REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     EDITORIALES
NÚMERO 181 / ABRIL / 2015

TOMA DE CONCIENCIA


¿Que la leche y sus derivados son cancerígenos? Entendemos que muchos de nuestros lectores estarán estupefactos -si no francamente enfadados- ante tal afirmación pero quien así lo asevera es un prestigioso médico estadounidense autor de más de 350 artículos científicos y varios libros, el doctor T. Colin Campbell, profesor de la neoyorquina Universidad de Cornell que ha sido asesor científico del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer y ha participado activamente en numerosos organismos internacionales. No se trata pues de un médico o investigador más y su afirmación no puede por tanto despreciarse o ignorarse. Es un asunto de capital importancia que exige pronunciarse a nuestras autoridades y médicos siendo inaceptable cualquier inacción; es más, deberían reaccionar de inmediato las organizaciones de consumidores. Lamentablemente dudamos que alguien haga otra cosa que descalificarle e intentar que no se hable del tema. Lo mismo que está pasando con el vergonzoso asunto de la hepatitis C. El pasado mes nos hicimos eco de que todos los miembros del comité de expertos creado por el Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, para desarrollar el llamado Plan Estratégico Nacional contra la Hepatitis C están "contaminados" según denunció públicamente la Federación de Asociaciones de Defensa de la Sanidad Pública y no ha pasado nada. Todos siguen en sus puestos aun cuando trabajan o han trabajado para la industria y no está garantizada su independencia. Y es que el Gobierno español ha optado por ceder al chantaje de las multinacionales farmacéuticas que con el apoyo de los grandes medios de comunicación y algunas "sociedades científicas" han impuesto la compra por el estado de unos fármacos para la hepatitis C que se suponen muy eficaces cuando en realidad eso está por demostrar en una operación que muchos expertos describen como una sutil forma de saquear legalmente las arcas públicas con la ingenua aquiescencia de una la sociedad a la que se ha hecho creer gratuitamente que es la única manera de salvar la vida de los infectados. La verdad sin embargo es hay métodos de eficacia contrastada infinitamente más económicos que podrían utilizarse pero no se tienen en cuenta porque no suponen negocio para quienes viven de la especulación sanitaria. Y de ellos hablamos en este número de la revista. Como hablamos de la importancia que tiene a la hora de afrontar el cáncer -y cualquier otra patología grave- la alimentación, factor despreciado por nuestros oncólogos a pesar de que cada vez más estudios lo avalan. Como el titulado Food, Nutrition, Physical Activity, and the Prevention of Cancer: A global Perspective, base de las actuales recomendaciones de las organizaciones internacionales contra el cáncer que avalan la Fundación Mundial para la Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer a cuyas conclusiones se llegó tras examinar miles de trabajos científicos. Luego, ¿cómo se explica el desprecio de los oncólogos sobre lo que puede o no ingerir un enfermo de cáncer? Porque ello revela más que cualquier otra cosa su ignorancia sobre Nutrición, asunto fundamental para afrontar cualquier patología. Claro que hablamos de unos profesionales que siguen sin entender la necesidad de sustituir el obsoleto paradigma oncológico actual por uno nuevo que permita entender y afrontar el cáncer de otra manera. Porque a estas alturas es evidente que la clave del cáncer y gran parte de las patologías crónicas y degenerativas está en el pH, en el necesario equilibrio ácido-base de todo el organismo. Y de ahí que atendiendo al hecho de que los tumores son ácidos algunos propongan usar sustancias tampón -como el bicarbonato sódico y las sales de ácido cítrico-, otros inhibidores de la bomba de protones -como el omeprazol y similares- y algunos más un tratamiento integral que permita que el propio organismo se autorregule y resuelva poco a poco el problema recuperando la homeostasis. Algo para lo que es absolutamente fundamental una desintoxicación a fondo y una alimentación adecuada. Invitamos por ello al lector de forma específica a leer detenidamente los artículos que con los títulos El papel de la alimentación en el tratamiento del cáncer y El origen del cáncer está en el desequilibrio del pH aparecen en este número de la revista. Son importantes.

Jose Antonio Campoy
Director



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER