Acusa a la OMS de mentir sobre las pandemias

Wolfgang Wodarg, expresidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa

El médico y epidemiólogo alemán Wolfgang Wodarg, profesor de la Universidad de Flensburg y presidente de la Subcomisión de Salud de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, afirma que «no se puede creer» a la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuando habla del nuevo coronavirus chino porque ya avisó dos veces antes de posibles pandemias -cuando aparecieron la gripe aviar y la gripe A- y en ambos casos fue «mentira«. Es más, asevera que si la OMS subió el nivel de alerta internacional fue solo porque la presionó para ello la industria farmacéutica a fin de que los gobiernos se animen a hacer compras masivas de vacunas totalmente innecesarias.

Wolfgang Wodarg -que inmediatamente fue intentado desprestigiar por los autodenominados «escépticos» y los corifeos de la industria en los grandes medios de comunicación- tiene intención de que el Consejo de Europa investigue lo que está sucediendo con el nuevo coronavirus -suponiendo que exista-, cuente la verdad y evite que en el futuro haya nuevas «falsas alarmas». Obviamente la OMS -que ya no es independiente como hemos explicado en la revista- niega las a acusaciones y su dependencia de los lobbys farmacéuticos aunque luego reconocería que «coopera»  con «un amplio abanico de socios», entre ellos «del sector privado».

Pues bien, el Dr. Wolfgang Wodarg afirma en su web personal -puede comprobarlo entrando en https://www.wodarg.com– que el pánico que ha provocado el coronavirus chino «carece de fundamento desde el punto de vista médico-epidemiológico», que no se justifican las restricciones a la libertad y las cancelaciones de actos y que las personas a las que se ha perjudicado por la alarma deberían pedir responsabilidades a los autores de generar tal pánico. De hecho califica las cuarentenas de «frívolas e injustificadas». Luego, al hablar de lo que ocurre en China, dice: «Los coloridos mapas que nos muestran en papel o pantallas son impresionantes -explica- pero generalmente tienen menos que ver con la enfermedad que con la actividad de virólogos expertos y multitudes de reporteros sensacionalistas. No se está midiendo la incidencia de las enfermedades por coronavirus sino la actividad de los especialistas que las buscan».

Duras palabras para provenir de alguien que además es especialista en Medicina Interna, Salud Pública, Medicina Pulmonar y Bronquial y doctor en Higiene y Medicina ambiental que fue asimismo miembro del Parlamento alemán -el Bundestag– entre 1994 y 2009 y es aún miembro desde 1998 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en la que ha sido Vicepresidente del Grupo Socialista de 2002 a 2010 y miembro de la junta de la sección alemana de Transparencia Internacional desde 2011. Cabe añadir que además de presidente del Subcomité de Salud de la ya citada Asamblea Parlamentaria ha sido vicepresidente del Comité de Cultura, Educación y Ciencia, integrante del Comité de Asuntos Políticos y miembro del Comité Director sobre Bioética. Es pues lamentable que su opinión haya sido intentada menospreciar en nuestro país por personajes sin escrúpulos en su intento de defender la farsa del coronavirus chino.