a tomar diariamente un vaso grande con el zumo de medio limón mezclado con agua -mejor en ayunas- y a incluir en sus comidas ajo, cebolla y espárragos. Entre los muchos médicos que pueden ayudarle le sugerimos la doctora Esther de la Paz (91 431 35 16) en Madrid. En cuanto a su pregunta sobre la vacuna tiene la respuesta en la carta anterior.


Sr. Director: le escribo esta carta porque a raíz de la respuesta que dieron ustedes a una lectora en el nº 94 recomendando acudir al Dr. Diego Jacques dada su condición de experto en alimentación infantil me ha surgido una duda: ¿qué alimentos recomienda ese doctor cuando se quiere sustituir la leche animal o de continuación en los bebés? En dos casos: cuando el bebé no puede ser amamantado por la madre y cuando el niño, por ejemplo al año de vida, deja la leche materna. Creo que es importante dar a madres y padres una alternativa para que los niños no basen su alimentación de los primeros dos años en leche de vaca. Y creo que nadie con más criterio que vosotros para contárnoslo. Gracias de antemano.

Oso
(Madrid)

La creencia de que el calcio sólo se obtiene básicamente de la leche es eso: una creencia. En todo caso si usted desea dar leche al bebé sustituya la de vaca por la de cabra. No le dé en cambio leche de oveja porque es bastante más fuerte. Otra posibilidad es que ingiera leches de soja, avena, quinoa, arroz, almendras, nueces... Porque aunque se les llama leches debido a su color blancuzco no lo son, se trata de zumos muy ricos en nutrientes. En todo caso, tenga cuidado con las de soja y almendras porque en ambos casos son frecuentes los casos de intolerancias y/o alergias. Sepa también que hay otros muchos alimentos ricos en calcio biodisponible; en algunos casos hasta ocho veces más que la leche. Por ejemplo, las almendras, el nabo -una de las verduras más ricas en calcio-, el brécol, las coles de bruselas, las pipas de girasol, los cacahuetes, las nueces, los higos, las cebollas, las alubias secas, las hortalizas, los cereales, los granos de sésamo, el salmón y, especialmente, las sardinas pequeñas ingeridas sin quitar las espinas. Sin olvidar que la soja y sus derivados -principalmente el tofu- proporcionan fitoestrógenos como las isoflavonas que favorecen la mineralización ósea y previenen la osteoporosis.


Sr. Director: la Corte Penal Internacional pretende ahora ocuparse de investigar y castigar -de manera permanente y no como Tribunal creado ex profeso sólo para enjuiciar determinados conflictos, genocidios o persecuciones- delitos como los ataques conscientes contra las personas o grupos de personas con determinadas características -por ejemplo, ser mujer, adversario político o pertenecer a una etnia- realizados por gobiernos, organizaciones o grupos de poder con el fin de aniquilar, diezmar o vejar a dichos grupos. Hay que reconocer pues el gran avance que supone la extensión de su jurisdicción a otros tipos penales más allá del genocidio, los delitos de lesa humanidad y la "guerra injusta". Al acuerdo se han sumado la mayoría de las naciones "civilizadas" pero cuenta con la gran ausencia de Estados Unidos lo que demuestra, una vez más, que ese país está por civilizar. Ciertamente es un gran avance pero lo cierto es que es preciso ampliar, definir y concretar los ilícitos a perseguir y dotarlo de credibilidad. Porque algunos ataques contra la humanidad no son hoy objeto de persecución por la Corte precisamente por esa inconcreción. Es el caso de los feminicidios que tienen lugar en sitios tan distintos como Guatemala o algunos estados de México donde miles de mujeres desaparecen cada año, otras viven como esclavas y muchas más son violadas y/o asesinadas solo que como en ello no se aprecia un ataque sistemático realizado por gobierno o grupo de poder organizado no se consideran dignos de atención por la Corte Penal Internacional. Sin embargo, repasando los conceptos y tipos penales que establece el Convenio de Roma por el que se creó la Corte Penal Internacional nos encontramos con numerosos ataques sistemáticos a la humanidad que repugnan a la conciencia social por el morboso refinamiento en su concepción, por lo difícil de su persecución y su prueba, y por poder camuflarse como acciones y omisiones lícitas, o incluso altruistas o filantrópicas. Imaginemos que a una compañía de bebidas se le ocurriera incluir entre los componentes de su producto una sustancia que produjera adicción entre sus consumidores aunque a la larga causara lesiones o dependencia. Ello debería definirse como delito de lesa humanidad pues la ataca generalizada e indiscriminadamente. Eso sí, no sería bueno que esa conducta se juzgara por países pues podría ocurrir que en un tribunal nacional se condenara y en un tercer país no por lo que estos casos deberían ser juzgados por una Corte Internacional. Tal podría ser, por ejemplo, el caso de las industrias tabaqueras que aumentan nocivamente la adicción. Pero, ¿qué pasa si el ataque contra las personas proviene de quien tiene la obligación de cuidarnos como fue el caso del contagio masivo de hemofílicos por sida o hepatitis C? Porque en ese caso las industrias farmacéuticas -que tienen el deber de fabricar y ofertar medicinas, es decir, productos curativos o beneficiosos para la salud- a fin de conseguir más beneficios obtuvieron la sangre o plasma de población marginal y luego, a sabiendas del peligro que ello representaba, pusieron esa sangre contaminada o sus hemoderivados a disposición de quienes lo necesitaban. Como Vds. saben tal conducta causó la muerte de numerosas personas que fueron inadvertidamente contagiadas de Sida en distintos países mientras sus verdugos se pasean en lujosos yates sin que ningún tribunal les haya siquiera imputado. Y yo me pregunto: ¿acaso no es delito de lesa humanidad el daño que se le produce a la población cuando se le niega determinado fármaco, se encarece artificialmente o se retira injustificadamente de la circulación? A mí me parece que sí pues se está privando a la gente de un medio curativo y, por tanto, se la está dañando. Debería saberse que el Estatuto de la Corte Penal Internacional dice que el exterminio incluye la privación del acceso a las medicinas. Así que cuando una empresa farmacéutica adquiere una patente novedosa para eliminar o aliviar el cáncer y luego, consciente y deliberadamente, no produce el medicamento que se deriva de esa patente, o lo encarece, deberíamos de hablar de delito contra la humanidad y, más concretamente, de exterminio.

José Miguel Ayllón Camacho
(Madrid)

Presidente de la Asociación Nacional de Víctimas de Delitos Violentos. Secretario de APREBLACA. Perito Judicial en Derecho. Ex miembro de los Tribunales de Acceso a la carrera Fiscal y de Secretarios Judiciales


Estamos completamente de acuerdo con usted. Solo que, ¿quién presenta las denuncias? ¿Los Gobiernos? Impensable. ¿Los partidos políticos? Imposible. ¿La Fiscalía Anticorrupción? Sin comentarios. ¿Los colegios médicos y farmacéuticos? Jamás lo harían. ¿Las organizaciones de consumidores? Nunca han osado ir contra las empresas farmacéuticas. ¿Personas individuales? Muy pocas en el mundo tienen el dinero necesario para ello y las que lo tienen no lo han hecho jamás. En fin, podríamos seguir así hasta el infinito. Para que eso fuera posible haría falta gente con valor, tiempo y dinero. Así que, ¿alguien pone el dinero?

Sr. Director: tengo 35 años y he descubierto recientemente su revista y la web. Me parecen muy interesantes porque dan un enfoque global a la Medicina poniendo especial énfasis en tratamientos alternativos y naturales. Les cuento mi caso: a los 23 años me diagnosticaron una faringitis crónica seca (no respondía a los tratamientos convencionales) y aunque puede parecer una enfermedad menor tenía bastantes molestias en la garganta de forma continua. Hasta que un día un médico me dio un tratamiento a base de vitaminas A, B, C y E así como glicofosfopeptical. A los 15 días la supuesta faringitis crónica había desaparecido. Casi no me lo creía: lo que los médicos calificaban de "incurable" tenía solución con unas "simples" vitaminas y ese glucopéptido. Sin embargo, este año tengo un dolor intenso en la zona del cuello y me han diagnosticado una atrofia de la mucosa faringe-laríngea y eritema en la zona laríngea posterior por reflujo gastroesofágico (parece que mi esfínter esofágico inferior no cierra muy bien), reflujo que agravé con la ingesta de bebidas de cola, bollería industrial y chocolate habiéndome ya dado cuenta de las consecuencias de una mala alimentación sobre la salud. Investigando por Internet he visto que el reflujo puede ser una de las causas del asma, de la tos crónica y de laringitis posterior. Llevo cuatro meses con antiácidos por la mañana y por la noche y he mejorado pero sólo parcialmente porque el dolor persiste. Mi pregunta es la siguiente: ¿existiría algún remedio natural capaz de ayudar al cuerpo a regenerar esa mucosa atrofiada y que ha sido quemada por los ácidos del estómago? ¿Y para aumentar el tono del esfínter esofágico inferior? (perdón de antemano si ya han tratado este tema anteriormente). Muchas gracias y un saludo.

David Vaquero
(Lérida)

Mire, David, no se trata de poner "parches". Todo tiene su causa. Y en lo que se refiere a lo que nos comenta las posibilidades que vemos en principio son dos: o es alérgico o intolerante a algo o sufre la carencia de alguna sustancia. Le sugerimos que indague en ambos sentidos. En el primer caso mediante los tests correspondientes -de los que hemos hablado muchas veces- y en el segundo siguiendo un tratamiento ortomolecular (pregunte por algún especialista cercano a su domicilio en el 96 392 54 55). La otra posibilidad es plantearse un tratamiento integral con un experto en Medicina Tradicional China. Hay ya muchos y buenos en España.


Querido señor Campoy: he procurado durante bastante tiempo no importunarle con esta carta ya que entiendo que usted y sus colaboradores están para otro tipo de consultas pero con frecuencia las situaciones no son fáciles ni sencillas y cuando la medicina oficial es tan hostil a los legos nos es muy difícil saber el camino a tomar. Yo he buscado pero no doy con soluciones... o quizás éstas no existan. Mi hermana padeció desde muy jovencita unas anginas muy fuertes que poco a poco fueron derivando hacia unas fiebres reumáticas. Se las extirparon a los 24 años -ahora tiene 47- y los episodios desaparecieron. Por entonces a mi madre, con 60 años, le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer. No voy a relatarle lo que han supuesto estos veinte años porque se lo imaginará pues una vez asumido el desinterés y el desahucio por parte de los médicos nosotros seguimos por otros caminos. En el 2004, un poco antes de morir mi padre de cáncer (que por cierto, Sr. Campoy, siempre le tuvo gran aprecio por su amabilidad cuando telefónicamente le indicó dónde dirigirse para adquirir el Bio-Bac y aunque al poco provocaron el escándalo y el asesinato de tantas personas le doy las gracias en su nombre), nos ayudaba en casa una chica sudamericana que traía a su hija pequeña con episodios catarrales agudos tratados por los pediatras con cortisona -sin comentarios- de modo que la enfermedad se había cronificado. Me temo que esto, después de veinte años de desvelos, no vino a ayudar a dos personas con una situación tan delicada. Mi padre murió en el 2004 y, cuando nos quisimos dar cuenta, mi madre a los ocho meses. A raíz de entonces mi hermana comenzó otra vez a padecer bronquitis, dolores de cabeza, cualquier catarro se le baja al pecho y empieza a tener algún episodio reumático además de padecer una sinusitis que no la deja respirar. Es angustioso. Desde enero a duras penas se ha ido recuperando pero si alguien tose a su lado o hace un poco de fresco ella vuelve a recaer. Parece que ahora, con la temperatura más cálida, se va manteniendo un poco pero apenas puede dormir por la noche porque tiene la nariz totalmente taponada y apenas le pasa el aire. En esta situación temo la llegada del mal tiempo. ¿Sabe usted si la Acupuntura ayudaría para resolver este problema? Le agradecería que me dijese a quién podría recurrir. Y, por último, quería decirle algo que no sé si le reconfortará: probablemente cuando usted fundó su revista pretendía divulgar, informar y denunciar para que parte de la población, hasta ahora engañada, conociera la realidad y tuviera más datos para decidir sobre su vida y la de los suyos. No se desaliente señor Campoy si tiene la percepción de que entre los políticos, los poderes fácticos e, incluso, algunos de sus lectores le hacemos pensar que se consigue poco. Institucionalmente puede que convenga que las cosas no cambien pero lo que sin lugar a dudas ustedes están consiguiendo con su revista es, además de abrir los ojos a muchos -y eso es imparable-, salvar y dar calidad de vida a muchas personas. Y esto se lo digo por experiencia. Se lo agradezco de todo corazón y mucho ánimo, Sr. Campoy. Un abrazo y gracias.

Cristina D. Sánchez
Alcalá de Henares (Madrid)

Gracias por sus palabras. Aunque mucha gente no lo crea nosotros no buscamos reconocimiento alguno. Simplemente actuamos en conciencia. No hay mayor satisfacción en la vida -créalo- que ser honesto y actuar con ética. Quizás uno no se enriquezca materialmente con ello pero sí espiritualmente. Y a nosotros no nos seduce nada ser los más ricos del cementerio. En lo que se refiere a su hermana -y atendiendo a lo que nos cuenta- creemos que sería buena idea plantearse dos cosas: un tratamiento anatheorético (lea en nuestra web -www.dsalud.com- el reportaje titulado Las claves de la enfermedad que publicamos en el nº 2 de la revista) y hacerse un chequeo bioenergético. En el primer caso pueden sugerirle a alguien experto en el Centro Anatheoresis que dirige Joaquín Grau (91 522 89 09)- y en cuanto a lo segundo volvemos a reiterar que en Madrid hay varios médicos de confianza que lo pueden hacer como es el caso de los doctores José Luis Castillo Recarte (91 532 89 32), Santiago de la Rosa (91 431 35 16), Luis García Cremades (91 344 01 80), Domingo Pérez de León (91 597 40 30) o Mauricio Ospina (637 87 25 07), entre otros.


Sr. Campoy: como no puedo pasar sin leer su revista de nuevo la estoy comprando. En este momento estoy repasando el nº 96 en la que contesta a mi carta. En ella me dice con ironía: "Me consuela saber que el ahorro de 50 céntimos cada mes le permitirá al menos tomarse un café cada dos meses". Pues, ¡tiene Ud. razón! Merece la pena seguir adquiriendo la revista aunque cueste 3,50 €. Otra cosa: llevo muchos años sufriendo una EPOC que me produce varias veces al año infecciones respiratorias graves que me ponen al borde del "abismo". También hace dos años tengo hongos en los oídos. Parece como si tuviera deprimido el sistema inmune. ¿Existe algo para fortalecerlo? Por otra parte, me parece una idea formidable la ONG que han creado. Con profunda satisfacción colaboro con diez euros. Me siento muy orgulloso de hacerlo. Sé que es una cantidad ridícula y espero sepa disculparme pero no puedo colaborar con más. Ud. sabe por qué pues ya he comentado otras veces cuál es mi situación económica. Por cierto, ¿sería bueno para mi problema beber agua destilada de la que se compra en las ferreterías? Porque yo no tengo aparato para hacerla al vapor. Un cordial saludo.

Fernando Benítez Valdivia
San Roque (Cádiz)

Nos congratula que no haya dejado de leer la revista y que se haya tomado con tan buen ánimo la clara ironía de aquella respuesta. En cuanto a su contribución a la recién creada Asociación Mundial para la Investigación del Cáncer tenga por seguro que se valora en su justa medida. Sabemos muy bien que en el mundo hay gente que contribuye con lo que le sobra y otra que lo hace incluso con lo que necesita para sobrevivir. Ambas ayudas son importantes pero el valor espiritual de la segunda es evidentemente muy superior. En cuanto a sus nuevos problemas físicos debe usted acudir a un médico. Porque, ¿tienen relación sus infecciones respiratorias con la de los oídos? ¿Se deben realmente a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que padece? Hay que averiguarlo y para eso tienen que analizar en persona su problema. En cuanto a la pregunta de si hay medios para subir las defensas del sistema inmune inferimos que es una pregunta retórica y que usted conoce la respuesta. ¡Hay muchísimos! Y hemos hablado de casi todos en la revista por lo que no tiene más que repasar lo publicado en nuestra web. Claro que todos cuestan dinero y ése a usted no le sobra. Mire: hay dos "productos" que suben notablemente las defensas: el gazpacho y las macedonias de frutas. A nuestro juicio no hay mejores productos.


Sr. Campoy: habiéndome informado a través del nº 96 de su revista -de la que con regocijo soy suscriptor- sobre la constitución de la World Association for Cancer Research (WACR) me dirijo a Vd. para felicitarle efusivamente por ello. Y no sólo por su presidencia -que, inevitablemente, parece ser un "dar la cara"- sino por la asociación misma al tiempo que por todo su trabajo en medio de esta selva inhumana, alienada y, en definitiva, más propia de unos simios cretinos -prepotentes- y perversos que La Tierra de una Humanidad… Y Vd. concretamente, en medio del desvarío criminal del parafernálico "mundillo" de la "medicina oficial". Entiendo, al ver las actitudes ¡increíbles! de la mayoría de las gentes en general (lo que suele producirme una opinión tantas veces pesimista de la evolución tan involutiva de este mundo) que las personas que conservamos una mente mínimamente clarividente, lúcida y no manipulada pongamos nuestro empeño, nuestra vida, en la "lucha" por contribuir al posible renacimiento -en la medida de nuestras posibilidades y cada cual en nuestro "puesto de combate" (¡caramba, yo que soy antimilitarista!)- de este mundo moribundo, manipulado y destrozado por unos insensatos criminales: es la lucha de David contra Goliat ("ese incircunciso que injuria la Creación de Dios…" 1S 16, 37). Sirva también la presente para considerarle mi solidaridad "de facto" en esta "hercúlea" batalla y que llegado el caso de que la responsabilidad de la presidencia de la recién estrenada WACR le llevase a "ser metido en la cárcel" (al leer la frase en el artículo me ha surgido instantáneamente el sentimiento escalofriante e inequívoco de estar viviendo en medio de un mundo absolutamente fascista…) cuente conmigo para cualquier cosa en su defensa. Oiga, e incluso en el peor de los casos, para acompañarle a la "trena"… ¡Faltaría más! A nivel personal he de añadirle que hace casi 30 años murió mi hermano con 22 -iba a decir de un linfosarcoma pero corrijo- de la criminalidad médica que nos ocupa… Un primer gotero del IBC pareció comenzar a remontarle de forma sorprendente pero… el siguiente gotero fue una especie de "gaseosa" como mínimo inoperante e incluso muy molesta -le escocía tremendamente al comenzar a entrar en su torrente sanguíneo-. Murió tras tener que abandonar sus estudios en Deusto en el tercer año y volver a casa con un aspecto absolutamente "biafreño" para morir (¿ser asesinado?) meses después, un 2 de septiembre, coincidiendo en la misma fecha que lo había hecho el Dr. Blanco Cordero. NO quiero, bajo ningún concepto, abrir la puerta de mi corazón a la venganza pero llega el tiempo ya, ansío su llegada de "arruinar a los que arruinaron la Tierra"… (cfr. Ap 11,18) Reciba el más cordial de mis respetos.

Ernesto Martín Martínez
(Zaragoza)

Los simios no son cretinos y prepotentes. Son sólo animales con una capacidad de raciocinio y consciencia menor que la de un ser humano. Y los actos negativos que cometen no suelen obedecer, como en nuestro caso, a una voluntad libre y consciente. Por otra parte, las personas a las que usted se refiere no son en realidad sino individuos con un escaso grado de evolución y por ello, simplemente, más cercanos en la escala evolutiva a un animal -irracional- que a un ser humano -racional-. Otra cosa es que el nivel de consciencia general de nuestra sociedad esté muy lejos de lo deseable. En eso tiene usted razón. Pero también vivimos en una sociedad donde la gente no hace uso de la libertad que tiene; por ejemplo, la libertad de pensamiento. Por eso muchos piden, en compensación, la libertad de palabra. Comprendemos muy bien su sentimiento de frustración.


Sr. Director: un marcapasos se consideraba conveniente incrustar en mi pecho. En mi vida normal, muy activa para mi edad, no tenía síntomas de clase alguna. Así que en esas circunstancias se me ocurrió escribir en consulta a la acogedora revista Discovery DSALUD la que, con puntualidad y su precisión acostumbrada, concretó su razonada prescripción que, dentro de mi ignorancia, encontré sencilla y acertada. En ella se me recomendaba, entre otras cosas, que posase sobre mi plexo solar un colgante con un cuarzo rosa lo que acepté desde el primer momento. Bueno, al principio me olió a algo así como brujería pero finalmente me puse a buscar el cuarzo rosa -algo difícil aquí en Cáceres- hasta que, pensando en la calidad de la gema, me fui a una linda tienda de Tous propiedad de un buen amigo y allí encontré lo que con ansia buscaba: un precioso colgante de cuarzo rosa engarzado en plata. Por cierto, la presencia del precioso metal, ¿puede trastocar el sortilegio? -ruego respuesta-. Ni que decir tiene que en cuanto tuve la preciosa y estimada joya en mi poder la coloqué sobre el centro de mi ser mientras seguía el tratamiento ortomolecular prescrito por D. José Ramón Llorente. Y me atreví a colgarme el cuarzo sin su aprobación por esa dudilla que me causaba tan rara prescripción pero la noche de marras me hizo pensar en los misterios de la joya de mi corazón. Lo digo por la proximidad al mismo y lo hago con el respeto que se ha ganado, con la salida de todo con nocturnidad que me ha jugado. Todas las noches, desde que tengo la joya, me despojo de ella al acostarme pero, sin pensarlo, la noche de autos se me olvidó quitármela. Me di cuenta pero la pereza y lo bien que de día me trataba mi nuevo acompañante me enroló. Sin pensar más, en busca del sueño, pensando que se comportaría con el buen estilo que prodiga durante el día, a eso de las cuatro de la madrugada, a vejiga llena, me fui a evacuar, momento que aproveché para poner una gota de lágrima artificial en mis secos ojos. Mientras resolvía estas emergencias noté una cosa extraña en mi caja torácica: el corazón marchaba más aprisa de lo normal, no estaba a gusto y, decidido, expulsé el "brujo" de mi pecho, lo arrojé sobre la mesilla, me apliqué unos puntos tranquilizantes de Shiatsu y me dormí tranquilamente. La inesperada y demostrada actividad del "cuarzo rosa" que creía poco menos que inerte antes descrita es motivo de sorpresa, admiración y respeto. ¿Sucederá siempre en las mismas circunstancias, de igual forma? ¿O lo sucedido por una vez fue propia fantasía o un sueño o pesadilla? Tres cuestiones plantea lo expuesto: la planteada en el anterior punto, el engarce del precioso metal plata ¿perturba la acción del cuarzo? y ¿hay contraindicación en el empleo del colgante mientras se duerme?

Fernando Leal Osuna
(Cáceres)

Como ya explicamos el cuarzo vibra a 60 ciclos por segundo y al estar en el plexo solar, por biorresonancia, el corazón se acompasa a él para terminar latiendo a 60 pulsaciones por segundo que es su ritmo ideal. Se trata de pura Física y no de magia aunque la inmensa mayoría de los médicos lo desconozca ya que la formación que reciben en las facultades de Medicina está muy parcelada e increíblemente limitada. Sin olvidar que se halla desfasada. Los actuales planes de estudio de los aspirantes a médicos deberían ser modificados radicalmente pero esa necesidad no se quiere afrontar porque no le interesa a la industria farmacéutica. ¿Tiene alguna explicación que el corazón le latiera más rápido la noche que nos relata? Sinceramente, no. Debió ser casualidad ya que no tenemos noticia de que el cuarzo pueda provocar reacciones adversas. Lo que sí puede interferir es la plata. Son muchas las personas alérgicas o intolerantes a ese metal. Puede pues sustituir el engarce por oro o introducir el cuarzo en una bolsita de algodón, cerrarla y usar como cadena un cordón de algodón. Los tiene en cualquier mercería.


Me permito dirigirme a Vds. en nombre de un pequeño grupo de trabajadores de las compañías Gas Natural, Aguas y La Caixa de Barcelona ya que estamos padeciendo desde hace unos meses trastornos físicos como Lipoatrofia Semicircular y otras patologías provocadas por los campos electrmagnéticos. Lo hemos formado con la intención de poder luchar de alguna manera contra las administraciones que permiten que estemos trabajando rodeados de esos campos faltando a la Ley del 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales en cuanto a la protección del trabajador se refiere. Sabemos los esfuerzos que ello nos va a representar dados los niveles autorizados permitidos pero somos de la opinión de que cuantos más seamos más fácil nos será conseguir el objetivo. A la vez, conocedores de que necesitamos ayuda y colaboración brindamos nuestro esfuerzo y participación en esta lucha que debería ser la de todos. Por nuestra Salud,

Carlos Perona Giménez

Nos alegra su iniciativa. Y hay tres posibles vías que tomar en ese sentido: concienciar a los periodistas -aunque a la mayoría luego no les dejarán publicar lo que averigüen-, concienciar del peligro a los políticos -tarea casi imposible además de inútil porque también los partidos están mediatizados por las grandes empresas del sector- y acudir a los tribunales. De las tres ésta es la única que podría dar resultados pero ello pasa por encontrarse con jueces que no se contenten sin más con las explicaciones oficiales y las afirmaciones de los "expertos" seleccionados a dedo por las empresas y las autoridades de turno; es decir, encontrarse con jueces independientes y con ética que no se presten a apaños. Sin duda existen. Ahora bien, ¿dónde están?


Sr. Campoy: me ha parecido muy bueno el artículo Los médicos avisan: llevo 32 horas sin dormir. ¿Te opero? Solo que el tema lo agrava el acoso laboral que está sufriendo en algunas comunidades autónomas el personal sanitario. Acoso que no les permite ponerse siquiera enfermos. Es el caso en Andalucía y, más concretamente, en el Campo de Gibraltar donde el personal que está de baja médica es requerido a los pocos días por la Inspección Médica de Algeciras y el enfermo tiene que desplazarse para recibir a continuación el parte de alta. Esto es práctica del SAS (Servicio Andaluz de Salud) con su propio personal. Se han dado casos de celadores que, con el brazo escayolado, han tenido que reincorporarse. Incluso los sindicatos hablan de enfermos que estando en la UCI han sido requeridos para que se presenten en la Inspección. Es una situación denunciada muchas veces, últimamente en la sección de Cartas al Director del diario El Faro. En suma, los inspectores sanitarios desautorizan a los médicos dando altas en contra de la opinión de los especialistas y sancionando a los trabajadores (que, por cierto, están pagando una Seguridad Social y unos servicios médicos de los que se les priva en estos casos) a no poder recibir bajas de su medico de cabecera o especialista debiendo para ello acudir a la Inspección, a menudo distante varios kilómetros de su domicilio, para solicitar una nueva baja en caso necesario. Falla el sistema en sí, interna y externamente. Atentamente

Manuel Menéndez Menéndez

Dejamos constancia también nosotros de su denuncia. Pero si la Gestapo sanitaria de nuestro país hace lo que le viene en gana es porque nadie pone freno a sus abusos y actúa con total impunidad. Los médicos y los sindicatos de trabajadores deberían denunciar ante la Justicia sus actuaciones irregulares y/o ilegales. Mientras todo el mundo espere "a que alguien haga algo" y se crucen de brazos no hay nada que hacer. Es un sin sentido quejarse en los medios de comunicación y no en los tribunales. Y si el sistema falla es porque nadie hace otra cosa que quejarse y permite con su indolencia las injusticias. Así de claro. Va siendo hora de que la gente pierda el miedo y actúe. Sólo se pisa al que se deja.


Recuerdo justo el instante de la noticia en que se nos comunicaba que nuestro familiar tenía un carcinoma pulmonar no célula pequeña de estadio IV con metástasis pulmonar y que le quedaba menos de un año de vida. La única solución que nos dieron fueron sesiones de quimio o radio pero dejando bien claro que era muy posible que no las aguantara, es decir, que el único remedio, la única posibilidad de curación que la máxima responsable de Oncología del hospital nos daba, lo podía matar ¡Una auténtica esquizofrenia! Como yo ya conocía gracias a Discovery DSALUD otros tratamientos y posibilidades me puse manos a la obra y empezamos con ello justo después de pedir el alta voluntaria en el hospital. A fin de cuentas, ¿cómo iba a dejar que mataran a mi familiar? No me extenderé explicando el tratamiento puesto que es de sobras conocido por todo aquel que lee la revista y además hay un apartado en su web en la que hablan extensamente de ese producto y todo el proceso que hay en torno a él. También recuerdo -y no olvido- la cara que puso el médico en el último control que hicieron a mi familiar. La expresión fue "¡No me lo puedo creer, es increíble! Tengo que pedir más pruebas para contrastar estos resultados porque esto no puede ser". Sinceramente, me quedé alucinado con su reacción. Por un momento ese señor se bajó del "altar" en el que estaba y se doblegó ante la evidencia: el cáncer no sólo se había detenido sino que estaba desapareciendo poco a poco. En el rostro del médico vimos reflejado tanto asombro, tanta incredulidad, que tantos años de carrera a sus espaldas parecían no tener sentido, no ser suficientes para entender aquello. Fue una experiencia muy especial. Actualmente nuestro familiar sigue con el tratamiento y avanzando en su recuperación poco a poco. No tengo pues ni espacio ni palabras suficientes para agradecer lo que hemos conseguido con nuestro empeño y gracias al trabajo de la gente de Discovery DSALUD y de nuestro amigo Diego de Caldes por sus consejos. Y es por todo ello que quiero pedir -es más, ruego- a todos nuestros amigos y amigas lectores/as un pequeño gesto pero que se convertirá en una gran gesta sin lugar a dudas. Mi petición es la siguiente: que den a conocer a todos sus seres queridos, a todos sus amigos, a sus conocidos, a sus compañeros de trabajo, a cualquier persona que pueda necesitarlo esta revista que tenéis entre manos y, cómo no, www.dsalud.com. Cada número de esta revista es un auténtico torrente de información en cuestiones de salud, está llena de consejos que pueden salvar -y de hecho salvan- muchas vidas, derrocha valentía y gallardía plantando cara a auténticos monstruos y sistemas establecidos que a base de llenarse los bolsillos nos mienten jugando con nuestra salud y nuestras vidas. ¿Qué pensaríais vosotros de un familiar o un amigo que posee tan valiosa información y no la comparte con vosotros? La gente tiene derecho a saber que existen otros tratamientos, otras posibilidades para afrontar las enfermedades. También tienen derecho a saber de las malas artes que muchas veces se llevan a cabo con el negocio de la salud. La gente debe saberlo, debe conocer todas estas cosas y luego, por supuesto, decidir libremente. Pero para poder decidir bien se tienen que conocer las posibilidades que hay. Y dar a conocer esta revista y su página web es una gran solución. ¡Insisto! No es cualquier cuestión, estamos hablando en muchas ocasiones de salvar vidas así que sólo por eso ya vale la pena intentarlo. Prestar alguna revista que tengáis a alguien para que tenga ocasión de conocerla. Y recomendar la web. Yo, por ejemplo, os recomiendo encarecidamente que os leáis el Curso de Salud. Lo encontraréis en el menú de la izquierda, en la página principal. Bajo mi punto de vista, y si se me permite la expresión, en ese curso se ven plasmados los cimientos sobre los que están instalados nuestros amigos de Discovery DSALUD y su forma de trabajar. Un gran abrazo para todos/as.

Miquel Bueno
(Tarragona)

Hemos decidido permitirle desahogarse en público porque nos da impresión de que realmente lo necesitaba. Por supuesto, le damos las gracias por sus elogios aunque nos parecen excesivos. En cambio, en cuanto a la petición que hace a los lectores de ayudar a difundir la revista y la web no podemos hacer otra cosa que adherirnos. Nosotros mismos lo hemos solicitado muchas veces y debemos decir que sin mucho éxito. Ya nos gustaría decir que los lectores respondieron alguna vez a esa petición pero faltaríamos a la verdad. Al menos en el caso de la inmensa mayoría. Terminamos diciéndole que no estaría de más que hubiese mencionado el tratamiento que su familiar siguió porque no lo menciona ni una sola vez y hubiese podido orientar a otros lectores. En cuanto al Curso de Salud evidentemente mantiene su validez y por eso sigue en la web pero debemos recordar que se elaboró hace diez años y hay otros muchos datos que han aparecido desde entonces y de los que nos hemos ido haciendo eco que no se han incorporado a él. Como nuestros lectores saben la web recoge todo lo que hemos publicado sin cambiar una coma. Ello permite al lector valorar en su justa medida con el paso del tiempo muchas de las informaciones que publicamos y nuestras opiniones en cada instante. Y, sobre todo, comprobar que cuestiones que hoy empiezan a plantearse y valorarse por otros ya las habíamos nosotros adelantado, a veces con años de antelación. El caso del Bio-Bac, en ese sentido, es paradigmático. Nuestros lectores saben que llevamos años denunciando que no iba a juzgarse, que todo es una pantomima en la que hay detrás muchos intereses inconfesables y muchas personas que podrían ir a la cárcel por sinvergüenzas. ¿Nos equivocábamos? ¿Exagerábamos? Este mes de octubre se van a cumplir CINCO AÑOS de la vergonzosa Operación Brujo y ni siquiera se ha completado la fase instrucción. Un escándalo judicial del que nadie se hace eco. Y luego dicen que los medios de comunicación social son independientes en España...


 

NÚMERO 97. SEPTIEMBRE 2007.

Usted, Sr. Campoy, me salvó la vida. Por el mes de mayo del 2006 recurrí a usted por medio de mi hija Juana Mª a fin de que me indicase algún especialista para solucionar un problema de salud que llevaba arrastrando hacía varios meses. Su consejo fue recomendarme acudir a la consulta del Dr. D. Santiago de la Rosa y así lo hice. Me puse en contacto con él y me dio cita para el 12 de junio pero como estaba cada día peor no pude aguantar y el 5 de junio me personé en su consulta. Y nada más verme, me dijo: "Usted tiene una úlcera sangrante o algo peor". A continuación se puso telefónicamente en contacto con un amigo, me dio luego una carta para él y me dijo que me fuera de inmediato al Hospital Clínico San Carlos porque se encontraba allí de guardia. En la carta le decía que se me hiciese una endoscopia. El Dr. De la Rosa hasta nos indicó dónde debíamos coger el taxi para perder menos tiempo. Llegamos al Clínico sobre las 10 de la mañana y entré en Urgencias. Mi mujer entregó allí la tarjeta de la Seguridad Social y la carta para el Dr. Esteban -el médico al que nos había dirigido- y de inmediato me empezaron a hacer toda clase de pruebas. Dos horas y media después la doctora que me estaba atendiendo me dijo: "José, le vamos a mandar para casa porque en las pruebas y analítica no sale nada anormal; todo está correcto". Y yo, que casi no podía ya ni hablar ni moverme, le dije: "Doctora, no me diga eso: ¡si me estoy muriendo!". A lo que me respondió que no podía hacer otra cosa. En ese momento le repliqué que había entregado una carta en la recepción de Urgencias para el Dr. Esteban a fin de que se me hiciese una endoscopia y no me iba sin que me la hicieran. La doctora no dijo nada y se marchó pero al poco tiempo volvió y me preguntó cuánto hacía que no ingería alimentos. Le contesté que ocho o diez días. "¿Y líquidos?", insistió la doctora. Mi contestación fue que agua hacía unas tres horas, el tiempo que llevaba en Urgencias, a lo cual respondió que hasta las cuatro de la tarde no me podían hacer la endoscopia. Sobre las cuatro y veinte me subieron a una planta, se presentó el Dr. Esteban y me dijo que me iba a hacer la endoscopia tal como le había pedido el Dr. de la Rosa. Al principio decía que no se veía nada pero al fin indicó a los que estaban con él que detrás del píloro había una úlcera sangrante del tamaño de un elefante. Desde ese momento todo fue muy deprisa. Me subieron al quirófano y el Dr. Esteban eligió el cirujano que me iba a intervenir. Todo fue bien. Sin embargo, a los dos días tuve una fiebre bastante alta y decidieron operarme de nuevo. Y ante la necesidad de una nueva intervención llegué a pensar que mi ciclo vital se había terminado. Pero no fue así. Gracias al Sr. Campoy y al Dr. De la Rosa, al que desde entonces llamo Santiago Salvador. Por todo lo dicho creo que, volviendo al principio y aunque otros también hicieron lo suyo, lo cierto es que usted fue el principio de la cadena. Luego usted me salvó la vida, Sr. Campoy.

José Núñez Vecino
Garrovillas (Cáceres)

Es usted muy amable y enormemente generoso en su apreciación pero son los médicos que le atendieron -especialmente el doctor Santiago de la Rosa- quienes hicieron todo ello posible. Hay que tener muy buen ojo clínico para darse cuenta de algo así sólo con verle la cara y escuchar los síntomas. Y demuestra una vez más hasta qué punto los médicos se equivocan al fiarse más de los modernos medios diagnósticos que de escuchar al enfermo y usar el sentido común. Como demuestra hasta qué punto es una irresponsabilidad criminal que la inmensa mayoría de los médicos que trabajan en los servicios de Urgencias de los hospitales sean licenciados recién salidos de las facultades sin experiencia alguna. Por mucho que el responsable de guardia del servicio sí sepa lo que hace. En cuanto a usted, ¿qué decirle? Pues simplemente que nos alegra de verdad que haya superado el trance y que la sugerencia que en su momento le hicimos haya sido esta vez tan útil. Le deseamos la mejor de las recuperaciones.


Estimados amigos: mi esposo y yo somos suscriptores y leemos la revista cada mes con auténtica devoción. Quisiera pues, antes de nada, transmitirles nuestro reconocimiento y agradecerles su dedicación y buen hacer. Soy consciente del innumerable correo que reciben y por eso llevo algún tiempo sopesando la conveniencia de remitirles la presente. Mientras he intentado encontrar alguna solución a un problema que viene padeciendo mi madre, de 71 años, con dolores fortísimos en ambos pies que le impiden andar con normalidad. En el centro de salud que le corresponde lo atribuyeron a un problema circulatorio y le recetaron paracetamol para el dolor y un medicamento específico para la circulación. Tuvo una mala reacción al paracetamol y suspendió el tratamiento. Como no obtenía ninguna mejoría acudimos a la consulta de otro médico y éste, tras las pruebas de rigor, concluyó que se debía a los juanetes que le deformaban los pies y a una descalcificación ósea. El tratamiento prescrito fue Calcium Sandoz Forte, Fosamax, Antoprazol Madaux 40 mg. y Adolonta. Pero al iniciarlo tuvo otra reacción, aún mas virulenta, teniendo que acudir al servicio de Urgencias del hospital donde lo relacionaron con el Adolonta así que lo sustituyeron por otro analgésico. Ha transcurrido el tiempo, el dolor continúa y ya no sabemos dónde acudir por lo que rogamos tengan a bien indicarnos, si es posible, una terapia a la que recurrir o bien un profesional que pueda ayudarla. Por si fuese de interés, además de la medicación citada está tomando Ecazide para la hipertensión, Emconcor para la arritmia y Duotrav para la tensión ocular (por antecedentes de glaucoma). Les agradezco de antemano su interés. Saludos.

Emilia Fontenla Castro
(Pontevedra)

La verdad es que resulta increíble que alguien pueda tomar tantos fármacos a la vez y siga vivo. ¿Son ustedes realmente conscientes de los graves efectos de los fármacos? ¿Y de lo que pueden provocar las interacciones entre ellos? ¿Leen los prospectos? Ya sabemos que resulta mucho más cómodo "confiar" en el médico, es decir, pasarle la responsabilidad de decidir pero no es ése el camino más inteligente. A fin de cuentas salvo honrosas excepciones la mayor parte de los médicos sólo saben recetar fármacos paliativos que no curan nada. ¿Cuántas veces lo habremos dicho? ¿No le parece significativo que ante el mismo problema un médico diga que se debe a un problema circulatorio y otro a juanetes y descalcificación? Es obvio que al menos a uno de ellos habría que retirarle la licencia. Mire, lo primero que debería hacer su madre es dejar de tomar tanta sustancia tóxica y averiguar qué le pasa realmente. Y tiene usted a nuestro juicio dos alternativas: encontrar a alguien realmente competente en algún hospital público de Galicia o acudir a un centro o consulta privada donde tenga la certeza de que al menos averiguarán qué tiene su madre... pagándolo. Debe ser usted quien valore si le compensa. Nuestra sugerencia es que consulte en la Clínica Euroespes (981 78 05 05). Sólo el test farmacogenético que hacen allí le permitiría saber a qué analgésicos -y otros fármacos- es intolerante su madre. Ánimo y suerte.


Apreciados amigos: he leído con interés el artículo sobre la Dieta Budwig que apareció en el nº 94 ya que a mediados de los años 70 estuve trabajando como médico en una clínica naturista alemana donde a los enfermos de cáncer se les daba de desayuno la famosa crema de aceite de lino con requesón. Incluso dispongo de dos libros en alemán de ella. Quisiera, no obstante, hacer un par de comentarios. El aceite de lino se enrancia muy pronto y hay que tirarlo enseguida por lo que es económicamente preferible tomarlo en forma de cápsulas que lo aíslan del oxígeno ambiental. En cuanto al requesón es problemático ya que no es fácil encontrarlo en las tiendas de comestibles. El nombre alemán Quark es un tipo de queso fresco que es en lo que se basa la fórmula original de Budwig. Otro problema es que el queso contiene caseína que actúa como factor de crecimiento lo cual no es muy aconsejable en pacientes con cáncer. Si lo importante es que el aceite de lino se acompañe de aminoácidos azufrados -cistina, metionina, etc.- para mejorar su biodisponibilidad hay otros alimentos que son buenos suministradores como los lácteos, los huevos, los frutos secos (semillas de sésamo, nueces del Brasil, pistachos, anacardos, semillas de girasol...), los cereales (mijo, arroz, germen de trigo, trigo integral, etc.) y los champiñones. Sin tener pues que recurrir a fuentes de proteína animal, siempre problemáticas en este tipo de enfermos. Por otra parte, quisiera finalmente destacar que la hipótesis del Premio Nobel Otto Warburg de que la falta de oxígeno es el principal iniciador de los procesos cancerígenos estuvo siempre en discusión por la comunidad científica pero hace poco menos de un año estudios de laboratorio han demostrado que es correcta como han publicado diversos medios de comunicación alemanes. Cordialmente,

Frederic Vinyes

Le agradecemos sinceramente su aportación, sin duda alguna útil. Es más, precisamente porque somos conscientes de la dificultad que usted plantea estábamos ya elaborando un artículo que publicamos en este mismo número en el que explicamos cuál es la fuente más eficaz de ácidos grasos omega 3 que son los que necesita el organismo para las patologías a las que usted se refiere. Y en él justificamos por qué a nuestro parecer lo idóneo actualmente es el aceite de krill, producto cuya excelencia se debe en buena medida al método de extracción hace poco desarrollado que permite conservar todas sus cualidades. Y estamos seguros de que si la doctora Joanna Budwig no lo dijo así es porque cuando ella hizo su trabajo no existía tal método. Quede constancia en todo caso de su sugerencia por si alguien prefiere seguir ingiriendo el aceite de lino con proteínas sulfuradas. En cuanto a la reciente corroboración de la afirmación hecha en su día por Otto Warburg sobre la importancia de la ataxia o falta de oxígeno en el crecimiento de las células cancerosas lo conocíamos. Y de hecho, como usted sin duda sabe, hemos insistido en ese punto en varios de los artículos publicados sobre cáncer.


Estimados amigos: os felicito por vuestra gran humanidad. Gracias por ser tan cercanos a todos los lectores. Yo os siento ya como verdaderos amigos. El motivo de mi carta está relacionado con la Homeopatía: ¿no sería posible dedicar una sección a ella como con la Medicina Ortomolecular? Estaría muy bien saber cómo los especialistas en ella tratan los diversos problemas de salud y, sobre todo, qué productos son más adecuados para cada problema. Aunque habéis hecho algunos comentarios no acabo de entender bien en qué consisten los remedios de fondo. ¿Qué podéis contarnos? ¿Es cierto que los remedios de fondo suelen definir una personalidad? Lo mismo me ocurre con la Homotoxicología. ¿Podéis hablarnos un poco más sobre los nosodes y los suis? ¿Tenéis constancia de en qué casos muestran una notable efectividad? Por último, ¿qué remedios homeopáticos suelen ser los adecuados para la menopausia y, concretamente, para los sofocos? ¿Y para el asma y las alergias respiratorias? Un abrazo.

Olga Tocino

Hace unos años decidimos limitar el número de secciones de la revista porque nos obligaba a dedicar espacios cada mes a temas que muchas veces carecían de inmediatez cuando otros más urgentes requerían una atención prioritaria o de mayor alcance. Corríamos el riesgo de convertirnos en una enciclopedia de entrega mensual en lugar de ser una revista de actualidad. Por eso limitamos al mínimo las secciones. Sobre los fundamentos de la Homeopatía y de la Homotoxicología ya hemos hablado y los puede leer en nuestra web -www.dsalud.com- a la que acabamos de subir un recuadro explicando la manera de encontrar con facilidad lo que los lectores quieran buscar; aprovechando para ello las herramientas tecnológicas que Google pone gratuitamente a disposición de todos sus usuarios. Debe saber, finalmente, que la arraigada idea de que existe un fármaco para cada enfermedad o síntoma es falsa. En la Medicina alopática o farmacológica -que algunos denominan pomposamente "científica"- como en la Homeopatía, la Fitoterapia o la Medicina Ortomolecular. Existen enfermos, no enfermedades. Y cada persona requiere un tratamiento personalizado a su estado, situación y características. Otra cosa es que haya, en efecto, productos que sean útiles a nivel general para aliviar, prevenir o ayudar en patologías concretas pero creer que por ingerirlos sin más uno va a resolver su problema es generalmente falso ya que de lo que se trata es de testar el estado de salud de alguien para equilibrarlo de manera global. No se trata de sustituir el analgésico farmacológico por el analgésico fitoterapéutico u homeopático, se trata de averiguar por qué -en el caso de este ejemplo- esa persona tiene dolor para poder buscar a la causa y afrontarla.


Estimado Sr. Campoy: estoy totalmente desolada y confundida. Tengo en mi entorno una persona con cáncer de mama operada hace 2 meses y ahora con quimioterapia así como otra recientemente diagnosticada con una AR cuyo mayor problema son las muñecas. Estoy asustada y totalmente confundida porque sin ser lectora asidua de su revista tengo en mis manos los números 92 y 93 y no sé si aconsejarles que visiten al doctor Abbas, al profesor Blomgren o, simplemente, la compra de las gotas Green Sap que se anuncian en la revista. Les quedaría muy agradecida si me ayudan con sus conocimientos a salvar la vida de una persona y mejorar la calidad de vida de la otra. Atentamente,

Mª Trinidad Fernández Santurce
(Vizcaya)

Mire, son miles las personas que en los años que llevamos en la calle nos han hecho preguntas similares a la suya por teléfono, fax, carta, e-mail... Y vamos a resumir lo que entendemos que se debe hacer en estos casos. Ante todo, informe a la persona que tiene el problema -familiar, amigo o conocido- que para afrontarlo existen alternativas que probablemente no conozcan ni él ni su médico. Y que puede acceder a esa información entrando gratuitamente en nuestra web: www.dsalud.com. Porque es él -y no el familiar o amigo que conoce nuestra labor- quien tendrá que tomar la decisión ya que es su salud y su vida. Y si carece de información y además ignora la credibilidad que puede tener nuestra revista tenga por seguro de que no va a escucharla. Hará lo que le diga su médico y punto. Incluso aunque se esté jugando la vida. Es enormemente difícil razonar bien cuando se tiene miedo. Y en nuestra sociedad no abunda ni la gente valiente ni la suficientemente independiente como para tomar la batuta de su vida. Como en su día explicamos la inmensa mayoría de las personas son abdícratas, es decir, personas que abdican de su derecho a tomar decisiones haciendo que las tomen otros, especialmente cuando son complejas o difíciles. "Haré todo lo que me diga, doctor". Tal es la frase más usual ante un problema de salud grave y que normalmente se basa en la carencia de información y conocimiento, en el miedo y en la creencia de que los médicos son profesionales superpreparados que saben curar casi cualquier enfermedad. Y nada más alejado de la realidad. Resumiendo, ha de ser la persona enferma quien pida ayuda. Si no lo hace ella no servirá de nada ni su esfuerzo ni el nuestro. Y lo primero que debe hacer ésta es informarse y formarse. Por eso precisamente -y ahora hablamos de cáncer que es lo que a usted le preocupa en este momento- publicamos el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo. Obra en la que además tiene una relación de médicos y terapeutas a los que se puede acudir ya que se dan direcciones, teléfonos, webs, e-mails... Y si no quiere adquirirlo no tiene más que entrar en el apartado Cáncer de nuestra web que es gratuita. Evidentemente la información es mucha y no está toda al alcance de cualquiera pero por eso siempre terminamos diciendo que lo suyo es optar por acudir a un profesional que le aconseje y oriente (no que decida por usted). En suma, nuestra sugerencia es que informe simplemente a las personas que tienen algún problema, a las que quiere y por las que se preocupa que hay alternativas que les convendría conocer. Y nada más. Aunque la angustia por la situación le quiera hacer ir más allá.


 

NÚMERO 96. JULIO - AGOSTO 2007.

Adquiero Discovery DSALUD desde el nº 16 y en estos cuatro años y medio he disfrutado con su lectura y aprendido a cuidarme aunque no siempre mi satisfacción ha sido completa ya que la salud no se recupera sólo con buenas intenciones; hacen falta recursos económicos fuertes porque la medicina natural es muy cara y no todo el mundo puede costearla. También su lectura me ha hecho comprender que la medicina no cura nada sino que es el propio cuerpo el que se cura por sí sólo aunque muchas veces sea necesario potenciar las defensas con ayuda de la medicina natural. La medicina química no puede hacerlo porque deprime el sistema inmunitario y con sus graves efectos secundarios puede llevar a la muerte a algunos pacientes. Me da mucha pena tener que decirle que debido a la subida de la revista y a mi pobre economía no puedo seguir comprándola mes a mes como había venido haciendo hasta ahora. Mi admiración y respeto para todo el equipo que forma la revista. No desmayéis y seguid adelante ya que estáis haciendo mucho bien. Y quiero agradecerles muy sinceramente la ayuda que me habéis prestado contestando a algunas de mis cartas. Abrazos para todos.

F. Benítez Valdivia

Agradecemos sus palabras y lamentamos sinceramente que una subida de cincuenta céntimos al mes -después de cuatro años- le impida seguir comprando la revista. Nos queda el consuelo de saber que ese ahorro le permitirá al menos tomarse un café cada dos meses.


Estimados amigos: quisiera saber si hay alguna manera seria y honesta de ver en qué estado real están mis arterias, mi aparato cardiovascular y mi corazón. Los chequeos, las analíticas y los medios de la medicina convencional no me convencen. Espero vuestra contestación. Muchas gracias y un fuerte abrazo.

Juan Manuel Esteve Palau

Pues tenemos que decirle que la única manera de comprobar con precisión lo que quiere saber es mediante un método de la Medicina convencional: el Tomógrafo Computado Volumétrico Multidetector. Se trata de un moderno sistema de diagnóstico de alta resolución que permite detectar anomalías en el interior del cuerpo con una precisión y rapidez inusitadas pues bastan 20 segundos para conocer el estado del corazón y un tiempo similar el de las arterias coronarias percibiéndose con precisión las placas de ateroma o la calcificación que haya en ellas. Hablamos de ello ya en un reportaje que apareció en el número 72 de la revista y que le invitamos a leer en nuestra web: www.dsalud.com Lo que entonces no dijimos y aprovechamos para explicar ahora es que para analizar el estado del corazón se utiliza una sustancia de contraste que si bien en la inmensa mayoría de los casos es inocua en algunas ocasiones puede provocar graves efectos -incluida la muerte- por lo que no se trata de una prueba que deba hacerse a la ligera y sin necesidad.


Estimados señores: soy asidua lectora de la revista cuyos artículos me han aportado no sólo conocimientos nuevos sino también beneficios prácticos… pero no para el tema que ahora expongo: tengo 60 años y me han diagnosticado una otoesclerosis con pérdida de audición en ambos oídos, sobre todo en el izquierdo que es ya de un 80%. Al otorrino que me trata en la Seguridad Social le he preguntado si esto tiene una solución más práctica que la del audífono y parece que la única sería la extirpación del estribo sustituyéndolo por uno de metal o porcelana. Y yo pregunto: si la intervención es a través del tímpano, ¿puede éste quedar perforado? Y si fuera así, ¿sería como tener permanentemente una herida abierta? ¿Podría haber rechazo? Y si hay que quitar la prótesis, aparte de quedarme sorda, ¿qué otras consecuencias tendría? Si conocen alguna forma más sencilla de solucionar el problema u otro tipo de intervención con menores riesgos por favor háganmelo saber antes de julio. Para esta operación la anestesia es general y no quiero tomar una decisión alegremente. Gracias de antemano,

María
(Bilbao)

No hay alternativa "natural". En cuanto a la operación que le proponen -cuyo riesgo de rechazo es mínimo- debe saber que si bien en el 90% de los casos con ella se recupera la audición... en 1 de cada 100 operaciones no funciona y se pierde por completo la audición del oído operado. La técnica quirúrgica más usada es la estapedectomía y puede realizarse con anestesia local o general. Depende de las características del paciente (nerviosismo, ansiedad, etc.) y de las preferencias del otorrinolaringólogo pero hoy la anestesia no suele ser un problema mayor. La intervención suele requerir ingreso hospitalario durante 24 horas y si todo evoluciona favorablemente se recupera la audición casi de forma inmediata. Eso sí, pueden aparecer síntomas de vértigo durante uno o dos días que se controlan bien con un tratamiento adecuado así como sensación de sabor metálico en la lengua si durante la intervención ha habido que manipular o seccionar el nervio denominado "cuerda del tímpano". Luego, en el postoperatorio, es fundamental evitar cualquier infección -porque puede provocar la pérdida de la audición- así como los cambios bruscos de presión atmosférica. Generalmente se espera un año entre operación y operación cuando hay que intervenir los dos oídos. Cabe agregar que si tiempo después volviese a perder la audición podría deberse a que la prótesis se haya descolocado o a que la cadena de huesecillos se haya vuelto a inmovilizar pero se puede resolver operando otra vez.


Estimado Director: felicidades por la revista y sus libros. Intentaré ser escueta. En relación al artículo Los peligros del glutamato monosódico publicado en el nº 89 me gustaría añadir que aunque el uso de aditivos en la alimentación está regulado y las empresas usan las dosis recomendadas a los consumidores nadie nos informa de las dosis máximas diarias recomendadas para no alterar nuestra salud. ¿Alguien avisa de que los efectos de los aditivos se suman, que no es lo mismo comer una ración de comida con E-621 -o cualquier otro aditivo- que dos, tres o más al día? Hagan la prueba, lean el etiquetado y anoten en un papel los aditivos que se tragan en un solo día. Se sorprenderán. Y eso sin tener en cuenta que alimentos como el pan, al que consideramos más natural, ya llevan su correspondiente dosis de aditivos en la harina y otros añadidos. ¿Por qué Sanidad no obliga también a mostrar la composición del pan reciente? ¿Por qué no obliga a poner en el etiquetado de los productos la dosis máxima diaria recomendada para el consumidor? Compraríamos menos productos procesados porque tomaríamos conciencia de que los aditivos son dañinos para el organismo. Y a la larga habría niños menos obesos, menos violentos y menos nerviosos. Además, ¿por qué Sanidad no obliga a informar también en la etiqueta de los tratamientos con gases a los que se someten algunos productos que presumen de no llevar conservantes ni colorantes? En definitiva, el consumidor tiene derecho a conocer todos los tratamientos a los que se someten los alimentos que va a ingerir, ya sean conservantes, gases, radiaciones o cualquier otro invento que usen. En segundo lugar le diré que comencé La Dieta Definitiva, no por obesidad sino por mi adicción al azúcar y tengo que felicitarle porque funciona. Pero funciona tanto que me asusté y dejé de hacerla. Perdí 4 kilos... ¡la primera semana! Y como me pareció una barbaridad (mido 1´65 y pesaba 64 kilos) perder tanto en tan poco tiempo la siguiente semana seguí la dieta todos los días… salvo el domingo. Perdí dos kilos más. La siguiente semana hice lo mismo y perdí otros dos más y decidí ir abandonándola poco a poco por miedo a consumirme. La adicción al azúcar remitió aunque tengo ansia de vez en cuando que me permito satisfacer pero ya de forma controlada. Y es verdad lo que se decía: en ningún momento me sentí débil ni cansada haciendo la dieta. ¿Qué he hecho mal? La he seguido al pie de la letra salvo en lo de hacer ejercicio. ¿Quizás debería haber seguido con ella? ¿Debería retomarla? Porque ahora peso lo mismo que al principio. Mi tercera consulta la hago porque evito siempre, en la medida de lo posible, ir al médico ya que cada vez que lo hago crece mi desengaño e indignación. Fui a la consulta por varios síntomas acumulados que, a mi parecer, podían estar relacionados: insomnio, dolores de cabeza diarios, contracturas en toda la parte izquierda de la columna (sobre todo a nivel lumbar y cervical que me arreglaba un osteópata pero vuelven a surgir), una especie de movimiento convulsivo involuntario de la cabeza hacia el lado derecho, palpitaciones por todo el cuerpo incluido el corazón… Tengo 45 años y he tenido mucho estrés en mi vida pero ahora no; soy nerviosa pero creo que lo he superado casi totalmente con meditación. Mi médico de cabecera no le da importancia a nada y me receta un antidepresivo ¡para los dolores de cabeza! porque me dice que son tensionales. Le digo que si eso es así lo que me debería recetar es un relajante muscular y me recomienda Diacepán… pero obvia todos los demás síntomas. Le he comentado que en la parte media de la frente, entre las cejas, noto bajo la piel como dos cordoncitos que llegan hasta la parte superior de la cabeza que duelen al tacto. Y que duelen mucho más cuando me duele la cabeza. Le pregunto qué puede ser y me dice que ahí no hay nada salvo el músculo de la frente. Yo no soy médico pero creo que debe haber algo más que ese músculo. Recientemente he descubierto que en toda la cabeza, bajo la piel, tengo bultos que me duelen al tacto y están más irritados cuando me duele la cabeza. No sé que hacer ni donde ir. Igual es una bobada, o es nervioso, o principio de Alzheimer, o Parkinson, o una hernia que me comprime algún nervio, o diabetes, o premenopausia o… ¡yo qué sé! No soy médico. Sólo sé que el dolor de cabeza y el insomnio me impiden llevar una vida normal. ¿Me podéis orientar? Recibid un afectuoso saludo y las gracias y felicitaciones por la inmensa labor social que desarrolláis.

Rosa Sánchez
(Madrid)

En cuanto a la dieta no debió asustarle esa pérdida de peso tan rápida porque ya en el propio libro se explica que eso ocurre al principio porque se pierde básicamente líquido, no grasa. Como se explica que una vez se decide dejar hay que seguir un tiempo las normas de la fase de mantenimiento. E igualmente se dice que hay que hacerla a rajatabla. Y usted decidió hacer la dieta a su gusto y no hizo la fase de mantenimiento por lo que volvió a recuperar lo perdido. ¿El problema? Sencillamente, que no hizo lo que se indica en el libro. Y eso que usted misma ha comprobado su eficacia. En cuanto a los múltiples problemas mencionados debe acudir a un médico que valore su estado porque son demasiados los síntomas. Nos permitimos sugerirle varios nombres de confianza en Madrid: José Luis Castillo Recarte (91 532 89 32), Luis García Cremades (91 344 01 80), Santiago de la Rosa (91 431 35 16), Domingo Pérez de León (91 597 40 30) y Mauricio Ospina (637 87 25 07).


Apreciado Sr. Campoy: ha sido un gran descubrimiento llegar a conocer la revista. Supone un soplo fresco de esperanza e ilusión para quienes como yo nos hemos topado, por desgracia, con la Medicina convencional. Y permítame que sea conciso ya que soy consciente de que este espacio es limitado y muy demandado: desde hace tres años tengo una Glomerulonefritis focal y segmentaria cuyo origen se desconoce. Después de haber probado con distintos tratamientos y ver como la Ccr pasaba de 100 a 54 al tiempo que empeoraban las demás constantes -urea, creatinina, albúmina, etc.,- me han propuesto que tome inmunosupresores. Y ante alternativa tan agresiva -que además no ofrece garantía de que sea la solución- he optado por la Medicina Alternativa -¡vaya ironía llamar alternativa a la que cura de verdad!-. Así que llevo nueve meses siguiendo un tratamiento que combina Homeopatía, Fitoterapia, Nutrición Ortomolecular, Hidroterapia y una dieta baja en proteínas animales. Tengo ilusión y esperanza pero nueve meses se hacen largos aunque tengo que reconocer que se empiezan a ver pequeños avances. En todo caso no quiero hacerme falsas esperanzas, máxime cuando la medicina convencional me lo ha puesto tan mal que me dicen que ni con un transplante de riñón se soluciona el asunto. Díganme pues: ¿dentro del amplio espectro de alternativas y métodos que utilizan los especialistas y/o colaboradores de la revista así como los que aparecen en el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo, ¿hay alguno que sea apropiado para tratar esta enfermedad? ¿Me pueden hacer alguna recomendación, bien instrumental y/o de especialista, que tenga resultados positivos? Agradeciéndoles de antemano el tiempo dedicado aprovecho la ocasión para mandarles un afectuoso saludo.

Aingeru
(Bilbao)

La Glomerulonefritis focal y segmentaria -o Glomerulopatía colapsante- se achaca a una infección por el parvovirus B19 que pertenece a la familia Parvoviridae. El problema es que actualmente no se dispone aún de un método para su aislamiento. Normalmente no es necesario tratamiento aunque a veces se recurre a medicación sintomática con antiinflamatorios no esteroideos cuando hay artralgias. El problema es cuando se está inmunodeprimido; en tales casos se suele administrar inmunoglobulinas IV a dosis elevadas (400 mg por kilo al día durante cinco días o 1.000 al día durante dos). Nuestra sugerencia es que pruebe tomando Bio-Bac (puede pedirlo en el 91 849 92 77) y Viusid (es de Laboratorios Catalisys y está en farmacias) además de ingerir cada noche un ajo crudo mezclado con aceite de lino o, en su defecto, con aceite de oliva virgen. Y sépalo: no es una enfermedad tan grave y tiene cura.


Estimado Sr. Campoy: a principios del año pasado cayó en mis manos un número de la revista "por casualidad" y desde entonces estoy enganchado a ella. Y sin más preámbulos paso a resumirle el motivo de mi consulta. Desde que en 1985 empecé a trabajar en la empresa en la que estoy actualmente nos hacen una revisión médica anual con analítica de sangre incluida y el valor de las transaminasas está siempre por encima de su valor normal. Me refiero a la G-Glutamiltransferasa, las fosfatasas alcalinas y la Lactato Deshidrogenasa (LHD). No son valores demasiado altos pero sí preocupantes ya que mi padre murió joven de cirrosis hepática aunque no bebía (yo tampoco). Ya en 1997 me hicieron un estudio para ver si había tenido hepatitis dando positivo Anti HBc y Anti HBs pero negativo en hepatitis C. Estos resultados le hicieron concluir al especialista en aparato digestivo que mi anomalía podía deberse a esa hepatitis que algún día padecí sin saberlo. Aunque añadió que también podía suceder que esos valores fueran en mí normales. Explicación que no me ha convencido. Más adelante me dijo que podría tratarse de colecistitis crónica pero que tampoco estaba seguro. Y es algo que me preocupa ya que, como antes dije, mi padre murió joven y mi temor es que esos valores terminen degenerando en cirrosis o algo similar. Llevo ya cuatro años en los que además me hacen una ecografía al año y nunca han detectado nada anormal. Además tengo desde hace mucho tiempo problemas en la piel que en primer lugar me diagnosticaron como Psoriasis invertida y más tarde otro especialista me dijo que era Dermatitis alérgica recetándome Lactisona y Elocom, cremas que me alivian los picores e incluso hacen desaparecer el eccema pero con el paso del tiempo vuelven otra vez. Me han hecho las pruebas de alergia dando todas negativo por lo que cuando le pregunté al médico a qué podría deberse la dermatitis me contestó que "hay preguntas que no tienen respuesta". Agregaré que estoy siempre apático, sin ganas ni fuerzas para emprender nada, con mucho cansancio y me cuesta mucho salir de casa. Y mis digestiones son largas y pesadas con meteorismo y eructos abundantes. Me he comprado el libro La Dieta Definitiva y, como en él se recomienda, me he hecho las pruebas de intolerancia alimentaria apareciendo que, entre otros alimentos soy intolerante a la lactosa. Sin embargo, he dejado de comer los alimentos a los que soy intolerante y aún así las molestias en la piel siguen. Volviendo a lo del hígado quiero indicarle que soy una persona muy delgada -peso 48 kg y mido 1.76 cm- y me gustaría ganar 6 u 8 kilos cosa que, para mí, es una labor imposible. Me gustaría saber si siguiendo los consejos de su libro puedo ganar peso ya que al leerlo he entendido que es para perder peso y/o mantenerse en él, pero ¿los flacos que hacemos? En cuanto a los alimentos a los que soy intolerante y que, como dije antes, he eliminado de mi dieta tengo una duda: ¿al ser intolerante a la lactosa puedo comer yogur y postres sin azúcar? Porque también soy intolerante al azúcar. ¿Hay algún medico que pueda ayudarme en Canarias? Gracias por atenderme, un abrazo y siga con su labor. Somos muchos los que le apoyamos.

Francisco Antonio Fernández Rodríguez
(Las Palmas)

Demasiados problemas para una respuesta concreta. Nuestro consejo es que acuda a la consulta del Dr. Luis García Cremades en Madrid (91 344 01 80). Y lamentamos no poder darle alguna referencia más cercana. En cualquier cosa es probable que parte de su problema sea vírico y en tal caso debemos remitirnos a la respuesta de la carta anterior. Tanto el Bio-Bac como el Viusid y el ajo mezclado con aceite de lino u oliva pueden ayudarle. Y puede tomar yogures -no contienen lactosa- y postres sin azúcares (en plural); y ello implica pues que debe evitar todos los hidratos de carbono refinados. En cuanto a su problema para engordar debe antes averiguar si hay algo que le impide metabolizar los alimentos. Por ejemplo, la carencia adecuada de enzimas. Y si no existe problema puede hacer dos cosas: ingerir a diario plátanos y gofio o tomar cerveza o vino -de forma moderada- así como pan con las comidas. También engordan lo suyo las pizzas, las hamburguesas, los helados y la miel -por ponerle ejemplos- pero tienen otros inconvenientes que los desaconsejan en su caso.


Un gran saludo para todo el equipo de la revista. La espero con impaciencia todos los meses. Soy una madre que sufre mucho por una hija que, estoy segura, sufre aún mucho más que yo. Quisiera ayudarla pues padece ansiedad desde hace muchos años. Se la ha tratado con antidepresivos y ansiolíticos que no le van bien pues casi todos son muy fuertes. No puede trabajar, no sale de casa y no tiene ganas de vivir. Intentando buscar una salida se ha hecho todo tipo de pruebas: analítica de neurotransmisores y aminoácidos, electroencefalograma, cartografía cerebral, etc. Diagnóstico: lo que domina en todo ello es un cuadro severo de ansiedad con una hiperactividad bitemporal cerebral lo que indica que se pasa todo el día dándole vueltas a las cosas y no para. Tratamiento: Tranxilium 15 y Lyrica 75. Después de saber el diagnóstico no paraba de llorar por lo inútil del tratamiento que ha llevado durante años y que no le sirvió más que para machacar su cuerpo por los efectos secundarios. Pregunto: ¿lo que tiene es algo físico y tendrá que estar a tratamiento toda la vida? ¿Existe alguna solución natural (que es lo que ella quiere)? En cuanto al Lyrica -un antiepiléptico que también se usa para dolores neuropáticos pero que según su neuropsiquiatra en casos de ansiedad va muy bien- le diré que se niega a tomarlo por sus múltiples efectos secundarios y porque no se fía ya que es un medicamento nuevo de la multinacional Pfizer. Pensé en la Medicina Sistémica pero he recibido un correo de Franklin Roa, médico sistémico, comunicándome que no pueden tratar casos de neuropsiquiatría. ¿Me pueden recomendar alguna cosa o profesional que pueda ayudarla? Tengo miedo de que se canse de tanto sufrir. Ella dice que así no merece la pena vivir y a mí se me encoge el corazón. Es una persona muy sensible, incluso a los productos naturales. Ha tomado guaraná y ginseng a ver si se animaba pero a ella lo único que hacen es ponerla más nerviosa. Y qué decir del Prozac, el Serosat, etc. ¿Qué puedo hacer por ella? No puedo verla siempre tan mal. Muchas gracias por escucharme.

Ana J. García

En la sección de Medicina Ortomolecular que publicamos en el número 76 de la revista -léala en nuestra web: www.dsalud.com- explicamos qué es la ansiedad, qué puede provocarla y cómo tratarla. La información era muy amplia y las posibilidades son muchas por lo que nos vamos a limitar a remitirle a ella. Lo que es un sinsentido es que su hija tome tanto fármaco inútil, ineficaz y de tan graves efectos secundarios. Y en cuanto a lo del Lyrica sólo cabe sugerirle una cosa: ¡cambie de médico!


Sr. Campoy: les he hecho ya preguntas otras veces y estoy muy satisfecha con las respuestas. Por eso quiero que me aconsejen de nuevo. Resulta que mi sobrina tiene 20 años, apenas tiene pecho y está muy acomplejada. Ha probado aparatos, cremas y todo lo que le dicen. No quiere operarse para ponerse prótesis de silicona porque se ha informado y puede acarrear muchas complicaciones. Así que buscando por Internet vio algunas soluciones pero quiero que ustedes nos digan si la información es fiable y si puede ser dañino para la salud. Para desarrollar los senos proponen un producto llamado Super Buste XL que lleva raíz de Kutzu, salvia, lúpulo y silicio. Y otros dos llamados Breast Success y Bust Caps de Beauty Builders. ¿Qué les parece? Asimismo me gustaría saber si el adelgazante Figurex Nature 4 va bien y si la L-Carnitina sirve para adelgazar y para el colesterol. Saludos y felicidades por la revista. Sigan así.

Teresa Cortés

Super Buste XL -hoy rebautizado como Star-Bust-System- es un producto de la empresa malagueña Paramarketing que promete aumentar el volumen y la firmeza del pecho -sin engordar- "hasta 10 cm. y de 2 a 3 copas de más desde el primer mes" porque "reactiva las glándulas mamarias". La empresa ha sido denunciada por la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) por vulnerar el decreto 1.907/1996, sobre la publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria ante las direcciones generales de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y Consumo y de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. El Breast Success, por su parte, es un suplemento alimentario que contiene trece hierbas con propiedades fitoestrógenas que, según quienes lo comercializan, estimulan el organismo para que produzca nuevo tejido glandular en los pechos. Y Bust Caps es una combinación de ingredientes ricos en isoflavonas -lúpulo, soja, trigo, avena, cebada, centeno, maíz, malta y fibras alimentarias- para reafirmar los senos. Y la verdad, ignoramos si funcionan porque no hay evidencias de ello, sólo testimonios personales que no puede comprobarse siquiera si son reales. En cuanto al Figurex Nature 4 se trata de una infusión que contiene té verde, té rojo y fibra así como su sustancia "estrella", el extracto de Phaseolo, ingrediente presente en la cáscara de las alubias blancas crudas. Quienes defienden sus propiedades aseguran que bloquea la absorción excesiva de hidratos de carbono (no así de los azúcares puros). Es más, afirman que 1 mg de esa proteína purificada puede bloquear la absorción de 2.250 calorías. También dicen que el Phaseolo pierde su capacidad adelgazante al cocer las alubias y por eso éstas no sirven para adelgazar. Agregando que además habría que tomar un kilo de alubias crudas para obtener el mismo efecto que se consigue con el extracto de una mera infusión. ¿Y es verdad lo que se afirma? Sinceramente tenemos que decirle que lo ignoramos. Por lo que mientras no haya datos constatables no lo recomendamos.


 

NÚMERO 95. JUNIO 2007.

Estimado Director: ante todo quisiera agradecerle tan buena revista ya que nos ayuda enormemente en la vida diaria, a veces un tanto dura por problemas de salud. Verá, tras peregrinar por las consultas de innumerables médicos y hacerme todo tipo de pruebas -análisis, radiografías, resonancias...- me han diagnosticado finalmente fibromialgia. También tengo estenosis foramidal en la parte derecha, artrosis, tendinitis, hernia discal… Podría seguir pero prefiero dejarlo. Lo que sí puedo decir es que no padezco de depresión, soy optimista y afirmo que no va a poder conmigo ninguna enfermedad. Así que sigo haciendo una vida lo más normal posible, descansando bastante, eso sí, pero también haciendo ejercicio y moviéndome todo lo que puedo. Trabajo fuera de casa, tengo familia numerosa y no dejo nada de lo que eso conlleva. Pues bien, he encontrado mejoría con una cama de calor llamada Ceragem por lo que le agradecería que escribieran un artículo en la revista sobre ella. Somos muchas las personas que la usamos a diario y nuestra duda es si realmente nos está beneficiando su uso o, como dicen algunos, nos puede perjudicar a la larga. Les envío un saludo muy cordial.

Humbelina Díaz Moreno
(Guadalajara)

Ceragem es una de esas camillas que da masajes de forma automática mientras una placa de carbono incorporada emite radiaciones infrarrojas de onda larga cuya capacidad máxima de penetración está entre 0,5 y 1 milímetro. Lo idóneo porque los rayos infrarrojos de mayor penetración pueden alterar negativamente el organismo e, incluso, producir cáncer. Por consiguiente, la camilla es útil en la medida en que da masajes pero el calor que proporciona sólo sirve para estimular la circulación sanguínea superficial. Alegar pues que posee propiedades para mejorar el estado de los órganos y músculos internos es una falacia. Y en casos de fibromialgia alivia pero no resuelve el problema. De hecho en la revista hemos dedicado ya varios artículos a esa dolencia. Puede consultarlos en la sección de Reportajes de nuestra web -www.dsalud.com- pues aparecieron en los números 34, 35, 61, 66 y 81. Le sugerimos por tanto que los lea para saber todo lo que puede hacer. Y ello incluye ante todo averiguar si es usted alérgica o intolerante a algún alimento mediante un test alimentario y proceder además a desintoxicar su organismo. Pregunte por el médico más cercano a su domicilio que pueda encargarse de ello llamando al 96 422 02 16. Y si el caso es grave no olvide el reportaje que publicamos en el número 81 donde explicábamos que el doctor alemán Johann Andreas Bauer alivia el dolor crónico de los pacientes de fibromialgia en apenas hora y media operándolos con un éxito del 90%. Simplemente eliminando quirúrgicamente -con anestesia local- el exceso de colágeno que obstruye los canales energéticos del cuerpo, comprime los tejidos y genera el dolor. Trabaja en Suiza pero atiende en español los lunes de 16.00 a 18.00 en el teléfono 00 390 815 15 74 70. En cuanto al silicio orgánico lea lo que publicamos en el número 59.


Vaya por delante la felicitación al equipo de redacción por tan estupenda revista que leo desde su número inicial. Es un regalo mensual que el universo pone a disposición de todos los que nos preguntamos algo sobre las causas de determinadas patologías, sobre la salud y sobre la vida. En esta ocasión deseo que podáis darme cierta luz sobre un problema que me ha surgido. Tengo 49 años y mis encías sangran desde hace un año con mucha facilidad. No tengo nuevas caries y me cepillo los dientes con la regularidad de siempre pero desde hace unos meses noto que se mueven los dientes de la mandíbula superior. Mi dentista de toda la vida me dice que tengo sarro, que he de hacerme limpiezas de forma aún más asidua y que para eso no hay solución más que limpieza y antibióticos. Y yo me pregunto: antibióticos, ¿para qué? Tengo también un poco de sarro en los dientes de la mandíbula inferior pero esos no se mueven, sólo los de la zona superior y en ella no hay sarro. Por favor, ¿podrían indicarme algún especialista alternativo o darme alguna orientación de cómo podría encauzar este problema? Gracias de antemano y un saludo desde el corazón.

Carmen Vera Muñoz
(Sevilla)

Su dentista le recomienda antibióticos porque es probable que haya placas bacterianas en sus encías. Sólo que hay antibióticos naturales que además aportan otras cosas. Nuestro consejo es que deje de ingerir una temporada todo tipo de azúcares -y, por tanto, los hidratos de carbono refinados- y almidones, tome a diario cítricos (limón, naranja, mandarina, pomelo, lima, kiwis...) en piezas o en forma de zumo, ingiera un ajo crudo diario mezclado con aceite de oliva virgen al acostarse y tome un complejo de vitaminas B. También sería idóneo un complejo de minerales apoyado por una cápsula de zinc de 50-100 mg. Finalmente tome una o dos infusiones de salvia al día.


En la entrevista que hicieron en el nº 88 a D. Rafael Chacón -por cierto, me he quedado asombrado de la actuación del Ministerio de Sanidad, de los jueces y de un largo etcétera- éste dice en una de sus contestaciones lo siguiente: "Están dejando que los pacientes sigan hoy obteniendo el producto". Cosa que no sabía y que me ha alegrado mucho. ¿Podrían indicarme con quién puedo contactar para la adquisición del Bio-Bac? Gracias anticipadas. Estoy suscrito a la revista desde su origen y cada vez me agradan más los contenidos, su valentía de exposición y su seriedad. También adquirí en su momento el libro sobre el cáncer. Enhorabuena.

Ricarco Guerra Arnáez
(Cantabria)

Pues la verdad es que hemos facilitado el número de teléfono donde puede obtenerse el Bio-Bac en numerosas ocasiones, especialmente respondiendo cartas de otros lectores pero quizás no lea usted habitualmente esta sección así que lo volvemos a dar: es el 91 849 92 77.


Sr. Campoy: quiero ante todo felicitarle por la magnífica revista que dirige. Tuve la fortuna de contactar con su publicación ojeando un número atrasado en la consulta de un naturópata, momento en el que decidí suscribirme -hace aproximadamente año y medio- no habiendo defraudado a día de hoy mis expectativas y manteniendo la calidad de la información que ya aprecié en ese primer contacto. Bien, he leído el Aviso a nuestros lectores de la sección de Cartas sobre la cantidad de consultas que reciben y la imposibilidad de contestar todas. Lo entiendo y de ahí que antes de escribirles buscara información en su web sobre lo que me interesa pero no he encontrado ninguna referencia. También he visto la relación de médicos colaboradores pero dada su extensión se me hace difícil elegir el idóneo para la dolencia que me preocupa: la "poliquistosis renal". La padecen cuatro de los cinco sobrinos de mi esposa. Y su madre, ya fallecida, estuvo en hemodiálisis y necesitó un posterior transplante. La hermana tenía la misma dolencia. El caso es que la medicina "oficial" no hace más que controles cada cierto tiempo para constatar que ahí siguen los quistes. En el último a uno de los hermanos le detectaron un pequeño tumor "benigno" y, claro, se dispararon las alarmas. Aparentemente están tranquilos porque les dicen que de momento no hay tratamiento y la dolencia no es grave pero como en la revista hablan a menudo de tratamientos novedosos les agradeceríamos cualquier información que pudiese llevar a una solución del problema. Les agradecería que el centro o médico de referencia estuviese ubicado en el área de Barcelona. Gracias por su interés y reciban un cordial saludo.

Antonio Pérez de la Cruz
(Navarra)

La principal causa de mortalidad entre los enfermos de poliquistosis renal son las complicaciones cardiovasculares y éstas pueden prevenirse. Basta asegurarse la suficiente ingesta diaria de vitamina C, de dos aminoácidos -la lisina y la prolina-, de las vitaminas del complejo B, de la coenzima Q10 y de ácidos grasos omega 3. Asimismo se deben evitar los analgésicos, tener cuidado con los diuréticos y controlar la ingesta de alimentos ricos en proteínas. Y, por supuesto, beber agua lo más pura posible y de baja mineralización. Salvo complicaciones no tienen motivo para preocuparse. En cualquier caso, puede ayudarles un perfil genético personalizado. En la Clínica Euroespes de La Coruña los hacen (981 78 05 05).


Señor director: ante todo quiero felicitarle y desearle el mayor éxito para la revista puesto que a través de ella muchos estamos aprendiendo a usar sistemas de curación no agresivos y más eficaces. Por otro lado, quiero decirle que es admirable la labor de información que desarrollan porque nos ha abierto los ojos sobre el actual sistema sanitario. En fin, le quedaría muy agradecido si le fuera posible contestarme a dos temas. Hace unos ocho años me detectaron una anomalía en los glóbulos rojos: son de mayor tamaño del normal y ello me ocasiona diversos síntomas. En el hospital me hacen un seguimiento pero no me dan solución alguna. Yo soy asiduo lector de la revista pero no he visto nada en relación a este problema por lo que me gustaría preguntarles si existe algo para curar o paliar esta deficiencia. Por otro lado, desearía información sobre la melatonina pues sé que hace varios años que el Ministerio de Sanidad y Consumo prohibió su venta en España alegando la necesidad de investigar más sobre ella aunque yo me temo que dicha investigación no se va a producir puesto que es un producto natural y no interesa a la industria farmacéutica. En espera de que puedan hacer un hueco en su revista les doy las gracias anticipadas y les deseo lo mejor. Un saludo.

Francisco Rico García
(Asturias)

Para producir glóbulos rojos la médula ósea necesita además de hierro tanta vitamina B9 o ácido fólico como vitamina B12 o cobalamina. Y cuando falta alguna de ambas vitaminas -por déficit en la dieta o porque el organismo no las asimila bien- lo que la médula produce son glóbulos rojos grandes y anormales a los que se conoce como megaloblastos así como glóbulos blancos y plaquetas también anormales. Al problema se le denomina Anemia megaloblástica y hay pues dos subcategorías: la Anemia perniciosa -cuando la causa es la deficiencia de vitamina B12 o cobalamina- y la Anemia por deficiencia de ácido fólico (folato) -cuando la produce un déficit de vitamina B9-. El tratamiento pues es obvio pero debe ser su médico el que le diga -mediante unos sencillos análisis- de cuál de esas dos vitaminas es usted deficitario. En cuanto a la importancia de la melatonina le invitamos a leer en la sección de Reportajes de nuestra web -www.dsalud.com- el amplio texto que le dedicamos en el número 83. ¿Por qué Sanidad la tiene prohibida en España? Por el artículo 33; es decir, porque le da la gana.


Estimado Sr. Campoy: enhorabuena y gracias por la revista. Me abre un nuevo e interesantísimo horizonte en temas de salud sobre el que me gustaría formularle una pregunta: tengo una hermana de 31 años cuyo primer hijo ha nacido inesperadamente con Síndrome de Down (rechazó hacerse la amniocentesis al no haber indicios ni antecedentes familiares). Nada más nacer el niño entró en cuidados neonatales en los que se descartó cardiopatía. Entre las 48 y las 72 horas apareció una sepsis (fulminante, según nos dijeron) que dio lugar a una enterocolitis necrotizante causándole la muerte cuatro días después de haber nacido sin que diera tiempo a operar. Diez días después dijeron que los cultivos en sangre habían resultado negativos y que la muestra del cariotipo había llegado semicoagulada a Barcelona sin que ya fuera posible tomar nuevas muestras. En la semana 35 de gestación a la madre le hicieron un exudado vaginal, según dicen indica el protocolo, cuyos resultados fueron también negativos. Un mes después del fallecimiento del neonato y a petición de la madre le hicieron un nuevo exudado vaginal y anal cuyos resultados fueron: "Crecimiento vaginal de cocos gram (+) y bacilos gram (-) y crecimiento rectal de cocos gram (+). Se aísla E. Coli y Streptococos B agalactiae en el vaginal y se aísla Streptococo B agalactiae en el rectal". Ambos padres se han realizado pruebas genéticas cuyo resultado para ambos fue que "en el estudio citogenético de 15 metafases obtenidas a partir de un cultivo estimulado con fitohemaglutinina (PHA) y con una resolución de 400 bandas no se aprecia ninguna anomalía a nivel cromosómico". En el apartado de Observaciones se dice que "no se excluye la presencia de anomalías no detectables debido a limitaciones inherentes a la propia técnica, tales como mosaicos de baja frecuencia y anomalías estructurales de pequeño tamaño (microdelaciones, microduplicaciones y translocaciones teloméricas). En suma, de cara a un nuevo embarazo, ¿hay alguna prueba genética más o algún especialista al que puedan dirigirse o es suficiente con esta prueba para descartar malformaciones? ¿Cómo evitar durante la próxima gestación una nueva infección y qué tratamiento poner al neonato o a la madre como medidas preventiva o paliativa? Muchas gracias anticipadas por su respuesta.

Pilar Mª Alcántara Alcalde
(Córdoba)

La célula original o cigoto de la que todos provenimos es el resultado de la fusión de un óvulo con un espermatozoide cuyo material genético es de 46 cromosomas de los que 23 los aporta el padre y otros 23 la madre. Toda célula original tiene pues 23 pares de cromosomas que son muy similares entre sí excepto en el caso de un par: los cromosomas sexuales X e Y... pero sólo en el caso de los varones ya que las mujeres tienen dos cromosomas X. Pues bien, el Síndrome de Down se da cuando en la célula resultante de la fusión de un espermatozoide con un óvulo aparecen tres cromosomas en lugar de dos en el par sexual, es decir, en el par 21. Con lo que la célula tiene 47 cromosomas. A esa anomalía se la conoce como trisomía 21 y es el motivo en el 95% de los casos del llamado Síndrome de Down. Hay un 4%, empero, que se debe no a la triplicidad del cromosoma 21 sino al añadido al par 21 de un solo fragmento de cromosoma. A ello se le llama translocación y para los expertos demuestra que es sólo un grupo de genes -y no el cromosoma 21 completo- la causa. El otro 1% es también un problema de trisomía 21... pero no en todas las células. Y no surge a causa de algún cromosoma extra en el óvulo o en el espermatozoide sino en el embrión en desarrollo. Es decir, que alguna célula de éste surge con trisomía y luego la transmite al multiplicarse con lo que en el cuerpo conviven células normales con células trisómicas. Dicho esto agregaremos que el Síndrome de Down suele darse hoy en uno de cada 700 nacimientos y se ha constatado que es más frecuente entre las madres que superan los 35 años. Para prevenirlo se puede hacer una biopsia de corion a las 10-12 semanas de gestación o una amniocentesis -con células del líquido amniótico- a partir de la decimoquinta semana de gestación. Sin olvidar la realización de test genéticos previos a los padres para rastrear la presencia de ciertas moléculas de riesgo. Y no se conocen tratamientos realmente efectivos para los niños que nacen con este problema. Dicho esto es evidente que su sobrino, por los datos que aporta, no murió por padecer Síndrome de Down sino por contraer una infección. Posiblemente hubiera muerto igual si hubiera nacido sano. Nuestro consejo es que su hermana, teniendo en cuenta que las pruebas genéticas no detectan posibles problemas, se haga la amniocentesis cuando quede embarazada de nuevo. Y que elimine de su dieta y de su entorno todo posible foco capaz de alterar los genes, especialmente radiaciones electromagnéticas y productos químicos tóxicos.


Sr. Director: interesante revista Discovery DSALUD. Orientadora y de estupendos diagnósticos detallados y razonados que resuelven con claridad los casos que presentan los lectores en base a la Medicina Natural. Mi caso tiene muy simple planteamiento: los cardiólogos proponen implantar un marcapasos cardiaco tan pronto el electro configura una determinada fase en el ritmo del corazón. Y yo pregunto: ¿no existe un intermedio posible previo para solucionar la deficiencia cardiaca con la consiguiente vigilancia por otros medios como alimentación especial, medicinas, ejercicios, etc.? Comprendo la extraordinaria, segura y útil solución que supone un marcapasos pero no deja de ser una operación, un extraño aparato en el cuerpo, una limitación de la libertad e un importante gasto innecesario si existiera otro medio… que es lo que pretendo conocer. Condiciona la consulta mi avanzada edad -91 años- y el gozar de una vida de actividad plena física y mental no estando afectado por síntoma notorio alguno. Subo con facilidad las cuestas, mis pasos son firmes y, si fuera posible, me gustaría más vigilar mi deficiencia que vigilar el marcapasos. Además mis análisis de sangre son normales salvo un ácido úrico algo elevado y un ligero déficit de vitamina B12. También tengo un no importante enfisema que podría influir en las anomalías del pulso. En fin, espero su consejo. Y añadiré que he sentido mi tardanza en conocerles porque necesitaba orientación desde hace tiempo. Desde mi madurez he seguido mis enfermedades colaborando intensamente con ellas, dialogando con mi cuerpo y obteniendo beneficios transcendentes y observaciones para mí importantes. En su día me inicié en Acupuntura, Digitopuntura y Shiatsu habiéndome ello servido de forma práctica para convivir con mis enfermedades, dormir bien y no tener dolores. En vía de ejemplo: me imaginé un procedimiento sin medicamento alguno que puse en práctica secretamente. Mi mujer, extrañada, me informó un buen día, al mes largo de mi práctica, de que no me oía roncar. Desde entonces no ronco. ¡Qué felicidad para ambos! En fin, les agradecería me asesoraran con cierta rapidez porque la opción al marcapasos está próxima.

Fernando Iral

Pues nos encantará que nos cuente cómo dejó de roncar. Muchos lectores se lo agradecerán. Dicho lo cual, con los datos que nos da no entendemos por qué quieren ponerle un marcapasos. Le sugerimos que pruebe antes a tomarse una pastilla de melatonina diaria de 3 mg durante la noche (es ilegal en España pero puede fácilmente conseguirla fuera) y se cuelgue del cuello un cuarzo rosa para que quede a la altura del plexo solar. El cuarzo vibra a 60 ciclos por segundo y por efecto de resonancia lleva al corazón a estabilizarse a 60 latidos por segundo. Sin olvidar ingerir fruta, verdura y omega 3 a diario. Salvo que haya obviado algo importante es lo que le sugerimos. Ahora la decisión es suya.


Me llamo Begoña y creo que nada de lo que pueda decirles superaría los halagos que tienen por costumbre hacerles los lectores. Únicamente puedo añadir ¡Gracias! Me dirijo a ustedes para pedirles un favor y es el siguiente: al hijo de una queridísima amiga -de cuatro años- le han diagnosticado Mutismo selectivo. Su hijo nunca le ha hablado a nadie… excepto a sus padres y abuelos -tanto maternos como paternos- y a su primita, algo más pequeña que él. Les agradecería la información que pudieran darme o que me dijeran a dónde podrían dirigirse. Y, sobre todo, si hay algún especialista en España que trate estos casos. Esperando su respuesta me despido con un cordial saludo,

Begoña Gutiérrez Centeno
Basauri (Vizcaya)

Debe verle un psicólogo infantil, preferiblemente mujer. Todo apunta a algún trauma que le ha llevado a un exceso de desconfianza. Y también sería muy útil rodearle de otros niños con los que se sienta seguro. Es un problema pasajero y lo normal es que desaparezca con el tiempo pero hay que ayudarle ahora.


Sr. Director: antes de nada, felicidades por la revista; no hay en el mercado nada que pueda comparársele. Le escribo para hacerle un par de consultas. He visto en Internet una nueva técnica estética con la que corrigen la nariz sin cirugía inyectando una sustancia que rellena el puente y levanta la punta. Creo que llevan bastante tiempo utilizándola en algunos países hispanoamericanos y que se puede disponer en España de ella pero, por otro lado, he encontrado en revistas especializadas en estética opiniones de cirujanos plásticos que la desaconsejan por la clase de relleno que usan y por ignorar si es nocivo a largo plazo pudiendo moverse de su sitio o provocar rechazos y granulomas. También me gustaría pedirles que hicieran un reportaje sobre los problemas del oído interno. Mi hermano, con veintiocho años, sufre pérdida de audición en un oído y un acúfeno ininterrumpido en el otro. Los médicos ignoran la causa. Dicen que es algo idiopático y le aconsejan hacerse revisiones periódicas pero no le dan soluciones. Yo tengo entendido que el Gingko Biloba es útil en los acúfenos y que el origen de estos trastornos podría ser muy variado, desde problemas en la espalda hasta rigidez muscular pero no sé qué hay de cierto en todo ello. Me encantaría ver tratados ambos temas en la revista. Saludos y muchas gracias por la información tan interesante que ofrecen todos los meses.

Elena Lobera
(Zaragoza)

Los acúfenos mejoran con vitamina B12 y Gingko Biloba. Aunque muchas veces la causa en realidad está en la mandíbula por lo que su hermano debería acudir a un especialista en Odontología Neurofocal. En lo que se refiere a su consulta estética nos va a perdonar pero no nos da datos suficientes para saber de qué técnica habla aunque a nuestro juicio las opiniones de los expertos que menciona deberían ser tenidas en cuenta.


Sr. Campoy: ante todo gracias por la amplia respuesta que me dio en el nº 90. Ahora, abusando de su amabilidad, me dirijo de nuevo a usted por un problema en los discos lumbares que desde hace unos dos años me ocasiona dolores continuamente y, con frecuencia, inflamación de los nervios ciáticos. Me han dado masajes y sesiones de Acupuntura y Digitopuntura pero no mejoro. Agregaré que tengo 68 años, peso 51 kg, mido 1,75 y ni fumo ni bebo alcohol. Además he leído sus libros y procuro seguir su dieta. También he empezado a tomar Cell-Food. ¿Podría informarme de algún tratamiento no quirúrgico o recomendarme a un especialista de confianza?

José Freixes Roca
(Andorra)

Nuestra sugerencia es que acuda a un osteópata. Y que averigüe si en su caso puede ser útil un tratamiento de Ozonoterapia. Uno de los mayores expertos de España es el doctor Eusebio Sala Planell; puede usted localizarle en el Centro Médico Teknon de Barcelona.


Estimado Sr. Campoy: tengo un familiar que padece Trastorno Bipolar, va a un médico que le receta Lamictal y estoy preocupado porque puede traer consecuencias. Me gustaría saber si existe alguna forma natural de tratar o curar esa patología. También quisiera saber si sigue abierta la Clínica Rochester en Majadahonda pues no logro establecer contacto. Una última pregunta: ¿dónde se puede hacer una depuración a fondo en Galicia? Dios lo guarde y le dé mucha salud.

César Blanco Gómez
(Orense)

Hace apenas seis meses explicamos que el Trastorno bipolar es el nombre con que se designa a un tipo de depresión que se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo con fases de euforia (a las que llaman fases maniáticas) y ánimo bajo (o depresión). Pueden ser dramáticos y rápidos aunque lo más frecuente es que sean graduales y hoy los médicos hablan de tres tipos de trastorno bipolar: el tipo I -o clásico- donde se produce una fase maníaca tan acusada que el paciente requiere generalmente hospitalización ya que las depresiones son intensas y llega a sufrir alucinaciones e incluso delirios siendo su conducta desordenada. En el tipo II aparecen depresiones intensas y fases de euforia moderadas que no requieren el ingreso. Se denomina hipomanía. Y la del tipo III se denomina ciclotimia porque se caracteriza por la sucesión de hipomanías y fases depresivas. ¿Y qué provoca el llamado trastorno bipolar? Se ignora. ¿Y hay algún fármaco realmente eficaz? NO. Nuestra sugerencia pues es que desintoxique a fondo su organismo, duerma suficiente (tome 3 mg. de melatonina al acostarse, sustancia prohibida en España pero no en otros muchos países), suprima de la dieta los azúcares, el café, el alcohol, la leche y sus derivados, las harinas blancas y todo hidrato de carbono refinado aumentando en cambio la ingesta de alimentos ricos en triptófano -plátanos, higos, dátiles, pan integral, pavo, etc.- y omega 3 (sería excelente que tomara a diario aceite de krill) así como aguacates, ajos, cereales integrales, espinacas, berzas, hojas de remolacha, brécol, frutos secos, garbanzos, lechuga y lecitina de soja. En cuanto a la Clínica Rochester decirle sólo que no está en funcionamiento. Agregaremos que para depurar a fondo el organismo no necesita usted acudir a ningún médico. Ya hemos explicado varias formas de hacerlo; infórmese entrando en nuestra web: www.dsalud.com.


 

NÚMERO 94. MAYO 2007.

Estimado Sr. Campoy: tengo un bebé de 22 meses que nació con una sutura craneal cerrada por lo que tras deambular de médico en médico tuvimos que operarla el pasado mes de febrero. Nos enteramos cuando tenía 8 meses y las formas con las que nos lo dijeron dejaron mucho que desear. No estaría de más que en los estudios de Medicina hubiese una asignatura de humanidad. A partir de ese momento empezó la pesadilla. Con los nervios y la inexperiencia salimos corriendo a hacer lo que nos dijeron: un TAC 3D. Los dos primeros salieron muy movidos puesto que no la sedaron así que antes de operarla hubo que hacerla un tercero. Así que ¡en tres meses tres TACs! Ahora, en febrero, nos toca la revisión del año. Lucía tendrá entonces dos añitos y nos mandan hacerle el cuarto TAC. Bien, pues me da miedo someterla a tanta radiación porque su cerebro está en pleno desarrollo y temo las posibles consecuencias a largo plazo. Por otra parte esa prueba la necesitan para ver cómo se van cerrando las suturas aunque a algunos otros cirujanos les sirven radiografías. Me gustaría tener argumentos para defender mi postura y no sé cómo encontrarlos. Además no se si serviría una resonancia para ver eso mismo. Un saludo y mil gracias.

Ana Icaria
(A Coruña)

No es imprescindible un TAC para controlar las suturas. Si le dicen eso faltan a la verdad. Y vamos a ser tan breves como contundentes en lo que a su preocupación se refiere: con un solo TAC se reciben tantas radiaciones como con 500 placas de tórax con rayos X. Y esta afirmación no es rebatible: está científicamente constatado. Ahora la decisión es suya.


Estimados amigos: enhorabuena por la maravillosa revista que hacéis cada mes. Me encanta vuestra filosofía a la hora de tratar la Medicina así que animo a todos los que nos consideramos integrantes de Discovery DSALUD a difundirla porque así haremos que llegue a mucha más gente la valiosa información que en ella se vierte. También os felicito por el libro La Dieta Definitiva y el del cáncer. Son muy buenos y no deberían faltar en cada casa; yo se los recomiendo a todo el mundo al menos. Os hago unas breves consultas: sé que el cáncer se desarrolla en ambiente anaeróbico, luego, ¿es posible entonces que las personas con asma o algún tipo alergia respiratoria estén más predispuestas a desarrollarlo debido a la falta de oxígeno? ¿Y cuáles son las mejores terapias para tratar el asma? ¿Es cierto que el aceite de lino proporciona gran cantidad de oxígeno? También he leído que el cáncer prolifera en ambiente ácido. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Es desaconsejable en tal caso beber agua destilada ya que es muy ácida? ¿Conocéis algún caso en el mundo de curación de diabetes tipo I que no se deba a un transplante de páncreas? ¿Podéis decirme brevemente los pasos que recomendaríais si a alguien se le detecta diabetes tipo I (mi sobrina tiene 4 años y con 2 se le detectó la diabetes)? Bueno, gracias por dejarme participar con mi carta en la revista. Espero vuestra respuesta.

Nora García Romero
(Huelva)

Hemos recortado su carta debido a la longitud dejando lo primordial de las consultas. Mire, el cáncer sólo aparece en un organismo inmunodeprimido, es decir, con las defensas bajas. ¿Que un déficit de oxígeno puede contribuir a su aparición? Por supuesto, pero es sólo un factor. Su pregunta sobre el cáncer y la acidez no puede responderse en tres líneas así que si realmente tienes interés en ello le instamos a leer lo que hemos publicado al respecto en el apartado Cáncer de nuestra web: www.dsalud.com. Y aprovechamos para decir que nuestros lectores deben acostumbrarse a buscar por sí mismos la información que les interesa cuando ya hemos hablado de ello porque nosotros no podemos dedicarnos una y otra vez a hacer ese trabajo. Deben consultarnos de lo que NO hemos hablado o de lo que no haya quedado claro. Entendiendo que si no están por la labor es porque en realidad no les preocupa. En cuanto al aceite de lino es efectivamente útil para oxigenar las células porque para que ello sea posible es absolutamente necesario que el organismo tenga suficientes ácidos grasos esenciales omega 3 y el lino es rico en ellos. Le sugerimos que lea la entrevista con el doctor Raymond Hilu que aparece en este mismo número. En cuanto a si el agua destilada es buena o no para el consumo debemos decirle que hay una clara y no resuelta controversia sobre el tema así que vamos a dedicarle un artículo en un próximo número. En lo que se refiere a la diabetes nos remitimos a lo ya publicado sobre esta enfermedad. Pregunta, por último, qué se puede hacer en casos de asma. Pues bien, el asma es muy habitual entre las personas nacidas por cesárea y cuando tal es el caso una terapia anatheorética es probablemente la mejor solución. Dicho esto no es menos cierto que en otros muchos casos se debe a alguna intolerancia o alergia. ¿A qué? Pues al aire contaminado por hidrocarburos o eléctricamente cargado, a las radiaciones, a algún alimento, a algún fármaco, a algún tejido sintético, a agentes químicos presentes en los productos de higiene personal o en los útiles de limpieza para el hogar, a aditivos alimentarios, etc. En tal caso hay que buscarlos y eliminarlos de nuestro entorno. Dicho lo cual añadiremos que entre los alergenos más comunes productores de asma están el tabaco, las cucarachas, el pan blanco, la leche, conservantes como la Tartrazina (E-102) y el cloro (habitual en el agua de grifo y en las piscinas). ¿Y hay algo que mejore el asma mientras procedemos a buscar y eliminar su causa? Sí. Entre otras cosas, altas dosis de vitamina C (mejor en forma de ascorbato), cebolla -por su contenido en quercetina-, ajo -por ser rico en alicina-, aceite de pescado, Cellfood -por ser un potente oxigenador celular-, algunas plantas adaptógenas -Reishi, Astrágalus, Schizandra, Mate, Ginseng siberiano, Ginkgo Biloba y Acerola-, café, infusiones de melisa y valeriana, manzanas, silicio orgánico y selenio. También se ha mostrado eficaz la Autohemoterapia con ozono -que consiste en extraer sangre al paciente, ozonizarla en el interior de una bolsa de sangre y volvérsela luego a transfundir- y la Neuralterapia (le invito a leer en nuestra web -www.dsalud.com- la entrevista que publicamos en el nº 67 con el médico colombiano Jaime Arango Hurtado -miembro del Consejo Asesor de la revista- quien trata el asma y otras enfermedades respiratorias con notable éxito y sin efectos indeseables mediante el uso tópico en la nariz de dos anestésicos: procaína y lidocaína).


Leo vuestra excelente revista desde hace unos años. La compro mensualmente en los quioscos por lo que tengo gran confianza en vuestro parecer. Mi mujer padece asma intrínseco desde su juventud y a pesar de haber probado docenas de remedios nunca ha conseguido su curación completa. Pues bien, navegando por Internet me he topado con alguien que asegura que el asma mejora increíblemente con una hierba silvestre peruana llamada Asteracea que era usada por los pueblos andinos para combatir sus problemas respiratorios desde tiempos incaicos. Dicen que tras cocerla e ingerirla antes de dormir uno se levanta con algo de fiebre y empieza a esputar, proceso durante el que se eliminan las bacterias que se alojan en el moco al fluidificarlo y, finalmente, por su efecto expectorante éste sale de los bronquios. Con lo que en unos tres meses el paciente sana. Se agrega que puede curar fácilmente cualquier tos, bronquitis o neumonía. ¿Qué opináis vosotros? Un saludo.

Onésimo Miguel
(Barcelona)

Lo que podemos decirle básicamente del asma lo hemos plasmado en nuestra respuesta anterior porque no conocemos la hierba de la que habla. Sin embargo, vamos a informarnos y si realmente es eficaz esté seguro de que le dedicaremos un reportaje.


Estimado Sr. Campoy: quisiera saber si los auriculares inalámbricos que se usan para escuchar música en casa tienen los mismos o parecidos efectos negativos sobre el organismo que los teléfonos móviles. Y doy gracias a todos por esta magnífica revista. Son ustedes estupendos. Un abrazo.

José Cabeza
(Barcelona)

El sonido que llega a través de los auriculares provoca presión en los tímpanos pero además generan, en efecto, radiaciones; especialmente los más modernos basados en la tecnología láser. Algunos fabricantes lo reconocen y han optado por buscar medios para evitarlo por lo que hay compañías que comercializan aparatos que reducen el campo de radiación hasta en un 98%. Es el caso de algunos modelos de Sony. Nuestra sugerencia pues es que antes de comprar unos auriculares se vea ese dato en el folleto y si no se dice nada al respecto es porque no tienen medidas de protección y lo mejor es optar por otro modelo.


Me dirijo a Uds. para saber dónde se puede acudir para un caso de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). Mi hermano lleva padeciendo esa enfermedad desde hace aproximadamente 10 años. Empezó con manía y ansiedad y a día de hoy no tiene contacto con nadie. Cree que puede tener el Sida y podría contagiarlo, cosa totalmente incierta. Estamos desesperados. Hemos acudido durante años a mil médicos que únicamente le recetan medicinas que él se niega a tomar y creo que el tema se nos está yendo de las manos. Está completamente aislado. No hace caso ni de su hijo ni de su mujer y a veces su conducta es agresiva. Y no permite que le llevemos a ningún hospital pues sabe que le quieren dejar ingresado y eso le espanta porque entonces estaría en riesgo de contagiarse de algo. Mi padre falleció hace año y medio y desde entonces él está al cargo de la empresa en la que trabajaban juntos pero aunque acude a diario al trabajo sabemos que utiliza guantes y debe estar pasándolo verdaderamente mal. Díganme por favor si saben a dónde acudir que nos pueda ayudar. Es angustioso ver cómo cada día va a peor y que lo que empezó con una crisis de ansiedad por miedo a la muerte le está paralizando por completo. Espero sus noticias y les agradezco la información.

Mª Ángeles García

Nuestra sugerencia es que se someta a una terapia ortomolecular para paliar posibles déficits nutricionales que pudieran estar afectándole a nivel neuronal y luego siga un tratamiento anatheorético. Puede consultar en el primer caso qué especialista puede tratarle cerca de su domicilio en el 96 392 54 55; y en cuanto al segundo llame al Centro Anatheóresis (91 522 89 09) para que le sugieran algún terapeuta. El problema es que si su hermano no quiere colaborar no hay nada que hacer pero nos parece acertado que lo intenten.


Estimados señores: mi suegra, que ha estado siempre interesada en los temas médicos, terminó optando por la medicina natural así que cuando descubrió vuestra revista se suscribió y la leía con verdadera devoción. Hasta que el pasado verano empezó con un proceso de degeneración macular que le ha limitado totalmente. Ya no puede leer, ni ver la televisión, ni hacer muchas rutinas habituales pues su visión es quebrada además de opaca. Así que me ha pedido que contacte con ustedes pues dice recordar haber leído un artículo en su revista sobre la degeneración macular. Les rogaría que me lo enviaran. Actualmente está siendo tratada con un producto nuevo que se llama Avastin -se inyecta intraocularmente- aunque es arriesgado pero su mejoría visual es lenta y no confía en recuperar la suficiente para volver a ser autónoma. A petición suya he investigado y parece que puede haber alguna mejoría con Acupuntura. Les ruego pues me digan si es así o me recomienden algún tratamiento menos agresivo y arriesgado para la degeneración macular así como si existe algún facultativo en la región de Murcia que la pueda ayudar. Gracias anticipadas por su interés. Reciban un cordial saludo.

Mª Dolores Moral Rodríguez
Cartagena (Murcia)

Hay dos tipos de Degeneración Macular Asociada a la Edad. Una es la denominada seca o atrófica -la forma más común- que evoluciona de manera más lenta y benigna. Se considera que su causa principal es un envejecimiento y adelgazamiento paulatino de los tejidos que componen la mácula que se va secando lentamente hasta terminar formando unos depósitos de color amarillo conocidos como drusas que acaban atrofiando la mácula. En esta forma de degeneración macular la visión no es dañada de forma drástica sino que la enfermedad progresa lentamente en el ojo afectado. El otro tipo -mucho menos frecuente pero más grave y agresivo- es el que se conoce como degeneración macular húmeda o exudativa. El proceso es muy rápido: la formación de vasos sanguíneos anormales en la zona de la mácula puede dañar la visión central del ojo en tan sólo unas semanas. La aparición de estos vasos es el origen de hemorragias que encharcan la retina y de edemas (de ahí la denominación húmeda) produciendo -en ocasiones- una pérdida de visión brusca, inmediata y sin remisión. Cabe agregar que la degeneración macular suele aparecer cuando en nuestra dieta hay carencias significativas. Y ese problema se previene -y mejora la situación si ya se ha manifestado- con una alimentación rica en vitaminas C y E, betacarotenos (pro-vitamina A), polifenoles, zinc, selenio, luteína y aceites grasos omega 3. La empresa 100% Natural comercializa un producto llamado Visiomer que aporta DHA -derivado de los ácidos grasos omega 3 y uno de los principales componentes de los fotorreceptores de la retina- y luteína vegetal -derivado del betacaroteno e imprescindible para la mácula del ojo-. Es asimismo muy útil el cartílago de tiburón, tomar el sol e ingerir una cápsula diaria de melatonina -3 mg- por las noches. En cuanto a posibles tratamientos le diremos que se han obtenido resultados con la hipertermia de Indiba. Y con ozono. Le sugerimos a este respecto que lea en nuestra web -www.dsalud.com- la entrevista que en su día hicimos al doctor Eusebio Sala-Planell, especialista en Angiología y Cirugía Vascular. Puede localizarle en el 93 418 96 66. Agregaremos por último que la llamada Terapia Fotodinámica no es eficaz a pesar de lo que se cuenta.


Sr. Director: tengo 42 años, hace no mucho entré por Urgencias debido a una metrorragia y se me intervino quirúrgicamente extrayéndome mediante un legrado un pólipo de 1,2 cm. En reanimación me hicieron una transfusión y me pusieron plaquetas al padecer un estado anémico severo. Pendiente de una cirugía mamaria (izquierda) por un ganglio en axila izquierda me extrajeron líquido de él y realizaron una biopsia de la mama. Dio negativo para el ganglio pero positiva la biopsia (tumor cancerígeno de 1,5 cm.). El resultado del análisis del pólipo también da positivo. Se estudiaron ambos tumores y se observó que es del mismo tipo siendo el foco principal la mama. Me hicieron también una extracción de la médula ósea observándose que también está infectada. En un mes de hospitalización ya me han transfundido 3 veces y puesto plaquetas 5 veces. Inicié el primer ciclo de quimioterapia a los 18 días de hospitalización y actualmente continuo ingresada. Me gustaría que me orientasen sobre mi problema y dónde sería conveniente dirigirme para que me ayudasen en mi caso. Gracias.

Leonor Gómez Sánchez

Perdone que le digamos que o bien hace poco tiempo que lee usted la revista o bien nuestra opinión, a pesar de su carta, le interesa en realidad muy poco. Le sugerimos que lea todo lo que hemos publicado sobre cáncer en estos años. Lo tiene en nuestra web a su disposición: www.dsalud.com. También puede adquirir el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo si le es más cómodo. Es más, puede usted acudir al II Congreso Internacional sobre Tratamientos Alternativos y Complementarios en Cáncer que se celebra en Madrid los próximos días 26 y 27 de mayo donde podrá acceder a información de primera mano que podría ayudarle mucho. Dicho lo cual agregaremos que se trata de su vida y, por tanto, de su decisión por lo que respetamos sin reservas lo que ha decidido. Pero ese camino, a nuestro juicio, no es el más adecuado.


Desde que leí en vuestra revista un artículo hablando de la leche de vaca me quedé bastante cogida con el tema y quisiera tener más información sobre todo lo relacionado con ella. La revista la tengo guardada como oro en paño. Y seguro que os preguntáis ¿por qué tanto interés en el tema? Pues bien, os voy a contar mi experiencia personal. Hace quince años monté mi propio negocio: una peluquería preciosa y un salón de belleza. Un día, a los tres años aproximadamente, me empezó a doler bastante la espalda en la zona lumbar izquierda. Como cualquier persona hubiera hecho fui al traumatólogo y me dijo que tenía un pinzamiento, que la última vértebra estaba pisando la cadera y de ahí el dolor. Y que el trabajo que tenía no me beneficiaba para nada. En fin, me mandó antiinflamatorios y un relajante muscular explicándome que unas veces estaría mejor y otras peor. ¡Ah!, y un dato importante: me dijo que si algún día, en el futuro, me quedaba embarazada me fuera haciendo a la idea de pasar los nueve meses en la cama. El caso es que los antiinflamatorios me aliviaban bastante por lo que fui tirando de esa manera nueve años. Pero entonces me quedé embarazada... ¡y el dolor se fue por completo! Fueron los nueve mejores meses de los últimos años. No me dolió la espalda ni un solo día. Curioso, ¿verdad? Cuando nació mi hijo y pasó la cuarentena volví al trabajo (ya saben, los autónomos no podemos cerrar el negocio para darnos de baja) y con ello mis dolores de espalda solo que cada vez con más intensidad. Fui a otro traumatólogo y me hicieron radiografías y una resonancia. Todo salió bien. No había nada, ni siquiera un pinzamiento; era una contractura muscular y me dijo que hiciera natación (solo que la piscina más cercana la tenemos a más de 45 minutos en coche). ¡Qué fácil lo ven ellos! Porque yo trabajo diez horas todos los días más la casa y el niño. La cosa cada vez iba peor y cuando mi hijo tenía tres años estaba ya desesperada. Entonces fui a otro traumatólogo del que me habían hablado muy bien y me dijo que tenía una neuralgia intercostal. Me puso un tratamiento de cuatro meses con antiinflamatorios y unas pastillas que eran para los ataques epilépticos y que según él servían también para la neuralgia. Aunque lo peor de todo vino cuando me dijo que el tratamiento no me haría nada si no dejaba mi trabajo. Tuve pues que cerrar mi negocio pero a pesar de ello seguía bastante mal. Desesperada me fui a Córdoba a ver a un médico osteópata y homeópata porque me comentaron que era muy bueno. ¡Y bendita la hora en la que fui! Descubrió que todos mis problemas los producía ¡mi intolerancia a la leche y a los huevos! Ahora estoy muy bien. Espero que comprendan mi interés por el tema y me manden toda la información posible relacionada con él. Un saludo y muchas gracias.

Noelia Luque García
Morón de la Frontera (Sevilla)

Nos alegramos sinceramente de su recuperación y publicamos su carta porque es un buen ejemplo para otros lectores de la importancia de hacerse tests de intolerancia alimentaria como tantas veces hemos explicado. En cuanto a su petición de enviarle información nos va a perdonar pero donde nosotros tenemos que darla es en la revista, no a nivel individual. Seguro que lo entiende.


He leído vuestro artículo sobre el ajo y mi consulta es si los que vienen en bote de cristal y que dicen que no pican ni huelen porque están tratados son tan buenos como los naturales y si conservan sus propiedades. También os agradecería si podéis decirme dónde puedo encontrar más información de cómo combatir las canas con el ajo ya que en el articulo así se menciona pero no dice nada de la frecuencia con la que hay que hacerlo. Gracias de antemano.

Ricardo Islas

Tienen las mismas propiedades pero en menor escala. El problema de los ajos que se venden en tarros de cristal es que llevan conservantes y esos no son tan buenos. Mejor frescos. En cuanto al pelo basta darse con él una o dos veces a la semana. Y asegúrese de que no le falte zinc.


Estimado Sr. Campoy: soy un gran admirador del trabajo de todo el equipo de Discovery DSalud y como terapeuta mis pacientes se benefician enormemente de la información que mes tras mes la revista ofrece. Y hechas estas alabanzas (bien merecidas) a vuestro trabajo quisiera hacer hincapié en un pequeño detalle: en la sección de Cartas al Director -¡que más bien es un consultorio!- la revista tiene una gran tendencia a proponer tratamientos naturópatas, de biorresonancia, ortomoleculares, etc., que son extremadamente útiles pero -y aquí viene la razón de mi misiva- rara vez mencionáis la Medicina Tradicional China. Y por citar un ejemplo, las tres primeras cartas/consultas del número 92 (marzo) son síndromes cuyo tratamiento con Fitoterapia China da excelentes resultados. Seguro que vuestros lectores estarían agradecidos de tener más caminos que emprender en busca de una salud más plena. Sin más que volver a alabar el trabajo que estáis haciendo me despido con mucho afecto.

Veturián Arana (Gerona)

Tiene usted razón pero es que el número de expertos en Medicina Tradicional China en España es aún escaso por desgracia y la mayor parte de los terapeutas que trabajan usa sólo la Acupuntura y plantas que no son fáciles de conseguir aquí. Dicho lo cual usted sabe que somos muy conscientes de que su eficacia está fuera de toda duda en prácticamente todas las patologías.


Estimado director: el 15 de diciembre del 2005 operaron a mi madre de un cáncer en la mama. Le cortaron el pecho y a continuación siguió el protocolo de quimioterapia y radioterapia. Hasta que a base de información y de pelearnos con ella mi padre y yo lo fue dejando "casi todo". Conseguimos que dejara el Arimidex cuyos efectos secundarios son infinitos y de cuya efectividad dudamos. Y la hicimos ver que estar con su oncólogo era como estar en las garras del demonio gracias a lo cual ya no aparece por su consulta. Pues bien, desde finales de julio del 2006 se está tratando con Homeopatía e Hipertermia, se ha hecho vegetariana y todas las pruebas efectuadas hasta ahora han salido muy bien con los marcadores tumorales normales. En definitiva, está limpia. Lo único que tiene es una pequeña piedra en la vesícula y un granuloma punciforme calcificado en el hígado. Mi pregunta es si la aplicación de la hipertermia por el pecho operado, el brazo, el hígado, etc., a razón de 3 sesiones por semana -los 3 primeros meses 4 por semana- será realmente bueno o someter el cuerpo tan a menudo a esa "fiebre" no será negativo. Porque todo exceso es malo, ¿no? A partir de Marzo serán sólo 2 sesiones, sobre todo en el hígado para tratar ese granuloma. Y ahí viene otra duda: ¿hasta qué punto es bueno que haya una energía externa? Nosotros tenemos nuestra propia energía. ¿Es posible que interfiera? ¿Sería mejor dejar al cuerpo tranquilo dejándole hacer lo que tenga que hacer? Me da miedo que un exceso de hipertermia no esté dejando que su cuerpo envíe los mensajes correctamente, que haga interferencias. Y por último: tengo una hija de 10 meses a la que sólo alimento con verdura, fruta, cereales, las legumbres que le tocan para su tiempo, yogures y leche de soja. No quiero darla ni carne, ni pescado, ni huevo lo que hace que me sienta a veces un poco limitada al hacerle las papillas pero no sé que más le puedo dar y no encuentro ningún libro vegetariano para bebés ¿Me podría aconsejar alguno o al menos decirme qué más cosas la puedo dar? Me da miedo que le pueda estar faltando alguna vitamina, mineral o algo aunque ella está maravillosa. Muchísimas gracias.

Lorena Gandía

Nos congratula mucho la recuperación de su madre. Y tranquila, ni hay problema con las dosis de hipertermia que nos indica ni su uso interfiere señal biológica alguna. En cuanto a su hija debería plantearse que durante la etapa de crecimiento necesita mucha proteína. Si no quiere que coma carne déle al menos pescado y huevos. En nuestro estado evolutivo es necesario. En todo caso, si a pesar de todo no quiere hacerlo siga los consejos de alguien preparado. Nos permitimos sugerirle que acuda al Dr. Diego Jacques, miembro de nuestro Consejo Asesor (91 799 14 79).


Sr. Director: no es la primera vez que me dirijo a su revista para obtener información y, como anteriormente, les agradezco de antemano la labor de divulgación que realizan sobre estos temas que son sistemáticamente ignorados por los medios de comunicación. La razón de mi e-mail es que el médico me ha detectado Helycobacter Pylori en el estómago y, según parece, la única forma de eliminarlo es con un tratamiento combinado de dos antibióticos que tiene efectos secundarios. Mi pregunta es si realmente no existe otra alternativa menos agresiva porque mi organismo ya me ha dado muestras suficientes en años pasados de ser muy poco tolerante con esos productos tan tóxicos. Por otro lado, el mismo médico me ha asegurado que esa bacteria no tiene por qué ser la causa directa de la dispepsia que padezco. Muchas gracias por su consejo.

Francisco Moreno

La Helicobacter pylori, bacteria considerada la causa de la mayor parte de las úlceras de estómago y gastritis crónicas, parece que puede eliminarse con simple aceite de oliva virgen. Al menos así ocurre "in vitro" como hace poco demostró un equipo del Instituto de la Grasa de Sevilla merced a que contiene dos polifenoles amargos, dos conocidos glucósidos secoiridoides: el ácido elenólico y el tirosol. También la miel parece proteger la mucosa gastrointestinal a diferencia del azúcar blanco que la irrita y favorece su proliferación. Es asimismo útil el consumo de arándano rojo gracias a su riqueza en proantocianidinas como constató un equipo del Centro Marucci de Investigación perteneciente a la Universidad de Nueva Jersey (EEUU). También se ha comprobado que el extracto acuoso de tomillo inhibe de forma significativa su crecimiento -de nuevo in vitro- por su potente inducción de la actividad de la ureasa frente a la mucosa gástrica. Incluso un poco de alcohol -especialmente el vino tinto- permite detener su progresión según un trabajo de la Universidad de Ulm (Alemania). Terminaremos agregando que el brécol contiene una sustancia que mata la bacteria según un trabajo elaborado por la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (Maryland) y el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia debido a que contiene gran cantidad de sulforafane.


Estimado Director y equipo: me llamo Sonia, soy fisioterapeuta y estoy suscrita a la revista porque es una publicación de salud de verdad que está ayudando a quitar la venda de los ojos (a quien quiera quitársela, claro). El artículo sobre la chlorella me gustó muchísimo por lo que empecé hace poco a tomar Sun-chlorella y ya noto los beneficios. Hace unos años, para recuperar la salud, comencé un tratamiento ortomolecular, cambié mi alimentación a ovo-vegetariana -aunque consumo muy poco huevo- e hice algo que me parece fundamental: modifiqué mi forma de ver la vida. Bueno, pues hace un tiempo decidí probar más suplementos de origen natural una temporada, Y fue cuando, al leer el artículo y otros sobre la chlorella, me decidí a tomarla. Entre otras cosas porque ayuda a eliminar los metales pesados y tiene vitamina B12. De hecho, en todo lo que he leído sobre la chlorella -y también sobre espirulina- se afirma que es una buena fuente de vitamina B12 pero en un foro me dijeron tajantemente que las algas no son fuente fiable de vitamina B12. Según algunos en realidad aporta un sucedáneo de B12 no asimilable por el cuerpo que puede falsear un análisis dando correcto cuando en realidad hay carencia de verdadera vitamina B12. Me indicaron dos páginas: www.portalvegetariano.com/art- y -www.unionvegetariana.org/b12.html- En suma, ¿es o no una fuente fiable? ¿Quién tiene razón? Les agradecería muchísimo su ayuda. Un saludo.

Sonia Belmonte Cabrera

La Chlorella contiene una serie de nutrientes que forman sinergia y cuyas cualidades no pueden analizarse por separado. No se trata pues de ingerirla cuando hay carencia de vitamina B12 (también llamada Cobalamina, Cianocobalamina, Eritronina, Hidrocobalamina o Zooferina). En cuanto al hecho de que la vitamina B12 sea un "análogo inactivo" es discutible aunque esté extendida la opinión de que no existen fuentes fiables de esa vitamina en el reino vegetal. Es cierto que son mejores fuentes de ella los alimentos de origen animal como las almejas, el jamón, los arenques, el salmón, el atún, el hígado, el cerdo, los huevos, el queso y los riñones y que se afirma que los vegetarianos padecen por ello déficit de la misma pero además de la chlorella contienen vitamina B12 el alga spirulina y la levadura de cerveza. Es más, no conviene olvidar que todos los nutrientes que llegan a nosotros de los animales los han obtenido ellos del mundo vegetal.


 Estimado Sr. Campoy: tengo una hija de 35 años que sufre desde hace 10 la Enfermedad de Sjögren. Hemos pasado por diferentes etapas pero ahora lleva una temporada con muchas crisis y tiene que ingresar por problemas en los pulmones y un cansancio que no le deja hacer las cosas mas básicas. Durante una larga temporada tomó cortisona y ahora está tomando el Dolquine y un antidepresivo. Cada vez tiene más síntomas de la enfermedad y nos da mucho miedo que tenga linfomas. Le quería preguntar si hay algún tratamiento alternativo y si el Bio-Bac le podría ir bien. También nos sería de gran ayuda que nos diera la dirección de algún médico que pudiera ayudarla a mejorar su calidad de vida con tratamientos, alimentación, etc. En Gerona o Barcelona ya que a mi hija le supone un gran esfuerzo desplazarse. También me pregunto si podrían dedicar un artículo a esta enfermedad de la que tan poco se sabe. Les agradezco mucho su respuesta y el servicio que prestan con su publicación.

Montserrat Graboleda

Se ha dado en llamar Síndrome de Sjögren a una "enfermedad" autoinmune de origen desconocido -como casi todas- que se caracteriza porque los linfocitos invaden las glándulas exocrinas del cuerpo encargadas de producir los líquidos que hidratan, lubrican y suavizan el organismo como la saliva, las lágrimas, las secreciones mucosas de la laringe y de la tráquea y las secreciones vaginales haciendo que funcionen de forma deficiente. Por eso suele manifestarse con sequedad: en los ojos, en la boca y en la vagina así como caries por falta de saliva pudiendo provocar también artritis y cansancio general. Y se considera sistémica porque puede afectar a diversos órganos y partes del cuerpo y producir una gran variedad de síntomas además de la sequedad. Actualmente los "expertos" las dividen en tipo primario -cuando no se asocia con ninguna otra enfermedad- y secundario -cuando se asocia a otras enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico o la cirrosis biliar primaria, entre otras. Sin embargo, lo cierto es que no existe un Síndrome de Sjögren igual que otro. Unas veces es sólo un problema molesto y otras grave. Y no existe tratamiento curativo, solo paliativo con métodos naturales. No justificándose la ingesta de fármacos aunque haya médicos que recomienden corticoesteroides, antiinflamatorios, antidepresivos y antipalúdicos. Claro que la Asociación Española Síndrome de Sjorgen está vinculada a una conocida multinacional farmacéutica: Novartis. Agregaremos que en la actualidad se plantea la posibilidad de que la "enfermedad" esté causada por un virus o por alguna alergia alimentaria. Hasta aquí lo que se sabe. ¿Puede servir el Bio-Bac? Lo ignoramos tanto nosotros como el fabricante pero en la medida en que se trata de un potente antivírico e inmunomodulador podría ser. Como el Viusid. Quizás lo más adecuado sea pues probar con antivíricos. Ya hemos hablado varias veces de ellos en esta misma sección y a ellos nos remitimos. Y que su hija se haga un test de intolerancia alimentaria pero le aconsejamos que, sin necesidad de esperar, deje de inmediato de consumir lácteos e hidratos de carbono refinados.


 

NÚMERO 93. ABRIL 2007.

Sr. Director: estoy investigando la llamada Dieta Metabólica pues en la clasificación que realiza de los tipos metabólicos reúno las características del tipo proteínico; a saber: inquietud, nerviosismo, ansiedad, dificultad para coger el sueño, delgadez, falta de desarrollo muscular, friolero (sobre todo manos y pies), frecuencia de infecciones respiratorias, alergias, absorción intestinal deficiente, metabolismo rápido, etc. Lo que me ocasiona numerosos problemas de salud que no encuentran solución en la medicina convencional. Y me encuentro con una supuesta controversia entre William Donald Kelley y Wolcott. En su libro La Dieta Metabólica Wolcott al parecer agradece a Kelley que le permitiera trabajar con él pero observó que su sistema era deficiente y por esa razón Wolcott, con las aportaciones de otros investigadores, creó un sistema metabólico más perfeccionado cuyo portal, entre otros, es www.healthexcel.com Sin embargo, en el portal www.drkelley.info se afirma al parecer que cuando Wolcott trabajó para Kelley no pudo comprender el sistema metabólico de este último y su empleo fue rescindido. Entonces, según este portal, Wolcott se apropió de la denominación de "tipos metabólicos" y junto a otros médicos y técnicos entrenados por Kelley comercializó un sistema más defectuoso, propio del establisment. No sé si se trata de una guerra comercial entre los dos o de una maniobra de desinformación por lo que les pido que me aclaren la controversia. Me dirijo a Vd. porque conociendo su revista y conociéndole a través de los debates televisivos en los que ha participado estoy completamente seguro de que puedo confiar en su persona. Muchas gracias por su atención.

Eduardo García Lozano

Mire, La Dieta Metabólica funciona. Pero la clasificación de las personas en "tipos metabólicos" es como la clasificación de la dieta en función de los tipos sanguíneos: pertenece más, a nuestro juicio, al género de la especulación que de la realidad. Aunque mucha gente piense que como la dieta funciona lo que se explica de los "tipos" debe ser también verdad. En cuanto a la posible controversia entre ellos no nos interesa porque está superada por La Dieta Definitiva. Ésta funciona con todo el mundo y en todos los casos independientemente del "tipo metabólico" o del "tipo sanguíneo" al que uno crea pertenecer. Lo único que hay que hacer es asegurarse de eliminar antes de comenzarla todos los alimentos a los que uno es alérgico o intolerante. Nada más.


 Señor Director: felicitaciones por su revista que siempre presenta temas de interés. En mi país, Colombia, ya es muy conocida y apreciada. Pues bien, en el nº 85 encontré un artículo sobre las cualidades terapéuticas del limón que me pareció muy interesante pero me surgieron algunas inquietudes: ¿qué contraindicaciones y efectos adversos pueden presentarse cuando al zumo del limón se le agrega bicarbonato? ¿Debe éste utilizarse sólo en caso de deshidratación? Y, por último, ¿en qué medida se debe utilizar? Mil gracias.

Sylvia Rodríguez A.
Bogotá (Colombia)

El zumo de limón combinado con agua y bicarbonato sódico constituye un buen recurso para rehidratar el organismo y dotarle de los minerales perdidos tras una diarrea, una gastritis, exceso de sudor al hacer deporte, calor excesivo, deshidratación, etc. Sin olvidar que favorece la absorción del hierro (por lo que beneficia a quienes padecen anemia ferropénica) y del calcio (ayudando a prevenir la osteoporosis). Y es útil igualmente en los casos de afonías. Ahora bien, de lo que se trata es de preparar una solución que no dañe ni el esófago ni el estómago y, por tanto, lo suyo es prepararla usando un litro de agua mineral -la de grifo normalmente lleva cloro y no es adecuada-, el zumo de un limón grande y la punta de una cucharadita de sal. Una vez mezclado todo se debe beber despacio a lo largo de dos o tres horas.


Les escribo esta carta para hacerles un par de sugerencias. Primero, creo que sería muy interesante escribir un artículo sobre la candidiasis. Es sorprendente la cantidad de síntomas que se esconden detrás de esta enfermedad. Hasta el punto de que mucha gente la tiene y no lo sabe. Según he leído, enfermedades como el asma, la artritis, las alergias o la fibromialgia pueden ser debidas a una candidiasis. Incluso puede provocar intolerancia alimenticia. Hace poco cayó en mis manos el libro Natural Cures. 'They' don't Want You to Know About de K. Trudeau en el que se explica que uno de los efectos colaterales de la candidiasis es la dificultad para perder peso. Cuando se cura se incrementa notablemente la facilidad para reducir los kilos de más. Me parece de tal magnitud esta dolencia que creo que sería de gran interés escribir un amplio artículo dedicado al tema. Y segundo, leí hace poco la entrevista que le hicieron al Sr. Chacón sobre el asunto del Bio-Bac. Es sencillamente indignante todo lo que está ocurriendo. Clama al cielo. Seguramente tanto el Sr. Chacón como los afectados por no poder acceder al producto deben de haber pensado mil y una acciones a seguir para lograr que se haga un juicio justo (no es demasiado pedir). A mí se me ocurre una que quizás pueda parecer banal pero no se pierde nada por intentarlo: el programa de Tele 5 Caiga Quien Caiga tiene una sección que se llama Proteste ya. La verdad es que es muy eficaz para tratar temas de la vida diaria de los ciudadanos de pequeños municipios. Ya sé que es muy diferente el tema del Bio-Bac en el que hay implicados tantos "peces gordos" pero quizás no fuera descabellado realizar una intentona. Es increíble el poder que otorga la cámara de una cadena de alcance nacional. Sin más, me despido animándoles a que sigan ejerciendo la labor social que tan magníficamente han llevado a cabo hasta ahora.

Javier Miño
Terrassa (Barcelona)

Tiene usted razón pero ya hablamos de la candidiasis y de cómo afrontarla en la sección de Medicina Ortomolecular del número 41 de la revista. Le sugerimos que lea el texto en nuestra web: www.dsalud.com En cuanto a su propuesta sobre el programa Caiga quien caiga publicada queda pero nos tememos que el título del programa se refiere a que están dispuestos a asumir que por lo que en él se diga pueda caer cualquiera... menos ellos mismos. Y hablar en televisión con honestidad y ética del caso Bio-Bac puede implicarle a quien tal cosa ose hacer... que caiga. Esa es la dura realidad.


 Gracias por publicar la mejor revista sobre salud que sin duda existe. Y he leído muchas. Quería pediros que informarais del descubrimiento que han realizado en la Universidad de Granada sobre las posibilidades del orujo obtenido de la extracción del aceite de oliva y que funciona tanto en enfermos de sida como en infecciones por parásitos del intestino delgado. Al parecer ya poseen una decena de patentes relacionadas con otras enfermedades. ¡A ver si Farmaindustria puede con nuestra aceituna!

Jason García

Informamos ya en la sección de Noticias del pasado número. Tu carta ha debido llegar mientras recopilábamos los datos. Y, en efecto, esos investigadores han constatado que el ácido maslínico de la cera de la piel de la aceituna inhibe "in vitro" la serín-proteasa que utiliza el VIH -presunto responsable del Sida- para abrirse camino desde el interior de la célula infectada hacia el medio extracelular ralentizando ¡hasta en un 80%! su propagación. El ácido maslínico -o ácido crataególico- es un terpeno pentacíclico y tiene por tanto efectos antioxidantes y anticancerígenos pero posee además la capacidad de inhibir las proteasas y gran actividad antiinfecciosa.


Estimado Sr. Campoy. ya se que son muchas las comunicaciones que reciben ustedes y que hay estupendos profesionales en su equipo que tienen consulta, como nos recordó recientemente, pero parte de mi problema es que no sé a qué profesional acudir. En mi familia padecemos de Rendu Osler Weber. En mayor o menor grado sobrellevamos las hemorragias nasales aunque algunos han necesitado ingreso hospitalario. Ahora se está recetando Amchafibrin 500 mg diariamente. También se dan hemorragias digestivas no muy graves. La gravedad y urgencia de esta carta viene porque tanto a mi como a mi hijo de 10 años nos han diagnosticado malformaciones arteriovenosas. En mi caso son 10 fístulas y de ellas varias son de más de 1 centímetro; y mi hijo tiene tres, una de ellas grande, en el pulmón, por lo que nos han puesto en lista urgente para embolizarla mediante un cateterismo. A mi me da mucho miedo pero al parecer hay riesgo de hemorragias masivas o de embolias cerebrales. No se si hay otras alternativas, tratamientos diferentes a las intervenciones o incluso radioterapia. Le rogaría me dijese si conoce alguna terapia o tratamiento alternativo, dónde dirigirme en tal caso y si hay alguien que haya estudiado la enfermedad. Muy agradecido por su atención y rogándole atienda la presente por la urgencia, reciba un saludo.

Santos (Vitoria)

El llamado Síndrome de Rendu-Osler-Weber -también conocido como Telangiectasia Hemorrágica Hereditaria- se caracteriza por malformaciones en las vénulas y los capilares así como en las membranas mucosas -normalmente dilatadas- y la aparición frecuente de hemorragias -principalmente a nivel nasal pero también en la piel, el cerebro, los pulmones y el tracto digestivo- sin causa aparente. Se considera una enfermedad distinta a la hemofilia cuya causa se achaca a deficiencias en la coagulación sanguínea ya que en este caso el problema parece residir en la excesiva fragilidad de las paredes de los pequeños vasos que se rompen con facilidad. Actualmente se considera que puede deberse a una alteración vascular asociada a la mutación de dos genes -el HHT1 y el HHT2- que provocan mutaciones en el gen endoglina -localizado en el cromosoma 9- y en el gen de la activina-kinasa "receptor-like" tipo I (ALK-1) -localizado en el cromosoma 12-. En suma, se considera una "enfermedad rara" de naturaleza hereditaria y transmisión autosómica dominante que se diagnostica con un test genético mediante la secuenciación de las regiones codificantes completas de los dos genes mencionados. Sin embargo, lo cierto es que el test genético no da positivo en todos los pacientes que sufren la dolencia por lo que hay dudas al respecto. Nuestra sugerencia es, ante todo, que se hagan ustedes un test de intolerancia para eliminar todo alimento que pueda estar dañándoles. Comprueben asimismo si la causa es algún fármaco que pueda también estar perjudicándoles. Ambos análisis pueden hacérselos en la Clínica Euroespes sita en La Coruña (981 78 05 05). A continuación descarten estar sometidos a radiaciones telúricas y electromagnéticas. Sigan luego para comer las normas de La Dieta Definitiva ya que ésta no sólo es útil para adelgazar; de hecho seguirla hará que eliminen de su alimentación los lácteos, los hidratos de carbono refinados, el azúcar, el alcohol, el café, las grasas saturadas, los fritos, las moléculas de "maillard", etc. Y completen el asunto con un tratamiento ortomolecular para asegurarse de que la causa de la fragilidad de las venas y capilares no está en el déficit de algún nutriente, especialmente de vitamina C, aminoácidos como la lisina, la prolina, la arginina, la carnitina, la cisteína y la taurina, minerales como el magnesio, el cobre, el potasio y el calcio, la coenzima Q-10, inositol, picnogenoles (un tipo de bioflavonoides), betacaroteno (provitamina A), vitaminas D, E y H (biotina) y algunas del grupo B (especialmente las B1, B2, B3, B5, B6, B9 y B12). Es posible que eliminando los alimentos y fármacos a los que sean intolerantes, asegurándose de comer correctamente y dando al organismo todo lo que necesita para un buen funcionamiento venoso y arterial el problema se minimice o desaparezca... en el futuro. El problema es que las fístulas, en efecto, hay que tratarlas ahora porque pueden producir sangrado. No es una operación grata pero en esta ocasión ponerse en manos del especialista es seguramente lo más adecuado.


Hola desde Galicia. Antes de nada felicitarles por su excelente revista en la cual me estoy introduciendo desde hace relativamente poco tiempo. Este e-mail tiene por objeto hacer una consulta médica. Quiero hablarles de una persona de 78 años que padece dos aneurismas, uno en la aorta y otro más abajo aunque no se sabe la localización exacta. El cardiólogo le dijo primero que era necesario operar pero poco después cambió de opinión diciendo que la dilatación de la arteria no era suficiente para realizarla. Y como quiera que la medicina oficial no ofrece para un aneurisma más solución que la quirúrgica el cardiólogo se limita ahora a observar si crece o se mantiene igual (principalmente el de la aorta). ¿Hay en la medicina alternativa algún tipo de respuesta para patologías de este tipo? Soy consciente de que se trata de una enfermedad complicada pero esta persona sufre mucho porque sabe que tiene una enorme espada de Damocles encima de su cabeza que en cualquier momento puede caerle en forma de muerte. ¿Qué puede hacer? Muchas gracias.

Manuel M.

Hemos resumido su carta debido a la amplia extensión de la misma y a fin de centrarla en su consulta. Mire, cuando la pared de una arteria se debilita la sangre bombeada por el corazón presiona sobre ella y hace que ésta se distienda. Y a esa distensión o ensanchamiento es a lo que médicamente se llama aneurisma. Lógicamente se puede dar en cualquier arteria pero es más frecuente en la aorta porque al estar más cerca del corazón es la que más presión soporta. Siendo especialmente peligrosa en la parte superior porque es más propensa a romperse con posible resultado fatal. Rasgamiento al que llaman aneurisma disecante de aorta y que suele venir precedido de un intenso dolor torácico similar al de un ataque al corazón. Cuando el aneurisma es pequeño y está en la aorta abdominal no suele poner en peligro la vida pero cuando es grande el tratamiento convencional consiste en sustituir esa porción de arteria dañada por un trozo similar de arteria artificial o bien colocando una prótesis expansible por dentro del vaso mediante un catéter a fin de que la sangre circule por su interior y no presione la arteria dañada. Dicho esto agregaremos que el debilitamiento de las paredes arteriales se debe básicamente a la falta de determinados nutrientes, especialmente de vitamina C y de dos aminoácidos: lisina y prolina. En la respuesta a nuestra carta anterior lo explicamos con más detalle pero le sugerimos que lea en nuestra web -www.dsalud.com- el artículo que con el título El método más eficaz para prevenir y tratar los problemas cardiovasculares publicamos en el nº 64 de la revista. Si sigue lo expuesto en él mejorará mucho y reducirá de forma notable el riesgo de muerte.


Señor Campoy: ante todo permítame felicitarle por sus libros. Ambos son estupendos, de una gran calidad y además de reveladores prácticos -muy prácticos- y de aplicación directa. Yo, de verdad, recomiendo a todo el mundo que los compre. Merece la pena invertir algo de dinero en algo de tan alta calidad. Y créanme: lo digo de verdad. Así que me permito animarle a que escriba un nuevo libro porque le aseguro que somos muchos los que lo estamos esperando. Ahora me gustaría consultarle unos temas. En cuanto al agua, tema que me preocupa mucho, ¿podría usted decirnos cuál es el método mas eficaz para eliminar los metales pesados? ¿Es cierto, por otra parte, que el agua embotellada no es tan segura? En segundo lugar quiero decirle que he leído que la mejor forma de eliminar metales pesados del cuerpo es tomando alga Chlorella, ajo silvestre y cilantro. ¿Es así o conoce un método mejor? En tercer lugar ¿se puede sustituir la leche de vaca por otra en el caso de los bebés cuando no toman el pecho? ¿Leche de soja tal vez? Y, finalmente, al hablar del cáncer Hamer dice que las bacterias ayudan a combatir las células cancerosas pero Hulda Clark afirma que hay que acabar con todos los parásitos y bacterias a fin de desintoxicar el organismo y así afrontar con más garantías la recuperación. ¿Cómo se explica esa aparente contradicción? Reciba un saludo.

Daniel G. Sánchez
(Huelva)

Gracias por tan elogiosos comentarios. En cuanto a sus preguntas vayamos por partes: que el agua que bebemos es importante lo demuestra el hecho de que hemos dedicado numerosos artículos a ella. Al punto de que en nuestra web -www.dsalud.com- hay un apartado titulado El agua y la salud donde los hemos agrupado todos para una localización mas sencilla. Le instamos pues a leerlos ya que existen muy diversos métodos, todos eficaces. Entienda que nosotros no podemos -no debemos- orientarle "comercialmente" cuando hay tantas alternativas. El agua embotellada es más segura que la de grifo porque a ésta se le añade cloro que si bien tiene una función desinfectante en exceso perjudica la salud. Lo que hay que hacer es preferir la de "baja mineralización" o "mineralización débil" ya que el cuerpo no asimila los minerales del agua. Y, por supuesto, siempre en botella de vidrio y no de plástico. En cuanto a los alimentos quelantes -es decir, eficaces para eliminar metales pesados- efectivamente son útiles tanto la Chlorella como la mayor parte de las demás algas porque contienen ácido algénico. En realidad ayudan también todos los vegetales gracias a la clorofila, pigmento que contienen de forma abundante. Como ayuda todo alimento rico en bioflavonoides. Y por supuesto, todos los que contienen aminoácidos azufrados, es decir, metiotina, cisteína y taurina. De ahí las propiedades quelantes del ajo y la cebolla. Y otro tanto pasa con los alimentos ricos en histidina y glutation así como en dos minerales con esas mismas propiedades quelantes: el selenio y el calcio. Lo mismo cabe decir de la vitamina B13, también conocida como Ácido Orótico, Orotato, Factor del suero de la leche o Factor galactoso animal. En cuanto a los bebés decirle que su aparato digestivo está preparado para ingerir la leche materna durante el período de lactancia pero luego -al año aproximadamente- deja de producir lactasa, la enzima que posibilita esa metabolización y aparece a menudo intolerancia. De ahí que cuando el niño no mame ya de la madre y esté tomando leche animal -por muy "maternizada" que esté al añadírsele nucleótidos, aceites vegetales, hierro, vitaminas, oligoelementos, probióticos, prebióticos, etc.- debe procurarse que deje de ingerirla lo antes posible. Hay otras muchas formas de proporcionar a los niños el calcio y las proteínas que precisan. La leche de soja es una opción pero habría que asegurarse de que el bebé no es también intolerante a ella y de que no es transgénica... y eso ya no es tan sencillo hoy día. En cuanto a las bacterias no hay contradicción alguna: no olvide usted que hay bacterias beneficiosas y bacterias dañinas o patógenas. Y Hulda Clark habla de acabar sólo con las patógenas.


Qué gran revista es Discovery DSalud! Sin duda, la mejor revista de medicina del mundo. Desde el día en que cayó en mis manos por casualidad supe que era la que llevaba buscando toda la vida. Además en vuestros argumentos encontré la base técnica y teórica que le faltaba a mi pensamiento ya que antes no tenía el respaldo de vuestro rigor tras mis afirmaciones. Felicidades pues por vuestra labor -tan humana- y gracias por permitirnos conocer tanta información que sin vosotros sería imposible que llegase a nuestro conocimiento. También os escribo para animaros a que hagáis una "tabla alternativa" sobre las necesidades diarias y dosis recomendadas de vitaminas, minerales, aminoácidos y oligoelementos. Es decir, de las reales teniendo en cuenta el daño que sufren hoy los alimentos -pesticidas, procesos de cocción, abonos, etc.- además del desgaste al que estamos sometidos hoy todos -estrés, radiaciones, mala calidad de la comida, etc.-. Porque no me fío de las cantidades que recomienda la Organización Mundial de la Salud ya que como vosotros bien habéis dicho es sólo un títere más en manos de las grandes multinacionales farmacéuticas. Pienso que hoy lo importante es prevenir pero es que, además, con las cantidades que recomienda la OMS no se puede curar nada. Os pido y animo pues a que, con ayuda de vuestro Consejo Asesor, lo llevéis a cabo. No sé si lo que pido es demasiado pero os ruego que hagáis un esfuerzo. Somos muchos los que confiamos en vosotros. Me gustaría también que nos dijerais con qué materiales es más seguro cocinar y con cuáles no porque desprenden residuos así como si tenéis constancia de que el bórax sea un producto adecuado para limpiar y fregar (o cuál es para vosotros el más seguro). Por cierto, ¿podéis informarme de paso sobre dónde puedo comprar los libros Su cuerpo reclama agua a gritos de Feydoon Batmanghelidj y Cómo vivir más y mejor de Linus Pauling? Espero vuestra respuesta.

Rocío Romero Romero
(Huelva)

Gracias por sus elogios. Permítanos en cualquier caso matizarle que ésta no es una revista de Medicina sino de Salud. Como bien sabe no nos dedicamos precisamente a recomendar o promocionar medicinas. En cuanto a su propuesta solo decirle que ya está hecha. Lo que usted pide se ha publicado ya durante varios años en la sección de Medicina Ortomolecular y se está completando en estos momentos. Basta entrar en ese apartado de nuestra web -www.dsalud.com-, pinchar en la vitamina o mineral que le interese y conocer ese dato. En cuanto a los útiles de cocina los más seguros son los de acero inoxidable. En cuanto al bórax, tan recomendado y usado, decirle que es tóxico. Es mucho mejor usar limón, alcohol, bicarbonato, perborato, jabón corriente, vinagre o agua oxigenada (estos dos últimos diluidos con agua). Pregunta finalmente por unos libros. Pues bien, el de Linus Pauling lo editó en español la editorial Planeta y se puede pedir en cualquier gran librería. En cuanto al de Batmanghelidj puede solicitarlo a través de www.amazon.com pero ya le advertimos que la traducción al "español" -es un decir- es pésima.


Estimado Sr. Campoy. sé que mi enfermedad no tiene cura pues es una de las llamadas enfermedades "raras". Padezco Neurofibromatosis desde muy jovencita. Tengo pequeños neurofibromas por todo el cuerpo, problemas en los huesos, etc., más lo que conlleva todo ello: depresión, muy baja autoestima, etc. Se pues que es difícil ayudarme ya que se trata de una enfermedad congénita pero me gustaría saber si hay algo que pueda ayudarme a parar la enfermedad y que no me salgan más bultitos. Agradecería cualquier tipo de ayuda. Un afectuoso saludo y gracias.

María
(Córdoba)

La Neurofibromatosis se considera un trastorno genético que provoca el crecimiento de tumores no cancerosos en los nervios así como anomalías en la piel y los huesos. Y se asegura que hay dos tipos: la NF1 -conocida inicialmente como Neurofibromatosis periférica o Enfermedad de von Recklinghausen- y la NF2 -bautizada inicialmente como Neurofibromatosis acústica bilateral, Neurofibromatosis central o Schwannoma vestibular-. Y es más común de lo que parece. Recientemente se ha concluido que las provocan genes defectuosos. En el caso de la NF1 un gen del cromosoma 17 y en de la NF2 un gen del cromosoma 22. Se dice que los genes defectuosos pueden haberse heredado o ser consecuencia de una mutación. Lo cierto, sin embargo, es que los padres de al menos la mitad de las personas que sufren ese problema no tienen tales genes alterados. Dicho lo cual agregaremos que da la sensación de que hay demasiada especulación disfrazada de conocimiento científico en esta enfermedad. Buena muestra es que se diagnostica una u otra enfermedad en función de su síndrome o "conjunto de síntomas". Así, se considera que alguien padece NF1 si se tienen dos o más de los siguientes síntomas: más de cinco manchas de color marrón claro en la piel que se oscurecen con los años, pecas o lunares en las axilas o en la ingle, dos o más bultos benignos sobre los nervios -bautizados como neurofibromas-, algún glioma o tumor en el nervio óptico, dos o más nódulos pequeños de color marrón en el iris, defectos en los huesos o antecedentes familiares. En cuanto a los síntomas que caracterizan la NF2 son tumores en el nervio que conecta el oído con el cerebro (llamados schwannomas porque se originan en las células de Schwann), tumores en la piel y/o en los nervios de todo el cuerpo -incluido el cerebro y la médula espinal- y opacamiento del cristalino del ojo. En cambio éstos tienen generalmente pocas o ninguna mancha. Tales son los "síntomas" de ambas "enfermedades". En suma, se supone que las causan dos genes alterados, bien porque se han heredado, bien porque han mutado. Por supuesto, sin que se sepa el por qué de tal mutación. Y como se ignora su causa o etiología ni se puede prevenir ni se sabe curar. Como la inmensa mayoría de las "enfermedades", "raras" o no. Así que todo lo que terapéuticamente se le propone a los enfermos es centrarse en los efectos para intentar paliarlos. Por ejemplo, extirpando los tumores que causan dolor o desfiguración... solo que suelen volver a aparecer. O aplicando radioterapia... que no sirve para gran cosa pero permite dar la sensación de que se hace algo (además de poder provocar cáncer donde no lo había). También se marea a los enfermos haciéndoles pruebas genéticas. Y decimos que se les "marea" porque después de hacérselas no se les va a proporcionar por ello un tratamiento distinto y más eficaz. En suma, nuestro consejo es que se salga usted del círculo de "expertos" en esa enfermedad porque saben "tanto" de ella que puede resumirse en esto: ignoran qué la provoca y cómo curarla. Lo demás es bla, bla, bla. ¿Quiere esto decir que hay otra manera de tratarla? Honradamente, no lo sabemos: lo que sí sabemos es que hay otra manera de afrontarla. ¿Cuál? Buscando posibles causas. Porque incluso si partiéramos del hecho de que los enfermos de Neurofibromatosis tienen realmente un gen defectuoso éste puede haber mutado por múltiples razones que la mayoría de los expertos no buscan. Es el caso de la contaminación ambiental -radiaciones telúricas, cósmicas y electromagnéticas o por los hidrocarburos que trasportan los pólenes-, del envenenamiento por tóxicos procedentes de la alimentación, las amalgamas dentales, la cosmética o los productos de higiene -especialmente por metales pesados-, los fármacos -la inmensa mayoría son muy tóxicos-, las vacunas, las infecciones, etc. Nuestra sugerencia es que indague por ahí y se haga, para empezar, un test con alguno de los múltiples aparatos de diagnóstico bioenergético que existen -Oberon, Quantum, Quantec, Mora....- así como tests de alergias e intolerancia alimentarias y la posible presencia de tóxicos (basta analizar, por ejemplo, las raíces de algunos pelos de la cabeza). Y, por supuesto, seguir cuanto antes un tratamiento ortomolecular para reforzar las defensas. Lo único que NO puede -ni debe- hacer es resignarse porque un médico le diga que "lo suyo no tiene cura". Porque con tal frase lo que ese médico está en realidad diciendo es que ÉL no sabe cómo tratar su caso.


Apreciado Director: soy suscriptor y ferviente lector de la revista desde que ojeé un número atrasado en la consulta de un naturópata. Felicidades por su contenido. Verá, antes de decidirme a escribirle traté de localizar algo sobre la Poliquistosis en su página web pero con resultado negativo. El caso es que tengo cuatro sobrinos que padecen esa enfermedad y no les dan solución. Únicamente les efectúan revisiones periódicas para comprobar que los quistes siguen en el riñón. Su madre -y una hermana de ésta- también padecieron la misma dolencia (la madre falleció después de un trasplante). En suma, ¿conoce algo que pudiera hacerse en su caso? En espera de su respuesta, reciba mi más sincera felicitación, por su gran labor divulgativa.

Antonio Pérez de la Cruz

Médicamente se llama Poliquistosis a "una enfermedad con afección multiorgánica consistente en la formación de múltiples quistes, fundamentalmente en el riñón". Es decir, a la aparición de numerosos quistes benignos en cualquier parte del cuerpo pero especialmente en los riñones. De hecho, se considera que alguien padece tal "enfermedad" -ya que son muchas las causas por las que pueden aparecer quistes- cuando existen cinco o más entre la corteza y la médula renal. Se desarrollan a partir de los túbulos renales y van aumentando de tamaño a medida que se acumulan los productos del filtrado glomerular o la secreción de solutos. Y hay descritas dos clases: Poliquistosis autosómica dominante -relacionada con tres genes, el PKD1 en el cromosoma 16, el PKD2 en el cromosoma 4 y el PKD3 (éste se desconoce en qué cromosoma)- y Poliquistosis recesiva -cuyo gen defectuoso estaría en el brazo corto del cromosoma 6-. Pueden dar lugar a hipertensión arterial, dolor, hematuria, proteinuria no nefrótica, infecciones urinarias, litiasis y hasta una insuficiencia renal que lleve a la muerte. También pueden dañar el hígado, el páncreas, el bazo y los ovarios así como provocar alteraciones gastrointestinales. Es más, a veces pueden dar lugar a aneurismas cerebrales. Por supuesto, ni se conocen la causa de esa enfermedad, ni se sabe cómo prevenirla ni cómo curarla. Todos los tratamientos médicos son paliativos. De ahí que nos remitamos también en este caso a la respuesta que dimos en la carta anterior. Solo que vamos a aprovechar para añadir algo: el hecho de que en una misma familia se den varios casos de una misma enfermedad -"rara" o no- es para nuestros científicos "signo evidente" de que probablemente haya una causa genética común. Apreciación que parece de sentido común pero a nuestro juicio no lo es. Mire, si en una familia hay varias personas obesas o con sobrepeso todo el mundo colige que debe ser un problema genético, hereditario; especialmente si afecta a varias generaciones. Y, sin embargo, la causa real puede ser otra muchísimo más simple: no saben alimentarse. Porque a los hijos les suelen educar sobre cómo y qué comer los padres. Y es obvio que a éstos les educaron los abuelos. Y a éstos los bisabuelos. Así que el hecho de que estén gordos u obesos no tiene por qué tener una razón genética. Salvo que consideremos la estupidez o la ignorancia de adquisición de hábitos algo "genético". Por supuesto, esto no es más que un ejemplo que debe y puede extrapolarse. Si cuatro personas duermen al lado de un centro de transformación de electricidad, junto a una torre de alta tensión, cerca de una antena de telefonía, encima de una corriente de agua, en una zona rica en gas radón, se alimentan con los mismos productos -y por tanto ingieren los mismos tóxicos-, beben la misma agua contaminada, usan los mismos productos de higiene dañinos, etc., (las coincidencias pueden ser muchas) donde hay que buscar es ahí. Y no en la genética. Aunque lo que si pueda suceder es que ese mismo problema provoque en todos ellos mutaciones en los mismos genes (especialmente siendo familiares). Porque en tal caso las alteraciones genéticas serían el efecto, no la causa. ¿Entiende? Busquen pues los médicos la causa de la alteración de esos genes en lugar de limitarse a decir que como el asunto es genético no puede hacerse nada. Porque no es verdad.


 

NÚMERO 92. MARZO 2007.

Estimado Sr. Campoy: soy lector asiduo de su revista y la verdad es que me gusta mucho por la forma clara en que se explican los procesos que llevan a la falta de salud, sin muchos tecnicismos pero con rigor científico, sin tabúes ni intereses extraños y, sobre todo, llamando a las cosas por su nombre. Quisiera felicitarles por la actitud que tienen todos ustedes en la lucha para que no nos hagan a todos dependientes de la industria farmacéutica ante cualquier atisbo de enfermedad. ¿Hipertensión? Pastillas para el resto de tus días. ¿Colesterol? Pastillas. ¿Ácido úrico? Pastillas. Etc., etc. Y sin más paso a exponerles mi caso a ver si pueden ayudarme: tengo 54 años y el pasado 28 de junio me diagnosticaron Hiperplasia Prostática Benigna a raíz de una ecografía cuyo resultado dice que la próstata tiene un tamaño de 36 c.c. Esto después de llevar unos diez años con molestias al orinar, micciones frecuentes y nocturnas, incontinencia urinaria, etc. Tengo que decirle que después de unos episodios de dolor de riñones y un cansancio que me provoca dolor de piernas como si tuviese los gemelos doloridos y cálculos renales fui al nefrólogo que fue quien me mandó hacer la ecografía y análisis de 24 horas durante tres días dando como resultado una Hipercalciuria galopante y una Hiperuremia. Me recetó Zyloric y Esidrex, media pastilla diaria, pero al tomar este medicamento mi cansancio, dolor de piernas y riñones aumentaron considerablemente por lo que decidí dejarlo. No sé si he hecho bien o no pero ese cansancio y dolor de riñones desapareció. El urólogo me ha recetado Avidart para el tema de la próstata y llevo tomándolo más de tres meses pero no noto ninguna mejoría. Quisiera saber qué me pueden decir sobre la efectividad de este medicamento para el tratamiento de la Hiperplasia Prostática Benigna y qué efectos secundarios puede tener en general y, particularmente, sobre las relaciones sexuales así como qué tratamientos alternativos tendría. Para terminar decirle que ya he leído el artículo sobre este tema en el nº 59 de la revista tratando de aplicar sus recomendaciones. Agradeciéndole de antemano su contestación, se despide,

Antonio González

En el número de la revista que usted menciona ya se explica que lo primero que debe hacer es tomar abundantes frutas y verduras, no consumir comida basura, precocinada o rica en grasas saturadas, evitar las grasas hidrogenadas y reducir al máximo o eliminar de la dieta el azúcar, los hidratos de carbono refinados, las bebidas alcohólicas, gaseosas y estimulantes, los fritos, el café y el tabaco además de dormir suficientemente y realizar ejercicio físico moderado. Y, por el contrario, consumir a diario tomate, soja, frutos secos y pipas de calabaza (estas últimas contienen esteroles que reducen la tasa plasmática en la hiperplasia benigna de próstata). En cuanto a los suplementos son útiles el zinc -la sustancia mas importante para la salud de la próstata-, los ácidos grasos omega 3 y los aminoácidos glicina, alinina y ácido glutámico. Asimismo se aconseja tomar Sabal pues son numerosos los estudios que indican que reduce eficazmente el crecimiento de la próstata y la sintomatología en casos como el suyo al reducir la producción y la actividad de la Dihidrotestosterona. En cuanto al Avidart decirle que sus fabricantes sólo aseguran que "reduce el riesgo" de crecimiento. A nuestro juicio está usted perdiendo el tiempo y el dinero.


 Sr. Director: gracias por el trabajo que realizan. Estoy suscrita a la revista y me siento muy contenta. Quisiera haceros dos consultas: en primer lugar, mi marido tiene un problema en la piel hace mucho tiempo. Según un médico naturista se llama rosácea. La tiene en la parte de la cara y cuello. El médico le dio un tratamiento pero no se nota mejoría. Ya dijo que era difícil. Por favor, ¿podríais informarme sobre la rosácea? ¿Tiene cura? Se le pone la piel muy roja sobre todo cuando toma el sol. En segundo lugar, he ido al ginecólogo y me ha visto un nódulo pequeño en el útero. ¿Se podría corregir con medicina natural? Muchas gracias y espero su respuesta.

A. S. (Salamanca)

La rosácea es, en efecto, una enfermedad cuya causa se desconoce y con frecuencia empieza como un enrojecimiento de la nariz, mejillas, frente y barbilla aunque más tarde pueden aparecer granos (rojos y con pus) y venitas rojas en las mejillas y en la nariz. Dermatológicamente se tratan sólo los síntomas, básicamente mediante geles con metronidazol e ictiol aunque la Dra. Boni E Elewski -de la Universidad de Alabama en Birmingham (EEUU)- asegura que da mejor resultado el gel de ácido azelaico. Lo que sí se debe evitar, en cualquier caso, es el uso de cremas o pomadas con corticoides tópicos, los corticoides sistémicos, los fármacos vasodilatadores, el alcohol, la exposición al sol, el calor, el frío y el viento intensos, los lugares muy caldeados, los cambios bruscos de temperatura, las comidas y bebidas muy calientes, las especias, los quesos fermentados y los cosméticos en general. Dicho esto añadiremos que los expertos se plantean como probable causa alguna bacteria centrándose esa sospecha en la conocida Helicobacter Pylori por lo que suele recomendarse el uso de antibióticos. Añadiremos que los Laboratorios Lage-Veiga de La Coruña tienen una línea de cosméticos con la que afirman obtener excelentes resultados en casos de rosácea. Según afirman la rosácea cursa con un aumento de capilares en la capa externa de la piel que dan a la cara su color rojizo característico que terminan siendo tortuosos y acaban rompiéndose. Y lo que hacen sus productos, según aseveran, es absorber los restos sanguíneos, normalizar la circulación periférica y eliminar el desagradable tono rojo-violáceo que adquiere la piel del afectado asegurando que, para ello, antes han de producirse necesariamente una serie de "crisis curativas" con descamaciones y pústulas, es decir, empeoramientos momentáneos del aspecto de la piel que son sólo el preludio de la mejoría pues gracias a ellas lo que está causando la patología brota por completo al exterior y se puede restablecer el equilibrio de la piel. En suma, se trata ayudar al organismo pero dejando que se ocupe antes de eliminar por sí mismo la causa mediante esas crisis que, por tanto, han de respetarse. Tiene en nuestra web -www.dsalud.com- más información en el reportaje que publicamos sobre tales productos en el nº 77 de la revista.


Sr. Campoy: en primer lugar quiero agradecer la información que ofrece mensualmente su revista, por su contenido y calidad. En cuanto a la pregunta que me hace dirigirme a ustedes es la siguiente: tengo 48 años y hace cuatro, en una revisión rutinaria, me detectaron un Wolf Parkinson White. La única solución, siempre en opinión de la medicina oficial, es una ablación quirúrgica. He consultado a algunos especialistas en medicina natural pero tampoco saben qué hacer. Una cuestión muy importante, según me explican, es que si bien se trata de una enfermedad de nacimiento los síntomas se han presentado cuando me lo han dicho; o sea, he somatizado todo lo que me han dicho. ¿Cómo puedo salir de este círculo vicioso donde me han metido sin pasar por un quirófano? Si ustedes poseen información al respecto ruego la pongan en mi conocimiento. Agradecida de antemano, les saluda atentamente

Amor Pérez
Egea (Sant Cugat)

Se llama enfermedad de Wolff Parkinson White a un síndrome -es decir, un conjunto de síntomas- que comprende episodios de taquicardia, palpitaciones (sensación táctil de las mismas), mareos, desmayos, vértigo, dificultad para respirar y opresión o dolor en el pecho. Mire, el corazón funciona porque para bombear la sangre recibe energía eléctrica que se genera en el nódulo sinusal, una pequeña masa de tejido localizada en la aurícula derecha que manda impulsos eléctricos entre 60 a 100 veces por minuto haciendo que las cavidades del corazón se contraigan. Es decir, gracias a esos impulsos las aurículas se contraen primero brevemente, luego esos impulsos eléctricos viajan desde el nódulo sinusal hasta el nódulo aurículo-ventricular donde se detienen breves instantes y después continúan por las vías de conducción a través del haz de His -que se divide en la rama derecha y en la rama izquierda- para estimular eléctricamente los dos ventrículos. Pues bien, en los pacientes con Wolff Parkinson White además del sistema de conducción normal hay una conexión eléctrica extra -raramente más de una- entre las aurículas y ventrículos constituida por bandas de tejido generalmente microscópicas que conectan más rápidamente las aurículas con los ventrículos. Y entonces la conducción eléctrica se hace más rápida por esta segunda vía que por la normal haciendo que el corazón se contraiga también más rápidamente y aparezcan arritmias. Y sólo rara vez tiene consecuencias serias. Pues bien, con el objetivo de reducir los episodios de taquicardia se suelen utilizar medicamentos como la adenosina, los antiarrítmicos y la amiodarona pero éstos no resuelven en realidad el problema. Lo que normalmente se hace pues es intentar endoscópicamente hacer una ablación de esa segunda vía introduciendo un catéter que emite radiofrecuencias para lograrlo. Funciona en un 85- 90% de los casos. La otra posibilidad es destruir la ruta adicional operando a corazón abierto pero hoy no es en absoluto aconsejable. Dicho esto agregaremos que, como en la mayoría de las demás enfermedades, se desconoce qué provoca tal alteración. Está pues por ver hasta qué punto esas alteraciones no las provoca la brutal contaminación electromagnética actual.


Estimado Sr. Campoy y equipo: soy suscriptora vuestra desde el principio y desde entonces he podido comprobar el magnífico trabajo que realizáis dándonos a conocer sin tapujos la mafia existente en la sanidad y las alternativas que tenemos, y que si no fuera por revistas como ésta muchos no conoceríamos nunca. El motivo de mi carta es que tenemos un hijo de 39 años que fue un buen niño, noble y cariñoso, amante de la naturaleza y la vida; era inventivo, creador y odiaba -o eso decía- los vicios: el tabaco, el alcohol, etc. Pero a los 18 años se fue voluntario a la mili y volvió 18 meses después convertido en una persona distinta. Nosotros no supimos lo que ocurría. Antes no fumaba y vino fumando. Mentía, era violento y se volvió una persona desagradable. Al final descubrimos que tomaba drogas. Desde ese momento nuestra vida se centró en sacarlo de ese mundo. Lo llevamos a tratamiento a la UCA más cercana pero no fue efectivo pues él no cooperaba y todo el esfuerzo lo hacíamos los demás. Después de un período estéril lo ingresamos en un centro estatal de rehabilitación del cual fue expulsado a los tres meses sin ningún avance. Luego de muchas vicisitudes lo tuvimos que expulsar de casa un par de veces al cabo de las cuales delinquió y fue a prisión. Después de sacarlo de allí, conseguimos que siguiera un tratamiento de P.H. que tampoco sirvió de nada. Aunque ha estado a temporadas mejor nunca dejó la droga. Hoy ya no vive en casa. Tuvimos que ponerle un apartamento aparte pues no podíamos soportar la presión a que nos sometía. Cansados de no ver resultados y de comprobar el efecto negativo de las medicaciones que le aplicaba la psiquiatra un día lo llevamos a una señora que practica la medicina natural y testa su situación a través de Kinesiología. En la UCA la psiquiatra le había diagnosticado Trastorno de Personalidad. Entonces yo descubrí en la Kinesiología una forma magnífica de tratar y descubrir qué ha llevado a la persona a desarrollar ésta u otra dolencia. Estuvo siguiendo ese tratamiento natural y mejoró pero su vuelta a la droga lo echó todo por la borda de nuevo. También hemos visto que la Kinesiología no es suficiente para él. A través de ésta me dijeron que tenía bloqueos emocionales y psicológicos graves. Él ha manifestado que no puede sentir, que nada le motiva. Vive sin vivir y un fuerte dolor dentro de sí lo inunda todo, algo que sólo calma el consumo de droga. Me he extendido tanto para que puedan hacerse una idea de la situación y, si tienen a bien, estudien si alguien o algo puede ayudar a desbloquear esa vida rota que tanto nos hace sufrir a todos los que le queremos. Agradecida de antemano, una madre.

Ventura Prieto Arroniz
(Alicante)

Todo en su relato apunta a que el comportamiento de su hijo se debe a algo que ocurrió durante el servicio militar que le traumatizó profundamente y nunca ha contado. Nuestra sugerencia es un tratamiento anatheorético. Pregunte qué terapeuta podría tratarle más cerca de su hogar llamando al Centro de Terapia Anatheoresis al 91 522 89 09. A nuestro juicio es lo más indicado.


Estimados señores: en los últimos años tomé un medicamento llamado Haloperidol que debido a sus efectos extrapiramidales -según mi médico- me desencadenó en febrero del 2006 rigidez en el cuello y hombro, especialmente al leer y mientras veía la televisión. Como había leído en el libro Cómo cura el ajo que éste desintoxica el cuerpo incluso de metales pesados pensé que me ayudaría a desintoxicar también mi cerebro. Pues bien, hace dos meses que tomo un diente de ajo picado en la cena y el resultado ha sido maravilloso. Casi no siento la rigidez que padecía y estoy seguro de que en un mes más estaré del todo bien. He de decir que mi médico me recetó Akineton Retard para la rigidez pero me producía aturdimiento mental y lentitud o torpeza en mi movimiento al andar. Agregaré que aquella medicación que tomaba la abandoné (aparte de que no la necesitaba). Por cierto, después de leer que el Parkinson puede estar motivado por un exceso de aluminio en el cerebro y que la causa más común de la esclerosis múltiple es la desmielinización producida por la acumulación de minerales tóxicos como el mercurio he deducido que el ajo fresco le vendría muy bien a todos aquellos que padezcan esas enfermedades. Debo decir que el ajo crudo ayuda a los fumadores a desactivar y desintoxicar los tóxicos de los cigarrillos, incluidos el alquitrán y la nicotina. Y añadiré, para aquellos a quienes les produzca molestias estomacales tomar ajo crudo, que evita esas molestias tomar -yo lo hago- 1 o 2 yogures antes. Por otro lado, me gustaría decir a los lectores que el polen puede curar el Alzheimer. Hace tres años una señora llamó a un programa de TVE el día del Alzheimer y contó que su madre se había curado de esa enfermedad gracias al polen. Añadió que antes había que bañarla y darle de comer. En el libro El polen, maravilla de la naturaleza (Ediciones Obelisco) citan el caso de un hombre de 65 años que lo tomaba para la hiperplasia benigna de la próstata y logró también curarse de los problemas de memoria en pocas semanas. Hay que tomar en ayunas al menos 3 o 4 cucharadas. Yo lo disuelvo en agua con la batidora. Por último les agradecería que me respondieran a una pregunta: en el verano del 2005 empecé a tomar una cucharadita de jengibre pero lo dejé al pensar que la irritación o "quemazón" que me producía (al tomarlo en polvo descapsulado) en la garganta y boca podría llegar a motivar células cancerígenas en esa zona. Les agradecería que me dijeran si eso es posible o puedo seguir tomando jengibre en polvo descapsulado sin problema alguno a corto o largo plazo. Hago la pregunta porque el jengibre encapsulado es bastante más caro que en polvo. Por último, si conocéis el medicamento cuyo principio activo es la pantetina os agradecería que me dijerais cómo se llama y dónde puedo comprarlo. Gracias.

E. A. L.
(Las Palmas)

Le agradecemos que nos cuente sus experiencias ya que pueden ilustrar a otros lectores. Sobre el ajo ya publicamos un artículo explicando sus numerosas propiedades en el nº 75 de la revista que corrobora lo que usted ha constatado en persona. Puede leerlo en la sección de Alimentación de nuestra web: www.dsalud.com. En cuanto al polen vamos a publicar próximamente un reportaje explicando sus virtudes pero ya le adelantamos que se utiliza ampliamente como reconstituyente en casos de anemia, problemas de vista -por su contenido en riboflavina-, para afinar y suavizar la piel -contiene cistina-, para tratar problemas de próstata, estreñimiento, enteritis y colibacilosis, para fortificar el sistema el sistema reticular y detener la caída del cabello y, sobre todo, para ayudar a ganar peso. Contiene un 35% de proteínas con aminoácidos como la fenilalanina, el triptófano, la metionina, la arginina, el ácido glutámico, la cisteína y la valina así como un 30% de glúcidos además de numerosas vitaminas, minerales y otros oligoelementos. Por lo que se refiere al jengibre acabamos de dedicarle todo un reportaje en el nº 87 y se usa precisamente para tratar el cáncer por lo que difícilmente podría provocárselo. Finalmente decirle que la pantetina es una forma especial de la vitamina B5 o ácido pantoténico, precursor de la coenzima A que desempeña un papel crucial en el metabolismo del colesterol; una de las marcas comerciales que la contiene es Obliterol.


Hola, soy lector asiduo de su fantástica revista -que doy a conocer a toda la gente a la que creo le puede interesar- y le escribo porque desde hace tiempo estoy pensando en sustituir el agua embotellada por otra ya que siento remordimientos por usar tal cantidad de plásticos por más que los deposite en los contenedores de reciclado. La opción que estoy planteándome es la de adquirir un aparato depurador de los que funcionan por destilación como alguno que publicitan ustedes. La cuestión que le formulo es si, como tengo entendido, es cierto que estos aparatos además de eliminar la cal, los residuos sólidos y el cloro desmineralizan el agua. Y si eso es así también me gustaría saber hasta qué punto es positivo beber un agua sin el correspondiente aporte de minerales. Eso es todo. Muchas gracias por anticipado y les animo a que no cesen en su labor de difusión de informaciones veraces e independientes.

Luis Moreno Contreras
(Badajoz)

El exceso de minerales en el agua puede provocar la aparición de arenilla y piedras en el hígado, la vesícula y los riñones porque los que hay en el agua no son asimilables por el organismo. Sólo lo son los minerales presentes en las plantas y los animales. De ahí que las mejores aguas sean las de "mineralización débil". Precisamente por eso se publicitan de esa forma.


Dr. Director: he tenido cándidas en garganta durante un tiempo prolongado y he usado tratamientos alopáticos pero se resiste. Quisiera saber qué alimentos debo consumir porque me dicen que la dieta es básica. Sé que el azúcar y la harina los debo evitar pero ayer estaba chequeando en Internet que las papas y ciertos granos también los tengo que dejar. Y dudo de si me harán daño el arroz integral, los garbanzos, las habas y los frijoles; es decir, las leguminosas. También la tortilla de maíz. Espero su respuesta.

Gustavo Chávez

Sufre usted un tipo de infección denominado Candidiasis oral o muguet y los alimentos que debe evitar son los quesos curados, las bebidas alcohólicas (incluidos el vino y la cerveza), el azúcar blanco, el pan con levadura, la bollería, la grasa saturada, los productos fermentados, la leche, las frutas dulces, las frutas desecadas, el vinagre, los pescados ahumados y el jarabe de arce. No parece haber pues problema con las leguminosas. Las tortillas de maíz, empero, no debe tomarlas. Son en cambio adecuados los yogures "bio", los germinados, el ajo, las verduras, las pipas de calabaza, el jengibre, la canela, el tomillo y el romero. Le sugerimos, por otra parte, que compruebe una posible carencia de hierro o zinc porque su déficit se asocia con una mayor predisposición a padecer cándidas. Lea en la sección de Medicina Ortomolecular de nuestra web -www.dsalud.com- el artículo que publicamos en el nº 41 sobre las micosis.


Muy Sr. mío: como paciente desde hace mas de 25 años de esa "enfermedad exagerada" -según el artículo publicado en Discovery DSALUD- que es el Síndrome de Piernas Inquietas quisiera hacer unos comentarios. En mi opinión faltan en ese artículo testimonios de pacientes con el problema. Parece actualmente políticamente correcto hablar en contra de los laboratorios pero puedo decir al respecto que sin sus investigaciones probablemente yo no podría disfrutar hoy del placer de vivir. Durante quince años mi vida fue una peregrinación de médico en médico, del psiquiatra al psicólogo... y nadie pudo darme una solución a mi problema que, en aquel momento, yo definía como insomnio y un no se qué en mis piernas que no me permitían en ningún momento estar quieta. La dificultad de vivir en esa situación iba en aumento. Noches y noches sin dormir paseando por la casa, desesperada muchas veces ante la idea de otra noche en blanco y sin poder definir qué les ocurría a mis piernas. Y un horror muy hondo ante la idea de un nuevo día de trabajo, muchas veces casi sin fuerza. El cansancio acumulado sólo era superado por una gran fuerza de voluntad de seguir viviendo. Al final mi cuerpo no resistió y caí en una fuerte depresión debido a una falta prácticamente total de descanso. No solamente las noches las pasaba en blanco, también era imposible intentar un minuto de relajación en mi "movediza" vida. Finalmente, y gracias a las atenciones y cuidados de dos médicos que sí supieron qué me estaba pasando, pude salir de la depresión poco a poco. La medicación que me dieron en un principio -estoy hablando de más de 10 años atrás- no era la más adecuada para solventar mi problema pero en un principio me ayudó a superar la depresión y a tener un poco más de calidad de vida. Fue un poco después cuando el neurólogo me recomendó probar un agonista de la dopamina sugiriéndome leer las indicaciones que estaban escritas en el prospecto. Él sabía positivamente que la medicación iba a ayudarme a superar mi Síndrome de Piernas Inquietas pero era yo -junto con mi familia- los que debíamos tomar la decisión. La desesperación, el estado de inquietud, el pánico a caer en una nueva depresión, el seguir pasando noches en blanco y el no poder asistir a ningún evento donde tuviera que estar sentada más de 20 minutos me hizo decidir seguir los consejos del neurólogo y empezar a tomar la nueva medicación: un agonista de la dopamina. No tardé ni una semana en sentirme libre de la inquietud y el desasosiego. Mi vida dio un vuelco. Podía ya descansar, sentarme en un autobús, ir a un concierto, a la opera o al cine. Ya era normal. Si una persona tiene un dolor de cabeza sabe que tomándose una sencilla aspirina o un paracetamol se le van a aliviar los síntomas y evidentemente recurrimos a ello. En nuestro caso, ahora también sabemos que si los enfermos del Síndrome de Piernas Inquietas tomamos un agonista de la dopamina nuestros síntomas desaparecen permitiéndonos llevar una vida normal. Sabemos que no todos los enfermos reaccionan de igual manera ante los agonistas de la dopamina ya que hay casos más severos que otros y cada naturaleza es única pero sí que podemos asegurar que la mayoría de los enfermos reaccionamos muy positivamente ante esta medicación. Desde estas líneas quiero agradecer a los neurólogos por sus estudios, a los laboratorios por sus ensayos y a todas las personas que se dedican a divulgar esta "enfermedad exagerada". Gracias a todos. Sin ellos yo no estaría en estos momentos pudiendo disfrutar de la maravilla que es VIVIR. Mi ya último comentario es que no deseo a ningún ser humano una sola noche de las muchas que yo he pasado. Atentamente.

Montse Roca Pallas

Nosotros no estamos ni contra los laboratorios ni contra los medicamentos. Estamos contra las mentiras, fraudes y manipulaciones que algunos de ellos perpetran con excesiva frecuencia. Las sanciones administrativas y sentencias condenatorias de cada vez más tribunales en todo el mundo lo demuestran más allá de cualquier duda. Así que no hagamos demagogia. En cuanto a su caso nos congratula que se encuentre tan bien. Agregaremos que la afirmación de que el llamado Síndrome de Piernas Inquietas es una "enfermedad" exagerada, por no decir inventada, no es nuestra. La hacen médicos e investigadores de diversos países y nosotros nos limitamos a recoger sus opiniones. Va siendo hora ya de que, como en su caso, la gente deje de "matar al mensajero". Nosotros somos periodistas y no censores. En lo que se refiere a su afirmación de que "la mayoría" de los enfermos "reaccionan muy positivamente ante la medicación" lamentamos contradecirla: no es cierto aunque usted así lo crea. Lo único cierto es que en algunos casos mejoran los síntomas pero no se resuelve el problema.


Sr. Director: el 22 de diciembre de 2005 cometí el error de mi vida. Tuve mi primera experiencia sexual con un chico y hubo contacto sin preservativo. Al día siguiente tomé la "píldora del día después" por si acaso y todo fue bien pero a los 6 meses noté una mucosa diferente y como unos granitos. Fui a Planificación, me hicieron análisis de todo y di positivo a la clamidia y al virus del papiloma humano (VPH). Tomé Citromax y la clamidia desapareció. Me traté con Aldara para las verrugas que había en la parte externa de la vulva y desaparecieron. También me traté con óvulos para la infección y una crema, blastoestimulina, para la irritación del Aldara. Pero como la doctora que me atendió no me daba confianza pedí un informe y me fui a un ginecólogo privado. Éste me dijo que el seguimiento que se me había hecho hasta entonces estaba bien pues hasta me tipificaron los genotipos del virus de alto riesgo que tengo: 6, 11, 42, 43 y 49. Y me dijo cosas que la otra doctora ni siquiera me había planteado: que mis genotipos son de los más agresivos, de alto riesgo cancerígeno de cuello de útero (yo, por Internet, miré y decía que eran los de bajo riesgo pero evidentemente fíate de Internet). Le comenté que según la doctora lo más probable era que me hubiese infectado el chico pero que también en un aseo público puedes contagiarte y me respondió que eso no era posible porque lo mío es de transmisión sexual El caso es que hasta dentro de un año no tengo que volver para hacerme una citología y me ha mandado un tratamiento antivírico para un año con Ancivin cuyo principio activo es Famciclovir. Me dijo que previene el cáncer y mata los virus aunque en la vida tendré la seguridad de que ya no está pues como virus que es se trasforma y oculta como quiere y cuando quiere. La cuestión es que cada caja de Ancivin con receta cuesta 58 euros y tengo que tomar 2 comprimidos diarios por lo que cada 10 días debo gastar 58 euros que no sé de dónde voy a sacar. Se me cayó el mundo encima de rabia, impotencia y de ver que esto es para siempre. Mis padres no saben nada y mientras pueda ocultarlo lo haré ya que en casa estamos apretados de dinero y mi madre no duerme por tonterías pues psicológicamente no está muy bien y sería un gran palo que veo innecesario. Por eso he decidido acudir a vosotros. Además de saber qué alternativas podría tener con respecto a la medicina natural, ¿lo del intercambio de energías "raiking" me ayudaría? ¿Qué tengo que hacer? ¿Fortalecer mi sistema inmunitario? ¿Y psicológicamente? Ahora estoy más relajada pero tampoco demasiado. Muchas cosas van a cambiar en mí por esta experiencia: mis esquemas, pensamientos, ideas... Es más, no sé cómo influirá en mí esta experiencia en el ámbito sexual a partir de ahora. Tal es mi historia. Espero vuestra opinión lo antes posible.

Rocío T. R.

Hemos resumido tu carta dada su enorme extensión dejando lo fundamental de la consulta. Esperamos que lo comprendas. Mira Rocío, los genotipos de VPH de alto riesgo en nuestro país son el 16 y el 18 y, en menor grado, el 33. Por tanto los que te han aislado son de bajo riesgo. Y en ningún caso se utilizan antivirales para el control de esas infecciones. Aún más: en el caso de los genotipos de alto riesgo se realiza un control a los 6 meses para ver si se siguen detectando ya que con frecuencia desaparecen espontáneamente. Por otra parte, para que los de alto riesgo puedan producir cáncer de cuello es necesario que permanezcan en él sin desaparecer durante un tiempo que se estima entre 5 y 10 años. En cuanto a las verrugas lo más práctico es eliminarlas por congelación con nitrógeno líquido y, eventualmente, estimular el sistema inmune. El pasado mes publicamos precisamente un artículo sobre este asunto que te sugerimos leer pues en él hablamos de todas las opciones que existen. En cuanto al Ancivin se usa en casos de herpes zoster y en herpes genital pero ni previene el cáncer ni mata virus; nunca se ha demostrado que haga eso. A nuestro juicio puedes dejar de tomarlo tranquilamente. Y además te sugerimos que te plantees cambiar de nuevo de médico. Así que relájate, procura aumentar tus defensas -hay muchos métodos pero el mejor es vivir y alimentarse de forma sana- y sonríe de nuevo porque lo más probable es que en un par de años no haya ni rastro de ese problema que hoy te agobia.


 

NÚMERO 91. FEBRERO 2007.

Estimado Sr. Director: soy fiel lectora de tan apasionante revista y suscriptora desde hace 5 años. También he leído el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo y, cómo no, todos los artículos que habéis publicado sobre esa enfermedad a lo largo de estos últimos años. Me parece importante conocer la existencia de todos esos métodos por si algún día tenemos la desgracia de tener que enfrentarnos a esa dura enfermedad. Al menos tendremos un arma más para plantarle cara al cáncer. Sin embargo, a pesar de toda la información que mes tras mes nos vais dando y aún estando convencida de que sí funcionan muchos de esos tratamientos sigo teniendo dudas. No de la eficacia de los mismos sino más bien de la ineficacia de la Quimioterapia y la Radioterapia así como de la información que nos transmiten los medios de comunicación. Vivo en un pueblo de 4.000 habitantes y estos años atrás presto más atención a las causas de mortalidad de la población local. Y está claro que las principales causas de mortalidad en los adultos son el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, si bien mucha gente muere de cáncer también asistimos al fenómeno contrario: otra mucha gente sale adelante. Al menos así lo he podido comprobar, especialmente en cáncer de mama. Es más, de todos los casos de cáncer de mama que he conocido a lo largo de estos años en gente cercana ninguna mujer ha fallecido. Algunas lo han pasado verdaderamente mal pero a día de hoy están sanas y sin signo de enfermedad. Y eso que todas ellas han sido tratadas con quimio y/o radio y algunas ya llevan muchísimos años aparentemente con buena salud. Esto corresponde, más o menos, al dato que últimamente nos transmiten los medios de comunicación: que el cáncer de mama, si es detectado en una fase inicial, se puede "curar" en el 90% de los casos. Luego, ¿en qué quedamos? ¿Los tratamientos con quimio son tan inútiles como he leído estos años atrás o a veces sí "curan"? También sería interesante saber cuánta gente enferma de cáncer cada año porque ya sabemos cuántos mueren: 100.000. Una cifra insoportable, ciertamente, pero no es lo mismo que enfermen 400.000 y mueran 100.000 -porque eso significaría que el 75% de los enfermos sale adelante- a que mueran 100.000 de 200.000 ya que entonces sólo sobreviviría el 50%. ¿Cómo tenemos que interpretar la información? Por otra parte, he echado de menos a lo largo de estos años un reportaje sobre el cáncer en los niños. Nosotros, como adultos, si un día "nos pilla" el cáncer podremos decidir si queremos el tratamiento convencional u otro pero yo siempre me pregunto: ¿Qué pasaría si uno de mis hijos tiene un cáncer? ¿Podré decidir lo que es mejor para él? O más bien debería decir ¿Sabré decidir lo que es mejor para él? Y conociendo la dictadura médica que existe en los tratamientos oncológicos, ¿cómo podré escapar de las garras de la Quimioterapia? ¿Cómo pueden luchar unos padres frente a esa mafia? ¿Cómo decir No, mi hijo no será tratado con quimioterapia sin desatar una ola de incomprensión de la sociedad entera, de los médicos, los familiares e, incluso, los amigos más cercanos (porque los que no leen Discovery DSALUD no tienen ni idea de que existan otros tratamientos aparte de la Quimioterapia). Es más, ven el resto de los tratamientos como "polvitos mágicos" que venden charlatanes que se quieren enriquecer a costa de unos pobres enfermos. ¿Cómo resistir el chantaje a la familia cuando el médico dice Si no sigue el tratamiento que proponemos no habrá más pruebas? ¿Cómo no tener miedo de los Servicios Sociales cuando pueden acusar a los padres de no querer curar a su pobre hijo... y amenazarles con quitarles la custodia de ése y de los otros? Y todo eso sólo para empezar. Porque, en el peor de los casos, si los padres tenemos la desgracia de escoger un tratamiento que no funciona y fallece el niño seríamos poco menos que unos asesinos y pasaríamos probablemente el resto de los días en la cárcel. Porque si el niño muere con la quimio... es que no ha funcionado y punto. A nadie se le ocurriría tratar a su oncólogo de asesino. Como veis tenemos mucha información... pero también muchas dudas. Y por eso me encantaría conocer vuestra opinión. Por cierto, también conozco dos casos de niños que parecen curados con quimio después de haber tenido una leucemia y me pregunto cuál es el porcentaje de curación para estos casos. Sé que mi carta es muy larga pero quería terminar pidiendo una aclaración sobre el Bio-Bac. He leído todo lo que habéis publicado desde el principio del caso y me pregunto si en casos de cáncer el Bio-Bac termina erradicándolo por completo o si se debe de tomar toda la vida como si fuera una enfermedad crónica y al parar de tomarlo vuelve la enfermedad. Tengo esta duda porque muchos de los enfermos que se quedaron sin el Bio-Bac y que estaban estupendamente de repente fueron a peor e, incluso, algunos murieron. Gracias por vuestra atención, paciencia y magnífica labor. Un saludo.

Ana Quirós
(Guadalajara)

Su carta destila sentido común y plantea interrogantes que todos los que investigamos sobre este asunto nos hacemos. En primer lugar, es verdad lo que usted dice de que la inmensa mayoría de la gente ignora que existen tratamientos alternativos en cáncer a la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia y piensa, en general, que quienes los proponen son poco menos que charlatanes que quieren aprovecharse de la desgracia ajena. Sólo que esa percepción no es casual. Es el resultado de una estrategia que se puso en marcha hace décadas para controlar el "negocio del cáncer" entre cuyos parámetros estaba el control absoluto de la información, los medios de comunicación y las clases médica y política. Conocemos a decenas de periodistas que han intentado publicar informaciones sobre cáncer como las que nosotros damos a conocer y no sólo no han podido sino que han sido directa y claramente advertidos de que no insistiesen sobre ese tema si querían conservar su puesto de trabajo. Amenazas directas. Y médicos que terminaron en la cárcel por sugerir tratamientos alternativos o complementarios a sus pacientes. En cuanto a sus demás preguntas intentaremos responderlas también de forma muy resumida. Mire, el año 2004 murieron oficialmente por cáncer de mama en España 5.891 personas, salvo 58 varones las demás mujeres (cifras del Instituto Nacional de Estadística). ¿Y cuántas personas fueron diagnosticadas ese año de tumor maligno de mama? Ese dato no existe. Ni en cáncer de mama ni en ningún tipo de cáncer. Si ese dato apareciera se sabría la verdad y en tal caso no se podrían hacer afirmaciones gratuitas del estilo de ¡Logramos una curación del 50%! ¿Entiende? ¿Que hay personas que sobreviven después de haberse tratado con quiomio y radio? Por supuesto que sí, pero, ¿gracias a esos tratamientos o a pesar de ellos? Mire, la mayoría de las personas con cáncer complementan hoy los tratamientos convencionales con otros -Nutrición, Medicina Ortomolecular, Fitoterapia, Enzimoterapia, Homeopatía, Electroterapia, etc.- pero no se lo dicen a sus médicos porque éstos suelen prohibir que se haga nada ajeno a lo que ordenan a fin de valorar la eficacia de los fármacos de forma exclusiva. Sugerencia que en la actualidad los pacientes no atienden porque lo saben y no están dispuestos a ser sin más cobayas al servicio de unos laboratorios. Eso sin contar con la cantidad de tumores malignos tratados con éxito... que en realidad no lo eran. Y así cualquiera. Nosotros aceptaríamos que hay productos quimioterápicos que curan el cáncer si alguno de ellos, alguna vez, en cualquier lugar del mundo, lo hubiera demostrado mediante un ensayo clínico. Sólo que ese ensayo no existe. Jamás un producto quimioterápico ha demostrado en un ensayo clínico curar el cáncer. Ni en los tumores de mama ni en ningún otro tumor. Y si alguien le dice que sí los hay pídale que le diga dónde está publicado uno sólo de esos ensayos y háganoslo saber. Por tanto, ya tiene la respuesta de cómo enfrentarse a la presión familiar y social: preguntándoles dónde están las evidencias científicas de que los tratamientos oncológicos son eficaces en la CURACIÓN del cáncer. ¿O no le valen tampoco las declaraciones de Mariano Barbacid, director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que ha reconocido públicamente durante los últimos años en varias ocasiones el evidente fracaso de los actuales tratamientos oncológicos? En cuanto al "chantaje" de los oncólogos de que o se siguen sus instrucciones o dejan de hacerles pruebas en el hospital al enfermo hay dos opciones: buscar un abogado y presentar contra ellos una querella en los tribunales exigiéndoles que demuestren ante el juez que sus tratamientos son eficaces y los otros no... u optar directamente por seguir un tratamiento alternativo porque a fin de cuentas la mayoría de las pruebas que le van a hacer en ellos son diagnósticas y no van a servir para nada si el tratamiento que luego va a seguirse es ineficaz. En cuanto a la posibilidad de que los Servicios Sociales o los propios oncólogos acusen a los padres de poner en riesgo la vida de un hijo por negarse a que siga un tratamiento de quimio o radio le decimos lo mismo: denúncieles usted y exija que demuestren ante el juez que sus tratamientos son eficaces, tanto como para "obligar" a alguien a seguirlos violando con ello sus derechos fundamentales consagrados por la Constitución. Pregunta también cuál es el porcentaje de casos de niños con leucemia "curados con quimio". Y de nuevo nos remitimos a lo ya dicho: no existen en España datos estadísticos de las personas que enferman de cáncer (de cualquier tipo). Y, por tanto, se ignoran los porcentajes de curación de todos los casos de cáncer. ¿Que hay niños que han sobrevivido tras darles quimio? Sí. ¿Hay ensayos clínicos que demuestren entonces la eficacia curativa de algún producto quimioterápico en leucemia, sea en niños o adultos? NO. No existen. Y si realmente hubiera alguno eficaz tenga por seguro que se habrían hecho. Finalmente pregunta por el Bio-Bac. ¿Es eficaz? Permítanos remitirle al artículo que con el título Evidencias científicas sobre la eficacia del Bio-Bac publicamos en el nº 47 de la revista; en él tiene la relación completa de los ensayos clínicos efectuados con el producto. Puede leerlo en nuestra web: www.dsalud.com. ¿Se han "curado" con él muchas personas desapareciendo en ellas el cáncer? La respuesta es SÍ. ¿Ha funcionado en todos los casos? NO. Cada persona es un mundo y el grado de afectación del cáncer y la situación de cada sistema inmune distintos. Esperamos haber sido suficientemente explícitos y claros.


 Sr. Director: en el número 90 de la revista un lector de Madrid que firmaba como A. B. L. explicaba que el doctor Santiago de la Rosa le había recomendado para su tendinitis un medicamento homeopático llamado Solanum Compositum que era muy efectivo pero no se vendía en España y sí en Francia. Pues bien, he intentado localizarlo en el país vecino y no lo he encontrado. ¿Pueden ayudarme a localizarlo?

Carlos Sánchez
(Barcelona)

El Solanum Compositum es una fórmula magistral que según el doctor De la Rosa elaboraba Laboratorios Boiron en Francia -no en España- y cuyo uso sólo está testado en las tendinitis calcificantes de hombro. En todo caso, cualquier elaborador de fórmulas homeopáticas se lo puede preparar conociendo la composición. Y es ésta: solanum malacoxylon 4 DH, arnica montana 4 DH, calendula officinalis 4DH, hamamelis virginiana 4DH, millefolium 4 DH, belladonna 4DH, aconitum napellus 4 DH, mercurius solubilis 8 DH, hepar sulfuris calcareum 8DH, chamomilla vulgaris 4 DH, symphytum officinalis 6 DH, bellis perennis 4 DH, echinacea purpurea 4 DH e hypericum perforatum 4 DH.


En la sección de Alimentación del nº 90 de la revista, al hablar ustedes de las propiedades terapéuticas de la cebolla mencionaban entre ellas su capacidad para prevenir la aparición de cáncer. Al igual que el ajo. Pues bien, me ha sorprendido porque la doctora Hulda Clark -de la que ustedes han hablado en los números 55, 67 y 71- mantiene que el ajo, la mostaza y la cebolla fortalecen el parásito Fasciolopsis Buskii, involucrado según sus observaciones en la aparición del cáncer por lo que recomienda precisamente eliminar su ingesta en casos de cáncer. ¿Pueden aclarame esta aparente contradicción? Un abrazo.

Claudia Montes
(Sevilla)

Existen diversos estudios científicos según los cuales los compuestos azufrados de la cebolla podrían evitar la aparición de células cancerosas en el estómago. Y lo mismo ocurriría con otros componentes del citado bulbo como la quercetina o el selenio por sus demostradas capacidades antioxidantes. Asimismo hay estudios que apuntan que quienes consumen cotidianamente ajo y cebolla tienen menos riesgo de desarrollar cáncer de piel, estómago, hígado, colon, mama, pulmones y cuello de útero. En cuanto a la doctora Clark ella sostiene que el cáncer lo provoca la presencia del parásito Fasciolopsis Buskii cuando el sistema inmune está débil a causa de la intoxicación del organismo por contaminantes químicos. Explicando que se trata de un parásito que al llegar a su fase adulta puede, si no es expulsado antes del intestino, originar una colitis, un colon irritable u otra enfermedad... pero no un cáncer o una enfermedad degenerativa. De hecho explica que incluso puede no llegar a manifestarse. En suma, según la doctora Clark la presencia de ese parásito sólo se convierte en grave cuando, por diversas razones, se instala en un órgano. Y eso sólo es posible si en el hígado existe un contaminante, el alcohol isopropílico, disolvente derivado del petróleo que en la actualidad se usa principalmente como antiséptico en algunas marcas de cosméticos y para esterilizar las tuberías de las máquinas de envasar productos alimenticios. Y sólo llega a producir cáncer cuando el sistema inmune de la persona está muy debilitado, situación que precisamente previenen el ajo y la cebolla que además estimulan la buena función del hígado. De ahí que ignoremos por qué la doctora Clark afirma que ambos bulbos deberían eliminarse de la alimentación en casos de cáncer. Es todo lo que podemos decirle.


Deseo expresarles mis más sinceras felicitaciones. No es fácil encontrar un medio tan sincero y valiente como Discovery DSALUD. Les animo a seguir en esa línea. Algún día los habitantes de este planeta despertaremos y nos daremos cuenta de en qué manos estamos. Tenemos una herramienta como Internet que nos debe servir como mecanismo para ir comunicándonos y así, en un espacio de tiempo lo más corto posible, aprender y darnos cuenta de los peligros en que unos pocos están metiendo a la mayoría de este mundo que Dios nos ha dado en "alquiler" y pensamos que es en "propiedad". El motivo de mi carta es decirles que el teléfono del doctor Eduardo Recio Roura -que practica en Canarias la quelación para eliminar posibles acumulaciones de metales pasados- que facilitaron ustedes en la sección de Cartas al Director del número de octubre es correcto sólo que él reside en Gran Canaria y no Tenerife.

José Luis Díaz Grande

Tiene usted razón y dejamos constancia de ello. Y aprovechamos para indicar que el número directo de su consulta es el 928 62 21 61.


Hola, amigos. El motivo de mi carta es que hace un mes se me empezó a caer el pelo, primero uniformemente y luego a mechones. Verán, tengo 29 años y en abril di a luz una niña. Fue un parto muy duro con espátulas, desgarro del útero, etc. Me habían recetado tomar hierro pero no hice caso aunque sí me preocupé de estar bien alimentada: lentejas, hígado, fresas... El embarazo fue normal si bien por motivos laborales lo viví muy nerviosa y con gran tensión. A los siete meses de gestación dejé el trabajo. Fue seis meses después de dar a luz cuando empezó el problema. Acudí al médico porque tenía una pequeña coronilla y éste, sin mirarme siquiera la calva ni mandarme analítica alguna, me diagnosticó "alopecia estresante". Luego se limitó a recetarme una loción tópica con hidrocortisona. Y cuál no sería mi sorpresa cuando al leer el prospecto vi que uno de los "efectos secundarios" del producto eran la crecida del vello. Me la di una semana. Actualmente estoy con dos grandes calvas de unos 8 cms de largo y el resto de la cabeza llena de calvas pequeñas. Estoy tomando levadura de cerveza revivificada de 300 mg cada cápsula. Tomo de 3 a 6 pastillas diarias... pero sigo perdiendo mechones. ¿Qué puedo hacer para que comience a crecerme el pelo de nuevo? Sin más me despido y aprovecho la ocasión para pedirles más reportajes sobre la salud infantil. Un saludo.

P. Olano

Es bastante corriente que tras un parto y, sobre todo, al finalizar el periodo de lactancia se produzca en muchas mujeres una alteración hormonal que se suma a la falta de algunos minerales y todo ello lleve a la pérdida de cabello. El problema suele tardar en resolverse entre dos y cuatro meses y en raras ocasiones hasta un año. La solución más rápida es seguir una alimentación rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, arroz integral, pepinos, jengibre, coles y germen de trigo. Y si quiere adelantar la solución tomar un complejo con vitaminas A y C así como las del complejo B (asegurándose de que lleva especialmente la B8 o Biotina y la B10 o PABA). Son igualmente útiles el silicio orgánico, el zinc, el azufre y el ácido gammalinoleico.


Estimado Sr. Campoy: soy una gran admiradora de su trabajo y del de Antonio Muro que nos acerca al mundo de la medicina natural. Les voy a contar mi problema: soy madre de una niña de 9 años a la que cuando tenía tres le diagnosticaron diabetes tipo 1 y a los seis hipotiroides. Nos dijo el equipo de médicos que las dos son enfermedades autoinmunes. Desde entonces toma Eutirox antes de desayunar. El equipo médico nos dijo que igual, cuando se desarrolle, el tiroides vuelva a funcionar. Su desarrollo ahora mismo es normal. Mide 1,40. Me gustaría que me aconsejase algún médico que me pueda ayudar. Muchas gracias y un saludo.

J. R.

Eutirox es un medicamento que se sugiere en casos de hipotiroidismo y cuyo principio activo es la levotiroxina de sodio sintética que, según quienes lo comercializan, tiene un efecto idéntico a la hormona natural secretada por el tiroides ya que el organismo no es capaz de distinguir entre la endógena y exógena, y que se transforma en T3 en los órganos periféricos produciendo su efecto a nivel de los receptores T3. El único problema reconocido es que si se excede el límite de tolerancia individual y se produce sobredosificación pueden aparecer los síntomas clínicos típicos del hipertiroidismo: taquicardia, palpitaciones, arritmias cardíacas, angor, cefalea, debilidad muscular y calambres, rubor, fiebre, vómitos, alteraciones menstruales, pseudotumor cerebral, temblor, agitación, insomnio, hiperhidrosis, pérdida de peso y diarrea. Y en caso de hipersensibilidad sufrir reacciones alérgicas. Nuestra sugerencia es que su hija siga un par de meses La Dieta Definitiva y vuelva a hacerse los análisis. Es posible que el asunto se resuelva sin más aunque le sorprenda. Y no nos extendemos en las explicaciones científicas del porqué ya que precisaríamos mucho espacio pero esperamos que nos indique si sigue nuestro consejo qué resultados obtuvo. Eso sí, haga antes a su hija un test de intolerancia alimentaria y elimine de su dieta todo lo que dé positivo. En el 96 422 02 16 pueden indicarle el lugar más cercano a su domicilio.


Estimado director: aprecio su revista que considero hace una labor muy importante informando sobre aspectos no ortodoxos de la medicina. Por eso me hizo ilusión ver que se trataba de nuevo el tema del sida. Hacía tiempo que no se hablaba de ello y me preguntaba qué había sido de los disidentes. Por supuesto que hay que estudiar todas las hipótesis. Como persona afectada directamente de esa, según algunos no-enfermedad, quisiera hacer algunas preguntas. ¿Por qué funciona la medicación antirretroviral? Es un hecho indiscutible que desde su utilización las muertes han descendido drásticamente así como las enfermedades llamadas "oportunistas". Visitando foros de afectados se puede leer que los que abandonan la medicación (por hartazgo, por efectos secundarios, por las dudas sembradas por las teorías disidentes, etc.) a pesar de que al principio muchos se encuentran mejor (está claro que la medicación no es precisamente una serie de gominolas) al paso del tiempo comienzan a tener serios problemas de calidad de vida. Lo que no quita, en mi opinión, que algunos no tendrían que haber empezado nunca los tratamientos. Porque, efectivamente, hay personas diagnosticadas como seropositivas que no desarrollan la enfermedad. Otra cuestión que planteo es la medición de la "carga viral". No soy científico y no puedo decir lo que realmente mide ese test pero sí puedo cerciorar que a mayor carga viral -o lo que sea- mayor incidencia de infecciones y riesgo de muerte. No son teorías, son hechos. En mi caso estuve durante años sin medicación, probé de todo lo que tenía a mi alcance -dietas, Homeopatía, Medicina Tradicional China...- y al final, a un paso de la muerte -que "coincidía" con un recuento casi nulo de células T- los antirretrovirales me salvaron la vida. Y como a mí, a miles. Es un hecho. Lo que no quita que me descorazone tener que tomar semejante bomba todos los días; pero bueno, me apetece vivir un poco más. Lo que me gustaría ver publicado en su revista son tratamientos que funcionen. ¿Hipótesis? Ya se sabe esa historia del sabio que argumentó científicamente la existencia de Dios para, a continuación, añadir que con la misma teoría podía también demostrar lo contrario. ¿Hay médicos que traten con éxito el sida -o lo que sea- sin antirretrovirales? Eso sí sería una magnifica noticia. He leído algo sobre un cóctel de medicina china. ¿Sabe algo sobre eso? Un abrazo.

Liberto Guerrero

Mire, la afirmación de que los antirretrovirales han evitado muchas muertes está basada en estadísticas más que discutibles. No conocemos un solo ensayo clínico en el mundo que demuestre que algún retroviral haya salvado una sola vida. Por eso los llamados científicos "disidentes" se niegan a aceptar las recomendaciones oficiales. Además los laboratorios fabricantes de esos cócteles aseguran que su consumo hace bajar la "carga viral" de los enfermos como "demuestran" los análisis con la técnica PCR... pero resulta que esa técnica, según su propio inventor, el premio Nobel Kary Mullis, no sirve para medir carga viral alguna (y menos de un virus que se dice ha sido aislado pero cuya foto nunca se ha mostrado). Por otra parte, los cócteles antirretrovirales son oxidativos y mortales a medio plazo por lo que sólo "benefician" -y transitoriamente- a enfermos graves. Agregaremos que los principales expertos europeos en SIDA que se reunieron en la primavera del 2001 en Barcelona ya desestimaron entonces la posibilidad de poder curar por ahora el SIDA y abogaron incluso por individualizar y retrasar el inicio del tratamiento con antirretrovirales. Por supuesto, todos los vaticinios sobre la erradicación del virus del SIDA con los nuevos tratamientos, hechos congreso tras congreso, se han incumplido. Los propios expertos reconocen que los antirretrovirales fracasan en 7 de cada 10 seropositivos por lo que cabe preguntarse si los "buenos" resultados que se obtienen con el resto se deben a ellos o a que los afectados cambian radicalmente su modo de vida, sus hábitos y su alimentación desintoxicándose y cuidándose mucho más además de ingerir complementos de vitaminas, minerales y enzimas y seguir tratamientos alternativos que permiten subir las defensas. Una cuestión sobre la que los "expertos" en Sida -es decir, quienes apoyan los cócteles- no se atreven ni a plantearse. Dicho esto añadiremos que en casos de Sida se han obtenido excelentes resultados con el Bio-Bac (en estos momentos comercializado como Renoven) y con Viusid. Los ensayos clínicos fase III en pacientes VIH positivos con el Bio-Bac se hicieron nada menos que en Diciembre 1998 en el Hospital Kiss Curatorium de Munich y Berlín (Alemania) por la empresa MEDDOC bajo la supervisión de los investigadores Schiotz y Rittig desarrollando el estudio clínico los doctores Jägel, Guedes, Jäger y Gorriahn. Y ese ensayo confirmó los resultados de la fase II reconociendo que el producto eleva significativamente el recuento de células CD4 y CD8 sin producir efectos secundarios y considerando los resultados estadísticamente relevantes. En cuanto al Viusid decirle que hay también varios estudios clínicos en los que se ha testado el producto frente a distintos tipos de virus como el herpes genital, el papiloma, el herpes labial, el herpes Zoster, la mononucleosis, las hepatitis B y C y, por supuesto, las infecciones por el VIH. Y en todos los casos se constató una notable mejoría en la salud con un claro aumento de las defensas de los pacientes en un corto espacio de tiempo así como reducción de la famosa "carga viral" en los portadores de VIH. Cabe pues preguntarse por qué los médicos "especializados" en tratar el Sida prefieren ignorar estos datos. ¿O no?


Estimados señores: tengo 58 años y padezco una fuerte artrosis, hernias discales y fibromialgia. Y en la última densitometría ósea se apreciaba un fuerte aumento de la pérdida de densidad ósea en los últimos dos años. Parezco fuertes dolores -sobre todo de caderas, cuello y rodillas- que no ceden con nada. El reumatólogo me dice que todavía es pronto para una prótesis. Por mi parte sigo un régimen propuesto por una homeópata rico en verduras y frutas que excluye los lácteos y los cereales (excepto el spelta y el arroz sarraceno). He seguido numerosos tratamientos sin éxito hasta el momento con productos tipo Traumeel, Zeel T, Cartílago de Tiburón, Hues 5, Azione, compuestos de harpagofito, sauce blanco, glucosamina, etc. y previamente tratamientos para desintoxicar el organismo. Ahora mismo estoy con un tratamiento de 3 meses con productos de Nutergia (Oligobiol O, Biocebe, Ergyphytum, Biortho y Sinerbiol) pero éste es ya el tercer mes y de momento sin resultados. El reumatólogo me ha recetado Actonel 35 semanal para la pérdida ósea pero observo que tiene una cantidad indescriptible de contraindicaciones. Quería saber si habría alguna otra alternativa. También me ha indicado el consumo de lácteos pero por lo que puedo leer en su revista quizás no sea lo más recomendable. Además yo he padecido cáncer de mama hace años. Les agradezco mucho su respuesta y el servicio que prestan con su publicación.

D. N. A.

Tiene usted un cuadro muy complejo: osteoporosis, artrosis, hernias discales, fibromialgia... No es posible proponerle algo puntual. Le sugerimos que acuda a la consulta de José Ramón Llorente para valorar globalmente la situación. Puede localizarle en el 96 392 41 66. Lo que en todo caso sí debe hacer es eliminar de forma radical todo alimento al que sea intolerante -hágase un test para saber cuáles son en su caso- e, independientemente de los resultados, suprimir hasta su recuperación los hidratos de carbono refinados, el café, el alcohol, el tabaco, las bebidas de cola, la sal y los antiácidos basados en el aluminio. En cambio son alimentos beneficiosos la alfalfa, las almendras, los cacahuetes, las nueces, los higos, las cebollas, las alubias secas, los nabos, el brécol, las coles de bruselas, la soja, los cereales, los granos de sésamo, las semillas de girasol, las sardinas y el salmón. Y recuerde que medicamentos como los corticosteroides, las tetraciclinas y los preparados tiroideos pueden ser los responsables de la pérdida de calcio. Son igualmente útiles suplementos como Coral Care (100% Natural), Kalsis (Catalysis), Artigel (Masterdiet) y Silicium G5 (Silicium España).


Saludos cordiales. En primer lugar debo felicitarles por la excelente labor divulgadora que vienen realizando a lo largo de estos últimos años. Yo, desde luego, soy un incondicional comprador de la revista. En esta ocasión me dirijo a ustedes para consultarles sobre un asunto de Auriculoterapia china. Verán, he realizado recientemente un curso en un centro de Barcelona, he comprado varios libros y he comenzado a hacer mis primeras prácticas con las agujas. Y ojeando el libro Auriculoterapia Práctica (Miraguano Ediciones) encontré entre las posibles enfermedades a tratar ¡la miopía! Mi asombro fue grande. ¿Es realmente posible tratarla con esta técnica? ¿Se consigue una remisión de la misma? ¿Hay casos fundados en que se haya demostrado? ¿Es posible que en China algunos doctores lo hayan probado con sus pacientes? Los puntos a tratar que indica el libro son: Ojo 1, Ojo 2, Nuevo Ojo, Riñón e Hígado. ¿Son correctos esos puntos o hay otros mejores? Espero su contestación con entusiasmo. Gracias anticipadas.

Pere Margarit
(Barcelona)

La propia American Academy of Ophthalmology reconoce tener información del uso de la Acupuntura para tratar no sólo la miopía sino muy diversas afecciones oculares incluyendo las conjuntivitis, las cataratas, la sequedad ocular, las maculopatías, la retinosis pigmentaria, la atrofia óptica, el estrabismo paralítico, la neuritis retrobulbar y la iritis pero no explica con qué resultados. Sabemos que en algunos casos se logran mejorías notables pero ignoramos si se producen curaciones o remisiones completas. Los puntos de aplicación dependen ya de cada patología pero los que indica son los correctos en casos de miopía. Es todo lo que podemos decirle en estos momentos.


Sr. Director: es mi deseo felicitarle por la revista que dirige. Me parece formidable. Hace un tiempo mi marido vino a casa con un número de su revista en la mano y esa misma semana se suscribió pues quedó convencido de la veracidad de la información. No sólo eso: a medida que pasa el tiempo y leemos sus artículos con todo lo que vienen informando sobre el cáncer y sus tratamientos estamos convencidos de que se deben tomar otros caminos menos agresivos y más humanos para luchar contra esta terrible enfermedad. Por esa misma razón me dirijo a usted y a sus colaboradores en la confianza de que puedan ayudarnos. Le expongo el caso: hace año y medio mi marido, de 63 años, se realizó una revisión urológica de rutina en la cual se constató que su PSA era alto -8,2- así que le realizaron 8 pases de biopsia en zonas periféricas de ambos lóbulos prostáticos. El diagnóstico fue adenocarcinoma moderadamente diferenciado 3+3 de Gleason, grado 2 del MDA prostatitis aguda focal. Nos quedamos sorprendidos y afectados ya que él no tenía ningún síntoma y se encontraba bien. Le propusieron operarle o darle radioterapia, 36 sesiones en total. Una vez finalizada le pusieron una inyección de Zoladex trimestral 10,8 mg. Tres meses después le han puesto la segunda y última; ésta le produce sofocos con sudores. Está claro que ante esta situación no quiero quedarme sentada a ver qué pasa razón por la cual les pido por favor me informen de qué clínica o médico y en qué lugar -si es cerca mejor aunque esto sería secundario- podrían ayudar en su caso. También las direcciones y números de teléfono. Les animo a que sigan publicando tan buenos artículos. Reciban un cordial saludo,

Manuela Fernández Gómez
Torrelavega (Cantabria)

Teniendo en cuenta que ya ha sido sometido a un tratamiento oncológico ortodoxo le sugerimos que acuda a la consulta del Dr. José Luis Castillo Recarte en Madrid. Puede localizarle en el 91 532 89 32. Lamentamos no poder recomendarle a alguien más cercano.


 

NÚMERO 90. ENERO 2007.

Estimado director: en 1989 tuve un grave accidente de tráfico y al recuperarme encontré trabajo en un parking. Un hecho que supuso para mí, primero, un trauma físico y emocional; y segundo, un trabajo en el que la mayor parte del tiempo lo pasaba sentado y en turno de noche. Así que al no hacer ningún tipo de ejercicio y abusar de la comida, la cerveza, los licores, etc., me encontré hace 5 años con un peso de 155 kilos, graves problemas de salud, úlcera, apnea, tensión alta, mala circulación -sobre todo en las piernas- y una agudización del asma. Me quedaba dormido en el trabajo y hasta en casa de los amigos viendo los partidos. Hace 5 años tomé la decisión, "aconsejado" por un amigo, de hacer la Dieta de la Sopa y adelgacé 20 kilos pero a un gran precio pues a los tres meses volví a ganarlos... y a superarlos. Después de varios intentos más ví un día que en su revista se hablaba de una dieta pero no me fié. Continué pues con mi declive personal sufriendo ya artrosis y fue cuando al ver que casi no me podía mover, ni apenas andar, decidí pedir su libro de La Dieta Definitiva. Empecé a seguirlo hace 16 meses a rajatabla. Pues bien, ahora mismo peso 86 kilos, he dejado de tomar pastillas para la tensión, la circulación y el estómago, y desde hace un mes no necesito el inhalador del asma. Por lo cual le doy mis más encendidas gracias.

José Martín Gallardo
Almúñecar (Granada)

Nos congratula que le haya sido útil y que nos los cuente. Ya hemos explicado muchas veces que no sólo funciona con todo el mundo sino que seguirla permite mejorar además de numerosas dolencias. Sólo que mucha gente no se lo quiere creer. Usted ha perdido 69 kilos y ha mejorado tanto que ha dejado de tomar varios fármacos. Bueno, pues habrá quien afirme que no es verdad y que su caso -como tantos otros testimonios similares publicados ya en la revista- son inventados.


Sr. Director: hace unos días leí que en Japón venden al público frascos de oxígeno puro con boquilla para respirar y dicen que da energías a la gente con cansancio o estrés. Mi pregunta es: ¿respirar oxígeno puro en periodos cortos puede ser beneficioso para el organismo o, por el contrario, produce la oxidación de las células y el consiguiente aumento de radicales libres? Gracias por su atención y saludos.

José Freixes Roca
(Andorra la Vella)

El oxígeno es absolutamente imprescindible para la vida porque de él depende el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Aunque ello nos oxide y envejezcamos. Es inevitable. De ahí las recomendaciones de beber suficiente agua (H2O), hacer ejercicio, aprender a respirar adecuadamente e ir de vez en cuando a llenar los pulmones de aire no viciado fuera de las ciudades, especialmente al mar y no a la montaña ya que la cantidad de oxígeno que asimilamos depende en buena medida de la presión atmosférica y cuanto mayor es ésta más fácil resulta la respiración. Por eso las personas que viven en regiones altas tienen más dificultad para respirar; en el mar, en cambio, es más sencillo porque la presión del aire es mayor. Y ésa es la razón de que el método más idóneo en lo que a la aplicación terapéutica con oxígeno se refiere sean las cámaras hiperbáricas pues éstas no sólo pueden recrear el ambiente ideal para que el organismo pueda asimilarlo mejor sino conseguir presiones que superan con mucho las del nivel del mar. Esta disciplina se conoce como Medicina Hiperbárica y se basa en la inhalación de oxígeno a altas dosis -con una saturación cercana al 100%- durante periodos cortos y mientras se está en el interior de una cámara presurizada a 1,5 atmósferas (es decir, a una presión de vez y media la del mar). Hoy se utiliza en numerosas patologías pero sobre todo en el tratamiento de las dolencias vasculares -de forma particular en las que afectan a los pacientes diabéticos- así como en el tratamiento posterior de infartos, anginas de pecho o trombosis cerebral. La razón es que la persona recibe gran cantidad de oxígeno puro que, por ósmosis en el caso de las cámaras monoplaza y a través de una mascarilla en el caso de las multiplaza, llega a todos los tejidos del organismo gracias a la presión que hay en el interior. Se trata pues de la manera más eficaz pero hay otras formas de usar el oxígeno. Es el caso de la ingesta de Cell-Food, un concentrado de 78 minerales iónicos, 34 enzimas, 17 aminoácidos, electrolitos y oxígeno disuelto que se mantienen en una suspensión iónica de sulfato de deuterio, aspecto éste importante porque al ingerir el producto el deuterio disocia las moléculas de agua (H20) en el cuerpo liberando en el torrente sanguíneo oxígeno (O) e hidrógeno (H) nacientes que llegan a cada célula del cuerpo junto al resto de los nutrientes. Cascada de oxígeno e hidrógeno que se libera paulatinamente allí donde el organismo los necesita y puede continuar varios días tras la ingesta. Hemos hablado de ese producto en los números 60 y 66 de la revista (puede leerlos en nuestra web: www.dsalud.com). También se usa enriqueciendo simplemente el agua con oxígeno para efectuar limpiezas profundas del intestino -similar a la que produce una hidroterapia de colon- mientras se ingieren complejos de vitaminas que ayudan a absorberlo mejor. Y la de ozonizar agua -o aceite- y luego ingerirla. Otra terapia es la de introducir al paciente en cabinas de vapor para exponerle a un baño de gas carbónico, ozono y oxígeno ionizado mientras su cabeza permanece fuera, destapada. Y, finalmente, otra posibilidad es inhalar oxígeno ionizado por medio de una mascarilla aunque es más eficaz si a la vez se camina en una cinta rodante o se pedalea en bicicleta estática porque así el oxígeno penetra mejor en los tejidos. Dicho esto conviene añadir que cualquiera de esas terapias debe estar controlada por un profesional.


Muy Sr. mío: soy lector asiduo de su prestigiosa revista y por ello me permito solicitarle su opinión sobre unos anuncios de publicidad insertados en ella que hablan de un producto a base de oxígeno: el Cell-Food. Tengo 78 años, padezco bronquitis crónica, insuficiencia respiratoria y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). La firma que dispone de ese producto me ha dicho telefónicamente que me puede aliviar, pero, ¿qué opinan de ello ustedes? También deseo adquirir el preparado Macoral para que las hormonas funcionen a pleno rendimiento a fin de elevar la libido y combatir la impotencia. ¿Tiene Ud. alguna noticia sobre la fiabilidad y efectos de estos dos productos? A la espera de su respuesta le saludo muy afectuosamente.

Francisco Lozano Romero
Mata (Cáceres)

En cuanto al Cell-Food nos remitimos a la respuesta que dimos a la carta anterior a la suya. Tiene esa información en el artículo que publicamos sobre el producto en los números 60 y 66 de la revista. En cuanto al Macoral se trata de un producto elaborado básicamente con la raíz de un tubérculo originario de los andes peruanos -la Maca- y coral marino triturado rico en calcio -que también se comercializa aparte como Coral-Care y del que sí hemos hablado, igualmente en el número 60-. La razón de la eficacia de este último se debe a que la carne, los dulces, la harina refinada, el alcohol, la cafeína, el azúcar y otros muchos alimentos producen hiperacidez y obligan al organismo a utilizar calcio para neutralizarla. Y cuando no se obtiene suficiente con la alimentación el cuerpo se ve obligado a tirar de las reservas del tejido conjuntivo y de los huesos. Aparecen entonces problemas como el reuma, la osteoporosis o la artritis. Por otra parte, debemos explicar que no todo el calcio se absorbe igual. El mineral tradicional debe ser metabolizado para ser aprovechado mientras el orgánico e ionizado de forma natural es absorbido por las células rápidamente y en su totalidad. Ésa es la ventaja del calcio de coral. En lo que se refiere a la maca contiene sustancias naturales que estimulan la pituitaria y el hipotálamo, glándulas que a su vez activan los ovarios, las adrenales, los testículos, la tiroides y el páncreas consiguiendo devolver a esos órganos su funcionamiento normal y, por tanto, la normal producción de hormonas. Dicho lo cual es obvio que el hecho de que pueda ayudarle a mejorar su libido o de que el producto resuelva un caso de impotencia depende de la causa de la misma. No es posible generalizar. Eso debe valorarlo un profesional.


Sr. Director: la programación de televisión en España -desde siempre pero de forma más acentuada en los últimos 10 años- es un tema que casi siempre está en candelero y es lógico por su notoria e innegable influencia -perjudicial según los educadores, psicólogos y analistas sociales- y la realidad diaria -palpable hasta para los más tolerantes, permisivos y liberales- que nos golpea 24 horas al día dándoles la razón en gran medida. Porque se afirma desde siempre que "la Verdad está en la Realidad" y la cruda, dura y triste realidad que estamos viviendo nos muestra una España en evidente ascenso económico y tecnológico desde hace unos 25 años pero, al mismo tiempo, en una continua y cada día más acelerada degradación a nivel de los principios o preceptos básicos que constituyen o representan una nación en cuanto a célula básica de toda sociedad: la Familia. Y ello se comprueba sufridamente en la mayoría de los hogares pues en cada uno de ellos el llamado "abismo generacional" entre padres e hijos, nietos y abuelos, es cada vez más traumatizante, más dañino, más profundo y generalizado, y se refleja nítidamente en las continuas discordias, rupturas y distanciamiento físico y espiritual familiar y de pareja, entre educadores y alumnos. Y qué decir ya del irrespeto a todas las normas legislativas que orientan o rigen desde siempre nuestra vida de nación organizada y civilizada. Y es ahí precisamente donde interviene la fortísima e innegable influencia de ese "monstruo electrónico" que es la televisión en la forma en que está montada, organizada y aplicada sobre nuestra sociedad, que es España misma, perjudicada por las programaciones de las cadenas televisivas (las privadas, sobre todo) que cada día se alejan más de los pilares fundamentales para los que deberían estar orientadas, dedicadas y aplicadas: educar, informar, orientar y entretener sanamente de forma didáctica y humanísticamente positiva; y no al revés, como en la actualidad. ¿O no es así? ¿Podrían responderme? Gracias.

Julio Carrizo
(Valencia)

Tiene usted razón. Pero es que las cadenas de televisión no están concebidas hoy como un servicio público que informe, oriente, eduque y entretenga sino que sus únicos y exclusivos fines reales son los de ganar dinero y poder. Eso es lo único que buscan quienes las detentan -aunque entre ellos haya personas con principios- y todo lo demás importa poco por no decir nada. De ahí que pueda afirmarse con rotundidad que la televisión actual embrutece, insensibiliza y se ha convertido además en el medio desinformativo por excelencia. Y añadiremos que tiene mucho que ver en ello la docilidad -por no ser más duros- de la inmensa mayoría de los profesionales -empezando por los periodistas- que en ellos trabajan. Son tas escasos los que anteponen los principios y la ética revelándose ante las imposiciones a las que son sometidos cotidianamente que causa en verdad estupor. Y pasa en todo el mundo.


Estimado Sr. Campoy: me dirijo a usted para felicitarle por la fantástica labor que brindan con la revista y en particular por el artículo sobre el Sida del pasado número 86: Felicite de mi parte al Sr. Muro. Estoy encantada de que haya gente comprometida que nos haga ver las cosas desde otro punto de vista. ¡Felicidades! El caso es que estoy enterada de que existe un movimiento disidente sobre el Sida desde hace sólo un año y teniendo en cuenta que me afecta directamente puede suponer que saberlo nos ha cambiado la vida. Mejor dicho, ¡siento que nos han regalado años de vida! Por lo que no puedo menos que darles las gracias. A usted y a los que, como usted, buscan un mundo más justo. Atentamente,

Francisca Romero Sánchez
(Lérida)

Le agradecemos sinceramente sus elogios. Y aprovechamos para indicarla que ya hablamos de ese asunto en los números 18, 19 y 21 de la revista. Puede leerlos si lo desea en la sección de Reportajes de nuestra web: www.dsalud.com.


Estimados señores: muchas gracias por tan interesantes artículos, abrirnos los ojos y permitirnos así pensar y decidir por nosotros mismos. De verdad, muchas gracias. Me gustaría que trataran -cuando sea posible- el tema de los "pólipos nasales", problema que llevo arrastrando desde hace más de 20 años pues al parecer no existe solución. He probado casi todo: desde el antiguo lazo pasando por resecciones hasta las peligrosas inyecciones de cortisona. Y siempre vuelven a salir. Aprovecho también para preguntarles si tiene algún problema hacer una sola comida "sólida" al día. Salvando las comparaciones sería algo parecido a lo que hacemos con nuestros adorables perros: hacen 3 ó 4 comidas al día cuando son cachorros y de adultos una sola. No tienen necesidad de estar todo el día pensando en la comida e ingiriendo cada 2 horas como nosotros y siempre se les ve llenos de energía. Personalmente lo probé una temporada el año pasado y me fue de maravilla. Saludos muy cordiales.

Miguel Nebreda Cuesta
(Valencia)

Los pólipos nasales son pequeñas masas tumorales que aparecen en los senos paranasales cuando la mucosa que recubre éstos crece y se llena de un líquido claro y espeso que si llega a ocupar buena parte de la cavidad nasal impide respirar bien. Son redondeados, blandos, tersos, translúcidos y de color gris-rosado siendo raro que aparezcan en el tabique nasal y en la parte inferior. Los sufren ambos sexos, a cualquier edad y en todo tipo de regiones y climas aunque es cinco veces más habitual entre los hombres y suele aparecer más frecuentemente entre los 20 y 40 años. Y se ha comprobado que aparecen sobre todo cuando se sufren enfermedades respiratorias (se alteran las glándulas productoras de moco y su movilidad) -especialmente asma-, alergias nasales, fibrosis quística y las enfermedades de Kartagener y la de Fernand Vidal. Y, como en la inmensa mayoría de las llamadas enfermedades, se desconoce qué los causa. Lo que sí se ha constatado es que en tales casos el número de eosinófilos es muy elevado y su presencia provoca inflamación. Actualmente se tratan por eso con corticoides de aplicación local mediante nebulizadores o por vía oral mediante comprimidos o tabletas lo que en el mejor de los casos permite disminuir su tamaño aunque en casos muy excepcionales han llegado a desaparecer. También se utilizan antibióticos -cuando hay infección- y antihistamínicos. En todo caso el tratamiento médico más "eficaz" es la cirugía que se debe realizar sólo cuando existe obstrucción completa de uno o de los dos orificios nasales, cuando exista una infección persistente o cuando ni siquiera se mejora con tratamientos reiterados de corticoides o bien éstos están contraindicados porque la persona padece hipertensión arterial, glaucoma, diabetes o tuberculosis. En cualquier caso la cirugía no resuelve el problema, en efecto, sólo sirve para que el paciente pueda volver a respirar... hasta que los pólipos aparecen de nuevo. ¿Que cuál es nuestra opinión? Pues mire usted: los eosinófilos son un tipo de leucocitos, es decir, de glóbulos blancos que son los que constituyen el mecanismo de defensa del cuerpo ante todo agente infeccioso o sustancia extraña. Y al igual que las demás células sanguíneas los produce la médula ósea. Pues bien, cuando la cantidad en sangre de leucocitos es muy elevada o muy baja es que hay algún trastorno. Y puede saberse de qué clase averiguando qué tipo de leucocitos están más alterados: los neutrófilos, los linfocitos, los monocitos, los eosinófilos o los basófilos (la verdad es que los trastornos relacionados con estos últimos son muy poco frecuentes). Y una cantidad anormalmente alta de eosinófilos en sangre indica habitualmente la presencia de células anormales, parásitos o alérgenos (sustancias que causan una reacción alérgica). Luego nuestra sugerencia es que siga usted un tratamiento para eliminar de su organismo todo posible parásito -hablamos de microorganismos más grandes que las levaduras o las bacterias que también provocan infecciones, generalmente en el intestino (siendo los más comunes las lombrices, las tenias, los anquilostomas (Ancylostoma duodenale y Necator americanus), los oxiuros (Enterobius vermicularis), la Giardia lamblia, la Entamoeba histolítica y el Cryptosporidium), bacterias, hongos o virus de los que pueda estar contagiado. Hemos hablado ya ampliamente en la revista de cómo pueden tratarse todo ese tipo de infecciones. Debe asimismo averiguar si es usted intolerante o alérgico a algún polen o alimento (hay tests para ello de los que también hemos hablado). Y otro tanto cabe decir de los fármacos. Se sabe que hay medicamentos que producen reacciones alérgicas, entre ellos uno muy conocido: la aspirina. Los antiinflamatorios -especialmente los corticoides- y los antihistamínicos que recomiendan los "expertos" son sólo paliativos, sintomáticos. No van a resolver el problema. Lo que nosotros le sugerimos sí podría hacerlo.


Sr. Director: ante todo, gracias por tan buenos artículos y por darnos la oportunidad de expresar nuestras inquietudes. Leí en una de sus últimas revistas un artículo sobre el estreñimiento en el que anunciaban que se está haciendo una pequeña operación con anestesia local para solucionar el estreñimiento por "atonía intestinal". Dicho artículo no consigo recuperarlo puesto que he dejado alguna revista a amigos o conocidos y no consigo acordarme del número en que apareció. Es un tema que me interesa muchísimo puesto que una de mis hermanas y yo misma tenemos ese problema desde hace muchos años y sería para nosotras una solución maravillosa puesto que ni con dietas especiales ni con remedios naturales conseguimos poner fin a este problema. Espero que usted y su revista nos puedan ayudar de alguna manera. Un saludo y gracias.

Teresa Gómez Ferri
Yecla (Murcia)

Nosotros sólo hemos hablado de la técnica utilizada por el doctor Fernando Padrón quien en el número 58 de la revista nos explicó que basta una sencilla operación quirúrgica de 15 minutos efectuada con anestesia local para resolver tanto el estreñimiento crónico como el colon irritable mediante la fijación del ciego -el principio del intestino grueso- a la pared abdominal. La técnica se llama Cecopexia y está indicada en aquellos casos en los que la persona con estreñimiento crónico lleve más de cinco años con dos o menos deposiciones por semana ya que aseguran haber comprobado que en el 90% de los casos se debe a un ciego desplazado. E igualmente funciona en situaciones de colon irritable. Puede usted contactar con él llamando al 928 20 04 33.


Estimado Sr. Campoy: ante todo le diré que espero cada mes con impaciencia la salida de la revista. Es una luz de esperanza en mi vida. Nos ayuda mucho y a todo el que puedo se la recomiendo. El motivo de mi carta es el siguiente: tengo 47 años y desde hace 7 sufro de ansiedad crónica que me ocasiona ataques de ansiedad, claustrofobia, agorafobia y muchas sensaciones desagradables. Siempre la he sufrido, desde la infancia. Me han tratado con medicación -y siguen haciéndolo- en la Seguridad Social. También he ido a un psiquiatra privado pero sólo me receta antidepresivos y ansiolíticos como Orfidal que no me solucionan nada y hacen que me sienta mal y somnolienta, sin ganas de hacer nada y muy triste todo el día. Así que después de tantos años empecé a pensar si habría otra forma de tratar mis dolencias de una manera más natural y sin tantas contraindicaciones y me puse en contacto con el Dr. Domingo Pérez León que, muy amablemente, me recomendó al Dr. Aizpiri, psiquiatra y neurólogo del que me dijo que hacía unos análisis de neurotransmisores, aminoácidos y otras pruebas que sólo efectuaba él en España y obtenía muy buenos resultados. El problema es que ese doctor está en Bilbao y yo vivo en Madrid. Y como tengo 3 hijos -el más pequeño de 7 años- me es difícil desplazarme allí y asistir a las consultas, pruebas, etc. Mi pregunta es: ¿hay algún médico en Madrid que haga esas pruebas? ¿Qué puedo hacer? ¿Qué le parecen los medicamentos antidepresivos que se utilizan hoy en día? ¿Y de los ansiolíticos? Con el Orfidal yo tengo un gran problema. Tomo 5 al día y tengo claro que soy adicta a él pero, ¿qué puedo hacer? No soy capaz de dejarlo. He ido en picado de unos meses para acá. De fumar 5 o 6 cigarrillos diarios he pasado a 20. Me tomo 2 cervezas al día porque me encuentro más relajada. También creo que la menopausia anda rondando con los consiguientes trastornos: reglas irregulares (que pueden ser por los antidepresivos), sangrado abundantísimo que me deja temblando, un gran cansancio... ¿Por qué unos días me encuentro mejor y otros fatal? Soy alérgica a algún medicamento pues algunos que he tomado me han hecho reacción. También tengo la nariz siempre taponada. ¿Por qué? Siempre me sorprendo con los dientes apretados. ¿Es por mi ansiedad? Asimismo tengo mal aliento desde siempre y últimamente diarreas y muchos dolores de cabeza. Como mal y muchas noches me acuesto sin cenar. Como se ve, no tengo desperdicio. Me encuentro muy mal y no sé qué puedo hacer. ¿Podéis darme algún consejo? ¿Por dónde empiezo? Muy agradecida de antemano pues ya no sé a dónde recurrir. Gracias

Isabel Ibancos Martínez
(Madrid)

Usted misma, Isabel, responde ya a su primera pregunta: si se le ha dicho que el médico que se le recomienda es el único que hace esos análisis en España, ¿por qué pregunta si hay otros? Por otra parte, afirma que está usted muy enferma... pero no está dispuesta a desplazarse hasta Bilbao aun sabiendo que puede ser la solución a su problema. ¿Cómo se entiende? Y, sobre todo, ¿cómo se entiende que siga prefiriendo tomar ansiolíticos y antidepresivos que nunca van a solucionar lo que le pasa? Es más, ¿se ha leído los prospectos de los fármacos que toma? Porque le aseguramos que los potenciales efectos secundarios que se detallan no los ponen los laboratorios que los fabrican por gusto sino por obligación, porque son muy reales y están constatados. Detalla luego un montón de síntomas que padece ya y se pregunta el porqué de los mismos. Suponemos que es una pregunta retórica porque sin duda conoce usted la respuesta. ¿Cómo va a estar bien si fuma aun sabiendo que los cigarrillos la están envenenando al igual que los fármacos -que encima le producen ya reacciones alérgicas- y que el alcohol está además absolutamente contraindicado mientras éstos se toman? No, Isabel: es usted la única que puede ayudarse. La sugerimos que intente superar su problema con un tratamiento anatheorético. Pregunte en el Centro de Terapia y Formación Anatheóresis quién puede atenderla -si desea realmente ayuda- llamando al 91 522 89 09.


Sr. Director: soy una mujer de 37 años que hace aproximadamente nueve sufrió un fuerte golpe en el hombro con un leve chasquido y a partir de entonces empecé a tener dolores que fueron aumentando progresivamente. En octubre del 2002 me realizaron una resonancia magnética con la siguiente conclusión: "Hallazgos compatibles con tendinitis cálcica del supraespinoso y rotura parcial del mismo a 1 cm de su inserción aproximadamente, sin retracción muscular". El caso es que decidí no someterme a ninguno de los tratamientos que me ofrecían -infiltraciones u operación- y acudí a la consulta de un osteópata al que visité cada vez que los dolores se hacían intensos. Durante mucho tiempo llevé una vida normal e incluso pude hacer deporte -a un nivel suave- aunque con limitación de algunos movimientos determinados. Pero en octubre de ese mismo año, a raíz de un accidente fortuito, sufrí un fuerte tirón en el mismo hombro y a partir de ese momento los dolores se hicieron mucho más intensos al punto de que me impedían casi estar tumbada. Acudí pues de nuevo dos veces al osteópata pero esta vez no obtuve mejoría. Los dolores aumentaban día a día y las limitaciones de movimiento eran cada vez más grandes. Actividades simples como ducharme o vestirme resultaban un infierno. Perdí la fuerza en el brazo. Aunque lo peor era al acostarme pues todas las posturas me resultaban insoportables. Durante aproximadamente 15 días tomé Ibuprofeno 600 pero el dolor apenas remitía. Fue entonces cuando, por motivos que nada tenían que ver con el hombro, acudí a la consulta del doctor Santiago de la Rosa y aproveché para preguntarle si conocía algún remedio para mi "tendinitis". Y su respuesta me dejó asombrada: según él había un medicamento homeopático llamado Solanum Compositum que era muy efectivo pero no se vendía en España porque el Ministerio de Sanidad lo había retirado del mercado. Como me encontraba tan mal y no quería someterme a una operación ni a infiltraciones decidí comprar el medicamento y me fui a Francia donde lo conseguí sin ninguna dificultad. Lo tenían en gotas y en gránulos, que es la presentación que yo elegí porque me dijeron que era más efectiva. Bueno, pues llevo quince días tomando tres gránulos por la mañana y tres por la noche con unos resultados espectaculares. Cada día que pasa noto un poco más de mejoría. Si todo sigue así creo que en poco tiempo llegaré al mismo nivel que tenía antes de darme el tirón en octubre. Mi tendinitis va remitiendo poco a poco. De momento al menos, y a fecha de hoy -12 de diciembre del 2006- es lo que puedo contar. Estoy tan asombrada y alucinada con este tratamiento homeopático que apenas me lo creo aún. Y todo se lo debo al Dr. Santiago de la Rosa. Me ha parecido que deberían ustedes saberlo.

A. B. L. (Madrid)

Le agradecemos sinceramente su carta y dejamos constancia de ella por si su experiencia es útil a otros lectores.


¡Hola! Nos ponemos en contacto con vosotros, primero para daros las gracias y animaros a seguir adelante con la revista que nos es de gran ayuda y aprendizaje; y segundo, porque os queremos consultar un tema. Somos un grupo de padres que tenemos a nuestros hijos en Primaria y no "entendemos" cómo están planteados esos estudios ya que cuando nuestros hijos nos piden ayuda, ya sea en los deberes o en los temas de estudio, nos resulta muy difícil dársela pues en la mayoría de las ocasiones nos pasa como a ellos: no entendemos las preguntas. Y nuestros hijos tienen que seguir el curso que cronológicamente les corresponde, no pueden ya repetirlo y no hay repesca en septiembre. La mayoría, pues, tienen profesores particulares para poder seguir, entender y mantener el ritmo de la clase. Y da igual el tipo de escuela en el que realicen esos estudios (públicas, concertadas o privadas). Durante ese proceso aparece a veces entonces la tutora/psicóloga de la escuela que, con más o menos tacto, nos recomienda llevar al niño a otros profesionales de referencia (léase psiquiatras) para confirmar un/su diagnóstico y ponerlo en tratamiento pues piensa que quizás tenga un TDAH, es decir, un "déficit de atención" (resulta que según un artículo el 5% de los niños padecen ése o un trastorno similar). Sólo que cuando acudimos a esos profesionales ya salimos con el diagnostico y en nuestras manos la ¡Ohhh! "mágica pastilla" Rubifén. Con el tiempo pasaremos al Concerta y luego, para calmarlos y que puedan descansar por las noches, les daremos Risperdal. El menú completo. Nosotros, los padres, nos hemos preocupado por saber qué son estas milagrosas pastillas pero los profesores no lo saben... ni quieren saber qué ocurre con esos "productos milagrosos" Por ejemplo, cuáles son sus efectos secundarios a corto y largo plazo Y nos preguntamos: ¿qué esta pasando? ¿Qué falla? ¿Por qué falla? ¿Falla la enseñanza? ¿No es la adecuada? ¿Falla la parte sanitaria? ¿Por qué los profesionales no tienen tiempo para ver qué pasa con nuestros hijos? ¿No saben más? Según un artículo una de esas "pastillas milagrosas" aporta al estado la friolera de 8.628 millones de euros anualmente. ¿O fallamos los padres¿ ¿Y por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Debemos preocuparnos porque en la puerta del instituto se vende droga? Estúpida preocupación porque ahora ya la toman con la autorización y conformidad de todos. ¿Es que no se han dado cuenta de que los niños no son iguales que hace unos años? Hay mucho niño índigo y cristal. Y el profesorado, en la luna de Valencia. Sr. Campoy: disculpe esta larga carta. Esperamos que nos oriente sobre el tema y nos indique lugares donde podamos acudir y adquirir información de cómo tratan este tema en otros países. Agradeceríamos enormemente artículos sobre estos temas. Muy atentamente, en nombre de un grupo de padres preocupados.

Luisa e Isabel
(Barcelona)

Miren ustedes: las preguntas y problemas de muchos de los libros de texto de Primaria y Secundaria no se entienden sencillamente porque están mal formuladas. En muchos casos hasta mal escritas. El número de autores de libros de texto incompetentes que hay hoy en España es un escándalo. Y el rigor de los libros, un escarnio. No hay control alguno por parte de las autoridades educativas. Aunque la principal causa está en que la mayoría de los españoles adultos posee una formación lamentable producto de las demagógicas políticas educativas realizadas por los gobiernos españoles y autonómicos desde hace 25 años. Y eso incluye, desgraciadamente, a muchos docentes. En cuanto a esos tutores y psicólogos que en cuanto ven que un niño no avanza se plantean que puede tener una "enfermedad", especialmente el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), ¿qué decirles? ¿Que en general son unos incompetentes que disfrazan su ignorancia de esa manera? Porque suele ser el caso. Además del hecho de que a la mayoría se les ha programado para decir exactamente eso. Son autómatas que inconscientemente obedecen lo que han determinado en sus centros de decisión las empresas de marketing contratadas por los grandes laboratorios farmacéuticos. "¿No sabe usted por qué ese niño no es como la mayoría? No se preocupe: quizás esté enfermo y se pueda resolver con un fármaco. Dígaselo así a sus padres y que éstos le lleven al especialista". Una estrategia que se completa porque a la mayoría de ellos ya se han ocupado de lavarles convenientemente el cerebro o de anestesiar sus conciencias... económicamente. Miren ustedes: ya lo hemos denunciado con contundencia. Les invitamos a leer lo publicado en la sección de Reportajes de nuestra web -www.dsalud.com- en los números 80 y 84. Dicho lo cual es evidente que hay niños -aunque sean una minoría y no ese falso 5% del que se habla- que pueden tener problemas reales que deben resolverse. En tales casos lo adecuado es obtener un diagnóstico correcto. Pero jamás yendo a un psiquiatra porque la inmensa mayoría sólo sabe recetar fármacos. Un buen lugar puede ser Institutos Fay para la Estimulación Sensorial ubicado en Madrid, centro sobre el que hemos hecho varios reportajes en los números 32, 41 y 42 de la revista (pueden leerlos también en nuestra web) y cuyo teléfono es el 91 740 02 03.


Estimado Sr. Campoy: he visto que en Discovery DSALUD promocionan ustedes un aparato masajeador llamado Masster Plus y entiendo que todo lo que ustedes aconsejan en la revista está debidamente comprobado en cuanto a su funcionalidad y efecto pero buscando en Internet he encontrado un foro en el cual varias personas se quejan de él llegando a comentar que el efecto no es como el que se promueve en la revista. Debido a esos comentarios he llegado a dudar en comprarlo. Me gustaría que me confirmara o desmintiera el efecto real que ejerce sobre las personas. Cordialmente,

Pedro Eloiduy Iturri
Castro Urdiales (Cantabria)

Lo que se afirma en un anuncio... lo afirma el anunciante, no la revista. En redacción sólo nos responsabilizamos de lo que decimos nosotros. El hecho de que alguien anuncie algo en Discovery DSALUD no implica que ese producto lo avalemos nosotros. Entiéndase esto por norma. En cuanto a su pregunta concreta los anuncios del Masster Plus incluyen textos que aparecen con frecuencia en la revista y los elaboran quienes lo comercializan. Nuestra opinión, porque en este caso sí investigamos el aparato, se publicó en un recuadro del artículo que con el título Tratamientos eficaces contra la celulitis apareció en la sección de Salud y Belleza del número 71 de la revista (léalo en nuestra web). Y lo cierto, sin entrar ya a juzgar las afirmaciones del fabricante en sus anuncios, es que el aparato es eficaz si se usa adecuadamente.


 

NÚMERO 89. DICIEMBRE 2006.

Estimados amigos: me han diagnosticado Trastorno Bipolar y la verdad es que los expertos en esta enfermedad no me dan muchas esperanzas. De hecho todos los fármacos que me recomiendan son paliativos y además -he leído los prospectos- tienen efectos secundarios indeseables. Hace unos meses no sabía ni que existiese algo así pues ni conocía el nombre pero hace poco he oído decir al doctor Jesús Valle, Jefe de Internamiento del Hospital de la Princesa de Madrid, que somos ¡millones! las personas afectadas por esa dolencia. Y que el Estado debería tomar conciencia de ello. ¿Podéis orientarme, por favor?

Ángela García
(Getafe)

La inmensa mayoría de los expertos de las llamadas enfermedades afirman que hay millones de enfermos que las padecen y están sin diagnosticar... pero en realidad lo que buscan es potenciar la venta de fármacos. Por lo que volvemos a reiterar un aserto que hemos repetido hasta la saciedad: no conocemos un sólo ensayo clínico fase III en humanos de un producto farmacéutico -excepción hecha de los antibióticos- que haya demostrado alguna vez CURAR una sola de las enfermedades para los que se prescriben. Pida usted a su médico, a su farmacéutico, a los colegios profesionales de médicos y farmacéuticos, a los fabricantes de fármacos, al Ministerio de Sanidad, a la FDA o a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que le hagan llegar un sólo ensayo clínico de cualquier fármaco que haya demostrado curar una enfermedad (no que la alivie). No lo harán porque NO EXISTEN. En cuanto a su consulta puntual sólo decirle que el Trastorno bipolar es el nombre con que se designa a un tipo de depresión que se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo con fases de euforia (a las que llaman fases maniáticas) y ánimo bajo (o depresión). Pueden ser dramáticos y rápidos aunque lo más frecuente es que sean graduales. Se suele dar en personas cuyos padres han tenido los mismos síntomas o han abusado de las drogas y/o el alcohol. Hoy los médicos hablan de tres tipos de trastorno bipolar: el tipo I -o clásico- donde se produce una fase maníaca tan acusada que el paciente requiere generalmente hospitalización ya que las depresiones son intensas y llega a sufrir alucinaciones e incluso delirios siendo su conducta desordenada. En el tipo II aparecen depresiones intensas y fases de euforia moderadas que no requieren el ingreso. Se denomina hipomanía. Y la del tipo III se denomina ciclotimia porque se caracteriza por la sucesión de hipomanías y fases depresivas. ¿Y qué provoca el llamado trastorno bipolar? Se ignora. ¿Y hay algún fármaco realmente eficaz? NO. Nuestra sugerencia pues es que desintoxique a fondo su organismo, duerma suficiente (tome 3 mg. de melatonina al acostarse, sustancia prohibida en España pero no en otros muchos países), suprima de la dieta los azúcares, el café, el alcohol, la leche y sus derivados, las harinas blancas y todo hidrato de carbono refinado aumentando en cambio la ingesta de alimentos ricos en triptófano -plátanos, higos, dátiles, pan integral, pavo, etc.- y omega 3 (sería excelente que tomara a diario aceite de krill) así como aguacates, ajos, cereales integrales, espinacas, berzas, hojas de remolacha, brécol, frutos secos, garbanzos, lechuga y lecitina de soja. Y luego siga un tratamiento ortomolecular (consulte en el 96 392 54 55 quien puede atenderle cerca de donde vive). Puede obtener más información leyendo en nuestra web -www.dsalud.com- lo ya publicado en la sección de Medicina Ortomolecular del número 66 de la revista.


Sr. Director: enhorabuena por la revista y felicidades por su trayectoria. Soy, junto a mi familia, una de esas "rara avis" a la que le han diagnosticado Rendu Osler Weber (talangectasia hemorrágica hereditaria, en mi caso tipo 1). Es verdad que ya mi abuela y sus hermanos sangraban por la nariz abundantemente y se decía que era "sano" pero las posteriores generaciones lo sufrimos de manera grave, con hemorragias nasales más fuertes, digestivas, anemias y malformaciones pulmonares. Hay una asociación americana que aconseja tratamientos quirúrgicos a medida que se vayan necesitando -cauterización de las zonas sangrantes, embolización pulmonar...-, línea que se está siguiendo en los hospitales. También se receta ácido tranexámico para aminorar las hemorragias y en el caso de mujeres anticonceptivos de forma temporal .En mi caso me dijeron que tenia una mutación en el gen 9- HHT 1 que causa una deficiencia de endoglina en las células, menos oxido nítrico y menos factores de crecimiento. Nos dicen que esperemos a la terapia genética que pueda ayudarnos. Me gustaría me indicasen si se conoce alguna terapia, aparte de la resignación y las actuaciones agresivas que le menciono. Y les pediría que aunque en España no somos muchos los diagnosticados con esta dolencia realizaran algún reportaje sobre ella. Me interesé por los factores de crecimiento del Biotehecnology Instituto porque entendía que podían servirnos e, incluso, por los precursores de la hormona de crecimiento pero no he obtenido respuesta tampoco. Agradeciéndoles su interés y animándoles a seguir con su labor, reciban un saludo.

Merche
(Madrid)

La telangiectasia hemorrágica es el nombre que se ha dado a la dilatación de los vasos sanguíneos de pequeño calibre en el organismo que se rompen con facilidad al no reaccionar rápidamente el cuerpo con una vasoconstricción o estrechamiento de los mismos caracterizándose pues por dar lugar a hemorragias localizadas, especialmente en las fosas nasales y urinarias así como -afortunadamente en menor medida- en el aparato digestivo y respiratorio. Y todo indica que sí tiene un componente hereditario y, por tanto, la solución puede estar en un futuro más o menos cercano en la terapia genética. Ahora bien, sí hay algo que a nuestro juicio puede ayudarle: el consumo diario de ácidos grasos omega-6, la ingesta de vitamina C (entre 3 y 6 gramos diarios pero en forma de ascorbato cálcico y repartidos en desayuno, comida y cena) y un complejo de aminoácidos especialmente rico en glicina, lisina, prolina y arginina además de una cápsula diaria de N-acetilcisteína (NAC). Cualquier experto en Nutrición Ortomolecular bien formado puede orientarle con más detalle.


Estimados señores: les comento mi caso a ver si me pueden orientar. Tengo ahora 44 años y en 1989 fui operado de Varicocele. En la actualidad tengo un Hidrocele y la Enfermedad de Le Peyronie. Y el hecho de que tenga tantas cosas en la misma zona me hace preguntarme si existe alguna razón especial. No he visto en la revista ningún tratamiento natural para el Hidrocele ni para el Le Peyronie. Tampoco en Internet aunque algo vi de una crema para el Hidrocele que hacía que el líquido saliera del escroto. Me gustaría saber si existe algún tratamiento natural. Para el Le Peyronie, como el urólogo me mandó vitamina E he comprado en el herbolario un bote de 400 UI pero no sé cuánto tiempo debo tomarla. Por otro lado, he visto que la mayoría de mis padeceres -y de los de mucha gente- son debidos al estrés que afecta al sistema nervioso y genera ansiedad y todo lo relacionado con ello. Sin embargo, a pesar de haber probado hipérico, valeriana, melatonina, acupuntura, homeopatía y todo lo que me han dicho para esto siento que la medicina alternativa todavía no tiene "alternativa" al Lexatin, Diazepan y similares con los que sí veo que el cuerpo se relaja. Pero claro, ya sabemos los efectos secundarios. ¿Me podrían recomendar ustedes algo que realmente hayan visto que calme la ansiedad? Muchas gracias por su respuesta y saludos desde Canarias.

Arístides González F.

Médicamente se denomina Varicocele a la inflamación del testículo (escroto) por una alteración de las válvulas que hace que la sangre no pueda retornar correctamente desde éste al organismo lo que dilata mucho las venas haciéndose éstas notablemente grandes. Suele ser doloroso. Y se llama Hidrocele a la acumulación excesiva de líquido en el interior de la funda que sujeta al testículo cuya misión es lubricarlo. Bien porque el organismo produce más líquido del necesario, bien porque el testículo no absorbe el suficiente por obstrucción linfática o venosa. En cuanto a la Enfermedad de La Peyronie se trata de un trastorno que aparece en varones de edad media y consiste en el desarrollo de una placa fibrosa en la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos con pérdida de la elasticidad normal de la misma. Suele causar la desviación del pene cuando está erecto y puede impedir parcial o totalmente el coito. En los tres casos la solución está en la cirugía. Y no parece que tales problemas los cree la ansiedad sino que es tener el problema lo que genera ansiedad por lo que tomar ansiolíticos no es una buena idea. Se trata más bien de un problema psicológico y debe ser pues un experto en este ámbito el que debería asesorarle si realmente lo necesita. En todo caso le sugerimos que lea en nuestra web -www.dsalud.com- el artículo que dedicamos en el nº 76 al tratamiento ortomolecular de la ansiedad.


Soy asidua lectora de la revista desde su fundación y a través de ella ha seguido todos los artículos que se han publicado sobre el Tratamiento Metabólico del Dr. Sodi Pallarés. Pues bien, debido a una enfermedad grave de un familiar muy cercano -tiene un aneurisma y la solución que le han dado es operar pero al ser una persona mayor no sabemos si es conveniente- les agradecería me informasen qué médicos siguen este tratamiento en Madrid y si esta dolencia puede ser tratada con ese método. No sé si en estos momentos el Dr. José de la Hoz Fabra pasa consulta pero si es así les agradecería me dijesen cómo ponerme en contacto con el. Y si no que me orientasen sobre otros médicos que ofrezcan el tratamiento. Muchas gracias.

Beatriz Moreno Gimeno

El doctor José de la Hoz Fabra se ha jubilado pero hay otros médicos a los que puede acudir. Permítanos sugerirle en Madrid al Dr. José Luis Castillo Recarte (91 532 89 32).


Hola. Ante todo quiero decirles que hacen una revista muy buena y espero que siga por mucho tiempo. Tengo bastante fe en lo que leo y creo que los reportajes son honestos y buenos. Buen trabajo. Ahora quisiera comentarles que no recuerdo haber leído ningún reportaje sobre la aplicación del Método Bates para curar diversas enfermedades en los ojos como la miopía, el astigmatismo, etc. Es algo en lo que estaría interesada pues he visto libros que hablan del método pero no he podido encontrar en España a ningún médico que lo enseñe. ¿Conocen ustedes centros o doctores que sigan los trabajos de este genio? Ojalá publiquen algún reportaje en este sentido. Saludos

Pilar Laborda Gómez

El llamado Método Bates fue propuesto en 1919 por W. H. Bates, un oculista neoyorquino que afirmaba que los principales problemas de visión -miopía, astigmatismo e hipermetropía- los origina una incorrecta utilización de los ojos y que basta ejercitarlos para tener una visión perfecta. Y lo cierto es que consiguió éxitos espectaculares en personas de todas las edades. Básicamente su método consiste en efectuar una serie de ejercicios para fortalecer los músculos oculares y, en ocasiones, relajarlos (por ejemplo tapándolos con las manos diez minutos dos o tres veces al día). Asimismo recomendaba salpicarse los ojos -cerrados- con agua caliente y luego fría tanto por la mañana como por la noche, enfocar la mirada sucesiva y rápidamente en un objeto cercano y otro alejado, parpadear rápidamente durante unos segundos -entre diez y quince- un par de veces al día o girar los ojos varias veces seguidas de arriba a abajo, de izquierda a derecha y en sentido circular -ora hacia un lado, ora hacia otro- un par de veces al día. En realidad la idea es simplemente ejercitar los músculos. Ahora bien, también recomendaba seguir una dieta sana y equilibrada para asegurarnos de que no nos faltan vitaminas, minerales y oligoelementos por lo que no dudaba en recurrir a la ingesta de suplementos así como a la homeopatía.


Estimados amigos: hace tres meses que conozco la existencia de vuestra revista y desde entonces la leo ávidamente, la recomiendo y espero ansiosa el siguiente número. Os cuento. Tengo 40 años y desde hace cuatro a cinco años padezco fibromialgia aunque estoy diagnosticada desde hace uno. En estos cuatro años he tomado toda clase de medicamentos típicos para este patología. Hace meses incluso me aplicaron tres epidurales entre la L4 y L5. Y hace dos fui al médico para pedirle que me bajara la dosis de Lirica y Bosporón puesto que tenía molestias a la altura del hígado y empezaba a tener problemas de visión, desdoblamiento de imagen, etc. Lo desaconsejó porque "en teoría" el fármaco iba muy bien. Así que decidí yo misma ir disminuyendo las dosis durante un mes hasta no tomar absolutamente nada. Lo pasé muy mal pero ahora tengo el mismo dolor que cuando estaba bajo los efectos de la medicación. Actualmente me dan un tratamiento de acupuntura sin agujas que me aplican en la palma de la mano y quiero empezar a tomar jarabe de silicio orgánico después de leer las propiedades que tiene sobre músculos y articulaciones. Algunas personas de mi entorno creen que no es una decisión acertada la que he tomado pero ante la desesperación y tras el estudio de algunos trabajos sobre fibromialgia creo que tengo que probar otras opciones. Trabajo muchas horas, tengo dos niños pequeños y cada vez me cuesta más sobrellevar las tareas cotidianas pero eso me empuja a seguir luchando y no aceptar que esta enfermedad es incurable. Me gustaría tener su opinión sobre los efectos de la acupuntura sin agujas y si el silicio orgánico puede ayudar en mi caso. Otra cuestión que me preocupa es que no sé cuánto tiempo podré seguir con las sesiones de acupuntura porque además del coste económico acudo casi todos los días desde hace mes y medio en la hora que tengo para el almuerzo y hasta la cena no tengo ocasión de comer. Por eso he pensado en adquirir un aparato de electroacupuntura para aplicármelo yo misma. Quisiera saber si hay alguno en el mercado de confianza. Agradecida de antemano les envío saludos afectuosos. Una lectora.

Adelaida Granda Antomil
(Asturias)

Hemos dedicado ya varios artículos a la fibromialgia. Puede consultarlos en la sección de Reportajes de nuestra web -www.dsalud.com- pues aparecieron en los números 34, 35, 61, 66 y 81. Le sugerimos por tanto que los lea para saber todo lo que puede hacer. Y ello incluye ante todo averiguar si es usted alérgica o intolerante a algún alimento mediante un test alimentario y proceder además a desintoxicar su organismo. Pregunte por el médico más cercano a su domicilio que pueda encargarse de ello llamando al 96 422 02 16. Y si el caso es grave no olvide el reportaje que publicamos en el número 81 donde explicábamos que el doctor alemán Johann Andreas Bauer alivia el dolor crónico de los pacientes de fibromialgia en apenas hora y media operándolos con un éxito del 90%. Simplemente eliminando quirúrgicamente -con anestesia local- el exceso de colágeno que obstruye los canales energéticos del cuerpo, comprime los tejidos y genera el dolor. Trabaja en Suiza pero atiende en español los lunes por la tarde en el teléfono 00 390 815 15 74 70. En cuanto al silicio orgánico lea lo que publicamos en el número 59 de la revista. Sólo nos resta añadir que la Acupuntura, efectivamente, ayuda. Y un buen aparato de electroacupuntura es útil si se sabe utilizar.


 

NÚMERO 88. NOVIEMBRE 2006.

Estimado Sr. Campoy: soy lector abonado a su apasionante revista y le escribo pidiéndole ayuda para lo que me permito adjuntarle una lista de 20 problemas físicos que destruyen mi cuerpo y mi vida desde hace 62 años. El origen es mi internamiento a los 17 años en un campo de exterminio nazi en Alemania -Bergen Belsen- donde padecí terror y hambre durante 10 meses. Desde entonces todo ha sido un ir y venir sin parar a médicos alopáticos en hospitales sometiéndome a operaciones quirúrgicas así como visitando a quiroprácticos, masajistas, etc. En 1946 se me hizo una larga serie de irradiaciones con rayos X y ahora sé lo altamente perjudicial que fue para mi cuerpo. El caso es que hace unos diez meses me extrajeron dos tumores cancerosos de la vejiga y no he vuelto al oncólogo ni para efectuar los controles posteriores. Luego descubrí por casualidad su revista -ya me habían operado- y gracias a su libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo me enteré de la existencia del BIRM del doctor Edwin Cevallos y estoy tomándolo para evitar la aparición de eventuales nuevos tumores. También acabo de empezar un tratamiento con Medicina Celular del Dr. Matías Rath para las demás enfermedades. Porque gracias a Ud. y a su fantástico equipo de colaboradores comprendo ahora que el cuerpo humano es una entidad y no un grupo de órganos y miembros que hay que tratar por separado cuando "enferman" como hace la medicina alopática. Y entiendo también que tratarme un tiempo con una terapia y después con otra para cualquier dolencia que afecta a un órgano es un craso error. Lo que necesito es un tratamiento holístico, global, integral, para cuerpo y mente. Posiblemente haya también que curar mi psique buscando las secuelas profundas nefastas (el campo de exterminio), los problemas familiares, etc. Pero entre tantos investigadores de nuevas terapias como nos revela su revista no sé a quién acudir. Le escribo además porque hace unos cinco meses empezó a formárseme en la nariz un huequito, del tamaño de una lenteja, y la carne dentro tiene una consistencia grumosa. La costra es de color marrón oscuro, no se adhiere a la carne como una herida normal y al mínimo roce se desliza, cae y crece otra con el mismo problema. Últimamente esta herida tiene ya casi el doble de tamaño. Después de probar con pomadas, cortisona, antibióticos, etc, sin resultados (¿cáncer?) lo intenté poniéndome unas gotas del BIRM varias veces al día pero constato que aumenta el problema. Ahora me pregunto si un tratamiento holístico actuará lo bastante rápido en caso de súbito y alarmante agravamiento. ¿No existe algún producto anticancerígeno para tratar únicamente ese foco patológico localizado en un área delimitada? Una enfermera me dijo que por su experiencia laboral en cirugía plástica estaba casi convencida de que se trata de un caso de "vaso celular" por lo que me recomendó ir a un especialista para que me practique una biopsia y después hacerme una operación plástica pero entiendo que eso podría provocarme metástasis según se explica en su libro. Claro que si el riesgo de cáncer es real éste podría evolucionar súbita y rápidamente con consecuencias gravísimas... En suma, si en mi caso no hay alternativa al tratamiento convencional -que temo y odio, más aún después de leer su libro-, ¿qué debo hacer? ¿Conoce algo no convencional? Y ojalá no tenga para ello que salir de Tenerife porque me supondría muchos gastos (avión, hotel, etc.).

J. Gotlib
Los Cristianos (Tenerife)

Ante todo permítanos decirle que nos congratula el hecho de que llevando tan poco tiempo leyendo la revista haya usted entendido tan pronto que tratar separadamente un órgano como si éste no fuera parte de un organismo por completo interrelacionado es un absurdo de la Medicina alopática incomprensible a estas alturas y que explica sus constantes y reiterados fracasos. En cuanto a sus traumas psicoemocionales le sugerimos un tratamiento con Anatheoresis; entre en www.grau-anatheoresis.com para mayor información y pregunte a quién le pueden recomendar en Canarias. En lo que se refiere al problema concreto urgente que le preocupa ahora decirle que en su caso sí le sugerimos que se haga una biopsia. Verá, existen tres tipos de cáncer de la piel: el vaso-celular, el escamoso-celular y el melanoma siendo éste último el más maligno. Solo que el carcinoma vaso celular -que parece ser el suyo por lo que nos cuenta- no provoca metástasis y, por tanto, extirparlo es rápido y efectivo.


Estimados señores: soy lector habitual de la revista desde hace siete años -suscriptor desde hace cuatro - y en dos ocasiones me he dirigido a ustedes para que contesten algunas preguntas acerca de la enfermedad que padece mi hija menor sin que hasta el momento haya tenido suerte. Espero que en esta tercera ocasión me puedan dar alguna respuesta. Mi hija nació con espina bífida manifiesta en L4-L5 y fue operada nada más nacer. Han pasado ya siete años desde su nacimiento y le han quedado algunas secuelas como dificultad al andar, pérdida de sensibilidad en los pies y dolores frecuentes en las piernas; además no controla los esfínteres. Pues bien, este problema es el que más me preocupa en estos momentos ya que hace un año la tuvimos que intervenir para una ampliación de vejiga. Desde entonces no se orina pero hay que sondarla cada tres horas y media. Mis dudas son si podría hacerse algo más para que recupere el control del esfínter de la vejiga y terminar con el sondaje y si podría hacerse algo para el control del esfínter anal. Para terminar quisiera saber si me pueden recomendar a algún profesional para los dolores de las piernas ya que no sé si esto tiene relación con la enfermedad. Gracias anticipadas.

Manuel Carrasco de los Santos
Isla Cristina (Huelva)

Desgraciadamente su hija, como usted bien sabe, no tiene ninguna enfermedad o dolencia sino una malformación congénita adquirida durante la gestación que aparece cuando el tubo neural que recubre la médula espinal no se cierra bien y deja parte de la misma al descubierto y en contacto con el exterior. Un problema que provoca muy diferentes alteraciones neurológicas pudiendo afectar tanto al movimiento como al funcionamiento de los órganos. Generalmente puede detectarse durante las 20 primeras semanas de embarazo con un simple análisis de sangre de la madre -los niveles de determinadas proteínas indican la posibilidad de la malformación-, una ecografía prenatal o la conocida amniocentesis que consiste en analizar el líquido amniótico. Y normalmente se puede prevenir tomando suplementos de folatos -sustancias derivadas del ácido fólico o vitamina B9 presentes sobre todo en las frutas y verduras- al menos un mes antes de la concepción y durante los primeros tres meses del embarazo. Hoy su hija ya ha sufrido varias intervenciones porque es obvio que ahora se trata de resolver problemas "mecánicos" que requieren intervención quirúrgica. Y como cada caso es distinto nos tememos que si puede hacerse o no algo más en ese terreno debe decidirlo un profesional experto en ese ámbito. Nosotros sólo podemos sugerirle que consulte al Dr. Diego Jacques por si puede ayudarle en una más óptima recuperación. Puede localizarle en el 91 799 14 79. Lamentamos no poder ser de más ayuda.


Sr. Director: ante todo felicidades por el contenido de la revista. Debido a que a lo largo de sus artículos no he sabido encontrar ninguno que pudiera orientarme sobre mi problema y que mi situación actual me obliga a tomar una pronta decisión paso a exponerles mi caso por si pueden orientarme con alguna terapia o con alguien que pudiera ayudarme. Tengo 59 años, hace unos 12 me detectaron arritmias en un control rutinario y desde entonces estoy controlado por la unidad de arritmias de un hospital de Barcelona. Según el diagnóstico sufro de una arritmia auricular lenta de difícil control que a lo largo de los años ha ido en aumento y aunque en estos momentos los episodios no son graves sí son molestos y en algún momento preocupantes. Las medicaciones han sido varias hasta encontrar lo que mejor me iba y ahora estoy tomando Acetato de Flecainida 100 mg y Bisoprolol 5 mg para las arritmias, Sintrom para la coagulación y Simvastatina para controlar el colesterol. Llegados a este punto me dicen que las arritmias no pueden mejorar con la medicación, se harán crónicas y el grueso de las paredes del corazón puede ir aumentando y a la larga producirme una insuficiencia cardiaca. La alternativa que se me propone es someterme a lo que llaman una ablación de la cual funciona un 60%. Consiste en introducir un catéter por la ingle, llegar hasta el corazón y una vez allí pasarlo de una cavidad a otra siendo ése el momento más delicado pues se podría producir una perforación. El resto no parece que tenga mucho riesgo pues una vez en la otra cavidad practicarían la ablación que consiste en quemar unas zonas internas del corazón. En total, un día internado. Por supuesto a mí no me hace ninguna gracia por lo que acudo a ustedes para saber su opinión y si la medicina alternativa podría ayudarme. Y en ese caso qué sería conveniente hacer o a quién podría acudir. Esperando sus noticias les da las gracias anticipadamente

Juan Aracil Sargatal
(Barcelona)

Mire usted, el corazón humano late normalmente -es decir, se dilata y contrae- entre 60 y 80 veces por minuto lo que le permite bombear unos cinco litros de sangre en ese tiempo. Latidos que son provocados por una serie de impulsos eléctricos que se originan en el marcapasos natural del corazón que es el llamado nódulo sinusal o sinoauricular, grupo de células ubicadas en la parte superior derecha del corazón (concretamente en la aurícula derecha). Pues bien, a toda irregularidad de ese ritmo es a lo que se denomina arritmia. Por lo que es obvio que todos tenemos en determinados momentos latidos irregulares, es decir, arritmias. No significan pues, por sí mismas, nada. Basta con que usted corra un rato para tener arritmia. Médicamente las arritmias son divididas en dos categorías: las ventriculares y las supraventriculares. Las primeras, como su propio nombre indica, son las que se producen en los ventrículos, es decir, en las dos cavidades inferiores del corazón. Y las supraventriculares en las estructuras que se encuentran encima de los ventrículos, principalmente las aurículas, que son las dos cavidades superiores del corazón. Por eso se las denominada también arritmias auriculares. Es su caso. También se diferencian en función de la velocidad de los latidos. Así, cuando el corazón va lento -a menos de 60 latidos por minuto- se le denomina bradicardia. Y cuando la frecuencia cardiaca es superior a 100 taquicardia. Diciéndose que alguien padece fibrilación cuando los latidos además de rápidos son desacompasados. Bien, ¿y qué provoca las arritmias? Pues hay que decir que en algunos casos se trata de un defecto congénito. En cambio en otros puede provocarlas una presión arterial alta, problemas cardiovasculares, una cardiopatía reumática o una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo). La mayor parte, empero, las causa el estrés, la cafeína, el tabaco, el alcohol, las bebidas gaseosas, el chocolate, la mala alimentación y varios medicamentos, especialmente los analgésicos y algunos muy comunes para la tos y el catarro. Dicho lo cual debe saber que la mayoría de quienes sufren arritmias llevan una vida normal y activa sin necesidad de tratamiento alguno. Suele bastar con que cambien sus hábitos de vida inadecuados, se alimenten bien y adelgacen si están con sobrepeso u obesidad. En su caso añadiremos que las arritmias supraventriculares o auriculares no son tan graves como las ventriculares y en la mayoría de los casos no necesitan ni tratamiento. ¿Por qué su médico decidió pues medicarle? Lo ignoramos. Aunque no podemos olvidar que son muchos los médicos demasiado inclinados a medicar a sus pacientes. Usted, por ejemplo, aceptó sin apenas pensarlo -porque normalmente uno tiende a hacer caso sin más al médico- tomar Acetato de Flecainida pero, ¿sabía que ese fármaco puede provocar mareos, desorientación, dolor de cabeza, visión borrosa, palpitaciones, molestias gastrointestinales y otros efectos adversos, entre ellos arritmias ventriculares? También aceptó ingerir Bisoprolol a pesar de que puede provocar cansancio excesivo, vómitos, dolores musculares, diarrea, secreción nasal, respiración entrecortada, hinchazón de manos, pies, tobillos y piernas, aumento de peso inusual y desmayos, entre otros efectos secundarios algunos de los cuales pueden ser graves. El Sintrom, por su parte, se trata de un medicamento que disminuye la capacidad de coagulación de la sangre y, por tanto, puede ser peligroso si no se controla correctamente. Con una dosis excesiva puede producir hemorragias y con una dosis deficiente trombosis, embolias y mal funcionamiento de la prótesis cardiaca. En cuanto a la Simvastatina se trata de una de tantas estaninas que se emplean para bajar los niveles de colesterol pero está demostrado que a veces no sólo no ayuda cuando una persona ha sufrido una angina o un infarto de miocardio sino que puede agravar su estado a causa de sus efectos secundarios. Así lo indicaba un trabajo presentado en el Congreso Europeo de Cardiología y elaborado por investigadores del Centro Médico de la Universidad del Suroeste de Texas (EEUU) con 4.500 personas (lea en nuestra web -www.dsalud.com- todo lo que hemos publicado sobre las estaninas). Además hay métodos inocuos más eficaces para bajar el nivel de colesterol "malo" de los que ya hemos hablado. En suma, la decisión es suya pero le sugerimos que busque alternativas siempre que los daños ya provocados por la medicación lo permitan. Puede acudir, por ejemplo, a la consulta de José Ramón Llorente en el 96 392 41 66.


Sr. Director: le felicito por el éxito de su revista y paso seguidamente a explicarle el motivo de mi carta. Tanto una amiga como su hijo adolescente padecen el Síndrome de Alport y me gustaría saber si existe algún tratamiento alternativo que al menos frene o ralentice el proceso. Puesto que la Quantum Scio es capaz de cambiar la información genética, ¿podría ayudar a evitar la degeneración del riñón? Desde el pasado mes de enero está siguiendo la dieta del Dr. Jean Seignalet y, sorprendentemente, le ha desaparecido una alergia primaveral que la tenía todo el día con el Ventolin y espera mejorar con el tiempo de una espondilitis anquilosante. ¿Es buena esta dieta para sus riñones? Por otro lado quisiera decirle que me encantaría que publicaran un artículo sobre la mejor alimentación en bebés. Tengo una niña de 15 meses que alimenté exclusivamente con leche materna los nueve primeros meses y luego con alimentos complementarios. Además del pecho le doy fruta por la mañana siendo el resto de las comidas a base de mijo, quinoa, arroz integral, trigo sarraceno, a veces avena, leches vegetales, verduras y pescado 2 veces por semana pero tiene un ritmo de crecimiento lento pues pesa algo más de 8 kilos y mide unos 75 cm. Me pregunto por eso si estoy fallando en algo aunque lo cierto es que desde que nació sólo ha tenido un par de catarros muy leves y curados con homeopatía. Tampoco está vacunada. El pediatra me dice que la dé carne, huevos y leche de vaca; así, parece ser, crecerá más. ¿Qué pueden decirme sobre este asunto? ¿Lo estoy haciendo bien? También sería estupendo que publicaran algo sobre el sueño infantil. Me consta que somos muchos los padres cuyos hijos se despiertan incontables veces durante la noche y sufren falta crónica de sueño -por llamarlo de un modo suave-. Sin más, se despide atentamente.

María Dolores
(Murcia)

El llamado Síndrome de Alport está considerada una enfermedad genética que se transmite de padres a hijos debido a la mutación de un gen del cromosoma X. Concretamente se achaca a una alteración o ausencia de la cadena a5 del colágeno IV que causa una alteración en la estructura de la membrana basal al nivel de la fracción colágena tipo IV afectando a ojos, oídos y riñones. Se considera una forma especial de nefritis y fue descrita por primera vez en 1902 por Leonard Guthrie aunque posteriormente Arthur Cecil Alport definiría su carácter hereditario -en 1927- añadiendo la sordera a su descripción por lo que se dio su nombre al Síndrome. También se la conoce como Hematuria, Nefropatía, Sordera; Nefritis Hemorrágica Familiar; Sordera Hereditaria y Nefropatía; Nefropatía y Sordera Hereditaria; Nefritis Hereditaria; y Nefritis y Sordera Nerviosa Hereditaria. Se caracteriza por la inflamación y destrucción gradual y progresiva de los glomérulos (estructuras internas del riñón) lo que hace que aparezca sangre en la orina y disminuya la eficacia de filtración del riñón con la consiguiente acumulación de líquidos y residuos en el organismo así como un excesivo nivel de proteínas en sangre. Puede llevar además a quien la padece a la sordera y en algunas personas a la pérdida de visión. En las mujeres el trastorno es mucho más leve siendo por lo general los síntomas mínimos pero se afirma que pueden transmitir el gen defectuoso a sus hijos. En cambio en los hombres los síntomas son más severos y progresan más rápido. Y, por supuesto, no sabe curarse. ¿Puede pues ser útil el Quantum Scio como usted pregunta o, quizás, algún otro aparato similar? Honestamente lo ignoramos pero no cuesta nada probar. Son aparatos muy recientes cuyas posibilidades están en gran medida por estudiar. En cuanto a la alimentación de su bebé es posible -por lo que describe- que esté ingiriendo pocas proteínas aunque coma sano. Darle carne blanca, huevos y hasta leche de cabra u oveja -no de vaca- puede ser oportuno. Lea en cualquier caso el reportaje que publicamos precisamente en este mismo número sobre alimentación infantil. Respecto a si la dieta de Seignalet es buena para los riñones la respuesta es sí siempre que limite el consumo de carne roja. Y en lo que se refiere al insomnio asegúrese de que su hijo duerme con la cabeza orientada al Norte y de que no haya radiaciones o campos electromagnéticos cerca de su cama. Y si el problema persiste desplace la cuna o cama medio metro -hacia cualquier lado- por si sobre su cabeza al dormir se cruzaran dos líneas Hatmann.


Sr. Campoy: ante todo gracias por la labor que están desarrollando. Mi problema es que desde que se me diagnosticó glaucoma de presión normal y de ángulo abierto he seguido toda una serie de tratamientos médicos con colirios y pastillas que no consiguieron rebajar la presión ocular a niveles inferiores a 18-20 mm. Los oculistas que me han tratado siempre han intentado rebajar esta presión a niveles inferiores dado el deterioro de mi nervio óptico hasta que finalmente un oculista me operó un ojo con una trabeculoctomía rebajando temporalmente la presión. Al ver el fracaso de esta técnica otro oculista me practicó en el otro ojo una escleroctomía profunda no perforante. Bueno, pues ninguna de las dos técnicas ha dado resultado. Ni tampoco aplicando después de las operaciones un colirio denominado Cosopt. Últimamente se me ha reducido un pequeño quiste que taponaba la última intervención y se me ha recetado Fluorometolona. La sorpresa ha estado cuando por Internet he podido comprobar que este colirio podría provocar glaucoma. Sr. Campoy, estoy bastante preocupado y recurro a usted por si podría indicarme algún tratamiento alternativo que pudiera mejorar algo mi situación. Si es de interés mi presión arterial es siempre muy baja: la máxima no sobrepasa nunca los 10 grados y las mínimas están entre 5 y 6. Gracias.

Josep P. B.
(Lleida)

Se denomina glaucoma a un trastorno que provoca un aumento de la presión en el interior del globo ocular que puede dañar el nervio óptico y causar pérdida de la visión. ¿Y qué lo provoca? Se ignora pero parece que la presión aumenta porque se obstruye el humor acuoso que, producido en la cámara trasera del ojo, fluye normalmente hacia la cámara anterior o frontal. Cuando la obstrucción no es total y el humor acuoso circula muy lentamente se habla de glaucoma de ángulo abierto. En tales casos la presión de la cámara anterior se eleva poco a poco -habitualmente en ambos ojos- y puede lesionar el nervio óptico causando una progresiva pérdida de visión que comienza en los extremos del campo visual y se extiende luego al resto hasta llegar a la ceguera. Es más común entre las personas diabéticas o miopes. En cambio si el canal está bloqueado y el humor acuoso no puede circular se denomina glaucoma de ángulo cerrado. La presión puede provocar además ligeros dolores de cabeza, hacer ver halos alrededor de las bombillas y adaptarse mal a la oscuridad. La presión en la cámara anterior o presión intraocular se puede saber mediante un procedimiento simple e indoloro denominado Tonometría. Y con un Oftalmoscopio se puede saber si está afectado el nervio óptico. También pueden observarse los canales de salida del humor acuoso mediante un procedimiento denominado Gonioscopia. En cuanto a los tratamientos hay que decir que no suele restablecerse la visión completamente una vez manifestado el glaucoma. Actualmente se usan varios tipos de gotas para intentar impedir que la presión intraocular aumente. Unas son betabloqueadoras -es el caso del timolol, el betaxolol, el carteolol, el levobunolol y el metipranolol) y lo que hacen -al menos eso se dice- es disminuir la producción de fluido en el ojo. Otras, como la pilocarpina, constriñen las pupilas haciendo que aumente la salida de fluido de la cámara anterior. Y algunas más -como la adrenalina, la dipivefrina y el carbacol- actúan tanto mejorando la salida de fluido de la cámara anterior como disminuyendo la producción de fluido. Asimismo se utiliza la acetazolamida, un inhibidor enzimático que actúa sobre la anhidrasa carbónica, la enzima que cataliza la reacción reversible de hidratación en ácido carbónico del ojo logrando así disminuir la secreción de humor acuoso. El problema es que muchas veces las gotas no dan resultado o resulta que sus efectos secundarios son intolerables. Y en tales ocasiones suele recurrirse a drenar directamente la cámara anterior haciendo un orificio en el iris con un láser o a seccionar parte de éste quirúrgicamente. Cabe añadir que el Cosopt que a usted le han recomendado contiene uno de los betabloqueadores antes mencionados: el timolol. En cuanto a la Fluorometolona se trata de un producto basado en corticoides, hormonas de gran poder antiinflamatorio. Además tiene usted razón: puede provocar glaucoma. Y no sólo eso: se sabe también que puede elevar la presión intraocular, dañar el nervio óptico, dar lugar a cataratas en la región subcapsular posterior, aparecer uveítis anterior aguda con perforación del ojo, vista borrosa permanente, úlceras corneales, queratitis, conjuntivitis, midriasis, pérdida de la acomodación, hiperemia conjuntival, ardor, picor, pupilas dilatadas, lagrimeo, párpados caídos, dolor de cabeza, descarga pegajosa, costras en el ojo, pupilas agrandadas... Y luego los médicos nos dicen que nos fiemos de ellos sin más. Mire, amigo lector, los oftalmólogos buscan en el propio ojo la causa de los problemas oculares haciendo lo mismo que todos los demás especialistas: olvidarse de que todo órgano forma parte de algo mucho mayor donde puede estar la causa de los problemas. Por tanto, ¿qué provoca realmente el glaucoma? En la respuesta a esa pregunta está la solución. No en los tratamientos paliativos que hoy se usan. Nos gustaría darle pues una solución pero no la tenemos. Nuestra sugerencia es que intente otra vía. Por ejemplo, probando con alguno de los aparatos de diagnóstico y tratamiento bioenergético de las que hemos hablado en la revista. Y, por supuesto, descartando posibles causas como estar sometido a radiaciones o campos electromagnéticos, tener hipertensión o problemas cardiovasculares, carecer de determinados nutrientes básicos, etc. También le sugerimos probar con el Método PsicoVisión basado en Fototerapia, Cromoterapia e Iluminación Biológica. Puede informarse a través del e-mail formacion@domobiotik.com.


 

NÚMERO 87. OCTUBRE 2006.

Hola, me llamo Juan Carlos y me pongo en contacto con vosotros, primero, para daros las gracias y animaros a seguir adelante con la revista ya que nos es de gran ayuda y aprendizaje a todos y, segundo, porque querría consultaros algo a ver si me podéis ayudar. Tengo un hijo de 4 años, Diego, al que estamos hartos de llevar a la medicina convencional y no sepan qué hacer con él. Y tengo mucha esperanza en vosotros, como le he dicho a mi mujer. Diego es muy mal comedor, más bien delgado y siempre ha padecido mucho de anginas. Esto es un poco el preámbulo. El problema real surgió hace dos años y medio cuando unas navidades apareció con paperas, le llevamos al médico y nos dijo que era raro estando vacunado pero que no pasaba nada. Nos dio la respectiva medicación y ahí se quedó. Cuál sería pues nuestra sorpresa cuando al cabo de tres meses le volvió a aparecer, esta vez acompañada de grandes dolores y fiebre alta. Le llevamos a Urgencias y allí se nos dijo que no era una infección vírica sino que se trataba de Parotiditis Recidivante. Así que nos dieron antiinflamatorios, antibióticos, un antitérmico... y para casa. Sin embargo, al cabo de tres meses volvió de nuevo el problema... y así continuamente. Hasta ahora. Sólo que esta vez le ha atacado muy fuerte. La parte de la parótida derecha siempre la tiene hinchada al punto de que ahora parece que se le deforma la cara cada vez más. Cuando le dan brotes le duele mucho y tiene fiebre alta. Los médicos no nos dan soluciones. Dicen que es muy pequeño para operarle y que no quieren arriesgarse. Nos explican que tiene el conducto de las glándulas parótidas obstruido pero no nos dicen más. Por favor, espero que me deis una solución a este problema ya que estamos preocupados por Diego. Espero respuesta. Un saludo.

Juan Carlos Castro Cuadrado
Torquemada (Palencia)

Durante mucho tiempo se creyó que las paperas -o Parotiditis- las provocaba un solo virus -el paramixovirus (perteneciente al grupo II de los mixovirus)- pero hoy se sabe que también pueden producirlas otros muchos virus que se multiplican en las células del aparato respiratorio y son luego transportados por la sangre hacia todos los tejidos si bien tienen predilección por las glándulas salivales, en especial las parótidas que se inflaman al ser infectadas. Para saberlo con seguridad lo que hay que hacer es un cultivo ya que los virus -como las bacterias- pueden aislarse en la saliva, en la sangre y en la orina. Y en casos como éste no esta justificada la administración de antibióticos ni de antinflamatorios, ni siquiera como sintomáticos. ¿Hicieron quienes atendieron a su hijo un cultivo para saber qué virus hay en su organismo o pasaron porque no conocen los antivíricos adecuados? Una Parotiditis Recidivante no es pues, en suma, más que la etiqueta que se da a la repetición crónica del cuadro que provoca la Parotiditis o paperas. Y todo apunta a que sí es de origen vírico aunque le hayan dicho que no. No son "enfermedades" distintas. Otra cosa es que las glándulas salivales también puedan contagiarse por bacterias. Médicamente se considera una "enfermedad benigna" que se define como "inflamación recurrente de la glándula parótida". Y los médicos no poseen tratamiento médico específico alguno. En cuanto a las vacunas, ¿qué decirte? Pues que la mayor parte no sirven para nada a pesar de la creencia generalizada. Nuestro consejo, tras consultar a algunos de nuestros asesores, es que suprimas ante todo la leche y sus derivados de la alimentación de tu hijo; al menos hasta que se resuelva el problema. Es muy importante. Y a continuación des a tu hijo cinco gotas de extracto de semilla de pomelo con cada comida así como una cucharadita de Caricol (es básicamente papaya) porque el problema de la obstrucción del conducto de las glándulas parótidas puede estar en el estómago. Ambos productos son de 100% Natural y puedes conseguirlos en el 91 386 53 70 (no se venden en herbolarios). Y si no se resuelve el problema así -que esperamos que sí- acude entonces al Dr. Diego Jacques. Es pediatra y experto en Homeopatía y obtiene excelentes resultados con productos naturales y homeopáticos (puedes localizarle en el 91 799 14 79).


Sr. Campoy: en primer lugar felicitarle por su revista. Me dirijo a usted para contarle mi caso. Me han diagnosticado un "Síndrome de Hombre Rígido". Los neurólogos me han dicho que no tiene tratamiento. Lo que sé de esta rara enfermedad neurológica, lo sé por Internet. Me gustaría saber si tiene tratamiento farmacológico o si se investiga con algún método alternativo. ¿Qué me aconseja y dónde y a quién podría dirigirme? Especialmente en la zona de Canarias, si es posible. Saludos,

José Manuel Martín
(Lanzarote)

Los médicos llaman Síndrome del Hombre Rígido a un problema neurológico que se caracteriza por rigidez de los músculos axiales -especialmente en el cuello y en la zona lumbar- que progresa lentamente hasta afectar a los músculos de los miembros causando dolor y dificultad para realizar movimientos voluntarios con pérdida de flexibilidad troncal. El enfermo puede llegar a terminar necesitando ayuda para caminar al quedar con los músculos agarrotados, rígidos. No se conoce qué lo provoca pero se considera una enfermedad autoinmune porque entre quienes la padecen se han encontrado distintos anticuerpos que atacan a las neuronas llevando al organismo a un deterioro progresivo. En todos los casos estudiados se han hallado altos niveles de inmunoglobulinas G (IgG) con presencia de bandas oligoclonales en el líquido céfalo-raquídeo. Se trata normalmente con inmunomoduladores y miorrelajantes. Añadiremos que se trata de una "enfermedad" muy rara pues se han conocido poco más de 250 casos en los últimos 50 años siendo más frecuente entre las mujeres. Nuestra sugerencia es que se someta a un chequeo bioenergético cuanto antes con alguno de los aparatos de los que ya hemos hablado: Quantum SCIO, Oberon, Mora, Quantec... Es importante igualmente que se haga un análisis de sangre y averigüe a qué alimentos es alérgico o intolerante y los elimine de inmediato de su dieta (pregunte en el 964 22 02 16 quién puede hacérselo cerca de su domicilio). Y acuda a un especialista en Nutrición Ortomolecular para que valore su estado general y saber qué nutrientes necesita para equilibrar su organismo e, incluso, intentar revertir el proceso degenerativo (pregunte en el 96 392 54 55 -es el número de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular- a quién le recomiendan). No estaría de más tampoco someterse a una quelación para eliminar posibles acumulaciones de metales pasados (pregunte por el doctor Eduardo Recio Roura en el 928 62 21 61 de Tenerife).


Hola amigos, llevo dos meses haciendo La Dieta Definitiva y me va muy bien pues la estoy haciendo muy en serio (sin pasarme) pero tengo alguna duda. La estamos siguiendo tres amigos a la vez y aunque todos tenemos el libro a veces hacemos distintas interpretaciones del mismo. Mi primera pregunta es si podemos comer fruta a media mañana y, en caso afirmativo, si podemos comer fruta dulce a media mañana si hemos desayunado fruta ácida. La segunda es si cuando empiece a hacer la fase de mantenimiento podré comer yogures de soja y tofu. Gracias y un saludo.

Nekane

Es obvio que no habéis leído bien el libro. Las frutas -enteras o en zumo- deben tomarse en ayunas y sin mezclar las dulces con las ácidas. Por tanto, se pueden tomar frutas dulces y media hora después frutas ácidas y otra media hora después de nuevo dulces... y así sucesivamente. Hasta que uno decida comer cualquier otra cosa -dejando pasar una hora-, momento en el que ya no podrá volver a tomar fruta hasta la mañana siguiente. En cuanto al yogur de soja y el tofu no se mencionan como alimentos a incluir en la Fase de Mantenimiento... y, lógicamente, si no se mencionan es porque no pueden tomarse.


Soy suscriptora de su interesante revista la cual considero sirve de gran ayuda a las personas que por desgracia tenemos que enfrentarnos con algunas de las sorpresas que a veces la vida nos depara. Dicho esto paso a explicarle mi consulta: a mi marido (46 años) le diagnosticaron hace aproximadamente 6 meses una esclerosis lateral primaria (mal funcionamiento o muerte de las células motoneuronas). Tras superar la primera impresión nos pusimos a investigar y en nuestras manos cayó su apreciada revista, justamente una en la cual una señora le escribía sobre un hermano al que se había diagnosticado esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y a la que ustedes sugerían, entre otras cosas, que se pusiera en manos de un especialista en Medicina Ortomolecular, cosa que nosotros también hicimos y al cual mi marido acude cada 15 días. Además de este tratamiento va a masajes y a recuperación. Bueno, el tema de mi consulta es que en la última visita el especialista en Medicina Ortomolecular nos habló de un nuevo tratamiento con Naltrexona, cosa que ya habíamos leído en su revista, pero en ella siempre habla de enfermos con esclerosis múltiple y aunque el nombre es parecido al de la enfermedad de mi marido creo que no tienen demasiadas cosas en común aparte de los síntomas que son bastante parecidos. El especialista nos comenta que lo probemos pero, ¿qué efectos puede tener sobre la enfermedad de mi marido? Lo querríamos probar pero, ¿y si ese fármaco tiene algún efecto adverso sobre las motoneuronas? Se lo pregunto a ustedes ya que cuando hablamos con el especialista ortomolecular mete en el mismo saco a todas las esclerosis y creo que no debe ser así. Dicho esto, y abusando ya de su confianza, ¿podrían recomendarme alguna terapia para el "equilibrio"? El problema primordial actualmente de mi marido, aparte de todo lo que conlleva la enfermedad, sea quizás la falta de equilibrio pues hace que continuamente tenga caídas ya que un pequeño obstáculo hace que lo pierda. Muy agradecida.

Angels Ouigdemont
Sant Sadurni D'Anioa (Barcelona)

Las motoneuronas son unas neuronas -células nerviosas- que se hallan en el cerebro y en la médula espinal y se encargan de generar y transmitir los impulsos nerviosos que provocan la contracción muscular. Son pues las responsables tanto de los movimientos musculares reflejos como de los voluntarios. Y su mal funcionamiento o muerte puede provocar distintas enfermedades. Fallo en la transmisión de información a través de los nervios periféricos que médicamente se achacan a lesiones de las fibras nerviosas, del cuerpo de la célula nerviosa o de las células de Schwann (son las que componen la membrana aislante que recubre las fibras nerviosas que entran y salen del cerebro -como los aislantes de un cable eléctrico- y que es conocida como vaina de mielina). Entre ellas la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) -conocida también con el nombre de Enfermedad de Lou Gerigh o de Stephen Hawking-, la Atrofia Muscular Progresiva -similar a la anterior pero de progresión más lenta y sin provocar espasticidad-, la Parálisis Bulbar Progresiva, la Esclerosis Múltiple -que se caracteriza por la desmielinización de las fibras nerviosas-, la Parálisis Seudoglobular Progresiva y la Esclerosis Lateral Primaria (ELP); considerándose estas dos últimas variantes raras de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). ¿Y qué provoca las disfunciones de los nervios periféricos? Pues la verdad es que se ignora. Aunque se sabe que las neuronas pueden ser afectadas por un traumatismo, una deficiente circulación sanguínea, la carencia de ciertos nutrientes, un exceso de radicales libres, la exposición a radiaciones electromagnéticas, un golpe de calor, el exceso de fiebre, un proceso inflamatorio, una enfermedad autoinmune, alguna alteración metabólica, un trauma psíquico... Por eso cualquier tratamiento en estos casos debe ser holístico, global, integral. Es necesario equilibrar todo el organismo. Recuperar la salud física, mental y emocional. Cualquier tratamiento parcial será probablemente inútil. Y la mera ingesta de fármacos o complementos será siempre pues una simple ayuda. En cuanto a la posibilidad de un tratamiento con Naltrexona en bajas dosis lo suyo es que consulte con algún experto. Permítanos sugerirle contactar con el doctor José Luis Castillo Recarte (91 532 89 32).


Queridos amigos: me gustaría saber si podéis asesorarme sobre algún tratamiento alternativo para un problema físico bastante preocupante que vengo padeciendo estos últimos años. Cuando tenía 28 años y después de padecer prácticamente desde la adolescencia fuertes dolores de cabeza (jaquecas) comencé a sufrir una extraña dolencia muscular. Consistía (no sé cómo ni porqué) en un agarrotamiento muscular con unos dolores terribles y sin más solución que la paciencia en unos segundos eternos. Los médicos decían que podía deberse a malas posturas, a exceso de trabajo, a patatín y patatán... Yo soy jardinero y recuerdo 1998 como un año terrible con dolores intensos de cabeza y agarrotamientos que incluso me dejaban grandes moratones (sin golpes). El 10 de mayo de ese año me desperté con la pierna izquierda y el brazo del mismo lado agarrotado (sin dolor), como si fuera una trombosis. Pensé que era una mala postura pero pasaban las horas y seguía igual. Fui a Urgencias y estuve ingresado un mes. La noche anterior había salido de fiesta con un ligero dolor de cabeza y consumí cocaína, porros y bastante alcohol. Mientras estaba en el hospital -después de hacerme todas las pruebas que existen sin sacar nada en positivo- descubrieron que la mitad derecha de mi cuerpo estaba sin sensibilidad. El diagnóstico neurológico fue Mielopatía cervical aguda no compresiva. En la resonancia salía en la médula, a la altura cervical, una mancha redonda del tamaño de una lenteja. En la siguiente resonancia, en el año 2003, ya no estaba esa mancha. Hasta el año pasado tomaba por prescripción del neurólogo Tromalyt 300 pero lo dejé porque creía inútil seguir toda la vida así. Después de la supuesta mielopatía no volví a tener agarrotamientos musculares... hasta hace unos meses. Pudo haber coincidido con el abandono del Tromalyt. Lo cierto es que mis secuelas son bastante serias y van cada día a peor. Tengo miedo de que estos actuales y habituales agarrotamientos deriven en una nueva mielopatía o algo peor. Llevo años con fortísimos dolores en la pierna que ya no tiene sensibilidad, sobre todo en el pie. Me han intoxicado con todo tipo de fármacos sin éxito. En la unidad de Tratamiento del Dolor del hospital me hicieron incluso bloqueos del sistema nervioso simpático vaciando de sangre la pierna con un torniquete... sin éxito. Me han inyectado analgésicos en la zona epidural y nada. Fumé cannabis y al principio me aliviaba algo pero ahora ya no. Actualmente un tribunal médico tuvo a bien concederme una incapacidad permanente total con una pequeña pensión. Hoy, cuando han pasado 7 años y después de haberme cambiado de hospital, la situación, lejos de mejorar, ha empeorado. He vuelto a tomar el Tromalyt por precaución y por miedo. Me gustaría saber si me pueden indicar algún tratamiento alternativo o algún profesional que pueda ayudarme o asesorarme sobre esta rara dolencia. Estaría profundamente agradecido si me aportasen algo de luz. Saludos y gracias por su excelente trabajo.

José Manuel Rial Domínguez

En suma, le dicen que tiene usted una lesión de la médula espinal a la altura de la cervical no ocasionada por una comprensión de las vértebras. Pero no conocen la causa. Nuestra sugerencia es que intente averiguar qué le pasa probando con un aparato de diagnóstico bioenergético. Le sugerimos que acuda a la consulta del doctor Santiago de la Rosa (91 431 35 16).


 Hola. He decidido contarles a ustedes mi historia en la esperanza de encontrar a alguien que por fin se atreva de una vez a publicarla sin temor. La televisión nos ha inundado este verano con publicidad del Ministerio de Sanidad alertándonos de que la ola de calor puede afectar mucho a los ancianos, a las personas enfermas, a los niños e, incluso, a las personas que aparentemente están bien pero trabajan a pleno sol. Nos han dado todo tipo de consejos sobre qué debemos hacer... pero es pura patraña. El pasado 26 de julio de 2003 mi madre padeció en sus propias carnes lo que es estar dentro de una ambulancia a pleno sol, sin aire acondicionado y con las puertas cerradas. El conductor, cuando nos llevaba a casa después de ser atendida en Urgencias, recibió orden por la emisora de volver al hospital a por otras personas que estaban en diálisis. En la ambulancia ya íbamos cuatro personas: dos enfermos y sus correspondientes acompañantes. Al llegar a la puerta del hospital el conductor nos dejó a pleno sol y se fue llevándose las llaves tras haber cerrado todas las puertas menos una lateral para que, según él mismo dijo, no nos ahogáramos de calor. Bueno, pues acortando un poco la historia he de decir que mi madre recibió el alta a las tres y cuarenta y cinco minutos de la tarde y llegamos a casa a las ocho y media, más o menos. Mi madre falleció cerca de las diez de la noche. Puse la correspondiente denuncia pero como mi madre padecía cáncer en estado avanzado he perdido el juicio porque al parecer el calor que padecimos dentro de la ambulancia a ella no le afectó en nada ya que, según me dijo la jueza, mi madre ya había vivido bastante y además debíamos dar las gracias por tener un servicio de Sanidad y ambulancias que en África no tenían. Y encima el médico forense determinó que murió por la enfermedad que padecía. Tengo todos los papeles e informes así como la resolución del juicio, al que yo no asistí porque todo esto lo llevó a cabo mi abogado y a mí no se me informó de nada hasta que ya estuvo la resolución. Es tan grande mi impotencia ante todo lo que ocurrió que no me lo puedo quitar de la cabeza y me siento culpable por si dejé algo por hacer. Y encima veo que muchas veces dicen que el Hospital de La Ribera es pionero en no tener casos de infecciones hospitalarias. Claro que se esconden tantas cosas que no salen a la luz que así cualquiera. Desearía que esto saliera a la luz pública y se reabriera el caso. Un saludo.

Rosalina Arocas Velló
Carlet (Valencia)

Llevamos años denunciando situaciones como la que nos narra. Y nadie hace caso... hasta que le toca a él. Lo único que podemos hacer además de acompañarle en el sentimiento -porque entendemos perfectamente su dolor y su rabia- es publicar su carta en la revista. Lamentamos sinceramente lo ocurrido, habitual por otra parte en todo nuestro país. Volvemos a recordar que en España mueren en los hospitales 400.000 personas cada año. Y a todo el mundo le debe parecer normal porque nadie reacciona.


Me gustaría saber si pueden facilitarme cierta información. He leído en un artículo de herbolario que la coenzima Q10 de fuente vegetal se obtiene de la fermentación de remolacha y azúcar de caña. Les agradecería que me dijeran si puedo lograr hacerlo y obtenerla en casa. ¿Existe algún aparato casero o fórmula para poder llegar a hacerlo yo mismo? ¿Podría servir el aparato para hacer leche de soja que anunciáis en vuestra revista y que se llama OIKOS-SALUD? ¿Cuánta coenzima Q10 se puede obtener por cada 100 gramos de remolacha fresca o 100 gramos de azúcar de caña? Por otro lado, he leído que la fermentación de la remolacha y el azúcar de caña produce etanol y quisiera saber si podría ser perjudicial para mi salud. Por último, quisiera saber cuántas cucharadas o qué cantidades de remolacha o azúcar de caña fermentada puedo tomar a diario. Muchas gracias.

Enrique Alvarado López
(Las Palmas)

La coenzima Q10 o ubiquinona la producen todas las células vivas y está presente pues en todos los alimentos pero éstos sólo aportan un promedio de 3 a 4 mg/día cuando terapéuticamente se precisan dosis mucho mayores: de hasta 1.200 mg/día. Los más ricos en Q10 son las carnes rojas, el pescado azul, la soja y las semillas de canola y ajonjolí. También puede encontrarse en forma de líquido, cápsulas, cápsulas de gel y tabletas. Hay suplementos en el mercado que la combinan con ácidos grasos esenciales para mejorar su biodisponibilidad. En cuanto a su pregunta no conocemos ningún aparato casero para obtenerla. E ingiriendo 100 gramos de remolacha o azúcar al día no obtendrá lo suficiente si su organismo la requiere de forma urgente. Sin olvidar que el azúcar y la remolacha, ingeridos en demasía, engordan y pueden pues provocar problemas cardiovasculares.


Sr. Director: en primer lugar quiero darles las más expresivas gracias por cuanto están haciendo por la salud de la gente y por la esperanza que nos proporcionan así como por su fuerza de voluntad para enfrentarse a tantas cosas mal hechas. El motivo principal de esta carta es el siguiente: como ustedes habrán conocido ya de muy antaño los parches de Sor Virginia que se ponían en el pecho o bien en la parte de los riñones -y tal vez para algún otro dolor- no curaban pero eran muy calmantes -que ya es decir- pero hace tiempo que no ya se encuentran (un año largo). Los farmacéuticos con los que he consultado me dicen que no dejaban al laboratorio fabricante subir el precio y salieron otros en su lugar que no servían para nada y por tanto no se vendían así que también los dejaron de suministrar o fabricar. Después sacaron otros que vienen dos en un sobre y esos no hay quien los aguante. Hace unos días me ofrecieron otros que venían cuatro en un sobre y como es normal no los compré ya que parece ser que nos han puesto como un banco de pruebas y ya vale con eso. Luego un doctor me recetó Proxen. Es una crema para los dolores reumáticos y no he visto cosa mejor. Me lo dijo una señora en la calle que me vio cómo iba y me dijo que era lo mejor que había usado ella. Al acabarse el tubo fui en busca de otra receta pero el médico no era ya el mismo y ni lo conocía. El caso es que fui a la farmacia y ya no lo encontré. Me dijeron claramente que no les dejan fabricarlo ya que la Sal de Joisina no la pueden incluir. ¿Qué está pasando aquí? ¿Tenemos que aguantar los dolores porque alguien así lo decide en Sanidad? ¿Es eso justo? Yo lo llamaría injusto y abuso de poder. Le diré que desde que me hablaron de su revista no he dejado de comprarla mensualmente y tanto a mi familia como a otras personas, en cuanto oigo que hablan de enfermedades siempre les digo lo mismo: que compren la revista. Estoy cansada de oír casos de fallecimientos por cáncer y otras enfermedades que, tratándolas como ustedes dicen, cuando los enfermos no se curan al menos mejoran. Con todo el respeto que Vd. se merece le saluda atentamente

Minguela P. C.
(Zaragoza)

El principal componente de los parches de Sor Virginia era la guindilla o cayena que, al ser aplicada sobre la piel, inflama la zona haciendo aumentar la temperatura y la vascularización y, por ende, insensibilizando en parte la zona dolorida. Se ha usado durante mucho tiempo en el alivio local sintomático de las mialgias, artralgias y lumbalgias pero efectivamente se dejó de fabricar hace año y medio por la dificultad de encontrar materia prima de buena calidad, según nos manifestó al menos un portavoz del propio laboratorio, Unitex-Hartmann. En cuanto a las propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas del Proxen -fármaco de Almirall Prodesfarma- se deben a su principio activo: el naproxeno. Actúa impidiendo la síntesis de prostaglandinas y otros prostanoides mediante la inhibición competitiva y reversible de la ciclooxigenasa. Y no debe usarse cuando uno es alérgico a la aspirina y se tiene o ha tenido úlcera de estómago o duodeno. Además la piel puede volverse más sensible a la luz. Debemos decirle que sus posibles efectos secundarios son notables. Puede provocar cefalea, alteraciones hepatobiliares, alérgicas, dermatológicas, cardiovasculares (edemas, insuficiencia cardiaca, hipertensión, taquicardia, hipotensión ortostática y sofocos), digestivas (náuseas, dolor abdominal, estreñimiento, melenas, hemorragia gastrointestinal, úlcera gástrica, dispepsia, diarrea y flatulencia), genitourinarias (hematuria, disuria, insuficiencia renal, nefritis intersticial y síndrome nefrótico), neurológicas, oculares, otorrinolaringológicas, psicológicas, psiquiátricas, respiratorias y sanguíneas. Y ahora decida usted si cree que merece la pena tomarlo teniendo en cuenta sus riesgos potenciales reconocidos.


Estimado Sr. Campoy: soy una gran admiradora de su trabajo y del de Antonio Muro cuyos reportajes, aparte de aportar enseñanza a personas como yo, ávidas de saber sobre todo lo que cada día hay nuevo dentro de la medicina natural, nos entretienen y enseñan. Soy lectora de la revista desde que el nº 20 -ya hace tiempo pues- y se la recomiendo a todas mis amistades por la gran información que aporta. Y aquí viene mi historia: padezco cáncer de ovarios desde hace 8 años con recidivas consecutivas cada 6 meses después de recibir Quimioterapia hasta que tras mi segunda operación, con metástasis intestinal, decidí que la Quimioterapia se la dieran a los oncólogos que tanto la recomiendan. Y desde entonces aquí estoy, tratándome sólo con Medicina Biológica. También tomé en su día el bendito Bio-Bac que me fue de maravilla. Además de esto también padezco Artropatía Degenerativa Generalizada Severa con Osteoporosis aparte de Discopatía Múltiple y Rediculopatía. Y por si no llegara también tengo parálisis parcial en los nervios de los abductores de la pierna derecha debido a una de las posturas que tuve en una de mis largas operaciones de 7 y 8 horas. Bueno, pues después de todo esto y cuando los médicos le dijeron a mi familia que me quedaban como máximo 3 años de vida -más o menos- apareció Discovery DSALUD y leí una de sus Cartas al Director. En ella, una persona con más o menos las mismas enfermedades que tenía yo contaba que estaba siendo tratada con Electroacupuntura de Voll. Atónita ante la mejoría de aquella señora llamé por teléfono a la redacción de la revista para que me dijeran si donde yo vivía o en los alrededores había alguien que practicara esa técnica y ustedes me pusieron en contacto con el doctor Santiago De la Rosa quien, a su vez, me dio la dirección de una doctora cercana a donde vivo, La Coruña. Y debo decir ante todo que se trata de una persona dedicada de verdad por completo a sus enfermos que además genera confianza y seguridad inspirando amor. Y aquí estoy yo. Soy la prueba de que funciona porque estoy curada, llena de vitalidad, optimismo y ganas de trabajar. Y todo se lo debo a la doctora Pilar Morán Viescas y, cómo no, a Discovery DSALUD que me llevó hasta ella. Añadiré que todo esto viene a cuento porque ustedes, en una respuesta, contestan a una joven que pide ayuda para su madre en el ámbito de la medicina alternativa en La Coruña y la responden que no conocen a nadie. ¿Dónde está su servicio de asesoramiento? Porque me consta que esta doctora figura en el Colegio Oficial de Médicos y también en el de Medicina Biológica. Me permito pues dar su teléfono pues para que los lectores lo conozcan. Trabaja en el Centro de Medicina Biológica de La Coruña y su número es el 981 13 47 04. Ojalá ayude con esta información a otros como en su día ustedes me ayudaron a mí. Les saluda atentamente,

Mª Eugenia Herranz
(La Coruña)

Nos congratula de corazón haberle sido útil. Y dejamos constancia de su increíble recuperación así como de la referencia de quien la hizo posible. En cuanto a su queja final decirle sólo que Discovery DSALUD es una revista que ofrece información y no está entre sus cometidos atender casos particulares ni dirigir a los enfermos a uno u otro profesional aunque en nuestro afán de ayudar procuremos hacerlo. Es más, carecemos de las bases de datos de todos los médicos, naturistas y terapeutas de España. Y aunque la tuviéramos tampoco serviría de gran cosa porque sólo recomendamos a quienes conocemos bien y nos merecen crédito. No enviamos a nadie a un profesional por el simple hecho de que practique el naturismo o alguna medicina alternativa. Hay muchos que tampoco nos inspiran confianza.


Estimados amigos: en primer lugar quiero felicitaros por la revista que leo desde su inicio. Me gustaría que me aclararais algunas cosas. Tengo 40 años, mido 1,59, peso 48 kilos y trabajo en la hostelería. Hace tres años me operaron y me extirparon el útero y el ovario derecho. En la actualidad me encuentro bastante bien de salud. No llevo tratamiento alguno ni suelo tomar medicación pues prefiero la medicina alternativa. Pues bien, acaban de hacerme una revisión y me han encontrado anemia y principios de osteoporosis. Y me han dicho que tengo que tomar calcio para el resto de la vida. La verdad es que no me hace gracia. Si hubiera otra alternativa... En una de vuestras revistas hablabais de un producto llamado Renoven. ¿Me podéis explicar para qué se utiliza y si me iría bien? Os adelanto que normalmente no bebo leche. Por cierto, muy interesante el artículo sobre ella. Yo creía que el yogurt y el queso, al estar la leche fermentada, eran buenos pero en el artículo se dice que no se deben tomar tampoco los derivados de la leche. ¿Qué alternativas hay? Esperando no ser de gran molestia y a la espera de noticias vuestras se despide una lectora y amiga.

Ana Tere
Cabanes (Castellón)

En efecto, la leche, contra la creencia popular, puede provocar osteoporosis. Hace bien en no tomarla a su edad, especialmente la de vaca. Si realmente le necesita porque hay indicios de osteoporosis le sugerimos que tome calcio marino. Lea el reportaje que en su día publicamos sobre Coral Care, producto que sólo pueden encontrarse telefónicamente (llame al 91 386 53 70). En cuanto al Renoven es el nombre con que actualmente se comercializa el Bio-Bac y no está constatado que funcione en la osteoporosis aunque sí en las artrosis y artritis. Agregaremos que la leche es mucho más perjudicial que los yogures y los quesos por lo que tomar éstos de vez en cuando no presenta en modo alguno los mismos problemas que la leche. Consumidos muy moderadamente, por supuesto.


Amigo José Antonio: gracias de antemano por dejarnos expresar la rabia, el dolor y la frustración de no poder salvar a nuestros hijos y seres queridos en esta sociedad egoísta y embustera. Sé que me voy a extender demasiado pero usted sabrá poner lo que crea más importante. Me suscribí a la revista en el 2005 a raíz de una amiga cuyo marido está con la enfermedad más malvada del siglo: el cáncer. La gente se asusta de los accidentes o de la gripe aviar pero ante esta enfermedad -que todos tememos- nadie hace nada para que salga a la luz la verdad de lo que está aconteciendo en periódicos, revistas y programas de gran audiencia de televisión. Es verdad que se asustaría a quienes padecen la enfermedad pero es mejor asustarles que matarles con venenos. Pues bien, mi hijo -de 22 años- empezó en abril de ese mismo año a pensar en adelgazar porque su novia pensaba que estaba un poco gordito (medía 1,85 y pesaba 100 kilos). Él siempre se crió más bien algo fuerte. Cuando empezó la dieta, por su cuenta, no desayunaba ni cenaba; sólo hacía una comida fuerte al día. Por supuesto yo estaba furiosa y le dije que visitara a su endocrino -como tantas veces habíamos hecho- pero no me hizo caso. En mayo le salieron como ronchones por todo el cuerpo que aparecían y desaparecían. Fuimos al dermatólogo y nos dijo que era Dermografismo pero no le mandó ni análisis ni nada. Sólo dijo que eso lo tenía mucha gente. Así que no le dimos importancia ya que el médico así nos lo comunicó. Sin embargo, cada día adelgazaba más. Un día mi prima le comentó que al menos se tomara unas vitaminas y fue cuando me reconoció, ya en el mes de Julio, que se encontraba muy cansado y que fuéramos al médico a por unas vitaminas. Y así lo hicimos. Le diré que él, informático, trabajaba de lunes a viernes 12 horas diarias -a veces más- y el fin de semana lo hacía en la hostelería para conseguir unos ahorrillos. En suma, no paraba y creía que por eso estaba tan cansado. Imagine cuál fue nuestra sorpresa cuando las analíticas dieron 88 de velocidad de sedimentación, 18 de hierro y 550 de ferritina. Nos mandaron al internista y ahí empezó el trajín. Le descubrió unos bultos en el cuello y le dijo: "No necesitas más vitaminas, chaval. Tú estás enfermo". Mi hijo se echó a reír y respondió: "No, doctor, yo solo quiero las vitaminas y enseguida me repongo". Se imaginará el camino: le hicieron unas biopsias pero no daban el resultado que ellos decían ver en los escáner. Así que decidieron intervenir a pesar de todo y nada más guitarle el primer ganglio del cuello mi hijo me dijo que ya no se encontraba nada bien. No dejó ya de tener fiebre y de encontrarse mal. Fueron pruebas y más pruebas, entre ellas bionoscopias de médula. Y cuando ya estábamos desesperados, después de 3 meses ingresado y sin tratamiento, mi hijo me dijo que se iba a casa, que no aguantaba más... pero en eso vino el cirujano y le dijo: "Te prometo que ya sólo te quitamos ese bultito que te ha salido en el otro lado del cuello que es muy pequeño". Mi hijo se echó a llorar y me dijo que estaba harto, que no podía más, que no quería volver a operarse. Y yo le dije que si decía el doctor que ya era lo último se operaba y nos íbamos a casa. Así que accedió a pasar otra vez por el quirófano. Solo que ese bultito insignificante y pequeño -los otros eran grandes como bolas de ping-pong- fue el que dio el dictamen: linfoma de Hodgkin y esclerosis nodular estadio IV-B. Paradójicamente, a raíz de ahí él estuvo más animado pues decía que al menos ya sabíamos lo que tenía pero a nosotros, sus padres, nos dijeron que era de lo peor: se cura un 60% y un 40% muere. Empezaron con el protocolo Beaccop. Ingresaba una semana, le metían el veneno y luego lo mandaban 15 días a casa tomando más veneno (quimio) y 80 mg. de corticoides que no le dejaban descansar porque el corazón iba a dos mil por hora. Nos comentaron que le darían 12 ciclos. Estaba malito 20 días y 3 mejoraba pero entonces tenía que volver a ingresar. Llegaría así diciembre y su hematóloga nos dijo que la placa estaba bien y en vez de 12 ciclos le daría sólo 8. Pasamos las navidades pensando que nos había tocado la lotería, contentos. ¡Mi hijo se estaba curando! A todo esto, yo leía su revista y cada vez me dolía más el tratamiento que le ponían. Sabía en el fondo que no le estaban curando... como así fue. Acudí a la consulta del doctor Enrique de Juan y éste le ayudo muchísimo a contrastar los efectos y dolores del tratamiento. Le mandó el Renoven (Bio Bac) 3 veces al día. A mi hijo no le gustaba hacerlo puesto que tomaba mil medicamentos y a su madre sólo se le ocurría darle más. Pero yo estaba tan convencida de que le estaba ayudando... como luego comprobé. Mientras estuvo apoyado con los tratamientos alternativos nunca le tuvieron que poner sodio, potasio y albúmina. Ni siquiera le subía el azúcar. Hasta que un día me dijo, llorando, que ya no quería tomar más potingues. Le pregunté porqué si al menos le estaban ayudando a combatir los efectos de la quimio y él me dijo que a ver si así la quimio le hacía más efecto. Tenía confianza en su equipo médico aunque no hablaban ni con nosotros, sus padres, para irnos preparando de lo peor que venía. Entonces empezó a empeorar y nos dijeron que había que cambiarle de protocolo... pero no nos comunicaron el peligro de ese nuevo protocolo, el SHAPE. Después nos enteramos de que era "quimioterapia de rescate" porque no había otra cosa o medicamento que le hicieran efecto. O sea, no habían conseguido nada con el anterior y éste consistía en los mismos componentes pero en dosis tan altas ¡que destrozaron el corazón, el riñón y el hígado de un chico de 22 años! Eran 5 días seguidos durante 24 horas metiéndole veneno (quimio). Y yo me dije: si no han podido curarle con el tratamiento anterior díganselo a mi hijo y veremos qué decidimos. Pero nos dijeron que se trataba de otro protocolo. Sería luego, debido a nuestra ignorancia médica, cuando descubriríamos que se trataba de los mismos fármacos pero en dosis para no soportarlo. Bueno, pues cuando llevaban 2 ciclos nos reconocieron que no estaba dando resultado y que ya no se podía hacer nada, que mi hijo estaba en el grupo del 40% que fallece. Les recuerdas entonces que están hablando de un chico de sólo 22 años y no contestan. En suma, la medicina oncológica no sólo no le ha curado sino que ha sido refractario a la quimio. Es decir, en vez de matar los tumores los hacía más grandes y su número se multiplicaba. Le han matado en vez de curarlo. Alegan que ellos, con los medicamentos que tienen, han hecho todo lo posible. Que sólo podía intentarse un autotrasplante pero ya nos decían de antemano que no iba a funcionar. Así fue. Sufrió muchísimo. Es inhumano que tu hijo, al final, se destruya poco a poco. Y él pensaba que saldría. Tenía ganas de luchar y aunque le dolía y sufría me decía: "Mamá, cuando pase un año yo ya estaré curado y habrá merecido la pena tanto sufrimiento". No sabía que se iba apagando día a día como una vela porque le habían metido mucho veneno en el cuerpo y éste no pudo soportarlo. Al final casi no podía respirar, los riñones no le funcionaban y su corazón iba a 170. Fueron 20 días de sufrimiento que no le deseo a nadie. Y hoy me pregunto: ¿qué hubiera sido de su vida si no le hubieran dado la quimio? Nunca lo sabremos porque él creía en los profesionales y que estaba en sus manos salvarle. Denuncio la inhumanidad de esos que se llaman médicos porque mientras para algunos mi hijo era un número estadístico para mí era el ser que amo y más he amado. Y nunca creí que todas las cosas que leía en su revista tuviera yo un día que vivirlas. Por cierto, estuve en el congreso que organizaron ustedes. Fue a la semana siguiente de irse mi hijo pero me armé de valor y fui. Me encantó. Creo que no faltaré a ninguno. También leí en el nº 84 de la revista que se había celebrado un debate en Telemadrid el 9 de mayo pasado con motivo de la salida del libro Cáncer; qué es, qué lo causa y cómo tratarlo escrito y editado por ustedes por lo que me hubiera gustado verlo pero no pude: mi hijo acababa de marcharse tres días antes, el 6 de mayo. Para terminar quisiera dar las gracias a las personas que me apoyaron cuando acudí desesperadamente a ellas en busca de una solución porque me dieron cariño y respuestas. Valoro en especial la lucha de Rafael Chacón por el Bio Bac. Espero no tener cáncer en mi propia persona pero desde aquí y con la libertad que Dios me ha dado aseguro que no dejaré que la quimio y la radio entren más en mi vida ni en la de mi familia si lo puedo evitar ya que a mi hijo no pude salvarle. Recuerdo que cuando salió su libro sobre el cáncer lo estaba leyendo y mi hijo me dijo: "Mamá, ¿cómo te compras ese libro si yo tengo un tumor?" Le dije que el suyo era otro tipo de cáncer, echó un vistazo y, como siempre, no quiso indagar sobre su enfermedad. O así me lo pareció a mí. Me hubiera gustado que lo hubiera leído aunque le hiciese daño saber que no le estaban curando pues a lo mejor le hubiera dado tiempo a buscar alternativas. Me hubiera alegrado pero no estaba en mí decidirlo aunque yo le hubiese apoyado en su decisión. Es la primera vez que cuento la historia de lo que le ha sucedido a mi hijo pero he comprobado que a mi alrededor está muriendo mucha gente joven (dicen que se reproducen las células cancerígenas antes que a los más mayores). Siento también que el caso de mi hijo no es único. Cientos de madres y padres están pasando el duelo por la muerte de un ser querido perdido por el maldito cáncer. Dedico esta carta a mi hijo Luis, al que amamos y amaremos siempre. Gracias hijo, por darnos tanto amor y ternura siempre. Se nos ha ido un ángel. Gracias de nuevo de una madre a la que inunda el dolor y la pena.

Mª Luisa Arévalo
(Madrid)

Lamentamos muy sinceramente lo ocurrido con su hijo. Y con las 100.000 personas que cada año mueren de cáncer en España mientras son tratados con quimio y radioterapia en los hospitales. Sin contar los que mueren desahuciados en sus casas. Como usted bien sabe llevamos años denunciando lo que sucede sin que nadie quiera hacerse eco. Ojalá su carta sirva para abrir los ojos de otras personas. Habrá valido la pena escribirla aunque sólo salvase una vida.


Sr. Director: hay quien dice que de Houston se va al cielo. Es posible que así sea. Algo habrá de cierto... porque cuando los "pobres de solemnidad" padecen una dolencia etiquetada de incurable peregrinan allí en busca de remedio curativo para su salud. Otros dicen que es la meca del Mercantilismo. ¿Qué hay de cierto en ello? Razones de peso hay para pensar que lo segundo sea el calificativo más atinado. Siendo así no resulta extraño que nos presenten Houston como la Meca de la Ciencia y el lugar donde campan por sus respetos los sabios más ilustrados, superexpertos en tratamientos de enfermedades etiquetadas de incurables pero también en el manejo del marketing publicitario y maestros en hacernos ver que de Houston se va al cielo... Objetivo que sólo pueden alcanzar banqueros, gobernantes, grandes empresarios, estrellas del arte y algún que otro de clase media ilustrado subido al carro de los "pobres de solemnidad". Porque, ¿qué trabajador currante, asalariado o pensionista, puede pagar hasta más de un millón de euros por tratamientos dispensados allí y que curan con los mismos éxitos y fracasos que en cualquier lugar del mundo y garantía de ninguna clase? Aparte estancia y pruebas clínicas, sumamente costosas. Y puede que el paciente remate en el patio de los callados... ¡sin que nadie diga: ¡Esto es una estafa! Si resulta ser personaje ilustrado los medios de comunicación del sistema informarán con morbo reiterado de la noticia de tan triste pérdida inducida por la maldita e incurable enfermedad logrando con ello silencio planificado y no crítico con el fracaso terapéutico del sistema médico hegemónico cuyas estructuras controlan las multinacionales. Es la falsificación y progreso de la ciencia, empeñada en hacernos ver que todo lo que viene de Estados Unidos representa los últimos avances indiscutibles de la ciencia médica. Verdades mediatizadas que llevan a muchos pacientes por la senda del peregrinaje a Houston con talón bancario en mano. Luego el paso del tiempo desvanece ilusiones y esperanzas en el más ingrato de los recuerdos. Quien lo dude tenga a bien leer el contundente informe Dossier Cáncer presentado por el Dr. Samuel Sptein ante el Congreso de Estados Unidos denunciando activamente el fracaso de la "Guerra contra el Cáncer y su tratamiento e intereses mercantilistas" avalado por multitud de datos bibliográficos. Dicho informe fue publicado en su día por la prestigiosa revista The Ecologist y difundido en su web. Su contenido es extrapolable a la situación de gran número de países afectados por la influyente presión colonizadora americana imponiendo un sistema médico hegemónico altamente especulativo. Sistema fundado en su día por el magnate Rockefeller y en la actualidad manejado por el secreto Club de Bildenberg y el Banco Mundial (fascismo neoliberal y poderes ocultos) a cubierto de sospechas por la sombra protectora de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y mientras esto sucede nos encontramos con la triste realidad de que investigadores americanos descubridores de "alternativas útiles" tuvieron que huir de la persecución del cártel médico vía México a ciudades fronterizas: Santa Ana, Tijuana y Santa Mónica (donde funcionan los mejores hospitales de Medicina Holística del mundo). Sí, los poderes del cártel extienden su dogma científico por el planeta llevando incluso a la cárcel a los científicos disidentes de la investigación del cáncer y otras dolencias. Ciertamente, mientras ello suceda el "cielo de Houston" seguirá resultando inalcanzable para muchos pacientes aunque sean estrellas del arte con rango de grandes de España. Ya lo hemos visto.

Manuel Guerra Ferreira
Vigo (Pontevedra)

Tiene usted mucha razón. Aunque a nosotros el hecho de que alguien no pueda acudir a los grandes centros de Houston por falta de dinero nos parece algo excelente. Gracias a ello no se quedarán en la ruina y, encima, incluso podrían salvar la vida.


Ante todo quiero agradecerles su atención y la ayuda que ofrecen. Mi consulta es ésta: debido a un cáncer de matriz que mi madre sufrió hace ya 14 años le quedó como secuela, tras la radioterapia y la histerectomía que la hicieron, algunos trastornos de estómago y más recientemente -y esto es lo que ahora me preocupa- un trastorno de vejiga. Desde hace unos meses necesita autosondarse por la mañana y por la noche porque la vejiga ha dejado de tener fuerza para eliminar la orina por sí sola. Y ello provoca que cada mes -en el mejor de los casos- sufra una infección de orina que los médicos tratan con un antibiótico llamado Monurol y que le afecta fuertemente al estómago. En el último análisis de sangre le ha salido un índice alto de creatinina que según el médico puede deberse a las múltiples infecciones. Mi pregunta es si hay algún método alternativo para reducir estas frecuentes infecciones que la han llevado a estar muy débil, delgada y desanimada, situación provocada en gran parte por el exceso de antibiótico. Espero que puedan atender mi caso y les agradezco de antemano la atención prestada.

Ingrid Rajadell Navarro
(Barcelona)

En principio no hay razón alguna para que la sonda provoque infecciones recurrentes salvo que no se adopten las medidas higiénicas adecuadas. Por tanto lo que hay que hacer es prevenirlas más que combatirlas. En cuanto a los antibióticos su exceso es perjudicial. Que pruebe con extracto de semillas de pomelo (quince gotas con cada comida). Es eficaz y prácticamente inocuo a la dosis indicada. Dicho lo cual conviene que potencie sus defensas con un tratamiento ortomolecular. En este mismo número de la revista ya hemos dado el teléfono de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular donde pueden darle información del profesional más cercano a su domicilio: 96 392 54 55.


 

NÚMERO 86. SEPTIEMBRE 2006.

Estimados amigos: acabo de leer el artículo sobre la leche del mes de junio y me parece muy interesante. Yo hace ya tiempo que no la tomo pero me pregunto qué hay de los yogures y quesos. ¿Son perjudiciales también? Lo digo porque he estado siguiendo La Dieta Definitiva durante dos meses, he perdido 11 kilos, como postre siempre tomo yogures desnatados naturales y no se si debería seguir tomándolos aunque estén permitidos. Muchas gracias.

Vicente Raimundo

Puede ingerir yogures desnatados si lo desea. Éstos y los quesos frescos son menos indigestos que la leche y se adelgaza igualmente tomándolos si sigue las normas de La Dieta Definitiva como usted mismo está comprobando. Otra cosa es que sea usted sensible o intolerante a los lácteos pues entonces deberá suprimirlos como en el propio libro se explica. Dicho lo cual añadiremos, independientemente de lo antedicho, que suprimir la leche y los lácteos de la alimentación -especialmente cuando procede de la vaca- es siempre una buena decisión.


Estimados amigos: mi mujer ha estado tomando comprimidos de espirulina y la verdad es que ahora tiene mejores digestiones y va de forma más periódica y estable al baño habiéndole desaparecido sus problemas de estreñimiento. Pero resulta que se ha quedado embarazada (parece ser que está de entre mes y mes y medio) y nos gustaria saber si en esa situación también es aconsejable y en qué cantidad. Le han recetado hierro y acido fólico y no se si se lo puede tomar todo o debe prescidir de alguno de esos productos. Agradecidos de antemano, les saluda.

Lluis Perramón

No hay ningún problema. Es mas, algunos profesionales recomiendan por norma espirulina a las mujeres embarazadas. Es una sustancia muy rica en vitaminas, minerales, clorofila, fibra y otros nutrientes. Por tanto es muy aconsejable. Aunque ingiera ácido fólico y hierro puede seguir tomándola. En el embarazo es corriente tener estreñimiento y hay mas posibilidades de hemorroides pero con la espirulina se minimizará esa posibilidad ya que, en efecto, mejora considerablemente el tránsito intestinal. La dosis recomendable es de tres cápsulas tres veces al día media hora antes de las comidas.


Apreciados amigos: gracias por vuestro trabajo, serio, riguroso y muy valiente. Desde que leí vuestra revista por primera vez entendí la importancia de suscribirme a ella. El motivo de mi carta es la patología que padece mi madre (68 años). Tras una revisión de rutina la detectaron un cáncer de mama. Tras la operación la prescribieron la terapia de rigor: tratamiento hormonal y radioterapia. Nada más operarse comenzó la toma de hierro, vitamina C, cápsulas de brócoli, compuestos para subir las defensas, 12 cápsulas diarias de onagra... No tomó el tratamiento hormonal pero la "obligaron" a recibir Radioterapia ya que si no le negaban la atención y el acceso a los especialistas y pruebas correspondientes. Accedió por miedo pero, como digo, cambió el medicamento por lo expuesto anteriormente. Se recuperó de la operación muy rápidamente, no sufrió quemaduras con las radiaciones gracias al aloe vera, redujo las tomas diarias a 6 de onagra y 4 de brócoli... Hace ya casi 2 años de esto pero ahora ha surgido un nuevo problema derivado de la operación y, supongo, debido a la extirpación de los ganglios linfáticos y la radiación: su brazo se ha inflamado y le duele tremendamente. Le han diagnosticado un linfadema y dicen que esa patología no tiene solución. Sólo la han puesto el famoso manguito que la oprime todo el brazo y la hace la vida imposible. Y durante 3 meses la hicieron ¡un drenaje linfático diario de 1 hora de duración! pero se lo quitaron ya (sólo 3 meses al año por el coste económico...). Hemos indagado y ahora está tomando el complejo de Shitake, Maitake, Reishi y Kombucha, 6 cápsulas de onagra al día, vitamina C y equinácea para prevenir una posible metástasis y aumentar sus defensas. Y para el linfadema un tratamiento ortomolecular a base de vitaminas C, B6, P y E, potasio, magnesio y cobre así como reducción de sal en la dieta. Y de Fitoterapia cola de caballo, diente de león, nogal y germen de trigo. No se si estamos bien encaminadas pero económicamente no podemos acceder a tratamientos caros por lo que les pedimos nos oriente en cuanto a qué más se puede hacer. Gracias infinitas por abrirnos los ojos a la realidad de las mafias de la industria farmacéutica, por su valentía y compromiso con el bien común y la salud pública.

Carmen Sánchez G.
(Ibiza)

Le agradecemos muy sinceramente sus palabras pero la verdad es que su relato nos despista. Mire usted, su madre decidió someterse a cirugía, la extirparon los ganglios linfáticos y recibió varias sesiones de Radioterapia. Hizo lo que no recomendamos porque no funciona. Y luego ha intentado paliar algunos de los efectos secundarios y subir las defensas con la ingesta masiva de todo tipo de productos dietéticos, vitaminas, minerales, plantas, hongos... ¿Que qué "más" puede hacer? A estas alturas sólo una cosa: ponerse en manos de un profesional que sepa lo que debe o no tomar. Porque no se trata de atiborrase de productos. No es esa la solución en absoluto. Que su madre acuda a cualquiera de los médicos que se citan en el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo. Y que siga exactamente sus indicaciones. La razón es simple: los productos naturales también interactúan entre sí y debe ser un profesional el que controle ese aspecto. ¿Vale?


Sr. Campoy: le felicito a usted y a su equipo por esta magnífica revista. Seré breve: llevo años buscando una solución a mi problema: rubor facial intenso, diagnosticado en su momento como fobia social por psicólogos. Dicho trastorno ha influido negativamente en todos los aspectos de mi vida desde hace 15 años (ahora tengo 33). Pues bien, después de un ir y venir buscando y probando cómo solucionar mi problema en la medicina convencional y luego en la natural nunca encontré mejoría alguna. Y eso que he probado casi de todo. Hasta que un día, hace 4 años, parecía que mi sufrimiento llegaba a su fin: una simple operación llamada Simpatectomía torácica era al parecer la solución definitiva. Así fue anunciado en telediarios y revistas (DSalud una de ellas). Di pues el paso para realizármela -previo pago ya que se efectuó en una clínica privada (no había otra opción)-, con ilusión y la esperanza de poner fin a este padecimiento. Pues bien, el resultado es que no he solucionado nada. Al contrario, se ha agravado el problema aún más. Y para colmo de males me ha creado una hiperhidrosis, es decir, sudo abundantemente por todo el cuerpo a excepción de manos y cabeza. Curiosamente dicha operación es la misma que se realiza para la hiperhidrosis palmar. Quiero con mi testimonio decir que es vergonzoso que aún se realice. Sirva mi caso como aviso para quien pretenda someterse a ella. Yo no tuve esa suerte. Les agradecería, por último, que me dijeran si saben algo para resolver la hiperhidrosis o al menos algo que ayude a disminuirla. Saludos y gracias.

Manuel
(Cádiz)

Sin ánimo de contradecirle debemos decir en primer lugar que en Discovery DSALUD no hemos hablado nunca de esa técnica. Entre otras cosas porque el llamado rubor facial no se debe más que a una vasoconstricción de los vasos sanguíneos de la cara y a nuestro juicio carece de sentido someterse a una operación por ello ya que se trata de una respuesta exagerada a un estímulo normal y no una enfermedad. Y no lo causa el nerviosismo como algunos insinúan por lo que tratar el rubor facial con tranquilizantes o ansiolíticos es absurdo además de inútil. Lo que no entendemos es por qué se utiliza el mismo tratamiento quirúrgico de simpatectomía torácica que se emplea para resolver los problemas de hiperhidrosis en un caso de rubor facial porque se sabe que hacerlo provoca precisamente en un 60-70% de los casos ¡hiperhidrosis! Está descrito en la literatura médica. Es decir, se resuelve el "problema" del rubor facial pero se crea con frecuencia el de la hiperhidrosis, bastante más desagradable. Su enfado está más que justificado.


Estimado Sr. Campoy: quiero darles las gracias tanto a usted como a su equipo por la gran labor de investigación que realizan en la revista. Verá, tengo 43 años y desde pequeña me ha costado mucho defecar pues ya entonces expulsaba la comida en trozos. En casa me decían que era porque comía deprisa, no masticaba y no tomaba suficiente miga de pan. Y al final, de tanto repetírmelo, como niña una termina creyendo que la culpa es suya. Tuve menopausia precoz -a los 33 años- y mi primera menstruación fue con 8 años. Como muy poco -la mayoría purés y fruta pelada y pasada por la batidora- pero día a día enfermo más. Se me paraliza la comida en el estómago. A veces en la parte superior, otras en la inferior. Luego me duele fuertemente a veces el costado izquierdo. Tomo Anogastro que no siempre me alivia. El dolor llega a ser insoportable. Igual pasan 8, 12, 15 horas e incluso más. A veces intento provocar el vómito y sale comida que lleva horas y horas tomada. Tomo bastante laxante. Ya se que no es bueno pero he probado de todo. Me quitaron dos quistes en el ovario derecho por laparoscopia y me dijeron que tenía el colon muy largo y con muchas curvas. Tomo Cioline porque he conseguido que el médico de digestivo me reconozca que tengo una hipomotidad pero tras mucho tiempo tomándolo la verdad es que no me hace nada. Voy al baño todos los días con ayuda de los laxantes pero tengo que andar masajeando casi dos horas el intestino haciendo mucha fuerza para poder lograr algo. Y cuando al final consigo ir el dolor del costado mejora aunque la verdad es que aparece cuando quiere. Llegué a estar ingresada por anorexia ya que, según unos médicos, al pesar poco todo me lo inventaba y era anoréxica. Enseguida catalogan. He luchado para que otro médico de digestivo me reconozca y certifique que no soy anoréxica sino que tengo hipomotidad. Lo estoy pasando cada día peor. No tengo calidad de vida y me dicen que para esto no hay solución. Me dicen que aguante y si un día puedo comer algo, coma. Que tenga paciencia. Finalmente me han dicho que me tendrían que hacer una colonoscopia con anestesia para llegar al final del intestino porque parece que en las pruebas han visto algún pliegue al final de él. Tengo cita preferente desde febrero... para el mes de octubre. He ido varias veces a Atención al Paciente... pero nada. No sé que hacer. Necesito ayuda. Lucho todos los días. Estoy muy hundida. Por favor, ayúdenme. Gracias.

Ángela Sanz
(Vitoria)

Debería usted haber acudido al servicio de Urgencias de algún gran hospital en lugar de pedir cita. Y haber sido ingresada de inmediato. Es una vergüenza lo que le está pasando. Mire, nos sorprendería mucho que se trate de un problema de pliegues en el intestino que impida el paso de la comida. Y nos sorprendería aún más que con fármacos vaya usted a conseguir algo. Por los síntomas que describe es muy probable que tenga usted un problema de alergia o de intolerancia alimentarias. Debe hacerse de inmediato un test apara averiguarlo y suprimir los alimentos que den positivo en él. Llame al 964 22 02 16 y pregunté qué profesional de la salud puede hacérselo en Vitoria. Otra posibilidad es que su organismo no fabrique -o lo haga en cantidad insuficiente- las enzimas necesarias para la digestión o que no segregue bilis. Y otra que la motilidad intestinal esté afectada por carencia o no asimilación de algún nutriente. Le sugerimos que acuda a un especialista en Nutrición Ortomolecular que lo valore. Pregunte por alguien cercano a donde vive en el 96 392 54 55. Si nuestras sospechas se confirman puede resolver su problema rápidamente.


 

NÚMERO 85. JULIO - AGOSTO 2006.

Sr. Director: leo habitualmente su revista y, a grandes rasgos, estoy de acuerdo con su línea editorial. Sin embargo el artículo publicado en el último número sobre los lácteos me ha sorprendido. No tanto por lo que se refiere a la leche -sobre la cual hay práctica unanimidad en el ámbito de la medicina no oficial- sino por el resto de los lácteos, especialmente el yogur. Hay abundante literatura sobre las bondades de este producto -así como del kéfir- debido a su digestibilidad -ya que carece de lactosa- y a que lleva bacterias vivas que son beneficiosas para la flora intestinal. Incluso se habla de la proverbial longevidad de los pueblos caucasianos donde parece que fue inventado este producto y donde es consumido desde tiempo inmemorial. Así pues le agradecería que incidiese un poco sobre este particular. Muchísimas gracias.

Luis Moreno Contreras
(Badajoz)

El yogur -que se obtiene mediante la coagulación de las proteínas de la leche por fermentación convirtiendo la lactosa en ácido láctico- es un alimento probiótico; es decir, contiene microorganismos vivos (bacterias lácticas y bifidobacterias) que -se afirma- refuerzan la flora intestinal y contribuyen a regular la secreción estomacal de ácidos ayudando a absorber mejor los minerales de otros alimentos. Es recomendable pues para quienes padecen alteraciones intestinales como diarrea y estreñimiento. Dicho lo cual no es menos cierto que en los últimos tiempos se ha cuestionado si sus microorganismos son en realidad capaces de resistir la acidez del estómago y lograr mantenerse activos para ejercer sus presuntos efectos beneficiosos. La discusión no está cerrada. Por otra parte aunque ni los yogures ni los quesos contienen lactosa hay muchas personas intolerantes a ambos productos. Y en tal caso deben eliminarlos de la dieta. Agregaremos que las bifidobacterias se encunetran en otros muchos productos no lácteos por lo que para obtenerlos no es necesario tomar éstos.


En primer lugar quiero darles la enhorabuena por una publicación tan buena y amena. Y luego decirles que en España más de 4.000 personas tenemos una enfermedad llamada retinosis pigmentaria (retinitis pigmentosa en inglés). Es una enfermedad que afecta a la retina y nos va dejando ciegos de forma progresiva, más o menos lenta según los casos. Al ser una enfermedad catalogada como "rara" existe poco investigación, información y, sobre todo, poco dinero para investigar. Si fuera posible me gustaría que escribieran un artículo sobre ella y si hay alguna cosa que se pueda hacer al menos para enlentecer el proceso degenerativo. Nos suelen decir que es una enfermedad degenerativa de carácter genético. Ya han detectado unas cuantas mutaciones pero seguramente no todos los casos serán por estas causas. Un abrazo y gracias.

José Ramón

Hay dos terapias que han demostrado su utilidad en casos de retinosis pigmentaria. Una es la es hipertermia producida por los aparatos Indiba. Consulte en la propia empresa fabricante del aparato (93 265 55 22) qué médico cercano a su domicilio puede hacerle un tratamiento. La otra es la Ozonoterapia. Está demostrado que combate todo tipo de infecciones, ayuda en las enfermedades neurodegenerativas y en las afecciones agudas o crónicas de las articulaciones -incluidas las hernias discales-, que su poder antiviricida es superior a cualquier otro producto, que es un potente bactericida y que tiene propiedades antimicóticas. Y como aumenta la producción de citoquinas (proteínas que modulan el sistema inmunitario) es una terapia importante en los casos de hepatitis y hasta como coadyuvante en terapias oncológicas. Entre otras muchas dolencias. Y ello incluye la retinosis pigmentaria. El doctor Eusebio Sala-Planell -médico cirujano especialista en Angiología y Cirugía Vascular- lo explicó en el número 27 de la revista (lea el artículo en la sección de Reportajes de nuestra web: www.dsalud.com). En él contaba cómo en el Centro de Investigación del Ozono de Cuba se han obtenido resultados prometedores en las afecciones degenerativas neurológicas, secundarias al proceso oxidativo -como el Parkinson, la demencia senil, la disfunción del nervio óptico, el glaucoma de ángulo abierto, la hipoacusia neurosensorial y las maculopatías- así como mejorías claras en disfunciones del nervio óptico, glaucoma de ángulo abierto, cocleo vestibular e isquemias cerebrovasculares. Agregando textualmente: "También hay patente mejoría con el tratamiento de ozono en retinopatía macular degenerativa y en retinopatía pigmentaria según los protocolos de ese centro que luego corroboró con investigaciones propias el Hospital Universitario de Siena (Italia) donde tratamientos efectuados por el Departamento de Oftalmología y el Instituto de Fisiología constataron una mejoría clara en dos tercios de los pacientes". El doctor Sala-Planell pasa consulta en el 93 418 96 66.


Sr. Director: mi carta se debe a la preocupación que me causó leer uno de sus artículos sobre el peligro de vivir encima o cerca de un transformador de alta tensión. Es mi caso y quisiera que me pudiesen orientar para comprender mejor la situación en la que vivimos yo, mi familia y mis vecinos. Me puse en contacto con Iberdrola, compañía propietaria del transformador pero como era de esperar quitaron importancia al problema hasta el punto de llegar a ridiculizar mi preocupación. No obstante estuvieron dispuestos a venir con un aparato medidor de radiaciones electromagnéticas. El aparato era algo que yo no comprendía así que si me quisieran engañan lo podrían haber hecho. A pesar de todo pude comprender que la emisión de estas ondas se mide en microteslas y me dijeron que la única normativa que sirve de orientación para marcar la situación de peligro es la de la Comunidad Económica Europea que indica que por debajo de los 100 microteslas no hay peligro. El empleado de Iberdrola que realizó la medición puso el aparato en 20 mT y el indicador marcaba cifras que oscilaban de 0,00 a 0,10 por las escaleras del portal y en mi piso.
Quisiera saber dónde o quiénes pueden en Pamplona hacer una medición, digamos, neutral, para confirmar que las radiaciones que resultan de este transformador son mínimas. En fin, les agradecería enormemente que me pudieran orientar para llegar a comprender el peligro real al que estamos expuestos. Sin mas que decirles y esperando su respuesta se despide un lector asiduo. Cordialmente,

Martín Morales Sánchez
Pamplona (Navarra)

Iberdrola dedica cada año mucho dinero -pero mucho- a convencer a los españoles mediante anuncios publicitarios que le preocupa mucho el medio ambiente y, por ende, la salud y seguridad de los ciudadanos. Y díganos, ¿por qué cree que lo hace? ¿Porque es así o por todo lo contrario? La respuesta es obvia. Los grandes medios de comunicación que publicitan sus campañas y se benefician del dinero que les entra por ellas lo saben... pero no publican nada. Podrían dejar de beneficiarse de ellas. ¿Que los transformadores cumplen las normativas? Quizás. Pero, ¿quién las ha propiciado? Mire, el Fiscal de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Emilio Valerio, afirmó en el número 82 de nuestra revista cuando le entrevistamos que todos los centros de transformación cercanos a las viviendas deberían cerrarse por razones de seguridad. El peligro existe, digan lo que digan los técnicos. Hay miles de casos que lo demuestran. Así que tiene dos alternativas: puede usted luchar legalmente para cerrar ese centro o cambiarse de casa. Si quiere mayor asesoramiento técnico y jurídico consulte en la Asociación Española de Geobiología (GEA) llamando al 964 47 46 50.


Sr. Director: me he decidido a escribir esta carta porque creo que aunque la línea editorial de su revista es muy concreta tienen cabida todas las sensibilidades y me gustaría poder expresar públicamente la mía. Soy profesora de enseñanza secundaria, tengo 51 años y durante los últimos siete años he sufrido un agotamiento extremo -absolutamente inusual para mí- junto con un intenso dolor -sobre todo en las paletillas y hombros- que me impide incluso escribir en la pizarra del aula. Tras peregrinar por muchos médicos conseguí, en un afamado reumatólogo de Barcelona, ser diagnosticada de fibromialgia, cosa que me ratificaron dos más tanto en la Sanidad pública como en la privada. He tomado decenas de medicamentos tóxicos entre los que destacaría los mórficos tanto orales como en parches. En los dos últimos años he tomado también medicamentos para dormir y quitarme la ansiedad y la "depresión" que yo no sentía pero que la ciencia insistía en que sí. En definitiva, tomé todo lo que me indicaron para intentar recuperar mi vida normal, al menos en parte. Pero lejos de mejorar empeoraba y además de forma importante. Levantarme por la mañana era un verdadero suplicio y me tenía que duchar por la noche porque por la mañana me era absolutamente imposible. Dejé de conducir pues estaba atontada y me sentía realmente discapacitada. En ese contexto visité casi diez aplicadores de tratamientos complementarios de todo tipo y también hice todo lo que me decían. Incluso dejar durante periodos la medicación hasta comprobar que no mejoraba en absoluto. Pues bien, hace escasamente un año, por recomendación de una persona que pertenece a una asociación de enfermas de fibromialgia y a la que nunca agradeceré bastante su sugerencia, fui a la consulta del Dr. Ferrán J. García. Este doctor, que practica una medicina absolutamente estándar, estuvo interrogándome durante casi hora y media con preguntas que nadie me había hecho antes. Me exploró detenidamente y descartó la fibromialgia en una sola visita. Me dijo que era muy probable que tuviese solamente un trastorno del sueño. Me retiró la medicación y me pidió un estudio que se llama polisomnografía que me hicieron sin poner ninguna pega en mi mutua. El resultado fue demoledor: tenía una clarísima apnea del sueño aunque no soy obesa. Fui dirigida al neumólogo que midió la fuerza del aire que debería suministrarme un aparato durante la noche y la Seguridad Social me recetó, reconociendo el error, un aparato llamado CPAP que impulsa el aire con fuerza a mis pulmones durante la noche. A los tres meses de tener este aparato mi vida cambió por completo. Estaba absolutamente curada y esa mejoría se ha mantenido hasta hoy. Ahora sé además que en esta enfermedad que sufro muchos de los medicamentos que me daban están prohibidos pues la incrementan. Concluyo esta carta afirmando que este doctor es además de un magnífico profesional un gran ser humano que me cobró por toda su asistencia un volante de mi mutua. Sinceramente, me parece que por cambiar mi vida es poco pago y por eso dejo constancia aquí. Es una forma de agradecimiento y reconocimiento en la certeza de que somos muchas las personas que le conocemos y valoramos. Tal vez mi experiencia pueda ser de utilidad para otras personas. Le ruego disculpe la extensión de mi carta y le reitero mi agradecimiento por su labor.

Elena Villaescusa Sanz
(Barcelona)

Gracias a usted. Publicado queda su testimonio. Ojalá le sirva a otros muchos lectores.


Antes de nada quiero dar las gracias por ofrecernos esta revista que tanto nos ilustra y aporta información imprescindible a las personas que nos importa la salud y trabajamos para conservarla. Gracias también por el extraordinario congreso que tuve la oportunidad de disfrutar el pasado año en Madrid sobre alternativas terapéuticas al cáncer. Creo que fue un canto a la esperanza para quienes creemos que la vida y la salud están por encima de los intereses económicos. Fue especialmente conmovedora la clausura cuando todo el auditorio, puesto en pie, dedicó una ovación a Rafael Chacón, hijo del creador del Bio-Bac. A más de uno se nos cayeron las lágrimas en ese momento recordando a los familiares que perdimos víctimas del cáncer ante la falta de información de aquella época. Yo perdí a mi padre en 1996 a consecuencia de un cáncer de colon. Entonces ya sabía que la Quimioterapia y la Radioterapia no curaban y busqué desesperadamente alguna terapia alternativa sin éxito viendo impotente cómo a mi padre se le iban quemando las venas con el tratamiento. Después el oncólogo, sin ningún tipo de humanidad ni sensibilidad, le prescribió morfina para combatir unos dolores que todavía podía soportar llevándolo a un estado de inconsciencia tal que nos impidió despedirnos de él como hubiese sido lo correcto y humano. Aun así, en ese estado y sin saber si mi padre me escuchaba, le dije lo mucho que le queríamos. Pero a la medicina oficial no le conmueve el dolor ajeno y ellos no me advirtieron del estado en que caería mi padre tras tomar morfina. El trato fue frío y distante. Y recuerdo cómo lloraba mi padre en silencio mientras la ambulancia nos devolvía a casa. Murió a los tres días de tomar la morfina. Ahora tengo un problema que no se cómo resolver y que me preocupa especialmente: padezco de tinitus. Es una situación que resulta angustiosa porque me impide disfrutar del silencio, provoca dolor de cabeza y además interfiere irremediablemente en la concentración que necesito para poder estudiar. No he buscado remedio en la medicina oficial porque he perdido la fe en ella. Y no sólo por lo expuesto anteriormente. Ya en el año 1981 una negligencia médica casi siega la vida de mi hijo de dieciséis meses. Desde entonces veo a los médicos como personas-máquinas que nos tratan como si fuéramos expedientes que archivar olvidando la grandeza que hay en ellos y en nosotros; y es que pensamos demasiado y sentimos muy poco. Hay demasiado dolor, demasiado sufrimiento, demasiados muertos víctimas de la codicia humana. Por eso para mi los congresos que ustedes organizan son un canto verdaderamente revolucionario aunque no haya político que se atreva a poner las cartas boca arriba en el sector de la salud. Así lo corrobora la persecución de médicos de la talla de Ryke Gerd Hamer o Joaquín Amat y la labor de otros como Fermín Moriano, Rafael Chacón y los responsables de su revista al igual que tantos otros que se enfrentan al poder y manipulación de la industria farmacéutica. No quiero terminar esta carta sin antes darles las gracias por la oportunidad que nos brindaron de acudir al I Congreso Internacional sobre Medicina de Vanguardia que acaba de celebrarse en mayo pasado aunque en esta ocasión no me fue posible asistir. Termino dándoles una vez más las gracias por permitir que no pierda la esperanza en el ser humano, en que otro mundo mejor es posible y en que me crea que no estoy sola ni soy una imprudente al decir que el cáncer se puede curar. Gracias de todo corazón, señor Campoy, así como a todos sus colaboradores y demás personas implicadas en destapar la verdad y en creer en la grandeza humana.

Pilar Latorre Fornier
(Cuenca)

Nuestras más sinceras gracias por sus amables palabras. En cuanto a su problema de tinitus o zumbido de oídos le adelantamos que se consiguen buenos resultados con algunos productos de Fitoterapia y Homeopatía así como con Acupuntura. En todo caso conviene saber la causa. Le sugerimos que entre en contacto con el doctor Domingo Pérez de León (91 597 40 30) o con el doctor Santiago de la Rosa (91 431 35 16).


Querido Director: deseo felicitarles muy sinceramente por la labor que realizan. Espero cada mes con impaciencia su publicación. Quisiera contribuir por ello a su labor, aunque sea con un granito de arena, contándoles mi caso personal. Cuando tenía 11 años me diagnosticaron una hepatitis muy fuerte -no estoy seguro de si fue hepatitis C- y los médicos dijeron que tendría que pasar unos cuantos meses en la cama pero entonces un amigo de mi padre le comentó que su hija se había curado tomando diariamente en ayunas durante 10-15 días una infusión de pétalos secos de rosa roja a la que se añade una yema de huevo. Y he de decir que a los 10 días me hicieron unos análisis y los médicos no salían de su asombro: estaba curado. ¡En menos de 4 semanas! Quería compartir este remedio con ustedes y con toda la gente que lee esta maravillosa revista. Quizás no sea una solución científicamente probada pero a mi me curó. Agregaré que todas las enfermedades que he tenido de pequeña fueron tratadas y superadas con medios alternativos. Sigan pues ustedes con su maravillosa labor que yo les apoyaré en lo que pueda; sobre todo aconsejando a la gente que lea Discovery Dsalud. Muchos saludos.

Simone
(Madrid)

Las rosas poseen abundantes taninos con acción astringente y antidiarreica así como ntiinflamatoria y cicatrizante. Y son antisépticas merced a sus antocianinas así como al geraniol y citronelol que contienen. También poseen derivados flavónicos (quercitrosido) y ácido gálico. De ahí que se utilice en diarreas y gastroenteritis además de en afecciones oculares (conjuntivitis), afecciones bucofaríngeas (aftas, amigdalitis, estomatitis y gingivitis), vaginitis, leucorrea y afecciones cutáneas (eccemas, prurito, etc). Ignorábamos en cambio que pudiera ser útil en casos de hepatitis al mezclarse en infusión con la yema de huevo lo que no obsta para que dejemos constancia de su experiencia por si a alguien le resulta útil.


 

NÚMERO 84. JUNIO 2006.

Estimados amigos: en primer lugar quiero felicitar a todo el equipo que hace posible que cada mes tengamos una cita con tan magnífica revista y alentaros para que sigáis informando, denunciando y desenmascarando todo lo que rodea el actual sistema sanitario. A mi hijo de 9 años le han diagnosticado recientemente la enfermedad de Crohn, una de las enfermedades inflamatorias intestinales sobre las que la ciencia médica desconoce su etiología así como su curación limitándose a controlarla, en su caso con corticoides y con apenas una sola recomendación nutricional: evitar la carnes rojas. Quisiera saber si la habéis tratado en vuestra revista y en caso de no ser así, a ser posible, que realicéis un informe sobre la misma tratando la influencia de los carbohidratos complejos en ella. Atentamente

Federico Palau Torondel

Los médicos llaman "enfermedad de Crohn" a un síndrome específico, palabra que simplemente designa a un "conjunto de síntomas". Y en el caso de esa patología éstos incluyen cólicos estomacales, dolor intermitente en estómago y articulaciones, inflamación y diarrea. Cuando se hace un análisis de sangre a veces aparece en ella lo que se denomina "sangre oculta", es decir, que procede del interior y no de una hemorroide o una fístula externa. Y de ello suele deducirse que hay una o varias úlceras en el tracto gastrointestinal (en cualquier lugar entre la boca y el ano). Cuando el problema se sufre durante mucho tiempo aparece un gran cansancio (normalmente porque la pérdida de sangre lleva a una bajada de glóbulos rojos y de hierro así como de otras sustancias) y pérdida de peso. Los propios expertos reconocen que algunas personas "tienen la enfermedad" durante períodos largos sin que haya síntomas -incluso sin recibir tratamientos paliativos- mientras en otros casos el malestar es constante y a veces hace falta incluso operar (para cerrar las úlceras). Y, en efecto, aseguran que no se conoce la causa y no tiene tratamiento curativo. Bien, pues nosotros lo negamos. Mire usted, la llamada enfermedad de Crohn la provoca casi con toda seguridad la alimentación. Normalmente la ingesta de alimentos a los que una persona es alérgica, intolerante o sensible (hay distintos grados de intolerancia). Alimentos que provocan las distintas reacciones en el organismo -dolor, inflamación, diarrea, úlceras, etc.- e incluso a veces un violento ataque autoinmune. Suprima de la dieta los alimentos que dañan a su hijo y el problema se resolverá muy probablemente por sí sólo. Así que sométale a un test de alergia e intolerancia alimentarias (a ambas pruebas, tanto a la de intolerancia como a la de sensibilidad porque son distintas ya que en una se atiende a las inmunoglobulinas E y en la otra a las G). Y con el fin de que entienda nuestro consejo vamos a ampliar la respuesta porque sabemos que será de utilidad para otras muchas personas. Mire, en nuestro cuerpo hay unas proteínas llamadas inmunoglobulinas que se conocen por cinco letras. Hablamos de las inmunoglobulinas G, A, M, E y D -por eso se las conoce memotécnicamente como GAMED- y que de forma abreviada se denominan IgG, IgA, IgM, IgE e IgD. Se trata de anticuerpos que el organismo utiliza para defenderse de agresiones externas. Pues bien, cuando se introduce en el cuerpo una sustancia extraña éste activa -entre otros mecanismos de defensa- esas inmunoglobulinas y el "combate" -para entendernos- que entonces se produce da lugar a muy diversas reacciones que los médicos han catalogado absurdamente como enfermedades. Se sabe así que cuando en alguien se manifiesta rápidamente asma, rinitis alérgica (fiebre del heno) o dermatitis atópica, por ejemplo, en sangre hay sobre todo altas cantidades de una inmunoglobulina: la E. En pocas palabras, si en un análisis de sangre se encuentran altas cantidades de IgE es evidente que se trata de una reacción del organismo a algo que éste quiere combatir; en este caso normalmente a algún alimento, algún fármaco, una picadura de insecto, polen contaminado por hidrocarburos... Este descubrimiento es relativamente reciente ya que se hizo en 1968. Pues bien, a veces esas reacciones no son tan contundentes y el organismo no reacciona de forma tan llamativa. Se dice entonces que uno es sensible o intolerante -en mayor o menor medida- a algo en lugar de alérgico. Y se constata porque las inmunoglobulinas que entonces aparecen en sangre en mayor cantidad son las G en lugar de las E. Agregaremos que hoy pueden identificarse qué alimentos específicos hacen reaccionar al cuerpo para producir ambos tipo de inmunoglobulinas y que una veintena causa la mayor parte de este tipo de problemas. Siendo dos de ellos las más importantes: la leche -y sus derivados- y los cereales (trigo, avena, centeno, mijo, cebada y maíz), muy especialmente los no integrales (el arroz y el trigo sarraceno no suelen en cambio causar problemas). En muchos casos basta suprimir ambos tipos de alimentos para que muchas patologías se resuelvan además de no preparar los alimentos por encima de 90-100 grados centígrados porque se desnaturalizan y ello puede generar también un problema de intolerancia. Muy a menudo desaparece o mejora no sólo la llamada enfermedad de Crohn sino también otras como la colitis ulcerosa, la diverticulitis, el asma y la rinitis alérgica además de lograr mejorías notables en casos de artrosis, psoriasis, poliartritis reumatoide, reumatismos psoriásicos, el síndrome de Gougerot-Sjögren y la fibromialgia. Insistimos pues: que se su hijo se someta a un test alimentario. Hay varios laboratorios ya en España que lo hacen y muchos médicos que colaboran con ellos. Es el caso del Laboratorio del Dr. Jesús Calderón donde pueden informarle además sobre cuál es el médico más cercano a su domicilio que puede encargarse de ello (basta preguntar en el 96 422 02 16).


Estimado Sr. Campoy: hace casi un año que estoy suscrita a su revista aunque la leo desde hace más tiempo y me parece que realizan una importante labor de investigación y divulgación abriendo los ojos de quienes la conocemos, enseñando cómo nos manipulan y engañan quienes tienen en sus manos el poder y el control de nuestras vidas y ofreciéndonos la posibilidad de revelarnos ante tanta hipocresía o, cuando menos, de conocer otras alternativas. Quisiera pedirle que me diese alguna información para tratar la tenosinovitis. Es un problema que viene arrastrando mi hermano desde hace más de un año. Empezó con dolor e inflamación en el tobillo por lo que fue al médico y éste, sin estudiar a fondo el caso, le mandó antiinflamatorios durante un par de meses pero no sintió mejoría. Luego fue a rehabilitación y el especialista le dio sesiones de ultrasonidos y calor sin ninguna mejoría. Lo último ha sido una resonancia magnética para saber qué producía la inflamación y el resultado -cito textualmente- fue Tenosinovitis del flexor largo del pulgar y del tibial posterior con derrame periférico. Con ese resultado fue al traumatólogo que le dijo que la única solución era la intervención quirúrgica pero que no suele dar muy buenos resultados porque puede volver a reproducirse. Así que le volvió a mandar antiinflamatorios y a que hiciera de nuevo rehabilitación. Total, que sigue como al principio mientras el tiempo pasa. Tiene dificultades para realizar su trabajo y además no puede practicar su afición que es el senderismo y la bicicleta por lo que se siente muy desanimado. Para colmo, en la última conversación que tuve con él me dice que le ha salido un quiste de Baker. Así que agradecería también me informase sobre alguna solución a este nuevo problema. Agradezco su atención y espero su respuesta.

M.B.C.
(La Rioja)

Los especialistas llaman Tenosinovitis a la inflamación de la vaina que recubre los tendones (es decir, al cordón que une el músculo con el hueso). Y entienden que el problema puede causarlo un golpe, un uso excesivo del mismo o una infección. Aunque suele afectar sobre todo a muñecas, manos y pies la inflamación puede presentarse allí donde haya un tendón. Y como en el 90% de los casos -independientemente de la enfermedad que traten- sólo se sabe ofrecer paliativos. Es el caso que nos ocupa fármacos para combatir el dolor y la inflamación -así que recurren a los corticoides- o bien ultrasonidos y calor. Nuestro consejo es que consulte con un especialista de Ozonoterapia para que le inyecte en la zona. Si hay una infección será útil. Segundo, que se aplique cataplasmas de arcilla verde. Tercero, pruebe con hipertermia pero con la generada con los aparatos de Indiba, no dándole simplemente calor. Y finalmente, si no se resuelve el problema acuda a un quiropráctico o a un osteópata en lugar de a un traumatólogo. En cuanto al Quiste de Baker decirle que se denomina así a la acumulación de líquido detrás de la rodilla. En los adultos suele deberse a una ruptura del menisco y en las personas de edad más avanzada a la artritis degenerativa de la rodilla. Suele desaparecer espontáneamente. En todo caso si su hermano consume habitualmente demasiados lácteos o cereales debería plantearse -por las razones que explicamos en una carta anterior- someterse a un test de intolerancia. Podría haber conexión.


Sr. Campoy: con tanto anuncio en televisión de alimentos enriquecidos que afirman bajar el colesterol me pregunto qué hay de cierto. ¿Son realmente útiles? ¿Tanto como los fármacos? Espero que me puedan responder. Un abrazo y ánimo. Me encanta la revista.

Carlos Garzón
(Zaragoza)

Hemos explicado varias veces que el organismo usa el colesterol -entre otras cosas- como antioxidante natural -combate pues los radicales libres- y para "taponar" las grietas en las arterias cuando éstas se debilitan. Sólo que cuando hay demasiadas "grietas" que "taponar" puede obstruirse el conducto si hay un exceso de "parches de colesterol" ya que pueden provocar las conocidas placas de ateroma. La única manera de evitar por tanto ese problema no es reducir el colesterol como se dice porque éste es absolutamente necesario para "tapar" las "grietas" -entre otras funciones, insistimos-. Además el 80% del colesterol lo sintetiza el propio organismo por lo que el exceso no se debe a la alimentación. Otra cosa es la grasa saturada porque un exceso de triglicéridos en sangre sí es potencialmente dañino. Resumiendo: las placas de ateroma -que son el auténtico problema- no dejan de crearse por bajar el nivel de colesterol en sangre. Eso es una falacia por muy extendida que esté y a algunos les interese hacer creer para vender productos anti-colesterol. Para prevenir su formación lo que hay que hacer es evitar que las grietas aparezcan. Y eso se consigue proporcionando los nutrientes que el cuerpo necesita y están todos en las frutas y verduras. Siendo especialmente importantes la vitamina C y dos aminoácidos: la lisina y la prolina.


Estimados amigos: me han diagnosticado Hipotiroidismo Subclínico y mi endocrina -del Hospital Dr. Negrín en Las Palmas de Gran Canaria- me ha recomendado seguir un tratamiento a base de la hormona tiroxina (25 mg. al día). Y como no lo tengo claro me pongo en contacto con vosotros en busca de una mejor orientación. Hace tiempo que sigo la revista y cuenta con mi total simpatía. Me parece seria, fiable y digna de confianza al margen de científica y muy valiente. Me gustaría saber si cuentan con información y orientación sobre tratamientos alternativos a esta rara enfermedad autoinmune. Actualmente mi nivel de anticuerpos es de 1.000. Yo antes practicaba yoga pero a mi médica le causan hilaridad las terapias alternativas...

Soraya Suárez H.
(Las palmas)

Las mal llamadas medicinas alternativas sólo causan hilaridad entre los ignorantes. Así que nuestro primer consejo es que se busque otro médico. El hipotiroidismo se produce normalmente debido a un déficit en la secreción de hormonas tiroideas a causa de un problema orgánico o funcional, o bien a una baja presencia de la TSH u hormona tiroestimulante. Y hay motivos para afirmar que ello lo provoca un déficit de yodo o de la hormona tiroxina. Desde un punto de vista alimenticio quien la sufre debe evitar el tabaco, el café, el alcohol y cualquier otra sustancia que pueda interferir en la actividad tiroidea, limitar la ingesta de azúcares y harinas refinadas -dada su dañina acción sobre el sistema nervioso-, evitar las grasas saturadas -alteran la función de la tiroides- y evitar la ingesta de demasiadas proteínas animales así como las crucíferas, los nabos, la mandioca y los aceites de soja, girasol, nuez y cacahuete. En cambio son beneficiosos las algas marinas, los pescados, los berros, las espinacas, los ajos, las cebollas, las avellanas, las acelgas y la remolacha (todo ellos alimentos ricos en potasio, yodo, magnesio y zinc). En cuanto a los suplementos adecuados en este caso lo idóneo es ingerir yodo, L-tiroxina -se trata de un aminoácido precursor -junto con el yodo- de la hormona tiroidea L-Tiroxina-, oligoelementos como el zinc, el potasio, el magnesio, el hierro, el manganeso y el cromo, y vitaminas A y E -su carencia causa una disminución en la producción de la hormona tiroidea-. Lo mejor es que el tratamiento exacto se lo indique un especialista en Nutrición Ortomolecular.


Estimado director: quiero darle las gracias por llevar una revista con tanta honestidad y valentía. Hace sólo unos meses que me suscribí a ella y siento no haberlo hecho antes. Mi caso es el siguiente: hace unos años que me están tratando de osteoporosis en la columna lumbar y la cadera sin ningún resultado positivo. Cada día que pasa tengo más dolores y estoy más acobardada (también tengo artrosis). Y estoy cansada de cambiar de tratamientos sin mejoría alguna. Mi pregunta es pues si saben ustedes dentro de la medicina alternativa de alguna medicación que no tenga efectos secundarios, que me alivie el dolor, me mejore la osteoporosis y lo pueda tomar junto al tratamiento que llevo ahora. Le envío una fotocopia de las dos últimas densitometrías que me han hecho para que vea el estado de los huesos y la última medicación que estoy tomando. Tengo 61 años. Gracias por su atención;

Mª Pilar Sánchez
(Teruel)

Si el tratamiento que sigue usted desde hace años no le ha servido para nada, ¿por qué quiere conservarlo? ¿No le basta su propia experiencia? Mire, hemos hablado muchas veces de ambas dolencias. La osteoporosis suele aparecer a la llegada de la menopausia ya que ésta implica pérdida de estrógenos pero también influyen una dieta pobre en calcio, un estilo de vida sedentario, el uso prolongado de corticoesteroides y sufrir enfermedades tiroideas, artritis reumatoide y cualquier otra alteración que bloquee la absorción del calcio. Y algo muy importante: el consumo de alcohol, café ¡y productos lácteos! Sí, cada vez más expertos afirman que la leche y los productos lácteos no son amigos de unos huesos sanos sino todo lo contrario. Pero sobre todo lo es un organismo acidificado y desmineralizado. Así que lo primero que debe hacer es desintoxicarse y alcalinizar el organismo con mucha agua, fruta y verdura. El ensuciamiento celular -como bien explicó el prestigioso investigador Jan Seignalet en nuestra revista- es causa de osteoporosis. En cambio un régimen hipotóxico con la eliminación en la dieta de los lácteos así como de los cereales y los carbohidratos refinados más una adecuada ingesta de magnesio y silicio -según sus propias palabras- "bloquea 70 veces de cada 100 la evolución de la osteoporosis e incluso permite a veces recuperar parte del terreno perdido". Estudios recientes han demostrado también que es útil la ingesta de colágeno hidrolizado. Y un tratamiento con Ozonoterapia ya que permite una rápida remineralización. Elimine asimismo los azúcares refinados -su ingesta produce la eliminación de calcio por la orina-, las bebidas de cola -son muy ricas en fósforo y si bien éste es necesario para los huesos una ingesta elevada bloquea la absorción del calcio-, la cafeína y la sal -es responsable de la eliminación urinaria de calcio-. No ingiera tampoco antiácidos basados en aluminio porque pueden causarle pérdida de masa ósea. Y recuerde que medicamentos como los corticosteroides, las tetraciclinas y los preparados tiroideos pueden ser también responsables de la pérdida de calcio. Es beneficioso en cambio ingerir alfalfa, piña, almendras, brécol, coles de bruselas, semillas de girasol, soja, nabos, cacahuetes, nueces, higos, cebollas, alubias secas, hortalizas, cereales, azúcar integral, granos de sésamo, sardinas y salmón. En cuanto a los suplementos nutricionales los más útiles son el calcio, el magnesio, el zinc, el cobre, el manganeso, el boro, el ácido fólico, el silicio y las vitaminas K y D. Son igualmente aconsejables bioflavonoides como las antocianinas y las proantocianidinas además de un aminoácido: la lisina. Sólo nos resta decirle que si su artrosis no mejorara -que lo dudamos- le sugerimos probar con Renovén (puede pedirlo en el 91 849 92 77) Esperamos haberla ayudado.


Sr. Director: soy lectora asidua de la revista dado su gran interés y la confianza que me genera. Pues bien, tengo 55 años, me han diagnosticado osteoporosis cervical y buceando en Internet encontré un reportaje publicado por ustedes en el número 53 cuyo título es Con una adecuada respiración y la aplicación de campos magnéticos pulsantes pueden tratarse múltiples enfermedades -entre ellas la osteoporosis- y en ese reportaje se cita al profesor Joaquín Rallo Blasco, naturópata y fisioterapeuta. Desconozco si dicho profesor tiene consulta y si es así la dirección de la misma. He estado intentando localizarlo por Internet pero no he obtenido ningún resultado. Les agradecería, si es posible, me indicasen algún teléfono, fax, correo electrónico o cualquier otro dato que me permitiera contactar con él o con cualquier otro profesional que aplicase el método. También les agradecería me dijeran si conocen cualquier otro sistema que sea efectivo en el tratamiento de esta enfermedad. Gracias de antemano por su atención.

María Dolores Móstoles Molina
(Barcelona)

Sobre la osteoporosis que usted padece ya habrá leído la respuesta anterior. En cuanto a sus consultas tenemos entendido que Joaquín Rallo Blasco se ha jubilado. Le sugerimos pues que entre en contacto con algún especialista en Nutrición Ortomolecular. Pueden informarle del experto más cercano a su domicilio en el 96 392 41 66.


 

NÚMERO 83. MAYO 2006.

Sr. Director: ante la información confusa que ha aparecido en distintos medios sobre las titulaciones que a través del Programa Philippus está impartiendo el Real Centro Universitario El Escorial - María Cristina en el ámbito de las terapias naturales quisiéramos dar conocer en su revista la información exacta. Nosotros impartimos formación a distintos niveles -Titulado Superior, Especialista Universitario, Experto Universitario y Certificado de Extensión Universitaria- siendo éstos títulos propios del centro. El RCU, en su condición de centro adscrito a una universidad pública -la Complutense-, se rige por la Ley Orgánica 6/2001 de 21 de diciembre de Universidades, por las disposiciones que en materia de centros y universidades dicte el Estado y la Comunidad Autónoma de Madrid, por el convenio de adscripción y por sus propias normas de funcionamiento. Así lo han afirmado la Universidad Complutense de Madrid y el Ministerio de Educación y Ciencia. Por lo que el RCU puede expedir los mismos títulos y diplomas propios que una universidad privada que si bien no tendrán carácter oficial sí pueden tener la calificación de universitarios al ser impartidos en un Centro de Enseñanza Superior.
En cuanto a la formación más amplia y elevada, la de Titulado Superior en las especialidades de Naturopatía, Osteopatía o Terapia Tradicional China -y que ha sido la que ha producido algunos comentarios en contra por parte de sectores minoritarios-, he de indicarle que se trata de una titulación propia y privada del RCU. Este centro universitario es un Centro Adscrito a la Universidad Complutense de Madrid y en virtud de ello esa universidad tutela las titulaciones oficiales que imparte el centro y que actualmente son Derecho y ADE. Pero un título propio del RCU podría ser reconocido por la Universidad Complutense de Madrid si el RCU así lo solicitase - lo que hasta el momento no se ha producido- y se cumpliesen los trámites y requisitos establecidos por la misma para aprobar esos títulos. Esta información le fue comunicada al Presidente de AEDHER por la propia Universidad Complutense. En cuanto a la diferencia entre la formación ofrecida por el Programa Philippus y la que ofrecen otros centros de formación que no son universitarios, aparte de la posible diferencia en la calidad y rigor de sus contenidos, la principal diferencia está en una posible homologación del referido título a un título universitario oficial. El Real Decreto 1272/2003 de 10 de octubre establece, entre otros requisitos, que sólo podrán obtener la declaración de equivalencia los títulos expedidos por centros que cumplan la condición de ser una universidad o un centro de enseñanza superior legalmente autorizado o reconocido con arreglo a la normativa vigente; y el RCU tiene la consideración de centro de enseñanza superior por su adscripción a la Universidad Complutense según ha declarado la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y ha ratificado el Ministerio de Educación y Ciencia. Esta circunstancia diferencia claramente las titulaciones ofrecidas por el Programa Philippus de los títulos ofrecidos por aquellos otros centros que no tienen esta condición pues los títulos que hayan sido expedidos por un centro de formación que carezca de la condición de universidad o de centro de enseñanza superior no estarán en disposición de optar a una declaración de equivalencia a un título universitario oficial.
Como ve, no tenemos ningún inconveniente en proclamar que las titulaciones que impartimos actualmente a través del Programa Philippus no son oficiales sino propias del RCU pero también que tienen todo el derecho a tener la calificación de universitarias y que nuestro centro cumple los requisitos para poder solicitar la declaración de equivalencia u homologación de un título que cumpla los requisitos a título oficial.

José Ángel Diez Sequera

Real Centro Universitario El Escorial - María Cristina (Madrid)


Estimado Sr. Campoy ante todo gracias por su publicación. En segundo lugar paso a exponerle el caso de mi madre. Tiene 58 años y se le diagnosticó un cáncer de mama estadio IIB en el año 2000. La hicieron una mastectomía de la mama izquierda -ampliada- y la sometieron a Quimioterapia, Radioterapia y Hormonoterapia -con tamoxifeno- durante 5 años. Actualmente está de alta clínica por ese tema. También la prohibieron tomar soja, té verde, levadura de cerveza, etc., al parecer por las hormonas. Me gustaría saber si realmente esos alimentos debe eliminarlos de su dieta. Agregaré que tiene hernia y profusión discal L4 y L5, espondiloartrosis lumbar, escoliosis lumbar, caderas displásicas y coxa vara izquierda. Y desde hace unos años sufre fibromialgia así como artrosis de rodilla y caderas lo que le ocasiona bastante dolor por lo que le recetaron Artriscal y Coderol 1500. Necesita además tomar Emeproton para proteger el estómago. Asimismo está a tratamiento con Tryptizol (25 mg) desde hace años por indicación del reumatólogo. Y a pesar de todo ello el dolor continúa, unos días más y otros menos También está diagnosticada de hipoacusia de transmisión y acúfenos en el oído derecho desde 1991 llevando un tratamiento con Serc. Ha sido intervenida de varices en dos ocasiones: en 1990 y en el 2004. Le agradecería me diga si cree necesaria la ingesta de tantos fármacos y si existe alguna terapia alternativa a ésta.

M. B. N.
(A Coruña)

Mire usted, si en lugar de haber sido tratada por médicos a su madre la hubieran atendido profesionales alternativos de la salud lo más probable, teniendo en cuenta su estado físico, es que estuvieran ahora todos en la cárcel. Pero ya se sabe que los médicos, especialmente si siguen los protocolos farmacéuticos, están a salvo de ser acusados de mala praxis. Vamos a ser claros: no se puede envenenar el organismo de la manera en que lo está haciendo su madre con tanto fármaco inútil y estar sano. Es imposible. De hecho, lo milagroso es que viva aún. Nuestro consejo, ante todo, es que su madre se desintoxique a fondo. Muy a fondo y durante largos meses. A continuación debería hacerse un test de alergias y otro de intolerancias alimentarias. Debe asimismo averiguar qué tóxicos tiene en el organismo (especialmente metales pesados) Y luego ponerse en manos de un sólo profesional que pueda coordinar las interacciones de los productos que ingiera y le marque la dieta alimenticia que precisa. Preferiblemente un médico naturista y homeópata. Ese es nuestro consejo. En Madrid podrían atenderle -por darle alguna referencia- los doctores Fermín Moriano y Enrique de Juan (91 549 02 11), Luis García Cremades (91 344 01 80), Domingo Pérez León (91 597 40 30) o Santiago de la Rosa (91 431 35 16). En La Coruña no conocemos a nadie de esas características.


Sr. Director: en primer lugar quiero agradecerle públicamente la existencia de la revista. Dicho esto me gustaría contribuir a concienciar a los ciudadanos sobre los riesgos de una sanidad basada en los beneficios de la bolsa y no en los beneficios de los humanos. Me gustaría explicar que mi compañera comenzó a tomar el Agreal hace unos siete u ocho años y reconozco que yo no me preocupé de que entrara en una etapa diferente y cuando me comentó que tenía sofocos y estaba tomando no se qué pastillas no le di importancia. Pero lo cierto es que desde el año 2001 mi compañera de mil batallas sociales cambió de carácter, perdió la memoria varias veces y tuvimos que ingresarla sin causa aparente hasta que en el 2003 la depresión la obligó a someterse a un severo tratamiento -por indicación de su médico de cabecera- con antidepresivos y ansiolíticos. Y Antonia, una de las sindicalistas más combativas de esta ciudad, acostumbrada a hacer frente a la vida mientras sacaba adelante a cinco hijos y me aguantaba a mí ha perdido las ganas de vivir, ha tenido episodios de pánico y aun ahora necesita pastillas de Orfidal para dormir. En medio de este infierno hemos llegado a momentos de tensión que nunca entendimos a qué se debían. He entrado en esta batalla porque pienso que hay miles de personas como nosotros sofriendo por culpa de un laboratorio que alegremente lanzó a sus visitadores médicos a lograr que se recetaran a diestro y siniestro unas pastillas que no servían para nada positivo pese a conocer los riesgos. Pienso que esas pastillas han sido un arma en la batalla entre partidarios de los estrógenos y sus detractores. Y creo que no hay derecho a algo así. Por eso estoy tratando de coordinar a diversos colectivos contra el laboratorio y contra la pasividad de los servicios sanitarios de España. Espero pues que usted y su revista sigan apoyándonos. Saludos.

Victoriano Fernández

Tiene usted -y cientos de miles de españoles más- motivos más que sobrados para estar profundamente enfadado. Sólo que lo que ha acaecido con el Agreal ha ocurrido, ocurre y seguirá ocurriendo con cientos de fármacos porque la práctica totalidad de ellos tienen graves efectos secundarios. Lo hemos repetido hasta la saciedad. Sólo que cuando tales efectos se anuncian en el prospecto -y los laboratorios se preocupan hoy mucho de hacerlo- la responsabilidad -al menos en España donde también la mayoría de los jueces son propensos a proteger a las farmacéuticas- se difuminan. "¡Usted estaba informado de los riesgos! -le dirán el laboratorio, el médico, el Ministerio de Sanidad y el juez- así que la responsabilidad de haber tomado ese producto es suya en última instancia". Y se quedarán tan frescos. El pasado mes publicamos precisamente un amplio reportaje sobre el Agreal y dimos a conocer las demandas que en nombre de más mil mujeres afectadas ha presentado el abogado sevillano Fernando Osuna. No estaría de más que ya que ese bufete aglutina a quince letrados y conoce a fondo el asunto se plantearan ustedes trabajar conjuntamente o se adhirieran a esas demandas (su número de teléfono es el 954 27 74 40).


 

NÚMERO 82. ABRIL 2006.

Hola. Mi nombre es Alberto, tengo 33 años, soy de Madrid y asiduo lector de la revista. He leído un artículo en su web sobre los mareos y me siento muy identificado. Yo llevo con ellos casi dos años aunque ha habido temporadas que no los he tenido. Todo empezó cuando me dio por hacer mucho deporte jugando al tenis. Una noche, siendo la una de la mañana, al estar tumbado en mi cama noté cómo se me iba la cabeza y una sensación de inestabilidad y mareo que me obligó a levantarme. Fui a la nevera, me tomé un vaso de Aquarius y se me pasó. A este suceso no le di mucha importancia pero al día siguiente por la mañana, en el trabajo, empecé a notar sensación de pérdida de conocimiento y las yemas de las manos frías con la impresión de que me iba a ir al suelo. Del susto que me pegué me recuperé algo, me fui a la cafetería, pedí un vaso de Aquarius y se me pasó. A partir de entonces casi todos los días me daban episodios de mareos que me duraban hasta 5 o 10 minutos con sensación de pérdida del equilibrio e inestabilidad. Empecé a preocuparme de verdad y estuve meses de especialista en especialista. Pasé primero por el traumatólogo que me dijo que tenía una contractura y un leve pinzamiento; me mandó 15 días de rehabilitación y tampoco fue la panacea porque a los pocos días me volví a notar con mareos. Después fui a otro traumatólogo y me mandó una resonancia cervical y unas radiografías pero no vio nada extraño. Así que me mandaron a un otorrino y después de hacerme pruebas de vértigo no vio nada extraño en el oído interno. Este especialista me mandó entonces al angiólogo el cual me hizo un doppler y tampoco vio nada. Del angiólogo fui al cardiólogo el cual, después de hacerme un holter y algunas pruebas más, tampoco vio nada extraño y me mandó al neurólogo. Éste pidió una resonancia craneal y tampoco vio nada malo. Después fui al endocrino, me hicieron la prueba del azúcar y también di negativo. Cansado ya de tanto médico especialista fui al médico de cabecera, le conté mi caso y me recetó unas pastillas de Idaptan y eso parece que surtió efecto y poco a poco se me fueron quitando los mareos pero como soy una persona reacia a tomar medicamentos de por vida lo dejé y los mareos volvieron aunque con menos frecuencia, ya no todos los días. Eso fue el año pasado. Después de un año estoy haciendo pesas y más deporte que el que venía haciendo y me han venido de nuevo los mareos. Lo he asociado al exceso de ejercicio con pesas. Sobre todo al hacer abdominales y dorsales acababa mareado así que yo mismo determiné que la causa de mis mareos está en los músculos de las cervicales. En la ultima radiografía me han visto un pinzamiento entre la 5ª y 6ª vértebra, y llevo 5 días de masajes con un médico chino y tratándome a la vez con Acupuntura. De momento no se me han quitado pero él me ha dicho que necesita 13 sesiones, que tenga confianza, que me tiene que colocar las vértebras en su debido sitio y que me va a quitar los mareos. Lo cierto, sin embargo, es que después de 4 sesiones los mareos han aumentado y estoy algo preocupado. Ya no sé a quién debo recurrir. Tengo la sensación de que la gente desconoce este tipo de enfermedad, por lo menos aquí en España. Y me consta que la padecemos muchísima gente. Gracias por su atención y si saben de alguien que conozca alguna solución para mi caso se lo agradecería infinitamente.

Alberto
(Madrid)

Bien, su caso es un claro ejemplo de cómo la superespecialización de los médicos les está llevando a convertirse a veces en incompetentes. Mire, el principio activo del Idaptan es la trimetazidina y se trata de un fármaco antianginoso que -dicen- protege la estructura y las funciones celulares de diversos tejidos u órganos frente a los efectos de la hipoxia, la isquemia o las perturbaciones metabólicas que se derivan de ellas. En otras palabras palia el déficit de aire (hipoxia) y/o sangre (isquemia) en el cerebro y, por tanto, de oxígeno. Y si usted mejoró tomándolo es obvio que su problema está relacionado con un déficit de oxígeno en el cerebro. El Aquarius, por su parte, aporta agua, sales minerales y azúcar al cerebro -el mayor consumidor de glucosa del cuerpo- y por eso puede aliviar momentáneamente. Todo apunta pues a que algo impide que la sangre llegue a su cerebro adecuadamente. Le sugerimos dos cosas: primero compruebe si el problema está en una compresión patológica del opérculo torácico que afecte a la arteria vertebral. Consulte al doctor José Luis Castillo Recarte (91 532 89 32). Descartada esa posibilidad acuda a un buen quiropráctico. Es el profesional adecuado. Puede preguntar nombres en la Asociación Española de Quiropráctica (91 429 38 86) o entrar en www.quiropractica-aeq.com


Sr. Campoy: soy lectora reciente de la revista y la causa ha sido la desgracia de tener una sobrina con 11 años a la que hace un mes la detectaron un cáncer maligno inoperable. No nos dan muchas esperanzas y no se puede imaginar cómo estamos de desesperados. Uno sólo puede entender algo así cuando le toca, cuando el dolor es tan cercano. Pues bien, en la página 9 del número 78 de la revista leí la carta de una familia de Sevilla -Lucía y Carlos Gálvez- que cuentan su experiencia con un tratamiento ortomolecular. Le rogaría encarecidamente que me pusiera en contacto con ellos para saber cómo es ese tipo de tratamiento, cómo lo han llevado (quiero hablar con ellos que han vivido la experiencia) y saber así si mi sobrina podría tener alguna esperanza también con ese tratamiento. Le suplico ayuda. Gracias por todo y perdone la molestia,

Consuelo Vázquez Altier
Estepota (Málaga)

No podemos facilitar datos personales. No estamos autorizados a hacerlo. Pero tiene usted esa información en el apartado Cáncer de nuestra web -www.dsalud.com- y en el libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo. Por otra parte la persona con más experiencia en ello es José Ramón Llorente, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular (96 392 41 66 ).


Estimado director: felicidades por la revista que acabo de conocer y a la que me he suscrito para los próximos 2 años. Mi carta, en cualquier caso, es para saber si pueden ayudarme en un problema que arrastro desde hace aproximadamente 10 años. Actualmente tengo 29 y desde los 19-20 vengo sufriendo algo que no le deseo ni a mi peor enemigo: ataques de pánico. Y lo pongo en mayúsculas porque me producen mucho sufrimiento, muy distante de lo que podría ser una simple ansiedad. Son ataques de pánico con todas las de la ley. Es decir, estoy tranquilamente en casa relajado o conduciendo tan tranquilo y de golpe y porrazo el miedo se apodera de mi. Fuertes taquicardias -parece que el corazón se me va a salir-, sensación de falta de aire, mareos, hormigueos y calambres, sensación de perder el control y, lo más triste, fuerte sensación de muerte inminente hasta el punto de terminar un montón de veces en Urgencias con toda clase de analíticas, electros, etc., y estar todo a la perfección. Aproximadamente tengo un episodio a la semana. Hace poco más de año y medio decidí ir a un psiquiatra y éste me recetó paroxetina. La estuve tomando durante 9 meses (6 reales de tratamiento y 3 para ir dejando la pastilla lentamente) y, todo hay que decirlo, desde hace 10 años ha sido la mejor época de mi vida, sin un sólo ataque de pánico en ese tiempo. Una felicidad absoluta. Ni una sola fobia, ni un solo síntoma de que me iba a morir. Y lo que más me gustaba era la sensación de libertad que había ganado ya que los ataques de pánico habían generado en mí como una especie de fobia a viajar a sitios lejanos por si me daba al ir en coche, por si no tenia un hospital cerca, etc. Es decir, todo muy bien. El problema ha venido 6 meses después de abandonar por completo el tratamiento. Volvieron los síntomas muy lentamente y ahora me encuentro en el punto en que tengo más fobias que nunca, en que me da un ataque de pánico a la semana; es decir, que vuelvo a no ser yo, a ser de nuevo infeliz debido a esto. Así que antes de volver otra vez al psiquiatra deseo buscar una alternativa definitiva "si la hay". Me gustaría que me pudieran recomendar o decir si la Homeopatía, la medicina natural o lo que sea tiene una salida a mi problema. Y cuando digo si tiene una salida a mi problema me refiero a poder estar al mismo grado de satisfacción personal que cuando tomaba paroxetina. Quiero volver a ser yo, volver a vivir y no tener que estar siempre atemorizado por saber cuándo me dará y dónde me dará. Por otra parte la ayuda del psicólogo no me ha ayudado en nada porque a mí no me ayuda que me enseñen a respirar o a no hiperventilar. Eso está bien cuando tienes ansiedad pero NO ataques de pánico. A mí no me sirve que me enseñen mecanismos para afrontarlos porque lo que quiero es que no me den y no tener que afrontar nada. Espero haberme explicado con los detalles suficientes. Muchísimas gracias de antemano por la ayuda que me puedan dar o información que me puedan facilitar. La espero con mucho interés. Añadiré que nunca he sido fumador, no bebo, jamás he tomado drogas e intento alimentarme lo mejor que puedo sin llegar al vegetarianismo.

Juan Antonio Perelló
(Palma de Mallorca)

Médicamente la causa de los llamados ataques de pánico se ignora. La mayor parte de los psiquiatras la relaciona con las crisis de ansiedad pero no lo justifican. Y de hecho muchas de las personas que padecen ese problema no tienen ansiedad. El tratamiento habitual es una terapia cognitivo-conductual -que normalmente no sirve para otra cosa que para que tenga trabajo quien la ofrece- acompañada de fármacos, generalmente ansiolíticos y antidepresivos. La paroxetina que a usted le han recetado es un antidepresivo análogo a la fluoxetina que inhibe la recaptación de la serotonina y está indicado para la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo, las crisis de angustia y la fobia social... pero NO para los ataques de pánico. Salvo que el psiquiatra se empeñe -aunque ni siquiera los laboratorios fabricantes osan aconsejar ese producto para ello- en que sí sirve para los ataques de pánico porque "considera" a éstos similares a las crisis de ansiedad o a las de angustia. Evidentemente pueden hacer desaparecer los síntomas de forma temporal pero nada más. Como puede resolverle temporalmente el problema de un dolor de muelas un analgésico... sólo que al final hay que buscar la causa para erradicarla, normalmente interviniendo sobre la muela. Además los inhibidores de recaptación de la serotonina tienen contraindicaciones, amplias interacciones y potenciales efectos secundarios graves. En suma, el tratamiento psicológico no es eficaz -aunque puede ayudar puntualmente- y el farmacológico sólo es útil de manera temporal. ¿Y cuál es entonces la causa de los ataques de pánico? Honestamente, se ignora. Está sin embargo demostrado que la ingesta de más de 6 o 7 tazas de café al día puede provocarlos en algunas personas. Y la ingesta de Prozac. Y un exceso de iones positivos en el ambiente. Como se sabe que la ingesta de sustancias que refuerzan el correcto funcionamiento cerebral -especialmente la acción de los neurotransmisores- mejora mucho la situación. De ahí que cuando alguien tiene ataques de pánico deba ante todo -a nuestro juicio- hacer tres cosas: primero, comprobar que no está sometido a constantes radiaciones electromagnéticas (torres de alta tensión, centros de transformación, antenas de telefonía, teléfonos móviles, etc.) ; segundo -y esto es importante- que no padece candidiasis; y si la padece, eliminarla. Y tercero, seguir un tratamiento ortomolecular para asegurarse de que a nivel bioquímico y hormonal no padece carencias. Con la ingesta -en las dosis adecuadas que debe señalar un profesional- de sustancias como vitaminas del complejo B (B1, B3, B5, B6, B9 y B12), vitamina C, GABA (ácido gammaaminobutírico) -esta sustancia es importante no tomarla cuando se consuman benzodiacepinas, 5-hidroxitriptófano, minerales (especialmente calcio, magnesio, fósforo y selenio), inositol, ácidos grasos omega 3 y dos aminoácidos: glicina y taurina. También ayuda la ingesta de algunos adaptógenos (plantas especiales) como el Ginseng, la Rhodiola, el Eleuterococo, la Centella Asiática, la Uña de Gato, el Pau de arco y la Maca. Dicho esto debemos añadir que los ataques de pánico pueden también estar ocasionados por cambios atmosféricos bruscos. Especialmente cuando existe sobrecarga sensorial. El cerebro tiene un límite de saturación y si se sobrepasa puede decidir "desconectarse" para reconfigurarse (requiriendo un "reseteo" como sucede a veces con el ordenador). Siendo ese espacio de tiempo lo que se vive como "ataque de pánico" si bien no es más que una pérdida parcial del control normal del cuerpo por el cerebro. Por eso en pocos minutos la situación vuelve por sí misma a la normalidad. "Sobrecarga" que suele tener lugar cuando hay borrascas, aumentos bruscos del ruido, la humedad o la temperatura, descenso o aumento de la velocidad del aire, cambios bruscos de altura, inmersión acuática o cambios de presión en espacios cerrados. De ahí que a veces la solución a buena parte de los ataques de pánico sea tan sencilla que parece increíble: basta colocarse unos tapones de poro abierto en los oídos para limitar el paso de las altas frecuencias y disminuir así la carga cerebral ya que el 80% de ésta se produce por vía auditiva. Para saber si es su caso le invitamos a leer en nuestra web -www.dsalud.com- lo publicado en el número 34 con el título Los increíbles efectos del ruido en la salud.


En primer lugar permitidme saludaros y felicitaros por la revista que compro todos los meses desde hace años. Quiero formularos dos cuestiones: una para mí y otra para mi mujer. Tengo 43 años y me gustaría hacerme un transplante de pelo para cubrir la zona de arriba de la cabeza que tengo con calvas por lo que me gustaría que me indicarais qué médicos o clínicas son las que mejor lo hacen pues se de buena tinta que hay mucho engaño en estas cosas. En cuanto a mi mujer la han diagnosticado un posible mal de menière que desde hace seis años le está complicado mucho la vida. Hemos hecho terapias de todo tipo pero los resultados no han sido muy satisfactorios. Me gustaría que me informarais sobre dónde y cómo se puede tratar este síndrome. Un saludo.

Juanjo
(León)

Hay multitud de centros que hacen trasplantes capilares con éxito por lo que nos va a perdonar pero no vamos a dar nombres. Además comprenderá que no conocemos todos los centros que en España practican las muy distintas terapias de las que hablamos. En cuanto al problema de su mujer podemos decirle que el oído interno se compone básicamente de dos partes: el caracol -que se encarga de la audición- y el laberinto -encargado del equilibrio periférico-. Pues bien en el interior de ambos existe un líquido llamado endolinfa y cuando hay demasiada cantidad de él se produce un aumento de la presión en el oído interno que es lo que provoca el síndrome o conjunto de síntomas que provoca: vértigo -que puede durar unos minutos o unas horas-, sensación de opresión, zumbido de oídos y pérdida de audición. Y, como consecuencia, inestabilidad al andar. Ello se debe al parecer a que el líquido que se va produciendo no se reabsorbe convenientemente. A veces aparece tras un traumatismo y otras a causa de alteraciones en la anatomía del laberinto, a procesos alérgicos o a problemas circulatorios no descartándose posibles infecciones. El especialista debe pues valorar el caso porque no puede generalizarse pero le aconsejamos a su mujer que, tras descartar posibles infecciones, intente lo mismo que al joven al que respondimos en nuestra respuesta anterior: ponerse unos tapones porosos durante algún tiempo, especialmente al ducharse o bañarse. Y si el problema persiste y no se cura plantearse la conveniencia -sólo de ser grave- de una intervención quirúrgica.


Estimado Sr. Campoy: le agradezco mucho la respuesta que dio a mi carta en el nº 78 de la revista que, por cierto, contiene siempre temas muy interesantes. En ella me dice que el colirio creado por Mark Babizhayev -investigador ruso del Instituto Oftalmológico Helmoltz de Moscú- basado en la N-acetil-carnosina (NAC) puede eliminar las cataratas. Y si no he entendido mal el reportaje (aparecido en el nº 69) también puede mejorar el cristalino. Pues bien, yo tengo esclerosis leve del núcleo en el ojo izquierdo por lo que sería sumamente interesante someterme a un tratamiento con él -no sé cuántos meses harían falta- porque tengo la esperanza de que mejoraría mucho mi visión. Así que me he puesto en contacto telefónico con una empresa de Madrid que dice tener este colirio interesándome por el precio y la marca. La marca no me la dijo el señor que se puso al teléfono pero sí el precio: 130 € por un frasquito para un mes, algo prohibitivo para mí porque mi pensión es muy pequeña. Para su información le participo que llevo bastantes meses tomando diariamente 15 mg. de luteína, betacaroteno que -según tengo entendido por lo que he leído bastantes veces en revistas y oído en medios de comunicación- es un protector de los tejidos del ojo. Bueno, pues con desagradable sorpresa he leído estos días en un libro que habla de la alimentación según los grupos sanguíneos lo siguiente: "Estudios recientes han sugerido que el betacaroteno en dosis altas puede actuar como un prooxidante acelerando el daño en los tejidos en lugar de detenerlo". Para más adelante decir: "Las personas del tipo A podrían beneficiarse con pequeñas dosis suplementarias de vitamina A (10.000 UI diarias) si son entradas en años (yo tengo 72) para llegar a contrarrestar los efectos de la edad sobre el sistema inmune". ¿Me podría aclarar esto? Pasando a otro tema quisiera decirle que soy hipertenso y a los cuatro días de estar comiendo cuatro nueces diarias mi tensión había bajado a 130/60 aunque no me atreví a dejar los fármacos. Bueno, pues he tenido ocasión de leer que las nueves ayudan a prevenir el desarrollo de las cataratas cuando ya se han presentado. ¿Es así? Agradeciéndole una vez mas tanto bien como está haciendo Discovery DSALUD me despido con un cordial saludo.

Fernando Benítez Valdivia
San Roque (Cádiz)

Ignoramos si alguna empresa ha empezado a comercializar en España el colirio Can-C del que hablábamos o se trata de una "copia" fraudulenta no testada. Nadie nos ha informado de ello. En cuanto a los efectos dañinos de la vitamina A se lo aclaramos: un exceso de vitamina A sí puede ser potencialmente peligroso. Es verdad. Un exceso de betacaroteno, en cambio, NO. El betacaroteno es pro-vitamina A y el organismo sólo transforma en vitamina A la que necesita. No hay pues peligro de ingerir betacaroteno en demasía. En cuanto a su problema le sugerimos que pruebe con el colirio que se elabora con sangre del propio paciente tras someterla a un proceso de centrifugación, selección y concentración en condiciones de esterilidad para obtener Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF) que, transformado en gel, se instila luego en el ojo. Lo hace el Instituto Oftalmológico VISSUM en Alicante. Lea al respecto en nuestra web -www.dsalud.com- el reportaje titulado Curan úlceras, queratitis y perforaciones corneales graves ¡con un simple colirio! que apareció en el número 71 de la revista. Hablará de ello, por cierto, el doctor Anitúa en nuestro próximo congreso de mayo sobre Medicina de Vanguardia (vea el programa en este mismo número). En cuanto a las nueces no está demostrado que aminoren la velocidad de degeneración de las cataratas.


Queridos amigos de Discovery DSALUD, recibid un cordial saludo. Yo, como muchas personas, busco alternativas al actual sistema depredador de Salud Pública. Vengo sufriendo una bronquitis crónica y deseo al menos un efectivo alivio a este mal ya crónico. Sin más, gracias por vuestra colaboración. Recibid mis más cordiales saludos.

José Ferrer Carbonell
(Valencia)

Hay muchos expertos que pueden ayudarle pero ya que vive en Valencia le sugerimos, como a un anterior lector, que acuda a ver a José Ramón Llorente (96 392 41 66).


Estimado Sr. Campoy: soy asidua lectora y quiero ante todo darles la enhorabuena y las gracias por su labor. Hoy me dirijo a ustedes para contarles mi problema: hace años se me diagnosticó una hernia discal, desviación en vértebras, contractura cervical y un cuadro de ansiedad. Debido a todo ello sufro mareos. Actualmente me estoy tratando con Osteo-Flex. Desde hace meses se me duerme el brazo derecho, tengo fuertes dolores y no puedo dormir ni realizar las tareas domésticas con lo cual fui al traumatólogo, me hicieron unas pruebas, me diagnosticaron pinzamiento del nervio carpiano y me aconsejaron operarme. Mi pregunta es si hay alternativa a pasar por quirófano ya que me aterra. Muchas gracias por atender mi carta. Un saludo y sigan luchando por la gran labor que están realizando.

Cristina Andujar Tomás
(Zaragoza)

Ante todo le sugerimos que pida una segunda opinión. Asegúrese del diagnóstico antes de entrar en quirófano. Y este consejo lo hacemos extensivo a toda persona que deba operarse de cualquier cosa. Le sugerimos que pida consulta con el Dr. Ángel Portela (91 402 61 00). Es -a nuestro juicio- la persona idónea. También puede consultar a algún quiropráctico experto. Pregunte en la Asociación Española de Quiropráctica a quién pueden aconsejarle en su zona llamando al 91 429 38 86.


Estimado Sr. Campoy: después del resultado épico obtenido con La Dieta Definitiva y transcurrido ese tiempo prudencial de adaptación, ¿es posible volver a comer "de todo"? ¿O fue una especie de promesa iniciática en la que no se ha explicado suficientemente ese "todo" y si una trasgresión alimenticia puede entrañar algún riesgo para el logro conseguido? Me gustaría que aclarase el alcance de la definición o si queda para el futuro horizonte gastronómico la presencia de algún tabú. Gracias.

Herminia Lino Ahigal
(Cáceres)

Si usted ya ha adelgazado y cumplido la fase de mantenimiento puede empezar a comer lo que le apetezca. Ahora, no pretenda comer de forma exagerada, practicar como único ejercicio el sillón-ball y no engordar. Eso sólo puede hacerlo y seguir delgado si sigue para siempre las normas de La Dieta Definitiva. No hay nadie que ingiriendo comidas abundantes no engorde si no quema esas calorías, haya hecho antes o no la dieta. Salvo, insisto, en que siga las normas explicadas en el libro. Por otra parte, lo que sí conviene es hacerse un test de intolerancia alimentaria para eliminar de la dieta todo alimento que perjudique al organismo. De hecho así se aconseja -página 135 del libro- a quienes van a seguir La Dieta Definitiva aunque muchos no hagan caso. Una omisión que en gran parte de las ocasiones -no siempre- carece de importancia porque la mayor parte de los alimentos que causan intolerancia se eliminan durante la misma pero que no debe obviarse después cuando uno ya puede ingerir lo que le plazca. En suma, si no se hizo el test antes de seguir la dieta es importante que lo haga al terminarla si no quiere sorpresas desagradables.


Señor Campoy: hace muy poco que he entrado a formar parte de los seguidores de su revista pues no la había visto antes en mi punto de compra habitual. Es una publicación diferente que recoge muchas de las inquietudes que personalmente tengo. Pues bien, escribo esta carta no con el fin de ser publicada -ya que no es esta vez el motivo opinar sobre un tema- sino para saber si puede ponerme en contacto o en conocimiento de persona, laboratorio o terapia alternativa que me permita ir encauzando un problema que en este momento solo tiene una alternativa. Padezco hernia de hiato con el consiguiente reflujo esofágico y me tratan con Omeprazol pero esta medicina es para siempre y, lógicamente, supongo que a través de los años sus efectos secundarios aparecerán si no es que los padezco ya. Además unos médicos dicen que no está suficientemente estudiado y otros que sí pero lo que está claro es que mezclándolo con ciertas cosas produce alteraciones y, claro, ¿cómo sabes tú qué sustancias son esas cuando los médicos son tan amigos de recetar alegremente? En suma, me gustaría saber algo más sobre el Omeprazol y también si existe alguna alternativa a él así como técnicas no quirúrgicas para solucionar la hernia de hiato También me gustaría saber cómo puedo contactar en Valencia con algún experto en medir las radiaciones electromagnéticas que pudiera haber en mi vivienda. Me he dado cuenta asimismo de cuántas cosas pueden saberse con un simple análisis de sangre y lo difícil que es en cambio que un médico te haga un volante solicitándolo a título preventivo. ¿Existe en Valencia algún laboratorio o profesional de la medicina que lo haga? Mi pregunta la hago extensible a los chequeos médicos pues ya sabemos en qué consisten los que se hacen a la mayoría de la población: auscultación, cuatro tonterías aquí o allí y luego te enteras de los chequeos completos que se hacen cualquiera de los personajes famosos en una clínica privada y te entra la risa. También me gustaría contactar con algún especialista en patologías causadas por estrés y cómo tratarlo cuando ya ha empezado a hacer huella como es mi caso. Dándoles las gracias por anticipado se despide una nueva amiga.

S. G. D.
(Valencia)

Como verá hemos resumido su carta dada la extensión. Y la publicamos firmando con sus siglas y obviando su nombre porque aunque no pretendiera su publicación debe usted entender -como el resto de los lectores- que esto es una revista, no una consulta médica que atienda casos particulares. Las cartas se dirigen al Director y nosotros las publicamos en la medida en que la información pueda ser útil también a otros lectores ya que de lo contrario carecería de sentido. A fin de cuentas un medio de comunicación no es un confesionario ni la consulta privada de un médico, un psicólogo, un psiquiatra o un psicoterapeuta. Si alguien no desea pues que aparezca su nombre se respeta su deseo y se ponen las siglas no publicando los apellidos pero si lo que pretende es que se le responda en privado o simplemente desea desahogarse equivoca el destinatario. Y perdónenos que aprovechemos su carta para hacer esta aclaración pero ya hemos tenido varios malentendidos al respecto. Dicho esto debemos decirle que las interacciones, contraindicaciones y efectos negativos del Omeprazol son numerosos y los tiene usted en el propio prospecto. Basta leerlos. En cuanto a su problema principal le diremos que se llama hernia de hiato a la situación que se produce cuando parte del estómago se introduce en el esófago a través del hiato o agujero que los comunica produciendo dolor y ardores de pecho y garganta cuando a la vez -no ocurre siempre- hay "reflujo esofágico", es decir, cuando también pasan o fluyen hacia el esófago los ácidos del estómago irritando sus paredes. Problema que se agrava tras comidas copiosas, al estar acostado o agachado o cuando aumenta la presión abdominal. Se infiere que ello se produce cuando los músculos de la válvula encargada de impedir que la comida y bebida que baja desde el esófago hasta el estómago falla y se postula que se produce porque los mismos están debilitados aunque las causas más frecuentes del aumento de presión abdominal sean toses violentas o vómitos repetidos durante periodos largos de tiempo, esfuerzos intensos, sobrepeso y obesidad (también ocurre durante el embarazo). En nuestra opinión -hemos hablado con algunos de nuestros asesores- deber usted reforzar los músculos alimentándolos adecuadamente. Un tratamiento ortomolecular y una dieta abundante en frutas, verduras y proteínas es básica. También debe hacerse un test para eliminar de su dieta todo alimento al que sea intolerante. Pregunte para ello a qué médico puede usted acudir cerca de donde vive en el laboratorio del Dr. Calderón (964 22 02 16). En cuanto a la medición de radiaciones electromagnéticas llame a la Asociación de Estudios Geobiológicos (GEA) al 91 850 50 82 (su web es www.gea-es.org). En lo que se refiere a los chequeos médicos le sugerimos que se plantee acudir a Insaodyt (91 435 16 05) o a cualquier médico que tenga algunos de los modernos aparatos de biorresonancia y biofeedback (en la revista aparecen anuncios de forma habitual de algunos de ellos: Mora, Quantum, Quantec...) Precisamente de sus enormes posibilidades terapéuticas -tratamiento del estrés incluido- se hablará extensamente en el próximo congreso que organizamos y sobre el que tiene amplia información en este mismo número de la revista.


Estimado Sr. Campoy: leí en el nº 80 el caso de Estefanía Ruiz de Esparraguera (Barcelona) y bueno, a mí me curre algo similar. Tengo náuseas desde mayo del 2005 aunque no llego a vomitar (gracias a Dios). Todo empezó con un dolor muy fuerte de tripa. Era como si tuviese un ladrillo. Al principio no le di mucha importancia pues pensé que serían gases y pasé unos 4 o 5 días así y sin tener ganas de comer ya que apenas me entraba la comida. Yo lo achacaba todo a la ansiedad (búsqueda de empleo) y al exceso de antiinflamatorios que estaba tomando (en estos momentos ya no los tomo). Me refiero en concreto a Espidifen (600 mg) y lo tomaba por los dolores de cabeza y de cervicales (al ponerme tensa). Respecto a la comida en la actualidad no tengo ningún problema. Ahora tengo trabajo y estoy bien -me refiero a los dolores de cervicales y de cabeza- pero las náuseas son diarias (varias veces al día). Fui al médico de cabecera y me hicieron varios análisis de sangre muy completos para ver si tenía algún problema en el sistema digestivo, hígado, páncreas, etc. También me hicieron una ecografía abdominal (coledoco ligeramente aumentado de calibre) y finalmente un escáner en el que todo era normal. El caso es que tras pasar por todas esas pruebas al final la médico de cabecera va y me dice que "todo son nervios" quedándose tan ancha. Por favor, agradecería cualquier tipo de ayuda, algo a lo que agarrarme. En espera de su respuesta les saluda,

Agurtzane Buenetxea Muerza
Zarautz (Guipúzcoa)

Mire usted, el principal componente del Espidifen es ibuprofeno, un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que inhibe la acción de las enzimas COX-1 y COX-2. Y que además de estar contraindicado en pacientes con úlcera péptica activa o con enfermedad gastrointestinal (¿no le dolía a usted la tripa cuando se lo recetaron?) interacciona negativamente con otros analgésicos, antihipertensivos, diuréticos, glucósidos cardiacos, el litio, el metotrexato, la ciclosporina, la mifepristona, los corticosteroides, los anticoagulantes y las quinolonas. Casi nada. Pudiendo producir su ingesta reacciones adversas gastrointestinales, cardiovasculares, renales, neurológicas, hematológicas, dermatológicas e hipersensibilidad. Hay pacientes a los que el ibuprofeno les ha producido reacción alérgica inespecífica y anafilaxia, reactividad del tracto respiratorio -comprendiendo asma, agravación del asma, broncospasmo o disnea-, alteraciones cutáneas variadas -incluyendo rash de varios tipos, prurito, urticaria, púrpura, angioedema y dermatosis bullosas (incluso necrólisis epidérmica y eritema multiforme)-. Pero las reacciones adversas que se presentan con más frecuencia son la aparición de náuseas, vómitos, diarrea, dispepsia, dolor abdominal, melenas, hematemesis, estomatitis ulcerosa y hemorragia digestiva. Así como -aunque con menor frecuencia- gastritis, úlcera duodenal, úlcera gástrica y perforación. No, no son nervios. Es lo que le puede pasar a cualquiera que toma fármacos creyendo que son inocuos. Precisamente dedicamos un extenso reportaje hace sólo dos meses -en el nº 80- al peligro de los antiinflamatorios COX-2. Le sugerimos pues que haga una dieta depurativa durante una semana a rajatabla e intente desintoxicar su organismo. Y que sea más cuidadosa al tomar fármacos. Aunque se lo recete un médico. Porque hay alternativas menos peligrosas.


 

NÚMERO 81. MARZO 2006.

Estimados amigos de: como seguidor y admirador no sólo de vuestra maravillosa revista sino de la gran labor social que realizáis me permito haceros una propuesta que ayudaría a los muchos lectores que no somos profesionales de la salud y no podemos contar a menudo con el consejo o la indicación de un profesional de la medicina natural. ¿Por que no publicáis una especie de lista con los mejores productos naturales -complejos, compuestos, vitaminas, etc.- que a vuestro juicio existen hoy en el mercado para las dolencias más importantes dando incluso los nombres comerciales? Seguro que la gran mayoría de los lectores se ven tan abrumados como yo a la hora de comprar o elegir tal o cual producto ante la inmensa gama existente. Si fuera posible orientando sobre sus posibles contraindicaciones, para qué están recomendados, etc. Pienso que sería un reto muy importante y que a vosotros no os pesará elaborar ese compendio ya que los lectores sabemos que vuestro único objetivo es mantenernos informados y al tanto de la verdad en medicina y que lo contado nos puede ser útil en la vida diaria. Espero que sea posible.

Daniel García Sánchez
(Huelva)

Para hacer eso y ser honestos deberíamos contar con una infraestructura y personal con el que no contamos... además de ser una idea discutible. Porque su propuesta implica aceptar que cada "enfermedad" tiene una causa y no es así. No existen enfermedades sino enfermos. Hay que valorar los casos individualmente. Lo de relacionar fármacos con el tratamiento de "enfermedades" concretas es una idea transmitida por las multinacionales farmacéuticas que los médicos y la gente en general ha terminado aceptando como algo de sentido común cuando no lo es. Claro que los medicamentos no se desarrollan para curar sino para paliar síntomas y asegurar el negocio. Lo hemos explicado y denunciado muchas veces. Mire, según los médicos la inmensa mayoría de las llamadas "enfermedades" son de "etiología idiopática". Que en palabras llanas quiere decir de "origen o causa desconocida". Y es imposible ayudar a alguien a curarse cuando se ignora el problema que le ha llevado a enfermar. Y como quiera que las causas del mal-estar suelen ser casi siempre distintas afrontar el tratamiento de un enfermo exige conocer lo que le ha llevado a ese estado. Mientras algo tan simple no se entienda los médicos no podrán ayudar eficazmente a sus pacientes.


Saludos. siempre que tengo ocasión leo vuestra revista porque a nivel nacional es la única que me parece seria en el tema de las terapias naturales, muy actualizada e informativa. El motivo de mi e-mail es que los médicos sospechan que mi madre puede tener endometriosis. Según pude leer en Medline tiene los síntomas. El ginecólogo ha determinado que necesita hacerle una laparoscopia -introduciéndola por el ombligo- para ver hasta dónde llega el daño y si es necesario, sobre la marcha, operarla. Pero leyendo en Medline empecé acongojarme ya que las estrategias usadas parecen inútiles y dolorosas. Al parecer lo que le espera a mi madre es:
-Meterse en un quirófano para que le hagan una laparoscopia con anestesia general -algo bastante doloroso y peligroso para ser solo un diagnóstico- y si ven algo anormal o grave operar sobre la marcha. Que supongo que será lo que denominan operación conservadora -estaría guapo que le quitasen ya los ovarios con una histerectomía...- que parece ser que no es una panacea. Lo que realmente me preocupa es la carta libre que tienen para, según los casos, ¡extirpar nervios!
-Si ven algo anormal -más leve- le pueden dar fármacos que produzcan un pseudoembarazo o una pseudomenopausia, justo lo necesario para que le aparezca osteoporosis, sudores, etc.
-¿Y si no ven nada? Pues habrá sufrido un quirófano, prueba de laparoscopia y anestesia general... ¿Hay derecho? Es mi madre. Y estoy seguro de que tiene que haber un tratamiento natural a esto sin necesidad de pasar por el quirófano. Ni siquiera para diagnosticarlo. Me gustaría que me ayudaran pues no dispongo de mucho tiempo ya que se hizo las pruebas de la anestesia y probablemente en 15 a 60 días le hagan la prueba. Mi madre tiene 48 años, lleva años sufriendo sofocos y otros síntomas de perimenopausia, dolores de espalda y está operada de una hernia. Apenas duerme de noche y necesita tomar analgésicos a diario para soportar el dolor. La llevé a 2 clínicas naturales que sólo tuvieron efectos parciales en la salud y muy grandes en la economía y en la moral. Está bastante desesperada, desengañada con todo y sólo pide que le quiten los dolores y no el dinero. Yo soy entrenador personal, conozco bastante de estos temas y se que me van a decir que necesitan ver a la paciente, etc. Soy de Asturias, no somos ricos y no tenemos mucho tiempo. Necesito darle a mi madre algo para tomar ¡ya! que le haga mejorar algo de forma que cuando llegue el momento de la operación pueda convencerla de que no se someta a ella. Pensé en algo así pero necesito ayuda: un multivitamínico-mineral-antioxidante de alta potencia, silimarina -con tantos fármacos fijo que el hígado está tocado-, probióticos, suero de leche, aceite de lino, altas dosis de aceite de pescado destilado molecularmente, una dieta sana rica en frutas, verduras, carnes magras, pescados, frutos secos y aceites vírgenes, ejercicio físico -hace Tai-Chi, natación y caminar aunque yo le añadiría algo de pesas suaves-... ¿Qué más podría darle? ¿Homeopatía? ¿Plantas? Espero su ayuda. Realmente la necesito. Muchas gracias por todo y seguid así porque estáis ayudando a mucha gente. Por favor, ayudadme. Un saludo

Pablo Suárez

Efectivamente lo primero que hay que hacer es desintoxicar el organismo, eliminar los bloqueos físicos y energéticos, alimentar al cuerpo correctamente, armonizarlo y elevar sus defensas naturales. Lo explicamos ya un artículo que apareció en el número 66 de la revista. Entre en la sección de Reportajes de nuestra web: www.dsalud.com. Dicho esto es evidente que las soluciones que usted ha propuesto son correctas. Lo que además puede hacer lo encontrará en el texto mencionado.


Sr. Director: soy adicta a su revista por toda la información que nos aporta. Es un placer cada número nuevo que llega. Me gustaría que publicasen mi carta para que, tanto por parte de su revista como de algún lector que haya pasado por lo que voy a exponer, fueran tan amables de ayudarnos. Tengo una hija de 43 años que desde hace 10 viene padeciendo de mucho frío en general. El caso es que cada vez va a más. Ningún médico le soluciona el problema. Ha estado y está con homeópatas, kinesiología y terapia sacro-craneal además de la medicina tradicional y seguimos sin solucionar su problema. Algunos le dicen "¡Esto no se puede dejar!" pero no acaban de mandarle al facultativo idóneo. El frío es tan glacial que por respeto a ella no digo cómo duerme ni con la ropa que anda normalmente. Esto le está causando muchos problemas así que, por favor, le agradecería me informasen si está en sus posibles el profesional idóneo para este caso. Mil gracias por tomar en consideración mi carta. Atentamente,

Araceli Landeta
Tres Cantos (Madrid)

Como siempre, hay que averiguar la causa. Todo parece apuntar a una infección renal adquirida hace años o a un desequilibrio bioenergético pero no puede asegurarse. Le sugerimos que acuda a la consulta del Dr. Santiago de la Rosa (91 431 35 16) o a la del Dr. Enrique de Juan (91 548 77 14).


Hola, amigos. Os escribo porque tengo una duda y me gustaría que me ayudarais. Hace poco escribisteis sobre ionizadores y me interesé por el que vende Mass Ibérica así que tras informarme les pregunté por las partes por millón de ozono que el aparato expulsa a fin de asegurarme de que no sobrepasa el 0,1 de ozono. Los responsables me respondieron que no disponían de esa cifra pero me aseguraron que ni produce demasiado ozono ni es perjudicial para la salud porque si así fuera se notaría enseguida ya que daría dolor de cabeza y se notaría el olor a ozono en el ambiente. ¿Es así? Estoy muy interesado en comprar un ionizador y éste es asequible. Espero vuestra respuesta.

Rocío Romero Romero
(Huelva)

Ese aparato carece de efectos secundarios. Puedes adquirirlo sin problema.


Sr. Director: he leído su contestación a Mª Carmen Ruiz sobre la enfermedad de la ELA y quisiera aportar algunas reflexiones. Soy acupuntor y lógicamente mi visión está de acuerdo con los postulados de la Medicina Tradicional China. Esto no quita que admita todo lo bueno que la medicina moderna nos aporta pero como usted bien dice en el tema de la ELA aporta muy poco. El famoso Rilutek, único fármaco que está aconsejado, apenas incide en el transcurso de la enfermedad ofreciendo apenas unos meses más de vida. Lamentablemente tampoco con la medicina china el pronóstico es muy halagüeño. Una vez las motoneuronas han empezado a destruirse parece que es muy difícil que la enfermedad vuelva hacia atrás. Lógicamente empezar el tratamiento cuanto antes mejora el pronóstico fatal. Para la medicina china el tratamiento es holístico donde el individuo, su forma de ser y encarar su enfermedad es única y único tiene que ser su tratamiento. Además la respuesta que el organismo es capaz de dar ante una enfermedad es crucial para la curación y no hay que olvidar en ese sentido que el Shen -la conciencia, el estado de ánimo- se altera cada vez más a medida que avanza la enfermedad. Por eso la terapia debe tender en gran medida a tranquilizar al enfermo. Por otra parte además de tratar la enfermedad según el síndrome de cada momento habrá que potenciar el sistema energético general y dotar de todas las armas posibles al organismo para que éste reaccione. Añadiré, ya que no lo mencionan en su respuesta e infiero que no lo deben conocer, que en China el doctor Huang Hongyun -del Sisan Workers Sanatorium de Pekín- está teniendo resultados espectaculares. Su método consiste en utilizar células-madre de fetos que, después de ser cultivadas en laboratorio, son introducidas en el cerebro del paciente en las zonas atrofiadas regenerándolas. Parece que el método funciona si el organismo no está muy deteriorado. El problema es que auque este médico trabaja en la lejana China el precio es disparatado, especialmente si los comparamos con los costes a los que nos tienen acostumbrados en los hospitales privados de España. Doy mi correo electrónico ofreciéndome a enviar gratuitamente a todo aquel que me lo solicite un pequeño trabajo que realicé sobre esta enfermedad y que da una visión general sobre ella y su tratamiento. Un saludo.

Fernando Ruiz González

Conocemos el método y lo estamos investigando. De hecho se hace ya en varios países de forma discreta. Nosotros hemos decidido centrar la investigación en el trabajo de un médico ucraniano que trabaja en Kiev con apoyo oficial. Nos referimos al Dr. Alexander Smikodub. Cuando el artículo esté listo lo publicaremos. Por supuesto, agradecemos sinceramente su aportación.


Estimado Sr. Director: tengo tres consultas diferentes así que intentaré sintetizarlas aunque a veces matizar es imprescindible.
1ª) Adquirí el libro La Dieta Definitiva, bajé peso y me sentí con energía pero a los 4 meses la rompí por falta de tiempo. Y a excepción de la piel -la veía un poco flácida- por lo demás estaba contentísima. Pesaba 86 kilos aproximadamente y me quedé en 73. Pienso volver a hacerla aunque me preocupa el estado de la piel, como ajada un poco, pero entiendo que hay que llevarla a término hasta conseguir lo deseado porque al mismo tiempo tiene uno un proceso de mentalización diferente a medida que las emociones mejoran al verse una mejor y más guapa. Ahora he vuelto a coger unos 4 kilos comiendo de todo pero veo que no recupero como antes y eso que tengo un metabolismo lento, tiroides hacia hipo... y fibromialgia acompañados de 4 hernias discales. La D-9 toca la médula con un hemangioma somático, cifosis y espondiliartrosis y con un hombro que me quieren operar (tendinitis con calcificación y desgaste). A todo esto paso a explicarle la 2ª consulta.
2ª) Con todo esto que acaba de ver puede imaginarse la cantidad de cosas que siento a nivel de dolor y malestar. Tengo 42 años, muchas ganas de vivir y soy la hermana de la alegría, con cara de niña y aspecto alegre. Los médicos, a excepción del que me trata muy personalmente, no se creen que yo esté así. El neurocirujano me diagnosticó silla de ruedas hace 3 años si seguía subiendo escaleras y trabajando tanto pero no tengo carrera ni profesión específica para poder hacer un trabajo que no requiera esfuerzos físicos, me deje tiempo para cuidarme y así mi enfermedad no avance tan deprisa. Paso más de 12 horas diarias en distintos trabajos para llegar a fin de mes. Tengo certificada una minusvalía del 42%. Le pido al Gobierno que me ayude ya que yo no puedo trabajar tantas horas como los demás porque las necesito para cuidarme y así al mismo tiempo aún puedo trabajar y sentirme útil a la sociedad, creando por ello en el presente y a la larga menos gasto a la Seguridad Social. Pero todo está tan politizado y tan mal estructurado que una persona no es igual en Madrid que en Galicia. Tengo un conocido en la capital que por una hernia discal cobra 80.000 pesetas y está cargando sacos de cemento. Yo, para subir unas bolsas de la compra, necesito ayuda. Muchas veces, cuando voy al trabajo siguiente, ya no puedo con el alma de mis dolores y malestares. De hecho, y aunque soy muy positiva y río lo que puedo, mi diagnóstico ha empeorado y ahora tengo problemas con la mandíbula para hablar y con la lengua, aparte de todos los demás. He solicitado en mi tierra una invalidez y me la han denegado.
3ª) Soy una luchadora innata por mí y por los demás, y el hecho de que esté de pie y con esta cara de alegría es por eso, por mis ganas de vivir. Busco todo lo que me pueda ayudar a estar un poco mejor. Tomo buenos nutrientes, duermo en fotón y hago alguna terapia cuando puedo. Y del photon quiero hablarle. En mi tierra fui una de las primeras en usarlo y mi estado mejoró en aquellos tiempos (hace 14 años). De no dormir al acostarme a poder hacerlo, de tener dolor de piernas y circulación a estar bien, sin dolor. Pero mi base de descanso tenía el infrarrojo y los magnetos. Resulta que la base me resultaba dura y quería cambiarla por lo que a la misma persona que me vendiera el otro se lo compré aunque venía sin los imanes. Ella me decía que con el fotón era suficiente. Yo la creí a medias porque notaba menos energía y algo me faltaba. Las leyes del universo son puras y, como tales, respondieron a mis dudas generales. La base no correspondía a la misma empresa que me había vendido el otro. Aparte de la salud, me sentí engañada. El Photón es buenísimo pero le faltan los magnetos que tiene el primer colchón que tuve, que era de la Nikken y que parece ser que a esta empresa la avalan estudios de la Universidad... Mi pregunta es: ¿qué es lo mejor para el ser humano? ¿Fotón y magnetos? Yo estaba mejor. ¿Tienen los imanes que estar colocados con el polo negativo hacia la piel del ser humano? Tengo entendido que estos eran dos socios de la misma empresa. Sr. Campoy, ¿podía aclarármelo? El fotón lleva aluminio y este componente es cancerígeno según informes. ¿Qué hay de verdad en todo esto? ¿Es bueno estar durmiendo a diario encima de los imanes o el fotón? Ya sé, Sr. Campoy, que usted es sincero pero aquí voy a solicitar también su franqueza. Atentamente,

Pilar López
(Lugo)

No terminamos de entender cuál es la primera pregunta que plantea pero aprovechamos para decirla que la mejor manera de mejorar el estado músculo-esquelétíco de su cuerpo es seguir La Dieta Definitiva hasta que adelgace... definitivamente. Sin olvidar que al suprimir los hidratos de carbono y los lácteos -como en ella se sugiere- mejorará de otras dolencias. En cuanto a la negativa a darla la invalidez total debe acudir a un abogado o al servicio de asesoría jurídica de algún sindicato. Ellos sabrán orientarla. Finalmente, en cuanto a sus dudas sobre el photon le sugerimos que lea en la sección de Reportajes de nuestra web -www.dsalud.com- el artículo que con el título "Colchones, edredones y almohadas... para aislarnos de las radiaciones y conciliar el sueño" publicamos en el número 62 de la revista. Leyéndolo verá que los imanes no son imprescindibles.


 

NÚMERO 80. FEBRERO 2006.

Sr. Director: soy lectora de su revista desde hace unos meses y debo decirle que sus artículos son muy interesantes. El motivo de mi correo es encontrar alguna salida para mi hermano. Parece ser que tiene una Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Tiene 58 años, una disartria cada vez mayor y alguna dificultad para unir el índice y pulgar de la mano izquierda. Comenzaron a estudiarle en junio del 2005. En el Electromiograma (EMG) apareció que tenía algunas fasciculaciones y no había denervaciones. Pero en diciembre ya había. Ya sé que según la medicina alopática no tiene tratamiento. Le mandan Rilutek que no está claro que sirva. Tal vez ustedes podrían ayudarme indicándome a quién o a dónde dirigirme. En caso contrario también agradecería su respuesta. Un afectuoso saludo y gracias.

Mª Carmen Ruiz

No hay tratamiento para la Esclerosis Lateral Amiotrófica porque -como ocurre en la mayoría de las llamadas enfermedades- se ignora qué lo provoca. La fasciculación muscular no es sino el resultado de pequeñas contracciones musculares locales o la crispación incontrolable de un solo grupo muscular servido por una fibra nerviosa motora única o filamento. Algunas son comunes y normales mientras otras indican un trastorno neurológico. Las primeras son a menudo causadas por el estrés y la ansiedad. El resto puede deberse a varias causas, entre ellas una deficiencia nutricional, la sobredosis de drogas y los efectos secundarios de algunos medicamentos como los diuréticos, los corticosteroides y los estrógenos. Se dice que el Rilutek -cuyo principio activo es el riluzol- hace avanzar más lentamente el deterioro del organismo pero muchos científicos lo discuten. Es más, se sabe que no es efectivo en los estadios finales de la enfermedad y que no ejerce efecto terapéutico alguno ni en la función motora, ni el la función pulmonar, ni en las fasciculaciones, ni en la fuerza muscular, ni mejora los síntomas motores. Y su seguridad y eficacia sólo se ha estudiado en pacientes con ELA. Asimismo se desconocen todos los efectos negativos que puede provocar. Se receta porque no hay otro tratamiento. Tomarlo es pues casi una cuestión de fe o de desesperación. Por otra parte, debemos decirle que no conocemos a ningún médico ni profesional de la salud alternativo que la trate con buenos resultados. Al parecer el problema de la ELA estriba en que la información no llega desde el cerebro hasta los músculos. Por tanto, a pesar de lo dicho, tras consultar a varios miembros de nuestro Consejo Asesor vamos a permitirnos dar a su hermano algunas sugerencias. Por supuesto, es libre de seguirlas o no:
1) Descarte que esté constantemente sometido en casa o en el hogar a radiaciones electromagnéticas, sean artificiales o telúricas.
2) Descarte que esté intoxicado por metales pesados. Y si fuera así que se someta a una quelación intravenosa con EDTA además de desintoxicar el hígado y los riñones (ya hemos explicado en la revista cómo hacer ambas cosas).
3) Descarte que sea alérgico o intolerante -no es lo mismo- a algún alimento. Y se detecta que es así suprímalos de inmediato. En todo caso elimine ya de su dieta el azúcar, todos los cereales, los hidratos de carbono refinado, la leche y los productos lácteos, el café, el alcohol y el tabaco. Y, por supuesto, no consuma droga alguna (fármacos inútiles incluidos).
4) Compruebe si padece algún bloqueo energético. Acuda primero a un especialista en Medicina Tradicional China que domine la Acupuntura y paralelamente a un experto en Terapia Neural. Luego hágase un chequeo a fondo con un aparato de biorresonancia: el Quantum, el Quantec, el Mora... (lea lo publicado sobre ellos).
5) Acuda a un experto en Medicina Ortomolecular. Debe asegurarse de que no padece deficiencia de nutrientes imprescindibles. El consumo de melatonina, triptófano, Ginko Biloba, Coenzima Q-10, Equinácea y Panax Ginseg será sin duda útil, entre otras sustancias.
6) Plantéese seriamente la ingesta de Bio-Bac y de Coral-Care.
7) Sométase a una terapia sofrónica y que le guíen para hacerse una autoscopia. El profesional le dirá si además puede resolver o mejorar el posible problema mediante algunas sesiones de tratamiento. Y que su hermano no deje pasar el tiempo. Corre en su contra si no hace nada.


Estimado Sr. Campoy: hace ya tiempo le mandé una carta contando mi experiencia con la fibromialgia. En verdad es la historia de mi hija Marta, de ahora 15 años. Fue diagnosticada a los 12 de fibromialgia juvenil severa y tratada con los medicamentos adecuados -según esos mismos médicos- para su enfermedad. Pero la única solución a la fibromialgia la encontramos en la propia alimentación, es decir, en desintoxicar su organismo y así poco a poco ir recuperándose. En estos momentos mi hija está muy bien, la enfermedad está controlada y no tiene dolor ni cansancio. Pues bien, en estos últimos dos meses he podido leer los reportajes dedicados al doctor Seignalet y constatar que dice lo mismo que nosotros hemos hecho: depurar el cuerpo eliminando ciertos alimentos (trigo, lácteos, azúcar y maíz). Todo esto nosotros lo hemos hecho gracias al libro de la doctora Olga Cuevas Fernández y su obra El equilibrio a través de la alimentación. Ese libro nos enseñó por qué nuestra hija tenía fibromialgia -pudiera haber sido cualquier enfermedad autoinmune- y cómo se podía controlar la enfermedad. Es lo mismo que dice este doctor. Nosotros hemos escrito un libro titulado Manual de Fibromialgia en Carena Editors explicando nuestra experiencia de tres años aplicando tanto en nuestra hija como en numerosos casos esta forma de alimentarse de forma sana. Porque simplemente llevando una alimentación sana y eliminando ciertos alimentos nuestro cuerpo se puede recuperar. Tengo claro que no somos ni famosos ni periodistas pero sí que puedo afirmar que nuestra experiencia vale tanto como la de cualquier periodista famoso. Todo lo que hemos estudiado de la enfermedad lo hemos remitido a la Generalitat valenciana para que sean ellos mismos los que valoren el estudio y empiecen a probar en los hospitales y consultas. Sé que es muy difícil y que intentarán taparlo como sea pero más de 5.000 personas han comprado el libro, muchas de ellas se han puesto en contacto conmigo y en su gran mayoría van encontrando mejoría, al igual que nuestra hija. Marta tardó casi un año en encontrarse del todo recuperada y hoy sigue muy bien. Se que no será posible hablar con usted pero es un tema tan importante que creo valdría la pena poder darlo a conocer en su revista. A las personas que hablan conmigo les recomiendo que la lean porque rompe con los tópicos y las creencias. Se que no recibiré su llamada pero el leer todo lo publicado -sobre todo en la ultima revista, numero 79- tengo claro que debo seguir ayudando y enseñando a las personas afectadas de esta terrible enfermedad.

Maribel Ortells y Vicente Estupiña
Borriol (Castellón)

Ya lo decía Hipócrates: ¡Que tu alimento sea tu medicina". Y lo venimos explicando desde hace años. En la revista hemos dedicado varios artículos a la fibromialgia. Pueden consultarse en la sección de Reportajes de nuestra web -www.dsalud.com- en los números 34, 35, 61 y 66. Sin olvidar los tratamientos propuestos por la Medicina Sistémica ni lo postulado por el Dr. Jean Lagarde. Si observa usted la respuesta dada en nuestra anterior carta verá que empezamos sugiriendo a la persona que sufre ELA que elimine diversos alimentos para empezar, vea si es alérgico o intolerante a otros y proceda a desintoxicar su organismo. Sencillamente, es básico. Es más, la propuesta recogida en el libro La Dieta Definitiva -que lleva varios años en la calle- marcó ya esa misma línea. De hecho, Lagarde recoge en su obra una propuesta prácticamente similar. Por eso La Dieta Definitiva no es sólo un método para adelgazar sino de recuperar integralmente la salud. Muchas dolencias -pero muchas- desaparecen sin más tras seguirla unos meses.


Estimados Sres: soy lectora de su revista y a riesgo de ser muy pesada -ya les he hecho otras consultas- como no sé a quien recurrir quisiera preguntarles si pueden ofrecerme su opinión sobre el medicamento Prozac. Soy enferma de fibromialgia y sufro de muchos dolores. Un reumatólogo me acaba de recetar una pastilla de Prozac 20 por la mañana y media de Paxtibi 25 y dos Neubrofren por la noche. Tengo miedo de tomarme todo eso por los efectos secundarios que puede acarrear los cuales, por cierto, olvidé preguntar al reumatólogo (ya que me quedé bloqueada ante tanta pastilla). Él dice que debo tomarlo para que pueda dormir. Me gustaría saber si conocen algún doctor en Medicina Ortomolecular u otra especialidad en Madrid o Cuenca que me pudiera tratar. Y si es posible que pueda sobrellevar mi vida diaria y mis dolores sin tomar tanta pastilla. ¿Es posible que sufra efectos secundarios importantes si tomo esa medicación? Mi estómago no es muy bueno y tengo dispepsia. Muchísimas gracias y disculpen las molestias.

Nuria
(Cuenca)

Si tiene usted fibromialgia -como parece deducirse de su carta- es válida la respuesta que dimos en la anterior contestación a la suya. Por supuesto, nosotros no tomaríamos ninguno de esos fármacos en su situación. Le sugerimos, para empezar, que cambie de reumatólogo, Luego siga una dieta adecuada y póngase a tratamiento ortomolecular. Consulte a D. José Ramón Llorente -presidente de la Asociación Española de Nutrición Ortomolecular- en el 96 392 41 66.


Apreciados amigos: soy asidua seguidora de vuestra revista desde hace varios meses, primero en formato virtual y ahora en formato impreso. Hace varios años que mi compañero Joan y yo hemos optado por la medicina alternativa dado el poco caso que hacen la mayoría de los médicos alopáticos a lo que les contamos los pacientes (santa paciencia es la que se requiere para ir a un médico de la Seguridad Social, sí... muy acertado el calificativo de "paciente"...) y el escaso -por no decir nulo- resultado obtenido en el tratamiento de problemas digestivos diversos, dolores músculo-esqueléticos y alteraciones dermatológicas (esa es nuestra experiencia directa si bien sabemos que en otros problemas el resultado es el mismo, o sea, cero; o peor todavía ya que casi todos los medicamentos "tapan" síntomas pero provocan otras alteraciones). Por tanto encontramos en vuestra publicación una fuente de información inestimable. Por ejemplo, a raíz del artículo del doctor Josep Mª Cardesín acudí a su consulta y estoy realizando el tratamiento de limpieza de hígado y riñones para superar un problema digestivo crónico que arrastro desde hace varios años a causa del mercurio que llevaba en los empastes de la boca. Desde aquí le mando un cariñoso saludo al doctor Cardesín y mi gratitud. Dicho esto os quería pedir varias cosas. Lo primero es que hicierais un reportaje sobre el peligro de las amalgamas dentales. A raíz de mi problema con ellas he buscado constantemente información y la verdad es que he encontrado cosas que ponen los pelos de punta: candidiasis crónica -con todo lo que conlleva (mi problema)-, riesgo de padecer Alzheimer, fibromialgia y un largo etcétera de peligrosas dolencias derivadas de llevar un veneno directamente en la boca las 24 horas del día. Gracias a la doctora Brigitte Bache, homeópata de Barcelona que me diagnosticó el problema, después de casi 18 años de llevar amalgamas hoy estoy libre de mercurio pero he pasado un calvario y la recuperación total todavía no la he conseguido después de más de 4 años. Espero que mi dieta y el buen hacer de los diversos terapeutas alternativos a los que he acudido puedan