La farsa de la vacuna de la gripe

Un año más las autoridades sanitarias y los representantes de los médicos han instado a la ciudadanía a través de los grandes medios de comunicación a vacunarse contra la gripe asegurando que es segura y además la manera más eficaz para evitarla. Y una vez más… mienten. La vacuna de la gripe de este año es igual de ineficaz y peligrosa que la de los años anteriores. Lo denunciamos año tras año pero nadie escucha. Puede provocar graves problemas incluso a quienes gozan de excelente salud pero especialmente a niños, ancianos y enfermos. ¿Hasta cuándo va pues a mantenerse la farsa? Nos hemos puesto en contacto con responsables del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas para recabar datos y lo primero que reconocen es que a pesar del alarmismo de algunos la incidencia no es muy diferente a la de años anteriores. El número de casos por cada 100.000 habitantes fue en la primera semana de la temporada 2014-2015 de 62,32, en la 2015/2016 de 20,81 y en la 2016/ 2017 de 123,76 pero las propias autoridades explican que la gripe se presenta habitualmente entre diciembre y marzo y en esta temporada, simplemente, ha afectado de forma “más precoz”. Nos lo confirmarían en la Comunidad de Madrid ya que según nos dijeron hasta el momento de nuestra consulta -a mediados de enero- el número de casos “no es mayor que en otros años” y “de forma global la intensidad de la actividad epidémica es baja”. Es decir, no hay diferencias significativas respecto a otros años ni en el número de afectados ni en el de “casos graves hospitalizados con gripe confirmada“. Lo que en cualquier caso a nosotros nos interesaba saber es qué datos hay sobre tres cosas concretas: cuántas personas contraen en España la gripe cada año, qué porcentaje de las vacunadas enferma aún así y cuántas de las hospitalizadas con gripe confirmada -muchas de las cuales mueren- se habían vacunado. Pues bien, las autoridades ignoran cuántas enferman de gripe porque no hay manera de controlarlo ya que la mayoría la afrontan en sus casas, no informan de ello y además no hay garantía de que no sufran una infección -vírica, bacteriana o fúngica- distinta; y por eso mismo ignoran cuántas estaban vacunadas. El único dato real que poseen es el de cuántas personas graves por virus de la gripe -hecho confirmado con analíticas- tuvieron que ser hospitalizadas y de ellas cuántas estaban vacunadas y a pesar de ello la contrajeron. Solo que cuando se les pregunta por el porcentaje de vacunados/no vacunados se escaquean diciendo siempre lo mismo: que es “similar” al de otros años. Pero, ¿qué porcentaje es ése? Pues del 50%. Es decir, entre los casos graves que requieren hospitalización la mitad suele estar vacunada y la otra mitad no. Sorprendente dato ya que en nuestro país solo se vacunan los grupos de riesgo y estos no llegan a los 4 millones. Luego, ¿cómo es posible que haya el mismo número de casos graves entre los 4 millones de vacunados y los 40 millones de no vacunados? Porque eso implica que hay un riesgo 10 veces mayor entre los vacunados. Bueno, en realidad, no: veinte veces más si admitimos que la vacuna inmuniza al menos al 50% de esos cuatro millones. Ante lo que cabe razonablemente preguntarse si la vacuna previene la gripe… ¡o la provoca! Y es que a pesar de la propaganda oficial asegurando que la vacuna de la gripe es eficaz -afirmación gratuita que no se basa en datos- quienes han estudiado el asunto reconocen que su eficacia es del 50%. He aquí lo que los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reconocen sobre la vacuna de la temporada pasada: “Los cálculos de los CDC sobre la efectividad de la vacuna (EV) contra la influenza de finales de temporada correspondientes a la temporada 2015-2016 fueron presentados ante el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) el 22 de junio del 2016. La efectividad de la vacuna contra los virus de la influenza A y B en todos los grupos etarios fue del 47% según el cálculo ajustado general de los CDC. La efectividad general de la vacuna contra el virus A (H1N1) pdm09 fue del 41% y la efectividad general de la vacuna contra el virus de la influenza B fue del 55%. Estos datos concuerdan con la eficacia de la vacuna observada durante las temporadas anteriores cuando los virus en la vacuna y los virus en circulación eran similares. Estos cálculos sobre la efectividad de la vacuna derivaron de los datos recopilados por la Red Estadounidense de Efectividad de la Vacuna contra la Influenza entre el 2 de noviembre del 2015 y el 15 de abril de 2016″. En suma, la presunta eficacia de la vacuna de la gripe se basa en discutibles interpretaciones estadísticas cuando lo único constatable es que en los hospitales entran por problemas graves ¡el mismo número de vacunados que de no vacunados a pesar de ser los primeros diez veces menos! Y ahora, si quiere, arriesgue su salud y su vida vacunándose.

Jose Antonio Campoy
Director