Aconsejan bajar la temperatura del cuerpo tras un infarto de miocardio

 

Bajar la temperatura corporal de quien sufre un infarto de miocardio utilizando una sábana que enfríe el cuerpo no sólo resulta beneficioso sino que además puede ayudarle a prevenir daños cerebrales. Así lo afirman al menos científicos de la University of Texas Houstin Medical School en un estudio que publica Circulation.
El procedimiento se probó en 9 pacientes que habían sufrido un infarto. Cada uno de ellos fue sedado y envuelto en dos sábanas que enfriaban su cuerpo (una alrededor del torso y otra alrededor de la pelvis y las piernas) hasta disminuir la temperatura corporal a 33 grados en menos de 2 horas y mantenerla así en las siguientes.
Los resultados muestran que 4 de los 9 pacientes sobrevivieron y que 3 no mostraron signos de daño cerebral. Los autores del estudio señalan que se desconoce de qué modo la hipotermia puede proteger el cerebro pero señalan que reduce la inflamación y suprime la liberación de sustancias químicas en las células cerebrales cuando el flujo sanguíneo se detiene.
Ahora bien, han de llevarse a cabo más investigaciones sobre los efectos de la hipotermia antes de recomendarla para proteger la función cerebral de pacientes con infarto cardíaco.