¿Es la Psiquiatría una disciplina científica o una estafa?

Se inaugura la exposición
PSIQUIATRÍA: ¿SALUD O MUERTE EN VIDA?

   El próximo jueves 21 de octubre a las 19,30 horas tendrá lugar en la Avenida Felipe II nº 20 de Madrid la inauguración de la exposición itinerante mundial PSIQUIATRÍA: ¿SALUD O MUERTE EN VIDA? organizada por la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de España (CCDH) (www.ccdh.es) en la que durante dos semanas –hasta el 5 de noviembre- se podrá disfrutar de una completa exposición  audiovisual de la criminal historia de la Psiquiatría con secuencias históricas poco conocidas y entrevistas a más de 160 médicos, abogados, educadores, expertos y supervivientes de la actual industria de la salud mental (hay imágenes no aptas para menores de edad).
Se trata de una exposición que ha tardado dos años en montarse en la que se denuncian las dramáticas consecuencias de la Psicocirugía, los tratamientos de choque, el internamiento forzoso, las infrahumanas condiciones de las instalaciones psiquiátricas y la injustificable administración de drogas a niños a partir de los 6 meses de edad. Su objetivo es concienciar a la sociedad de los abusos que los psiquiatras de todo el mundo están perpetrando en el ámbito de la “salud mental”. La citada asociación sostiene que detrás de las inexistentes enfermedades mentales se esconde simplemente un negocio de miles de millones de euros.
La exposición cobra plena actualidad ahora que en España el gasto farmacéutico en drogas psiquiátricas tan iatrogénicas como inútiles se ha disparado y se siguen produciendo internamientos involuntarios forzosos tras los cuales se obliga a muchos ciudadanos a recibir  tratamiento psiquiátrico en una clara violación de sus derechos fundamentales. Cabe recordar en ese sentido que son numerosas las denuncias médicas sobre las aberrantes prácticas de los psiquiatras y que existen sentencias de condena que lo demuestran. El 30 de junio de 2006, por ejemplo, el Tribunal Supremo de Alaska reconoció los peligros de los medicamentos psiquiátricos declarando: “Las drogas psicotrópicas afectan a la mente, al comportamiento, a las funciones intelectuales, a la percepción, al humor y a la emoción y son conocidas por provocar un número potencialmente grande de efectos colaterales…” Añadiendo: “Dada la naturaleza y el impacto potencialmente devastador de la medicación psicotrópica (… ) mantenemos que el derecho a negarse a tomar drogas psicotrópicas es fundamental”.
Pues bien, en la actualidad hay decenas de millones de personas a las que se obliga a consumir drogas psiquiátricas, incluyendo ¡17 millones de niños! Cuando ni las llamadas enfermedades psiquiátricas ni los tratamientos que se usan hoy con quienes tienen la desgracia de ser etiquetados con una de ellas están científicamente fundamentadas.
La Psiquiatría aparece ante los ojos del ciudadano como la garante última de la salud mental de la sociedad pero la realidad es que como sistema de diagnóstico y tratamiento se ha convertido en un engranaje más de la enorme máquina de hacer dinero sustentada en la falsa idea imperante de que todo se puede arreglar con fármacos. De hecho en las últimas décadas los psiquiatras y los laboratorios farmacéuticos se han dedicado a aumentar hasta la náusea el número de “enfermedades mentales” y a asegurar que la solución está en tratarlas con fármacos sintéticos cuando ¡ni uno sólo ha demostrado jamás su eficacia!
La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) denunciaría públicamente por ello que en los últimos 40 años han muerto en los hospitales psiquiátricos estadounidenses ¡más norteamericanos que en todas las guerras en las que Estados Unidos ha participado desde 1776!
 “Hoy no existe comportamiento, actitud o emoción que no esté catalogada y contemplada en el Manual Diagnóstico y Estadístico para Trastornos Mentales como ‘enfermedad mental’", denuncia Juanjo Melgarejo, presidente de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) en Barcelona. Añadiendo: “La propaganda psiquiátrica sobre educación infantil ha acabado engañando a los padres bienintencionados, a los maestros y a los políticos haciéndoles creer que el comportamiento normal de la niñez es una enfermedad mental y sólo con medicación el niño puede recuperar una normalidad que nunca ha perdido”.
Juanjo Melgarejo terminaría declarando  de forma contundente: “O la sociedad acaba con el dañino negocio de la Psiquiatría o ésta y el control farmacológico del comportamiento acaban con la libertad individual y social”.

E-mail: admin@ccdh.es
TF: 91 527 35 08.

Nota: puede obtener mayor información leyendo el artículo que con el título ¿Es la Psiquiatría una disciplina científica o una estafa?apareció recientemente en el nº 128 de la revista Discovery DSALUD (www.dsalud.com).





 

© 2010 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43.
e-mail: mk3@dsalud.com


 

   
Usuario
Contraseña


Lamberts Española