Absoluto fracaso de la quimioterapia en el cáncer gástrico 

 

El tratamiento estándar de quienes sufren cáncer gástrico es desde hace unos años la cirugía. Sin embargo, en los últimos años se hizo creer a los oncólogos que aplicar quimioterapia después -en concreto una combinación de Cisplatino, Epirrubicina, Fluorouracilo-5 y Leucovorín (más conocido como PELF por sus siglas en inglés)- mejoraba la supervivencia. Pues bien, un reciente estudio efectuado con más de 250 pacientes por científicos del Hospital Universitario Careggi de Florencia (Italia) y del Grupo Italiano de Investigación Oncológica –que acaba de aparecer en Journal of the National Cancer Institute-lo desmiente.
Tras un seguimiento medio de 72 meses no se hallaron diferencias significativas -en cuanto a supervivencia libre de enfermedad o supervivencia global- entre quienes sólo sufrieron la operación quirúrgica y quienes además recibieron el tratamiento quimioterápico. En ambos casos la supervivencia global se estableció entre el 45 y el 47%. Bueno, pues hay quienes aún postulan por una combinación de quimioterapia y radioterapia… y olvidarse de la cirugía.
Lo venimos advirtiendo: cualquier día los enfermos –y/o sus familiares- se van a revolver de manera contundente contra sus médicos.