Molding Contour y Molding Lip: tratamientos efectivos para eliminar las arrugas de la cara

Las “patas de gallo” y el “código de barras” –esas arrugas peribucales frecuentes en personas fumadoras- son probablemente dos de los defectos estéticos localizados en la cara que más molestan a quienes los padecen. Y es verdad que existen distintos tratamientos para mitigarlas o intentar eliminarlas pero, ¿conoce alguno que resuelva el problema en menos de una semana, sin cirugía, sin láser, sin efectos secundarios y con resultados eficaces y duraderos? Pues existen: se llaman molding Contoury Molding Lip y pueden cambiarle la cara.

No es solamente una cuestión de edad. También el estrés, los efectos del sol, la mala alimentación y la gesticulación dan lugar a numerosos signos de envejecimiento que se hacen más visibles en nuestra cara y que se traducen en arrugas, manchas o flacidez.

Normalmente tal cosa empieza a ocurrir en torno a los 45 o 50 años pero en determinados casos los signos de envejecimiento empiezan a hacer su aparición con sólo 30. O incluso antes si, por ejemplo, se es fumador; porque se sabe que la nicotina es una de las sustancias que más ataca el colágeno y contribuye a la pérdida de firmeza. Además, la vasoconstricción provocada por el tabaco produce un aspecto apagado en la epidermis y el gesto de aspirar el humo causa arrugas alrededor de la boca que popularmente se conocen como “código de barras”.

Pues bien, sea cual sea la edad una forma rápida de eliminar el antiestético código de barras o las temidas patas de gallo es recurrir a los cada vez más efectivos tratamientos estéticos.

ELIMINAR EL “CÓDIGO DE BARRAS”

Como decimos, las arrugas peribucales son la pesadilla de muchas mujeres, sobre todo de las fumadoras. Afortunadamente para combatirlas existe hoy un método terapéutico conocido como Molding Lip cuya base está en la fórmula que se utiliza para el Molding Mask, un tratamiento facial espectacular del que ya hablamos en el número 44 de nuestra revista y que aplica desde hace más de 10 años el doctor Ramón Roigé en la clínica marbellí Molding Clinic.

“El Molding Lip –nos explicaría el propio Roigé- es un tratamiento ambulatorio diseñado para la corrección de las arrugas peribucales en tan sólo 6 días, sin efectos secundarios, sin cirugía ni láser y con resultados sorprendentes. Consiste básicamente en la aplicación tópica de una fórmula compuesta por un 85% de productos naturales fitoterapéuticos y un 15% de productos químicos (en concreto, fenol). Hablamos de una fórmula altamente experimentada con una trayectoria de más de veinte años y que se ha aplicado ya en más de 5.000 ocasiones. Es sin duda el tratamiento antiarrugas más efectivo que existe porque, por ejemplo, a diferencia del peeling,que sólo actúa a nivel de la epidermis, el Molding Lipactúa en la dermis y llega hasta la sustancia principal que regenera y engrosa el tejido”.

“El éxito de este tratamiento–afirma Roigé- reside en que, sin efectos secundarios y sin complicaciones posteriores, corrige las arrugas más profundas, previene la aparición de nuevas arrugas y regenera por completo la piel. Lo que es posible porque el Molding Lipactúa a cuatro niveles: por un lado, exfolia la parte córnea de la epidermis y la hidrata; y,  por otro, retrae la piel. Pero además regenera la dermis produciendo un aumento del colágeno y la elastina y engrosa la sustancia fundamental del tejido de la dermis. Todo esto en los cinco minutos durante los cuales la fórmula está en contacto con la piel del paciente”.

El tratamiento, muy sencillo, se inicia poniendo una inyección de anestesia en el labio superior. Una vez insensibilizado éste se pone la fórmula sobre él y se la deja actuar durante unos cinco minutos. El tiempo de aplicación dependerá de la profundidad de las arrugas. Después se colocan dos esparadrapos superpuestos en la zona tratada: uno de seda en contacto con la piel y otro resistente al agua. Esta especie de máscara permanecerá en el rostro del paciente durante 24 horas. Transcurrido ese tiempo se retira el esparadrapo, se limpia la zona y se aplica una crema antiinflamatoria que ayuda a la repitelización de la piel. La crema debe aplicarse durante 5 días. El sexto día se limpia de nuevo la zona y se la protege con un protector solar de pantalla total, cuidado que deberá mantenerse durante un mes. Pasado este tiempo el paciente podrá actuar con toda normalidad y podrá tomar el sol progresivamente con la protección habitual. Y eso es todo.

MOLDING CONTOUR: ADIÓS A LAS PATAS DE GALLO

“ElMolding Contour –nos diría posteriormente el doctor Roigé- es un tratamiento diseñado específicamente para corregir las patas de gallo y las arrugas perioculares, es decir, las que se forman alrededor de los ojos. Se aplica en aquellos pacientes      que no cumplan los criterios para realizar una blefaroplastia –es decir, una cirugía de párpados- porque no tienen bolsas de grasa pero que sí presentan piel sobrante y con arrugas en torno al párpado inferior”.

En cuanto a la forma de aplicación del tratamiento es exactamente la misma que la descrita para el Molding Lip. Hablamos de un tratamiento ambulatorio que dura 5 minutos, se aplica bajo anestesia local y durante el cual se coloca en la zona tratada una fórmula básicamente natural que se fija con un esparadrapo de seda. A las 24 horas se retira el apósito y durante 6 días se aplica una crema antiinflamatoria en la zona tratada. Durante el primer mes será preciso utilizar un protector solar de protección total y a partir del tercero se puede tomar el sol normalmente.
Opcionalmente este tratamiento podría complementarse con una blefaroplastia conjuntival que permite extraer la grasa almacenada en el párpado inferior mediante una fina incisión en la membrana conjuntiva –interna- del párpado y que no necesita sutura.

“Con el Molding Contour –nos diría el doctor Roigé- lo que conseguimos es que se estire la piel de los párpados y la del contorno de los ojos recuperando la expresión anterior; y sin la necesidad de una cirugía que pudiera ocasionar problemas posteriores como, por ejemplo, un mal funcionamiento del párpado. Se logran resultados simplemente espectaculares de forma sencilla y sin complicaciones de ningún tipo”.

Para el doctor Ramón Roigé la efectividad de los dos tratamientos mencionados radica sobre todo en que no se limitan a quitar arrugas o a estirar la piel sino en el hecho de que logran que la piel se regenere por completo. Al punto de que asegura que puede mantenerse fresca y joven durante muchos años tras el tratamiento y seguir su normal proceso de envejecimiento a partir del estado de salud de la piel recuperada.

Varda Galán

Este reportaje aparece en
54
Octubre 2003
Ver número