Obtienen del huevo fecundado un cóctel con numerosas propiedades terapéuticas

Veterinario experto en Embriología Joan Cunill descubrió en 2003 que de los huevos fecundados sometidos a determinadas condiciones de temperatura y presión -fundamentalmente de las yemas- pueden extraerse multitud de moléculas con efecto antiinflamatorio y regenerador; básicamente lípidos neuroprotectores y neurorregeneradores así como precursores de factores de crecimiento. Se trata de un cóctel natural de más de 800 moléculas con numerosas posibilidades terapéuticas cuyo proceso se ha patentado y sus resultados han sido ya avalados por la Universidad de Lérida, la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona y el CAR de Sant Cugat. En la actualidad el producto está siendo testado en el Hospital Vall d’Hebrón y en el Hospital Dr. Negrín de Gran Canaria.

Obtienen del huevo fecundado un cóctel con numerosas propiedades terapéuticas

Este reportaje aparece en
195
Julio-agosto 2016
Ver número