El Bio-Bac/Renoven destruye las células tumorales, induce su apoptosis y potencia el sistema inmune

ntermedia_127_01

Sumarios:


La eficacia del Bio-Bac/Renovén frente a las células cancerosas ha quedado nuevamente confirmada en laboratorio. Es más, se ha constatado que no sólo destruye las células tumorales sino que además induce su apoptosis y potencia el sistema inmune. Y todo ello sin dañar a las sanas. La investigación fue realizada en el Departamento de Inmunología Celular de Ebiotec, empresa española dedicada a la investigación y desarrollo en el campo de la inmunología molecular que dirige el prestigioso investigador español Ramón Cacabelos. Los resultados se recogen en un artículo que se publicó en Gen-T The EuroEspes Journal.

Sumarios:

En los últimos meses dos impecables estudios científicos han constatado de nuevo las enormes propiedades del Bio-Bac/Renovén validando así los ensayos clínicos en fases I, II y III que habían sido realizados hace ya dos décadas en varios centros internacionales de investigación.

El estudio que sobre el Bio-Bac/Renovén –técnicamente llamado FR-91- acaba de terminarse en el Departamento de Inmunología Celular de la empresa de Biotecnología Ebiotec demuestra que son ciertas, al menos in vitro, las propiedades que se le otorgan.

El nuevo estudio que acaba de publicarse ha demostrado la eficacia del Bio-Bac/Renovén en liposarcoma,  sarcoma sinovial humano, células promielocíticas, linfoma,  adenocarcinoma de derrame pleural,  cáncer de ovario epitelial, melanoma y adenocarcinoma de mama.

El estudio realizado en Ebiotec da un paso importante en la confirmación del Renovén como producto antitumoral al encontrar explicaciones a su efecto apoptótico sobre las células tumorales.

El Bio-Bac/Renovén es un citotóxico selectivo. Es decir, mata las células tumorales sin afectar a las sanas al tiempo que estimula el sistema inmune.

“Sabíamos que el FR-91 –nos explicaría el biólogo español Enrique Martínez, director técnico de Geamed, empresa fabricante del Bio-Bac/Renovén-  lleva a la muerte a las células tumorales pero no se sabía si porque simplemente las destruye o porque además consigue inducir la apoptosis. Bueno, pues este experimento ha constatado que hace las dos cosas: destruye las células tumorales y además induce la apoptosis”.

El Bio-Bac/Renovén destruye por sí mismo las células cancerosas, devuelve a las células tumorales su capacidad de apoptosis o suicidio y a la vez potencia el sistema inmune.

“El Bio-Bac/Renovén –afirma Enrique Martínez, director técnico de Geamedestimula la producción de linfocitos y de los moduladores de la respuesta inmunitaria. Es pues inmunoestimulante e inmunomodulador”.

El Bio-Bac/ Renovén induce la producción de citoquinas que, como se sabe, tienen una acción directa sobre la proliferación de linfocitos y otra serie de sustancias que inciden en un mejor funcionamiento del sistema inmune. Entre ellas algunas directamente relacionadas con la citostasis y la citotoxicidad de las células tumorales.

Este reportaje aparece en
127
127
Mayo 2010
Ver número