Propiedades anticancerígenas de la artemisinina

ntermedia_181_05

Sumarios:

La artemisinina es una sustancia inocua -carente de efectos secundarios adversos- extraída de la planta Artemisa annua o ajenjo dulce que parece ser eficaz en todo tipo de tumores. Al menos así se ha comprobado en trabajos con animales desarrollados en los últimos veinte años habiendo además en la literatura científica numerosos testimonios de su eficacia en humanos, casos considerados sin embargo por los oncólogos como “anecdóticos”. Lo singular es que a pesar de tan prometedores antecedentes su posible aportación en el tratamiento del cáncer sigue siendo ignorada ya que no se ha puesto en marcha ningún ensayo clínico de importancia para comprobar sus posibilidades; no contemplándose siquiera el consumo de sus hojas en forma de té. Claro que es un producto natural no patentable…

Sumarios:

La artemisinina es una sustancia inocua que parece ser eficaz en todo tipo de tumores; al menos así se ha comprobado en trabajos con animales desarrollados en los últimos veinte años

Los fármacos avalados hoy por la OMS para tratar la malaria son combinados de artemisinina con otras moléculas.

La artemisinina contiene un puente endoperóxido que al interactuar con el hierro forma radicales libres y como las células cancerosas consumen mucho hierro al entrar en contacto con ellas éstos provocan su destrucción selectiva.

Aunque faltan ensayos clínicos concluyentes con humanos -porque no se quieren hacer- en la literatura científica hay múltiples testimonios de la eficacia de la artemisinina en cáncer.

Es probable que no sea necesario extraer la artemisinina de las hojas secas del ajenjo dulce a fin de fabricar pastillas y otros derivados y baste el simple consumo de las hojas de Artemisa annua en forma de té pues éstas, además de artemisinina, contienen otros 29 sesquiterpenos, 36 flavonoides y una variedad de aceite esencial que sin duda actúan en sinergia.

Este reportaje aparece en
181
181
Abril 2015
Ver número