REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     REPORTAJES
NÚMERO 127 / MAYO / 2010

¿LA MEDICINA CONVENCIONAL SE BASA EN LA CIENCIA… O EN EL ENGAÑO?


Glen Spielmans, investigador del departamento de Psicología de la Universidad Estatal Metropolitana de Minnesota (EEUU), publicó en 2010 en Bioethical Inquiry un trabajo basado en documentos internos de la industria farmacéutica que revelan cómo ésta suprime de manera habitual los datos negativos de los ensayos que realiza y que hay “trabajos” que se hacen al dictado y después firman –cobrando obviamente por sus servicios- personajes de prestigio médico o investigador. Son hoy las herramientas básicas para convertir medicamentos ineficaces y/o peligrosos en superventas. “La medicina basada en la evidencia es un noble ideal –afirma Spielmans- pero la realidad es que en la actualidad se basa en el marketing”.

Sumarios:

Para el investigador norteamericano Glen Spielmans hay motivos suficientes para cuestionarse no sólo las afirmaciones propagandísticas que las multinacionales realizan sobre sus fármacos sino si éstos son simplemente fiables.

Todo el edificio sanitario se basa en los datos obtenidos por la industria farmacéutica. En su fiabilidad y transparencia. Y es evidente que si esos datos se manipulan por cuestiones de marketing es imposible que éste se sostenga.

La medicina se basará realmente en la evidencia –afirma Spielmans- cuando haya facilidad para acceder a todos los datos recogidos en los ensayos clínicos, los artículos los presenten con precisión, se dé a conocer quiénes han contribuido o participado en ellos explicando los papeles que tuvieron y las campañas de marketing den sólo información exacta.

“En el mundo actual de la medicina basada en la evidencia –denuncia Spielmans- los artículos de las revistas son una sobrerrepresentación positiva de seguridad y eficacia, están a menudo preparados por ‘vendedores’ de fármacos y los esfuerzos de comercialización incluyen información engañosa sobre enfermedades y tratamientos”.

Es bien conocido –explica Spielmans- que los estudios financiados por un fabricante de medicamentos tienen muchas más probabilidades de producir resultados positivos que los estudios del mismo fármaco llevados a cabo por investigadores no vinculados al patrocinador”.

Son muchos los artículos publicados en revistas médicas que están escritos por -o en nombre de- empresas farmacéuticas pero son publicados con la firma de investigadores de prestigio que en realidad han jugado un escaso -o nulo- papel en la investigación y elaboración del informe.

Según una investigación dirigida por el Dr. Victor Montori el 94% de quienes defendieron en su día el Avandia –al que se responsabiliza de más de 80.000 ataques al corazón- tenía estrechos vínculos con las multinacionales farmacéuticas.

La multinacional Lilly no sólo ocultó los graves efectos adversos que el consumo de Zyprexa producía sino que a pesar de conocerlos se lanzó a una gran campaña de marketing para conseguir que los médicos lo prescribieran para otras patologías, incluidos el trastorno bipolar, el alzheimer y otras formas de demencia para las que nunca fue aprobado.


LEER EL ARTÍCULO


© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER