Propiedades terapéuticas del MSM

ntermedia_184_04

Sumarios:

El MSM (metilsulfonilmetano) es un compuesto natural azufrado presente en nuestro organismo y en muchos alimentos que aunque la medicina oficial se niega a usar por ser una sustancia no patentable ha demostrado tener numerosas propiedades terapéuticas. Ciertamente no son muchos por eso mismo los estudios científicos que avalan su eficacia -no obstante los hay en casos de artrosis, enfermedades inflamatorias intestinales, alergias y otras patologías- pero hay también evidencias empíricas de que posee una potente acción antiparasitaria, antiinflamatoria e inmunomoduladora. Es más, por su riqueza en azufre está indicado para tratar numerosas dolencias ya que este mineral participa en funciones vitales del organismo. Lo analizamos en detalle.

Sumarios:

El MSM es un compuesto orgánico sulfurado presente de forma natural en plantas y animales, especialmente en los mariscos, la carne, el café, el té y el chocolate rico en cacao.

El MSM aumenta de forma significativa los niveles de las enzimas antioxidantes glutatión y catalasa disminuyendo la cantidad de citoquinas proinflamatorias; al menos en ratones.

El MSM parece disminuir tanto el tamaño como el número de tumores cancerígenos.

En el caso de que se manifiesten patologías claramente relacionadas con un déficit de azufre es aconsejable plantearse suplementar la dieta con MSM.

El MSM puede ser útil en numerosas patologías así como cuando se precisa eliminar del cuerpo metales pesados o se quiere alargar la vida en la senectud ya que coadyuva a proteger y reparar el ADN celular dañado.

Las mejores fuentes de azufre son los ajos, las cebollas, las alubias secas, las legumbres, las coles de bruselas, la col rizada, los espárragos, las frutas secas, los fríjoles, el germen de trigo, los huevos, las carnes magras, las vísceras y los pescados.

Este reportaje aparece en
184
184
Julio-agosto 2015
Ver número