La importancia del selenio en el tratamiento del cáncer

ntermedia_084_03

Sumarios:

Cada vez más investigaciones relacionan la falta de micronutrientes esenciales en la alimentación con una mayor predisposición al desarrollo de cáncer. Y uno de ellos es el selenio sobre el que en las últimas décadas se han hecho centenares de investigaciones que demuestran su capacidad preventiva. Bueno, pues científicos de cinco países europeos y de Estados Unidos concluyeron en 2006 dos nuevos e importantes estudios en Gran Bretaña y Dinamarca, primera fase de la investigación sobre prevención de cáncer más grande del mundo que con el nombre de PRECISE (Prevention of Cancer with Selenium in Europe and America) va encaminado a comprobar el efecto preventivo de los suplementos de selenio en 30.000 europeos y norteamericanos sanos con edades comprendidas entre 60 y 74 años.

Sumarios:

Cada vez más investigaciones relacionan la falta de micronutrientes esenciales en la alimentación –entre ellos el selenio- con una mayor predisposición al desarrollo de cáncer. 

En estos momentos se desarrolla un macroestudio con 34.000 personas –el PRECISE (Prevention of Cancer with Selenium in Europe and America)- encaminado a comprobar el efecto preventivo de los suplementos de selenio en cáncer.

Tan negativo para la salud es el déficit como el exceso de selenio. Hoy la dosis recomendada es de 70 microgramos/día en hombres y de 55 en mujeres pero existe un consenso casi general entre los profesionales de la Nutrición Ortomolecular sobre la necesidad de ingerir entre 100 y 400 microgramos/día.

El selenio forma parte de la glutatión peroxidasa -en la cual se encuentra en forma de selenio cisteína-, enzima que refuerza el sistema inmune al mejorar la actividad de los leucocitos, las células asesinas naturales y los macrófagos. Además es necesario en la producción de interferón natural.

Ya en 1910 August Von Wasserman inyectó selenio en ratones con carcinoma de Ehrlich demostrando su capacidad para hacerlos desaparecer sin recidivas

Las fuentes alimenticias más ricas en selenio son los pescados, los mariscos, las carnes rojas, los granos, los huevos, el pollo, el hígado y el ajo así como la levadura de cerveza, el germen de trigo, la avena y el arroz integral aunque donde más abunda es en las nueces de Brasil: hay 120 microgramos en cada nuez.

Este reportaje aparece en
84
84
Junio 2006
Ver número