Asocian 6.561 casos de cáncer de vejiga en Europa a consumir agua del grifo

Así lo indica una investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) coordinado por Cristina Villanueva tras analizar el agua de grifo de 26 países de la Unión Europea. La causa es la presencia en ella de trihalometanos, compuestos volátiles que se generan al desinfectar el agua con productos químicos. Entre los trihalometanos encontrados están el cloroformo, el bromodiclorometano, el dibromoclorometano y el bromoformo. El trabajo se ha publicado recientemente en Environmental Health Perspectives y según el mismo España es el cuarto país más afectado con un 11% -1.482 casos- tras Chipre (23%), Malta (17%) e Irlanda (17%). 

El nivel de trihalometanos en el agua analizada estaba por encima de lo que permite la ley -que es de 100 mg/l- en nueve países: Chipre, España, Estonia, Hungría, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal y Reino Unido. Donde no se encontraron o había muchos menos fue en Dinamarca (0%), Países Bajos (0,1%), Alemania (0,2%), Austria (0,4%) y Lituania (0,4%).