¿Incrementa la luz azul brillante la resistencia a la insulina?

La exposición diaria durante horas a la luz azul de móviles, tabletas y bombillas LED parece incrementar la resistencia a la insulina porque provoca un aumento del nivel de glucosa en sangre, especialmente de noche; al menos así lo interpreta el estudio desarrollado por la investigadora de la Northwestern Medicine de Chicago (EEUU) Kathryn Reid quien recuerda que ello puede dar lugar a sobrepeso y a un mayor riesgo de diabetes. Y lo coligió tras someter a 19 adultos sanos a varias horas de luz azul brillante a lo largo del día.

Todo esto -y mucho más- ya lo explicó nuestra revista de forma amplia en el reportaje que con el título Peligro del uso excesivo de dispositivos electrónicos de información apareció en el nº 172 y puede leerse en nuestra web: www.dsalud.com. Texto en el que entre otras muchas explicamos que el uso continuo de dispositivos electrónicos de información –móviles, ordenadores, tabletas, etc.- puede provocar problemas visuales serios a medio plazo; desde ojo seco, aumento de miopía, hipermetropía y astigmatismo hasta degeneración macular, primera causa de ceguera en el mundo desarrollado. Y aunque todos podemos ser víctimas los más afectados van a ser los niños y jóvenes que utilizan los dispositivos a todas horas. ¿La razón? La luz blanca de esos dispositivos es producida por LED y emiten niveles muy altos de una energía denominada luz azul cuyo impacto directo provoca la muerte de gran cantidad de células de la retina que no se regeneran.