Óscar Aguilera: “La vitamina C es anticancerígena”

Óscar Aguilera: "La vitamina C es anticancerígena"

Sumarios:

Un equipo del Departamento de Oncología Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz, dirigido por Jesús García-Foncillas y coordinado por el biólogo español Oscar Aguilera Martínez acaba de publicar en Oncotarget los resultados de un importante estudio que demuestra la gran eficacia antitumoral de la vitamina C; cuando menos en el cáncer colorrectal quimiorresistente con el gen KRAS mutado. El descubrimiento es trascendente porque avala y explica en buena medida los numerosos estudios realizados sobre la eficacia anticancerígena de la vitamina C intravenosa pero, sobre todo, porque el gen KRAS mutado está igualmente presente en otros tumores; como los de pulmón, páncreas y tiroides.

Sumarios:

Un equipo coordinado por el biólogo español Oscar Aguilera Martínez ha descubierto que la vitamina C logra desacoplar la proteína KRAS mutada de la membrana celular inhibiendo así la activación de enzimas metabólicas internas que son clave para la transformación neoplásica.

“La selectividad de acción antitumoral de la vitamina C se debe, al menos en parte, a su capacidad para bloquear la expresión en los tumores de enzimas íntimamente relacionadas con el metabolismo”, explica Oscar Aguilera.

“Nuestro trabajo –explica Oscar Aguilera- enfatiza la importancia del metabolismo en el mantenimiento de procesos fundamentales en el desarrollo tumoral: crecimiento, invasividad, angiogénesis y metástasis. Y apoya la tesis del Dr. Otto Warburg de que la causa principal del cáncer es la privación de oxígeno a nivel celular”.

“La vitamina C -explica Oscar Aguilera- deslocaliza la proteína que codifica el gen KRAS desacoplándolo de la membrana plasmática. Y, por ende, inhibe la ruta de señalización MAPK/ERK hiperactivada de estos tumores. Algo vital ya que es responsable de que la célula tumoral exprese una cantidad extremadamente alta de receptores GLUT-1 -entre otros-, responsables de la entrada de glucosa en la célula”.

“La vitamina C -explica Oscar Aguilera- inhibe la expresión del GLUT-1, uno de los receptores de la glucosa. Y ya se sabe que ésta es el principal combustible de la célula cancerosa. Además el desprendimiento del gen KRAS mutado inhibe la fosforilación de las enzimas ERK y PKM2, tan frecuente en los tumores quimiorresistentes”.

Tanto Nature como Science se negaron a publicar el trabajo del equipo que coordina Óscar Aguilera rápidamente y con argumentos tan peregrinos que cabe poner en duda su credibilidad científica.

La vitamina C potencia el sistema inmune, mejora la respuesta linfoproliferativa a los mitógenos y la actividad linfotrópica, aumenta los niveles de interferón, la respuesta de los anticuerpos, los niveles de inmunoglobulinas y la secreción de hormonas por el timo. 

Este reportaje aparece en
195
Julio-agosto 2016
Ver número