Aceite de pescado contra la artritis y las enfermedades coronarias    

 

El aceite de pescado alivia los síntomas de la artritis reumatoide e, incluso, se cree que puede ayudar a prevenir las enfermedades coronarias, según las investigaciones del Institute of Food Research británico. Otros estudios de la Universidad de Gales han demostrado que esos aceites reducen los daños producidos en los cartílagos por la artritis reumatoide.
Según el Institute of Food Research, los ácidos grasos poliinsaturados de los aceites de pescado tienen propiedades antiinflamatorias y moduladoras del sistema inmunitario.
El Dr. David Hughes y sus colaboradores vienen estudiando desde hace tiempo los efectos de los mismos -sobre todo del grupo de ácidos grasos llamados N-3- y han descubierto en pruebas in vitro que reducen el número de moléculas que se adhieren a las paredes arteriales que aparecen en gran número sobre la superficie de los monocitos durante los episodios inflamatorios. Si eso sucediera también "in vivo", los N-3 podrían reducir la adherencia de las células a las paredes arteriales y, por consiguiente, evitar la aparición de la arteriosclerosis.
El profesor Bruce Caterson -de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Cardiff (Gales)- busca también por su cuenta una explicación a la comprobada eficacia del aceite de hígado de bacalao en la artritis reumatoide al reducir la inflamación y, por consiguiente, el dolor.
Los claros efectos positivos de los N-3 y otros ácidos poliinsaturados del pescado en los procesos inflamatorios responsables de tantas enfermedades -sobre todo, en la tercera edad- sugieren que los medicamentos derivados de estos productos podrían tener un uso generalizado en los próximos años.