Cómo tratar el cáncer con Medicina Ortomolecular

ntermedia_052_06

Sumarios:

Hace ya medio siglo que el cáncer se trata con éxito por numerosos médicos y otros terapeutas -especialmente en Estados Unidos- con Medicina Ortomolecular. La base de este tratamiento está en desintoxicar el organismo, seguir una alimentación adecuada y complementar la dieta con nutrientes ortomoleculares específicos a fin de crear la condiciones óptimas favorables que permitan un correcto funcionamiento celular elevando simultáneamente el sistema inmune del enfermo. Un método natural no agresivo, eficaz y poco conocido.

Sumarios:

El café torrefacto contiene hidrocarburos tostados liberadores de benzopirenos, productos altamente cancerígenos. Además contiene metil glioxal, un poderoso mutágeno en las bacterias.

El ajo y la cebolla contienen multitud de sustancias con reconocida acción anticancerígena, entre ellas el sulfuro de dialilo o la alinasa, con capacidad para bloquear sustancias tan agresivas como las nitrosaminas y la aflotoxina.

Tanto la ingesta exagerada de alimentos como comer sin suficiente fibra puede ser causa de la aparición de cáncer. Otro tanto ocurre cuando no se ingieren suficientes frutas y verduras.

El té bloquea en gran medida el desarrollo de diversos tipos de cáncer, lo que se debe principalmente a su concentración en catequinas.

El ajo, la cebolla, el tomate, el té, la col, el brécol, las coles de Bruselas, el cartílago de tiburón y el extracto de aceite de hígado de tiburón tienen propiedades anticancerígenas.

Son muchas las sustancias que pueden utilizarse para tratar el cáncer. Es el caso de las vitaminas A, B17, C y E, la coenzima Q10, el ácido alfa lipoico, el germanio orgánico, el calcio, el selenio, el NADH, la chlorella pyrenoidosa, el extracto de arabinogalactano y la Uncaria Tomentosa.

Hay muchos productos que combinados adecuadamente permiten tratar cualquier patología cancerosa. Obviamente, el tratamiento –qué productos, en qué dosis, durante cuánto tiempo…- debe ser individualizado y ser el especialista quien lo determine.

Este reportaje aparece en
52
52
Julio - Agosto 2003
Ver número