El agua tiene dos estados líquidos

El agua posee dos estados líquidos diferentes en estructura y densidad; así lo afirman al menos los investigadores Anders Nilsson y Fivos Perakis en un trabajo que acaba de publicarse en Proceedings of the National Academy of Science. Lo comprobaron al observar cómo cristalizaba lentamente al someterla a bajas temperaturas utilizando rayos X. La idea ahora es comprobar cómo el agua se ve afectada por sales y biomoléculas y cómo afecta la presión a su viscosidad, datos que podrían servir para buscar nuevos métodos para desalinizar y purificar el agua.

Hasta aquí la noticia. Nosotros debemos  recordar que la bioquímica y bióloga mexicana Esther del Río descubrió hace ya años que los humanos estamos hechos de agua, sí, pero de un agua muy especial compuesta de cristales líquidos en forma de clatratos que permiten que la luz –y, por ende, la energía- viaje a velocidades increíbles por nuestro organismo transmitiendo información. Siendo su pérdida una de las principales causas de enfermedad por lo que su restitución permite recuperar la salud. Lo explicamos de forma amplia en el artículo que con el título Por las venas corre ¡luz! apareció en el nº 85 de la revista (lo tiene el lector en nuestra web: www.dsalud.com) y en él la doctora Del Río cuenta que todo empezó al conocer los trabajos sobre la estructura del agua de Linus Pauling que ya en la década de los 50 del pasado siglo XX, utilizando un aparato de difracción de rayos X, formuló la teoría de que las moléculas de agua podían presentarse unidas formando un dodeicosaedro de caras hexagonales y pentagonales a las que llamó clatratos.

Un clatrato (del latín clathratus que significa “rodeado o protegido por vallas o verjas“) es una sustancia en la que un componente cristaliza en una estructura muy abierta que contiene huecos o túneles en los que pueden estar atrapados los átomos o moléculas pequeñas de un segundo componente. Pauling apuntó que cada clatrato está formado por 32 caras externas y una pirámide de 4 triángulos equiláteros sobre la base de un cuadrado. En total pues 37 (que guardan las 37 moléculas de agua). También observó que eran inestables -se forman y se destruyen a la 10-11 s. (10 a la menos 11 segundos) pasando por un intervalo en donde las 32 caras forman 4 octaedros para volverse a agrupar inmediatamente en clatratos.

Pues bien, según Esther Del Río “el agua de nuestros tejidos es en su mayor parte cristal líquido en forma de clatrato (H2O)37; es decir, un estado intermedio de la materia (mesomórfico), estable y que por ser cristal líquido conserva las propiedades de los líquidos más las propiedades de los cristales ópticos. Y lo más importante: es capaz de almacenar datos, de tener memoria”. En otras palabras, como los cristales líquidos mantienen todas las propiedades de movimiento de los líquidos y las propiedades ópticas de los cristales sólidos sirven como unidades de almacenamiento de memoria y responden a diferentes longitudes de onda vibratoria. Todo lo cual les permite codificar y recodificar información en millonésimas de segundo. De hecho las propiedades de los cristales líquidos han sido la base de los inventos más importantes del siglo XX y parte del XXI pues gracias a sus propiedades el desarrollo de la informática actual nos ha llevado a los ordenadores, los láser, las pantallas de plasma, los móviles, los satélites artificiales, las naves espaciales, los telescopios, los microscopios electrónicos y toda la informática capaz de registrar, guardar, ordenar datos, codificar programas, etc.

En suma, según Esther Del Río gran parte del agua de nuestro interior es agua de cristal líquido y de ahí que a su juicio seamos “el mejor ordenador del mundo” pues todas nuestras células se comunican a través de ese singular líquido. Lo malo es que eso también nos hace hipersensibles a las radiaciones electromagnéticas.

En fin, resulta inconcebible que a estas alturas la mayor parte de nuestros biólogos, químicos y médicos lo sigan ignorando. Invitamos a los lectores a visualizar el video que sobre este asunto tenemos en nuestra web: https://www.dsalud.com/dsalud-tv/las-venas-corre-luz-tratamiento-del-cancer-agua-cristal-liquido