Alemania prohíbe el glifosato

Alemania se ha decidido por fin a prohibir el uso del herbicida glisofato a partir del 31 de diciembre de 2023 aunque va a dejarse de utilizarse ya en los espacios públicos y en los jardines privados. Un duro golpe para la multinacional Bayer que se lo compró no hace mucho a Monsanto y sigue negando su constatada peligrosidad a pesar de los numerosos trabajos científicos que lo demuestran. De hecho en marzo de 2015 la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) -organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS)- incorporó el glifosato a la lista de sustancias «probablemente carcinógenas» para humanos.

Alemania se une así a Austria cuyo gobierno lo prohibió el pasado 2 de julio. Y se sabe que están planteándose hacer lo mismo Italia, Países Bajos, Francia y República Checa. Cabe añadir que si algunos gobiernos se plantean que la prohibición entre en vigor en 2023 se debe a que la Unión Europea aprobó a finales de 2017 el permiso de utilización del glifosato hasta finales de 2022.

Magnífica noticia.