El futuro para la cura del cáncer: la Inmunología

ntermedia_073_03

Sumarios:


Un grupo de científicos españoles asegura que la activación de una proteína por las células cancerosas -bautizada como IRAK-M- es lo que permite que el cáncer se desarrolle al lograr que el sistema inmune no las ataque. También han descubierto el proceso de activación. La investigación que ha permitido el descubrimiento se desarrolló en el Hospital La Paz de Madrid bajo la dirección de Eduardo López-Collazo en colaboración con especialistas del Centro de Investigación Cardiovascular de Barcelona, la Universidad de Alcalá de Henares y el Instituto Mario Negri de Milán (Italia). Este trabajo vuelve a incidir en que la solución al cáncer pasa por reforzar el sistema inmune y no por agredirlo con productos tóxicos.

Sumarios:

El trabajo de investigación coordinado por Eduardo López-Collazo vuelve a incidir en que la solución al cáncer pasa por reforzar el sistema inmune y no por agredirlo con productos tóxicos.

“Si la proteína IRAK-M es un freno para el sistema inmune en el contexto bacteriano –pensó Eduardo López-Collazo- debe serlo también en el contexto tumoral”. Y acertó

Hemos descubierto –afirma López-Collazo- que la sustancia que hace que las células del sistema inmune dejen en un momento determinado de atacar a las células cancerosas es el ácido hialurónico. Lo que, por supuesto, no implica que no pueda haber otras.

La investigación del equipo de López-Collazo ha conseguido demostrar que una vez desactivada la IRAK-M las células del sistema inmune continúan combatiendo las células cancerosas. Además han definido los mecanismos necesarios para desactivarla.

La solución al cáncer no pasa por desactivar la proteína IRAK-M como medida preventiva. Tiene una función importantísima sin la cual moriríamos ante cualquier infección.

Este reportaje aparece en
73
73
Junio 2005
Ver número