Número 200

Son 200 números en 18 años con más de 3.000 noticias propias, 1.650 extensos reportajes, cerca de 1.500 Cartas al Director respondidas y no menos de 20.000 trabajos científicos consultados para poder desarrollar a conciencia nuestro trabajo. A ello debemos sumar el desarrollo de 3 webs distintas, la última versión recién subida con un diseño “responsive” que se adapta a todo tipo de dispositivos, desde ordenadores de escritorio de distinto tamaño hasta móviles y smartphones pasando por portátiles y tablets. Hemos asimismo producido y editado 57 vídeos de elaboración propia que los lectores pueden visualizar entrando gratuitamente en nuestra web –www.dsalud.com– y han tenido una gran acogida en todo el mundo -muy especialmente en los países de habla hispana- como demuestra el hecho de que en conjunto llevan en Youtube más de tres millones y medio de visualizaciones. A ello cabe añadir la organización y patrocinio de tres  congresos internacionales sobre tratamientos complementarios y alternativos en cáncer y un congreso internacional sobre medicina de vanguardia que contaron entre sus ponentes con personalidades prestigiosas de muy distintos países que no dudaron en acudir desde ellos pagándose los billetes y no cobrando ni un céntimo por sus intervenciones; con asistencias masivas de público superiores a las 1.000 personas. Y todo ello sin apoyo de institución, empresa u organismo público alguno, excepción hecha de la World Association for Cancer Research (WACR) que me honro en presidir. De hecho no se hicieron eco de ninguno de ellos los grandes medios de comunicación en una nueva demostración del silencio que sobre los temas de salud han impuesto quienes manejan el poder en la sombra. Hemos editado asimismo dos obras de calado: La Dieta Definitiva -cuyo cumplimiento no solo permite adelgazar rápidamente sino recuperar la salud y superar numerosas patologías sin necesidad de fármacos- y la obra Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo publicada en dos voluminosos tomos. Es más, nuestra revista cuenta desde enero de 2005 -hace pues ya 12 años- con un Consejo Asesor integrado por profesionales de reconocido prestigio en el ámbito de la Salud, muchos de ellos representantes de distintas entidades y organizaciones -todos de forma altruista, sin percibir remuneración económica alguna- que acabamos de renovar y cuyos integrantes -78 en esta ocasión- pueden consultarse -con sus curriculum- en este mismo número. Ello da una idea del grado de aceptación que ha tenido y tiene la revista entre los profesionales de prestigio en el ámbito de la salud que son realmente independientes. Un auténtico hito porque contrariamente a lo que la mayoría de la gente cree los gobiernos, parlamentos y principales instituciones estatales de todos los grandes países del mundo están controlados por los mismos grupos y sabemos bien que para ellos somos personas muy molestas. Y es que venimos denunciando de forma reiterada desde hace años los continuos montajes efectuados por la otrora prestigiosa Organización Mundial de la  Salud (OMS), hoy en manos de los testaferros  de la gran industria farmacéutica al igual que las agencias de control de los medicamentos, las principales instituciones de salud, las llamadas “asociaciones científicas”, los congresos internacionales sobre enfermedades y hasta la mayoría de las asociaciones de enfermos. Y todo ello sin olvidar la gran cantidad de presuntas “primicias” informativas dadas por los medios de comunicación masivos en la última década muchas de las cuales ya las habíamos dado nosotros semanas o meses antes cuando no con ¡años! de antelación.

Jose Antonio Campoy
Director