¿Son de fiar los medios de comunicación?

ntermedia_184_06

Todo el mundo admite que la información es poder y, por tanto, que quien controla la información lo tiene o controla en la sombra. La sociedad actúa en función de los datos que tiene y éstos se los proporcionan los medios de comunicación… o se los ocultan. Información que cuando llega, por otra parte, puede ser veraz… o manipulada. En todos los campos, incluido el de la salud; solo que en éste ámbito se moldea con ella a los profesionales, funcionarios y políticos que toman las decisiones. Ser conscientes de ello es fundamental porque los grandes medios se hallan actualmente en manos de muy pocas personas y grupos… y es hora de saber que la información que recibimos es en la mayoría de los casos poco fiable ya que suele manipularse en función de los intereses de quienes se hallan en la sombra detrás de cada medio.

Las campañas militares de Alejandro se convirtieron en históricas porque hubo quien le acompañaba y se ocupó de darlas a conocer: un sobrino de Aristóteles llamado Calístenes. Y es que solo puede valorarse lo que se conoce. Y lo que se conoce de algo -o cree saberse- depende de quién, qué, cómo y cuándo lo cuenta. En ello radica el poder de la información y eso no ha cambiado en milenios. Ni siquiera tras su globalización merced a Internet y la expansión tecnológica porque hay mecanismos que permiten controlarlo todo. Basta con posicionar adecuadamente unas webs y hacer casi “invisibles” otras. Y dar credibilidad a unas mientras se descalifican otras. Las formas de manipulación son numerosísimas e incluyen ahogar económicamente a los que resultan molestos para quienes controlan el poder. Éstos no buscan pues restringir la información ya que hoy es imposible pero pueden controlarla y manipularla. Tal es la realidad aunque haya quienes crean ingenuamente que vivimos en una sociedad informada, formada y libre. Y una de las maneras -en absoluto la única- es poseer el mayor número posible de medios de comunicación. Entre otras cosas porque permite “controlar” a quienes trabajan en ellos; es decir, a los periodistas. Medios de comunicación de masas que juegan en suma un papel de contención para que los privilegiados del sistema sigan en la cúspide. De ahí la importancia no ya de controlar los medios sino de crearlos. Y eso se hace hasta desde los organismos públicos que se supone están al servicio de la ciudadanía. Lo reconocería sin tapujos William Colby, Director de la CIA entre 1973 y 1976 con la administración de Richard Nixon: “La Agencia Central de Inteligencia es propietaria de cualquiera con relevancia en los principales medios de comunicación”.

“EL MERCADO DE LA PALABRA”

Añadiremos que lo que hoy caracteriza el “mercado de la palabra”, como denomina Pascual Serrano al conglomerado de los grandes medios de comunicación, es…

…la concentración del poder. Que no tiene justificación económica sino ideológica; es decir, las empresas se crean, se compran, se absorben, se concentran o participan de otras no para ganar más dinero sino para poder influir en más personas. Para Serrano solo hay una línea ideológica: silenciar o desprestigiar todo planteamiento  que postule cambios en las estructuras económicas dominantes.

…la falsa creencia de que los medios de comunicación son plurales. Como denuncia Vicenç Navarro, Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Pompeu Fabra, “el abanico de opiniones en los mayores medios de información y persuasión del país es muy limitado; los puntos de vista críticos de sensibilidad de izquierdas están claramente discriminados”.

…la inexistencia de una competencia real. Corporaciones que se supone son competidoras pertenecen en realidad a las mismas personas o empresas. Mediaset por ejemplo participa de cadenas “rivales” como Telecinco, Cuatro o Veo TV. Silvio Berlusconi tiene acciones tanto en El País como en El Mundo. Mediabanca es tanto accionista de Unidad Editorial (El Mundo) como DeAgostini (La Razón). Televisa es socia en España de Mediapro (La Sexta) pero en México lo es de Prisa, grupo empresarial que en España es competidora de La Sexta a través de Cuatro.

…los grandes medios de comunicación no los controlan los periodistas sino los consejos de administración. Son los dueños de los medios y no profesionales de la información independientes quienes marcan las líneas informativas y editoriales. De ahí que contraten solo a quienes están dispuestos a plegarse a sus objetivos por dinero… aunque se presenten a la sociedad como “periodistas  independientes”.

…la publicidad prima sobre la información. Antiguamente las agencias de publicidad aprovechaban los medios de comunicación para anunciarse sin tener poder sobre sus contenidos. Hoy son a menudo parte del accionariado y deciden sobre ellos. De hecho hasta obligan a sus periodistas más conocidos a anunciar productos y éstos acceden para no ser despedidos.

En suma, a la inmensa mayoría de la población le llega principalmente la información que deciden unas cuantas personas y empresas que son las que controlan los grandes medios de comunicación. No se  informa y forma al público para que pueda libremente llegar luego a conclusiones, se le imbuyen -sin que se den cuenta de ello- creencias en forma de dogmas. A todos los niveles: social, político, económico, cultural y hasta deportivo. Se trata de mantener a toda costa el paradigma imperante. Ocurre hasta con las llamadas revistas científicas por mucho que se presenten como “objetivas” e “independientes”. Se  dirigen a un público especializado pero sus dueños -y objetivos- son los mismos.

LOS NUEVOS TIRANOS

Ya el conocido escritor inglés G. K. Chesterton escribió: “El capitalista y el editor son los nuevos tiranos que se han apoderado del mundo. Ya no hace falta que nadie se oponga a la censura de la prensa. No necesitamos censura para la prensa. La prensa misma es la censura. Los periódicos comenzaron a existir para decir la verdad y hoy existen para impedir que la verdad se diga”.

¿Cómo? El lingüista estadounidense Noam Chomsky y el economista y analista de medios de comunicación Edward S. Herman lo explican en su obra Los guardianes de la libertad (Editorial Crítica). Uno de los métodos es determinar previamente lo que debe considerarse noticia y lo que no. Y eso se consigue no convenciendo a los profesionales que trabajan en ellos sino con el mero control empresarial de los mismos. Especialmente controlando a los suministradores de noticias, es decir, a las grandes agencias internacionales de información. A fin de cuentas el 80% de las noticias que circulan por el mundo las proporcionan unas pocas agencias: la estadounidense Associated Press, la británica Reuters y la francesa Agence France Press. Son las que establecen el “menú del día” para la inmensa mayoría de los medios del mundo que lo asumen porque no pueden tener corresponsales y cámaras en todas partes. Eso explica que de cada 10 noticias que se emiten por televisión 8 se elaboran a partir de informantes con intereses relacionados con lo que se cuenta en ella. ¿O no le había extrañado nunca al lector que con los miles de noticias de interés que a diario se producen en el mundo los informativos de las principales cadenas den a diario prácticamente las mismas noticias? Todos utilizan primordialmente las que les pasan esas tres agencias. El control en los grandes medios es absoluto. Y lo que se publica en los medios minoritarios y no controlados -como esta revista- se silencia.

Es más, se emplean numerosas y sofisticadas técnicas de manipulación y descontextualización de las noticias. Como transformar una invasión por motivos económicos en una guerra por la libertad y la democracia. Se hace desde que existen los medios masivos de comunicación.  John Swinton, exjefe de personal del New York Times, lo reconoció sin tapujos en 1953 en el Club de la Prensa de la ciudad: “No existe en estos momentos en América algo que podamos llamar prensa independiente. Ustedes lo saben y yo lo sé (…) El negocio de los periodistas es destruir la verdad, mentir abiertamente (…) Somos las herramientas de los ricos tras la cortina. Nuestros talentos, nuestras posibilidades y nuestras vidas son propiedad de otros. Somos prostitutas intelectuales”. Más claro agua. Y la situación apenas ha cambiado.

DESCORRIENDO LA CORTINA

En fin, la verdad es que la opacidad y el constante movimiento de compraventas y fusiones dificultan ofrecer una visión de conjunto de los principales grupos de poder mediático pero a riesgo de que alguno de los que vamos a citar haya cambiado últimamente de manos en Estados Unidos son básicamente ocho los que controlan la información. Los citamos brevemente indicando solo su valoración en dólares sin mencionar los numerosos medios que controlan -excepción hecha de algunos datos especialmente significativos- ya que necesitaríamos decenas de páginas para ello. Son éstos:

1) NBC UNIVERSAL/GENERAL ELECTRIC. Su valor de mercado se calcula en 390.000 millones de dólares. Se trata de uno de los más poderosos conglomerados con multitud de canales de televisión en los cinco continentes, producción cinematográfica (Universal Pictures y Universal Home Entertainment) e internet (NBC Universal Digital Media).

2) MICROSOFT. Compañía dedicada al sector de la informática fundada en 1975 por Bill Gates está valorada en unos 219.000 millones, tiene más de 93.000 empleados en 102 países y dispone de varios canales de televisión por cable.

3) GOOGLE. Multinacional especializada en productos y servicios relacionados con Internet, software, dispositivos electrónicos y otras tecnologías su principal producto es un motor de búsqueda de contenido en Internet pero ofrece también otros como un servicio de correo electrónico llamado Gmail, sus servicios de mapas Google Maps y Google Earth, la web de vídeos YouTube y utilidades como Google Libros, Google Noticias, Google Chrome y la red social Google+. Además lidera el desarrollo del sistema operativo Android orientado a teléfonos inteligentes, tabletas, televisores y automóviles. Actualmente trabaja en un proyecto de gafas de realidad aumentada –Google Glass-, en un servicio de fibra óptica –Google Fiber- y en otro denominado Project Loon. Su valor es de unos 154.000 millones.

4) TIME WARNER. Empresa valorada en unos 90.000 millones fue fundada en 1918 por la revista Time  uniéndose en 1989 a los estudios Warner BROS y en 2001 a American On Line. Tienen participaciones importantes en CNN, Warner Brothers, siete cadenas por cable y 24 revistas.

5) WALT DISNEY CORPORATION. Fundada en 1923 por Walt y Roy Disney vale unos 72.800 millones y posee varios canales de televisión -como ABC y ESPN-, emisoras de radio y editoriales (como Hyperion)

6) NEWS CORPORATION. Fundada en 1960 por Rupert Murdoch su valor es de unos 57.000 millones y entre los muchos medios en los que participa se encuentran canales de televisión como Fox, empresas de cine como 20th Century Fox), medios impresos como The Sun, The Times, The Daily Telegraph y  The New York Post, radios, editoriales y emisiones vía satélite a Europa, Iberoamérica, Asía y Australia. En España tiene participaciones importantes en Hispano Foxfilm y 20th Centruy Fox.

7) VIACOM. Fundada en 1971 su valor de mercado es de unos 54.000 millones y sus medios emiten por cable y satélite. Entre sus empresas de producción cinematográfica destaca Paramount Pictures. En España tiene un gran número de acciones en UIP y Paramount Home Entertainment.

8) YAHOO. Empresa global de medios posee un portal de Internet, un directorio web y una serie de servicios, incluido el popular correo electrónico Yahoo. Fundada en enero de 1994 por dos estudiantes de postgrado de la Universidad de Stanford, Jerry Yang y David Fil, tiene hoy un valor de unos 40.000 millones de dólares.

EN EL RESTO DEL MUNDO SALVO ESPAÑA

Por lo que se refiere al resto del mundo -de España hablaremos luego con mayor extensión- los grupos mediáticos más importantes -damos solo unos breves datos- son los siguientes:

BERTELSMAN (Alemania). Uno de los más grandes del mundo. Cuenta con 73.000 empleados y tiene cobertura en 50 países. Posee importantes periódicos y revistas -como Cosmopolitan y Marie Claire-, 22 emisoras de televisión y 18 de radio. En España  es accionista de Antena 3 TV, Círculo de Lectores, Random House y Printer.

VIVENDI (Francia): En España se halla presente en Sogecable y Vivendi Universal.

LAGARDÉRE (Francia): Participa en nuestro país en Anaya, Hachette, Salvat, Alianza Editorial y la distribuidora SGEL.

YELL GROUP (Reino Unidos). En España está presente en Telefónica Publicidad e Información.

REUTERS (Reino Unido). Aunque es mundialmente conocida como una de las mayores agencias de noticias más del 90% de sus ingresos los obtiene elaborando información y análisis sobre los mercados financieros. Actualmente está ampliando su campo de acción a radio, televisión e internet.

MEDIASET (Italia). En España participa en Telecinco.

DEAGOSTINI (Italia). Con participaciones importantes en nuestro país en Antena 3 TV, Planeta DeAgostini y Uniprex.

MONDADORI (Italia). Actualmente el grupo incluye nueve editoriales distintas –Edizioni Mondadori, Giulio Einaudi Editore, , Edizioni EL, Sperling y Kupfer, Edizioni Piemme, Mondadori Electa, Mondadori Educación y Harlequin Mondadori- que editan libros, diarios y numerosísimas revistas. Asimismo es dueña de una cadena de radio –R101-, y de una de librerías así como de los cuatro clubes de libros del país: Euroclub, Club degli Editoriales, Il Circolo y el Club por Voi. En España está presente en Random House Mondadori.

TELEVISA (México). El quinto canal de televisión mundial por importancia fue creado en 1972 y posee además editoriales y programas de radio. En España es dueña del 40% de La Sexta.

CISNEROS (Venezuela). Propiedad de la familia Cisneros es una de las más importantes cadenas de Iberoamérica con más de 30.000 trabajadores.

 GLOBO (Brasil). El mayor grupo multimedia de Brasil es propiedad de la familia Marinho y emite a través de TVGlobo.

QUEBERCOR (Canadá). Posee cadenas de televisión y editoras de periódicos, revistas y libros En España tiene una filial, Quebercor Ibérica, que posee el 70% de la empresa de pre-impresión Espacio y Punto.

PERSONAJES MUY INFLUYENTES

En 2012 la conocida revista Forbes publicó una relación de los diez propietarios de medios de comunicación más ricos del mundo –lo que no quiere decir que sean lo que más medios controlan- y en la misma figuraba en primer lugar el magnate mexicano Carlos Slim con una fortuna que entonces se calculaba en 69.000 millones de dólares y hoy sobrepasa los 78.000 siendo extensísima la lista de empresas propias y participadas; entre ellas el New York Times, diario del que es el tercer mayor accionista. Le seguía Warren Buffett -con 44.000 millones de dólares pero no inmerso en el ámbito de los medios de comunicación aunque compró el diario de su ciudad natal-, Bernard Arnault  -con 41.000 millones de dólares y poca incidencia también en el sector-, Michael Bloomberg -alcalde de Nueva York entre 2002 y 2013 con 22.000 millones de dólares quien hizo su fortuna con la agencia de noticias financieras que lleva su nombre de la que aun controla el 92% del capital-, Alisher Usmanov -uzbeko con un patrimonio de 18.100 millones de dólares y dueño de medios rusos como los periódicos Kommersant y Gazeta.ru y las televisiones 7TV y Muz-TV además de otros 33 canales regionales y participación en Facebook-, el príncipe saudí Alwaleed Bin Talal Alsaud -el árabe más rico del mundo con una fortuna que entonces se estimó en 18.000 millones de dólares y que posee el 7% de News Corporation (el conglomerado de medios de Rupert Murdoch) y es accionista mayoritario de Rotana,  holding panárabe con múltiples revistas, cadenas de radio y televisión en varios países árabes-, David Thomson -canadiense con una fortuna entonces de 17.500 millones de dólares y propietario de la agencia de noticias y editorial Thomson Reuters además de diversos periódicos (como The Globe and Mail) y cadenas de radio y televisiones (entre ellas la canadiense CTV)-, Ricardo Salinas –con un patrimonio en esa época de 17.400 millones de dólares y propietario del segundo mayor canal mexicano (la TV Azteca)-, Mikhail Prokhorov -ruso afincado en Estados Unidos con una fortuna entonces de 13.200 millones y que participa en el accionariado del grupo de medios del antes citado Alisher Usmanov a través del cual lanzó diversas revistas (como Snob, editada en EEUU pero escrita en ruso) o Russian Pioneer- y Francois Pinault -francés con un patrimonio familiar de 13.000 millones de dólares que hoy administra su hijo e incluye diversos medios de comunicación franceses como la cadena de televisión TF-1 o la revista semanal Le Point.

En suma, una lista en la que ni siquiera figuran magnates de los medios tan conocidos como Anne Cox Chambers, Rupert Murdoch, Samuel Newhouse, Silvio Berlusconi, John Malone, Nicolas Berggruen o Arthur Sulzberger.

PRINCIPALES GRUPOS DE COMUNICACIÓN ESPAÑOLES

En cuanto a los principales grupos de comunicación españoles son bien conocidos pero la inmensa mayoría de la población ignora qué medios están en cada uno de ellos y quiénes son sus propietarios o, al menos, los accionistas mayoritarios. Pues bien, el lector tiene esa información detallada en la obra Traficantes de información escrita por Pascual Serrano de las que entresacamos con permiso de su autor los datos recogidos aunque insistimos en que puede haber habido pequeños cambios ya que las compras, ventas y fusiones en este sector con constantes:

Prisa. Principal grupo de medios de comunicación de habla hispana y portuguesa con presencia en 22 países, entre ellos Francia, Portugal, Estados Unidos, México, Colombia, Brasil y Chile. Fue propiedad de las familias de sus dos fundadores –Jesús Polanco y Francisco Pérez González– si bien hoy solo poseen un 30% tras la entrada del grupo inversor estadounidense Liberty Acquisition Holding Corp. Mantiene acuerdos con The New York Times, Le Monde, The International Herald Tribune, Televisa y Times Warner.

-En prensa es propietario de los diarios El País, As y Cinco Días.

-En televisión es propietario de la plataforma española de televisión digital de pago por satélite Canal+..

-En radio posee Prisa Radio, conglomerado de  emisoras entre las que se hallan Cadena Ser, Cadena Dial, M-80 Radio, Radiolé  y Los 40 principales.

-Otras empresas: posee las revistas Cinemanía, Rolling Stone, Gentleman, Claves y otras además de empresas de promoción y producción de eventos musicales y cinematográficos, un operador de telecomunicaciones en banda ancha, empresas de publicidad y marketing, y editoriales como Santillana, Taurus, Aguilar y Salamandra, entre otras.

Vocento. Grupo nacido de la fusión de Grupo Correo -fundado por la familia Ybarra en 1875- y Prensa Española –propiedad de la familia Luca de Tena.

-En prensa: posee los diarios ABC, El Correo, El Diario Vasco, El Diario Montañés, La Verdad, Ideal, Hoy, Sur, La Rioja, El Norte de Castilla, El Comercio, La Voz de Cádiz y Las Provincias, los semanarios XL Semanal, Inversión & Finanzas, Mujer Hoy y Hoy Corazón y la agencia de prensa Colpisa.

-En televisión: es dueño de NET Televisión que cuenta con dos canales: Paramount Channel y Disney Channel.

-En radio: tiene un acuerdo estratégico de colaboración con COPE.

-Otras empresas: posee portales temáticos, anuncios clasificados en internet y descarga, producción y distribución de vídeos.

Planeta. Propiedad de la familia Lara posee más de setenta editoriales en todo el mundo, varias cadenas de televisión, empresas de producción para cine y televisión y compañías de publicidad.

-En prensa: es dueño del diario La Razón y de varias revistas especializadas como Historia y Vida e Interiores.

-En televisión: posee las cadenas Antena 3, La Sexta, Neox, Nova y Gol+.

-En radio: es propietario de Onda Cero, Europa FM y Onda Melodía.

-Otras empresas: posee una conocida cadena de librerías: La Casa del Libro,

Unidad EDITORIAL. Nace de la fusión del Grupo Recoletos y Unedisa aunque posteriormente se uniría a ellos el grupo británico Pearson. En 2007 la italiana Rizzoli-Corriere de la Sera compró el 100% de Recoletos.

-En prensa: es dueño de los diarios El Mundo, Expansión, Diario Médico, El Correo Farmaceútico, La Gaceta Universitaria, el diario Marca y Estadio Deportivo así como de las revistas Actualidad Económica, Metrópoli, Magazine, El Cultural, Telva, Yo Dona, Descubrir el arte, La Aventura de la Historia y Mercamotor entre otras.

-En radio: es propietario de Radio Marca.

-Otras empresas: es dueño Orbyt, quiosco virtual multisoporte en Internet.

Godó. Propiedad de Javier Godó Muntanola -Conde de Godó- y de su hijo Carlos Godó Valls.

-En prensa: es dueño de los periódicos La Vanguardia y Mundo Deportivo y de las revistas y suplementos Magazine, Historia y vida, Què Fem?, Cultura|s, Tvmanía, Salud y vida y Guías QF

En radio: posee o participa en las emisoras RAC 1, RAC 105 FM y Prisa Radio.

Productos digitales: Yaencontre.com, EnMemoria.com, Anuncios Express y VivirVip.com.

Otras empresas: propietaria de la central Publipressmedia, de los servicios audiovisuales 8tv, RAC 105 TV, GDA Pro y Nueva Veranda y de las empresas de servicios E-A, Marina BCN Distribucions, DYRSA y GDP

Zeta. Propiedad de la familia Asensio.

-En prensa: posee El Periódico de Catalunya, El Periódico de Extremadura, El Periódico de Aragón, Mediterráneo, Diario Córdoba y La Crónica de Badajoz así como varias revistas; entre otras Interviú, Tiempo, Cuore, Woman, Viajar, Stilo, Primera Línea y Digital Camera.

-Otras empresas: posee la editorial Ediciones B y compañías de gestión como Zeta Gestión de Medios y Dicom Medios.

Mediapro. Grupo de comunicación español fundado en 1994 tiene actividad en la producción cinematográfica, la gestión de derechos de cine y de eventos deportivos, una consultoría sobre deporte y televisión, la creación, diseño y producción de programas de televisión y canales temáticos y servicios de marketing y publicidad. Su presidente Jaume Roures posee junto a su socio Tatxo Benet  el 51,3% de las acciones. En 2006 se fusionó con el Grupo Árbol y la multinacional de publicidad británica WPP dando origen a Imagina Media Audiovisual.

MEDIASET. Conjunto de empresas dedicadas al desarrollo de negocios vinculados con el sector audiovisual siendo su principal línea de actividad la explotación del espacio publicitario de seis cadenas de televisión: Telecinco, Cuatro, Boing, Divinity, Factoría de Ficción y Energy. El grupo produce y emite contenidos audiovisuales en distintas plataformas (televisión e internet) para explotarlos comercialmente a través de Publiespaña y Publimedia Gestión. Ha desarrollado además dos plataformas de contenidos: Mitele y Atlas. Asimismo produce cine y opera en el ámbito de las agencias de noticias audiovisuales.  Mediaset España cuenta con diferentes participaciones en empresas del sector audiovisual españolas y extranjeras, poseyendo participaciones significativas en 23 sociedades.

Prensa Ibérica. Principal grupo español de prensa regional. Los medios que controlan son:

-En prensa: La Opinión de Málaga, La Opinión de Murcia, La Opinión de Zamora, Información (Alicante), Levante (Comunidad Valenciana), Diario de Mallorca, Diario de Ibiza, Regió7, Diari de Girona, Faro de Vigo, La Nueva España (Asturias), La Opinión de Tenerife y Superdeporte.

-En televisión: Levante TV, Televisió de Manresa e Información TV.

-En radio: Intervalencia, Radio Mallorca, Radio Diario Ibiza y Radio Canarias.

-En otras empresas: dueña de las editoriales Alba Editorial, Allison & Busby y Editorial Prensa Ibérica. posee también cuatro distribuidoras: Valdisme, Totaldis, Papiro y Vilarroya.

COPE. Propiedad principalmente de la Conferencia Episcopal Española es propietario de Cadena COPE, Cadena 100 y 13TV.

RBA. Grupo de comunicación presente en casi medio centenar de países que edita revistas, libros y coleccionables y cuenta con más de 1.500 personas entre personal y colaboradores.

En prensa: es propietario de numerosas cabeceras; entre ellas Lecturas, El Mueble, Semana, National Geographic España, Las paradojas cuánticas, In Style España, Clara, Saber Vivir, Arquitectura y diseño, El Jueves, Cosas de casa, Mente Sana, Cuerpo Mente, Labores del Hogar, Tu Bebé, Casas de campo, Patrones y Cocina Fácil.

Otras empresas: sus sellos editoriales son Gredos, Molino, Serres y La Magrana,

CONCLUSIÓN

En suma, damos estos breves datos a fin de que se entienda que la información que circula por el mundo la controlan unos cuantos medios que son quiénes deciden lo que es “noticia”, si algo debe o no difundirse y, en caso afirmativo, cómo debe hacerse. Obviamente otros medios de menor alcance -como el nuestro- podrán difundir lo que otros ocultan e incluso denunciar las manipulaciones interesadas de las noticias que sí se difunden pero como solo llegan a una minoría de la población al poder no le preocupa. Para quienes manejan los hilos de la información en la sombra solo tiene interés la “verdad oficial”… por muy falsa que ésta sea. Especialmente la difundida en los grandes medios de comunicación televisivos porque la mayoría de la gente no lee medios de informaciôn escritos y eso les hace vulnerables y manipulables. En cuanto a los medios independientes no controlados solo se ocupan de ellos cuando empiezan a ser molestos e intentan en tales casos bloquear su difusión -hay muchas maneras-, desprestigiarles, llevarse de ellos a los colaboradores más destacados mejorando sus condiciones económicas y laborales, amedrentar a sus anunciantes, llevarles a los tribunales aunque sea con falsedades, buscar mecanismos para obligarles a cerrar y, si todo ello no fuera suficiente, comprar el medio y quedarse con él.

Entiéndase pues bien: lo crea o no el lector la mayor parte de las informaciones de interés y utilidad real -muy especialmente en el ámbito de la salud- no se difunden porque no interesa a quienes han hecho de la enfermedad un negocio. Y las que se difunden se hace a menudo de forma que el lector no conozca su importancia, no las valore adecuadamente o las reciba de forma sesgada y engañosa. Sea pues usted escéptico con lo que le cuentan e investigue antes de dar algo por cierto.

Jesús García Blanca

Este reportaje aparece en
184
184
Julio-agosto 2015
Ver número