El cigarrillo electrónico destruye células de la boca en días

El cigarrillo electrónico mata numerosas células epiteliales de las encías en sólo unos días y aumenta el riesgo de infección, enfermedades periodontales y hasta cáncer a causa de los compuestos que se producen al calentar los productos que lleva. Así lo afirma un equipo de la Facultad de Medicina Dental de la Universidad Laval de Canadá coordinado por Mahmoud Rouabhia en un trabajo que acaba de publicarse en Journal of Cellular Physiology.Y es que el humo del cigarrillo electrónico no es mero vapor de agua como mucha gente cree sino que contiene sustancias químicas que se producen al calentar la glicerina vegetal, el propilenglicol, los aromas y la nicotina líquida que hay en ellos.

Lo insólito es que ya en 2009 la FDA  alertó de la presencia de agentes cancerígenos y otras sustancias tóxicas en el humo de los cigarrillos electrónicos y que a primeros de 2014 la Organización Médica Colegial (OMC), el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), la Asociación de Nofumadores.org y muy diversas asociaciones sanitarias -como la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) y la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) se manifestaron públicamente contrarias a su legalización advirtiendo que  no estaba constatada su inocuidad. Es más, denunciaron abiertamente que los cigarrillos electrónicos contienen nicotina y metales pesados carcinógenos -como el plomo y el níquel- además de propilenglicol, irritante muy perjudicial para personas con asma o EPOC.

¡Y siguen vendiéndose!