Afirman que los psicópatas pueden ser tratados con medicamentos

 

Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU.) afirman que las conductas violentas propias de algunas personas responden a patrones cerebrales que pueden ser observados por escáner y podrán ser modificados con fármacos.
La tesis es que el cerebro de la mayoría de la gente dispone de mecanismos que limitan las sensaciones extremas de miedo o furia que no funcionan en el caso de las personas patológicamente violentas.
Los científicos estudiaron el historial clínico de 500 personas con conducta violenta y compararon los datos de su cerebro con los de personas normales. Pues bien, encontraron que 41 asesinos sufrían la misma disfunción cerebral y comprobaron que la zona afectada presentaba anomalías en otros muchos casos de personas violentas. Se trata del córtex orbital frontal y de la amígdala así como de la carencia de serotonina en ciertas regiones del córtex prefrontal.
Según los investigadores, ello implica que se podrían desarrollar fármacos para paliar tales carencias y controlar así las conductas violentas.