¿Una pastilla realmente eficaz para la hipertensión?

La hipertensión arterial es un problema tan extendido hoy que según los expertos afecta ya al 75% de la población mundial; entre ellos, a más de 14 millones de españoles. Grave asunto porque aumenta de forma notable el riesgo de desarrollar diabetes, una patología renal o sufrir un ictus o un infarto. Pues bien, un equipo de investigadores del Instituto George de Salud Global de Sídney (Australia) ha constatado en un trabajo que acaba de publicarse en The Lancet que la combinación de cuatro de los antihipertensivos más comunes en una sola píldora logra a dosis bajas controlar la presión sanguínea.

Lo comprobaron tras dar durante cuatro semanas a 9 adultos con hipertensión la píldora -a un cuarto de la dosis habitual– y a otros 9 un placebo intercambiando luego los tratamientos; es decir, que durante las cuatro semanas siguientes los primeros tomaron el placebo y los segundos la píldora. Tomando la presión  a todos ellos al finalizar cada uno de los dos ciclos. Pues bien, el 33% de los que tomaron el placebo tuvo al final de cada mes la presión controlada –por debajo de 140/90 mm Hg– pero entre los que tomaron la píldora funcionó en todos los  casos. Según aseguran sin efecto secundario alguno. La idea ahora es repetir el estudio con un mayor número de pacientes y ver si la tensión se mantiene estable a largo plazo.

Hasta aquí la noticia. Nosotros sugerimos a quienes padezcan este problema que durante un mes eliminen de su dieta de forma radical la sal -y todos los alimentos ricos en ella- así como el azúcar y los carbohidratos refinados, hagan algo de ejercicio e ingieran -solo durante ese periodo- 2.000 UI diarios de vitamina E natural y 500 mg diarios de vitamina B3 natural y no ruborizante.