Evidencias científicas de la eficacia del Bio-Bac

ntermedia_047_02

Sumarios:

La Agencia Española del Medicamento, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, se pasó semanas entre 2002 y 2003 intentando hacer creer a los españoles –en colaboración con algunos periodistas y medios de comunicación social- que el Bio-Bac carecía de eficacia terapéutica; es decir, que se trataba de un producto que no servía prácticamente para nada y sólo ejercía un efecto placebo. Pues bien, publicamos las evidencias científicas de que sí las tiene. Con referencia documental de los ensayos preclínicos y algunos de los clínicos realizados hasta 2003. Y son contundentes.

Sumarios:

El Bio-Bac ha demostrado científicamente -en ensayos clínicos controlados- que es eficaz en el tratamiento del sida, el cáncer, la hepatitis C y la artrosis.

El Bio-Bac es eficaz en el tratamiento de seropositivos ya que eleva sus defensas y es precisamente la inmunodeficiencia la causa de muerte de los enfermos de sida. Y sin efectos secundarios, a diferencia de los productos que hoy se utilizan, altamente tóxicos.

Está demostrado que el Bio-Bac es antitumoral, antimetastásico, condroprotector, estimulante de la producción de sinoviocitos y un potente inmunoestimulante.

El Bio-Bac es inocuo a cualquier dosis analizada y en todos los tipos de animales probados;  además no produce alteraciones cromosómicas ni es mutagénico. Y sólo por ello es un caso insólito en un mercado farmacéutico donde la inmensa mayoría de los medicamentos tienen un sinfín de efectos nocivos.

El Bio-Bac ha demostrado eficacia terapéutica notable en enfermedades tradicionalmente incurables para las que en la mayoría de los casos sólo existen tratamientos sintomáticos. Y sin ningún riesgo.

¿Cómo es posible que el director de la Agencia Española del Medicamento, teniendo en su poder los ensayos preclínicos y clínicos sobre el Bio-Bac, osara decir públicamente que “el Bio-Bac no tiene eficacia terapéutica”?

Este reportaje aparece en
47
47
Febrero 2003
Ver número