La estevia, singular y novedoso edulcorante natural

 

La stevia o estevia es una planta fanerógama perteneciente a la familia de las asteráceas conocida internacionalmente por sus propiedades edulcorantes cuyos extractos tienen hasta 300 veces el dulzor del azúcar lo que la convierte hoy en la principal alternativa a los edulcorantes artificiales algunos de los cuales -como el aspartamo- se consideran posibles cancerígenos. Ideal pues para diabéticos, obesos y personas con problemas de hipertensión cuenta con la ventaja de quepuede cultivarse fácilmente. Además su ingesta parece carecer de efectos secundarios pues sus hojas -en crudo, en polvo o secas- se consumen sin problema en Paraguay desde hace al menos cinco siglos. Ahora bien, hay que acostumbrase a su sabor ya que para muchos no es tan agradable como otros edulcorantes.

La Estevia Rebaudiana Bertoni es un pequeño arbusto que pertenece a la familia de las asteráceas -plantas nativas del Paraguay- y se tiene constancia de que es consumida por la población autóctona desde hace al menos cinco siglos. Hoy se sabe que sus principales principios activos son los glicósidos de esteviol, sustancia 300 veces más dulce que el azúcar con la ventaja sobre éste de que no contiene calorías. Los cuatro glicósidos mayoritarios en la planta son el esteviósido, el rebaudiósido A, el rebaudiósido C y el dulcósido A. Y sólo son necesarias pequeñas cantidades de los mismos para endulzar pues para sustituir la cantidad total de azúcar utilizado habitualmente en la alimentación -unos 130 gramos por persona y día- se requieren de hecho menos de 0,4 gramos de esteviósidos.
Físicamente el esteviósido es “un polvo blanco cristalino, inodoro, no higroscópico, no fermentable, de sabor dulce aún en soluciones muy diluidas y muy soluble en agua” cuyo principal obstáculo para ser comercializado de forma masiva es un regusto final amargo que para ser eliminado exige procesos de laboratorio costosos. Sin embargo la ingesta de las hojas tiernas parece ser mucho más económica, igual de saludable y con más propiedades medicinales que los extractos purificados. Agregaremos que la cantidad antes señalada de 0,4 gramos (400 mg) se logra con sólo 4’36 gramos de hojas. Y ésa es la razón de que dada la actual demanda de alimentos bajos en calorías y la polémica no cerrada sobre los edulcorantes artificiales haya tanto interés en ella a nivel internacional.
Cabe añadir que según laAsociación Europea de la Estevia (EUSTAS) susventajas frente a otros edulcorantes son éstas:
-Se trata de un producto completamente natural, no sintético.
-El esteviósido –su principal principio activo- no contiene calorías.
-Es inocua, carece de toxicidad.
-Las hojas pueden usarse en su sabor natural.
-Tanto las hojas como el extracto pueden ser cocinadas.
-Es estable incluso cuando se calienta por encima de 200 grados.
-No fermenta.
-Realza los sabores.
-Está clínicamente probada pues se ha consumido de forma frecuente por muchas personas sin efectos negativos.
-Se puede mezclar con otros edulcorantes.
-Tiene una larga durabilidad.
-Puede ser el edulcorante ideal –no es adictivo- en el caso de los niños.
Se conocen muy bien muchos usos diferentes de la Estevia –puede leerse en la web de EUSTAS- como azúcar de mesa, en refrescos, pastelería, encurtidos, productos del tabaco, caramelos, confituras, mermeladas, yogur, chicles, sorbetes… Las hojas secas de la Estevia son alrededor de 40 veces más dulces que el azúcar. El poder endulzante de los glicósidos de Esteviol es notable. Es aproximadamente 300 veces más dulce que el del azúcar en una dosis óptima. Por ese motivo cuando es usado en la preparación de alimentos en cocina debe probarse anteriormente. La industria que usa los glicósidos de esteviol en comidas preparadas mide las cantidades necesarias muy cuidadosamente según la dosis óptima. Los sabores característicos de los glicósidos de esteviol dependen de la pureza y concentración del rebaudiósido A”.

EFECTOS FARMACOLÓGICOS

La estevia -y sus derivados- presenta ventajas para los diabéticos pues a diferencia del azúcar su efecto en sangre es insignificante. Además su consumo parece ser positivo en el tratamiento de la obesidad y la hipertensión según varios trabajos. Entre ellos el efectuado por los investigadores daneses Gregersen Jeppesen, Holst yHermansen sobre las  propiedades  antihiperglucémicas  del esteviósido en seres humanos que con el título Antihyperglycemic effects of stevioside in type 2 diabetic subjects se publicó en el 2004 en la revista Metabolism. Para ello reclutaron a 12 pacientes que sufrían diabetes tipo 2 y demostraron con éxito que el esteviósido reduce los niveles de glucosa. “En conclusión –explicarían-,el esteviósido reduce los niveles de glucosa en sangre postprandial en pacientes diabéticos tipo 2 mostrando efectos beneficiosos sobre el metabolismo de la glucosa. El esteviósido puede ser pues provechoso en el tratamiento de la diabetes tipo 2”.
Y más recientemente han publicado otro estudio sobre ratas tituladoPreventive effects of a soy-based diet supplemented with stevioside on the development of the metabolic syndrome and type 2 diabetes in Zucker diabetic fatty ratsen el que aseguran que “la combinación de esteviósidos y suplementos de soja parece presentar potencial como tratamiento efectivo de algunas de las características del síndrome metabólico, es decir, la hiperglucemia, la hipertensión y la dislipidemia”.
Asimismo y para probar sus efectos sobre la tensión se hizo un estudio tituladoEficacia y tolerabilidad de esteviósido oral en la hipertensión humana que efectuado por P. Chan, B. Tomlinson, Y. J. Chen, J.C. Liu M.H. Hsieh y J.T. Cheng con 60 voluntarios hipertensos a los que se suministró durante 1 año 250 mg de esteviósidos tres veces al día constataría que ya a los tres meses la presión sistólica y diastólica del grupo que lo tomó había disminuido significativamente. Y ese efecto persistió todo el año. Curiosamente en los niveles de glucosa y lípidos en sangre no hubo cambios destacables. Ahora bien, como no se constató efecto adverso significativo alguno los autores del trabajo concluyeron que los esteviósidos son bien tolerados y pueden ser considerados una buena alternativa para las personas hipertensas. En el grupo tratado la media de presión sanguínea al principio del estudio era de 166/102 y al final del mismo disminuyó hasta 153/90.
Cabe agregar que otro estudio titulado Efficacy and tolerability of oral stevioside in patients with mild essential hypertension: a two-year, randomized, placebo-controlled study  a 2 años sobre 168 pacientes de entre 20 y 75 años que sufrían hipertensión demostró en el 2003 que el esteviósido oral disminuía la presión diastólica y sistólica sin efectos secundarios significativos.

ESTATUS EN LA UNIÓN EUROPEA

Debemos decir que tanto las hojas como los extractos de la estevia se utilizan como edulcorantes no calóricos desde hace años en Sudamérica, Asia, China y Japón a pesar de lo cual en Europa hubo numerosas dificultades para su aprobación. Y eso que ya en 1997 se presentó una solicitud para el permiso de uso de los componentes dulces de la estevia en la categoría de Nuevo alimentoante elComité Científico para la Alimentación (SCF)de la Comisión Europea porque la nueva regulación determina que todo alimento procedente de otras culturas debe demostrar antes de ser aprobado su seguridad. En realidad un mero subterfugio proteccionista. De hecho en el caso de un producto natural tan complejo como éste era casi imposible presentar los datos que se exigen porque los costes de investigación eran muy altos y como al ser materia prima no se puede monopolizar ninguna gran empresa estaba dispuesta a financiarlos. De ahí que laAsociación Europea de la Estevia trabajara para obtener su reconocimiento abriendo un procedimiento legal en Alemania que demostrara que la estevia se importa en Europa desde hace años y alegar que por tanto es un producto ya “tradicional” en nuestro continente que no requiere esos estudios. Un reconocimiento que abriría la vía para la comercialización de la planta y no sólo de sus extractos purificados.
En cuanto a los extractos purificados la situación no es mucho mejor. En Estados Unidos la presión conjunta de las empresas Cagill y Coca Cola consiguió que en diciembre del pasado año se autorizara Rebiana, un edulcorante de alta pureza compuesto de rebaudiósido A, el glicósido de la planta que parece tener las mejores propiedades sensoriales, el más dulce y menos amargo de los cuatro. Y a partir de ese nuevo edulcorante se comercializa también en la actualidadTurbia -un endulzante de mesa que utiliza Coca-Cola– y Purevia -producida por Whole Earth Sweeteners para Pepsi como endulzante de su nueva bebida light SoBe-.
En la Unión Europea sólo Francia ha aprobado recientemente -en septiembre de este año- un edulcorante basado también en el rebaudiósido A lo que significa que la industria francesa podrá a partir de este momento elaborar todo tipo de alimentos y bebidas con él además de comercializarlo en el resto de los países europeos mientras los demás se limitan a mirar. España, siguiendo la estela de Francia, podría adherirse a su autorización pero de todos es conocida la actitud de los distintos gobiernos españoles ante los productos naturales así que lo más probable es que se “boicotee” a las propias empresas españolas interesadas que verán cómo las francesas se quedan con el mercado. En todo caso sepa que en nuestro país se comercializan ya productos de estevia tanto en tabletas como en gotas
En cualquier caso el principal riesgo es que los nuevos productos elaborados a partir de los extractos purificados puedan ir mezclados con otras sustancias artificiales para justificar las distintas patentes comerciales. Y ya no serían entonces totalmente naturales. Además los consumidores deberían entender que una cola gaseosa, por mucha estevia que lleve, no dejará de ser una cola gaseosa con todo lo que ello conlleva de negativo para la salud. Tenga eso en cuenta.

AUTOCONSUMO

Sepa en cualquier caso que la estevia es una planta que se cultiva fácilmente; en un huerto como en un tiesto. Sólo hay que garantizar que haya una buena insolación, calor y humedad. Se trata de una planta plurianual (puede rebrotar 4-5 años) y en cada primavera resurge con fuerza, con nuevos brotes que suben desde las raíces. A partir de la primavera y casi hasta mediados de agosto se puede ir reproduciendo por esquejes, su método de reproducción más efectivo. A fin de cuentas de una planta de estevia que rebrote en primavera se pueden llegar a reproducir de 200 a 500 nuevas plantas aplicando este sistema; o sea, sacando esquejes durante todo el tiempo que vegeta. Una planta de un metro de altura produce en torno a 70 gramos de material seco utilizable de los que 25 corresponden a hojas. Eso sí, los esteviol glicósidos tienden a acumularse en los tejidos según envejecen por lo que las hojas viejas poseen mayor concentración que las jóvenes que están situadas en la parte superior de la planta.
Josep Pàmies, agricultor de Balaguer y miembro de Slow Food y de la Assemblea Pagesa de Catalunya  -entidades preocupadas por la alimentación natural como fuente de salud- lleva batallando mucho tiempo por el reconocimiento en España de las propiedades terapéuticas de la estevia. De hecho forma parte de una pequeña empresa familiar -Pàmies Hortícolas- dedicada a la producción de vegetales para consumo humano mediante técnicas tradicionales y el respeto al medio ambiente recuperando las hierbas silvestres lamentablemente denominadas "malas hierbas" por la agricultura industrial y química de estos últimos tiempos. “Tras consultar multitud de estudios y con la experiencia de cientos de diabéticos que la están consumiendo aquí en Cataluña y el resto del Estado –afirma Pàmies-se puede deducir que es una planta que regula el azúcar de la sangre, reduce la presión arterial, regula el aparato digestivo en general, actúa favorablemente en muchas personas con ansiedad, reduce la grasa en las personas obesas y es diurética”.
Y añade: “La dosis que suele utilizar la mayoría de las personas que han observado efectos beneficiosos es de 4 hojas tiernas ingeridas directamente antes o durante la comida y 4 hojas más antes o mientras se cena. Y cuando no se dispone de hoja tierna se puede hacer infusión de hoja seca tomando una por la mañana y otra por la noche. Basta una cucharada de postre por taza de infusión. También se puede hacer para dos días dejando hervir una raíz en un litro de agua, luego se apaga el fuego y se añaden 4 cucharadas de postre de hoja seca triturada dejando reposar al menos 30 minutos antes de tomarla porque así la hoja dará todas sus propiedades”.
Terminamos diciendo que hacer enjuagues bucales con infusión de estevia tiene un efecto similar al de otros antisépticos por lo que ese uso parece prevenir las caries.

Este reportaje aparece en
122
Diciembre 2009
Ver número