Análisis de sangre para detectar la esquizofrenia

 

Científicos israelíes han descubierto un nuevo test sanguíneo para detectar la esquizofrenia lo que permitirá un tratamiento más temprano de la enfermedad.
Los investigadores han descubierto un gen, relativamente fácil de detectar mediante análisis, que se encuentra especialmente hiperactivo en los esquizofrénicos. Este gen se asocia a la dopamina, un neurotransmisor del sistema nervioso central cuyos receptores están relacionados con un cierto número de desórdenes neuropatológicos como el Parkinson o la esquizofrenia.
Los científicos esperan que el descubrimiento permita desarrollar un test sanguíneo que haga posible detectar la enfermedad.
La esquizofrenia afecta a más del 1 por ciento de la población mundial, es hoy incurable y los medicamentos utilizados para “tratarla” tienen importantes efectos secundarios. Lo mismo que sucede con los que se recetan para la esclerosis múltiple, el Alzheimer y otras enfermedades degenerativas… que tampoco curan nada.