Ahora aseguran que es mejor que los bebés duerman boca abajo

Expertos neozelandeses han vuelto a dividir la opinión científica sobre la postura correcta en la que deben dormir los bebés para evitar el síndrome de la muerte súbita. Porque ahora estos médicos aseguran, tras el estudio de las muertes de 485 bebés, haber encontrado que los que habían dormido de espaldas tenían mayores signos de sofocación.
Además, estos mismos expertos afirman que los bebés que duermen boca arriba adquieren más tarde la capacidad de elevar sus cuellos que aquellos que duermen sobre su estómago.
Sin embargo, desde hace unos años la mayoría de los expertos recomiendan a los padres que sus bebés duerman de espaldas. Y parece que desde que esta medida se ha generalizado los índices de muerte súbita en bebés -que suele ocurrir sobre todo en los prematuros y de bajo peso- se han reducido considerablemente.
La polémica se reabre.