FITOTERAPIA
NÚMERO 30 / JULIO - AGOSTO / 2001
   ADELGAZAR UNOS KILOS DE FORMA NATURAL

 

Si su objetivo es adelgazar de manera progresiva hasta alcanzar el peso que le corresponde según su edad, altura y constitución la fitoterapia y unas pautas sencillísimas de seguir pueden ayudarle notablemente. Una decisión que casi todo el mundo se anima a tomar cuando se acerca el verano y el sobrepeso es más difícil de disimular.
Claro que tomar la decisión de ponerse en marcha para perder kilos resulta fácil pero casi siempre la abandonamos pronto porque siempre cuesta seguir una dieta estricta con pautas demasiado rigurosas.
Pues bien, lo que primero que debe hacer alguien que quiere adelgazar es “cambiar el chip”. Porque no solemos ser conscientes pero casi todos estamos de alguna manera programados desde la infancia. ¿Quién no ha tenido una madre que le felicitaba cuando de pequeño se terminaba todo el plato y aún más si repetía?
Por otra parte, cuando estamos bajo la acción del estrés o sentimos ansiedad nos refugiamos muchas veces en la comida porque hace de ansiolítico y, sin darnos cuenta, comemos en exceso y además alimentos poco adecuados que ni calman nuestra ansiedad ni la necesidad de nutrientes del organismo. Es más, en esos casos seguimos sintiendo ansiedad que volvemos a interpretar como hambre y entramos en un círculo vicioso del que es difícil salir.
Sabemos que para mantener la salud el organismo precisa de alimentos que contienen diversos micronutrientes -proteínas, grasas, azúcares, vitaminas, minerales, etc.- y que es además la correcta proporción entre ellos lo que va a asegurar el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Es más, si el organismo está satisfecho con los nutrientes que recibe la sensación de hambre no aparece. Luego uno de los “secretos” para adelgazar progresivamente reside en seguir una dieta natural, pobre en alimentos procesados y en grasas de origen animal, bollería y pastelería, y rica en fibra, vitaminas y minerales procedentes de legumbres, cereales integrales, frutos secos (¡sí, frutos secos!... pero crudos o tostados y no en exceso), frutas, verduras y hortalizas.
Otro de los “secretos” es la manera de pensar que tenemos sobre nuestros kilos de más. Porque si queremos “perder kilos” nuestro ponderostato interno advertirá que, dado que hemos perdido algo, debemos recuperarlo después. En cambio, si lo que sentimos es que queremos “adelgazar para mejorar nuestra salud” -y nuestra autoestima- no volveremos a recuperar los kilos perdidos. Por tanto, es esencial mentalizarnos no para “perder kilos” sino para “adelgazar porque va a mejorar nuestra salud”. Hagamos lo que hagamos, es fundamental la forma en que lo sentimos.
En suma, para adelgazar debemos plantear correctamente la cuestión. He aquí algunos consejos: 

-Si quiere saber su peso “ideal” no se base exclusivamente en tablas pues siempre hay un margen que debe contemplarse: su peso ideal es aquel en el que se encuentre bien en todos los aspectos.
-Beba entre 6 y 8 vasos de agua mineral al día entre comidas.
-Tome una infusión de té rojo tras el almuerzo y la tisana diurética que aparece en el recuadro final después de la comida y de la merienda.
-Desayune un zumo de fruta natural recién licuado y elija cada día una fruta diferente (las más efectivas son la piña y las fresas).
-Almuerce un yogur tipo bio desnatado y unas galletas integrales (4 ó 6).
-Antes de comer (15 minutos) tómese un vaso de jugo natural de zanahoria y manzana. Acompáñelo de una o dos cápsulas de glucomanano que le saciarán y hará que tenga menos hambre después.
-Para comer prepárese de primer plato una ensalada variada sólo de vegetales frescos y alíñela con una cucharada de aceite de oliva virgen.
-Si come carne, pescado o huevos no coma pan y acompáñelos de verduras al vapor, al horno o a la plancha como guarnición, con lo que la ración de los primeros podrá ser más pequeña. Sólo cuando coma verduras puede acompañarla de una ración de pan integral.
-Para merendar alterne dos raciones o piezas de fruta masticada y dos biscotes con aceite de oliva virgen y un poco de queso fresco.
-Procure que la cena sea muy ligera y al menos dos veces por semana tome solamente una ensalada compuesta por tres frutas dulces de la estación.
-Después de la comida y de la cena ingiera dos cápsulas de chitosán, lo que impedirá que absorba toda la grasa ingerida.
-Haga un poco de ejercicio físico. Por ejemplo, camine todos los días quince minutos después de la cena.
-Evite las situaciones que provocan estrés o ansiedad y mantenga una actitud mental positiva. Puede ayudarse con algún ansiolítico natural como el kawa-kawa

Para terminar, he aquí algunas plantas que son útiles: 

Té rojo. El té rojo o Pu-Erh se obtiene de forma similar a como se hacía en China hace 2.000 años. Tras un proceso de fermentación le sigue la maduración, que puede durar hasta 60 años. Es un té muy apreciado por su acción eliminadora de grasa al acelerar el metabolismo del hígado. También favorece la digestión y es un gran antioxidante (protege frente a los radicales libres). Debe tomarse con limón. Si hace calor, con unos cubitos de hielo constituye la mejor manera de aplacar la sed. Podemos encontrarlo en tiendas especializadas y puede tomarse en infusión (lo hay también en filtros) o en cápsulas. 

Fucus. El fucus es un alga marina con acción adelgazante y anticelulítica. Contiene yodo que estimula la glándula tiroides por lo que debe consultarse al especialista en caso de padecer hipertiroidismo. Se puede tomar en infusión o en cápsulas. 

Cola de caballo. Además de diurética aporta minerales como sílice, potasio y magnesio. 

Abedul. Es diurético y favorece la eliminación de grasa. No tomar si existe intolerancia al ácido salicílico. 

Grosellero negro. Es diurético, antiinflamatorio y antioxidante. 

Chitosán. Favorece la eliminación de una parte de la grasa ingerida. 

Glucomanano. Retarda la absorción de las grasas y tiene propiedades saciantes.

 


 

Tisana diurética adelgazante

Fucus                                           20 gramos    
Grosellero negro                        25 gramos
Abedul                                          20 gramos
Cola de caballo                          20 gramos
Corteza de naranjo amargo     15 gramos 

Dosis: 5 gramos en una taza de agua. Tomar 2 tazas al día después del almuerzo y la comida. No endulzar.



© 2014 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña


Lamberts Española