Muere más gente por cáncer donde más leche se consume

ntermedia_182_01

Sumarios:

¿Sabía que aquellas comunidades españolas que más lácteos consumen son las que registran mayor número de fallecidos por cáncer? ¿Y que acaece lo mismo en los países en los que el consumo de leche es mayor? En el número pasado dimos a conocer la aseveración del Dr. T. Colin Campbell de que la caseína de la leche es “el carcinogénico más importante que se haya identificado jamás”, afirmación que apoya en los rigurosos trabajos que cita en sus dos últimas obras: El estudio de China e Integral. Pues bien, resulta que un español que perdió a su mujer a causa de un cáncer de colon, Hilario Montero, decidió hace unos años investigar, obtener los datos estadísticos públicos disponibles sobre el consumo de leche y sus derivados y cruzar los mismos con los de los fallecidos por tumores en España y otros lugares del mundo ¡corroborando así la relación entre el consumo de lácteos y el cáncer!

Sumarios:

Las comunidades españolas que más lácteos consumen son las que registran mayor número de fallecidos por cáncer. Y acaece lo mismo en los países en los que el consumo de leche es mayor.

En España el mayor número de fallecimientos por tumores se produce en Asturias, Castilla y León, Galicia, Extremadura, Cantabria, País Vasco, Aragón y La Rioja que es precisamente donde más leche se consume. La única excepción es Navarra.

La ubicación de las denominadas ‘400 aldeas del cáncer’ en China, llamadas así por la gran cantidad de casos de esa enfermedad que hay en ellas y que los ecologistas achacan a la contaminación industrial ¡se corresponde con la zona de mayor nivel de consumo de lácteos!”, explica Hilario Montero.

En Bolivia, país que después de Haití es la nación de América que menos leche consume, es donde menos cáncer hay.

La investigación de Hilario Montero pone en entredicho la convicción asumida de que el número de casos de cáncer es mayor en las zonas más industrializadas. Lo que indica es que donde hay más muertes por cáncer es donde más leche se consume.

En Canarias el cáncer de mama es prevalente cuando es donde menos leche líquida se toma pero es que se trata de la región española que más kilos de queso por persona consume.

Consumir leche no previene las fracturas óseas. Tal es al menos la principal conclusión de un trabajo efectuado por investigadores de la Universidad de Upsala (Suecia) publicado en 2014 según el cual ingerirla en demasía aumenta además el riesgo de mortalidad.

Consumir leche no minimiza el riesgo de fracturas y en cambio aumenta la tasa de mortalidad según el trabajo dirigido por Karl Michaëlson que se publicó en octubre de 2014 en el British Medical Journal.

Este reportaje aparece en
182
182
Mayo 2015
Ver número