Alargar la vida de las células del hígado, posible tratamiento contra la cirrosis

 

Conseguir que las células hepáticas vivan más puede ser la clave para tratar un hígado enfermo de cáncer. Según una investigación dirigida por el doctor Ron DePinho, del Instituto de Cáncer Dana-Farber y la Facultad Médica de Harvard en Boston, se ha logrado prolongar la vida de las células del hígado renovando los telómeros que protegen el material genético de las mismas.
Los telómeros son los extremos situados al final de los cromosomas que portan los genes. Cada vez que se divide una célula, los telómeros se desgastan. Cuando están muy deteriorados, la célula termina muriendo pero pueden segregar una enzima denominada telomerasa que contrarresta estos daño.
En el estudio, los investigadores fueron capaces de demostrar que el daño en los telómeros puede ser el origen de la cirrosis, que es la séptima causa de mortalidad por enfermedad en el mundo.
“La terapia a base de la telomerasa puede ser útil para un gran espectro de enfermedades crónicas, incluida la cirrosis”, indica el doctor DePinho. Entre estos males degenerativos, el experto menciona también el Sida y la leucemia.