El sinsentido de los diagnósticos psiquiátricos: el Experimento Rosenhan

El sinsentido de los diagnósticos psiquiátricos: el Experimento Rosenhan

Sumarios:


Que muchas de las patologías psiquiátricas son tan inexistentes como ineficaces los tratamientos que se dan a los desdichados a quienes se etiqueta con ellas se ha denunciado ampliamente en esta revista; de hecho lo saben tanto los psiquiatras como las autoridades sanitarias que aun así mantienen la farsa. Al menos desde que hace 23 años un profesor de Psicología de la estadounidense Universidad de Stanford llamado David Rosenhan decidió demostrarlo acudiendo él mismo y otros siete colegas sanos a varias instituciones mentales diciendo que sufrían lo que los psiquiatras llaman "alucinaciones acústicas". Pues bien, se les creyó -a siete se les diagnosticó esquizofrenia y a uno psicosis maniaco-depresiva-, cuando confesaron la verdad nadie les hizo caso, se les retuvo una media de 19 días -a Rosenhan 52- y solo les dejaron salir tras admitir que entraron enfermos y la medicación -que no tomaron- les había mejorado. El caso se publicaría nada menos que en Science. Realmente grotesco.

Sumarios:

En 1963 David Rosenhan y siete colegas sanos fueron a varias instituciones mentales diciendo que sufrían "alucinaciones acústicas", se les creyó, se diagnosticó esquizofrenia a 7 y psicosis maniaco-depresiva a 1 y cuando confesaron la verdad no se les hizo caso, se les retuvo de media 19 días -a Rosenhan 52- y solo les dejaron salir tras admitir que entraron enfermos y la medicación -que no tomaron- les había mejorado.

En el mundo se está drogando injustificadamente con psicofármacos tan inútiles como iatrogénicos a millones de personas, entre ellos a numerosos niños y adolescentes.

En las últimas décadas los psiquiatras, asumiendo lo que dictan los laboratorios farmacéuticos, se han dedicado a aumentar el número de “enfermedades mentales” y a asegurar que la solución está en tratarlas con fármacos químicos cuando ¡ni uno sólo ha demostrado su eficacia!

Cuando Rosenhan anunció que en tres meses iba a “colar” uno o más falsos enfermos en un hospital éste se puso en guardia y en admisiones calificaron como posibles falsos casos 83 cuando la verdad es que no intentó colar ¡a nadie!

Comportamientos humanos habituales pasan a considerarse absurdamente patológicos si quien los tiene es alguien a quien un psiquiatra ha etiquetado -aunque su diagnóstico sea erróneo o falso- como afecto de una enfermedad mental psiquiátrica.

Cuando un psiquiatra etiqueta a alguien como afecto de una enfermedad mental le estigmatiza familiar y socialmente para toda la vida aunque su diagnóstico sea discutible cuando no claramente erróneo.

La esquizofrenia es una presunta enfermedad postulada hace algo más de un siglo pero a pesar del tiempo transcurrido no se ha encontrado prueba o marcador biológico alguno de su existencia y aún así a las personas a las que se diagnostica se las medica de por vida.
 

Este reportaje aparece en
193
Mayo 2016
Ver número