Anuncian el primer caso de curación de un enfermo de sida… sin tratamiento alguno

 

Declarado seropositivo en agosto de 2002 el británico Andrew Stimpson -de 28 años- podría ser considerada la primera persona del mundo en haberse curado natural y espontáneamente, sin medicación alguna. A Stimpson se le detectó el virus del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o virus del Sida hace tres años tras unos análisis… y catorce meses después otros análisis demostraron que el virus había desaparecido por completo sin haber tomado fármacos ni seguido terapia alguna. Y los médicos que lo atendieron son tajantes: no ha habido confusión de análisis.
Tal es la noticia. Nosotros sólo tenemos que añadir que como a alguien se le ocurra hacer figurar a ese joven en una lista internacional como primer caso de curación de Sida sin tratamiento alguno se va a encontrar con millares de reclamaciones. Hay miles de personas en todo el mundo que superaron el Sida y el virus ha desaparecido en ellos o es indetectable. Que se haya silenciado es otra cosa. Y lo mismo pasa con el cáncer. Si se analizara a mil personas enfermas escogidas al azar y se buscara en ellas células cancerosas en un gran porcentaje el análisis daría positivo. Y si a esas personas se las volviera a analizar tras recuperarse de su enfermedad se vería que en la inmensa mayoría de los casos las células cancerosas habían desaparecido. En cambio si esas personas tienen la mala suerte de encontrarse tras un análisis con un oncólogo y éste le somete a radio o quimioterapia sus posibilidades de sobrevivir se reducen al 10%. El sistema inmune es una maravilla pero la toxicidad los productos quimioterápicos es demasiado potente.