Afirman que el Depakene es la causa de las graves malformaciones de miles de niños

El ácido valproico -también conocido como valproato, valproato sódico o valproato de magnesio-, fármaco que se comercializa por Sanofi como “antiepiléptico” y “estabilizador del estado de ánimo” así como para el “trastorno bipolar” con el nombre de Depakene- parece ser el responsable de las malformaciones congénitas sufridas en Francia entre 1967 y 2016 por entre 2.150 y 4.100 niños al haberlo ingerido sus madres durante el embarazo. Así se ha deducido tras cruzar la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y los Productos de Salud (ANSM)  los dosieres de la Seguridad Social de dos millones mujeres embarazadas y de sus bebés y constatar que 2.321 madres “estuvieron expuestas al valproato”. Hasta ahora se estimaba que “solo” entre 425 y 450 niños nacidos en Francia entre 2006 y 2014 padecían alguna seria malformación generada por la ingesta de ese fármaco. Es más, de las 14.322 embarazadas que entre 2007 y 2014 lo consumieron 4.300 tuvieron que abortar, 1.206 sufrieron abortos espontáneos o embarazos extrauterinos y 115 bebés nacieron muertos.

En España se “desaconseja” su uso durante el embarazo desde 2007 pero sigue permitiéndose a pesar de todo su comercialización. Algo vergonzoso porque los riesgos de malformación del feto los conoce el fabricante desde la década de los ochenta y por eso añadió en el prospecto que era necesario “prevenir rápidamente al médico en caso de embarazo”.

¿Hasta cuándo va a consentir la sociedad que en España se sigan vendiendo fármacos peligrosos de dudosa -por no decir nula- eficacia?