Aseguran que el parkinson podría tener un origen infeccioso o ser un problema autoinmune

 

Una investigación recién terminada y desarrollada en el NeuroGenetics Research Consortium que acaba de publicarse en la edición on line de Nature Genetics sugiere que el parkinson puede deberse a una infección o a un problema autoinmune. Tal fue al menos la conclusión tras estudiar a 2.000 enfermos de parkinson y a otras 2.000 personas sanas de varias clínicas estadounidenses de Oregón, Nueva York y Georgia- y analizar los factores clínicos, genéticos y medioambientales que podían contribuir al desarrollo y progresión de la enfermedad. A algunas de esas personas se las siguió casi dos décadas.
"Que el parkinson y la función autoinmune parecían estar relacionados–explicaría Cyrus Zabetian, uno de los autores del trabajo, de la Universidad de Washington (EEUU)- lo sabíamos pero ahora hemos constatado que en los enfermos hay una variación genética en la región de los antígenos leucocitarios humanos (HLA por sus siglas en inglés). Luego hay varios genes que podrían tener importancia en el desarrollo de la enfermedad”.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte sólo queremos añadir que este tipo de estudios no sirve para nada; bueno, en realidad sirve para que muchos científicos vivan de ellos…