Los suplementos dietéticos supondrían un enorme ahorro para el sistema público de salud

Sumarios:

La prescripción preventiva de suplementos dietéticos –vitaminas, minerales, enzimas, oligoelementos, fibra, proteínas, ácidos grasos, etc.- tendría repercusiones positivas en la salud de la población y además supondría un enorme ahorro económico para el sistema sanitario público. Así lo indica al menos un estudio realizado por la agencia de investigación de mercados Frost and Sullivan titulado Prevención inteligente: ahorro de costes en el sistema de protección sanitaria como resultado del uso dirigido de suplementos dietéticos tras estudiar su uso para prevenir las patologías cardiovasculares, las oculares relacionadas con la edad, la osteoporosis y la diabetes. Y es que el ahorro neto entre 2013 y 2020 en solo esas cuatro patologías sería de casi 50.000 millones de dólares en Estados Unidos.

Sumarios:

Un enfoque inteligente para el sistema sanitario –porque sería eficaz y ahorraría gastos- sería incluir la Nutrición Ortomolecular –la ingesta preventiva de vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes naturales- en el ámbito de la Medicina Preventiva.

La prescripción de suplementos dietéticos para prevenir las patologías cardiovasculares, las oculares relacionadas con la edad, la osteoporosis y la diabetes supondría en Estados Unidos un ahorro neto entre 2013 y 2020 de casi 50.000 millones de dólares.

El consumo preventivo de ácidos grasos omega 3, vitaminas del grupo B, fitoesteroles y fibras dietéticas supondría para Estados Unidos sólo en el área de las patologías cardiovasculares un ahorro neto de unos 15.000 millones de dólares en ocho años.

Según un informe de Frost and Sullivan el uso preventivo de picolinato de cromo por los diabéticos permitiría reducir sus niveles de HbA1c y, por ende, el número de accidentes cardiovasculares entre ellos.

La suplementación dietética con luteína y zeaxantina por pacientes con Degeneración Macular Asociada a la Edad mejora su agudeza visual y además inhibe la formación de cataratas.

Según Frost and Sullivan la ingesta preventiva diaria de calcio y vitamina D entre las estadounidenses mayores de 55 diagnosticadas con osteoporosis supondría un ahorro neto de más de 12.200 millones de dólares entre 2013 y 2020 al prevenir fracturas; y la suplementación dietética con magnesio más de 4.800 millones.

Para Steve Míster -presidente del Council for Responsible Nutrition Foundation- está constatado que determinados suplementos dietéticos permiten prevenir la aparición de algunas patologías crónicas y degenerativas contribuyendo ello a un significativo ahorro de costes para el sistema sanitario.

Este reportaje aparece en
167
Enero 2014
Ver número